Vous êtes sur la page 1sur 2

La sangre del cordón umbilical

El cordón umbilical contiene células madres que pueden rehacer la


sangre y el sistema inmunitario de personas con leucemia y otros tipos
de cáncer.
La placeta, órgano en forma de hogaza que ha servido para alimentar al
bebe durante los nueve meses a través del cordón umbilical, estos
subproductos de desecho han ido ocupando gran importancia en los
últimos años. Desde 1988 se han salvados muchas vidas con los 100
gramos de sangre contenidos en la placenta y el cordón. Esta sangre
constituye una fuente rica en células madres hematopoyéticas,
precursoras de cualquier especie celular sanguínea, desde los leucocitos
que combaten la infección, los eritrocitos importantes en el transporte
de oxigeno y las plaquetas que facilitan la coagulación en una herida.
En el pasado los médicos tenían que recurrir aun transplante de medula
ósea para la producción de estas células pero la probabilidad de
encontrar un donante compatible con el receptor era muy difícil, en
cambio la sangre del cordón presenta menos problemas de
compatibilidad y no suele provocar complicaciones, porque sus células
troncales difieren de la medula ósea (inmunologicamente) y son mas
tolerantes.
Ante las ventajas del cordón umbilical se han creado bancos donde la
madre puede dejar o donar la sangre del cordón a quien pueda
necesitarlo.
La histocompatibilidad es una forma de nuestro organismo de reconocer
lo propio de lo ajeno, con el transplante de sangre del cordón se
pretende obtener una fuente de células troncales hematopoyeticas que
resulte compatible, en el máximo grado posible con el tejido del
paciente del receptor .el tipo de tejido viene determinado por un
conjunto de genes que producen las proteínas llamadas antígenos
leucocitarios humanos (HLA), que se encuentran en la superficie de
todas las células del organismo. Así el sistema inmunitario reconoce
como normales las células que exponen las proteínas que siempre ha
encontrado desde el nacimiento y las considera propias y atacara e
eliminara las que encuentra que son ajenas a el.
De cada progenitor previenen 6 genes HLA y se ubican el cromosoma 6.
Para los transplantes de medula ósea se requiere que haya una
compatibilidad de al menos 6 genes HLA en cambio en el cordón
umbilical se requieren 5 o incluso 3 genes compatibles. Una persona que
ha sido transplantada de medula ósea y que no resulte coherente con el
tejido puede acarrear consecuencias letales, el injerto puede fallar ya
que sus células con coordinar con las células del receptor y el sistema
inmunitario comienza a tacar y este quede a merced de otras
infecciones. También encontramos el rechazo haterologo se trata del
injerto contra el huésped y trae consecuencias como ampollas, ulceras,
fallo hepático, hemorragia gastrointestinal y produce rápidamente la
muerte. En cambio con el transplante del cordón umbilical es menos
probable que sus células inmunitarias reconozcan como extraño los
tejidos del receptor y quieran aniquilarlo, incluso se pueden hacer
transplantes entre personas no emparentadas.
Otra ventaja del cordón es de la rapidez ya que su sangre esta
disponible en el congelador del banco y ha pasado ya las pruebas de
ausencia de virus y la tipificación histica. Eso significa que el dar con una
muestra de sangre compatible con el paciente se alcanza en tres o
cuatro días en cambio con medula existe u promedio de 4 meses.
Los inconvenientes de este transplantes son escasos, pueden existir
casos de que la sangre del cordón posea defectos genéticos que
induzcan una enfermedad pero esto puede ser reparado por ingeniería
genética que trabaja arduamente para reparar genes defectuosos en la
sangre , otra limitación es el numero escaso de células madres por
muestra ósea personas que pesen menos de 15 Kg. se benefician mas.
Un día no tan lejano una persona puede salvarse de alguna enfermedad
catastrófica gracias a sus células madres que se encuentran en el
cordón umbilical.