Vous êtes sur la page 1sur 2

Conferencia Episcopal Peruana

Confianza y esperanza en el Perú

1. Los peruanos podemos felicitarnos por la conducta cívica manifestada en la


primera jornada electoral del pasado 10 de abril; lamentamos como se está
llevando la actual Campaña electoral y esperamos que la segunda vuelta del
próximo domingo 5 de Junio pueda ser una reafirmación de la democracia
eligiendo un gobernante que se comprometa a trabajar por el progreso del
Perú.

2. En este compromiso, el desarrollo social debe fundarse en el respeto y la


promoción de la persona humana y sus derechos y debe generar la
participación de todos en los servicios básicos de salud, nutrición, agua,
educación, vivienda y seguridad ciudadana, especialmente de los más
necesitados. Es incuestionable que el crecimiento económico del país debe
llevar de por sí a un auténtico desarrollo humano de todos los peruanos.

3. Una nación construye su futuro desde su historia, ignorarla implicaría un


ejercicio irresponsable de ciudadanía. En este contexto, nos permitimos invocar
a los candidatos y electores para que en nuestro país no se repitan conductas
antidemocráticas, violaciones de derechos humanos, indebidas estatizaciones,
corrupción, amenazas a la libertad de expresión y modelos de desarrollo que
sólo puedan traer atraso y pobreza al país.

4. En este momento decisivo, reafirmamos la disponibilidad de la Iglesia


Católica – cuya primera responsabilidad es anunciar el Evangelio, a Cristo
muerto y resucitado; proclamar la defensa de la vida, desde su concepción
hasta su muerte natural, e indicar el valor de la familia como célula esencial de
la sociedad- y por eso colabora con el país en su desarrollo histórico, cultural y
moral, como lo reconoce la Constitución Política del Perú. En este sentido, no
podemos olvidar que la Iglesia Católica cumplió, cumple y seguirá cumpliendo
un importante rol de respeto y valoración en todos los estratos de nuestra
sociedad, especialmente con las más pobres y en los lugares más alejados del
Perú.

5. La confianza y la esperanza de que en los próximos cinco años nuestra


Patria fortalecerá su sistema democrático con equidad y justicia social debe
animar a votar con convicción y responsabilidad por la opción que cada
ciudadano considere justa y válida para el Perú. Es el momento de pensar no
sólo en los beneficios individuales o grupales, sino en el desarrollo integral de
toda nuestra nación.

1
Conferencia Episcopal Peruana

6. Del mismo modo debemos recordar que todo ciudadano merece respeto e
información veraz. En este sentido invocamos a los periodistas y a los Medios
de Comunicación Social a informar con la máxima responsabilidad,
diferenciando su propia opinión de la objetividad de la información. Los
invitamos a ejercer la libertad de expresión, con imparcialidad y transparencia,
buscando la verdad, la justicia y el bien común.

7. Invocamos a Dios para que ilumine a los electores y candidatos en esta


segunda vuelta electoral para construir juntos un mejor país en Democracia y
respetuoso del Estado de Derecho. Finalmente, hacemos un ferviente llamado
para que en estos últimos días de campaña electoral se viva un clima de
respeto, tolerancia y concordia para facilitar el deber y el derecho a votar
libremente.

Lima, 26 de mayo de 2011

+ Miguel Cabrejos Vidarte OFM.


Arzobispo Metropolitano de Trujillo
Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana

+ Lino Panizza Richero OFM Cap.


Obispo de Carabayllo
Secretario General de la Conferencia Episcopal Peruana