Vous êtes sur la page 1sur 2

El siguiente texto es una adaptación de “Hombres de Maíz” de Miguel Ángel Asturias.

Narra la
historia, casi una epopeya, el enfrentamiento entre los "Hombres de Maíz", indígenas liderados por
Gaspar Ilóm, y los maiceros, extranjeros que no dudaron en quemar las tierras de los indígenas y
aniquilarlos a todos a fin de apropiárselas para cultivar maíz. Los dioses de las luciérnagas, dioses
antiguos y primigenios, vengaron la muerte de los indígenas matando o maldiciendo a todos aquellos que
estuvieron relacionados con su derrota.

(…)Yo lo único que determino es que no tenés hijos, ¿por qué no?

_Por la maldita maldición de los malditos brujos de las luciérnagas. Todos los que les
caímos encima a los indios del Gaspar Ilóm, cuando los hicimos picadillo sin dejar uno vivo
ni para remedio, quedamos maldecidos: la luz de esa mañana nos quebrantó la luz de la vida
en el cuerpo, fue luz con sal de maldiciones de brujo, y los que tenían hijos se les murieron, se
les murieron los nietos, al hijo del Machojón se lo robaron las luciérnagas mismas, para
luminaria del cielo, y a los que no teníamos hijos, se nos secó la fuente. ¡A la mierda mandé a
una tal que se me arrejuntó y resultó encinta! ¿Cómo podía ser mío el encargo si los brujos nos
dejaron chiclanes*, huevos hueros?

(...)

¡Chingado, hasta en eso llevaban razón los indios! Vas a comparar vos lo que eran antes
estas tierras cultivadas por ellos racionalmente. No se necesita saber mucha aritmética, para
sacar la cuenta. Con los dedos se hace. El maíz debe sembrarse, como lo sembraban y
siguen sembrando los indios, para el cuscún* de la familia y no por negocio. El maíz es
mantenimiento, da para ir pasando (…) Y todo este cultivo tenían los indios, además del maíz
que es el pan diario; en pequeño, si vos querés, pero lo tenían, no eran codiciosos como
nosotros, sólo que a nosotros, Hilario, la codicia se nos volvió necesidad (…) y si le dan
libertad (al maicero) para quemar bosques, Dios guarde… Yo vi arder los montes de Ilóm, a
comienzo de siglo. Es el progreso que avanza con paso de vencedor y en forma de leño,
explicaba el coronel Godoy, con mucha gracia, frente a las maderas preciosas convertidas en
tizón, humo y ceniza, porque era el progreso que reducía los árboles a leño: caobas…

Vocabulario:

Chiclanes: con un solo testículo.


Cuscún: comida.
Miguel Ángel Asturias publicó “Hombres de Maíz” en 1949. Su obra fue una de las primeras
en denunciar que el capitalismo, las explotaciones coloniales y las multinacionales acosan a la
población indígena y destruyen la selva virgen para explotarlas comercialmente.

1.- ¿Por qué crees que los brujos les lanzaron a los maiceros la maldición de no tener
descendencia y no otro castigo?

2.- Cuando en la obra se afirma:”Vas a comparar vos lo que eran antes estas tierras
cultivadas por ellos racionalmente”, ¿a qué se refiere? ¿Las cultivan los maiceros de forma
racional?

3.- ¿Por qué se dice que los indígenas no eran codiciosos?

4.- ¿A qué se refiere cuando se afirma: “Es el progreso que avanza con paso de vencedor y
en forma de leño”? ¿El progreso beneficia o perjudica a los indígenas? ¿Por qué? Da tres
razones

1.-

2.-

3.-