Vous êtes sur la page 1sur 14
Universidad de Carabobo Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas Escuela de Derecho 4to Año Sección N-04

Universidad de Carabobo Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas Escuela de Derecho 4to Año Sección N-04 Cátedra: Derecho Civil IV (Contratos y Garantías)

Universidad de Carabobo Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas Escuela de Derecho 4to Año Sección N-04
Universidad de Carabobo Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas Escuela de Derecho 4to Año Sección N-04

Profesora:

Bachilleres:

Diana Salgado. Cinthya. V- 19.601.766

11.361.563

1) Parente

2) Ríos Antonio

V-

 

3) Rico Nubia

V-18.178.102

 

4) Rodríguez

Angmar V-13.817958

V-19.230312

Carmen V-08.714.099

5) Rodríguez Ángel.

6) Rojas

16.449.387

14.248.197

7) Rojas Mariela

V-

8) Quiroga Carolina

V-

Valencia, 16 de Junio de 2.011

Contenido

La hipoteca es un derecho real de garantía y de realización de valor, que se constituye para asegurar el cumplimiento de una obligación (normalmente de pago de un crédito o préstamo) sobre un bien, (generalmente inmueble) el cual, aunque gravado, permanece en poder de su propietario, pudiendo el acreedor hipotecario, en caso de que la deuda garantizada no sea satisfecha en el plazo pactado, promover la venta forzosa del bien gravado con la hipoteca, cualquiera que sea su titular en ese momento (reipersecutoriedad) para, con su importe, hacerse pago del crédito debido, hasta donde alcance el importe obtenido con la venta forzosa promovida para la realización de los bienes hipotecados.

Rubino por su parte la define la hipoteca inmobiliaria como un derecho real de garantía que se constituye mediante el registro de un título (elemento esencial, sino hay registro del título no hay hipoteca), sobre bienes inmuebles determinado del deudor o de un tercero, los cuales no pasa a poseer el acreedor garantizado, sino que se atribuye a éste el poder de hacer ejecutar dichos bienes incluso frente al tercero constituyente y el tercero adquirente y la pretensión de ser satisfecho

con preferencia sobre el precio obtenido como resultado de la ejecución. En la definición se habla de un derecho real que se constituye, por que el título puede surgir de una contrato, de la ley o de una sentencia. Para que nazca el derecho real es necesario el registro del título sin el no habrá derecho real de hipoteca.

Otro elemento al cual correctamente hace referencia la definición propuesta por Rubino, es que puede constituirse sobre bienes de un deudor o de un tercero. El acreedor garantizado no pasa a poseer los bienes hipotecados, sino que puede ejecutarlos, tiene el ius distrahendi, del remate del bien se va obtener un precio. Esa posibilidad de ejecutar el bien es independiente de que sea propiedad del deudor, del tercero constituyente o del tercero adquirente, estos terceros no son deudores pero van a tener que soportar la ejecución del bien

En definitiva, lo que tiene el acreedor hipotecario, es la posibilidad de excluir a los acreedores del mismo deudor en los límites de la garantía constituida en la hipoteca. Su carácter de Derecho real de garantías no se puede tomar en cuenta del bien sólo, hay que hacer referencia necesariamente al derecho real de garantía, pues el bien resulta modificado en su situación jurídica. El acreedor posee el ius distrahendi, puede ejecutar el bien a los fines de satisfacer su crédito. La ley permite que ese acreedor persiga el bien en manos de quien se encuentre y además tendrá una prelación, que consiste en excluir a otros acreedores en caso de concurso, en el remate del bien y satisfacerse con primacía sobre el precio.

En este sentido, cada legislación tiene una concepción distinta respecto a su definición, los cuales se basan en requisitos y elementos distintos para su realización, que son abarcada de acuerdo a sus culturas particulares y establecidas en sus preceptos legales de acuerdo

a la materia. En este orden de ideas, tomaremos como base este tema, y las normas relativas en Venezuela, España y Colombia.

Cada perspectiva tiene su propia definición y procedimiento respectivo, el cual abarcaremos de un aspecto comparativo. Venezuela por su parte realiza una definición conceptual en el Código Civil Venezolano en el Artículo 1.877 “La hipoteca es un derecho real constituido sobre los bienes del deudor o de un tercero, en beneficio de un acreedor, para asegurar sobre estos bienes el cumplimiento de una obligación. La hipoteca es indivisible y subsiste toda ella sobre todos los bienes hipotecados, sobre cada uno de ellos y sobre cada parte de cualquiera de los mismos bienes.

Está adherida a los bienes y va con ellos, cualesquiera que sean las manos a que pasen”.La definición legal se critica por qué no distingue a la hipoteca de la prenda. No dice nada de la posesión del bien e igualmente omite hacer referencia a la constitución del derecho real de hipoteca. La norma parece olvidar que los bienes inmuebles están sujetos a un régimen de publicidad registral, no tiene por que defenderse la posesión del bien. De hecho para que la hipoteca tenga efectos, debe ser registrada.

Todo el procedimiento, para la realización y registro de la hipoteca se encuentra en el Código Civil Venezolano, que a su vez se encuentra respaldada por otra norma legislativa nacional como lo es la Ley Especial de Protección al Deudor Hipotecario de Vivienda.

La ley Hipotecaria regula el mercado hipotecario en España. El

pasado 22 de noviembre

de 2007

se aprobó

en el Congreso

de

los

Diputados la reforma de la ley para flexibilizar la movilidad de clientes

entre

los

distintos

préstamos.

De

esta

manera

la

Comisión

de

Cancelación

anticipada

parcial

o

total,

pasa

a

denominarse

como

Comisión por Desistimiento.

Además,

la

ley

establece

que

independientemente de lo que pacte la Entidad Financiera con su cliente respecto a estas comisiones, siempre que el préstamo hipotecario se conceda para la adquisición de la vivienda y que el prestatario, quien solicita el préstamo, sea persona física, se deberá aplicar un 0,50 % como máximo de Comisión de Desistimiento, si la cancelación se produce en los primeros 5 años desde la fecha de formalización del préstamo hipotecario, y del 0,25 % como máximo, si se produce a partir del quinto año. Así se abarata la cancelación anticipada o subrogación de las hipotecas firmadas a tipo de interés variable. Esta reforma regula también por primera vez productos bancarios como la hipoteca inversa y el seguro de dependencia.

De hipoteca inmobiliaria no existe en España ninguna definición legal, ni su regulación se incardina sólo en el Código Civil, sino que la mayor parte se contiene en una ley especial, ciertamente importante, cual es la Ley Hipotecaria. Pero la Ley Hipotecaria y el Código Civil se limitan a determinar los efectos y caracteres de la hipoteca, o la forma de constituirla, pero no la definen. Sin embargo pese a que no es establecida dicha definición conceptual de esta obligación civil, pese a esto, si establece bajo qué condiciones y requisitos deben realizarse y agruparse para constituir la formación de una hipoteca estos se encuentran contemplados en el Código Civil Español en el Articulo 1857 el cual establece lo siguiente: “Son requisitos esenciales de los contratos de prenda e hipoteca:

1º. Que se constituya para asegurar el cumplimiento de una obligación principal.

2º. Que la cosa pignorada o hipotecada pertenezca en propiedad al que la empeña o hipoteca.

3º. Que las personas que constituyan la prenda o hipoteca tengan la libre disposición de sus bienes o, en caso de no tenerla, se hallen legalmente autorizadas al efecto. Las terceras personas extrañas a la obligación principal pueden asegurar ésta pignorando o hipotecando sus propios bienes.

De esta forma podemos observar claramente que aunque los requisitos se encuentran enunciados de una manera clara y precisa, no existe una diferenciación con respecto a la prenda o hipoteca, por lo que puede ser objeto de confusión en cuanto a la distinción de la garantía que se haya constituido, en un caso particular, si esta no menciona o especifica la misma.

Por

otro lado,

Colombia

al

igual

que

Venezuela

si realiza

un

definición de la hipoteca, pero a diferencia

de esta

lo realiza

de una

forma muy breve en su Código Civil Colombiano, en el artículo 2432 de

la siguiente forma “La hipoteca es un derecho de prenda constituido

sobre inmuebles que no dejan por deudor”.

eso

de

permanecer en poder del

Basándonos en esto ya podemos sintetizar efectivas diferencias de concepción en cuenta a la Hipoteca y en cuanto a su regulación, Colombia de igual forma cuenta con otras leyes que abarcan dicha materia como lo es la Ley 546 del 23 de Diciembre de 1.999, conocida comúnmente como la Ley de Marco de Vivienda, Esta ley establece las normas generales y señala los criterios a los cuales debe sujetarse el Gobierno Nacional para regular un sistema especializado de financiación de vivienda individual a largo plazo, ligado al índice de precios al consumidor y para determinar condiciones especiales para la vivienda

de interés social urbana y rural, regulará el sistema especializado de financiación de vivienda de largo plazo para fijar las condiciones necesarias para hacer efectivo el derecho constitucional a la vivienda digna, en este sentido fomentan políticas para créditos hipotecarios de inmuebles destinados a viviendas.

Partiendo de estos principios conceptuales en cuanto al Derecho real de hipoteca, es pertinente el desarrollo del siguiente cuadro comparativo que nos permita evidenciar las normas reguladoras en dicha materia concerniente a las siguientes legislaciones.

España

 

Venezuela

 

Colombia

 
 

En cuanto a su Inscripción y Validez

 

En el Primer parágrafo del

En

el

Código

 

Civil

En

el

Código

Civil

Artículo

1875

del

Código

Venezolano en su Artículo

Colombiano en su Artículo

Civil

Español

Establece

1.879

 

establece

“La

2435

establece

“La

“Además de los requisitos

hipoteca no tiene efecto si

hipoteca

deberá

además

exigidos

en

el

artículo

no

se

ha

registrado

con

ser

inscrita

en

el registro

1.857,

es

indispensable,

arreglo a lo dispuesto en el

de instrumentos

públicos;

para que la hipoteca quede

Título XXII de este Libro, ni

sin este requisito no tendrá

válidamente

constituida,

puede subsistir sino sobre

valor alguno; ni se contará

que el documento

en que

los

bienes

especialmente

su

fecha

sino

desde

la

se constituya sea inscrito

designados,

y

por

una

inscripción”.

 

en el Registro

de

la

cantidad

determinada

de

 

Propiedad.”

 

dinero”

 

Comentarios: En ambas legislaciones se requiere de la Inscripción Legal en el Registro respectivo para producir sus plenos efectos, y en consecuencia tener validez, esta característica podría tomarse como una similitud en cuanto a los principios legales de cualquier garantía, particularmente la de Hipoteca, claro esta se diferencia en cuanto al órgano competente y el procedimiento que deberá realizarse para dicha inscripción.

la Hipoteca

 

Bienes sobre los cuales puede recaer

   

ART. 2443: La hipoteca no

En

el Código

Civil Español

Artículo 1.880 La hipoteca

podrá

tener

lugar

sino

se encuentra contemplado

se

extiende

a

 

todas

las

sobre bienes raíces que se

en el art. 1877: “La

mejoras,

 

a

las

posean en propiedad o

hipoteca se extiende a las

construcciones

 

y

demás

usufructo

o

sobre

naves.

accesiones naturales, a las

accesorios

del

inmueble

Las

reglas

particulares

mejoras,

a

los

frutos

hipotecado. Artículo 1.881

relativas

a

la hipoteca

de

pendientes

y

rentas

no

Son

susceptibles

de

las

naves,

pertenecen

al

percibidas

al

vencer

la

hipoteca:

 

Código de Comercio.

 

obligación, y al importe de

1º.- Los bienes inmuebles,

Art.

2444.

La

hipoteca de

las

indemnizaciones

así

como

sus accesorios

bienes futuros

sólo

da

al

concedidas

o

debidas

al

reputados

 

como

acreedor

el

derecho

de

propietario

por

los

inmuebles.

 

hacerla inscribir sobre los

aseguradores de los bienes

2º.-

El

usufructo

 

de

esos

inmuebles

que

el

deudor

hipotecados, o en virtud de

mismos

bienes

y

sus

adquiera en lo sucesivo, y

expropiación por causa de

accesorios, con excepción

a medida que los adquiera.

utilidad

pública,

con

las

del

usufructo

 

legal

Art.

2445.

La

hipoteca

declaraciones,

de

los

ascendientes.

constituida

sobre

bienes

ampliaciones y limitaciones

3º.-

Los

derechos

del

raíces afecta los muebles

establecidas por la ley, así

concedente y del enfiteuta

que por accesión a ellos se

en el caso de permanecer

sobre

los

bienes

reputan inmuebles, según

la finca en poder del que la

enfitéuticos.

 

el artículo

658;

pero deja

hipotecó,

como

en

el

de

 

de

afectarlos

desde

que

pasar a manos de un tercero”

pertenecen a terceros. La hipoteca se extiende

a

todos los aumentos y mejoras que reciba la cosa hipotecada. Art. 2446. También se

extiende

la

hipoteca

a

las

pensiones devengadas por

el

arrendamiento

de

los

bienes hipotecados, y a la

indemnización

debida

por

los

aseguradores

de

los

mismos bienes. Art. 2447.La hipoteca sobre

un usufructo,

o

sobre

minas y canteras no se

extiende a los frutos percibidos, ni a las sustancias minerales, una vez separadas del suelo.

Comentarios: Mediante la Observación de estos artículos referentes a cada Código Civil Respectivo podemos observar las diferencias de cada legislación respecto a los bienes sobre los cuales recae la hipoteca, por ejemplo en España establece “La hipoteca se extiende a las accesiones naturales, a las mejoras, a los frutos pendientes

y rentas no percibidas al vencer la obligación mientras que caso contrario ocurre en Venezuela el cual extiende a todas las mejoras, a las construcciones y demás accesorios del inmueble hipotecado al igual que Colombia la cual establece La hipoteca se extiende a todos los aumentos y mejoras que reciba la cosa hipotecada.

 

Ceder o Enajenar el Crédito Hipotecario

 
 

Artículo

1.882

C.C.

“El

 

acreedor puede ceder su

Art

9

de

la

Ley

546

Art.

1.878

El

crédito

crédito hipotecario. Puede

Colombiana

de

los

hipotecario

puede

ser

también

hipotecarlo

para

Bonos

 

hipotecarios.

enajenado o

cedido

a

un

seguridad

de

una

deuda

Ordinal

4°.

Los

créditos

tercero en todo o en parte,

con

las

formalidades

suya o de un tercero; pero

el

dueño

de

los

bienes

que hayan sido financiados con bonos hipotecarios no

exigidas por la ley.

 

hipotecados

 

no

podrá

podrán

ser

vendidos,

ni

pagar a uno de los

cedidos o transferidos de

 

acreedores sin

el

ninguna

 

manera,

ni

consentimiento del otro, su

sometidos

a

ningún

deuda

ni

la contraída

por

gravamen,

ni

utilizados

su acreedor:

a

este fin

le

como

garantías

por

el

instruirá

del

nuevo

emisor de los respectivos

contrato hipotecario.”

 

bonos, con excepción de lo

En

el Artículo 1.883

“El

señalado

en

el

artículo

acreedor hipotecario puede

siguiente.

 

ceder

a

favor

de

otro

 

acreedor

del

deudor

Art.

10

de

la

ley 546

común el grado

y

aun

la

colombiana Ordinal 2°.

hipoteca

 

En ningún

caso la entidad

independientemente

del

en liquidación podrá ceder,

crédito, pero sólo hasta el

con la responsabilidad de

límite

de

éste”.

“Si

el

pagar los bonos, la cartera

acreedor

tiene

hipoteca

hipotecaria.

sobre

varios

fundos,

no

puede

cederla

 

sino

conjuntamente a favor de la misma persona”.

Comentarios: Evidentemente podemos observar que en cuanto a la cesión del crédito hipotecario, Venezuela la admite en los artículos expuestos mediante dichas condiciones como la de otorgar la seguridad de una deuda del acreedor o incluso de un tercero, pero no expone en el caso de enajenación. Caso contrario que si está expuesto en el código Civil español, mas sin embargo no establece los limites de ese tercero ni las condiciones que dicha persona debe cumplir para que pueda intervenir en calidad de enajenante o nuevo acreedor. Por otro lado a diferencia de España y Venezuela, Colombia por su parte prohíbe la enajenación, venta o cesión de créditos que hayan sido garantizados con los bonos hipotecarios salvo algunas excepciones establecidas en el artículo 10 de la Ley 546 Colombiana.

 

Facultades del tercer poseedor de la Hipoteca

 

Art. 1.879 C.C. Español

Artículo 1.906 C.C.

Art.

2453

 

C.C.

Venezolano

“El

tercer

Colombiano

El

tercer

El acreedor podrá reclamar

poseedor que haya pagado

poseedor reconvenido para

del tercer poseedor de los

los

créditos

registrados,

el

pago

de

la

hipoteca

bienes hipotecados el pago

abandonado el inmueble o

constituida sobre la finca

de

la

parte

de crédito

sufrido

la

expropiación,

que después

pasó

a

sus

asegurada con los que

el

tiene

derecho

a

que

le

manos con este gravamen,

último posee, en los

indemnice

su

causante.

no

tendrá

derecho

para

términos

y

con

las

Tiene también derecho a

que se persiga primero

a

formalidades

que

la

ley

que se le subrogue contra

los

deudores

establece

los

terceros

detentadores

personalmente obligados.

de

otros

inmuebles

Haciendo el pago se

hipotecados

 

por

las

subroga en los derechos

mismas

acreencias;

pero

del acreedor en los mismos

no

puede cobrar

términos que el fiador.

solidariamente

de

Si fuere desposeído de la

los poseedores de dichas

finca o la abandonare, será

cosas,

sino

a

prorrata,

plenamente indemnizado

tomando

por

base

el

por el deudor, con inclusión

monto

de

la

deuda

y

el

de las mejoras que haya

valor

de

las

cosas

hecho en ella.

hipotecadas, incluso la que él mismo poseía cuando se intentó la acción”.

Comentarios: En este caso, en Venezuela cuando se trata de un tercer poseedor, este mismo si ha cumplido con todas las formalidades establecidas en los artículos anteriores tiene derecho a la indemnización del causante, por todo lo que hubiere pagado, abanado o en el últimos de los casos, lo que se le hubiere expropiado. Caso contrario en Colombia en el cual solo abarca la indemnización en el caso de expropiación, abandono del inmueble y solo si este hubiere hecho mejoras al mismo. Por otro lado España no contempla la indemnización a favor de tercer poseedor mas sin embargo contempla las exigencias que puede reclamar el acreedor para con él.

 

Clasificación de las Hipotecas

 
 

Venezuela

realiza

 

una

Colombia

en

cambio

no

Téngase en cuenta que el

clasificación

de

las

establece una clasificación

Código Civil Español, en la

hipotecas existentes y que

pero tras

la

fecha de su promulgación,

pueden desarrollarse en la

de hipotecas, observación de

las

a

leyes

así como la Ley Hipotecaria

Legislación Venezolana en

concernientes

dicha

vigente entonces,

el Código

Civil

en

el

Art.

materia,

nombra

a

la

solamente consideraban la

188 C.C:

“La

hipoteca es

hipoteca

 

en

sentido

hipoteca inmobiliaria. Pero

legal, Judicial

o

general

o

propiamente

la Ley del 10 de diciembre

Convencional”.

 

dicha independientemente

de 1.954 (B.O.E. del 18 de

 

del

bien

sobre

el

cual

diciembre), sobre Hipoteca

recaiga

y

los

contratos

Mobiliaria y Prenda sin

hipotecarios,

que

en

Desplazamiento (LHM),

síntesis

pudiera

ser

 

lo

crea este tipo nuevo de hipoteca.

mismo.

 

Comentarios: Venezuela admite tres tipos de hipotecas: Legal, Judicial o convencional, España admite hipoteca Inmobiliaria y Mobiliaria y Colombia no hace distinción ni clasificación al respecto.

 

Extinción de la Hipoteca

 
 

Artículo

 

1.907

C.C.

Art.

2457 C.C.

Art. 1880 C.C. Español:

Venezolano: “ Las

Colombiano: “La hipoteca

“La

forma,

extensión

y

efectos de la hipoteca, así

hipotecas

se

extinguen:

1º.- Por

la extinción

de

la

se extingue junto

con

obligación

principal.

la

Se

como

lo

relativo

a

su

obligación.

 

extingue, asimismo, por la

constitución,

modificación

2º.-

Por

la

pérdida

del

resolución del derecho del

y

extinción y

a

lo

demás

inmueble

gravado,

salvo

que la constituyó, o por el

que

no

haya sido

los derechos conferidos en

evento

de

la

condición

comprendido

en

este

el

artículo

1.865.

 

resolutoria,

según

las

capítulo, queda sometido a las prescripciones de la Ley

Hipotecaria, que continúa

3º.-

Por

la

renuncia

del

acreedor. 4º.- Por el pago del precio

reglas legales. Se extingue,

además, por la llegada del

día hasta

el

cual

fue

vigente”:

de

la

cosa

hipotecada.

constituida.

5º.-

Por la expiración

del

Y por la cancelación que el

término a que se las haya

acreedor

acordare

por

limitado. 6º.- Por el cumplimiento de la condición resolutoria que se haya puesto en ellas”.

escritura pública, de que se tome razón al margen de la inscripción respectiva.

Muy resumidamente puede observarse claras comparaciones en cuanto a la concepción y regulación en materia de hipoteca, sin embargo cabe mencionar que las leyes españolas y colombianas sirvieron para inspirar el Código Civil Venezolano, muchas de esos preceptos se encuentran íntimamente relacionadas. Al igual que estas y otras diferencias que evidencian distintos fenómenos sociales particulares de cada país, tal parece que muchos de estos de igual forma se asemejan un ejemplo palpable en el caso de Colombia y Venezuela seria la creación de estas leyes especiales, Ley 546 de Marco de Vivienda y Ley Especial de Protección al Deudor Hipotecario de Vivienda respectivamente, en cuanto a sus fines y percepciones de los créditos hipotecarios y su finalidad:

Ley

Especial

de

Protección

al

Deudor

Hipotecario

de

Vivienda

(Venezuela)

 

Artículo 12°

Todos los créditos hipotecarios otorgados para la adquisición, construcción, remodelación y ampliación de vivienda principal desde la promulgación de la Ley del Subsistema de Vivienda y Política Habitacional, del otorgamiento de Créditos de Área de Asistencia III, y los otorgados con recursos provenientes del Estado venezolano, a través de aportes fiscales o parafiscales, así como con recursos aportados por ahorristas suscritos a la Ley del Subsistema de Vivienda y Política Habitacional, y por lo tanto bajo su tutela y los otorgados por la banca u operadores financieros calculados en base a las diversas modalidades

financieras, serán cedidos al Banco Nacional de Ahorro y Préstamo. Tal cesión de los créditos se realizará una vez que las instituciones financieras reestructuren cada crédito, de común acuerdo con el deudor hipotecario y previamente a la cancelación de los saldos que hubiere surgido a favor del deudor hipotecario. En el caso de las hipotecas que hubieren sido ejecutadas, los daños y perjuicios ocasionados deberán resarcirse y darán lugar a las indemnizaciones correspondientes según el caso. En el caso de que los fondos para el financiamiento de crédito hipotecario provinieran de recursos propios, la banca deberá demostrar tal hecho.

Artículo 13°

Todos los créditos hipotecarios destinados a vivienda principal o secundaria, otorgados con dineros provenientes de recursos propios de la banca privada o de las operadoras financieras y acreedores particulares, no podrán ser objeto de la modalidad financiera de la doble indexación o cualquier otra modalidad que pueda conllevar a la pérdida de ésta, por falta de capacidad de pago del deudor, atribuible al tipo de modalidad financiera de la doble indexación.

Ley 546 Marco de Vivienda (Colombiana)

Artículo 2. Objetivos y criterios de la presente ley.

El Gobierno Nacional regulará el sistema especializado de financiación de vivienda de largo plazo para fijar las condiciones necesarias para hacer efectivo el derecho constitucional a la vivienda digna, de conformidad con los siguientes objetivos y criterios:

Ordinales:

Ord 3°. Proteger a los usuarios de los créditos de vivienda. Ord 4°. Propender por el desarrollo de mecanismos eficientes de financiación de vivienda a largo plazo. Ord 5°. Velar para que el otorgamiento de los créditos y su atención consulten la capacidad de pago de los deudores. Ord 6°. Facilitar el acceso a la vivienda en condiciones de equidad y transparencia.

Esto nos permite concluir que cada país, según sus principios y culturas van a regular cada materia, y en cuanto a hipoteca se refiere, con independencia del crédito que garantice, la hipoteca inmobiliaria es un derecho real, pues recae inmediata y directamente sobre una cosa inmueble, o sobre otro derecho real, y siempre se podrá ejecutar previo a los procedimientos que establezca cada legislación, las cuales van a ser individuales y particulares de cada nación, que evidenciara tanto sus diferencias como similitudes.