Vous êtes sur la page 1sur 60
En la víspera del Bicentenario 3 Hitos de la vida independiente 4 Construcción del Estado

En la víspera del Bicentenario

3

Hitos de la vida independiente

4

Construcción del Estado Nacional

6

La Casa de los Gobernadores

8

Meridiano 0º de Asunción 10 Ciudadela cultural 12

El caso de Juana María de Lara 14

Bilingüismo y educación 16

Los pueblos hacen su historia 18

Un bicentenario educativo 20

Se lanza Escuela de Liderazgo Juvenil 22

Formando líderes 23

Debates del Bicentenario 24

Independencia y lengua 25

Apuntes sobre el encuentro de poetas 26 Convocatoria internacional 27 La poesía en un mundo desgarrado 28 De la oratura a la literatura 29 La poesía y la diversidad cultural 32 14 de mayo: significación y desafío 33 Paraguay en el Bicentenario argentino 34 En España también se preparan 35 Propuesta de actividades 2010 - 2011 36

Convenios con instituciones 38 Convenios con gobernaciones 39 Documental Independencia y vida 40 Inédita Guerra del Chaco 42 Estampillas y libro sobre la Guerra Grande 43 Colección Independencia Nacional 44 Colección Bicentenario 45 Fascímil de La verdad autógrafa 46 Cartografía de la Guerra Grande 47 Ganadores del Concurso de Dramaturgia 48 Un parque que honrará el Bicentenario 49 Festejo de la Independencia Nacional 50 Habilitan Paseo de Ilustres 51 Una muestra homenaje a Roa Bastos 52

Museo del Mueble en Areguá 53

Reunión con gobernadores 54 Convenio con la Casa Paraguaya de Formosa 55 La Comisión se reúne con jóvenes 56

Participación institucional 57

Continúan los concursos 58 Foro Bicentenario 59 San Juan ára en la víspera 60

COMISIÓN NACIONAL DEL BICENTENARIO

 

Presidente Don Fernando Lugo Méndez

Vicepresidente 1.º Senador Oscar González Daher

Vicepresidente 2.º Dr. Raúl Torres Kirmser

Vicepresidente 3.º Dr. Ticio Escobar

Secretaria Ejecutiva

Margarita Morselli

Revista del Bicentenario Año 2. N.º 2 Publicación semestral. Julio 2010

Consejo de Redacción:

Margarita Morselli, Margarita Prieto Yegros, Juan Andrés Cardozo, Luis Vera, Antonio V. Pecci y Luis Fernado Meyer

Directora

Margarita Morselli

Asistente Ejecutiva Sara Saracho Pérez

EQUIPO EDITORIAL

Cordinador Editorial Antonio V. Pecci

Edición y Publicación Editorial Atlas S. A.

Editor de Textos Blas Brítez

Dirección General Pedro A. Moreira L.

Secretaria Editorial Leticia Díaz Mallorquín

Dirección de Relacionamiento Institucional Iván González

Asistente de Producción Olga Molina

Dirección de Proyectos Silvia Carolina Gómez Santacruz María Teresa Contrera Moreira

Fotografías: Dpto. Prensa Centro Cultural de la República - Luis Vera, Esteban Cabral - Fuentes varias. Las opiniones firmadas no representan necesariamente la posición de la Comisión Nacional del Bicen- tenario. Los artículos pueden ser reproducidos libremente a condición de mencionar la fuente.

Coordinación Gráfica Jorge A. Leguizamón R.

Contactos: comisionbicentenariopy@gmail.com / Telef. 021 443 094 www.bicentenarioparaguay.gov.py Asunción, Paraguay. 2009

Corrección de Estilo María del Carmen Medina Gavilán

Diseño Gráfico Marcelo A. Ramírez Piñánez

Paraguay. 2009 Corrección de Estilo María del Carmen Medina Gavilán Diseño Gráfico Marcelo A. Ramírez Piñánez
Paraguay. 2009 Corrección de Estilo María del Carmen Medina Gavilán Diseño Gráfico Marcelo A. Ramírez Piñánez

MENSAJE

En la vísperadel Bicentenario

Menos de un año falta para que el Paraguay celebre doscientos años de su independencia del poder español y del co- mienzo de su recorrido para definir una identidad nacional múltiple y rica. Esta víspera-año es importante en cuanto constituye una oportunidad para reflexionar sobre el pasado, en función de lo que el país puede hacer con su futuro. In- dependencia es también identidad, por lo que el Bicentenario es una vía de debate en torno a lo que somos como nación.

Secretaría Ejecutiva de la Comisión Nacional del Bicentenario

E n la víspera que vivimos es incom- prensible si prescindimos de la cate- goría de lo imaginario como sentido del tiempo que llega y se detiene, mi-

rando al pasado en una sucesión de even- tos histórico-sociales, por ejemplo, pregun- tamos: ¿Qué y cómo es nuestra sociedad?

¿Cuáles son la unidad y la identidad de ella

y qué es lo que la mantiene singularmente

distinta? ¿Cuál es su historia y cómo se da en ella la alteración temporal de vida colec- tiva desde ese ayer presente en el minuto fugitivo de su nacimiento? 1811-2011 es la vinculación transitoria del pasado con el porvenir, en la que, como de- cía el viejo Hegel, se debe descubrir la astu- cia de la razón de la propia existencia como nación, volviendo comprensible crítica- mente el pasado, y la historia por venir sea deseable y satisfactoria, como presente de un pueblo que materializa sus deseos y sus ansiedades superando sus contradicciones.

La cultura formadora

La búsqueda de esa razón no es reducir la historia a simples esquemas dogmáticos, sino la necesidad de interpretar y compren- der nuestra propia sociedad a partir de la motivación, los valores que como creacio- nes sociales instituyen una cultura que de- fine un modo de ser histórico-social; pues

el hombre no nace llevando en sí el sentido

definido de su vida, es la cultura en la que

crecerá la que le conformará un perfil y

una característica de lo propio de la socie- dad a la que originariamente pertenece: su ser nacional. La historia que vivimos en doscientos años

es el terreno en el que las significaciones so- cioculturales se encaran en sucesión de épo- cas jamás acabadas y cerradas en sí mismas,

y nos remiten como causa y efecto unas a

otras, donde ningún hecho se encuentra aislado de la sociedad en que se produce. Por eso resulta imposible sostener un punto de vista unívoco de nuestra historia: la In- dependencia, Francia, los López, la Guerra Grande, la reconstrucción de la sociedad y

el Estado, el desarrollo de las instituciones,

las revueltas, la Guerra del Chaco, los últi- mos años, el Paraguay globalizado, su crisis de modernidad, sus cambios económico- sociales, el desarrollo de su pluriculturalis- mo, etc.

Conciencia práctica La conciencia humana como agente trans- formador y creador de la historia es esen- cialmente una conciencia práctica, antes que una reflexión teórica; por eso lo his- tórico es tanto creación consciente como repetición inconsciente de gestos y eventos que se suceden en la sociedad. Todos estos tópicos, su puesta en óptica es la tarea y elaboración de la víspera que vivimos hoy, es la recreación del ayer, del

hoy y del mañana, en un fluir permanente donde el pueblo, la ciudadanía, se encuen- tra dialogando sobre sí misma por medio de construcciones culturales, seminarios, certámenes, ensayos, encuentros sobre sus expresiones, dudas y propósitos en lo polí- tico, social, económico, cultural, desarrollo personal e institucional, música, teatro, lite- ratura, artes plásticas, derecho, tradiciones y costumbres pretendiendo comprender y volver a leer el pasado, con sentido cons- tructivo para mejorar lo que tenemos en común, aceptando el disenso como norma de convivencia plural para enriquecer el imaginario colectivo. Este momento de vísperas es pues, el que- hacer de toda nuestra comunidad, Estado y sociedad civil, desde la cabal comprensión de las sombras claroscuras del pasado, acep- tándolo como puente de referencia y desa- rrollo hacia un futuro con destino de pa- tria, así llegaremos al Bicentenario del 2011 cumpliendo el sueño libertario de nuestros próceres. Es nuestra tarea, emprendámosla todos para honrar nuestra independencia e identidad, con la alegría de realizar y real- zar lo que es nuestro por nacimiento.

CRoNoLoGíA

Hitos de la

vida independiente

Doscientos años de vida independiente como nación tienen, indudablemente, puntos de inflexión que marcan profun- damente la historia de un país. Es el caso también, por supuesto, de Paraguay. Algunos de esos hitos que atraviesan dos siglos de esta nación son descriptos en este artículo que, certeramente, marca un derrotero hecho de gloria y de frustraciones, pero que demuestran cómo este país se ha levantado una y otra vez con la esperanza fija en el futuro.

Guido Rodríguez Alcalá*

la esperanza fija en el futuro. Guido Rodríguez Alcalá* 14-15 de mayo de 1811 La insurrección

14-15 de mayo de 1811 La insurrección de los oficiales jóvenes de la guarnición de Asunción, bajo la direc- ción de Pedro Juan Caballero, significó el nacimiento de una nación independiente mediante una medida de fuerza incruenta. Debe destacarse que, después de alcanzar el poder, los militares victoriosos convocaron un Congreso para elegir a las autoridades nacionales, demostrándose así que no se trata de un simple golpe militar.

17 de junio de 1811 Reunión del Congreso General del Para- guay, convocado por los próceres de mayo. Fue la primera asamblea popular libre des- de los tiempos de la reprimida revolución de los Comuneros del siglo XVIII. En el Congreso se exponen los ideales de la Ilus-

tración y se nombra una Junta de Gobierno integrada por Fulgencio Yegros, José Gas- par Rodríguez de Francia, Fernando de la Mora, Francisco Javier Bogarín y Pedro Juan Caballero. Además, el Congreso mani- festó su decisión de mantener la autonomía frente a Buenos Aires.

25 de diciembre de 1842 El Congreso declara formalmente la inde- pendencia del Paraguay, que había sido una realidad desde 1811, pero que no había sido proclamada ni reconocida por las demás naciones del mundo. A partir de entonces, el Paraguay establece relaciones diplomáti- cas regulares con el extranjero, un logro del gobierno de don Carlos Antonio López.

7 de octubre de 1848 Decreto de expropiación de los bienes de las comunidades indígenas, que se habían conservado en poder de los pueblos de in- dios desde los tiempos coloniales. El decre- to significó el desempleo y desarraigo de numerosos aborígenes, hasta entonces pro- tegidos por la propiedad común.

1865-1870

Guerra de la Triple Alianza contra el Para- guay. El terrible conflicto bélico puso un sello indeleble en la historia nacional, hasta el punto de que puede hablarse de un antes y un después de la guerra.

25 de noviembre de 1870

Promulgación de la llamada Constitución del Setenta, la primera que estableció el

principio de la división de los poderes del Estado y proclamó los derechos del hombre

y del ciudadano. La Constitución abolió le-

galmente la tortura, el destierro y la pena de muerte por motivos políticos.

15 de julio 1885

Ley que dispone la venta de las tierras del Estado, que se habían acumulado duran- te los gobiernos de Francia y los López, y abarcaban la mayor parte de la superficie del país. Con la venta masiva de las tierras públicas nació el gran latifundio privado en el Paraguay, un hecho cuyas consecuen- cias aún se sienten.

1887

Fundación de los partidos políticos Liberal

y Colorado. Por primera vez aparecen en el

país las asociaciones políticas con carácter

legal. Las rivalidades entre liberales y colo- rados, aunque en un principio violentas, significaron el comienzo de la competencia

y la alternancia política.

Agosto de 1904 Comienzo de la insurrección del Partido Liberal contra el presidente colorado Juan Escurra. La revolución liberal triunfó a fi- nes de 1904, llevando al poder a los libe-

Desfile de la Victoria, 22 de agosto de 1935. rales, hasta entonces incapaces de acceder

Desfile de la Victoria, 22 de agosto de 1935.

rales, hasta entonces incapaces de acceder al poder. Pese a la anarquía que siguió a la revolución, la administración pública se regularizó a partir del gobierno de Eligio Ayala.

1932-1935

Guerra del Chaco. Aunque victorioso en la guerra contra Bolivia, el Paraguay sufrió las consecuencias del crecimiento del ejército, que en los próximos 50 años sería la fuerza dominante de la política paraguaya.

17 de febrero de 1936 Revolución febrerista. Con un golpe mi- litar surge un tercer partido, el Febrerista, que trató de llevar a cabo ciertas medidas sociales, pero que apenas pudo mantenerse un año y medio en el poder.

Marzo de 1947 Levantamiento de liberales, febreristas y comunistas contra la dictadura militar de Higinio Morínigo. Con apoyo del Partido Colorado, Morínigo pudo reprimir la revo-

apoyo del Partido Colorado, Morínigo pudo reprimir la revo- Alfredo Stroessner rumbo al exilio en 1989.

Alfredo Stroessner rumbo al exilio en 1989.

lución, a la que siguió una dura represión y el exilio de miles de paraguayos.

4 de mayo de 1954

Golpe de Estado del general Alfredo Stroessner, que implanta la dictadura más larga de la historia del país. La represión ha quedado documentada en el llamado Archivo del Terror, conjunto de documentos secretos sobre los procedimientos utilizados contra los adversarios políticos del sistema.

1976

Pascua dolorosa. El régimen de Stroessner tor- tura y mata miembros de las Ligas Agrarias,

dando un duro golpe a la organización del campesinado para la reivindicación de sus in- tereses.

3 de febrero de 1989

Derrocamiento de la dictadura del gene- ral Alfredo Stroessner, iniciándose una gradual transición del país hacia la demo- cracia. Poco después del golpe se desman- telaron las cámaras de tortura, regresaron

golpe se desman- telaron las cámaras de tortura, regresaron Convención nacional constituyente de 1992. al país

Convención nacional constituyente de 1992.

al país numerosos exiliados, se respetó la libertad de prensa y la organización de los movimientos sociales.

1992

Promulgación de la primera Constitución de- mocrática del Paraguay por su origen, procedi- mientos y resultados. La Constitución declara la existencia de los pueblos indígenas como

integrantes de la realidad nacional y les con- cede derechos, asigna al guaraní el rango de lengua oficial, reconoce los derechos sociales

y ecológicos, y proscribe la discriminación en general.

20 de abril de 2008 Primer cambio de gobierno de un partido

a otro por voto popular en ejercicio de la

soberanía. El desafío del presente es dar ple- na vigencia a los ideales formulados hace doscientos años por los próceres de la in- dependencia.

* Escritor e historiador

oPINIÓN

Construccióndel Estado Nacional

En el Paraguay el absolutismo posmonárquico, el patrimonialismo y el Estado liberal tradicional marcaron profunda- mente su derrotero histórico a lo largo de dos siglos de vida independiente. Para el autor de este artículo, es un Estado democrático moderno con justicia y libertad el que debe construirse a partir de la racionalidad. Esta conmemoración del Bicentenario es propicia para reflexionar sobre la necesidad de la constitución definitiva de un Estado responsable con su cometido histórico.

L a construcción de un “Estado racional” es una prioridad política que nos impone el presente. La apropiación subjetiva del Es- tado por el gobierno carece de porvenir.

Pues la viabilidad de un país no depende sólo de la institucionalidad monopólica del poder legítimo (M. Weber), sino radicalmente de su estructuración según las proposiciones lógicas y representativas de la modernidad. El Estado racional supone la superación de las formas anacrónicas de organización del poder:

las absolutistas providencialistas, las autorita- rias patrimonialistas, y las no aún instituciona- lizadas y articuladas en calidad de democracia republicana.

Tres modelos nefastos En el Paraguay impregnan todavía estas tres formas desfasadas de poder estatal. Empezamos con Francia, que continuó con el absolutismo posmonárquico, pese a la descolonización del Estado y al destierro del providencialismo. Pero siguió con la concentración del poder, arquetí- picamente paternalista. El absolutismo se prolongó con los López. Y con una regresión hacia el poder patrimonialis- ta, que la Ilustración republicana lo estigmatizó como el “antiguo régimen”. La consecuencia no fue sólo la apropiación personalista y familiar del Estado y de los bienes del país, sino también la identificación con la “patria” misma. El “Estado liberal” trató de organizar lo públi- co y la burocracia administrativa, y estableció

Juan Andrés Cardozo*

un orden jurídico constitucional centrado en la seguridad de la propiedad privada. Temporal- mente, con Eligio Ayala, avanzó hacia una rela- tiva concepción de equidad social.

Luego, tras el fracaso de la “revolución de febrero”

y del pensamiento socialista de Anselmo Jover

Peralta, se entronizó el período militarista. Con la imposición fascista, volvimos al patrimonia- lismo, que adoptó de facto las modalidades del Estado autoritario, incluso las de un régimen “sultanístico”. Ese legado sobrevive, aún con la alternancia. La institucionalidad republicana y

la inclusión pluralista se postergan bajo la som-

bra de un providencialismo inficionado del dis- curso populista. La modernidad, partiendo del “espíritu de la ley” de Montesquieu, consagra la separación e independencia de los poderes del Estado. Su- pera la patológica confrontación binaria de la política, que Karl Schmitt define como amigo/ enemigo. ¿Esa oposición es ideológica en nues- tro proceso? En el nivel del poder no alcanza

a identificarse, pues la aparente diferencia entre conservadores y populistas carece de fundamen-

tos ideopolíticos. El populismo, de acuerdo con Francisco Beffort, alude al pueblo sólo para ahondar la pobreza desde la discrecionalidad del poder. O para evitar que la ciudadanía devenga soberana, tal como señala Jacques Rancière. Ni

la civilización ni las virtudes de la ética y la es-

tética de la urbanidad deben iluminar los afanes de emancipación ciudadana.

A esa función se dedica el Estado prerepublica- no, precario hasta su propia enajenación. Movimiento

A esa función se dedica el Estado prerepublica-

no, precario hasta su propia enajenación.

Movimiento y transformación social

No se construye el Estado racional sin edificar la estructura dialéctica de un país en movimiento

y transformación. Pero si no pensamos y rein-

ventamos la política, no construiremos esa ins- titucionalidad capaz de competir y prosperar en

el plexo de una autonomía que se autorreferencia

mediante la realización del conjunto de la socie- dad con arreglo a sus propios fines. Para el efecto, hay que pensar desde el espacio del poder acerca de su intraespecificidad, de

su necesaria autoconfiguración histórica, para ser también un actor social con dominio de sí mismo, representatividad legítima y burocracia

eficiente. Y, en tal virtud, intercambiar con el mundo, incorporando todo cuanto conviene a su desarrollo y contribuyendo al orden inter- nacional. Nuestro atraso es de este modo producto de la ausencia de ese pensar. Es que el conocimiento objetiviza la acción. La emplea para sus estrategias de verdad con- sensuada, de utilidad intersubjetiva, al decir de Kart-Otto Apel. Así el Estado democrático no será concebido solamente como la organización legítima del poder, sino fundamentalmente como función socializadora de la justicia, la libertad y del derecho de todos al disfrute del bienestar.

*Filósofo y docente.

ENFoQUE

La Casa

de los Gobernadores

En este interesante artículo, el autor describe cronológicamente cuál fue la suerte sufrida por la morada de quienes de- cidían los destinos del Paraguay desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII.

Jorge Rubiani*

Casa de los Gobernadores del Paraguay a par- tir de las tres últimas décadas del siglo XVIII. Construida por la Orden de Jesús “para ejerci- cios espirituales de laicos”, también fue sede de los primeros gobiernos independientes y los inmediatamente posteriores a la guerra del Pa- raguay contra la Triple Alianza. Fue demolida —junto a otros edificios históricos de la vecin- dad— aproximadamente en 1913, bajo la pre- sidencia del Sr. Eduardo Schaerer (1912-1916).

L as casas utilizadas por los gobernadores del Paraguay no escaparon a las precarieda- des generales de la provincia, una vez que fuera frustrada la vía fluvial Río de la Plata-

Paraná-Paraguay como medio de llegar al Perú. Corría el año 1548 y sólo quienes habían estado desde antes de aquel año en Asunción pudieron plantearse la necesidad de “casas de gobierno”. La del gobernador Domingo Martínez de Irala fue la primera. Y a diferencia de las modestas construc- ciones de troncos o palmas de entonces, fue la que inauguró una cubierta de tejas. Pero este edificio habría sido destruido en el incendio que arruinó Asunción, el 4 de febrero de 1543. El Segundo Adelantado, Alvar Núñez Cabeza de Vaca, también se hizo construir una sede para su gobierno. La vasta casa se elevó sobre la Plaza Ma- yor y hasta contaba “con dos torreones”, pero ante

Ma- yor y hasta contaba “con dos torreones”, pero ante el apresamiento y exilio del Adelantado

el apresamiento y exilio del Adelantado en 1544, fue rematada por la Real Hacienda. Este edificio, que sería también ocupado por Irala y otros go- bernadores que le sucedieron, sucumbiría por el peso de los años, el mal uso y la falta de cuidados, antes del primer gobierno de Hernando Arias de Saavedra, iniciado éste en 1598. Para entonces y en ausencia de las “casas del Rey”, usual en otros pueblos de España y sus dominios de ultramar, los gobernadores del Paraguay residirían en casas de alquiler. Mientras tanto, había pasado otro medio siglo. Por lo que el gobernador Gregorio de Hinos- trosa (1641-1647), nacido en Chile, dispuso la construcción de otra casa de gobierno. Aunque debido al “juicio de residencia” que le instalara su sucesor, Diego Escobar Osorio (1647-1649), el local fue adjudicado a la Corona. Para el proce- dimiento se había argumentado que Hinostrosa “las había edificado contra las Células y Pragmá- ticas de su Majestad”. Sin embargo, Escobar tam- poco pudo ocuparlo, pues se le había anticipado el obispo fray Bernardino de Cárdenas, oriundo de Chuquiabó, nombre originario de la actual La Paz, Bolivia, alegando que el anterior go- bernador no había pagado algunas multas que, como prelado principal de Asunción, Cárdenas le había impuesto. Exiliado el obispo después de haber sido electo —también— gobernador en 1649; y tras la intervención de otros vecinos en los pleitos abiertos para hacerse del patrimonio, la casa tomó el camino de la ruina.

Alquileres de casas de vecinos Hacia 1686 y cerca del mismo sitio, es decir, so- bre la Plaza Mayor, se pretendía la construcción de otra sede. La iniciativa correspondió esta vez a Francisco de Montforte (1685-1691), uno de los

muchos gobernadores del Paraguay naci- dos fuera de España. Terminada la obra y tras el paso de algunos pocos gobernado- res, se volvía, sin embargo, a la costumbre de alquilar las casas de los vecinos, pues el flamante “palacio de gobierno” estaba nuevamente en ruinas. Durante el mandato de Carlos Morphi (1766-1771), gobernador nacido en Irlanda, pero “… criado en España”, se produjo la ex- pulsión de los jesuitas de todo el reino. El in- cidente no sólo terminó con la preocupación que representaba el poderío jesuítico, sino con las tribulaciones oficiales de malquistar- se con los vecinos de Asunción ocupando sus casas. Pues la vasta construcción construida por la Orden de Jesús “… para ejercicios espi- rituales de laicos”, venía a solucionar el grave problema en que se convertido la necesidad de una casa de gobierno. El edificio ubicado en un rincón de la antigua Plaza Mayor, en- tre las calles del Atajo (Alberdi), 14 de Mayo y la avenida de El Paraguayo Independiente, esta rodeado de grandes galerías que encerra- ban un gran patio. En éste se encontraba un palomar; detalle que permite suponer que el “centro de mensajes” estaba localizado en la misma casa de gobierno. Más al interior, tam- bién había un traspatio que servía de acceso y contaba con el espacio correspondiente para el estacionamiento del carruaje del Gobernador. La casa no contaba con establos ni caballerizas, por lo que estas instalaciones —y otras— se en- contrarían, tal vez, en uno de los varios cuarte- les que circundaban la plaza.

El edificio en el tiempo En La Asunción de antaño, libro escrito por Ricardo de Lafuente Machaín, podía leerse la siguiente descripción:

“… De un solo piso bajo, con dilatados ale-

ros sostenidos por columnas de madera que luego se cambiaron por otras de material, formando espacioso corredor que rodeaba el edificio por tres costados, encerraba patios en su interior sobre los cuales se abrían las habitaciones del Gobernador, sus oficinas de gobierno y la tesorería. Las autoridades españolas se instalaron allí al retirarse del Paraguay los jesuitas y serles quitadas sus propiedades, posiblemente, para estar más en el centro de la ciudad. En ella se sucedie- ron las últimas autoridades de la metrópoli y las primeras nacionales. El dictador Francia la ocupó al comenzar su gobierno y no la dejó sino con su muerte. A corta distancia del frente, hacia el río, había un naranjo, debajo del cual tuvieron lugar fusilamientos ordenados por el Supremo Dictador, quien,

según se decía, los presenciaba desde una ventana de sus habitaciones”. Tras la finalización de la Guerra del Paraguay contra la Triple Alianza, el edificio sirvió también de residencia del Ejecutivo Nacio- nal. Cuando todo el gabinete ministerial del estamento se instaló en el Palacio de López en 1894, la ya vetusta casona fue asiento de las ofi- cinas de Correo y la residencia de su director. Al producirse su demolición, el recinto ya no tenía más que el abandono como compañía. Su nombre lo decía todo: “Correo Cue”. Y este último vocablo en guaraní significa lo que ya fue, lo que no es. Por lo que la Casa de los Gober- nadores fue simple e irresponsablemente demoli- da aproximadamente en el año 1913 y bajo la presidencia del Sr. Eduardo Schaerer.

* Arquitecto e historiador.

del Sr. Eduardo Schaerer. * Arquitecto e historiador. Planta de la Casa de los Gobernadores y

Planta de la Casa de los Gobernadores y Palacio de la Real Hacienda, con el listado de todas sus dependencias.

INVESTIGACIÓN

Meridianode Asunción0º

Las mediciones astronómicas localizadas en la provincia del Paraguay (siglo XVIII) se tomaban a partir del Meridiano 0 o de Asunción. Esta línea imaginaria pasaba por la torre del Cabildo de Asunción, fragmento de obra que José Gaspar Rodrí- guez de Francia incorporó a la construcción del actual edificio histórico.

Margarita Durán Estragó*

L as Casas Capitulares, como llama- ban al Cabildo, conservaron su ori- ginal emplazamiento sobre las ba- rrancas del río, al este de su actual

edificación. Desde sus orígenes fue sede del archivo de la ciudad, la justicia, la cárcel pública y, por supuesto, del ayun- tamiento con la sala capitular ubicada en la planta alta. Cabe destacar que en 1670 el Cabildo pudo ampliar su espacio físico con la ad- quisición de una fracción de tierra per- teneciente al superintendente Pedro de Valdivia y Brizuela, que gobernó la Pro-

vincia en 1677 en ausencia de Juan Diez de Andino; ésta confinaba con las Casas Capitulares y allí se mandó edificar “una sala (para) que se pongan las armas de la ciudad”. Sin lugar a dudas, se trata del sitio donde se construyó luego el Cuartel de Caballería, conocido en los años de la Independencia como Cuartel de la Plaza. Un acontecimiento de relevancia para la ciudad se dio a partir de enero de 1773 cuando el Cabildo consiguió un reloj que había pertenecido a los jesuitas expul- sados años atrás. El mismo se componía de una campana grande que daba las ho- ras y una pequeña para los cuartos. El Fiel Ejecutor de la ciudad se encargó de conseguir maderas “para que se haga una torre en el paraje que determine el Ca- bildo para colocar el referido reloj”. En

noviembre de aquel año, ya estaban pues-

Meridiano 0º de Asunción

tas las tablas que servirían de armazón

El

capitán de fragata Juan Francisco de

de la torre. En 1781 se concluyó el capitel de la to-

Aguirre, otro de los demarcadores de lími- tes, montó un observatorio astronómico

rre bajo la dirección del maestro Antonio

en

su residencia de Asunción, propiedad

Martínez Viana, con todo, los cabildan-

de

Pedro Benítez Robles (delante del ac-

tes no quedaron conformes y dijeron ser

tual Teatro Municipal). Aguirre y Félix

“muy defectuoso por faltarle la altura co- rrespondiente”; se acordó comprar made- ras para elevarlo un tanto más.

A partir de la inauguración de la torre en

1782 el portero del Cabildo, Hermenegil- do Téllez, tuvo una tarea adicional, la de dar cuerda al reloj “las veces que haga fal-

ta durante el día”; por tal motivo recibió

de Azara tomaron a la torre del Cabildo

como sitio convencional por donde hicie- ron pasar el Meridiano 0 o de la ciudad; desde allí fueron demarcando las coorde-

nadas geográficas de las villas, pueblos y parajes del Paraguay colonial. Gracias a este trabajo de investigación archivística hoy tenemos noticias de aquel meridiano

100 pesos de aranceles.

y

de su principal referente: la torre del Ca-

A

cio que pagó la ciudad por contar con

juzgar por las actas capitulares, el pre-

bildo de Asunción. Según los planos de Ramón de César y Fé-

un reloj y una torre fue altísimo. Desde

lix

de Azara (1785-1786), la torre se halla-

el inicio hubo muchos contratiempos,

ba

al suroeste del Cabildo haciendo cruz

malos trabajos y precios elevadísimos,

con él; en cambio, Azara la dibuja en su

como el que exigió el herrero Clemente Silva, de Buenos Aires, que pidió al Ca-

plano de 1793 unida a la pared oeste del Cabildo. Esto confirma la demolición de

bildo 1400 pesos plata por compostura

la

torre en 1786 y su reconstrucción en un

del reloj. Ramón de César, teniente coronel de mili-

nuevo sitio cercano al anterior.

cias e ingeniero de la IV Partida de límites entre España y Portugal inició una nue- va torre en 1786, pero no la pudo acabar, pasó a manos de Zavala y Delgadillo que concluyó la cúpula y puso en movimiento

el reloj.

A comienzos del siglo XIX (1802) la torre

corría peligro de derrumbarse. Se pidió contribuciones para construir un nuevo Cabildo y Alejandro García Diez ofreció 500 pesos para levantar una muralla junto

a las barrancas, sin la cual, decía, de nada

serviría construir nueva obra. La obra rui-

nosa fue inspeccionada por los maestros Antonio Martínez Viana y Pedro Benítez Robles, quienes aconsejaron demolerla y hacerla de nuevo. Esta vez sería de alto, con cinco piezas, debiendo la sala capitu- lar contener 14 varas, unos 13 metros de extensión. El 14 de agosto de 1815, vísperas del día de la patrona de la ciudad, el obispo Pe- dro García Panes bendijo la piedra funda- mental en compañía del deán del Cabildo Eclesiástico de la Catedral y demás autori- dades civiles y religiosas. Esta se colocó “en medio del cimiento de la torre que cae hacia el oeste, con lo que quedó ini- ciada la obra”. La construcción del nuevo Cabildo arrancó a partir de la vieja torre, cuyas paredes se empalmaron con las nue- vas, construidas por orden de José Gaspar Rodríguez de Francia. El plano del Cabildo fue obra de fray Andrés Rodríguez, quien recibió en pago seis onzas de oro, a nombre del convento de la Recoleta. La obra quedó concluida en 1822 y, dos años después, Francia ex- tinguió la institución del Cabildo, aun- que el edificio siguió abierto a la admi- nistración de justicia y demás funciones municipales.

Palacio de Gobierno

A

partir de la inauguración del Congre-

so

Nacional, en marzo de 1844, obra del

constructor español Pascual Urdapilleta,

el novel presidente de la República, Carlos

Antonio López resolvió dar un destino di- ferente al edificio del Cabildo: lo amplia-

ría y renovaría para sede del Palacio de Gobierno. Bajo la dirección del ingeniero húngaro Francisco Wisner de Morgenstern se dio

comienzo a los trabajos en 1847; entre los primeros informes de archivo se encuen- tra lo trabajado en el mojinete de la sala con los “arranques que se han unido con las paredes viejas” vale decir, la unión de la sala capitular de la era francisca con la nueva levantada a continuación de aquella.

Mediante la ilustración de Thomas Page (1854) en la que aparece el Cabildo unido a la vieja torre, hoy se puede entender el reporte del maestro Báez cuando señala que se cortaron 28 palmas y unas varas de alfajías para el tejado: “Queda cubierto de teja vana la media agua en el testero del Este, que consta diez y nueve varas de lar- go y siete de ancho”. Sin lugar a dudas, se refería a las paredes de la torre del Cabil- do colonial que por más de tres décadas soportaron al complicado reloj jesuítico.

* Historiadora. Miembro del Comité de Asesores de la CNB.

La autora del trabajo explicando datos sobre el Cabildo.

de la CNB. La autora del trabajo explicando datos sobre el Cabildo. Paraguay Bicentenario Paraguay Bicentenario

Paraguay Bicentenario

Paraguay Bicentenario

11 11

PRoYECTo

Ciudadela

cultural

Ciudadela Cultural de Asunción es un proyecto promovido por la Secretaría Nacional de la Cultura, en articulación con diversas instituciones públicas y privadas, que impulsa la recuperación de carácter simbólico del Centro Histórico de Asunción, desde la perspectiva de su dinamización como espacio cultural, conectándolo a procesos de reactivación eco- nómica en los ámbitos del turismo y la innovación, la mejora de la calidad de vida y la cohesión social.

Mabel Causarano*

Diferentes roles del área fundacional

Desde 1537, y por los siguientes tres siglos y me- dio, el área matriz se confundió con la ciudad misma, ya que su entorno estaba ocupado por unidades agrícolas. Con la llegada de la inmi- gración europea, iniciada a finales de 1800, el casco urbano se extendió; se constituyeron los barrios (Sajonia, Ciudad Nueva, Las Mercedes

y otros), con lo cual el área matriz consolidó su

centralidad, al concentrar los principales equi- pamientos públicos y privados. Hasta inicios de 1970, mantuvo la función residencial, el entra- mado de relaciones vecinales y la imagen del

“mejor lugar para vivir”. Fue sede de las prin- cipales instituciones y, hasta que la represión política se adueñó del espacio público, el lugar más convocante para el conjunto de la pobla- ción capitalina.

A inicios de los años 70, la modernización stro-

nista, iniciada en el campo, se volcó a la ciudad, con el “auge de la construcción” impulsado por la ejecución de la represa de Itaipú. Por un lado, el traslado de las sedes de las insti- tuciones públicas fue en detrimento de la cen- tralidad del área matriz, al sustraerle funciones

y usuarios. Por el otro, se densificó el área cen- tral con la construcción de torres de oficinas, en donde se ubicaron las entidades bancarias y

otras empresas financieras, las sedes de las or- ganizaciones internacionales, varias embajadas

y consulados.

En este período se intensificó el abandono de la función residencial, que emigró a las zonas de la ciudad hasta entonces poco urbanizadas. Los cambios aportados al centro urbano produ- jeron la transformación y/o desaparición de nu- merosos edificios de valor histórico y arquitec-

tónico, destinados, varios de ellos, a áreas para estacionar vehículos. A finales de los años 80, el paisaje del área central —connotada ya entonces como Centro Histórico, denominación que sería formalizada posteriormente mediante ordenan- za municipal— mostraba signos de avanzado deterioro.

A partir de mediados de los 90, el desarrollo ur-

bano asunceno fue claramente orientado por el

mercado y conducido por la empresa privada, con la aparición de nuevos centros comerciales y conjuntos habitacionales cerrados. Se postergó

la aplicación de un modelo de ciudad inclusi-

va —feroz y sistemáticamente impedido por la dictadura stronista—, que valorizara el espacio público, como componente básico para la pro- moción de los derechos ciudadanos. La apertura política y la adquisición de liberta- des no se tradujeron en la democratización de la ciudad, en cuanto bien público. Por el contrario, hubo una clara y sostenida opción por la mer- cantilización del desarrollo urbano, el aumento de la privatización de los lugares de entreteni- miento y la progresiva disminución de la calidad de las áreas de uso colectivo (calles, plazas, par- ques, costas del río).

Oportunidad inédita Ante la proximidad del cumplimiento de los 200 años de la independencia de Paraguay, la totalidad de las instituciones públicas y un gran número de organizaciones privadas impulsan iniciativas de variado tipo y envergadura para conmemorar la fecha. En este marco temporal, se están diseñando y ejecutando proyectos que tienen al Centro His- tórico de Asunción (CHA) como área de in- tervención. Entre ellos, el primer tramo de la avenida Costanera, el Parque del Bicentenario, un centro cultural en la antigua Estación del Fe- rrocarril, la reconversión de la zona portuaria, la restauración de diversos edificios, la instalación del sistema BRT para el transporte urbano de pasajeros, iniciativas que integran la lista, por cierto incompleta, de obras previstas y en rea- lización. La Secretaría Nacional de Cultura entiende que el Bicentenario ofrece una oportunidad inédita para impulsar la recuperación del CHA, planteándola como una estrategia de desarrollo urbano, de fortalecimiento de la capitalidad asuncena, de convergencia progra- mática entre el gobierno central y el gobierno local y de interacción público-privada. A tal efec- to, impulsa la conformación de una Mesa articu- ladora interinstitucional con representantes del MOPC, la Municipalidad de Asunción, el Mi- nisterio de Hacienda, la SENATUR, la SEAM, la Comisión Nacional del Bicentenario y la Uni- versidad Católica. Esta iniciativa se denomina Ciudadela Cultural de Asunción (CCA). El CHA reúne las condiciones para localizar en él los recursos de identidad e innovación, me- diante políticas que articulen cultura, cohesión social, medio ambiente y tecnología. No se trata de replicar “modelos exitosos” sino de localizar el proyecto en su contexto y con visión de futu- ro: asumir el enfoque de la inclusión, tender a

la construcción de una “ciudad inclusiva”, en donde todos puedan participar. El proyecto de la CCA hace propios estos principios. Para el efecto, plantea encarar las intervenciones con sentido de futuro y no de “reconstrucción del pasado”, asegurando el cumplimiento del derecho a la ciudad, prio- rizando y resignificando lo público como op- ción frente a los problemas urbanos, fortale- ciendo el poder de convocatoria del CHA, para que toda la ciudad se reconozca en él. Al ser pensado e intervenido por una variedad de sujetos (instituciones públicas, organizacio- nes privadas e individuos), el CHA adquiere, a finales del primer decenio del siglo XXI, una nueva centralidad: la de objeto de actuaciones y proyectos que condensan anhelos, expectativas e intenciones de saldar algunas de las deudas históricas con la capital y su Centro histórico.

* Arquitecta. Coordinadora del Proyecto Ciudadela Cultural.

Vista parcial de la Estación del Ferrocarril. Ca- mino utilizado por los primeros pobladores de la ciudad para el acceso al puerto de Asunción.

utilizado por los primeros pobladores de la ciudad para el acceso al puerto de Asunción. Paraguay

LA MUJER EN EL BICENTENARIo

El casoJuanadeMaría de Lara

El Bicentenario es no sólo una ocasión de celebración de la gesta de la Independencia, sino una posibilidad para la re- flexión sobre nuestra identidad como paraguayos y una oportunidad de restauración de aquellas injusticias históricas por acción u omisión. La justicia debe ser compensatoria no sólo enunciando o desenmascarando dicha inequidad, sino tratando de repararla.

Lourdes Espínola Wiezell*

L a no discriminación es un valor reconoci- do por la sociedad y el Estado paraguayo, sabemos que la Constitución de 1992 en su artículo 46 lo expresa, pero históricamente

o en la práctica esta discriminación se produce

hacia la mujer por un mecanismo de invisibiliza- ción, el cual es un complejo mecanismo de ocul- tamiento, de ninguneo o también una actitud de restricción o menoscabo en la práctica social.

Tres medidas afirmativas

Si bien existen normativas compensatorias en la

legislación de Paraguay respecto a la mujer, con las tres medidas de acción afirmativa: una en la legislación electoral, con la integración de un porcentaje femenino en los partidos políticos; la segunda, en el caso de las maestras que reconoce

el año ficto de servicios por hijo nacido en año

de docencia hasta los cinco años; y tercero, la pre- ferencia a favor de la mujer cabeza de familia en

la adjudicación de tierras bajo la reforma agraria,

Paraguay, además, ratifica en 1986 la Convención de Naciones Unidas sobre la eliminación de to- das las formas de discriminación contra la mujer, aunque en el orden de lo cotidiano observemos muchas veces una perspectiva distinta. Por ello debemos tomar la oportunidad que nos da el Bicentenario con el sentido de justicia social restaurativa y en el marco de esta celebración de la Independencia del Paraguay nuestra propuesta, es que doña Juana María de Lara, sea también citada como prócer de nuestra independencia. Como dice el historiador Luis Verón: “Inne-

gablemente, la figura singular de la revolución emancipadora de Mayo de 1811, fue la de doña Juana María de Lara y Villanueva de Díaz de Bedoya, ella es, definitivamente, la mujer de la Revolución”. En su artículo del diario ABC Co- lor del 8 de febrero de 2009, Verón adjudica a doña Juana el ser: “La representante de la presen- cia femenina en aquellas augurales jornadas de nuestra República”.

Una prócer de la Independencia Nuestra prócer nació en Asunción en 1760, hija del español Carlos José de Lara y de doña Luisa Villanueva de Otazú. Se educó en Asunción y en 1787 se casó con don José Díaz de Bedoya, viudo de su tía Margarita Valiente y Otazú. No tuvo des- cendencia, pero cuidó de los hijos del primer ma- trimonio de don José, de quien enviudó en 1806. Doña Juana María vivía en las cercanías de la casa de los Martínez Sáenz, hoy Casa de la In- dependencia, y fue mayordoma perpetua de la Cofradía del Corazón de Jesús e integrante de la Tercera Orden Franciscana. Como tal se colocó en la Catedral como emisaria que comunicaba a los patriotas las novedades para la gesta de mayo. En la mañana del 15 de mayo de 1811, fue la pri- mera mujer en llegar hasta el cuartel revolucio- nario a festejar el triunfo de los próceres, entre quienes se encontraban varios parientes suyos. Doña Juana María de Lara falleció en Asunción el 10 de mayo de 1825. En este caso, además de la información histó- rica, debemos ampliar el enfoque teniendo en

cuenta la representación simbólica detrás de la mujer que es parte de la gesta, quien hace sonar la campana libertaria y reúne un ramo de flores con los colores patrios. Empecemos a recibir el lenguaje de los símbolos, pues sin mitos no hay cultura. Los mitos han tenido desde siempre un valor cognitivo especial, “son las pistas de las poten- cialidades espirituales de la vida humana” al decir de Joseph Campbell en su obra El poder del mito enseñándonos qué hay detrás de la historia, la lite- ratura, el arte, consideremos que una sociedad se mantiene, en parte, sostenida por mitos. Si la experiencia nos dicta que la invisibilidad es una forma muy clara de exclusión que ha sufrido la mujer, el darle visibilidad a quien formó parte de la gesta de Mayo de 1811, en el Panteón de los Héroes, Casa de la Independencia, museos, libros de textos escolares oficiales y otros espacios, desde el contexto Bicentenario, dará una señal clara de cambio en la dignificación del rol de la mujer en el contexto histórico y social. Al decir de Juan Ramón de la Fuente en la pre- sentación del libro titulado Las experiencias de 1808 en Iberoamérica, realizada en la Universi- dad de Alcalá de Henares: “vemos el futuro con el optimismo y la confianza del que sabe que tiene un origen grande y un destino que puede ser todavía más grande si desde hoy nos lo pro- ponemos todos”.

*Escritora, miembro de la Sec. Ejecutiva de la CNB.

todos”. *Escritora, miembro de la Sec. Ejecutiva de la CNB. Ilustración de Enzo Pertile. Paraguay Bicentenario

Ilustración de Enzo Pertile.

IDENTIDAD

Bilingüismoy educación

“ habría que encarar esto como un compromiso, como un proyecto a futuro. Motivar a la gente joven. Así como se

entusiasma con los partidos de la Albirroja, pensar que el gran partido que tiene que jugar es el de defender su espacio cultural.” Eso sugiere el gran investigador de la cultura y la sociedad paraguayas, recientemente galardonado con el Premio Nacional de Literatura.

Ramiro Domínguez *

El bilingüismo como identidad

mendamente endeudado. No había población,

Es un tema difícil de abordar así en forma so- mera, porque cuando se habla del bilingüismo

no había con qué cubrir los gastos de la recu- peración del país vacío. Y, entonces, se pensó

o

de un perfil de identidad de un pueblo es

en estimular la inmigración y la incorporación

como si el pueblo tuviera una cultura que no varía y eso es casi imposible en el momento

de capitales de fuera, vendiendo las tierras pú- blicas que estaban ociosas. Los campesinos no

actual en que se habla de una globalización que

tenían título de propiedad: desde la dictadura de

es

violenta, a partir de una tecnología que no

Francia se les adjudicaba a los pueblos de indios

admite ninguna resistencia; y en los países po- bres del tercer mundo eso se hace mucho más dramático. En cuanto al supuesto bilingüismo del país, también esto arranca de una identidad que te- nía el país hasta, podríamos decir, el siglo XX,

grandes extensiones de tierra que habían sido ex- propiadas de los criollos y españoles, que tenían su ganadería en las praderas o valles dentro del esquema popular paraguayo. Entonces, esa población campesina que llegó a tener relativamente un buen pasar en el siglo XIX

y

luego eso se fue violentamente desestructu-

hasta la Guerra del 70 fue violentamente expul-

rando por razones económicas y políticas. Es decir, este era un país rural, con una población mayoritariamente campesina guaranihablante que correspondía a una situación económica y social de un país que estuvo marginado en la historia de la Colonia y, después, en la indepen-

pués de la Guerra del 70 y que ya fue un primer

sada después de la “Ley de tierras públicas” por- que las tierras fueron vendidas y no se cumplió el deseo explícito de la ley que era incorporar migrantes al país y con ellos la incorporación de capitales. Es decir, casi todas las tierras fueron vendidas

dencia. Eso varió tremendamente a partir de

a

muy pocos propietarios. En el Chaco, a Car-

dos episodios. Carlos Pastore, en su estudio La lucha por la tierra en el Paraguay (1949) hace referencia a la famosa “Ley de tierras públicas” que salió des-

detonante de un cambio social tremendo por-

los Casado; en la región Oriental, a tres grandes latifundistas. Entonces, empieza el proceso de expulsión de los campesinos, porque los nuevos adquirentes, a través del nuevo Código Civil in- corporado en su época, presentaban demandas

los campesinos que no podían exhibir títulos.

a

que, como el país estaba prácticamente liqui-

Y

eso se exacerbó con Itaipú Binacional. La so-

dado, endeudado hasta la coronilla, porque la

brevaloración de las tierras a partir de Itaipú

ley de guerra de esa época disponía que el país vencido tenía que pagar al vencedor los costos de la guerra. Entonces, el Paraguay quedó tre-

produjo una gran presión sobre los campesinos minifundiarios que eran gradualmente expulsa- dos o rodeados por los nuevos propietarios de

“Paraguáiko oñema’ë hese ha oñemomba’eguasu iñe’ë rypy’ü rehe”

“El Paraguay es un país mirado y admirado por su riqueza lingüística”

tierras que eran o los ganaderos brasileros o los nuevos cultivadores de soja en grandes extensiones. Entonces, esa gente fue forza- da a migrar a la periferia urbana; primero Asunción y luego a casi todas las ciudades cabeceras del país, que tienen una pobla- ción de migrantes campesinos que están sin trabajo, sin tierra, sin posibilidad de ubicarse; son los famosos campesinos sin tierra que son presa fácil de todas las polí- ticas prebendarias en las que propiamente la menor intención es la de trabajar por el bienestar de ellos.

Necesidad de la Ley de Lenguas y de fortalecer la educación bi- lingüe Actualmente estamos luchando por sacar la Ley de Lenguas, porque encontramos un vacío tremendo de las políticas de Estado con respecto a las lenguas. Esta Ley per- mitirá fundamente trabajar en la defensa de la identidad bilingüe de las dos lenguas oficiales de nuestro país: el guaraní y el cas- tellano, pero al lado de ellas también en la de las otras lenguas, tanto el de las diversas etnias como la de los inmigrantes. Con ella se podría trabajar en un proceso de comu- nicación social más equitativo. Y también, entonces, tratar de elaborar políticas. Si eso no ocurre, el desmantelamiento cultural del país va a ser violento. Desde el trabajo de la Comisión Nacional de Bilingüismo se está encarando fundamentalmente que sea sancionada. Y, además, estamos colabo- rando con el Ministerio de Educación y la Secretaría Nacional de Cultura, entre otras instituciones, en una mesa coordinadora en la que se recurre a todos los grupos que ha- cen un trabajo de educación bilingüe, par- ticularmente con el guaraní, para proponer

de común acuerdo estrategias, políticas, en defensa de esa identidad bilingüe. Con respecto a la educación bilingüe desa- rrollada en estos años de Reforma Educa- tiva, puedo decir que ha tenido muy poco andamiento, aunque se han propuesto es- trategias que serían en cierto modo pota- bles. Sin embargo, la falta de recursos hu- manos y de apoyo logístico por parte de las autoridades, la falta de recursos presupues- tarios, hizo que eso se fuera desmantelando gradualmente. Cuando empezó a aplicarse la reforma en la educación bilingüe, en el año 1994, muchísimos docentes rurales – que en el fondo son guaranihablantes y que se manejaban en la comunicación en el aula más en guaraní que en castellano para hacerse entender por los alumnos– se ple- garon con entusiasmo a la idea de trabajar en la educación bilingüe, pero se encontra- ron con que no tenían apoyo logístico, no tenían textos, los coordinadores que eran más o menos calificados no tenían recur- sos ni para desplazarse hasta las escuelas en donde estos docentes de educación bilingüe se desempeñaban. Entonces, se produjo un desgranamiento acelerado. De doscientas o más escuelas que al comienzo se habían in- corporado a la modalidad guaranihablan- tes actualmente casi no queda ninguna. Por ello, en el Bicentenario Nacional, habría que encarar esto como un compromiso, como un proyecto a futuro. Motivar a la gente joven. Así como se entusiasma con los partidos de la Albirroja, pensar que el gran partido que tiene que jugar es el de defender su espacio cultural.

*Coordinador de la Comisión Nacional de Bilingüismo, Premio Nacional de Literatura 2009. Colaborador de la Editorial Atlas

RESCATE

Los puebloshacen su historia

Habrá que debatir sobre diferencias e importancias que revierten el patrimonio material o el patrimonio inmaterial. Sin embargo, deberíamos poner toda la atención posible al patrimonio de mayor importancia, ora por su calidad expresiva, ora por su variedad y cantidad. El patrimonio oral, el patrimonio gestual. Sonidos de la tierra es una colección de un libro y cinco discos que incluye cantos y relatos, sobre todo, campesinos.

Guillermo Sequera

E l ser humano construye su historia, in-

merso en las intrincadas relaciones socia-

les. Hacen posible la producción de sus

mundos sonoros y de sus imaginerías. Y

las sociedades humanas intuyen también que no se trata sólo de entender el mundo, sino de transformarlo. Es el ser colectivo el que define al patrimonio y no el patrimonio al ser colectivo. La música como praxis colectiva se muestra como la resultante de largos procesos de esfuer- zos culturales. Cada sociedad tiene su propia lengua, la que a su vez, es soporte fónico y discursivo de sus expresiones vocales o instru- mentales, y que favorece a la cohabitación de

formas en el discurrir rítmico melódico. Por eso mismo si cada sociedad puede disponer de un sinnúmero de lenguajes musicales, de varios discursos sonoros, opuestos o superpuestos, es- tos lenguajes configuran la compleja trama de la diversidad cultural musical.

Una patria diversa La música es un arte plural, cuya manifestación ha contribuido notablemente a la definición de su dimensión social y sonora. La música en el Paraguay permitió la definición de una nación, precisar los contornos de una Patria diversa, de una Patria multifónica. Las sociedades paragua- yas en su conjunto, incluyendo a las sociedades precolombinas, fustigaron de la misma mane- ra a la elevación de músicas sin fronteras. La creatividad musical de nuestros pueblos logró la construcción de grandes patrias musicales

compartidas, logró socavar y expandir deseos profundos para confederar esos logros, a través de técnicas instrumentales, a través de formas musicales. Por ello, todo accionar a favor de nuestro uni- verso sonoro y el fortalecimiento del inconsciente colectivo musical permiten afirmar toda justifica- ción a la insurgencia de un verdadero y definitivo movimiento independentista del siglo XXI. Habrá que debatir sobre diferencias e importan- cias que revierten el patrimonio material o el pa- trimonio inmaterial. Sin embargo, deberíamos poner toda la atención posible al patrimonio de mayor importancia, ora por su calidad expresi- va, ora por su variedad y cantidad. El patrimo- nio oral, el patrimonio gestual. Estos patrimo- nios por demás son extremadamente sensibles y en muchos casos anticipan su pronta extinción. La salvaguarda de dicho patrimonio requiere de un compromiso decidido del Estado paraguayo. De la misma manera, las universidades naciona- les deberían comprometerse a sus instituciones y promover toda investigación y sistematización de colectas, a fin de establecer archivos que dig- nifiquen el reconocimiento públicos de los apor- tes creativos, de sabidurías, de conocimientos de nuestras culturas. El patrimonio inmaterial es el de Elucidiarium, como todo aquello que aclara, que dilucida, que desenmaraña, que desenreda y precisa. Las ur- gencias perentorias apuran a reinventar las insti- tuciones del saber colectivo. Por de pronto, hasta el presente nuestras instituciones no hacen sino

limitar y hasta secuestrar toda posibilidad

de valorar ese gran patrimonio colectivo del

realización de un viaje imaginario hacia el reconocimiento de su diversidad.

Paraguay.

2. “Niño Ára

Mi

labor —muy limitada por cierto—, tanto

3. “Veloriohápe

en

recursos como en logística, pero ya for-

4. “Ñandejara Pasión”

jada por muchos años de intensa cosecha,

patrimonial, y así, tratar de ayudar a su di-

5. “Purahéi Puku

quiso solamente cumplir con ese deseo: de- mostrar la existencia de una rica herencia

fusión y revalorización.

Estos discos (2 al 5) contienen, principal- mente, músicas y responsos, interpretados por corales populares campesinas y cuya

La

pertinencia del reconocimiento radica

práctica socializada fuera realizada para la

también en saber identificar aquello que todavía poseemos, o de saber lo que ayer perdimos. El porvenir paraguayo erige ne- cesariamente su propio destino en una la- bor consciente de rotura con hondura las múltiples aristas que instituyen su propio pasado y su propio presente.

liturgia popular emergente; primero de los talleres de música de las reducciones misio- neras, para luego el pueblo ensayar liberar- se de sus aspectos formales, recreada en sus ceremonias cantadas y enriquecidas por esas múltiples fuentes originarias. Nuestra elec- ción de presentar esta serie de expresiones

Músicas y responsos

de religiosidad popular se justifica, a nuestro parecer, por su transcendencia en las menta-

A

esta muestra, a la que denominamos So-

lidades colectivas musicales en el Paraguay.

nidos de la Pasión, incluye: un libro, cuyo contenido sugiere una explicación con el de- sarrollo de capítulos en cada CD; un “Acer-

Así mismo, deberíamos señalar aquel arrojo irreprochable de los pueblos guaraní en in- fundir una multiplicidad de expresiones en-

ca

de”, a modo de introducción y acompa-

troncadas con la fe abrahámica, nos induce a

ñados de fichas técnicas, y trascripción de

rememorar ese esfuerzo digno y a la altura de

textos de los cantos o de relatos traducidos

lo que Giordano Bruno (1548-1600) (quien

al

castellano. Por el otro lado, son cinco dis-

fuera acusado de pensador blasfemo, hereje y

cos

en formato digital (CD), donde fueron

llevado a la hoguera por la jerarquía religiosa

seleccionados por temas:

e inquisidora) hablaba del spiritus phantasti-

1. Kaleidoscopio: una selección de músi-

cus, del espíritu imaginario, en un infinito

cas

del Paraguay, acompañadas de relatos

movimiento de imaginar otros mundos. Ese

en

otra lengua, material que instigan a la

término se ajusta a ese mismo fervor del es-

píritu imaginario de los pueblos guaraní, ru- miado por varios siglos. Hasta arribar un or- denamiento de cosmovisión vocal y musical, única por su originalidad y por su factura. La particularidad y vehemencia histórica de dicha experiencia cultural, puede además ser considerada como una experiencia de nota- ble fe imaginativa; fe humanizada comparti- da e impulsada colectivamente como la pri- mera fase referencial a lo que más tarde sería el pensamiento de la llamada “Teología de la liberación”, animado por grandes filóso- fos sudamericanos. Esta teología liberadora viene de muy lejos, viene de esa vieja cantera humana en que indiecitos y pobladores des- calzos echaron a andar de los cimientos cul- turales emancipadores en todo su esplendor de autenticidad y rebeldía creativa.

cul- turales emancipadores en todo su esplendor de autenticidad y rebeldía creativa. Paraguay Bicentenario 1 9

PRoYECTo

Un Bicentenario

educativo

El Ministerio de Educación y Cultura encara una serie de actividades en el marco del Bicentenario de la Independencia del Paraguay, con énfasis en el rescate de valores patrios, para la formación de nuevos ciudadanos y ciudadanas, en el ámbito educativo y cultural. Desde esa institución realizan un análisis de la propuesta.

E n el año 2011, paraguayos y paragua- yas conmemoraremos el Bicentenario de nuestra emancipación patria. Este es el momento propicio para reflexionar a la

luz de los altos ideales de quienes animaron, en aquel 1811, a vivir en libertad, con los valores que hemos heredado y que dan continuidad histórica al país, para difundirlos y así dar a este país el prestigio en esta era de la posmo- dernidad, con sus exigencias, en un contexto de profunda identidad con la consecución de una patria más digna y en sintonía con los retos del siglo XXI. Constituye una circunstancia oportuna para

hacernos partícipes de una manera de concebir una nueva nación paraguaya, con los principios inherentes de una democracia sin exclusiones ni marginaciones, y proyectar el futuro de un Pa- raguay fortalecido y posicionado en sus valores que eleven el orgullo del ser nacional. Para esta ocasión se insta a toda la comuni- dad educativa, directores generales, superviso- res, docentes, a niños y niñas, adolescentes, en fin, a toda la ciudadanía, a participar de los diversos eventos para resignificar el sentido de la libertad y de la independencia como valores fundamentales en la construcción de una nueva conciencia nacional.

Ejes centrales de las actividades Clubes del Bicentenario Instalar los Clubes del Bicentenario en las ins- tituciones educativas de todo el territorio nacio-

nal, conformados por jóvenes del último año de la EEB y de la EM. Los clubes liderarán las actividades enmarcadas en el Proyecto Bicente- nario Educativo.

Safari educativo Más de un millón de niños investigarán acer- ca de la historia de su comunidad, para reca- bar datos históricos referentes a los sucesos de la Independencia de 1811. Una vez terminada la investigación, se intercambiarán las informa- ciones halladas con sus pares locales y departa- mentales, de manera a establecer redes a nivel nacional.

Contando la historia Viendo la historia de los doscientos años de vida independiente, es importante en este momento histórico, no solo poder analizar la “historia ofi- cial”, sino contar nuestra historia, “la verdadera historia”, la que fue protagonizada por los pue- blos de América Latina y ocultada por sectores de poder, aun hasta el día de hoy. Es la historia de matanzas y genocidios, historia de una larga alienación cultural y lingüística, como también la que fue urdida por miles de hombres y muje- res que lucharon por nuestra verdadera indepen- dencia a lo largo de estos doscientos años.

La Casona del Bicentenario Con La Casona del Bicentenario se pretende crear un espacio para difundir y comunicar al sector educativo y a la ciudadanía en general el

Programa del MEC para la conmemoración de uno de los acontecimientos más importantes de la historia patria, promoviendo la cultura para- guaya, la identidad nacional, nuestras lenguas, ñande reko, los valores democráticos y el orgullo de ser paraguayos y paraguayas.

Mega evento San Cosme y Damián Fecha: Agosto de 2010 Ensamble de 1200 instrumentos musicales Exhibición de artes visuales Mensaje: “Podemos pensar y sonar en sinfonía”

Mega evento Alto Paraná Lugar: Itaipú Fecha: Setiembre de 2010 15 000 bailarines danzarán a un mismo ritmo con diferentes atuendos y colores

Mensaje: “Si nos movemos juntos podemos ge- nerar grandes cosas”

Mega evento Amambay Fecha: 1 de marzo de 2011 Gran festival del compromiso —Paso Joven— en el altar de la Patria Parque Cerro Corá

Mega evento “Yvy Marãne’y Fecha: Mayo de 2011 Presencia de 200 000 jóvenes representantes de los Clubes del Bicentenario Mensaje: “Oñondivepa jaguerohory ñane ypykué- ra rekovekue”.

“Oñondivepa jaguerohory ñane ypykué- ra rekovekue”. El ministro de Educación dialogando con estudiantes en el

El ministro de Educación dialogando con estudiantes en el acto de lanzamiento del programa.

GENERACIÓN BICENTENARIo

Se lanzaEscuela de Liderazgo Juvenil

En el marco de los festejos de Conmemoración del Bicentenario de la República, se lanzó la Escuela de Liderazgo Juvenil “Formando líderes de la Generación Bicentenario”. El proyecto está organizado por Juventud Que se Mueve (JQM) con el apoyo de la Comisión Nacional Bicentenario, el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y la Secretaría Nacional de Cultura, con la cooperación académica del Centro para el Desarrollo de la Inteligencia (CDI) y Buscando la Vida.

el Desarrollo de la Inteligencia (CDI) y Buscando la Vida. E l programa está orientado a

E l programa está orientado a líderes estu- diantiles y de organizaciones juveniles de Asunción y Caacupé, de 15 a 18 años. El enfoque integral de este impulsará a los jó-

venes a ser protagonistas de la transformación social y el fortalecimiento de la democracia en Paraguay. El contenido y la metodología de la Escuela es- tuvieron a cargo de profesionales y referentes de los diversos temas desarrollados, como son: De- sarrollo personal, Conciencia histórica, Demo- cracia y desarrollo, “Emprendedorismo” social, entre otros. Las actividades se iniciaron con un campamento del 9 al 11 de abril. Asimismo, se lleva a cabo un foro y ocho talleres divididos en cuatro módu- los, los cuales comenzaron en el mes de abril y culminarán en septiembre. Una de las metas de la Escuela es la creación de proyectos comunitarios diseñados por los participantes, estos serán implementados como acción práctica del programa. Este proyecto es el primero de varios a realizarse en el décimo aniversario de JQM.

Dirigentes de JQM informando sobre el proyecto.

Formandolíderes

¿Cuál es el liderazgo que debemos construir para transformar la situación actual? ¿Cómo podemos fortalecer la demo- cracia? ¿Qué miradas necesitamos para evolucionar como país? La Escuela de Liderazgo pretende responder a estos cuestionamientos a través de ciclos de debate y talleres, con el apoyo de profesionales, historiadores, cientistas sociales y políticos, economistas y toda persona interesada en aportar al desarrollo de nuestro país.

L Escuela de Liderazgo Juvenil está dirigida

jóvenes líderes estudiantiles y líderes de grupos juveniles. Dentro de esta Escuela desarrollaremos un Programa de Lideraz-

go, con enfoque integral, que impulsará a los jóvenes a ser protagonistas de la transformación social y el fortalecimiento de la democracia en Paraguay. El lema de este programa será “For- mando líderes de la Generación Bicentenario”, ya que tendrá un enfoque especial en la con- memoración del Bicentenario de la República

(1811-2011).

El aporte fundamental de esta Escuela será el sur- gimiento de nuevos tipos de liderazgo al servicio

del país. Dentro de tantos liderazgos negativos que ofrece el medio, la Escuela plantea otra alternativa:

descubrir una vocación al servicio de la sociedad, un liderazgo en pos de la sociedad. El programa tendrá un enfoque integral, que abarcará los siguientes ejes: 1) Desarrollo per- sonal, 2) Democracia y Desarrollo sustentable, 3) Emprendedorismo social y 4) Conciencia histórica. Estos ejes no deben ser vistos como módulos separados, sino que se integrarán en el proceso de formación, aportando elementos

y herramientas fundamentales para el desarro-

llo de los jóvenes, como motor de cambio en Paraguay. Este programa está dirigido a 40 jóvenes de la zona metropolitana de Asunción y 40 jóvenes de la ciudad de Caacupé, que tengan entre 15 y

18 años de edad, de colegios públicos, privados

y organizaciones juveniles.

a

a

Un país joven En un país donde el 62,6% de la población tie- ne menos de 30 años de edad (DGEEC, 2006), es urgente impulsar y apoyar iniciativas de em- prendimiento juvenil. Las cifras de la realidad son alarmantes en lo que se refiere a exclusión juvenil en Paraguay, sin embargo, la juventud participa, se organiza y es aquí donde debemos encontrar una veta de esperanza ante la exclu- sión social. En Paraguay, asistimos a una realidad difusa y compleja acompañada de una fuerte crisis de liderazgo en varios niveles, donde la mayoría de la población se encuentra en un estado de in- certidumbre. Y lo más preocupante: son pocos los espacios de análisis, reflexión y discusión sobre los problemas reales de nuestro país, y la construcción de un proyecto-país. La Escuela de Liderazgo pretende responder a cuestionamientos a través de ciclos de debate y talleres, con el apoyo de profesionales, histo- riadores, cientistas sociales y políticos, econo- mistas y toda persona interesada en aportar al desarrollo de nuestro país. Este proyecto quiere enfocarse en problemá- ticas instaladas en nuestra historia, cultura y educación: la falta de pensamiento crítico y de líderes capaces de impulsar el desarrollo de nuestro país.

de pensamiento crítico y de líderes capaces de impulsar el desarrollo de nuestro país. Paraguay Bicentenario

EDUCACIÓN

Debatesdel Bicentenario

Se realizaron durante este año varios paneles en el marco de los “Debates del Bicentenario”. Uno de ellos fue el “Debate historiográfico sobre el periodo independentista”, realizado en el Colegio San Ignacio de Loyola. Fue el tercer panel del ciclo cuyo objetivo es hacer un análisis de nuestra historia para reflexionar sobre los diferentes conceptos que hacen a nuestra nación. Los historiadores fueron los panelistas Guido Rodríguez Alcalá y Luis Verón, miembros de la Comisión Nacional, quienes disertaron sobre el tema.

de la Comisión Nacional, quienes disertaron sobre el tema. Revolución de Mayo Por otro lado, se

Revolución de Mayo Por otro lado, se realizó un panel sobre la Revo- lución de Mayo, bajo el título de “Análisis socio- lógico, lingüístico e histórico de la Revolución de Mayo”. Dicho debate tuvo lugar el jueves 20 de mayo en el salón auditorio de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asun- ción. En la ocasión Ramiro Domínguez expuso sobre el “Estado de la sociedad actual”; “Origen y vigencia del guaraní en la historia del Para- guay” el título de la exposición de Carlos Villa- gra Marsal; y por último, María Graciela Monte Domecq de López Moreira habló sobre “Aspec- tos históricos de la Independencia”. El profesor Ricardo Pavetti moderó el panel.

Mujeres Finalmente, la Secretaría Nacional de la Mujer apoyó la realización del panel “Anónimo era una mujer”, en el Salón Auditorio Amba’y de la Universidad Uninorte. El objetivo del debate fue visibilizar el rol de las mujeres de la época de la independencia, para lo cual se expusieron los temas “Invisibilización de la mujer como estrategia de discriminación”, a cargo de Lourdes Espínola; y “Las contradiccio- nes en torno a la historia de género”, con Ana Barreto. En la ocasión, la soprano Marisol Soto, acompañada por el Coro de Uninorte, hizo una breve presentación.

Vista de uno de los eventos con estudiantes.

IDENTIDAD

Independenciay lengua

Si los paraguayos y paraguayas de los días de la Independencia tenían el guaraní como lengua propia y casi única en sus pueblos, en la casa y en la calle, ¿por qué toda la documentación oficial de la época está en castellano? Somos lo que hablamos. ¿En qué lengua se tomó conciencia de la independencia en el Paraguay?

L a independencia del Paraguay cuyo comienzo fi- jamos tradicionalmente en la noche del 14 al 15 de mayo de 1811, no se hizo en un día. En esa fecha se abrió más bien un proceso que a decir

verdad se completó en 1842, cuando, ya en tiempos de

Carlos Antonio López se resuelve que la República del Paraguay es de hecho y de derecho una nación libre e independiente y se da una Constitución en 1844.

A juzgar por la documentación conservada, la única

lengua usada en el proceso de independencia fue el cas- tellano. En ella están las actas y resoluciones, que dan cuenta de ella, de hecho, los conceptos políticos y ar- gumentaciones son expresados en un castellano clásico y profesional, bien dominado y empleado con propie-

dad. Por eso mismo siempre me intrigó saber en qué lengua o lenguas se vivió realmente el proceso y cómo fue seguido en la vida ordinaria durante tantos años. ¿Era la independencia un movimiento exclusivo de criollos ya castellanizados, separado del pueblo que por lo común usaba el guaraní? ¿Desconocían la mayoría de los líderes de mayo y otros significados políticos de la primera mitad de siglo XIX la len- gua guaraní? ¿No provenían, sin embargo, algunos de ellos del “interior” del país, como Fulgencio Ye- gros, de Quyquyhó, Vicente I. Iturbe de San Pedro de Ycuamandyyú, Mauricio José Troche de Curuguaty, Francisco Javier Bogarín, de Carapeguá, Fernando de

la Mora, de Tapuá (Limpio), donde el guaraní era la

lengua común? ¿Sería que la independencia, frente a España, se ha- cía reafirmando paradójicamente la primacía de la lengua castellana de España? La extraña y desconcertante paradoja se aclara en

gran parte con una observación del padre jesuita José Cardiel, en 1758, cuando dice que los paragua- yos, aun de las ciudades, “nunca escriben cosa algu- na en la lengua del indio, aun los que saben escribir, como ni nunca rezan en ella, sino en castellano”. En otros términos, el guaraní no era lengua “ofi- cial” en el Paraguay criollo.

Documentos y proclamas Sin embargo, hay otra realidad. En los pueblos gua-

raní jesuíticos y en los de los franciscanos, que re- presentaban el contingente mayor de población de

la Provincia del Paraguay, la lengua usada al escribir

era el guaraní. Los documentos producidos en esos pueblos, que se conservan todavía hoy en los Ar-

chivos de Buenos Aires, de Simancas y Madrid, de

Londres y de Asunción atestiguan que el guaraní es

la lengua escrita ordinariamente para dar cuenta de

lo decidido en los Cabildos, para comunicarse con los gobernadores y entre ellos mismos. Del período inmediatamente anterior a la independencia, es de- cir, desde 1759 y hasta 1813 hemos recogido 49 do-

cumentos, todos ellos en guaraní y de carácter civil

y político. Era, pues, en los pueblos lengua oficial.

A esos hay que añadir las 9 proclamas, en guaraní y

castellano, que el general Belgrano envió a autorida- des y pueblo paraguayo en 1810, con la convicción

de que no había otra lengua más apropiada para ha- blar con el pueblo paraguayo. La historia del Paraguay no se puede hacer dejando de lado el guaraní, aunque nuestros historiadores han persistido en ignorarlo.

*Antropólogo. Miembro del Comité de Asesores de la CNB

Bartomeu Melià, s.j.*

Miembro del Comité de Asesores de la CNB Bartomeu Melià, s.j.* Mercado Guasú, 1900. Paraguay Bicentenario

Mercado Guasú, 1900.

DoSSIER

Apuntes

sobre el encuentro de poetas

Poetas provenientes de diez países de tres continentes, entre los que se contó con una obvia mayoría paraguaya, hicieron parte del evento organizado en marzo pasado por la Comisión Nacional del Bicentenario. Una de las responsables, por parte del PEN Club del Paraguay, evalúa brevemente la participación y el nivel del encuentro, en donde se destaca el carácter pluricultural del cónclave y la juventud de muchos de los participantes.

Emi Kasamatsu*

Inauguración del Encuentro por el Excelen- tísimo Presidente del Congreso de la Nación Dr. Miguel Carrizosa Galiano.

C on la participación de numerosos escri- tores internacionales y calificados expo- nentes del mundo literario paraguayo se realizó el Encuentro Internacional de

Poetas, con el lema: “La poesía como espacio de libertad”, que fuera organizado por la Co- misión Nacional del Bicentenario de la Inde- pendencia del Paraguay, apoyado por el Minis- terio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Educación y Cultura, la Secretaría Nacional de Cultura y el Centro Cultural de la República El Cabildo. Para este acontecimiento habíamos venido trabajando en colaboración estrecha con la escritora Renée Ferrer y dirigentes de gremios

de escritores paraguayos como el PEN Club del Paraguay, la Sociedad de Escritores del Paraguay y Escritoras Paraguayas Asociadas.

Escritores del Paraguay y Escritoras Paraguayas Asociadas. 26 2 6 Paraguay Bicentenario Paraguay Bicentenario

26 26

Paraguay Bicentenario

Paraguay Bicentenario

Destacada participación internacional El logro de la participación de escritores de diez países y se debió al apoyo de las embajadas de sus respectivos países acreditadas al Gobierno del Paraguay. Fue un verdadero encuentro de amistad e integración étnica con una simbiosis cultural en el que se manifestaba el fluir inspi- rador, traducido en arte de las palabras de las diferentes lenguas de las regiones de América, Europa y Asia. La serie de paneles se desarrolló dentro de un clima de cordialidad y de interés general, en el que la poesía como protagonista principal ha reunido a autoridades nacionales, diplo- máticas, escritores y alumnos de las institu- ciones educativas que siguieron atentamente el desenvolvimiento de los temas. Las variadas exposiciones de los poetas han incentivado

a promover aún más las creaciones literarias,

la apreciación en el aspecto pluricultural y ha motivado el surgimiento de nuevas gene- raciones de jóvenes escritores que buscarán, sin duda, la utopía de un mundo mejor, un mundo de sueños en el que la creatividad y la libertad de expresión ayuden al acercamiento

y comprensión entre los pueblos y mejorar la calidad humana.

A todos los participantes y colaboradores de este

encuentro, nuestro profundo reconocimiento y que la poesía sea el alma que mueva el mundo.

* Presidenta del PEN Club del Paraguay.

Convocatoriainternacional

Con amplia convocatoria se realizó el encuentro de poetas nacionales e internacionales durante los tres días programa- dos en el marzo pasado culminando con la actuación teatral de los actores Silvio Rodas y Luz Saldívar, quienes drama- tizaron textos de poesías.

L os poetas que estuvieron en el encuentro repre- sentando a sus respectivos países son: Indram Amirthanayagam (EE. UU.), Edilene Dias Ma- tos, Antonio Carlos Barreto y Marcos Hau-

rélio (Brasil), Hernán Bravo Varela (México), Ro- berto Francisco Manzano Díaz (Cuba), Enrique Hernandez D´Jesús (Venezuela), Oliver Barbarant (Francia), Jiao Tong (China-Taiwán), Carlos Bran- dy y Eduardo Curbelo (Uruguay), Elizabeth Ber- gallo (Argentina). Por nuestro país estuvieron Osvaldo González Real, Miguel Ángel Fernández, Carlos Villagra Marsal, Susy Delgado, Blas Brítez, Lourdes Espí- nola, Lisandro Cardozo, Félix de Guarania, Emi-

lio Pérez Chávez, Rubén Bareiro Saguier, Esther González Palacios, Ramiro Domínguez, Víctor Casartelli, Miguel Ángel Meza, Catalo Bogado, Gladys Carmagnola, Emi Kasamatsu, Feliciano Acosta, Mónica Laneri, Renée Ferrer, Dirma Par- do de Carugati, Mario Casartelli, Margot Ayala de Machelagnoli, María Eugenia Ayala, Modesto Escobar Aquino, Ricardo de la Vega, Augusto Ca- sola, Francisco Pérez Maricevich, Maribel Barre- to, Eulo García, Raquel Chávez, Victorio Suárez, Nila López, Delfina Acosta, Gregorio Gómez, Ramón Silva, Irina Rafols, Jorge Monstesino, Milia Gayoso, Maybel Lebrón, Cristino Bogado, Douglas Diegues, María Eugenia Garay, Victoria Figueredo, Efraín Enríquez Gamón, Leticia Yam- bay, Chiquita Barreto y Brígido Bogado. Los moderadores fueron Antonio Pecci, Luly Co- das, Margarita Morselli y Ticio Escobar. La coor- dinación estuvo a cargo de Renée Ferrer.

Escobar. La coor- dinación estuvo a cargo de Renée Ferrer. Representación teatral a cargo de Silvio

Representación teatral a cargo de Silvio Rodas y Luz Saldívar.

Paraguay Bicentenario

Paraguay Bicentenario

27 27

La poesíaen un mundo desgarrado

Ira, dolor y esperanza, he ahí las marcas de sangre de esta poesía viva, que subsume la ternura y la pasión amorosa, el ansia de totalidad del espíritu humano, poesía de incandescencia existencial y social. Eso es lo que resalta el autor de esta nota sobre la poesía social que alienta la literatura paraguaya.

L a poesía, ¿es un divertimento, una efusión sentimental, un testimonio, una denuncia, un acto de protesta, un discurso mágico, mítico, ideológico,

filosófico? ¿Sirve la poesía para algo? ¿Qué entendemos por poesía? ¿De qué poesía es- tamos hablando? No hay, seguramente, una respuesta uní- voca y absoluta a estas interrogantes. Cada uno de nosotros, en algún momento, se habrá hecho preguntas semejantes y, pro- bablemente, pocos habrán tenido certezas respecto a ellas.

Divertimento y compromiso En un extremo sitúo lo que llamo diverti- mento. Soslayo a propósito el término jue- go, la actividad lúdica, que una respetable

corriente teórica considera consustancial al arte, a la poesía. Hablo de la poesía como entretenimiento, que tiene larga tradición, pues a lo largo de la historia se ha dado también el hecho poético como actividad sometida y servicial: recordemos al poeta cortesano, a Horacio o Virgilio; recordemos

al juglar-saltimbanqui que en plazas y atrios

entretenía al pueblo en la baja Edad Media

o al trovador que vivía de las dádivas de su

señor y rendía sus versos al pie de las damas

feudales. La figura del versificador adulón, que canta loas al poder y al poderoso, es bien conocida entre nosotros. Esa clase de poesía todavía tiene muchos practicantes en nuestras circunstancias. En el otro extremo, la poesía comprometida, que no tiene buena prensa y es mal vista en

comprometida, que no tiene buena prensa y es mal vista en Mesa de panelistas. 2 8

Mesa de panelistas.

2828 ParaguayParaguay BicentenarioBicentenario

Miguel Ángel Fernández *

los círculos de cultura distantes de las mi- serias del arroyo —como decían los moder- nistas de antaño—. Cierto es que muchos, demasiados malos versos se han perpetrado a favor de las causas populares, y ello ha des- favorecido ante la crítica erudita a este tipo de poesía. Volveré sobre el punto. Otras dimensiones han llamado la atención de los estudiosos del hecho poético. Ya las he menciona- do. Por ejemplo, recordemos al chamán nativo que convoca a los espíritus con palabras de poderosa resonancia, los ñe’ë porä, las palabras hermosas… El indígena guaraní, en efecto, asume sin esfuerzo la dimensión poética en el ñe’ë porä, porque en su pensamiento mítico raigal el lenguaje humano hace parte de la divinidad creadora: “El verdadero Padre Ñamandu, el primero, / de una porción de su propia divinidad, / de la sabiduría contenida en su propia divinidad, / y en virtud de su sabiduría creadora, / hizo que se engendrasen llamas y tenue neblina. / Habiéndose erguido / de la sabiduría contenida en su propia divinidad, / y en virtud de su sabiduría creadora, / creó nuestro Padre el fundamento del lenguaje humano / e hizo que formara parte de su propia divinidad”. La resonancia metafísica, ontológica, de los grandes mitos cosmogónicos de la humanidad se proyectan sobre toda la historia de la poesía. No olvidemos a Parménides de Elea y Heráclito de Éfeso; a Lucrecio en su De rerum natura, a Dante, a T. S. Eliot… Esa poesía, aunque infre- cuente hoy, también está viva.

*Poeta y docente.

De la oratura

a la literatura

El guaraní, idioma del Paraguay, del Mercosur, está llamado a cumplir un papel de extraordinaria importancia en la vida de los pueblos del UNIVERSo GUARANí. Es un patrimonio cultural de la humanidad y su aporte a la historia humana puede ser inestimable.

Félix de Guarania*

D espués de la conquista española de los territorios del ámbito guaraní, la escritura guaraní nace bajo el impulso de la intensificación de

rir un estatus de prestigio, aún en el mun- do colonial, que conservará por mucho tiempo”. Con el mestizaje, el guaraní pasó a ser la lengua mayoritaria de la sociedad colonial

la conquista espiritual, que hizo necesa- rio contar con material escrito en guaraní

jesuitas, adoptaron como la lengua de la ca-

y

así continuó siéndolo hasta las postrime-

para unificar la predicación cristiana. Así fue como los españoles, especialmente los

tequización la lengua nativa. Cuando llegó

rías de la época independiente y después de ella. Durante la época franciana (de Gas- par R. de Francia) se cantaba en los actos oficiales un Himno Patriótico en Guaraní

el

momento en que sintieron la necesidad

y

el dictador no desdeñaba hablar y car-

de

producir textos religiosos en guaraní, los

tearse con sus subordinados del interior

catequizadores inventaron la escritura sobre

(corregidores, etc.) y con los indígenas en

la

base del alfabeto castellano, con él procu-

esa lengua.

raron graficar lo mejor posible los sonidos de la lengua indígena. El guaraní fue en- trando poco a poco en la escritura, como lo señala el padre Bartomeu Melià en su obra La Lengua Guaraní del Paraguay.

Una lengua literaria La Guerra del 65-70 con su Congreso Gua- raní de Paso Puku (1867) y las publica- ciones de ese tiempo (Cabichu’i, Cacique

A

lo largo de la Colonia aparecen impre-

Lambaré y otros) marcan un nuevo hito

sos muchos textos en lengua guaraní en las imprentas jesuíticas. El primero tal vez sea, como se afirma el Catecismo, de fray Luis de Bolaños. Fueron apareciendo sucesiva- mente grandes obras: El gran arte y teso- ro de la lengua guaraní, de Antonio Ruiz

en ese camino. Las primeras décadas del 900 abren la trocha ancha de la escritura guaraní. El enano, a partir de 1902; el Oca- ra poty y el Ñande ypykuéra de Narciso R. Colmán (Rosicrán); los maravillosos poemas de Marcelino Machuca Martínez

de Montoya; Explicación del catecismo en

y

obras de teatro como los de Félix Fernán-

lengua guaraní, de Nicolás Yapuguay. Meliá señala que los Sermones y ejemplos son la última de las grandes obras en guaraní que tuvieron a un escritor indígena como autor.

dez y Héctor L. Barrios, pasaban de mano en mano y eran leídos con delicia. Se alar- ga hasta nuestros días el periodo florecien- te de la literatura guaraní con Emiliano R.

“Mediante el recurso de la escritura, —dice Melià— la lengua guaraní empieza a adqui-

Fernández, Darío Gómez Serrato, Carlos Miguel Jiménez, Julio Correa, Hérib Cam-

pos Cervera, Manuel Ortiz Guerrero, Pedro Encina Ramos, Carlos Martínez Gamba que han ayudado efectivamente a sacar al guaraní, definitivamente, de la oralidad. Hoy por hoy se puede encontrar en cual- quier librería del país, en muchísimas bi- bliotecas y en simples hogares, centenares de obras en guaraní, leídas sin ninguna dificultad por millares de personas, es- critas con una gráfica sencilla, moderna. Por otra parte, el guaraní como su oficia- lización y su implementación en la en- señanza pública, con la vigencia literaria de escritores y poetas de la talla de Darío Gómez Serrato, de Carlos Martínez Gam- ba y una legión de jóvenes profesores, con obras como las de Antonio Guasch, Valentín Ayala, Mariano Celso Pedroso y muchos otros, no podemos sino aceptar el hecho de que el guaraní ya no es una lengua de simple comunicación familiar. El guaraní es una lengua literaria, el úni- co idioma indígena que permanece in- cólume a los embates del tiempo y otros factores.

ParaguayParaguay BicentenarioBicentenario

*Poeta.

2929

¿Crees en la poesía?

¿Crees en la poesía disfrazada de luz, de primavera, flores sin espinas que desde un pedestal –mármol o lodo– nos recrimina?

No contestes aún, hermano. Escúchame:

Yo creo en la poesía que al mostrarnos la luz, con ella nos envuelve e ilumina; la que de los crepúsculos y sombras jamás se olvida;

la que en flores y aromas nos embriaga,

y nos pincha.

Creo

en el supremo don de la poesía que nace sin amarras y sin ídolos; que llama a nuestra puerta como una leal

amiga,

que entra en nuestro hogar, se sienta a nuestro lado en cualquier silla

a compartir el pan

que nos legó el afán de cada día

si queda aún; si no,

se hace pan ella misma.

Creo

en esa poesía que vive con nosotros y dialoga con palabras excelsas o sencillas:

poesía que consuela,

poesía que alimenta y acaricia, poesía que sacude y acompaña en la desesperanza o la alegría.

Creo por sobre todo en la palabra que guarda entre sus sílabas lo que no por razones idiomáticas obligatoriamente se mutila.

Sí. Creo desde hace tiempo en la entrelínea –la que para nosotros, de la muerte arranca, y nos lo entrega, un retazo de vida–.

Ahora que me entiendes puedo oírte:

Hermano: ¿Crees en la poesía?

Gladys Carmagnola

3030 ParaguayParaguay BicentenarioBicentenario

El año de la huelga

Quien cruza economía con política

y espera el nacimiento de un híbrido,

espera en vano, no hay economía política, hay una lenta, polvorienta escalera para subir al cielo patronal

y resbalar en un peldaño.

En octubre, la huelga. La gente se juntaba, mirándose, reconociendo como propias unas palabras dichas por un compañero. Recuerdo ahora la dispersión, un brazo roto, una cabeza herida, gritos, el patio y los portones de la huida. Al mes, todo el mundo en línea.

Un día se llegó a cantar una marcha patriótica, otro día se cobró el aguinaldo con mil quinientos gramos de pan dulce

y una linda botella de algo.

Comenzaba la dictadura del idilio laboral. Era la variante capitalista, pero criolla, del realismo socialista.

Ese tiempo tuvo su materia prima. Ese tiempo fue carozo de coco, cáscara, suciedad de coco, fue almendra del mismo fruto, fue estruendo de millones de almendras en proceso, fue finalmente aceite de coco vía prensa.

Y ni hablar del dinero.

Diezmo del sudor, aquel dinero

sólo venía gracias al acopio de cocos calurosamente amontonados en conos, en colinas, en pirámides,

a lo largo y también a lo ancho de tanto pasto circundante.

La fábrica era campo degradado

y, a su manera, gris aldea.

Gris, un capataz incapaz. En el mismo tono de gris, un peón aquejado de ciática

y las sienes de un camionero.

Grises, los directores y los pulóveres, los ingenieros y los galpones, los técnicos aparentemente superiores. Se hablaba castellano con un poco de guaraní. Se hablaba guaraní con un poco de castellano. Se comentaba un partido de fútbol. Se deseaba en silencio a la mujer del prójimo. Cuando llegaba el sábado, se bebía cerveza. La huelga iba quedando lejos, casi nadie la recordaba.

Jacobo Rauskin

Canción de las manos que emigran

Qué tienen estas manos; dejan su adiós en todo lo que tocan; al agua que se escurre entre los dedos,

adiós al viento y a la pálida ronda de las horas. Al aleteo de las manos tibias

y en las manos yertas.

Me iré! Me iré, pero quién sabe adónde. Vuelves tú, noche? Acaso vuelves tú,

o eres esqueleto de los días,

sólo un abismo apenas? Cuando todo se acabe estarás tú, desnuda y sola. Pero, y el ansia, adónde?

Volverás, si, lo sé; lo tengo aquí en el pecho:

su corola de luz abrirá el día nuevamente en la noche. Cómo será, no sé, más lo atestigua la palabra que viene de los astros

y de los ojos ciegos.

Todo palpita en expectante anhelo:

el alma, el cielo,

y

te buscan las manos

y

te siguen los pájaros.

La palabra que brota desde el pecho extenuado

y

los pámpanos verdes

y

los frutos del árbol.

Luz dadora de vida, volverás,

si, tal vez cuando la noche haya puesto su sombra en mis pupilas.

Y otras manos saldrán a recibirte

con presuroso vuelo brincará la campana

sacudiendo el rocío de las flores tempranas

y quién dice, si al hueco

de mis manos atadas por el sueño

no alcanzará la gloria de tu albor mañanero,

y abrirán nuevas alas

mis anhelos vencidos, hasta hallar otra luz y otro destino.

Ramiro Domínguez

Tesarái mboyve / Antes del olvido

Mandu’a

Sólo quiero de tus manos

Mandu’a ojehi

una pequeña limosna:

pyhare ojajáiva

un poco de agua

nde resápe,

para asperjar mi alma,

che resápe

para despejar

omimbi.

el calor, el hambre, la fatiga. Bajo tus frescos aleros déjame reposar un momento,

Mombyry che ñe’ä oveve.

aligerando el peso para el camino que aún resta.

Mandu’a rata

Si es que ya se acabó

sununu cherapy.

tu mandioca cocinada y sin embargo queda todavía

Tuicha, tuichave

una sonrisa en tu rostro,

mandu’a.

es bastante para mí. Sólo pequeña limosna para qué desear más…

Recuerdo

Chéko aipota michimínte pógui Tupamba’e. Nde ymi che py’a ahypyimi hãguã ajerami hãguã

Hormiguea el recuerdo. la noche que brilla en tus ojos, resplandece en mis ojos.

mbyry’ái, ñembyahiva Nde rogaguy ro’sáme taguapymi sapy’a,

Lejos mi alma vuela.

tamyesakã ipohiva che raperã gueteri. Oiméma rire opáma

La llama ardiente del recuerdo me quema.

ne mandi’o mimoimi, ha oiméramo hemby nde pukavy petei, Iporama ko chéve guãrã héko aipota michimínte nde pógui Tupamba’e. Ma’erã piko che aipotavéta

Crece, se agiganta el recuerdo.

Susy Delgado

Poeta

Al comienzo quiero escribir un discurso Al final se disfraza como carta de amor Sincera pero indirecta Como viento astuto Pasa a través de la ventana abierta Murmurando en sueños

El sueño es una fiesta de disfraces La sombra de la máscara Los pasos de acertijo Quiero soplar el horno Cuando sale de los labios se convierte en canciones Los suspiros de amantes

Ya es como una carta de amor Los cuentos que inician Expone las pistas como magia Diciendo tonterías Tartamudeando las excusas Para obtener alivio de las intenciones

Jiao Tong

La secta de los Fu manchú clandé

(Fragmento)

Feliciano Acosta

La secta de los fumadores clandé de tabaco transgénico suele instilar histo- rias del ysypo-paraguay La secta de los fumadores clandé fuma más allá de la inversión subversión reversión deconstrucción mitologemas cristiano-europeos, mero humo para sus pipas de pezuña de jurumi sus volutas alcanzan la cerrazón lacrimosa de la tatatiná auroral purga sacrificial propiciatoria humo-lustral de la fecundación del avatiju cosecha pri- maveral antropofagia esa triada mongoloide-melanesio-ava triángulo natural geometrizado en las tinajas de kaguy o ur- nas funerarias:

posición vertical de la muerte preparada más para el des- pegue que para el descanso

Cristino Bogado

ParaguayParaguay BicentenarioBicentenario

3131

La poesíay la diversidad cultural

Bajo el lema “La poesía como espacio de libertad”, la Comisión del Bicentenario organizó este Encuentro Internacional de Poetas en homenaje a los doscientos años de emancipación americana, inaugurando con esta convocatoria la aper- tura de los festejos del año 2011.

Por Renée Ferrer*

aper- tura de los festejos del año 2011. Por Renée Ferrer* 3 2 3 2 ParaguayParaguay

3232 ParaguayParaguay BicentenarioBicentenario

M uchos son los actos conmemorativos

previstos en ocasión de la recorda-

ción de los doscientos años de inde-

pendencia de los países latinoameri-

canos, efeméride desde la cual nuestros pueblos han comenzado a caminar solos en el derrotero de la historia, desarrollando sus peculiaridades, su idiosincrasia y riqueza cultural, compartien- do, a la vez, los rasgos comunes que aúnan el alma americana. Los países de América Latina conmemoran en estos años dos centurias de vida en el camino de la libertad, enfrentando el desafío de dar sus propios pasos hacia el reconocimiento y la afirmación de sus identidades. Como todo na- cimiento, el advenimiento de la Independencia de América congrega a nuestros pueblos, y a otros del orbe entero, en torno a este onomásti- co que ha cambiado la faz del mundo moderno. El objetivo de esta iniciativa fue reunir a poetas nacionales y extranjeros para reflexionar sobre la libertad en la creación poética y su proyec- ción en la vida del individuo y de la historia, y, a la vez, presentar una muestra de la obra poética de cada uno, destacando el valor de la palabra como móvil y vehículo de fraternidad entre los pueblos de todas las latitudes y varia- das lenguas.

Ética y estética Durante el 2 y 3 de marzo pasados poetas de todo el mundo se dieron cita en Asunción del Paraguay, con el fin de compartir su poe-

sía, sus sueños, sus conceptos éticos y estéti- cos, en sesiones de lectura y reflexión sobre las vivencias personales en cuanto al proceso creativo y a la temática de su poesía, amén de

la importancia de la libertad como pilar indis-

pensable de la creación y del desenvolvimiento del individuo como ser autónomo y dueño de su destino. Si el individuo es libre, los pueblos serán libres y el mundo, alguna vez, llegará a conquistar la verdadera libertad. Desde un primer momento se convino en que este Encuentro Internacional de Poetas consti- tuyera un foro en el cual se contemple la diver- sidad cultural y la participación de poetas de diferentes lenguas y culturas, demostrando de

esta manera la universalidad de la poesía, no obstante las disparidades idiomáticas o geo- gráficas. Este perfil del Encuentro, que nos

aúna en la palabra poética, realzando el valor de nuestras diferencias, constituye un símbolo de un anhelo mucho mayor que nos abarca

a todos: el deseo de vivir en libertad, priori-

zando la hermandad y el respeto a la variedad enriquecedora que presenta el ser humano en las diferentes coordenadas del planeta.

*Escritora.

oPINIÓN

14 de mayo:

significación y desafío

¿Qué pudiera esperar la patria de la ciudadanía joven de hoy? En primer término entender la situación actual de la Repú- blica, como los próceres comprendieron el momento histórico y la demanda colectiva de la nación. Para el autor de esta nota, el conocimiento es un patrimonio colectivo y a partir de allí se genera un cambio social.

Víctor-jacinto Flecha*

H ace 200 años unos entusiastas jóvenes pa- raguayos interpretaron el sentimiento de hombres y mujeres de la nación y se pu- sieron al frente de un proceso que cam-

bió la realidad del país. El Paraguay, antes de este acontecimiento, estaba bajo el yugo de España, con una dependencia política, económica, social

y cultural de esa potencia extranjera, cuya do-

minación solo privilegiaba a los españoles y no permitía a los paraguayos ni siquiera el derecho de ocupar cargos públicos, pero sí la obligación de producir y de prestar servicio militar obliga- torio y gratuito para la defensa de la Provincia del Paraguay de las invasiones portuguesas y de

las acechanzas de selvícolas chaqueños, debien- do abandonar sus chacras por meses, perdiéndo-

se sus cultivos.

Rememorando esta situación, en el discurso

inaugural del Primer Congreso después del 14 de mayo, el Dr. Rodríguez de Francia decía: “Los males y padecimientos de nuestra provincia han sido tan graves y tan notorios (…) Hasta aquí hemos vivido humillados, abatidos, degradados

y hechos el objeto del desprecio por el orgullo y

despotismo de los que nos mandaban…”. “Al fin han pasado esos desgraciados tiempos de opresión y tiranía. La oscuridad en que ya- cíamos ha desaparecido y una brillante aurora empieza a descubrirse sobre nuestro horizonte. La Provincia del Paraguay, volviendo del letargo de la esclavitud, ha reconocido y recobrado sus derechos y se halla hoy en plena libertad para

cuidar y disponer de sí misma y de su propia felicidad. Este ha sido y no otro el objeto de nuestras tropas patrióticas y de los generosos vecinos que tomaron parte en la dicha revolu- ción del día catorce de mayo, día grande, día memorable y que hará la más señalada época en los fastos de nuestra provincia”.

Entender la realidad La lectura de los acontecimientos históricos, aun cuando los eventos sean los mismos, cambia de acuerdo a las interrogantes que hace el presente. Es decir, que si bien el presente es producto o resultado de un proceso proveniente del pasado, el presente de alguna forma construye el pasado desde sus necesidades de respuestas para conti- nuar siendo en el futuro. Las sociedades necesitan, en cada etapa histórica, de una imaginaria ideológica y de una visión de mundo, de lo contrario no hay cambio. Para eso hay que socializar el conocimiento, habría que tener la capacidad de interrogarse, de formular preguntas fecundas, que sean los andamiajes de nuevos saberes. El conocimiento no sólo es in- dividual, sino se potencializa en lo colectivo, en el compartir, en la riqueza de las discusiones y el diálogo. Tenemos que construir nuevos valo- res para crear la nueva patria, unirnos todos, sin ninguna distinción política, económica, social, cultural y de género para generar un nuevo país donde quepamos con derecho propio.

* Miembro del Comité de Asesores de la Comisión Nacional del Bicentenario.

FESTEJoS

Paraguayen el Bicentenario argentino

Paraguay se hizo presente en los festejos conmemorativos de los 200 años de la Revolución de Mayo de Argentina a través de un stand que albergó diversos elementos representantivos de nuestra cultura, así como de una delegación artística. También se hizo presente en la Feria del Libro de Buenos Aires.

Vista de uno de los multitudinarios recitales en la capital Argentina.

D urante los festejos argentinos del 25 de

mayo de este año nuestro país se adhirió al

Bicentenario del hermano país a través de

un amplio stand que permaneció abierto al

público en lugar privilegiado sobre la avenida 9 de julio. Allí se recibieron cientos de visitantes intere- sados en conocer más sobre la realidad actual, la historia y los proyectos de conmemoración del 14 y 15 de mayo del 2011. El stand paraguayo fue producto de un traba- jo estrecho entre la Dirección de Relaciones Culturales de la Cancillería, la Secretaría Ejecutiva del Bicentenario y la cooperación de la Secretaría Nacional de Cultura. Los en-

tes binacionales Itaipú y Yacyretá hicieron

Los en- tes binacionales Itaipú y Yacyretá hicieron posible el financiamiento de esta presencia en la

posible el financiamiento de esta presencia en la capital del vecino país. María Con- cepción Marucy Domínguez y Margarita Morselli fueron responsables de la aten- ción de dicho stand durante los días de la gran muestra instalada en pleno corazón de Buenos Aires. Cientos de compatriotas que pasaron por el sitio adornado con sím- bolos patrios e imágenes de nuestra rique- za hídrica, se sintieron orgullosos de esta participación. Así como de la actuación del conjunto de arpas que dirige el maestro Cé- sar Cataldo. Paraguay se sumó así a los diversos países que se hicieron presentes en los multitudinarios actos, recitales y jornadas de los que partici- paron miles de personas y cuyo eje central estuvo en el Obelisco, a lo largo y ancho de la avenida 9 de julio.

En la Feria del Libro Destacada fue también la adhesión paragua- ya a la edición de la Feria del Libro de Bue- nos Aires, enmarcada dentro de la conme- moración del Bicentenario. Además de una vasta muestra de la producción librera, y de los libros paraguayos del Bicentenario asis- tieron personalidades como Ramiro Domín- guez, Jorge Lara Castro, el viceministro de Relaciones Exteriores y, en representación de la Comisión Nacional del Bicentenario, la historiadora Beatriz González de Bosio.

EN EL EXTERIoR

En Españatambién se preparan

En la sede del Consulado General de Paraguay en Barcelona, España, se realizó el pasado 8 de mayo una reunión con asociaciones paraguayas de Cataluña y zonas vecinas. Esta reunión fue convocada por Enrique Insfrán, Cónsul General, con el objeto de que se brinde información sobre los actos que se vienen desarrollando en el Paraguay a propósito del Bicentenario. También en la sede de la Embajada del Paraguay en Madrid se llevó a cabo una reunión de trabajo como primer paso para la conformación de la Comisión Bicentenario Paraguay.

P articiparon invitados representantes de 10 asociaciones de compatriotas de ciudades como Mataró, Valencia, Zaragoza, Ara- gón, Barcelona, Corbera y otras ciudades

de Cataluña. Así también de regiones como Ibi-

za y la adhesión de compatriotas de Bilbao.

El cónsul Insfrán, además de agradecer la pre-

sencia de los asistentes, invitó a las asociaciones paraguayas a elaborar un programa de celebra- ciones para mayo de 2011, evidenciando la ri- queza cultural e histórica de nuestro país.

A

su vez, Domínguez puso énfasis en que desde

el

Ministerio de Relaciones Exteriores se trabaje

en incentivar la presencia cultural en el mun-

do y, en particular, en lugares donde hay pa-

raguayos, con el propósito de elevar el nivel y

el estatus de los paraguayos en el mundo y dar

una imagen diferente, de excelencia y riqueza cultural. Y para lo cual se está trabajando en los programas del Bicentenario. Pecci, por su parte, brindó un panorama de los objetivos y programas que implementa la Secre- taría Ejecutiva a lo largo de este año y los prepa- rativos para mayo de 2011.

En Madrid

Con la presencia de la doctora Lourdes Espínola Wiezell, miembro de la Comisión de Enlace de

la Comisión Nacional del Bicentenario, el emba-

jador Oscar Cabello Sarubbi, y representantes de asociaciones de paraguayos radicados en España (foto). Para la realización del encuentro se contó con el apoyo del Congreso de la Nación.La sesión

tuvo activa participación de los asistentes, quienes sumaron ideas para futuros proyectos. La concurrencia estaba conformada por una veintena de personas representando a siete aso- ciaciones de paraguayos residentes en España. Entre los asistentes estaban Miguel Ángel Agui- naga, Presidente de la Casa Paraguaya; Irma Pé- rez, Presidenta de la Federación de Asociaciones de Paraguayos Residentes en España (FAPRE) que agrupa a su vez a 17 instituciones; Corina Meza, de la Asociación Guaraní; Zulma Manga- beira, de la Asociación de Mujeres Inmigrantes, que nuclea a unas 500 paraguayas residentes en España; Darío Elizeche y Vicente Cubilla, de la Asociación Poyopy.

Aspecto de la reunión con compatriotas en la Embajada paraguaya. Madrid.

Poyopy . Aspecto de la reunión con compatriotas en la Embajada paraguaya. Madrid. Paraguay Bicentenario 3

INFRAESTRUCTURA

PRoYECTo AVENIDA CoSTANERA

Propuesta

de actividades 2010-2011

Estos son algunos de los compromisos que ya fueron o serán incorporados en el Calendario Anual de Actividades de la Comisión Nacional de Conmemoración del Bicentenario de la Independencia de la República del Paraguay, dentro de la Unidad de Proyectos Especiales o la Dirección de obras Públicas.

UNIDAD DE PROYECTOS ESPECIALES

Febrero de 2010 Precalificación de empresas para la cons- trucción de la Avenida Costanera del Cen- tro histórico. Precalificación de empresas para la fisca- lización de obras: Avenida Costanera del Centro histórico.

Marzo de 2010 Llamado a presentación de ofertas a empre- sas precalificadas para la construcción de la Avenida Costanera del Centro histórico.

Llamado a presentación de ofertas a empre- sas precalificadas para la fiscalización de obras: Avenida Costanera del Centro histó- rico.

Abril de 2010 Llamado a Expresiones de interés para la estructuración jurídica, económica y técni- ca del BRT, corredor Eusebio Ayala-Mcal. Estigarribia entre San Lorenzo y Asunción. Comunicación de fallo del jurado del Con- curso de anteproyecto de arquitectura para el diseño del “Parque costero del Bicentena- rio de la República en el Centro histórico de la ciudad de Asunción”.

Mayo de 2010 Inicio de obras de la Avenida Costanera del Centro histórico.

Inicio del Desarrollo Ejecutivo del Proyecto para el “Parque costero del Bicentenario de la República en el Centro histórico de la ciudad de Asunción”.

Junio 2010 Contratación de la Consultoría para la es- tructuración jurídica, económica y técnica del BRT, corredor Eusebio Ayala-Mcal. Esti- garribia entre San Lorenzo y Asunción.

Julio de 2010 Finalización del Desarrollo Ejecutivo del Proyecto para “Parque costero del Bicente- nario de la República en el Centro histórico de la ciudad de Asunción”. Elaboración del Pliego de Bases y Condicio- nes para la construcción del “Parque costero del Bicentenario de la República en el Cen- tro histórico de la ciudad de Asunción”.

Agosto de 2010 Llamado a licitación para la construcción del “Parque costero del Bicentenario de la República en el Centro histórico de la ciu- dad de Asunción”. Primer informe del avance de la construc- ción de la Avenida Costanera del Centro histórico.

Setiembre de 2010 Llamado a licitación de los barrios sociales del Bicentenario.

Octubre de 2010 Adjudicación de obras para la construcción del “Parque costero del Bicentenario de la República en el Centro histórico de la ciu- dad de Asunción”.

Diciembre de 2010 Segundo informe del avance de la construc- ción de la Avenida Costanera del Centro histórico.

Marzo de 2011 Inauguración de los barrios sociales del Bi- centenario.

Abril de 2011 Tercer informe del avance de la construc- ción de la Avenida Costanera del Centro histórico.

Mayo de 2011 Inauguración de la Primera Etapa de la Avenida Costanera del Centro histórico y del “Parque costero del Bicentenario de la República en el Centro histórico de la ciu- dad de Asunción”.

DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS Marzo a mayo 2011 Concurso de anteproyecto para la elección de un Monumento Conmemorativo al Bi- centenario y reacondicionamiento del en- torno del Panteón Nacional de los Héroes. Palacio de Gobierno. Consultoría para la ejecución del Protocolo de Intervención en el Palacio de Gobierno. Consultoría para la Ejecución del Proto- colo de intervención para el diagnóstico estructural e instalaciones (con pruebas laboratoriales de ensayos) del edificio del Palacio de Gobierno (UCA). Adquisición de mobiliario y otras repara- ciones en el Palacio de Gobierno. Trabajos de mantenimiento en el edificio del Palacio de Gobierno. Trabajos de mantenimiento en el edificio del Museo de Bellas Artes y Archivo Na- cional. Iluminación exterior artística de la Cate- dral Metropolitana. Iluminación exterior artística de la Iglesia Trinidad. Reacondicionamiento de iluminación del Panteón Nacional de los Héroes. Restauración de la Catedral de San Pedro Apóstol en la ciudad de San Pedro. Mantenimiento y reparación de la Iglesia de Pirayú.

Mayo a octubre 2010 Llamado a servicio de consultoría para la

identificación de sitios, hitos y monumen- tos históricos del país y propuesta de circui- tos turísticos con relación a los siguientes acontecimientos históricos:

Época Colonial y Posindependencia hasta

1864

Guerra de la Triple Alianza

Guerra del Chaco Llamado a servicio de consultoría para la identificación de estaciones de ferrocarril

del país y propuestas de circuitos turísticos. Llamado a servicio de consultoría para el mejoramiento de accesibilidad a zonas tu- rísticas del país. Llamado a servicio de consultoría para el proyecto de sistema de señalética en zonas turísticas del país. Reacondicionamiento de edificios bajo el “Programa de puesta en valor del patrimo- nio cultural”

1. Panteón Nacional de los Héroes

2. Palacio de Gobierno

3. Revitalización y puesta en valor del edi- ficio del Correo-Ex Palacio Patri

4. Revitalización y puesta en valor de puertos del país

5. Puesta en valor del Centro histórico de la ciudad de San Juan Bautista-Misiones

6. Puesta en valor del Centro histórico de la ciudad de Santa Rosa de Lima

7. Estaciones de ferrocarril

8. Casona Julio Correa. Luque

9. Puesta en valor del edificio del Museo de Bellas Artes y Archivo Nacional

10. Revitalización urbana del barrio San Jerónimo

11. Monumento homenaje al Cnel. Rafael Franco

12. Edificio perteneciente al Ferrocarril. Oficinas del MEC

13. Iglesia de Buena Vista. Dpto. de Caazapá

14. Iglesia de San Antonio

15. Catedral Metropolitana

16. Iglesia de la Santísima Trinidad

17. Iglesia de la Encarnación

18. Iglesia de la Recoleta

17. Iglesia de la Encarnación 18. Iglesia de la Recoleta Autoridades descubriendo la placa de inicio

Autoridades descubriendo la placa de inicio de los trabajos.

Autoridades descubriendo la placa de inicio de los trabajos. Palada inicial de la Avenida Costanera. Vista

Palada inicial de la Avenida Costanera.

de los trabajos. Palada inicial de la Avenida Costanera. Vista del inicio de las obras. Paraguay

Vista del inicio de las obras.

CoNVENIo

Convenioscon instituciones

La Comisión Nacional Bicentenario sigue firmando convenios con diversas instituciones tanto del ámbito privado como público. Dos de esos convenios fueron refrendados conjuntamente con la Universidad Americana y la em- presa de telefonía celular Tigo.

Acto cultural en la firma del Convenio con la Universidad Americana.

Homenaje a la patria de la Universi- dad Americana La Comisión Nacional de Conmemoración del Bicentenario de la Independencia del Paraguay junto con la Universidad Americana, el Cen- tro Cultural de la República El Cabildo y la Secretaría Nacional de Turismo organizaron un evento cultural en homenaje a la patria el pasado 18 de mayo en el salón auditorio de la institución educativa. En la ocasión se presentó una muestra sobre los

Próceres de Mayo de 1811, cuyas reproducciones fotográficas pertenecen al acervo del Cabildo e incluyen a las figuras principales de la gesta in- dependentista como Gaspar Rodríguez de Fran- cia, Fulgencio Yegros y otros. Ese mismo día, la Comisión Nacional y la Universidad firmaron un convenio de cooperación. Dicho convenio permitirá a ambas instituciones realizar un con- junto de actividades de reflexión y apreciación cultural con el lema “la Universidad piensa en el Bicentenario”.

y apreciación cultural con el lema “la Universidad piensa en el Bicentenario”. 3 8 Paraguay Bicentenario

CoNVENIoS

Convenios

con gobernaciones

La 7. a edición de la Feria Internacional del Libro “Caaguazú lee”, iniciativa de la Gobernación de Caaguazú, con el apoyo de la Comisión Nacional de Conmemoración del Bicentenario de la Independencia del Paraguay, tuvo lugar del 28 de mayo al 5 de junio, en el salón multiuso de la Cooperativa Coronel oviedo y sirvió de marco para la firma del acuerdo con esa gobernación.

la apertura, la Comisión Nacional y la

Gobernación firmaron un convenio de co-

operación. El acuerdo fue refrendado por

Secretaria Ejecutiva, Margarita Morselli

y el gobernador Enrique Buzarquis. En la opor-

tunidad, Morselli explicó sobre los proyectos y objetivos de la Comisión Bicentenario y realizó una donación para la Biblioteca de la Goberna- ción, consistente en un lote de libros publicados en el marco del programa Itaipú-Cabildo.

E

n

la

Muestra de fotografías Ese mismo día se habilitó la muestra fotográfi- ca Próceres de la Independencia, que comprende

una colección de reproducciones de retratos, que incluye a las figuras principales de la ges- ta independentista, como Gaspar Rodríguez de Francia, Fulgencio Yegros, Fernando de la Mora, Pedro Juan Caballero, Vicente Ignacio Iturbe, Juan Bautista Rivarola, Francisco Boga- rín, Antonio T. Yegros, Mauricio José Troche

y Juana María de Lara. La misma pertenece al

acervo del Centro Cultural de la República El Cabildo. Asimismo, fueron exhibidas imágenes de la Casa de los Gobernadores, Intimación a Velas- co, la Casa de la Independencia y su Callejón Histórico; y reproducciones de documentos his- tóricos como la Carta de Intimación, la Carta del 20 de julio de 1811, el texto del 14 y 15 de mayo de 1811, entre otros. En el programa se incluyeron números artísti- cos locales y nacionales durante todos los días

como el del concertista de guitarra Juan Maciel, quien realizó una breve presentación durante la apertura.

quien realizó una breve presentación durante la apertura. Un aspecto de la Feria del Libro “Caaguazú

Un aspecto de la Feria del Libro “Caaguazú Lee”.

CINE

Documental

Independencia y vida

La Comisión Nacional del Bicentenario ha encargado la realización de un documental que reflejara el sentir de los pa- raguayos en estos 200 años de vida independiente. La responsabilidad recayó en la producción y realización de Bruno Masi, quien en esta conversación con la Revista del Bicentenario cuenta los aspectos más variados de esta producción estrenada en mayo de este año, en el BCP.

esta producción estrenada en mayo de este año, en el BCP. Foto superior: Bruno Masi, director
esta producción estrenada en mayo de este año, en el BCP. Foto superior: Bruno Masi, director

Foto superior: Bruno Masi, director del film. Foto inferior: Vista de la concurrencia en el BCP.

¿Cómo surgió el proyecto de esta película?, ¿qué lo motivó? El proyecto surgió por iniciativa de la propia Comisión Nacional del Bicentenario, a través de su secretaria ejecutiva, la señora Margarita Morselli, que nos encargó la tarea. La Comisión requería una película documental que reflejara lo que sentimos los paraguayos en la celebración de los 200 años de vida independiente del Pa- raguay. Para nosotros fue una responsabilidad muy grande, porque se trataba de elaborar un material que fuera la película oficial del Bicen- tenario. Era un trabajo que, al tiempo de asig- narnos un cometido tan exigente nos motivaba porque constituía un reto que ameritaba todo el esfuerzo creativo de que fuéramos capaces.

¿Cuáles fueron las dificultades más impor- tantes a la hora de emprender la filmación? Yo no diría dificultades; más bien opciones por las que debíamos decidirnos, porque la Comi- sión nos dio amplia libertad en todo. No nos dijeron “queremos que esto sea así”. Eso nos creaba mayor responsabilidad. Para comenzar, estaba el enfoque. Cuál iba a ser el tenor. Cómo encararíamos el tema. Qué diríamos, qué mos- traríamos. Podía haber sido una historia lineal, cronológi- ca, pero nos pareció poco atractiva. Corríamos el riesgo, en ese caso, de tener que dejar de lado muchos acontecimientos debido al tiempo. Si íbamos a “contar” la historia, debíamos contar todo. Y se podía tornar una crónica larga de

hechos, datos y nombres. Tampoco queríamos que fuera un manual escolar. Entonces decidimos buscar un enfoque ana- lítico, de modo que la película indujera a la reflexión de los espectadores, que los llevara a pensar en el país a partir de su historia y no solo a pensar en la historia en sí. Debíamos instalarnos en el Paraguay de hoy para, desde ahí, indagar sobre el país buceando en su memoria. Eso debíamos hacerlo con un concepto crítico. El riesgo ahí era el de sentar juicios de valor. Y la película (como material oficial del Bicentena- rio) no podía caer en juicios que podrían no ser compartidos por todos. Entonces apareció un componente que le dio extraordinaria riqueza al contenido: los entre- vistados. Fue un proceso de selección muy rigurosa. De- bían ser personalidades que “nos dijeran algo” desde una posición de autoridad no solo intelec- tual sino –sobre todo– ética. Acudimos a: Carlos Villagra Marsal, Alfredo Boccia Romañach, Carlos Federico Abente, Luis Szarán, Mabel Causarano, Gustavo Laterza, José Luis Ardissone, Jacobo Rauskin, Luz María Bo- badilla, Berta Rojas, Rolando Niella, Gustavo de Gásperi, Beatriz González de Bosio, Osvaldo González Real, Jorge Rubiani, Ticio Escobar, Nicolás Leoz y Bartomeu Melià . De nuestros archivos extrajimos la voz y la ima- gen de Carmen Casco de Lara Castro, Augusto Roa Bastos y José Luis Appleyard.

Ellos analizan al Paraguay independiente e iden- tifican sus fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades. La elaboración del guión llevó ocho meses. Las

entrevistas, las dramatizaciones, la investigación

y la grabación de diversos elementos llevaron

también mucho tiempo. La edición, el monta-

je y la posproducción insumieron tres meses de

labor sin horarios. Con el contenido asentado, vino la labor técnica en la que pusimos nuestra experiencia y los conocimientos que vamos apre- hendiendo en este mundo de los audiovisuales. El guión fue escrito por el periodista y escritor Bernardo Neri Farina quien contó con la cola- boración, para algunos pasajes históricos, del historiador Luis Verón.

¿Cuál cree que es el aporte más significativo del documental?

Es muy difícil quedarse con una sola noción. En

la elaboración de una obra así van apareciendo

una serie de conceptos que surgen por sí mis- mos, que afloran de entre el cúmulo de infor- maciones y del rico aporte de los entrevistados. Por ejemplo, puedo decir que el padre Bartomeu Melià nos brindó una visión no convencional sobre nuestros ancestros y, especialmente, sobre

el idioma guaraní. La participación del doctor

Carlos Federico Abente es antológica, memora- ble y conmovedora. Nuestra historia tiene muchos claroscuros, eta- pas dolorosas. Pero en el análisis global en la película surge como un clamor la esperanza de que podemos construir un país mejor. Y surge la necesidad de que los paraguayos asumamos nuestra responsabilidad ciudadana para crear, para construir el futuro. Este material documental es capaz de hacernos descubrir muchos valores que atesoramos los pa- raguayos y que no somos capaces de advertirlos. Espero que esta película la vean, especialmente,

Espero que esta película la vean, especialmente, los jóvenes. Ellos deben seguir la senda de estu-

los jóvenes. Ellos deben seguir la senda de estu- diar seria y rigurosamente nuestra historia para encontrar en ella respuestas que nos hacemos sobre nuestro presente y nuestro futuro. Es imperioso saber cómo somos los paraguayos para emprender la cruzada de saber qué debe- mos hacer los paraguayos.

Recepción con atuendos de época en el BCP.

BRUNO MASI Tiene más de 30 años en el campo de los audiovisuales. Comenzó haciendo programas de televisión en los años 80 y creó su propio Centro de Comuni- cación para elaborar ahí mismo programas, documentales, vídeos especiales, materiales publicitarios. Estos últimos se generan en la Agencia que conforma la corporación comunicativa BMCC. Aquí se producen no solo audiovisuales sino también piezas gráficas para campañas de difusión y de publicidad de distinta índole. Bruno Masi realizó exitosos programas periodísticos que lo llevaron con sus cámaras a tantos países del planeta. Entrevistó a grandes personalidades del mundo: jefes de Estado, altos funcionarios, políticos, artistas, gente de la cul- tura, científicos, periodistas. Hoy está abocado a BRUNO MASI CENTRO DE COMUNICACIÓN (BMCC), desde donde proyecta su creatividad siempre renovada.

CoLECCIÓN

InéditaGuerra del Chaco

La muestra Guerra del Chaco, un registro inédito, con fotografías de Adolfo María Friedrich, fue habilitada en el Centro Cultural de la República El Cabildo, como parte del programa que desarrolla conjuntamente con la Itaipu Bi- nacional.

Efraín Enriquez Gamón. Representante de la Entidad Binacional.

Cerca de 1000 fotos integran la colección.

Binacional. Cerca de 1000 fotos integran la colección. L a colección, que forma parte del acervo
Binacional. Cerca de 1000 fotos integran la colección. L a colección, que forma parte del acervo

L a colección, que forma parte del acervo del Centro, contiene imágenes tomadas por el fotógrafo durante la Guerra del Chaco, du- rante la cual se trasladó a distintos sitios de

la contienda para documentar fotográficamente los más importantes campos de batalla y cuar- teles. En su tarea de corresponsal gráfico para el Ministerio de Defensa Nacional, logró captar más de mil imágenes desde Boquerón hasta Pa- rapití. Adolfo María Friedrich nació en Viena, Aus- tria, el 13 de noviembre de 1897. En el Paraguay desarrolló su tarea como fotógrafo en distintos ámbitos. Fue nombrado fotógrafo oficial del Comanchaco y todo el material documental de la Guerra del Chaco debía ser entregado al Mi- nisterio de Defensa Nacional. En el acto de presentación, Efraím Enriquez Gamón, explicó sobre la tarea cultural de la En- tidad manifestando que “Itaipu, contribuye en el rescate de valores históricos y culturales del país que se encuentran escondidos, como estas fotografías, y que se van exhibiendo ahora en el marco del Bicentenario”. El escultor Hermann Guggiari manifestó que su esposa, Deidamia Banks, se encargó de or- denar cronológicamente todas las fotografías en álbumes, según las acciones de la contienda, a pedido de su padre, Benjamín Banks, ministro de Hacienda durante la Guerra del Chaco y, a cuyo cuidado se quedó la colección de Friedrich. La coordinación de la muestra estuvo a cargo de Carlo Spatuzza y Luis Vera.

PUBLICACIoNES

Estampillasy libro sobre la Guerra Grande

El martes 23 de febrero a las 18 h, en el Centro Cultural de la República El Cabildo, se realizó el lanzamiento de dos estampillas conmemorativas del Bicentenario de la Independencia, en el marco de las actividades realizadas por la Co- misión Nacional, con el apoyo de la Dirección General de Correos.

L as imágenes de ambas estampillas co- rresponden a la Casa del Gobernador, un ícono de la gesta del 14 y 15 de mayo en la que el Paraguay obtuvo

su independencia y que luego fuera sede del Gobierno Provisorio y vivienda del Dr. Francia. La primera es una reproducción de la obra del artista paraguayo Jaime Bestard, en la cual traza al óleo el momento de la inti- mación al gobernador Velasco. La estapilla tiene un valor de 2000 guaraníes. El otro sello postal tiene la fotografía de au- tor anónimo, en el momento de la demoli-

ción de la Casa del Gobernador, esta forma parte de la colección de Javier Yubi y tiene un valor de 700 guaraníes.

La Guerra Grande Posteriormente, El Cabildo junto con la Editorial El Lector, presentaron el libro La Guerra Grande, Imágenes de una epopeya, de la colección de Javier Yubi. El álbum de lujo contiene 120 páginas ex- poniendo el acervo de fotografías origina- les de la Guerra del 70, tomadas por la casa Bate & Cía. de Montevideo, en los campos de batalla del Paraguay en el año 1866. Las imágenes corresponden al desarrollo de las acciones en los campamentos, desde la pers-

pectiva de los escenarios de combates y re- tratos de protagonistas. Se incluye una serie del bombardeo de Paysandú, entre diciem- bre de 1864 y enero de 1865. La presentación del volumen estuvo a cargo de la politóloga e historiadora Milda Riva- rola. En la ocasión, como audiovisual de apoyo, se exhibió un documental realizado por Manuel Cuenca sobre las fotografías ex- puestas en el álbum. Homenajearon a Roa Bastos en el Shopping Mariscal López

El pasado 22 de junio se realizó la inaugu- ración de la muestra Augusto Roa Bastos, en el patio de eventos del Shopping Ma- riscal López. La exposición fue habilitada desde el 11 de junio y es un homenaje al 93. o aniversario del nacimiento del escritor. El evento, organizado por el shopping con el apoyo del Centro Cultural de la Repúbli- ca El Cabildo y la Comisión Nacional del Bicentenario, consistió en la exhibición de una colección de fotos temáticas acerca de Augusto Roa Bastos. En la ocasión, hubo una presentación artística de Juan Maciel, guitarrista clásico que inter- pretó obras de Agustín Pío Barrios Mangoré; mientras tanto, la actriz Lourdes Llanes de- clamó obras de Augusto Roa Bastos.

Mangoré ; mientras tanto, la actriz Lourdes Llanes de- clamó obras de Augusto Roa Bastos. Paraguay
Mangoré ; mientras tanto, la actriz Lourdes Llanes de- clamó obras de Augusto Roa Bastos. Paraguay
Mangoré ; mientras tanto, la actriz Lourdes Llanes de- clamó obras de Augusto Roa Bastos. Paraguay

LANZAMIENTo

ColecciónIndependencia Nacional

Hasta ahora fueron presentados cuatro libros dentro de la Colección Independencia Nacional, que reúne textos de au- tores ineludibles que abordan los procesos, desde variados puntos de vista, referentes a la emancipación paraguaya del poder colonial español.

Guido Rodríguez A. presentando la colección.

E l primer texto fue lanzado el jueves 25 de marzo. Se trata del libro La revolución paraguaya de la Independencia, de Julio César Cháves. El proyecto está encarado

por la Comisión Nacional del Bicentenario e Intercontinental Editora. Es una compilación de libros alusivos a los 200 años de nuestra in- dependencia de escritores e historiadores para- guayos bajo la dirección de Guido Rodríguez

para- guayos bajo la dirección de Guido Rodríguez Alcalá, quien realiza una introducción en cada obra.

Alcalá, quien realiza una introducción en cada obra. El texto del libro “La revolución paraguaya de

la Independencia” resume los principales hechos

históricos comprendidos entre la revolución de Buenos Aires (1810) y la emancipación del Para- guay. Además contiene la biografía de los próce- res de la gesta independentista. Los otros títulos publicados luego fueron el En- sayo sobre la Independencia, Fugencio R. Mo- reno, que comprende capítulos referidos a las razones por las cuales el Paraguay deseaba su in- dependencia; La economía de la independencia, Thomas Whigham, donde se encuentra una ex- posición clara sobre el sistema económico de los últimos años de la Colonia, de la independencia

y de las décadas posteriores; y 1811. Año de la

Independencia, de Jerry Cooney, que representa una relación de los principales acontecimientos del año 1811, desde la invasión de Belgrano has- ta el derrocamiento del gobernador Velasco y la creación de un gobierno independiente en el Paraguay.

Los próximos títulos Los títulos que se publicarán luego son: Descrip- ción de la antigua provincia del Paraguay, de Mariano Antonio Molas, El dictador Francia, de Rengger y Longchamp y Pedro Somellera, Cartas sobre el Paraguay, de John y William Robertson, La esclavitud en el Paraguay, de Josefina Pla, y El rol del indígena en la formación del Paraguay, de Branislava Susnik

LIBRoS

ColecciónBicentenario

En el Centro Cultural de la República El Cabildo se lanzó el jueves, 27 de mayo, el libro La vida solitaria del Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia, Dictador del Paraguay, de Justo Pastor Benítez, con prólogo de Evelio Fernán- dez Arévalos. Este cuarto volumen de la Colección Bicentenario fue realizado por la Comisión Nacional del Bicentenario y Servilibro.

D el acto participaron Margarita Morse- lli, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Bicentenario; Carlos Villagra Marsal, miembro de la Comisión, quien tuvo

a su cargo la presentación del libro; y Vidalia

Sánchez, de Servilibro. Villagra Marsal dio una breve reseña de la vida de Justo Pastor Benítez, quien perteneció a la generación de autores del 900, época de los an- tifrancistas, y subrayó “creo que este libro trata de conciliar todos los criterios que existían so- bre la actuación de este hombre misterio, enig- mático; nos muestra, palpablemente, de qué manera Francia fue acercándose a la política”; y

agregó “este libro no es sólo una biografía, en él

se revela el autor como un pensador auténtico”.

Un libro honesto En la obra, el autor divide las facetas de Francia en capítulos: el hombre, su entorno, la dicta- dura, la revolución de mayo, su obra política y

el ocaso de su vida; así como también incluye

una sección sobre Asunción y sus costumbres. Evelio Fernández, en la introducción expresa:

“es un libro honesto, transparente, que denota con sinceridad y sin subterfugios las verdade- ras opiniones y valoraciones con las que Justo Pastor Benítez justiprecia tanto la vida y labor de Francia como la de su época y la de sus con- temporáneos”. La Colección Bicentenario es un proyecto de

la Comisión, que tiene por objeto conmemorar

los 200 años de vida independiente del Para-

guay a través del rescate de textos y memorias de lo paraguayo. Tres materiales son los que fueron presentados hasta el momento: Las Actas del Cabildo de Asunción 1822-1824; el libro de Blas Garay, que contiene tres ensayos “La Revolución de la In- dependencia del Paraguay”, “La Junta Superior Gubernativa” y “El Primer Consulado”; y el li- bro de Efraím Cardozo, cuyos textos son: “Afi- nidades entre el Paraguay y la Banda Oriental en 1811”, “Proclamación de la República del Pa- raguay en 1813” y “Tensiones en la ideología de la República Emancipadora”. Todos bajo la re- copilación del maestro Carlos Villagra Marsal.

Portada del libro.
Portada del libro.

RESCATE

FacsímilLa verdaddeautógrafa

Fue presentada, en el Centro Cultural de la República El Cabildo, la publicación facsimilar del periódico editado en 1885, La verdad autógrafa, editada por el programa Itaipú Binacional-Cabildo, en el marco del observatorio Cultural. La presentación estuvo a cargo de Carlos Spatuzza, quien realizó la investigación gráfica; Gabriela Zucolillo, el registro foto- gráfico; y Javier Rodríguez Alcalá, la recopilación bibliográfica; acompañados de Margarita Morselli, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Bicentenario y Directora del Cabildo, quien brindó las palabras de bienvenida.

Una de las autoras, Gabriela Zucolillo, mostrando el material.

L a publicación, según comentó Spatuz- za, forma parte de un proyecto de in- vestigación más extenso denominado La Ilustración Gráfica en Publicacio-

nes Periódicas en Paraguay (1869-1956), el cual surgió como una inquietud luego de una exposición de grabados que se rea- lizó en Asunción. “Nos encontramos con un gran vacío en cuanto a la gráfica de

encontramos con un gran vacío en cuanto a la gráfica de la Guerra del 70 hasta

la Guerra del 70 hasta la llegada de Livio Abramo, en 1956”, expresó Spatuzza. Ex- presó también que se tomó como punto de partida el acervo de publicaciones perió- dicas y revistas de la Biblioteca Nacional, dividiendo el proyecto en varias etapas de trabajo. Zucolillo, por su parte, explicó que “bá- sicamente la publicación es una reproduc- ción del ejemplar original. Consta de cua- tro páginas, cada uno como si se recibiese el material de la época; no está encuader- nado, se ordenó por fecha y se incluye- ron dos páginas que son una especie de clasificados”. Agregó luego “como todo el texto es caligrafía, se hace muy difícil la lectura, por ello se hizo una transcripción literal, página por página, que está inclui- da en un cuadernillo que acompaña los facsímiles”. “La idea de esto es generar un revisitar de la historia”, señaló Rodríguez Alcalá, y destacó que “esto es algo que se pone a disposición de la gente y se suma a otras ediciones facsi- milares que ya se realizaron, siempre con el objetivo de preservar y difundir”. La versión facsimilar de La verdad autógrafa no estará a la venta, el compilado será entre- gado a todos los espacios culturales y biblio- tecas; la versión digital está disponible en la página del Cabildo www.cabildoccr.gov.py y en la del Bicentenario www.bicentenariopa- raguay.gov.py.

LIBRo

Cartografíade la Guerra Grande

En el Centro Cultural de la República El Cabildo se realizó el 15 de junio el lanzamiento de la segunda edición del libro Guerra del Paraguay, cartografía explicada de la Guerra contra la Triple Alianza, de Alfredo Jaeggli Volta y F. Arturo Bordón. La presentación estuvo a cargo del senador Alfredo Luis Jaeggli Caballero y la historiadora Milda Rivarola.

L a intención de los autores ha sido facilitar el recorrido de todos los hechos de ar- mas que tuvieron lugar en tierra, a través de facsímiles de mapas construidos por

ingenieros, topógrafos y cartógrafos militares europeos, los cuales cuentan, además, con una descripción en forma sintética referida por historiadores y algunos extranjeros. En el prólogo, el senador Jaeggli explica que este volumen invita a realizar un viaje al pasado para visitar el campo de las operaciones, desde la invasión de Corrientes y Uruguayana hasta Cerro Corá. Seguir la hoja de ruta del campo de batalla ayu-

dará a comprender los aciertos y errores cometi- dos en el desenvolvimiento de la guerra. Conocer el pasado, por medio de un mejor estudio de estas cartografías, permitirá te- ner más claro nuestro presente que, a su vez, nos ayudará a construir ese futuro que los próceres visualizaron como la Repúbli- ca del Paraguay. La primera edición del libro fue editada en 1961, bajo la motivación del sesquicentena- rio de la revolución de mayo, para otorgar mayor claridad e interpretar al detalle las acciones bélicas que llevaron a la repúbli- ca a una catástrofe pocas veces vista en la historia de la humanidad. Bordón, enviado por Alfredo Jaeggli (padre) adquirió los ma- pas originales en Río de Janeiro para devol- verlos a su dueña, la ciudadanía paraguaya.

pas originales en Río de Janeiro para devol- verlos a su dueña, la ciudadanía paraguaya. Paraguay

CCooNCURSNCURSoo

Ganadoresdel Concurso de Dramaturgia

En el Centro Cultural de la República El Cabildo se realizó, el miércoles 14 de abril, la entrega de premios del Concurso de Dramaturgia “Bicentenario, una historia para el mañana” organizado por la Comisión Nacional del Bicentenario con el apoyo de la Secretaría Nacional de Cultural y el Centro Paraguayo de Teatro.

El ganador del concurso, Miguel Gómez, recibiendo el premio de manos del jurado.

E l acto de entrega de premios fue presi-

dido por Margarita Morselli, Secretaria

Ejecutiva de la Comisión Nacional y los

miembros del jurado, Osvaldo González

Real, representante de la Comisión Bicentena- rio; Susy Delgado, de la Secretaría Nacional de Cultura, y Víctor Bogado, por parte del Cepate. Además, para la entrega del premio se contó con la presencia de Moncho Azuaga, en repre- sentación de la Secretaría de Cultura, Pachín Centurión, por el Cepate y el escribano Ramón Franco Tubino.

por el Cepate y el escribano Ramón Franco Tubino. El primer premio de 10.000.000 de guaraníes

El primer premio de 10.000.000 de guaraníes fue para Miguel Gómez por la obra “Luna Men- guante”, una metáfora poética sobre la realidad histórico-social de nuestro país. El segundo premio de 5.000.000 de guaraníes, lo obtuvo “Ensayo General de la Espera”, de Juan Pastoriza, el cual constituye una pieza teatral con elementos del teatro de la crueldad y de cli- ma intenso. Asimismo, recibieron menciones “Celebración” de Ana Ivanova Villagra y “Chiquiña y el Gene- ral” de Gloria Muñoz. Los miembros del jurado agradecieron la parti- cipación de todos los concursantes teniendo en cuenta que los trabajos presentados tienen muy buen nivel. Además, resaltaron que la mayoría de las obras están escritas en guaraní o jopara, lo cual es importante porque nuestro país se caracteriza por el bilingüismo. De los temas escogidos, opinaron que, si bien fue libre por reglamento del certamen, de alguna manera se relacionan con el Bicentenario. El ganador del primer premio, Miguel Gómez, expresó: “Es bueno siempre que reconozcan el trabajo de uno, pero también hay que invertir un poco más en generar condiciones de produc- ción artística; por eso es bueno que haya esta clase de incentivos, y también hay que bajarlos a otro nivel; la gente que quiere hacer arte tendría que encontrar más apoyo”.

CoNCURSo

Un Parque

que honrará el Bicentenario

El resultado del Concurso de Anteproyecto de Arquitectura “Parque Costero del Bicentenario de la República”, el cual forma parte de un proyecto urbanístico de mayor escala denominado “Proyecto Costero Bicentenario”, tiene un ganador. Se trata del arquitecto Alberto José Galeano Fernández y su equipo conformado por: Nicolás Morales, Verónica Martínez Viedma, Nora Miranda, Mónica Insfrán y otros colaboradores.

E n un acto del que participaron Margarita Morselli, Secretaria Ejecutiva de la Comi- sión Bicentenario y Directora del Cabil- do; Hugo Amarilla Mazó, en representa-

ción del Congreso de la Nación; José Ávalos, del Ministerio de Obras Públicas y Comunicacio- nes; y Hugo Cáceres di Leo y María del Carmen Urbieta, ambos del Colegio de Arquitectos del Paraguay, se anunció el proyecto adjudicado. El jurado del concurso, en 11 sesiones de juzga- miento, decidió conceder solo el tercer puesto, quedando desiertos los dos primeros premios. Según explicaron, se presentaron cinco ante- proyectos, pero se decidió eliminar uno de los trabajos por llegada tardía, según lo estipulaba el pliego de bases y condiciones. Es importante destacar que el sistema de calificación reque- ría una nota de 90 puntos como mínimo para el segundo lugar y de 95 para el primero. El ganador del tercer puesto, el arquitecto Alberto José Galea- no Fernández y su equipo conformado por: Nicolás Morales, Verónica Martínez Viedma, Nora Miranda, Mónica Insfrán y otros colaboradores; obtuvieron un puntaje de 85,7. El jurado estuvo constituido por representantes de la Municipalidad de Asunción (Intendencia y Junta Municipal), la Comisión Nacional del Bicentenario, la Secretaría Nacional de Cultura, el Congreso Na- cional, el Colegio de Arquitectos, la Asociación Para- guaya de Arquitectos, la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Asunción, representan- te de los concursantes y el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones.

El anteproyecto ganador comprende una zona de 12 ha, para lo cual se tuvieron en cuenta ciertos criterios como reinterpretar el barranco en una comunicación más directa con bandejas escalonadas que albergan programas de mime- sis; así como atraer a los ciudadanos a la bahía y honrar a la memoria con plazas alegóricas a los festejos del Bicentenario. La composición formal consta de cuatro lugares principales “Plaza ciega”, que hará referencia al periodo de 1537-1811; “Plaza del anfiteatro”, un monumento al Bicentenario; “Plaza elevada”, refe- rente del periodo 1811-2011; y por último, “Plaza de la bandera”, honrando al Pabellón Nacional. Bajo las terrazas se albergarán programas de co- mercios y gastronomía, generando movimiento debajo de las cotas altas que servirán de miradores.

Los ganadores del concurso explicando las características del proyecto.

de miradores. Los ganadores del concurso explicando las características del proyecto. Paraguay Bicentenario 4 9

FIESTAS PATRIAS

Festejode la Independencia Nacional

La Comisión Nacional de Conmemoración del Bicentenario de la Independencia Nacional del Paraguay realizó la Gran Gala del Festejo del 199.º Aniversario patrio, con miras al Bicentenario, la cual se llevó a cabo el viernes 14 de mayo a partir de las 17.30 h en la Plaza de la República y Plaza de Armas. El evento fue organizado por la Comisión Nacional con el apoyo de la Secretaría Nacional de Cultura, el Ministerio de Educación y Cultura y el Centro Cultural de la República El Cabildo; con el patrocinio de la empresa de telefonía celular Tigo.

A l acto central, con entrada libre y gratuita para todo público, estu- vieron invitados los miembros del consejo directivo de la Comisión

Bicentenario, cuyo presidente es Fernando Lugo, Presidente de la República; el Vicepre- sidente 1. o , Miguel Carrizosa, Presidente del Congreso; Vicepresidente 2. o , Raúl Torres Kirmser, Presidente de la Corte; Vicepresi-

dente 3. o , Ticio Escobar, Ministro Secretario de Cultura; y la Secretaria Ejecutiva, Marga- rita Morselli, Directora del Cabildo. El programa inició en la Plaza de Armas con un Paseo Histórico organizado por el Viceministerio de la Juventud, que consistió en un recorrido a través de un túnel mon- tado para la ocasión, el cual hace referencia

a la lucha juvenil de la Colonia hasta nues-

tros días. El acto incluyó mimos, zancos, artistas con vestimenta de la época, estatuas vivientes y exposición de fotos. Asimismo, la Universidad Americana incluyó una gi- gantografía de la Casa de los Gobernadores.

Posteriormente, se realizó un concierto fren- te al Cabildo, con un extenso programa que incluye la actuación de la Orquesta Sinfóni- ca Nacional, el Ballet de Elizabeth Vinader, el tenor Jorge Castro y los grupos Renacer

y Sembrador.

Vista del concierto con la Orquesta Sinfónica Nacional.

y los grupos Renacer y Sembrador. Vista del concierto con la Orquesta Sinfónica Nacional. 5 0

MEMoRIA

HabilitanPaseo de Ilustres

otras dos ciudades del interior del país cuentan este año con el denominado Paseo de Ilustres. Es un espacio en donde la ciudadanía de las ciudades del Paraguay bridan un homenaje a sus propios héroes, elegidos como tal por lo miembros de la propia comunidad que los albergó o los vio nacer. En esta oportunidad, Ybycuí como San Ignacio, Misiones, son dos de las ciudades cuyos habitantes pueden pasear entre la memoria de sus ilustres.

En Ybycuí

El Paseo de Ilustres de la ciudad de Ybycuí, ubicado en la central avenida Gral. Bernar- dino Caballero, fue habilitado el pasado viernes 19 de marzo. La obra fue realizada con los auspicios de la Comisión Nacional del Bicentenario, el Congreso de la Nación, la Itaipu Binacional y la Municipalidad de Ybycuí, en el marco de las actividades de conmemoración del Bicentenario de la Re- pública del Paraguay (1811-2011). El acto inaugural contó con la masiva pre- sencia de pobladores, autoridades locales, de- partamentales, así como representantes de la Comisión. Los familiares y descendientes de los ilustres también se hicieron presentes. La obra es un homenaje a los hijos sobresalien- tes de la comunidad que marcaron historia tanto en su comunidad como en el país. Los descendientes, en conjunto con las au- toridades, fueron descubriendo cada placa conmemorativa de los ilustres. En monoli- tos, distribuidos a lo largo del paseo cen- tral, se pueden leer los nombres de re- ferentes escogidos por la municipalidad local: Bernardino Caballero Melgarejo (1839-1912), héroe de la Guerra de la Tri- ple Alianza, presidente de la República y fundador de la ANR; Facundo Ynsfrán Caballero, médico (1861-1902), catedráti- co, ministro y vicepresidente de la Re- pública, primer sanitarista paraguayo; Mauricio Cardozo Ocampo (1907-1982),

músico, compositor y estudioso de la cultura paraguaya; Ángel Acha Duarte (1930-1982), primer obispo diocesano; Julio César Duarte Ortellado (1906- 1943), benemérito sacerdote y construc- tor del templo parroquial de la ciudad; Adalberto Canata (1915-1998), militar y héroe de la Guerra del Chaco; Esta- nislao Pereira (1877-1925), educador y formador de juventudes; Julio César Fanego Arellano (1945-2007), ex gober- nador del departamento de Paraguarí, parlamentario y ministro de Estado; Ángel Peralta Arellano (1904-1977), poeta, docente, periodista y empresario

(1904-1977), poeta, docente, periodista y empresario Placa recordatoria de Mauricio Cardozo Ocampo, Ybycuí.

Placa recordatoria de Mauricio Cardozo Ocampo, Ybycuí.

televisivo, y Engracia Melania Brítez Ca-

ballero de Frutos (1909-1994), heroína de la Guerra del Chaco, médica, catedrática

y primera pediatra paraguaya.

En San Ignacio El pasado 3 de mayo fue inaugurado en la ciudad de San Ignacio, Misiones, el Paseo

de Ilustres en la plaza Capitán Alfonso del Puerto, sobre la ruta n. o 1. Los ilustres elegidos para integrar el Pa- seo son: Marcial de Lorenzana (1565- 1632), misionero jesuita y fundador de la Reducción jesuítica que dio origen

a la ciudad, sobre la base de una ante-

rior, establecida por el franciscano Luis Bolaños; José Brasanelli (1658-1728), misionero también, escultor, pintor y arquitecto, promotor de las artes en diversas reducciones jesuíticas; Teodo- ro Brusquetti (1910-1994), hacendado e impulsor de la ganadería en Misiones y Chaco; Olivorio Talavera (…-1932), pri-

mer mártir de la Guerra del Chaco, en Pitiantuta; Alfonso del Puerto (1910- 1935), héroe de la Guerra del Chaco; Saturnino Ferreira Pérez (1919-…), escri- tor, político y dirigente deportivo; Fe- liciano Centurión (1962-1996), artista plástico y docente; Claudio Báez (1904- 1957), director de bandas musicales; Aníbal P. Espínola, médico y benefac - tor social.

TRIBUTo

Una muestrahomenaje a Roa Bastos

El Centro Cultural de la República El Cabildo homenajeó en abril pasado a Augusto Roa Bastos, a 20 años de la entrega del Premio Cervantes y 5 de su fallecimiento, con la habilitación de una exposición fotográfica y de objetos personales en las salas temporarias que estuvo disponible hasta el 2 de mayo. En la ocasión fue presentada la reedición de El libro de los libros de Augusto Roa Bastos.

Intervención de Ramiro Domínguez en el acto de apertura.

D el acto participaron Margarita Morse- lli, Directora del Cabildo y Secretaria Ejecutiva de la Comisión Bicentenario; Ticio Escobar, Ministro Secretario de

Cultura y Vicepresidente 3. o de la Comisión

Bicentenario; Tony Carmona, Presidente de la Fundación Augusto Roa Bastos; Mirta y Car- los Roa, Directores de la misma institución;

y en representación de la Fundación Sábato,

Elvira González Fraga. Asimismo asistieron al evento, intelectuales como Ramiro Domínguez

y Rubén Bareiro Saguier; personalidades diplo-

máticas y la colectividad cultural en general. Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Morselli; seguidamente, Mirta Roa mencionó a todos los que aportaron para que la muestra de objetos de su padre se realice y agradeció el gesto.

de objetos de su padre se realice y agradeció el gesto. El libro de los libros

El libro de los libros Posteriormente, Domínguez presentó El libro de los libros de Augusto Roa Bastos, un compila- do de fragmentos de todos los géneros del es- critor, reunido por sus hijos y publicado gracias al apoyo de Servilibro y la Fundación que lleva su nombre. Sobre la obra del escritor subrayó que “es fundamentalmente una construcción de escenarios, en donde los protagonistas hablan y se expresan en un lenguaje espontáneo”; agregó que Augusto, para escribir, imaginaba la obra y luego pasaba al papel. González Fraga, de la Fundación Sábato, comen- tó que rememorar a Augusto le pareció un gesto imprescindible para que las generaciones futu- ras lo lean y sepan la grandeza y sacrificio que acompañan a un escritor: “no sé en qué momen- to Augusto decidió entregar su vida a escribir, a dar poético testimonio de la vida de la gente del Paraguay, pero sí sé que nunca dejó de doblar sus espaldas hacia ese surco, es esa fidelidad la que hoy querría expresar, que nos empapara, que fuera su legado”. Por su parte, Escobar recalcó “la importan- cia de la figura de Roa Bastos no solo por el gran artista que fue capaz de levantar un espejo feroz ante los mil rostros de nuestra historia enrevesada; no solo como el escritor que registró los tantos lenguajes de memorias, no solo como el gran creador que pudo asen- tar el nombre del Paraguay en clave universal; sino como el hombre que supo recordarnos el camino a la grandeza”.

INAUGURACIÓN

MuseoMuebledelen Areguá

En Cocué Guazú, Areguá, quedó habilitado el Museo del Mueble Paraguayo, cuya creación fue promovida por la Funda- ción “Carlos Colombino Lailla” con el apoyo de la Comisión Nacional de Conmemoración del Bicentenario de la Indepen- dencia de la República del Paraguay.

A l acto de habilitación concurrieron Ti- cio Escobar, Ministro Secretario de Cul- tura; Carlos Amarilla, Gobernador del Departamento Central; Margarita Mor-

selli, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Bicen- tenario; así como el mentor del Museo, Carlos

Colombino, otros artistas e invitados especiales. Durante la habilitación del museo, en un bre- ve acto, se firmó un convenio entre el Museo del Mueble, representado por Lía Colombino,

y la Gobernación del Departamento Central,

representada por su titular, Carlos Amarilla. El

objetivo principal es promover la cultura y las artes. En el acuerdo, entre otros temas, la GDC

se compromete a sufragar los gastos de servicios

públicos, así también el cuidado del lugar y la dotación de vigilancia privada.

El museo reúne en su edificio una importan-

te colección de muebles utilizados en nuestro

país entre los siglos XVII y XX, como arcones (karameguä), armarios, tinajas, escaños, recli-

natorios, mesas, sillas, sillones, puertas, venta- nas y nichos de origen jesuítico, franciscano

y popular.

Carlos Colombino explicó que “el fin del Mu- seo del Mueble es mostrar e historiar las for- mas por las que atravesó la creación del mobi- liario paraguayo, desde la Colonia hasta 1820; muestra el camino recorrido por el mueble y sus creadores”. Las piezas coloniales de la primera exhibición pertenecen al acervo del Centro de Artes Vi- suales, Museo del Barro, la colección Museo

Monseñor Juan Sinforiano Bogarín, al Museo Municipal de Villarrica y colecciones privadas,

que fueron prestadas para reunirlas en una gran muestra. Ese nuevo museo constituye un factor de atrac- ción para el departamento Central debido a su estrategica ubicación. Así también representa un valioso espacio para

la

visita de delegaciones estudiantiles de la zona

y

de todo el país, y el turismo en general.

Un aspecto del nuevo museo que ostenta una importante colección de muebles históricos.

Un aspecto del nuevo museo que ostenta una importante colección de muebles históricos. Paraguay Bicentenario 5

PARTICIPACIÓN

Reunión

con gobernadores

En el local del Concejo de Gobernadores se reunieron los gobernadores de distintos departamentos con la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Nacional del Bicentenario para planear los festejos del Bicentenario en el 2011, en paralelo con ciudades del interior del país, de esta manera se intenta buscar la unidad de todos los paraguayos, en conmemoración de los 200 años de la gesta de la independencia.

A l encuentro acudieron Juan Afara Maciel, gobernador de Itapúa; Walter Stockl Nopper, de Boquerón; María Cristina Villalba, de Canindeyú; Juan

Bartomé Ramírez, de Amambay; Pedro Duré Argüello, de Cordillera; y Emilio Pavón, de la Gobernación de Concepción.

y Emilio Pavón, de la Gobernación de Concepción. En la ocasión, Margarita Morselli, Secretaria Ejecutiva de

En la ocasión, Margarita Morselli, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Nacional, solicitó el apoyo de las gobernaciones para lograr una me- jor coordinación de la conmemoración de los 200 años de la independencia del Paraguay en todo el país. Asimismo, presentó a los goberna- dores las gestiones que se vienen realizando y los proyectos con miras al 2011, expresando: “pido la participación ciudadana porque no podemos dejar pasar una oportunidad como esta para que el pueblo se una”. Y agregó “no podemos preten- der juntar a la ciudadanía si no contamos con el apoyo de cada titular de los distintos depar- tamentos”. El gobernador de Itapúa subrayó que “el Bi- centenario tiene que ser una marca registrada en donde la gente se sienta motivada a salir a participar”. Por otra parte, el gobernador de Cordillera co- mentó que ellos ya se unieron a los festejos del Bicentenario, con pequeñas actividades realiza- das en la ciudad. Próximamente habilitarán un Paseo de Ilustres. Los titulares departamentales se mostraron inte- resados en buscar la participación coordinada de cada gobernación con actividades realizadas, ya sea localmente, como en la capital y así fomen- tar la participación de la ciudadanía.

Autoridades de diversos departamentos debaten sobre el programa 2011.

ENCUENTRoS

Conveniocon la Casa Paraguaya de Formosa

En la ciudad de Formosa, República Argentina, se firmó un convenio de cooperación entre la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Nacional de Conmemoración del Bicentenario y la Casa Paraguaya de Formosa.

E l acuerdo fue rubricado por Antonio Pec-

ci, en representación de la Secretaría Eje-

cutiva de la Comisión Nacional; y por

otra parte, Nicolás Benítez, Director de

Relaciones Interistitucionales de la Secretaría de Desarrollo para Repatriados y Refugiados Con- nacionales, y Roque Pérez, de la Casa Paraguaya de Formosa.

El objetivo de esta alianza es la colaboración, en-

tre ambas partes, en lo referente a los ámbitos de

la cultura, educación, difusión y apoyo técnico

para la realización de múltiples actividades en el

marco de la celebración del Bicentenario de la Independencia Nacional.

El mismo se rige a partir del 9 de abril y tendrá

una validez de cinco años. Durante este periodo,

la Comisión Nacional apoyará a la Casa Para-

guaya en el desarrollo de los programas 2011.

Así tambien en la presentación de actividades del organismo de compatriotas que deseen rea- lizar en las instalaciones del Centro Cultural de

la República El Cabildo, tanto culturales como

educativas. Del mismo modo, la contraparte im- plementará un consejo provincial en Formosa que llevará adelante los proyectos enmarcados en los festejos conmemorativos del evento his-

tórico.

A dicho efecto, la delegación se entrevistó tam-

bien con el Viceministro de Cultura de la Pro- vincia de Formosa, Fredy Jara, y la Directora de Cultura de la ciudad de Formosa, Teresita Don- kin, para implementar dichos programas, en reunión mantenida en el Consulado paraguayo.

programas, en reunión mantenida en el Consulado paraguayo. Nicolás Benítez, Karen Nunes, Luis Benítez, Roque Peréz

Nicolás Benítez, Karen Nunes, Luis Benítez, Roque Peréz y Antonio V. Pecci en la sede social de la entidad.

ENCUENTRoS

La Comisiónse reúne con jóvenes

La Secretaría de la Comisión Nacional del Bicentenario se reunió el 29 de abril con jóvenes estudiantes de diversas insti- tuciones para invitarles a que participen de las actividades a desarrollarse en el marco de los festejos de conmemoración del 199.º Aniversario de la Independencia Nacional.

Vista de la reunión mantenida con jóvenes de diversas instituciones educativas.

M argarita Morselli, Secretaria Ejecuti- va de la Comisión junto con Cecilia de Piris, Coordinadora de la Carrera de Historia de la Facultad de Filoso-

fía-UNA, solicitaron a los jóvenes su apoyo y presencia en los festejos patrios del 14 y 15 de mayo y en todos los eventos que se realizaron en mayo de este año. De la reunión participaron estudiantes y profe- sores del Colegio Nacional Presidente Franco y Pablo L. Ávila, así como alumnos del Colegio Las Teresas. También acudieron jóvenes de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacio- nal, específicamente, de las carreras de Ciencias

de la Educación, Letras, Trabajo Social, Filoso- fía e Historia.

El lunes 3 de mayo se realizó la primera activi- dad junto con la empresa de telefonía Tigo, la cual hizo entrega de calcomanías y banderines del pabellón patrio a los conductores y peatones en las principales arterias de Asunción.

La activación se realizó en las esquinas de Palma

y Chile (Panteón de los Héroes); Avda. Mcal. Ló-

pez y San Martín (Edificio Tigo); Avda. España

y San Martín, Avda. Mcal. López y Brasil; Gral.

Santos y Félix Bogado, y la Avda. Aviadores del Chaco y Madame Lynch. Los horarios en los que se han otorgado los obse-

quios fueron de 10 a 14 h, y luego a la tarde de 16

a 20 h. Las promotoras estuvieron acompañadas

por percusionistas y por los próceres, personifi- cados por artistas.

acompañadas por percusionistas y por los próceres, personifi- cados por artistas. 5 6 Paraguay Bicentenario

WEB

Participacióninstitucional

Siguiendo con las actualizaciones de nuestra página oficial, donde está al día cada actividad, exposición o concurso que se haya realizado o se realizará próximamente, se ha creado una nueva sección llamada “Proyectos”, en la cual se ponen a disposición del público los planes de las distintas instituciones asociadas a la Comisión Nacional del Bicentenario con respecto a cómo festejarán los 200 años de vida independiente de nuestra tierra.

E ntre ellos se encuentran el Ministerio de Educación y Cultura, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, Secretaría Nacional de Cultura, Can-

cillería Nacional, Secretaría Nacional de Turismo, Secretaría de Acción Social, la Presidencia de la República, entre otros. En los últimos meses, la participación del público ha aumentado considerablemente,

recibiendo más de 4200 visitas semanales en la web como promedio. En las redes sociales (Facebook y Orkut) hemos supe- rado los 3500 miembros, quienes parti- cipan activamente y dejan sus comenta- rios respecto a cada evento realizado. A continuación se encuentra una tabla con algunas encuestas que se lanzaron en la plataforma del Orkut:

 

¿Cómo piensas festejar el bicentenario de tu país?

(34%)

Uniéndome a trabajar por el Bicentenario

(27%)

Participando de las actividades

(25%)

Investigando sobre la historia y cultura de nuestro país

(2%)

No sé

(9%)

No me interesa

 

¿Que tal les pareció el primer volumen de la Revista Bicentenario?

(60%)

Excelente

(20%)

Buena

(20%)
(20%)

No la he visto

(0%)
(0%)

Podría mejorar

(0%)
(0%)

No me gustó

CoNCURSo

Continúanlos concursos

La Comisión Nacional de Conmemoración del Bicentenario, junto con los organizadores de los distintos eventos, pospuso la fecha de entrega de los trabajos postulantes en los concursos de guión documental, corto televisivo, co- reografía y crónica para una mayor participación ciudadana. La nueva fecha tope de entrega de trabajos es el 31 de agosto del 2010.

Lanzamiento del concurso “La Música del Bicentenario” .

E l premio al mejor Corto Televisivo, “200 años en 60 segundos”, y al mejor Guión para Documental, “Camino al Bicentena- rio”, consiste en 15.000.000 de guaraníes

para cada uno. La duración del corto debe ser de 60 segundos, incluyendo dos propuestas re- ducidas de 15 segundos cada una. Por su parte, los trabajos para el ensayo-literario “Crónicas del Bicentenario” deberán contener un máximo de 200 páginas, en castellano; se podrá referir a periodos como el independien- te, el francista, el de Carlos Antonio López, la

te, el francista, el de Carlos Antonio López, la Guerra del 70, la posguerra hasta el

Guerra del 70, la posguerra hasta el novecientos, el periodo concluido al inicio de la Guerra del Chaco, de la Guerra del Chaco a 1954, la era de

la

dictadura de Stroessner, el poststronismo has-

ta

nuestros días. El premio al primer puesto es de

10.000.000 de guaraníes. Estos proyectos buscan apoyar la iniciativa, crea- tividad y esfuerzo de quienes se deciden contar, a través de la danza, el audiovisual o la literatura, historias y realidades que reflejen a la nación pa- raguaya, coincidente con los festejos conmemo- rativos del bicentenario de nuestra independen- cia nacional, propiciando las condiciones para la participación ciudadana a fin de reafirmar los valores y principios de nuestra identidad, así como restaurar y reconstruir nuestra memoria.

Premio Bicentenario de Coreografías

Mientras tanto está vigente el Premio Bicentena- rio de Coreografías “Por amor a la patria”. Del concurso podrán participar todos los paraguayos

y extranjeros, con un mínimo de diez años de

residencia permanente en el país. La obra debe ser inédita, sin haber sido estrenada, grabada o premiada en otros concursos. El concurso ofre- ce un premio único consistente en 10.000.000 de guaraníes. La obra presentada puede respon- der a cualquier género (clásico, contemporáneo

o danza paraguaya), pudiendo ser para solistas, dúos o grupos de bailarines. Deberá tener una duración mínima de tres minutos y máxima de treinta minutos.

EVENToS

ForoBicentenario

Desde el punto de vista histórico, el propósito del Foro de agosto de 2010 es poner en relieve los aspectos comunes del movimiento de la independencia americana, señalando la interacción entre las luchas nacionales. En muchos casos, los estudios sobre la independencia han tenido un carácter estrechamente localista; se han estudiado los distintos movi- mientos (p. ej.: paraguayo, uruguayo); es hora de mirar el fenómeno desde una perspectiva más amplia.

Por Cecilia Silvera de Piris*

E l Foro de Historiadores Internacionales se genera en la necesidad de crear un espacio para reflexionar, conocer y analizar los he- chos históricos que marcaron un hito tras-

cendental para el desarrollo de nuestra nación. La participación de destacados historiadores po- drá darnos un abordaje historiográfico sobre el Bicentenario de nuestra independencia y la de los países latinoamericanos, favoreciendo a una mejor perspectiva histórica, que nos permitirá intercambiar conocimientos y opiniones con profesionales internacionales. El propósito central es el de contribuir en la for- mación de ciudadanos activos, sujetos y objetos de su acción enfrentados a sus comunidades con sentido de pertenencia, cuyo fin fundamental es el poder desarrollar una actitud de indagación y de reflexión que les confiera la posibilidad de generar propuestas de acción, lo cual se traduce en un Foro con utilidad social que permita dar respuesta a las nuevas exigencias de nuestra sociedad.

Futuros profesionales Para ese efecto tendremos como objetivo prin- cipal el de contribuir al enriquecimiento del co- nocimiento, elevando la comprensión de futuros profesionales de la Carrera de Historia mediante la capacitación, y complementar la formación acadé- mica a través de actividades extracurriculares. Esperamos que el Foro pueda crear un espacio de reflexión y debate en el contexto históri- co, promover la investigación y fomentar la

participación de ciudadanos y ciudadanas al evento del II Foro que organiza la Comisión Nacional del Bicentenario y complementar la formación académica a través de actividades extracurriculares.

*Historiadora.

Reunión con representantes de embajadas acreditadas en nuestro país.

*Historiadora. Reunión con representantes de embajadas acreditadas en nuestro país. Paraguay Bicentenario 5 9

CULTURA PoPULAR

San Juan enárala víspera

En la plaza frente al Centro Cultural de la República El Cabildo se desarrolló el San Juan ára, con variados stands de comidas típicas y juegos, organizado por la Comisión Nacional de Bicentenario, con apoyo del Cabildo y la Red Cultural.

Una vista de la actividad que contó con numeroso público.

Una vista de la actividad que contó con numeroso público. L a Comisión Bicentenario, destacó la
Una vista de la actividad que contó con numeroso público. L a Comisión Bicentenario, destacó la

L a Comisión Bicentenario, destacó la impor- tancia de rescatar los valores tradicionales del Paraguay; como las fiestas de San Juan, una de las manifestaciones más significati-

vas de nuestra cultura popular. Cándido Brizuela, de la Red Cultural, comentó que en el trascurso del día se presentaron los juegos tradicionales como yvyrasyire jejupi, toro kandil, kambuchi jejoka, karrera vosa, paila je- heréi, pelota tata, pruevera chae, juda kái, kasa- miento koygua, tatapyi ári jehasa y otros. El programa musical se inició con la Banda de la Policía Nacional, que amenizó a los asistentes con músicas folclóricas. Además, instituciones

educativas como los colegios, De la Providencia y Las Teresas, presentaron números artísticos. El ballet de Elizabeth Vinader se hizo presente con bailes populares, donde no faltó la versión del Pericón. El coro del Bicentenario hizo su presentación con voces infantiles que entonaron canciones patrióticas y del folclore nacional. Más tarde, hubo presentaciones de Carlitos Vera, los grupos de Palito Miranda, Sembrador y Re- nacer. El cierre de la fiesta de San Juan estuvo previsto para las 22 horas. con la actuación de La Secreta, para dar un toque contemporáneo a la tradicional fiesta. Cerca del mediodía, más personas se acercaron para degustar las comidas típicas como mbeju, pastel mandi’o, pajagua mascada, chicharõ tren- sado, en las cantinas ofrecidas por instituciones educativas y benefactoras, las cuales continua- ron hasta el final del evento.