Vous êtes sur la page 1sur 58

Manuales Departamentales

Programa académico de la asignatura


de Microbiología y Parasitología

Virología
Fascículo I

Segundo año
2005-2006

Departamento de Microbiología y Parasitología


Facultad de Medicina
Universidad Nacional Autónoma de México

Ciudad Universitaria, D.F., agosto de 2005.


FACULTAD DE MEDICINA
MANUALES DEPARTAMENTALES

Obra general ISBN: 968-36-2767-6


Este volumen ISBN: 970-32-0999-8

©2003
©2005. Segunda reimpresión.

Derechos reservados conforme a la ley


Facultad de Medicina, UNAM

Folio CAPES: 013/2005.

El contenido de este Manual está protegido por la Ley


de Derecho de Autor y no puede ser reproducido, total o
parcialmente, por ningún medio mecánico, electrónico o
cualquier otro, sin el permiso escrito del Comité Asesor
de Publicaciones de la Facultad de Medicina de la Uni-
versidad Nacional Autónoma de México.

El cuidado editorial estuvo a cargo del Comité Asesor


de Publicaciones de la Facultad de Medicina, UNAM.

El contenido de este Manual es responsabilidad de sus


autores ya que constituye un auxiliar de la enseñanza.
FACULTAD DE MEDICINA

Dr. José Narro Robles Director


Dr. Joaquín J. López Bárcena Secretario General
Dr. Enrique Graue Wiechers Jefe de la División de Estudios de Posgrado
e Investigación
Dra. Sara Morales López Secretaria de Enseñanza Clínica, Internado
y Servicio Social
Dra. Ma. Eugenia Ponce de León Castañeda Secretaria Técnica del H. Consejo Técnico
Dr. José Mazón Ramírez Secretario de Educación Médica
Dr. Isidro Ávila Martínez Secretario de Servicios Escolares
Dr. Luis Felipe Abreu Hernández Secretario de Planeación y Desarrollo Institucional
Dr. Gregorio Pérez Palacios Coordinador de Investigación
Dra. Gloria Bertha Vega Robledo Coordinadora de Educación Médica Continua
Dra. Rosalinda Guevara Guzmán Coordinadora de Ciencias Básicas
Dr. Arturo Ruiz Ruisánchez Coordinador de Servicios a la Comunidad
Lic. Guadalupe León Villanueva Secretaria Administrativa
Lic. Alejandro Fernández Varela Secretario Jurídico y de Control Administrativo

DEPARTAMENTO DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

Dra. Kaethe Willms Manning Jefa del Departamento

Q.F.B. Yolanda García Yáñez Coordinadora de Enseñanza

Biól. Ma. Teresa Ruenes Meza Coordinadora de Prácticas

AUTORES DE LOS GUIONES

Dra. Beatriz Gómez García Jefa del Laboratorio de Virología y profesora titular.

Dra. Patricia Tato Zaldívar Profesora titular.

Dr. Rodolfo Acuña Soto Profesor titular.

[3]
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 7

PRESENTACIÓN

E
L PROPÓSITO FUNDAMENTAL del curso de virología nal. Con el propósito de iniciar al estudiante en el análi-
para los estudiantes de segundo año de la ca- sis de la literatura médica, el presente Manual incluye
rrera de Médico Cirujano de la Facultad de Me- artículos de divulgación para su discusión en clase.
dicina de la Universidad Nacional Autónoma de México Asimismo, para extender el contenido del mismo, ahora
es el de proveer al estudiante la información fundamen- se incluyen las referencias específicas de cada tema y
tal sobre los procesos biológicos de los virus y las en- una lista de direcciones de Internet que contienen infor-
fermedades que causan. Dos propósitos secundarios mación sobre virología médica. Para facilitar la adquisi-
son el de familiarizar al estudiante con el léxico utiliza- ción de los términos utilizados en los textos de virología
do en la virología médica y el de promover la práctica de médica se ha anexado un Glosario.
autoestudio por medio de la lectura crítica de la biblio-
grafía médica. La presente edición del Manual presenta una nueva or-
ganización temática. Existe un total de 14 guiones; los
Es un curso introductorio, de ninguna forma debe consi- cuatro primeros analizan diferentes aspectos de la bio-
derarse un curso terminal. Para mantenerse al corrien- logía básica de los virus y los siguientes diez temas
te, el médico debe analizar regularmente el contenido abordan los virus representativos de diversas familias
de la literatura médica por el resto de su vida profesio- virales.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 17

CLASIFICACIÓN DE LOS VIRUS

COMITÉ INTERNACIONAL SOBRE TAXONOMÍA DE VIRUS

Virus DNA (Desoxivirus)

Filamento Simetría Envoltura Tamaño Familia Agente y enfermedad

1 Icosaédrica Sin 18-24 Parvoviridae Virus B-19: anemia aplástica.


Virus adenoasociado.
Eritema infeccioso. 5a. enfermedad.

2 Icosaédrica Sin 46-55 Papovaviridae Papiloma: verrugas, condilomas, papiloma larín-


geo, cáncer cervical, peneal y vulvar.
Polioma: virus JC. Infecciones renales, leucoence-
falopatía multifocal progresiva.
Virus BK, infecciones renales en transplante renal
e inmunosuprimidos.
Vacuolizante: SV40 simios.

2 Icosaédrico Sin 70-90 Adenoviridae Adenovirus: enfermedades agudas respiratorias,


cervicitis, encefalitis, queratoconjuntivitis, gas-
troenteritis, fiebre faringoconjuntival, neumonía.

2 Icosaédrico Con 110 Herpesviridae Subfamilia alfa:


Herpes simplex 1: vesículas bucales y en la piel,
queratoconjuntivitis, gingivoestomatitis.
Herpes simplex 2: enfermedades venéreas, her-
pes congénito.
Varicela zoster 3: herpes zoster, varicela.
Subfamilia beta:
Citomegalovirus 5, inclusiones citomegálicas,
malformaciones congénitas, mononucleosis
benigna, retinitis.
Subfamilia gamma:
Virus Epstein-Barr 4: linfoma de Burkitt, carcinoma
nasofaríngeo, mononucleosis infecciosa.
Herpes virus 6: linfadenopatía, 6a. enfermedad
(roseola).
Herpes virus 7: linfotrópico T, virus B, enfermeda-
des neurológicas.

2 Compleja Con 230-300 Poxviridae Virus de la viruela (variola).


(tabique) Virus vaccinia: complicaciones de la vacuna.
Molusco contagioso: nódulos cutáneos benignos.
ORF: nódulos de los ordeñadores.

2 Compleja Con 40 Hepadnaviridae Hepatitis B: cirrosis, carcinoma hepatocelular pri-


mario.
Virus RNA (Ribovirus)

Filamento Simetría Envoltura Tamaño Familia Agente y enfermedad

2 Icosaédrica Sin 60-80 Reoviridae (+/-) Rotavirus: diarrea infantil.


Coltivirus: fiebre por garrapatas Colorado.
Orthoreovirus: brotes febriles respiratorios, gastro-
enteritis.
Orbivirus: meningoencefalitis.
1 Icosaédrica Sin 20-30 Picornaviridae (+) Enterovirus: poliovirus 1 a 3, poliomielitis.
Coxsackievirus: a) herpangina, conjuntivitis hemo-
rrágica, meningitis aséptica; b) cardiopatía viral,
meningoencefalitis, meningitis aséptica, pleuro-
dinia, resfriado común.
Echovirus: meningitis aséptica, conjuntivitis hemo-
rrágica, resfriado común, hepatitis neonatal.
Rhinovirus: resfriado común.
Hepatovirus: hepatitis A.
1 Icosaédrica Con 50-70 Togaviridae (+) Alfavirus: encefalitis equina del Este y del Oeste,
encefalitis venezolana chicungunys, sindbis, mayaro.
Flavivirus: encefalitis de San Luis, encefalitis japo-
nesa, fiebre del Nilo, dengue, fiebre amarilla,
hepatitis C.
Rubivirus: rubéola, síndrome de rubéola congénita.
1 Icosaédrica Sin 20-30 Astroviridae (+) Astrovirus: gastroenteritis infantil moderada.
1 Icosaédrica Sin 35-39 Caliciviridae (+) Calicivirus: agente Norwalk, gastroenteritis epidé-
mica, virus de la hepatitis E.
1 Icosaédrica Con 90-100 Bunyaviridae (-) Bunyamwera: encefalitis de California, de La Cro-
sse, de Rift Valle, fiebre hemorrágica de Corea.
1 Icosaédrica Con 90-120 Retroviridae (-) Oncovirus: tipo C, linfomas de células T (HTLV-I y II).
Lentivirus: virus de la inmunodeficiencia humana
(HIV-1 y HIV-2).
1 Helicoidal Con 150-300 Paramyxoviridae (-) Morbillivirus: sarampión.
Paramyxovirus: parainfluenza.
Rubulavirus: parotiditis, orquitis, encefalitis.
Pneumovirus: virus sincicial respiratorio.
1 Helicoidal Con 80-120 Orthomixoviridae(-) Virus de la influenza A, B y C.
1 Bala Con 75-150 Rhabdoviridae(-) Lyssavirus: virus de la rabia.
Vesiculovirus: estomatitis vesicular.
1 Helicoidal Con 50-300 Arenaviridae Virus de la coriomeningitis linfocítica, meningitis
aséptica, encefalitis, fiebre hemorrágica (Lassa).
1 Helicoidal Con 80-130 Coronaviridae (-) Infecciones respiratorias y entéricas, resfriado co-
mún, gastroenteritis de infantes.
1 Filamentoso Con 80-800 Filoviridae (-) Virus ébola y Marburg: fiebre hemorrágica grave.

Tomado de: Fraenkel-Conrat H, et al. Virology. 2a. ed. EUA: Prentice Hall; 1988.
Kucera LS, Myrvick ON. Fundamentals of Medical Virology. EUA: Lea & Febiger, 1985.
Jawetz E, et al. Microbiología Médica. 15a. ed. México: Editorial El Manual Moderno; 1995.
Walker TS. Microbiology. EUA: W.B. Saunders Co; 1998.
GUIONES TEÓRICOS

[19]
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 21

1. ESTRUCTURA VIRAL
Patricia Tato Zaldívar

Los virus son las entidades biológicas más pequeñas y


1. Antecedentes de la virología.
simples estructuralmente que son capaces de multipli-
2. Antecedentes históricos. carse. Las partículas virales presentan tamaños y for-
3. Naturaleza viral:
mas diversas y varían en el número y naturaleza de las
moléculas que las forman. Son parásitos intracelulares
3.1 Características de los virus. obligados porque son metabólicamente inertes y depen-
3.2 Dependencia de la célula.
3.3 Información genética en un sólo tipo de ácido nu- den de las estructuras y los componentes metabólicos
cleico (ADN o ARN). de la célula huésped para su multiplicación. La informa-
3.4 Multiplicación por síntesis de los componentes y por ción genética de los virus está contenida en los ácidos
ensamblaje.
3.5 Integración al genoma celular. nucleicos como en otros organismos, pero solo tienen
un tipo de ácido nucleico ADN o ARN de cadena senci-
4. Cultivo de los virus.
lla o doble. Estos microorganismos son los únicos en
5. Organización molecular del virión: los que el ARN porta información genética. Algunos vi-
rus pueden integrarse al genoma celular y transferir
5.1 Composición química: ácidos nucleicos, proteínas,
glicoproteínas, lípidos.
material genético entre huéspedes de diferentes espe-
5.2 Estructura, localización y función de los componen- cies, por lo que, se les denomina genes móviles o pira-
tes en el virión: cápside, nucleocápside, envoltura y tas de la célula.
peplómeros.
5.3 Tipos de simetría: icosaédrica y helicoidal. Estruc-
turas complejas. A los virus que se encuentran fuera de la célula se les
5.4 Organización de los genomas virales. denomina "viriones" y están compuestos por la nucleo-
6. Clasificación de los virus: cápside que consta del material genético y una cubierta
denominada "cápside" compuesta de unidades proteícas
6.1 Clasificación según el Comité Internacional de Taxo-
(capsómeros). La mayoría de los virus presentan cáp-
nomía Viral.
6.2 Criterios para agrupar los virus en familias, géneros sides con simetría icosaédrica o helicoidal. También po-
y especies. demos encontrar virus con estructura compleja como los
6.3 Clasificación por criterios clínicos.
poxvirus. Muchos virus de vertebrados poseen también
una envoltura formada por una membrana derivada de la
célula huésped que contiene glucoproteínas virales.
22 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

Debido a que los virus son incapaces de reproducirse Los parámetros fundamentales que utiliza el Comité In-
de forma independiente de las células. Se cultivan por ternacional de Taxonomía Viral para clasificarlos en fa-
inoculación en animales, huevos embrionados o en cul- milias, grupos, especies y tipos son: la naturaleza del
tivos celulares. Los bacteriófagos, virus que infectan bac- genoma y la estructura del virión. Actualmente, se tie-
terias, se cultivan en cultivos bacterianos. nen 22 diferentes familias. En una misma familia se tie-
nen virus con genomas y morfología similares, aunque
A partir de los años 60 los virus se han ordenado taxo- pueden diferir respecto al huésped que infectan, la pato-
nómicamente de acuerdo a su naturaleza bioquímica y logía que producen y la forma de transmisión.
por el Comité Internacional de Taxonomía. Anteriormen-
te, los virus se clasificaban por el huésped que infecta-
ban principalmente o por criterios clínicos.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 23

2. VIRUS EN LA CÉLULA
Patricia Tato Zaldívar

1. Multiplicación viral: Aunque los genomas virales son muy diversos, su mul-
tiplicación se lleva a cabo en forma similar. En primera
1.1 Rango de huésped, susceptibiilidad y permisibi-
instancia, se requiere que el virus se una a la célula
lidad.
1.2 Pasos de la replicación viral: después de reconocer receptores en su superficie, se
Adsorción: receptores en las células (CD4, ICAM-1, introduzca en ella, exprese y replique su material ge-
CD21, etcétera) que determinan la especificidad y la
nético utilizando la maquinaria de transcripción y de
susceptibilidad de las células a la infección viral.
Penetración: viropexis, fusión de membranas y traducción de la célula. Los genes que primero se ex-
endocitosis. presan son los tempranos y las proteínas que codifi-
Síntesis de macromoléculas: ARNm y proteínas
virales (polimerasas, proteínas reguladoras del can condicionan a la célula para que permita la multi-
genoma viral y de la célula huésped). plicación viral. En segundo término, se expresan los
Replicación del genoma viral: virus ARN y ADN mono genes responsables de la multiplicación de su genoma
y bicatenarios.
Ensamblaje y maduración de las partículas virales: y finalmente, los involucrados en el ensamblaje y ma-
nucleocápsides y virus con envoltura. Virus defec- duración del virión. Durante la replicación viral se pro-
tuosos y cápsides vacías.
ducen virus defectuosos que son aquellos que carecen
Liberación: lisis célula, exocitosis y gemación.
de uno o más genes funcionales necesarios para su
2. Genética viral: replicación. El conocimiento de las estrategias que uti-
lizan los virus para su multiplicación es útil para dise-
2.1 Mutaciones espontáneas e inducidas.
2.2 Interacciones genéticas entre los virus o entre virus ñar métodos efectivos para la prevención y tratamiento
y células: de las enfermedades virales.
Recombinación y rearreglo (retrovirus, virus de la
influenza y reovirus).
Reactivación genética: rescate de marcador y reac- Los virus al igual que los demás microorganismos son
tivación múltiple. susceptibles a mutaciones espontáneas e inducidas. El
Complementación.
2.3 Mezcla de fenotipos: transcapsidación. virus de la inmunodeficiciencia humana (VIH) presenta
2.4 Interferencia. un alto índice de mutación, el cual se debe principal-
2.5 Genomas virales como vectores de replicación y
mente a la baja fidelidad que tiene la ARN polimerasa
expresión de genes celulares o virales (ADN
recombinante). Su utilidad para síntesis de molé- en multiplicar el material genético. Los virus de ARN
culas como hormonas o vacunas. Tratamiento tienen mayor tasa de mutación con respecto a los de
génico.
24 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

ADN, debido a que la ARN polimerasa durante la sínte- los genomas de sus progenitores. Los virus con geno-
sis del ácido nucleico no retira las bases que no son mas segmentados, como el de la influenza, pueden for-
complementarias al ARN patrón, en cambio, las ADN mar cepas híbridas por el rearreglo de sus genomas des-
polimerasas tienen un mecanismo de reparación. pués de la infección de una célula por más de una cepa
vírica. Esto le confiere características como cambios an-
Cuando dos o más partículas virales infectan a una célula tigénicos importantes que les permitan infectar individuos
pueden interactuar de diferentes maneras, las interaccio- que ya habían tenido infecciones previas con otros geno-
nes genéticas pueden producir progenies que difieren de tipos o bien que hayan sido vacunados.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 25

3. PATOGÉNESIS VIRAL
Patricia Tato Zaldivar

Los virus pueden causar enfermedad en sus huéspedes


1. Patogénesis viral:
después de traspasar las barreras protectoras del orga-
1.1 Fases de la infección vírica: entrada, replicación nismo. El resultado de la infección vírica y sus síntomas
primaria, diseminación, viremia y replicación se- están determinados por los órganos afectados, por los
cundaria en los órganos blancos. virus y la respuesta del huésped a la infección. La grave-
1.2 Vías de entrada de los virus: piel, tracto respiratorio, dad de la infección depende por un lado de la cepa del
tracto gastrointestinal, tracto genitourinario y con- virus, tamaño del inóculo y el estado de salud del indivi-
juntiva. duo y por el otro de la efectividad de la respuesta inmu-
1.3 Factores que determinan una infección localizada o
ne para resolver la infección. Para que los virus puedan
diseminada.
infectar a un organismo necesitan adherirse a las célu-
1.4 Rangos de huésped y susceptibilidad.
las en el sitio de entrada, infectarlas, replicarse, disemi-
1.5 Tipos de infección: subclínica, aguda, persistente,
latente, por virus lentos y otros patrones de infección narse por diferentes vías y alcanzar sus órganos blan-
viral (infecciones abortivas y transformantes). cos donde de nuevo se replicarán. La replicación viral
1.6 Mecanismos involucrados en la patogenicidad. interfiere con las funciones de la célula mediante alterar
la síntesis de las proteínas celulares produciendo daño
2. Cambios de la célula por la infección viral: y eventualmente la muerte de la célula infectada.

2.1 Alteraciones en la síntesis de macromoléculas. Un virus en particular puede causar varias enfermeda-
2.2 Cambios en la permeabilidad de la membrana
des diferentes o bien no producir síntomas apreciables
celular.
(infección subclínica). Por ejemplo, el virus del herpes
2.3 Efecto citopático: formación de sincicios, cuerpos
simple tipo 1 puede causar gingivoestomatitis, faringi-
de inclusión, hiperplasia celular.
2.4 Presencia de antígenos virales. tis, herpes labial o queratoconjuntivitis dependiendo del
2.5 Transformación. tipo de células afectadas o no producir ninguna enfer-
2.6 Aberraciones cromosómicas. medad. Los virus tienen factores de virulencia que son
necesarios para que puedan producir enfermedad y so-
26 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

brevivir en el huésped. La pérdida de estos factores con- das), de células citomegálicas (células grandes con cito-
duce a la atenuación del virus. En general, las infeccio- plasma reducido y núcleo grande con inclusiones en el
nes naturales pueden ser rápidas y autolimitadas (infec- citoplasma y en el núcleo), de vacuolas en el citoplas-
ciones agudas) o de larga duración (persistentes). ma e inclusiones en el núcleo o en el citoplasma.

La infección viral altera la célula huésped pudiendo ma- El efecto citopático es específico del virus y de la célula
tarla rápidamente mientras produce gran cantidad de huésped pero no todos los virus lo originan. Sin embar-
partículas virales o bien producir partículas virales infec- go, algunos grupos virales producen un efecto citopáti-
ciosas sin causar la muerte inmediata de la célula. Con co característico que se utiliza para identificarlos tenta-
frecuencia los signos y síntomas de las enfermedades tivamente.
virales son resultado de las alteraciones en la célula. A
los cambios morfológicos observables en la célula por Por otro lado, algunas de las proteínas virales son expre-
efecto de la infección viral se les denomina efecto cito- sadas en la superficie de las células, lo cual permite que
pático. Las alteraciones más frecuentes son lisis, ne- las células infectadas sean reconocidas por las células
crosis celular, formación de sincicios (células fusiona- de la respuesta inmune tanto innata como adquirida.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 27

4. DEFENSAS DEL HUÉSPED CONTRA


LA INFECCIÓN VIRAL
Patricia Tato Zaldívar

Como ya se ha mencionado, el éxito de una infección


1. Respuesta inmune innata:
viral depende de poder superar el efecto de la respuesta
1.1 Defensas primarias: barreras físicas (piel, super-
inmune innata en primer término y, posteriormente, la
ficies cubiertas por moco), acidez, acción mecáni-
inmunidad adquirida. Los principales mecanismos de la
ca de fluidos (lágrimas), epitelios mucociliares,
inmunidad innata comprenden en primer lugar las barre-
etcétera.
1.2 Interferones: mecanismos de acción e importancia. ras físicas y químicas del organismo y después la ac-
1.3 Complemento: importancia en virus con envoltura y ción de moléculas solubles como son los interferones
su participación en la inflamación. tipo I que son producidos por las células infectadas y
1.4 Células NK: mecanismos de citotoxicidad. que protegen a otras células de la infección. Por otro
lado, existe un grupo de células llamadas asesinas na-
2. Respuesta inmune adquirida: turales (NK) que pueden identificar a las células infecta-
2.1 Presentación de antígenos y activación de las célu- das, en los que los virus inhiben la expresión de molé-
las de la respuesta inmune (linfocitos TCD4+ y culas clase I, por la ausencia de moléculas de histo-
CD8+). compatibilidad en su superficie y destruirlas por cito-
2.2 Linfocitos T citotóxicos: reconocimiento de células toxicidad.
infectadas por antígenos presentados en contexto
de moléculas MHC clase I y mecanismos de cito-
El procesamiento de los antígenos virales por células
toxicidad.
presentadoras de antígenos como resultado de los me-
2.3 Respuesta de anticuerpos: neutralización.
canismos de inmunidad innata permiten que se acti-
3. Mecanismos de evasión de la respuesta inmune: ven una serie de células, principalmente linfocitos
CD4+ y CD8+, que pueden participar produciendo ci-
3.1 Variación antigénica (virus de influenza, virus de
tocinas que a su vez intervienen en la diferenciación
inmunodeficiencia humana (VIH).
de células citotóxicas (CTL), en la síntesis de anti-
3.2 Inhibición de la presentación de antígenos en con-
texto de moléculas del MHC clase I (herpes, cito- cuerpos y en la activación de otras células efectoras.
megalovirus). También al activarse el complemento, que son una
3.3 Infección de células inmunocompetentes (VIH). serie de proteínas séricas, en combinación con los
3.4 Producción de citocinas inmunosupresoras (Eps- anticuerpos puede producir poros en las membranas
tein-Barr). de los virus con envoltura, opsonizar a las partículas
28 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

virales y producir anafilatoxinas que favorecen la infla- Las respuestas inmunes a las infecciones virales pueden
mación. En general, las infecciones virales son con- estar involucradas en la patogenia. Una consecuencia de
troladas por la respuesta inmune permitiendo que el las infecciones persistentes con algunos virus como he-
huésped se recupere de la enfermedad. patitis B es la formación de complejos inmunes que se
pueden depositar en los vasos sanguíneos produciendo
Es importante mencionar que los virus han desarrolla- vasculitis sistémica. Algunos virus (VIH) pueden infectar
do una serie de mecanismos para evadir la respuesta células del sistema inmune como linfocitos y macrófagos
inmune del huésped y poder infectarlo y permanecer y la infección de estas células conduce a un estado de
durante periodos largos en él. Dentro de estos meca- inmunosupresión que contribuye a la patogenia. Final-
nismos tenemos por ejemplo: la producción de citoci- mente, se ha propuesto que los virus pueden provocar
nas que regulan negativamnte la respuesta inmune, la enfermedad autoinmune, ya que hay proteínas virales que
variación antigénica y la infección de células inmuno- son homólogas a proteínas propias y que al ser reconoci-
competentes. das conducen a un rompimiento de la tolerancia a esos
antígenos propios con el consecuente ataque del siste-
ma inmune a los tejidos del huésped.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 29

5. INFECCIONES DEL TRACTO RESPIRATORIO


Beatriz Gómez García

1. Diferentes síndromes: Las enfermedades de las vías respiratorias presentan


anualmente a nivel mundial una alta incidencia. Los agen-
1.1 Catarro común (rinovirus y coronavirus).
tes etiológicos principales son virus de diferentes fami-
1.2 Laringotraqueobronquitis, bronquiolitis y neumonía
en niños (virus de parainfluenza y sincitial res- lias: Paramixoviridae (virus sincitial respiratorio y para-
piratorio). influenza); Ortomixoviridae (virus de influenza A y B);
1.3 Síndrome de influenza y neumonía atípica en adul-
tos (virus de influenza, adenovirus y coronavirus). Adenoviridae (adenovirus); Picornaviridae (rinovirus);
Coronaviridae (coronavirus) y Herpeviridae (Epstein Barr
2. Morbilidad y mortalidad en México.
y citomegalovirus). En México, las enfermedades de las
3. Estructura viral: vías respiratorias y gastrointestinales presentan la inci-
dencia más alta entre las enfermedades infecciosas.
3.1 Rinovirus, coronavirus, virus de influenza, parain-
fluenza, sincitial respiratorio y adenovirus.
Los virus de las seis diferentes familias mencionadas
4. Patogenia:
producen infecciones frecuentes con cuadros clínicos
4.1 Vías de entrada. que pueden ser muy graves. Clínicamente, las infec-
4.2 Periodo de incubación. ciones respiratorias pueden agruparse en ocho síndro-
4.3 Manifestaciones clínicas.
4.4 Vías de diseminación. mes de acuerdo al sitio anatómico afectado: catarro
común, rinitis, faringitis, laringitis, laringo-tráqueo-bron-
5. Respuesta inmune:
quitis (crup), bronquitis y neumonía (fig. 5.1, pág. 31).
5.1 Inmunidad innata. Frecuentemente, una misma infección involucra más
5.2 Inmunidad adquirida: inmunidad humoral y celular. de un sitio anatómico, a grandes rasgos, se puede asig-
6. Tratamiento: nar un síndrome específico a un virus determinado,
aunque un mismo virus puede originar todos los síndro-
6.1 Drogas antivirales. Mecanismos de acción.
mes clínicos mencionados. La figura 5.2 (pág. 32) mues-
7. Prevención y control: tra la frecuencia con la que los distintos virus originan
los diferentes síndromes respiratorios.
7.1 Factores de riesgo.
7.2 Fuentes de contagio.
7.3 Vacunas. Estrategias en el diseño y resultados La transmisión de las infecciones respiratorias virales
obtenidos.
es alta, las fuentes de contagio son personas que pre-
30 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

sentan la infección y el virus se transmite por gotitas de El diagnóstico se hace por inmunoflorescencia indirecta
saliva. Los virus después de entrar a través de las vías y en los últimos años ha adquirido importancia el uso de
respiratorias, colonizan y se multiplican en el epitelio, técnicas de biología molecular como la reacción en ca-
algunos como el del resfriado común y los de influenza dena de la polimerasa (PCR).
se limitan a propagarse en estas células. Tienen perio-
dos de incubación cortos (días) y la defensa principal Los antivirales son útiles, en casos graves de infeccio-
del huésped es la inmunidad de las mucosas, principal- nes con virus sincitial respiratorio, el tratamiento con
mente la IgA. Otros virus, principalmente los de la fami- ribavirina se ha utilizado a pesar de los efectos secun-
lia de herpes, además de colonizar, y propagarse en el darios que produce. También se han utilizado anticuer-
epitelio atraviesan la membrana basal y se diseminan y pos antivirales con relativo éxito. Actualmente, se dis-
propagan en otras partes del cuerpo. Estos virus tienen pone de antivirales y vacunas contra el virus de la in-
un periodo de incubación mas largo (aproximadamente fluenza que han mostrado ser útiles sobre todo en los
dos semanas) y presentan viremia. Debido a que tienen casos de epidemias.
una fase de viremia sistémica, la respuesta inmune del
huésped incluye también células T citotóxicas.
REFERENCIAS COMPLEMENTARIAS

Por lo general, las infecciones de las vías respiratorias 1. Graeme Laver W, Bischofberger N, Webster RG. Disar-
ming flu viruses. Scientific American. 1999 January; 57-
son autolimitadas. Sin embargo, pueden ocasionar cua-
65.
dros graves con alta tasa de mortalidad principalmente
en recién nacidos, niños y adultos mayores. 2. Johnston SL. Problems and perspects of developing
effective therapy for common cold viruses. Trends in
Microbiology. 1997; 5: 58-63.
Recientemente se han presentado en varios países cua-
dros de neumonía atípica denominados "Síndrome res- 3. Ksiased TG, Erdman D, Goldsmith C, Kaki SR, Peret T,
Emery S, et al. A novel coronavirus associated with
piratorio agudo severo" (en inglés SARS). El agente etio- severe acute respiratory sindrome. N Engl J Med. 2003;
lógico probable es un coronavirus proveniente de gatos 10: 1056-62.
silvestres que abundan en una provincia del sur de Chi-
na, sitio en el que se inició la epidemia.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 31

Catarro común,
rinitis. Virus: rino,
corona, adeno, myxo,
Eco y Coxsackie A y B

Estomatitis: virus:
Crup. Virus: parainfluenza
herpes simple y sincitial respiratorio

Faringitis. Virus:
adeno, herpes
simple y Coxsackie

Bronquitis. Virus: parainfluenza,


sincitial respiratorio
e Influenza

Bronquiolitis. Virus:
sincitial respiratorio

Neumonía. Virus: adeno,


parainfluenza, coxsackie,
Influenza y sincitial
respiratorio, coronavirus

Fig. 5.1. Enfermedades del tracto respiratorio ocasionadas por virus.


32 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

Virus sincitial respiratorio

Influenza A, B

Parainfluenza

Virus Coxsackie

Adenovirus

EBV citomegalovirus

Rhinovirus

Coronavirus
Bronconeumonía

Catarro común
Bronquiolitis

Bronquitis

Faringitis

Influenza

Fiebre
Croup

Fig. 5.2. Frecuencia con la que los virus originan enfermedad en los diferentes niveles
del tracto respiratorio. Modificado de: White DO y Fenner JD. Medical Microbiology. 3ª ed.
Nueva York: Academic Press; 1986.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 33

6. INFECCIONES GASTROENTÉRICAS
Beatriz Gómez García

1. Gastroenteritis viral: A la inflamación del estómago y de los intestinos delga-


do y grueso, ocasionada por diferentes agentes virales
1.1 Manifestaciones clínicas. se le denomina gastroenteritis viral o catarro estomacal.
2. Morbilidad y mortalidad en México. Diferentes virus pueden causar gastroenteritis: rota,
coxsackie, adeno, calici, astro, virus Norwalk y simila-
3. Principales agentes etiológicos: res a Norwalk. La principal sintomatología consiste en
3.1 Rotavirus. diarrea y vómito y en ocasiones se presentan dolores
3.2 Virus Norwalk y parecidos al Norwalk. de cabeza y cólicos estomacales. Por lo general, los
3.3 Coxsackievirus A y B.
síntomas se presentan uno o dos días después de la
4. Patogenia: infección y pueden durar de uno a diez días dependien-
do del virus que la origina.
4.1 Vías de entrada.
4.2 Periodo de incubación.
4.3 Vías de diseminación. La gastroenteritis afecta a personas de cualquier edad y
se presenta en todo el mundo. Sin embargo, algunos
5. Respuesta inmune:
virus producen enfermedad diarreica con más frecuen-
5.1 Inmunidad innata. cia en determinados grupos de edad. Por ejemplo, rota-
5.2 Inmunidad adquirida: inmunidad humoral y celular. virus es la causa más frecuente de diarreas en infantes
y niños menores de cinco años y se presentan durante
6. Diagnóstico de laboratorio:
los meses de octubre a abril, mientras que las diarreas
6.1 Técnicas directas: aislamiento e identificación del en niños mayores por lo general son ocasionadas por
agente viral y detección de antígenos y genoma viral.
adeno y astrovirus y en adultos por virus Norwalk y simi-
6.2 Técnicas indirectas: detección de anticuerpos
antivirales: IgM, IgG e IgA. lares a Norwalk, presentándose durante todo el año.

7. Tratamiento.
La infección es contagiosa se transmite por vía orofecal
8. Prevención y control. y por la ingestión de alimentos y bebidas contamina-
das. El diagnóstico se hace principalmente por las ma-
8.1 Factores de riesgo.
nifestaciones clínicas, ya que algunos virus presentan
8.2 Fuentes de contagio.
sintomatología específica que ayuda al diagnóstico.
34 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

Aunque rutinariamente no se identifican los virus que Los coxsackievirus tipo A pueden también causar pará-
ocasionan gastroenteritis, los rotavirus se pueden iden- lisis flácida y muerte y, los del tipo B parálisis espásti-
tificar en heces fecales por microscopia electrónica y ca. Estos virus también se asocian con enfermedades
rotaforesis. respiratorias, de la piel (herpangina), conjuntivitis, mio-
cardiopatías, pericardiopatías y enfermedades cardiovas-
El tratamiento consiste en rehidratación, por lo que, se culares crónicas, entre otras.
recomienda a las madres de niños pequeños tener en
casa soluciones de rehidratación oral (suero oral). En
REFERENCIA COMPLEMENTARIA
cuadros gastroentéricos agudos no debe administrarse
agua sola, sino que debe contener azúcar o minerales, 1. Blacklow NR, Greenberg HB. Viral gastroenteritis. N
Engl J Med. 1991; 325: 252-261.
ya que en la diarrea se pierden los minerales y, por lo
tanto, al administrar agua sola se favorece esta pérdida.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 35

7. INFECCIONES VIRALES DE LA INFANCIA


Beatriz Gómez García

Los niños frecuentemente padecen infecciones virales y 6. Diagnóstico de laboratorio:


las enfermedades más comunes son: gastroentéricas, 6.1 Técnicas directas: examen citológico y aislamiento
respiratorias y exantemáticas, entre las últimas, tene- e identificación del agente viral o de sus antígenos
mos el sarampión, la rubéola, la roséola y la varicela. o genoma.
6.2 Técnicas indirectas: detección de anticuerpos
Es importante señalar que las vesículas que presentan antivirales: IgM e IgG.
las diferentes infecciones difieren en su morfología, lo
que sirve de guía para el diagnóstico. Rubéola, roséola 7. Complicaciones: otitis media, encefalitis, neumonía de
células gigantes sin exantema, sarampión atípico y
y varicela se revisarán posteriormente en el programa y panencefalitis esclerosante subaguda.
en esta sesión trataremos sarampión y parotiditis.
8. Tratamiento: inmunoglobulinas.

SARAMPIÓN 9. Prevención y control:

1. Manifestaciones clínicas. 9.1 Factores de riesgo.


9.2 Fuentes de contagio.
2. Morbilidad y mortalidad en México. 9.3 Vacunas: de virus atenuados y triple viral (SPR).

3. Agente etiológico:
El sarampión se caracteriza por presentar exantema
3.1 Estructura viral.
maculopapular, en general, muy extenso y eritema poli-
4. Patogenia: morfo. Las lesiones son ligeramente elevadas. Es una
de las infecciones más importantes de la infancia con
4.1 Vías de entrada.
alta morbilidad y en los países en desarrollo con altas
4.2 Periodo de Incubación.
4.3 Vías de diseminación. tasas de mortalidad que se asocian con deficiencias de
vitamina A y desnutrición en general.
5. Respuesta inmune:

5.1 Inmunidad innata. La fase aguda cursa con: fiebre, dolor de cabeza, exan-
5.2 Inmunidad adquirida: inmunidad humoral y celular. tema y conjuntivitis. Pueden presentarse diversas com-
plicaciones como otitis, neumonía y la encefalitis post-
infección que se considera la complicación más grave y
36 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

frecuente en países en desarrollo. La panencefalitis es- 8. Tratamiento.


clerosante subaguda (PEES) se presenta con baja inci- 9. Prevención y control:
dencia siendo una complicación muy grave.
9.1 Factores de riesgo.
9.2 Fuentes de contagio.
No se dispone de antivirales específicos para el saram- 9.3 Vacunas: de virus atenuados y triple viral (SPR).
pión, aunque en individuos inmunocomprometidos sus-
ceptibles expuestos a la infección se han aplicado in-
munoglobulinas con éxito. Sin embargo, se cuenta con La parotiditis se manifiesta por el crecimiento de las
vacunas atenuadas muy eficaces, que a través de las glándulas parótidas, aunque este virus también puede
campañas de vacunación han logrado disminuir consi- afectar el páncreas, los testículos y los ovarios. La ma-
derablemente la incidencia de esta enfermedad. Actual- yor parte de las infecciones son asintomáticas por lo
mente, la vacuna se administra junto con la de parotidi- que se dificulta determinar su incidencia. En niños pe-
tis y rubéola (SPR, triple viral). queños se presenta frecuentemente como infección de
las vías respiratorias sin parotiditis. Es muy contagiosa
y se transmite por gotitas de saliva. Su periodo de incu-
PAROTIDITIS (PAPERAS)
bación varía de siete a 25 días, por lo general, es una
1. Manifestaciones clínicas. enfermedad benigna en la niñez, aunque puede originar
complicaciones como meningitis aséptica que general-
2. Morbilidad y mortalidad en México.
mente no deja secuelas, esporádicamente origina pan-
3. Agente etiológico: creatitis, nefritis, tiroiditis y sordera nerviosa. Una com-
plicación frecuente en varones adolescentes y adultos
3.1 Estructura viral.
es la orquitis que es muy dolorosa y puede originar es-
4. Patogenia: terilidad.

4.1 Vías de entrada.


4.2 Periodo de Incubación.
La inmunidad es permanente y se dispone de una vacu-
4.3 Manifestaciones clínicas. na efectiva que, a través de las campañas de vacuna-
4.4 Vías de diseminación. ción ha disminuido su incidencia. El diagnóstico se basa
5. Respuesta inmune:
en las manifestaciones clínicas, aunque el virus se pue-
de recuperar de orina, saliva, exudado faríngeo y líquido
5.1 Inmunidad innata. cefalorraquídeo.
5.2 Inmunidad adquirida: inmunidad humoral y celular.

6. Diagnóstico de laboratorio: REFERENCIAS COMPLEMENTARIAS

6.1 Técnicas directas: aislamiento e identificación del 1. Sawyer LA. Antibodies for the prevention and treatment
agente viral o sus antígenos. of viral diseases. Antiviral Research. 2000; 47: 57-77.
6.2 Técnicas indirectas: detección de anticuerpos an-
tivirales (IgM). 2. Afzal MA, Minor PD, Schild GC. Clinical safety issues of
measles, mumps and rubella vaccines. Bulletin World
7. Complicaciones: orquitis, pancreatitis y meningitis. Health Organization. 2000; 78: 199-204.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 37

8. INFECCIONES POR VIRUS DE HERPES


Beatriz Gómez García

La familia Herpetoviridae comprende varios patógenos 6. Diagnóstico de laboratorio:


humanos que se caracterizan por producir infecciones 6.1 Técnicas directas: examen citológico, tinción de
persistentes con reactivaciones frecuentes, presentan Tzank; aislamiento e identificación del agente viral;
la misma estructura viral y se diseminan intercelular- detección de antígenos y genoma viral.
6.2 Técnicas indirectas: detección de anticuerpos an-
mente en presencia de anticuerpos antivirales. En este tivirales.
guión se describen HSV-1, HSV-2, varicela-zoster, cito-
megalovirus, HSV-6, HSV-7 y HSV-8 y el virus de Eps- 7. Tratamiento.

tein Barr es diferente en el guión de virus oncogénicos. 8. Prevención y control:

8.1 Factores de riesgo.


ESTRUCTURA DE LOS VIRUS DE LA FAMILIA 8.2 Fuentes de contagio.
DE HERPES 8.3 Vacunas. Estrategias en el diseño y resultados
obtenidos.

VIRUS DE HERPES SIMPLE TIPO I Y II (HSV-1, HSV-2)


HSV-1 produce infecciones que generalmente son asin-
1. Manifestaciones clínicas: estomatitis, herpes genital. tomáticas aunque puede causar estomatitis. Infecta por
lo general la cavidad oral y se considera que más de
2. Morbilidad y mortalidad.
80% de los adultos están infectados. El HSV-2 infecta
3. Patogenia: principalmente la mucosa genital y se considera que
entre 20 y 30% de los adultos padecen la infección.
3.1 Vías de entrada.
3.2 Periodo de incubación. Ambos tipos de virus producen vesículas claras que ge-
3.3 Vías de diseminación. neralmente se ulceran con rapidez y pueden causar le-
siones muy dolorosas pero benignas.
4. Complicaciones: infección perinatal, conjuntivitis, ence-
falitis, meningitis, panadizo, esofagitis, etcétera
HSV-1 se transmite por vía respiratoria (gotitas) y/o por
5. Respuesta inmune:
saliva, mientras que HSV-2 por secreciones vaginales.
5.1 Inmunidad innata. Es importante mencionar que el líquido de las lesiones
5.2 Inmunidad adquirida: inmunidad humoral y celular. contiene virus infecciosos. Los mecanismos de patoge-
nicidad de HSV-1 y 2 son muy similares, ambos infec-
38 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

tan y se replican en células mucoepiteliales y persisten 3. Patogenia:


en las neuronas. La reactivación se presenta frecuente-
3.1 Vías de entrada.
mente y por diferentes estímulos como la exposición a: 3.2 Periodo de incubación.
rayos infrarrojos, fatiga, estrés, cambios hormonales 3.3 Vías de diseminación.
(menstruación, embarazo, menopausia), inmunosupre-
4. Complicaciones: encefalitis y neumonía (huésped inmu-
sión, etcétera. La respuesta inmune aunque permanen- nocomprometido).
te no es protectora.
5. Respuesta inmune:

Las complicaciones que puede producir la infección con 5.1 Inmunidad innata
HSV-1 y HSV-2 son muchas, entre ellas, podemos men- 5.2 Inmunidad adquirida: inmunidad humoral y celular.
cionar: conjuntivitis, encefalitis, meningitis, queratocon-
6. Diagnóstico de laboratorio:
juntivitis, panadizo, traqueobronquitis, amigdalitis, farin-
gitis y esofagitis. Una complicación grave de HSV-2 es 6.1 Técnicas directas: examen citológico, tinción de
Tzank; aislamiento e identificación del agente viral;
la infección del recién nacido que puede evitarse cuan-
detección de antígenos y genoma viral.
do es aparente por cesárea. 6.2 Técnicas indirectas: detección de anticuerpos an-
tivirales (IgM e IgG).
El diagnóstico se realiza a través del examen citológico
7. Tratamiento.
por la observación de sincitios que pueden teñirse con
Giemsa (prueba de Tzank). Sin embargo, esta prueba 8. Prevención y control:
no es concluyente, por lo que, es necesario detectar el
8.1 Factores de riesgo.
antígeno viral por inmunoflorescencia indirecta o el ge- 8.2 Fuentes de contagio.
noma por hibridación in situ. La detección de anticuer- 8.3 Vacunas.
pos sólo es de utilidad para detectar la infección prima-
ria y para estudios epidemiológicos. El virus de la varicela origina la enfermedad exantemáti-
ca del mismo nombre y a su reactivación se le denomi-
Los fármacos antivirales que se utilizan para tratar las na herpes zoster. La varicela se presenta con exantema
infecciones por herpes son inhibidores de la ADN polime- vesicular característico, fiebre y malestar general. Pro-
rasa codificada por el virus o análogos de nucleótidos. bablemente sea el exantema de mayor importancia clí-
nica en niños, el virus se transmite por contacto directo
REFERENCIA COMPLEMENTARIA a través de gotitas de aerosol. El periodo de incubación
es de 14 a 18 días y se presentan dos fases de viremia
1. Whitley RJ, Roizman B. Herpes simplex virus infections.
con sintomatología similar a influenza con fiebre y rash.
Lancet. 2001; 357: 1513-1518.
Después de la infección primaria, el virus permanece
latente en los ganglios nerviosos craneales o de las raí-
VARICELA
ces dorsales y se presentan recurrencias principalmen-
1. Manifestaciones clínicas: infección localizada y sis- te en adultos o en pacientes inmunosuprimidos. Al reac-
témica. Herpes zoster en huéspedes inmunocompro-
tivarse el virus, emigra de los ganglios a la piel donde
metidos.
produce un exantema vesicular conocido como herpes
2. Morbilidad y mortalidad. zoster que es muy doloroso. La infección en niños, por
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 39

lo general, es leve, por lo que se recomienda la exposi- 5. Diagnóstico de laboratorio:


ción al virus durante la infancia. En individuos inmuno- 5.1 Técnicas directas: observación de cuerpos de in-
deprimidos se puede presentar encefalitis postinfección clusión en tejidos o células descamadas; aisla-
y neumonía como complicaciones de la infección. La miento e identificación del agente viral en lavado de
garganta y orina; detección de antígenos y genoma
inmunidad es permanente y la respuesta celular partici- viral.
pa principalmente en controlar la multiplicación viral. 5.2 Técnicas indirectas: detección de anticuerpos anti-
virales (IgM e IgG).

Recientemente, se han empezado a utilizar técnicas de 6. Tratamiento: ganciclovir.


biología molecular para la identificación de los virus a
partir de las lesiones o de líquido cefalorraquídeo. El 7. Prevención y control:
7.1 Factores de riesgo.
tratamiento de estas infecciones usando inhibidores de 7.2 Fuentes de contagio.
la polimerasa viral (aciclovir) han producido resultados
satisfactorios, pero se requieren dosis más altas que
las recomendadas para infecciones por HSV-1 y 2. Se La infección por citomegalovirus es muy común, los vi-
dispone de una vacuna atenuada eficaz. rus se encuentran distribuidos en todo el mundo y se
presentan 50% en los adultos y 0.5 a 5% en los recién
nacidos. Su sintomatología no es específica, el virus
REFERENCIAS COMPLEMENTARIAS permanece en el individuo toda la vida, se presenta en
1. Liesingang TJ. Varicela zoster viral disease. Mayo Clinical forma recurrente y durante la recurrencia es fuente de
Proceedings. 1999; 74: 983-998. contagio.

2. Gershon AA. The current status of live attenuated varicella


vaccine. Arch Virol. (Suppl.) 2001; 17: 1-6. La patogenia es similar a la de otros virus de la familia,
permanece en forma latente en los leucocitos mononu-
cleares y en órganos como el riñón y el corazón, se
CITOMEGALOVIRUS
reactiva principalmente en condiciones de inmunosupre-
1. Manifestaciones clínicas: enfermedad citomegálica, sión por lo que es muy frecuente en enfermos con SIDA.
mononucleosis infecciosa y enfermedad congénita y del
recién nacido. Infecciones en huéspedes inmunocom-
La inmunidad celular es esencial para resolver y contro-
prometidos. lar la infección.

2. Morbilidad y mortalidad.
El diagnóstico se hace por la presencia de células cito-
3. Patogenia: megálicas, que son de gran tamaño y presentan una
inclusión intranuclear basófila densa (ojo de lechuza).
3.1 Vías de entrada.
3.2 Periodo de incubación. Las células citomegálicas se encuentran en cualquier
3.3 Vías de diseminación. tejido del cuerpo y en la orina, las inclusiones se obser-
van fácilmente con tinción de Papanicolau, hematoxili-
4. Respuesta inmune:
na y eosina.
4.1 Inmunidad innata.
4.2 Inmunidad adquirida: inmunidad humoral y celular. Se transmite por transfusiones de sangre y por trans-
plantes de órganos cuando hay manifestaciones clíni-
40 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

cas los síntomas son similares a los de la mononucleo- ganismo en forma latente. Los síntomas son general-
sis infecciosa. Frecuentemente, el virus se encuentra mente subclínicos en niños pequeños, pero en mayo-
en el riñón, donde se replica y se elimina por orina. Tam- res, adolescentes y adultos, probablemente debido a la
bién se transmite en forma congénita y perinatal; se con- reactivación del virus, origina síndromes similares a la
sidera que es importante en la producción de efectos mononucleosis con malestar general, faringitis, linfoci-
congénitos; no se dispone de vacuna efectiva. tosis y frecuentemente hepatosplenomegalia. Los pa-
cientes se quejan frecuentemente de cansancio.

REFERENCIA COMPLEMENTARIA
Se considera que permanece en células T y establece
1. Drago F, Aragone MG, Lgani C, Rebora A. Cytomega- infección crónica. No se conocen sus formas de trans-
lovirus infection in normal and immunocompromised
misión, pero se piensa que todos los adultos están in-
humans. Dermatology. 2000; 2000: 189-195.
fectados con el HHV-6B. La inmunidad celular es impor-
tante en el control de la infección al igual que en otros
VIRUS DE HERPES HUMANO 6 Y 7 (HHV-6 y HHV-7) virus de la familia.

El HHV-6 se aisló en 1986 de pacientes con SIDA, se le El HHV-7 se asocia con cuadros de roséola en edades
considera el agente causal de roséola (exantema súbi- más avanzadas, similares a los producidos por HHV-6.
to) y se le asocia con la fatiga crónica, así como, con Tiene tropismo por células T y como el HHV-6 se mani-
diferentes problemas neurológicos. Se han descrito dos fiesta con más frecuencia en enfermos con SIDA. Per-
variantes del virus HHV-6 denominadas A y B. manece latente toda la vida.

Inicialmente se presenta en niños de dos a tres años de Se ha descrito, más recientemente, un virus de herpes
edad con exantema posterior y fiebre que dura de dos a humano tipo 8 (HHV-8) que también se asocia a enfer-
tres días y el virus probablemente permanece en el or- mos con SIDA.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 41

9. INFECCIONES VIRALES DEL FETO


Y EL NEONATO
Beatriz Gómez García

Muchos virus pueden atravesar la placenta y causar in- 6. Diagnóstico de laboratorio:


fecciones congénitas así como infectar al producto peri-
natalmente cuando atraviesa el canal de parto. Estas 6.1 Técnicas directas: aislamiento e identificación del
agente viral o detección de sus antígenos o genoma.
infecciones pueden ocasionar secuelas graves. Los vi-
6.2 Técnicas indirectas: detección de anticuerpos an-
rus que se ha demostrado que atraviesan la placenta
tivirales: IgM e IgG.
son: rubéola, citomegalo y parvo.
7. Complicaciones: panencefalitis progresiva.

RUBÉOLA
8. Tratamiento: inmunoglobulinas.

1. Manifestaciones clínicas: de la rubéola posnatal y del


9. Prevención y control:
síndrome de rubéola congénito.

9.1 Factores de riesgo.


2. Morbilidad y mortalidad en México.
9.2 Fuentes de contagio.
9.3 Vacunas: virus atenuados y triple viral (SPR). Efec-
3. Agente etiológico: virus de la familia Togaviridae.
to de las campañas de vacunación en la protección
de los individuos y en la interrupción de la transmi-
3.1 Estructura viral.
sión del virus.

4. Patogenia:

La infección por el virus de rubéola en niños, ocasiona


4.1 Vías de entrada.
una enfermedad exantemática leve y aproximadamente
4.2 Periodo de incubación.
50% de los casos es asintomática. Sin embargo, en
4.3 Infección sistémica e intrauterina.
4.4 Vías de diseminación. mujeres adultas la infección primaria es sintomática y
presenta vesículas maculopapulares, fiebre y frecuente-
5. Respuesta inmune: mente dolores musculares. En mujeres embarazadas,
que sufren la infección, el virus puede causar alteracio-
5.1 Inmunidad innata. nes graves en el feto (cardiopatía congénita, ceguera,
5.2 Inmunidad adquirida: inmunidad humoral y celular. sordera, retraso mental, etcétera). La panencefalitis pro-
42 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

gresiva es una complicación rara del síndrome congéni- de anticuerpos antivirales por inhibición de la hemagluti-
to de rubéola, que aparece en la segunda década de la nación o ELISA.
vida y que se manifiesta como un deterioro neurológico
grave que progresa hacia la muerte. La incidencia en En la actualidad, se dispone de vacunas contra el virus
México de la infección infantil es difícil de evaluar debido de rubéola eficaces, la de virus atenuados sola o en
a los casos asintomáticos. Respecto a la rubéola con- combinación con la vacuna de sarampión y parotiditis.
génita, al nacimiento solo los casos muy graves se re- La vacunación persigue dos objetivos principales: la pro-
portan, la mayoría se diagnostican, posteriormente, por tección del individuo vacunado y la interrupción de la
lo que se dificulta tener datos confiables. transmisión del virus.

El virus infecta inicialmente el tracto respiratorio alto y


después se disemina a los ganglios linfáticos locales REFERENCIAS COMPLEMENTARIAS
ocasionando adenopatías, luego viremia y posteriormente 1. Macuso P. Dermatologic manifestations of infectious
diseminación del virus por todo el cuerpo. El virus se diseases in pregnancy. J Perinat Neonatal Nurs. 2000;
transmite por gotitas respiratorias y se pueden eliminar 14: 17-38.

hasta dos semanas después de la aparición del exante- 2. Lee JY, Bowden DS. Rubella virus replication and links
ma. La inmunidad que induce el virus es permanente y to teratogenicity. Clin Microb Rev. 2000; 13: 571-578.
protectora cuando el nivel de anticuerpos antivirales es
3. Muñoz FM, Euglund JA. A stepahead infant protection
alto (superior a las 15 unidades inhibitorias de la hema- through maternal immunization. Peditr Clin North Am.
glutinación). Es importante señalar que estos anticuer- 2000; 47: 449-463.
pos séricos de las mujeres inducidos por vacunación o
por infección anterior al embarazo, impiden la disemina- CITOMEGALOVIRUS
ción del virus al feto.
Las características de la infección por citomegalovirus
La infección del feto por rubéola puede alterar la mitosis se discutieron en el capítulo de Herpeviridae, sin embar-
y la estructura cromosomal, lo que ocasiona, un desa- go, es pertinente mencionar aspectos importantes de
rrollo anormal. El virus puede persistir en varios tejidos este virus como agente teratogénico.
del feto permitiendo que se disemine y altere la res-
puesta inmune induciendo tolerancia. La infección de la En los países donde la imnunización por rubéola se ha
madre en los primeros tres meses de embarazo ocasio- llevado a cabo durante varios años y de manera exitosa;
na grandes consecuencias al producto, en estos casos citomegalovirus es actualmente el agente viral principal
se deben realizar estudios de laboratorio, por lo general, que ocasiona trastornos congénitos. La infección por
la presencia de anticuerpos antivirales IgM e IgG. citomegalovirus puede reactivarse varias veces durante
el embarazo y debe tenerse en cuenta que la infección
Aunque los virus pueden aislarse tres o cuatro días des- y el efecto teratogénico son asintomáticos, por lo que,
pués de iniciado el cuadro clínico a partir de frotis naso- es recomendable frecuentemente durante el embarazo
faríngeo o faríngeos y crecerse en cultivos de líneas ce- tomar muestras de orina para cultivar el virus. El porcen-
lulares e identificarse por el efecto citopático que produ- taje de niños nacidos con secuelas serias debidas a
cen; lo más usado para el diagnóstico es la detección citomegalovirus es muy bajo, un dato confiable no se
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 43

tiene, pero si se sabe que 5-10 % de niños nacidos con Los virus de herpes simple, enterovirus, varicela zoster,
inclusiones por citomegalovirus presentan secuelas con- hepatitis B y VIH pueden transmitirse durante el trabajo
génitas serias y que otro alto porcentaje de estos niños de parto y ocasionar infecciones perinatales.
(5-10 %) tienen problemas de audición. Niños nacidos
de madres que presentan primoinfección, tienen proba- El virus de hepatitis B se transmite verticalmente con
bilidad más baja de padecer secuelas que niños naci- alta incidencia (80 %) y aunque no es teratogénico, la
dos de madre con reinfección. La manera más fácil de mayoría de los niños nacen como portadores del virus y
identificar una primoinfección es midiendo el título de tendrán alta probabilidad de desarrollar cirrosis y carci-
inmunoglobulinas IgM anticitomegalovirus. noma hepatocelular durante el transcurso de su vida. El
virus de inmunodeficiencia humana (VIH), también se
transmite verticalmente, por lo que se recomienda a las
PARVOVIRUS madres seropositivas la administración de AZT que ha
mostrado prevenir la transmisión del virus al producto.
El tipo B19 es el que origina enfermedad en el hombre y
es el responsable de la quinta enfermedad eritematosa
REFERENCIAS COMPLEMENTARIAS
de los niños, una enfermedad febril, con malestar gene-
ral y exantema que tiene su mayor incidencia entre los 1. Macuso P. Dermatologic manifestations of infectious
diseases in pregnancy. J Perinat Neonatal Nurs. 2000;
cuatro a 11 años. Esta enfermedad se caracteriza por
14: 17-38.
presentar la sintomatología en dos etapas, los sínto-
mas iniciales son parecidos a los de un resfriado, el 2. Lee JY, Bowden DS. Rubella virus replication and links
to teratogenicity. Clin Microb Rev. 2000; 13: 571-578.
periodo de incubación es de siete a ocho días. La infec-
ción por parvovirus es en los primeros meses del emba- 3. Muñoz FM, Englund JA. A step ahead infant protection
razo, puede originar complicaciones, pérdida del feto e through maternal immunization. Pediatr Clin North Am.
2000; 47: 449-463.
hidroplasia fetal.
44 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

10. HEPATITIS VIRAL


Rodolfo Acuña Soto

En la actualidad, se han identificado seis tipos de virus


1. Agentes etiológicos de la hepatitis viral:
capaces de producir hepatitis denominados: A, B, C, D,
1.1 Hepatitis A (picornavirus). E y G. Estos virus se pueden clasificar en dos grupos
1.2 Hepatitis B (hepadnavirus). de acuerdo al mecanismo de transmisión; el primer gru-
1.3 Hepatitis C (flavivirus). po lo constituyen los virus de la hepatitis B, C y D, los
1.4 Hepatitis D (semejantes a viroides). cuales son transmitidos por vía parenteral, es decir, por
1.5 Hepatitis E (calicivirus). medio de transfusiones de sangre, uso de agujas conta-
minadas, tatuajes, etcétera; en el segundo grupo se en-
2. Síndromes clínicos agudos y crónicos. cuentran los virus de la hepatitis A, E y G que son trans-
mitidos por medio de la vía fecal-oral. Algunos indivi-
3. Patogenia:
duos tienen la capacidad de mantener el ciclo de repli-
cación de los virus B, C o D por largos periodos de tiem-
3.1 Vías de entrada.
3.2 Vías de transmisión. po sin presentar manifestaciones clínicas, por lo que se
3.3 Eliminación de formas infectantes. denominan portadores asintomáticos. Estos virus pue-
den producir enfermedad hepática crónica que puede
4. Respuesta inmunológica. llevar a la muerte. En cambio, los virus de la hepatitis A,
E y G no producen estado de portador asintomático ni
5. Diagnóstico: hepatitis crónica.

5.1 Método directo: detección del antígeno viral.


Las manifestaciones clínicas y lesiones histológicas son
5.2 Método indirecto: detección de los anticuerpos antivi-
básicamente las mismas para todos los tipos de virus
rales.
de hepatitis. Los síntomas, pueden variar desde cua-
6. Prevención y control:
dros asintomáticos hasta hepatitis fulminante. Afortu-
nadamente, la mayor parte de los casos cursan como
6.1 Factores de riesgo. una enfermedad relativamente benigna que se resuelve
6.2 Vacunas. completamente. Las manifestaciones clínicas se inician
típicamente de forma súbita. En la primera fase de la
enfermedad, llamada fase preictérica, los pacientes se
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 45

quejan de malestar general, náusea, vómito y debilidad. dispone de una vacuna altamente efectiva por lo que se
En esta fase y como resultado de la destrucción de nu- recomienda que todos los niños entre uno y doce años
merosos hepatocitos, las enzimas residentes del tejido se vacunen.
hepático (transaminasa glutámico-pirúvica y transami-
nasa glutámico-oxalacética) son liberadas al plasma, El virus de la hepatitis B contiene una doble cadena de
en donde pueden ser detectadas con fines diagnósti- ADN con un segmento de ADN de cadena simple. Este
cos. La segunda etapa corresponde a la fase ictérica. virus produce grandes cantidades de partículas virales
La ictericia se presenta aproximadamente en 20-50% incompletas no infecciosas en forma de esferas y fila-
de los casos de hepatitis viral, cuando la ictericia no se mentos de longitud variable compuestas casi exclusiva-
observa se le denomina hepatitis anictérica. mente del antígeno viral superficial. La infección es asin-
tomática en 75% de los casos y de 10 a 15% de ellos
Después de la invasión viral, los hepatocitos aparecen evolucionan a formas crónicas, de las cuales 20% desa-
redondeados con el citoplasma claro, numerosas célu- rrollan cirrosis y 20% cáncer de hígado (hepatocarcino-
las hepáticas se necrosan. En respuesta a este proce- ma). El virus se transmite primariamente por vía paren-
so, las células de Kupffer proliferan y se observa infiltra- teral y sexualmente, pero se ha identificado en la saliva,
ción de monocitos y linfocitos iniciándose así, un proce- las lágrimas, el líquido seminal, la leche materna y la
so de regeneración de hepatocitos. Se denomina: hepa- orina. Los individuos positivos al antígeno de superficie
titis crónica, al proceso inflamatorio que persiste por del virus de la hepatitis B (HbsAg) son potencialmente
más de seis meses. Existen diversas formas de hepati- contagiosos, por lo que, se les debe excluir como dona-
tis crónica: la persistente y la activa. La hepatitis cróni- dores de sangre. Actualmente, se dispone de una vacu-
ca persistente es un proceso relativamente benigno mien- na recombinante altamente efectiva.
tras que en la crónica activa, hay daño hepático progre-
sivo con cirrosis, insuficiencia hepática y muerte. La hepatitis por virus C se denominaba hepatitis no A no
B. El virión contiene una cadena de ARN linear de pola-
El virus de la hepatitis A está constituido por una molé- ridad positiva que produce una cadena polipeptídica que
cula de ARN de una cadena con polaridad positiva que incluye las proteínas de la cápside, la proteasa, una
codifica una sola cadena proteica que, posteriormente, helicasa y una ARN polimerasa. Este virus tiene una
es fragmentada por una proteasa viral para formar las enorme frecuencia de mutación, lo que dificulta la res-
diferentes subunidades de la cápside. Este virus produ- puesta inmune. Se han identificado por lo menos doce
ce una infección aguda, generalmente autolimitada que diferentes subtipos de virus de la hepatitits C con una
puede ser asintomática, leve o grave y muy raramente distribución geográfica particular. Los diferentes tipos
fulminante. Los virus de la hepatitis A se eliminan por de virus tienen respuestas diferentes al tratamiento con
heces fecales, durante la fase de incubación y la prime- interferón alfa y beta. El diagnóstico de la hepatitis C se
ra parte de la fase preictérica. La infección se transmite basa en la identificación de anticuerpos contra el virus
por medio de agua y alimentos contaminados por lo que, de la hepatitis C (anti HCV) por medio de ensayos inmu-
puede aparecer en forma de brotes epidémicos. El diag- noenzimáticos (ELISA).
nóstico definitivo de hepatitis A se realiza por medio de
la identificación de IgM anti-hepatitis A para infeccion La hepatitis D se llamaba también hepatitis delta. La
reciente e IgG anti-hepatitis A para infección previa. Se partícula viral contiene ARN circular de una cadena y
46 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

tiene una envoltura lipídica con antígeno de superficie cos, es más leve que la hepatitis A, sin embargo, en
de la hepatitis B (HBSAg). El aspecto más sobresa- mujeres gestantes se desarrolla una hepatitis grave con
liente de la hepatitis D, es que la infección por el virus una elevada mortalidad (10-50%). Los métodos seroló-
de la hepatitis D solamente ocurre en individuos infec- gicos para otros tipos de hepatitis no dan reacción cru-
tados con virus de la hepatitis B. De acuerdo a la se- zada con hepatitis E. En México se han reportado bro-
cuencia de infección de los dos virus existen dos posi- tes epidémicos en Huitzililla, Estado de México y en
bilidades, la primera es que ambos virus ( B y D) infec- Telixtac, estado de Morelos.
ten simultáneamente a un individuo, en este caso, la
enfermedad crónica se desarrolla en aproximadamen- La hepatitis G es causada por un flavivirus y se piensa
te 2% de los casos. El segundo caso es cuando el que estos virus son responsables de algunos casos de
virus de la hepatitis D, infecta un individuo previamente hepatitis crónica.
infectado por el virus de la hepatitis B. En este caso se
produce una sobreinfección por el virus de la hepatitis
REFERENCIAS COMPLEMENTARIAS
D, aumentando la frecuencia de hepatitis crónica. En
general, la hepatitis D tiende a ser una enfermedad 1. Linnen J, et al. Molecular clonIng and disease association
of hepatitis G virus: A transfusion-transmissible agent.
aguda relativamente seria con una mortalidad de entre
Science. 1996; 271: 505-508.
2-20%. La fase crónica tiene un riesgo de entre 60 y
70% para desarrollar cirrosis. La mayor parte de los 2. Velázquez O, et al. Epidemic transmission of enterically
transmitted non-A, non-B hepatitis in Mexico. 1986-
pacientes con hepatitis crónica producida por virus de
1987. JAMA. 1990; 263: 3281.
la hepatitis D mueren de enfermedad hepática 10 ó 15
años después de la infeccion original. La transmisión 3. Conry-Cantinela C, et al. Routes of infection, viremia,
and liver disease in blood donors found to have hepatitis
del virus es por vía parenteral. C virus infection. N Engl J Med. 1996; 334: 1691.

La hepatitis E es producida por un virus pequeño, esfé- 4. Farci P, et al. Lack of protective immunity against rein-
fection with hepatitis C virus. Science. 1992; 258:135.
rico y desnudo que contiene una cadena de ARN linear
de polaridad positiva. Es una enfermedad aguda y auto- 5. Hooflangle JH. Type D (delta) hepatitis. JAMA. 1989; 261:
limitada, no produce hepatitis crónica ni estado de aca- 1321.

rreador asintomático. Es de transmisión fecal-oral, por 6. Purcell RH. Hepatitis viruses. Changing patterns of
lo tanto, puede aparecer en forma de brotes epidémi- human disease. Proc Natl Acad Sci USA. 1994; 91: 2401.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 47

11. INFECCIONES DEL SISTEMA NERVIOSO


Rodolfo Acuña Soto y Beatriz Gómez García

Virus de varias familias ocasionan infecciones del siste- 6. Prevención y control:


ma nervioso central, entre ellos, están coxsackievirus,
HIV, HSV-1, rabia y poliomielitis. 6.1 Factores de riesgo.
6.2 Vacunas.

En este guión revisaremos las infecciones del sistema


nervioso producidas por rabia y virus de la poliomielitis y El virus de la rabia pertenece a la familia de los Rabdo-
las enfermedades priones. virus y es neurotrópico, es decir, tiene afinidad por el
sistema nervioso. Se han identificado diferentes varian-
RABIA
tes del virus por ejemplo, el virus que circula en los mur-
1. Manifestaciones clínicas. ciélagos en Baja California es diferente al que se en-
cuentra en los zorrillos del Altiplano mexicano.
2. Morbilidad y mortalidad en México.
La rabia es una infección viral del sistema nervioso cen-
3. Agente etiológico: tral de animales que ocasionalmente es transmitida al
hombre. La introducción del virus de la rabia en los teji-
3.1 Estructura viral. dos es generalmente debida a la inoculación por morde-
dura de un animal rabioso en cuya saliva se encuentra
4. Patogenia:
el virus. La transmisión ocurre también por medio de
aerosoles (particularmente de murciélagos) o heridas.
4.1 Reservorios.
4.2 Vías de entrada.
Una vez iniciados los síntomas, la rabia es mortal en
4.3 Periodo de incubación. prácticamente 100% de los casos.
4.4 Vías de diseminación.
La infección temprana afecta primariamente al sistema
5. Diagnóstico de laboratorio límbico del cerebro, lo que explica la extrema agitación
y excitabilidad de la enfermedad (rabia furiosa). Una va-
5.1 Técnicas directas: detección de sus antígenos por riante ocurre cuando la infección temprana se distribuye
inmunofluorescencia o identificación de cuerpos de
ampliamente en todo el cerebro y se manifiesta como
inclusión en las neuronas.
un síndrome de encefalitis (rabia silenciosa). La rabia
48 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

paralítica, una segunda variante de la enfermedad, ocu- Un dato muy importante para el diagnóstico de la rabia
rre en aproximadamente 20% de los casos, especial- es el antecedente de exposición al virus. El diagnóstico
mente en individuos que fueron mordidos o inhalaron ae- antemortem se realiza por inmunofluorescencia en epi-
rosoles producidos por murciélagos o vampiros rabio- telio coreal y el postmortem se confirma por la presen-
sos. En los tres diferentes tipos de rabia, el virus se cia de inclusiones citoplásmicas patognomónicas (cuer-
disemina rápidamente por todo el cerebro afectando casi pos de Negri) en el interior de las neuronas o por identi-
todas las células nerviosas en pocos días. El periodo de ficación del antígeno viral en el tejido cerebral usando
incubación es muy variable, sin embargo, en la mayoría anticuerpos fluorescentes.
de los casos es de 20 a 90 días y depende del sitio de
mordedura, mientras más cerca de la cabeza más corto La prevención es la principal forma de evitar la rabia, la
el periodo de incubación. El curso de la enfermedad es primera línea de defensa incluye la vacunación de pe-
rápido, desde el inicio de los síntomas hasta la muerte rros y gatos, así como, evitar la mordedura de animales
transcurren dos o tres semanas. silvestres como zorrillos y mapaches. Y la segunda la
constituye el tratamiento postexposición que incluye el
Las manifestaciones clínicas inespecíficas en la fase lavado con agua y jabón y, posteriormente con alcohol
prodrómica son: ansiedad o depresión, faringitis, fiebre, de la herida inmediatamente después de la mordida y la
irritabilidad, anorexia y náusea. El síntoma más carac- aplicación de la vacuna. La vacunación postexposición
terístico de esta etapa es el dolor, sensación de hormi- es la única y mejor forma de detener el establecimiento
gueo y parestesia del sitio de inoculación. Esta etapa del virus en los tejidos. Adicionalmente, se puede utili-
dura entre dos y diez días. La segunda fase de la enfer- zar la administración de suero antirrábico humano.
medad (fase aguda) ocurre en forma de rabia furiosa o
rabia paralítica. En la rabia furiosa, los síntomas más
REFERENCIAS COMPLEMENTARIAS
importantes son agitación, hiperactividad, comportamien-
to extraño, confusión, alucinaciones y ronquera. La hi- 1. Case records of the Massachusetts General Hospital
21-1998. A 32 year old woman with pahringel spasms
drofobia se presenta cuando al deglutir líquidos se pro-
and paresthesis after a dog bite. N Eng J Med. 1998; 339:
ducen espasmos de los músculos laríngeos y faríngeos 105.
que producen aspiración al interior de la tráquea con
2. Fishbein DB, Robinson LE. Current concepts: Rabies.
sensación de ahogamiento. En casos extremos, los es- N Engl J Med. 1993; 329:1632.
pasmos se provocan simplemente con acercar agua al
enfermo. La rabia silenciosa se manifiesta como un pro- 3. Pape WS, et al. Risk of rabies transmission from
encounters with bats. Colorado 1977-1996. Emerg Infect
ceso encefalítico deprimido con letargia y parálisis de Dis. 1999; 5: 433.
los músculos faríngeos. En ambas formas, antes del
deterioro final, el paciente tiene periodos alternantes de
lucidez y agitación incontrolada y en algunos casos, los
enfermos mantienen el estado de conciencia por mucho
tiempo. Se ha reportado que solo tres pacientes han
sobrevivido a la rabia y que todos sufrieron daño neuro-
lógico grave.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 49

do. La infección por el virus de poliomielitis ocurre en el


POLIOMIELITIS
tubo digestivo, de donde el virus se distribuye a los nó-
1. Manifestaciones clínicas. dulos linfáticos regionales y en una minoría de casos al
sistema nervioso central, solamente 1 % de los casos
2. Morbilidad y mortalidad en México. desarrolla poliomielitis paralítica. Es más en 90 % de
los casos la infección es inaparente y en los individuos
3. Agente etiológico: que
progresa a una forma grave se observa dolor muscular
3.1 Estructura viral.
con o sin parálisis flácida.

4. Patogenia:
El grado y localización de la parálisis depende del sitio
4.1 Vías de entrada. de destrucción de la médula espinal o del tallo cerebral.
4.2 Periodo de incubación. Los poliovirus invaden ciertos tipos de células nerviosas
4.3 Vías de diseminación. y al multiplicarse las dañan o destruyen. Las astas an-
teriores de la médula espinal son las más afectadas y
5. Complicación: atrofia muscular progresiva pospolio- en el cerebro se afectan con más frecuencia la forma-
mielítica. ción reticular, los núcleos vestibulares y los núcleos ce-
rebelosos profundos. La parálisis en la poliomielitis es
6. Respuesta inmune:
característicamente asimétrica.

6.1 Inmunidad innata.


El tipo más frecuente de poliomielitis es la abortiva que
6.2 Inmunidad adquirida: anticuerpos neutralizantes y
protección al producto por anticuerpos maternos.
es una enfermedad leve que cursa con fiebre, malestar,
cefalea, náusea, vómito, estreñimiento y dolor faríngeo.
7. Diagnóstico de laboratorio: La poliomielitis no paralítica o meningitis aséptica ade-
más cursa con rigidez y dolor en espalda y cuello y la
7.1 Técnicas directas: aislamiento e identificación del recuperación, como en el caso anterior, es absoluta. La
agente viral. atrofia muscular progresiva postpoliomielítica es una re-
7.2 Técnicas indirectas: detección de los anticuerpos crudecencia de la parálisis y desgaste muscular que
antivirales.
ocurre en algunas personas que sufrieron poliomielitis
paralítica décadas antes.
8. Prevención y control:

Se reconocen tres tipos de poliovirus (1, 2 y 3). Exis-


8.1 Factores de riesgo.
8.2 Fuentes de contagio. te una vacuna de virus atenuados que es trivalente y
8.3 Vacunas: polivalente de virus atenuados (Sabin) y que forma parte del programa de vacunación para eli-
de virus muertos (Salk). minar el virus.

REFERENCIA COMPLEMENTARIA
La poliomielitis es una enfermedad viral asociada a pa-
1. Hull HF, et al. Paralytic poliomyelitis: Seasoned strategies
rálisis flácida producida por un enterovirus de transmi-
disappearing disease. Lancet. 1994; 343: 1331.
sión oral-fecal. El hombre es el único reservorio conoci-
50 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

La estructura secundaria de la proteína celular madura


PRIONES
(PRPc) purificada en su forma nativa consta de aproxi-
1. Definición de priones. madamente 43 % de α-hélice y de 3 % de β-plegada, en
cambio la estructura secundaria de la PRPsc tiene aproxi-
2. Características de la proteína.
madamente 43 % de β-plegada, lo que le permite formar
3. Manifestaciones clínicas de las enfermedades causa- complejos supramoleculares acumulables denominados
das por priones.
“amiloides”. La transformación de PRPc a PRPsc se
4. Diagnóstico. postula que se debe a la transición de las α-hélices a
β-plegadas. La proteína PRPsc se detecta con anticuer-
pos monoclonales que pueden diferenciarse entre las
El término “prión” lo acuñó Stanley B. Prusnier en 1982
dos isoformas.
y es acrónimo de proteína infecciosa. Los priones son
pequeñas partículas infecciosas de naturaleza proteica
Las enfermedades por priones se conocen como ence-
que se asocian con desórdenes degenerativos del siste-
falopatías espongiformes. En exámenes postmortem del
ma nervioso central y se caracterizan por producir cua-
cerebro se encuentran vacuolas en la corteza y en el
dros patológicos crónicos y progresivos.
cerebelo. Los signos clínicos y la patología que produ-
cen varían entre las especies afectadas, pero en todos
Los priones constan de una proteína única con peso
los casos, el desarrollo de la enfermedad es muy lento
molecular de 30-35 Kda que se denomina PRPsc, el
y los tiempos de incubación, con ausencia total de sín-
nombre proviene de scrapie, la enfermedad en la que
tomas son extremadamente largos (dos a diez años).
inicialmente se identificó. La PRPsc es la isoforma de
En el hombre, los primeros síntomas son de origen neu-
la proteína celular PRPc de idéntica secuencia de ami-
rológico afectando la personalidad y el comportamiento
noácidos y que se encuentra en todos los tejidos del
con trastornos de memoria mientras que, en la fase fi-
organismo. El gen de PRP existe en una sola copia,
nal, el síntoma principal es la demencia. La muerte so-
en el hombre se encuentra en el cromosoma 20 y se
breviene después de seis a doce meses de la aparición
expresa constitutivamente en todos los tejidos del or-
de los primeros síntomas. Las enfermedades de huma-
ganismo adulto aunque su máxima expresión es en
nos asociadas a priones son: Cruetzfeldt-Jakob, síndro-
tejidos neuronales, principalmente en el cerebro, cere-
me de Gerstmann-Strädussler-Scheinker, Kuru, insom-
belo, médula e hipotálamo.
nio fatal familiar y el síndrome de los Alpes que en la
actualidad son enfermedades incurables.
El cambio estructural que transforma a la PRPc en PRPsc
estriba en su plegamiento, el prión no es otra cosa que
una forma alterada de una proteína celular normal que REFERENCIAS COMPLEMENTARIAS
ha perdido su función y que ha adquirido la capacidad
1. Bessen AR. Neurodegenerative prion diseases. Science
de transformar la forma normal en patógena. La patolo- and Medicine. 1996; 3: 12-21.
gía probablemente se manifiesta por la acumulación de
2. Cohen EF. Prions, peptides and protein misfolding.
proteína anormal. Molecular Medicine Today. 2000; 6: 292-293.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 51

12. FIEBRES HEMORRÁGICAS


Rodolfo Acuña Soto

Se denominan fiebres hemorrágicas a las fiebres de ori-


1. Manifestaciones clínicas del dengue y de las fiebres
hemorrágicas.
gen infeccioso que cursan con hemorragias. La mayor
parte de los agentes etiológicos de las fiebres hemorrá-
2. Morbilidad y mortalidad en México. gicas tienen reservorios animales en la naturaleza y son
transmitidos por insectos o aerosoles y causan enfer-
3. Agentes etiológicos: virus del dengue, hantavirus, medades con mortalidades elevadas. Tres grupos de vi-
arenavirus y virus del Ébola y Marburg. rus son los principales agentes etiológicos de fiebres
hemorrágicas: los flavivirus (dengue y fiebre amarilla),
3.1 Estructura del virus del dengue.
los arenavirus y los hantavirus. La fiebre hemorrágica
más frecuente en México la produce el virus del dengue
4. Patogenia del virus del dengue:
en su forma de dengue hemorrágico y la segunda causa
4.1 Vías de entrada. de fiebre hemorrágica, recientemente descrita en nues-
4.2 Periodo de incubación. tro país son los hantavirus.
4.3 Vías de diseminación.
Desde el punto de vista histórico, dos tipos de fiebres
5. Respuesta inmune contra el virus del dengue: hemorrágicas afectaron enormemente a la población
mexicana. La primera fue la fiebre amarilla, enfermedad
5.1 Importancia de la inmunidad humoral en la pato- transmitida por la picadura de un mosquito (Aedes) y
logía.
causada por el virus de fiebre amarilla (flavivirus) que
afectó principalmente, poblaciones costeras con clima
6. Diagnóstico de laboratorio de dengue:
cálido hasta la primera mitad del siglo XX. La segunda
6.1 Técnicas indirectas: detección de anticuerpos an- correspondió a un grupo de fiebres hemorrágicas de ori-
tivirales: IgM e IgG. gen desconocido que causaron grandes epidemias du-
rante los siglos xvi al xix. La mortalidad de algunas de
7. Prevención y control: estas epidemias fue particularmente devastadora. Se es-
tima que la epidemia de 1545 causó la muerte de 80 %
7.1 Factores de riesgo. de la población indígena. En su tiempo a estas enferme-
7.2 Fuentes de contagio. dades se les denominó cocoliztli, matlazahuatil y las
7.3 Control de mosquitos.
fiebres misteriosas del año 1813.
52 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

El dengue y el dengue hemorrágico son enfermedades Nuevo México. Estos virus del grupo Hantaan, tienen
causadas por la infección del virus del dengue. Estos tres cadenas de ARN de polaridad negativa y sus reser-
virus de ARN de cadena linear y polaridad positiva tie- vorios son los roedores. Se han producido casos de sín-
nen una distribución mundial. En México, una gran pro- drome pulmonar en: México, Panamá y Chile. Los han-
porción de la población se encuentra expuesta a la in- tavirus tienen ciclos anuales ya que son altamente de-
fección en las zonas costeras, tanto del Golfo de Méxi- pendientes de los roedores que a su vez dependen de
co como del Océano Pacífico. El virus también se en- los ciclos de lluvia y sequía. Las medidas preventivas
cuentra en la península de Yucatán, el altiplano mexica- incluyen el evitar los aerosoles de orina y heces fecales
no y la península de Baja California. Existen cuatro se- de ratones.
rotipos del virus de dengue (DEN-1, DEN-2, DEN-3 y
DEN-4). La infección se adquiere por picadura de la hem- Algunos arenavirus pueden causar fiebres hemorrágicas
bra del mosquito Aedes aeqypti, principal vector urbano. en el ser humano como: la fiebre de Lassa, endémica
El virus se replica en los nódulos linfáticos locales, dos de África; fiebre hemorrágica argentina causada por el
o tres días después se disemina a diversos tejidos por virus Junín; la boliviana por el virus Machupo; la venezo-
vía hematógena (viremia). La enfermedad normalmente lana por el Guanarito y la brasileña por el Sabiá. Cada
es autolimitada y las manifestaciones clínicas incluyen virus tiene una especie particular de roedores que le sir-
fiebre, cefalea, dolor de espalda y de extremidades y ve como reservorio.
dolor retroocular que es típico. El dengue hemorrágico
ocurre en individuos que previamente fueron infectados El virus de Ébola y Marburg producen enfermedad agu-
por el virus (más frecuentemente por el DEN-2) y que da con una mortalidad de aproximadamente 80%. Se
desarrollaron una respuesta inmune contra las proteí- han identificado cuatro subtipos del virus de Ébola (Zai-
nas virales. Se piensa que el dengue hemorrágico es re, Costa de Marfil, Sudán y Reston). La transmisión es
resultado de un proceso autoinmune, ya que algunas de persona a persona por contacto directo o aerosoles
glicoproteínas de la envoltura viral tienen homología con de sangre infectada.
segmentos de factores de coagulación. Algunos enfer-
mos progresan a síndrome de choque por dengue, cau-
REFERENCIAS COMPLEMENTARIAS
sado por un proceso conocido como síndrome de escu-
rrimiento capilar en el que grandes volúmenes de líquido 1. Kilks S, et al. Evidence that maternal dengue antibodies
salen del lecho vascular. are important in the development of dengue hemorrhagic
fever in infants. Am J Trop Med Hyg. 1988; 38: 411.

Las medidas para el control del dengue incluyen el eli- 2. Gubler DJ. Impact of dengue/dengue hemorrhagic fever
minar todos los lugares en donde los mosquitos pueden on the devoloping world. Adv Virus Res. 1999; 35: 53.
depositar los huevecillos en época de lluvias (recipien-
3. Rigau-Perez JG, et al. Dengue and dengue hemorrhagic
tes con agua almacenada, llantas, etcétera). Se reco- fever. Lancet. 1998; 352: 971.
mienda el uso de mosquiteros en puertas y ventanas,
así como el evitar deambular durante las últimas horas 4. Duchin JS, et al. Hantavirus pulmonary syndrome: Clinical
description of disease caused by a newly recognized
de la tarde y las primeras de la noche. hemorrhagic fever virus in the southwestern United
States. N Engl H Ned. 1994; 330: 949.
El hantavirus fue aislado en 1993 a partir de casos de
5. Georges A, et al. Recent Ebola outbreaks in Gabon from
neumonía en una comunidad de indios americanos en la 1994 to 1997. Epidemiological and health control issues.
frontera de los estados de Colorado, Utah, Arizona y J Infect Dis. 1999; 179 (Suppl. 1): S65.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 53

13. VIRUS ONCOGÉNICOS


Patricia Tato Zaldívar

5.4 Manifestaciones clínicas: mononucleosis infec-


I. Tipos de virus oncogénicos:
ciosa, linfoma de células B (linfoma de Burkitt),
carcinoma nasofaríngeo.
1.1 Virus oncogénicos del DNA: papovavirus, adeno-
5.5 Complicaciones: trastornos neurológicos como
virus, herpesvirus, hepadnavirus (hepatitis C),
meningoencefalitis y síndrome de Guillain-Barré.
flavivirus y poxvirus.
5.6 Diagnóstico.
1.2 Virus oncogénicos de RNA: retrovirus.
5.7 Prevención.

2. Características de las células transformadas (inmor-


6. Virus linfotrópico de células T humanas, VLTH-1, VLTH-
talidad, pérdida de la inhibición por contacto, alteracio-
2 y VLTH-5:
nes morfológicas, etcétera).

6.1 Características generales (protooncogenes).


3. Oncogenes.
6.2 Epidemiología.
6.3 Patogenia e inmunidad.
4. Papilomavirus:
6.4 Manifestaciones clínicas: leucemias, linfomas y
sarcomas.
4.1 Características generales.
6.5 Diagnóstico.
4.2 Epidemiología.
6.6 Prevención.
4.3 Patogenia e inmunidad.
6.7 Tratamiento y prevención.
4.4 Manifestaciones clínicas: verrugas cutáneas, tu-
mores benignos de cabeza y cuello y verruga ano-
genital (condiloma acuminado y cáncer cervi-
El cáncer es causa líder de muerte en países desarro-
couterino).
llados. La oncogénesis comprende los procesos que re-
4.5 Diagnóstico.
sultan en el crecimiento de una población de células en
4.6 Tratamiento y prevención.
las cuales se han acumulado mutaciones. Estas muta-
5. Virus Epstein-Barr: ciones afectan varios pasos en las vías reguladoras de
la comunicación, crecimiento y división celular y condu-
5.1 Características generales. cen a un crecimiento sin control, a un incremento en la
5.2 Epidemiología. desorganización celular y finalmente al cáncer. La mul-
5.3 Patogenia e inmunidad. tiplicación de las células en el cuerpo es un proceso
54 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

finamente regulado. En un animal joven, la multiplica- Los virus oncogénicos pertenecen a diferentes fami-
ción celular total excede la muerte celular conforme al lias, de acuerdo al ácido nucleico de sus genomas y a
animal crece hacia la madurez. En el adulto, los proce- las características de sus viriones. Los virus oncogéni-
sos de multiplicación y de muerte celular están balan- cos de ADN pertenecen a las familias del virus de pa-
ceados. Ocasionalmente, esta regulación se rompe y pova-, adeno-, herpes-, hepdna-, pox- y togaviridae,
un tipo celular particular empieza a crecer y dividirse mientras que, los virus oncogénicos de ARN solo a la
comportándose como si las células fueran inmortales. familia Retroviridae.
La adquisición de esta propiedad en las células se reco-
noce como el primer paso en la oncogénesis. Una célu- Cada grupo de virus oncogénico produce tumores por un
la inmortalizada puede adquirir uno o más cambios ge- mecanismo diferente. Por ejemplo, los retrovirus trans-
néticos adicionales, para dar lugar a una clona de célu- ductores, como su nombre lo implica, contienen genes
las que es capaz de expandirse y formar un “tumor”. celulares transductores que se convierten en oncogenes
Algunos tumores son benignos, es decir, cesan de cre- (genes cuyos productos causan transformación o forma-
cer en el cuerpo después de adquirir cierto tamaño y ción de tumores cuando se expresan en el contexto vi-
generalmente no producen gran daño. Otras células tu- ral). En el caso de los retrovirus no transductores, la trans-
morales crecen y se dividen indefinidamente para for- cripción de protooncogenes es inapropiadamente activa-
mar tumores malignos que dañan y desacoplan la fun- da como una consecuencia de la integración cercana a
ción normal de los órganos y tejidos que invaden. Se un provirus en el genoma de la célula huésped.
estima que los virus contribuyen aproximadamente a 20%
de todos los cánceres humanos y son la causa principal El primer virus oncogénico que se descubrió fue el papi-
en los cánceres del hígado y cervicouterino. lomavirus que causa verrugas, verrugas cutáneas, tu-
mores benignos de cabeza y cuello y, verruga anogeni-
Los cambios que sufren las células normales al ser in- tal (condiloma acuminado y cáncer cervicouterino). A
fectadas por los virus, reciben el nombre de transforma- partir de entonces se describieron virus de diferentes
ción celular. La característica que define a una célula trans- familias asociados con el cáncer (tabla 13.1).
formada es la falta de respuesta a las señales o condicio-
nes que normalmente controlan el crecimiento, la replica- El virus de hepatitis C se asocia con el desarrollo de
ción del ADN y la división. Las células transformadas típi- cáncer hepatocelular en 60-70% de los individuos infec-
camente crecen en concentraciones de suero mucho tados persistentemente. El descubrimiento más recien-
menores que las requeridas para el crecimiento de las te de virus oncogénico (1994) es un miembro de la fami-
células normales, debido a que su requerimiento de fac- lia Herpesviridae, herpesvirus humano 8 que se ha aso-
tores de crecimiento está muy reducido, de hecho algu- ciado a células tumorales del sarcoma de Kaposi, un
nas células transformadas, producen sus propios facto- cáncer común en pacientes con SIDA.
res de crecimiento y sus receptores, es decir que pueden
estimularse autocrinamente para crecer.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 55

Tabla 13.1 Virus de diferentes familias asociados REFERENCIAS COMPLEMENTARIAS


a cáncer
1. Kieff E. Epstein-Barr. Increasing evidence of a link to
Familias Cánceres asociados carcinoma. N Engl J Med. 1995; 333: 724.

Virus de ARN 2. Ring CJA. The B cell-immortalizing functions of Epstein-


Togaviridae Barr virus. J Gen Virol. 1994; 75: 1.
Hepatitis C Carcinoma hepatocelular
Retroviridae Cánceres hematopoyéticos, 3. Tindle RW. Human papilomavirus vaccines for cervical
sarcomas y carcinomas carcer. Curr Opin Immunol. 1996; 8: 643.

Virus de ADN 4. Zur Hausen H. Papillomavirus infections: A major cause


Hepadnaviridae of human cancers. Biochem Biophys Acta. 1996; 1288:
Hepatitis B Carcinoma hepatocelular F55.
Papovaviridae
Papillomavirus Papilomas y carcinomas
Polyomavirus Varios tumores sólidos
Adenoviridae
Adenovirus Varios tumores sólidos
Herpesviridae
Epstein-Barr Linfomas, carcinomas y sarcomas
Poxviridae
Poxvirus Mixomas y fibromas

Tomada de: Flint SJ, et al. Principles of Virology. Molecular Biology,


Pathogenesis and Control. Washington DC: ASM Press; 2000.
56 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

14. SÍNDROME DE INMUNODEFICIENCIA


ADQUIRIDA (SIDA)
Rodolfo Acuña Soto

9. Prevención y control:
1. Antecedentes históricos.

9.1 Factores de riesgo.


2. Morbilidad y mortalidad en México.
9.2 Fuentes de contagio.
9.3 Vacunas. Estrategias en el diseño y resultados
3. Agente etiológico: VIH tipos 1 y 2.
obtenidos.

4. Patogenia:
El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) fue
4.1 Vías de entrada.
identificado por primera vez en 1981, cuando se reportó
4.2 Periodo de incubación.
que 26 homosexuales de Los Ángeles y Nueva York
4.3 Vías de diseminación.
murieron a consecuencia de neumonía por Pneumocys-
tis carinni (microorganismo oportunista) o de una neo-
5. Complicaciones: infecciones por microorganismos de
la flora normal o poco virulentos y el desarrollo de plasia poco común: sarcoma de Kaposi. En 1998, se
neoplasias poco comunes. estimó que existían aproximadamente 33 millones de
individuos infectados y solo ese año se infectaron 5.8
6. Respuesta inmune: millones de personas, es decir, aproximadamente, once
nuevos casos por minuto.
6.1 Inmunidad innata.
6.2 Inmunidad adquirida: inmunidad humoral y celular. El agente etiológico del SIDA es un retrovirus de la
subfamilia de los lentivirus. Se han identificado dos ti-
7. Diagnóstico de laboratorio:
pos de virus de la inmunodeficiencia humana VIH-1 y
VIH-2. El VIH-1, que proviene del chimpancé africano,
7.1 Técnicas directas: cuenta viral.
7.2 Técnicas indirectas: detección de anticuerpos an- es el más frecuentemente asociado con la enfermedad
tivirales por ELISA e inmunoelectrotransferencia. en todo el mundo mientras que el VIH-2 se mantiene
restringido a algunas partes de África Occidental. Las
8. Tratamiento. partículas virales completas contienen dos copias de
ARN monocatenario.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 57

La característica central de la infección por VIH es la El diagnóstico de SIDA se hace por ELISA que tiene
inmunodeficiencia que resulta de la infección de un una sensibilidad de 99.9%, los casos positivos deben
subgrupo de linfocitos T, llamados células cooperado- ser confimados por inmunoelectrotransferencia. La dis-
ras (Th o CD4+). La proteína de superficie CD4 es el minución de la cantidad de linfocitos CD4+, es el mejor
receptor de una glicoproteína viral (gp120). El SIDA es indicador del progreso de la infección, las complicacio-
una infección primariamente transmitida por contacto nes de origen infeccioso aparecen cuando el número de
sexual, tanto homosexual como heterosexual, se con- CD4+ llega a 200/ml o menos.
sidera que la frecuencia de transmisión heterosexual es
ocho veces más frecuente de hombre a mujer que de En realidad, el SIDA es el estadío final de la infección
mujer a hombre. La infección también puede ser trans- por VIH. La historia natural de la enfermedad se puede
mitida por transfusiones de sangre o por accidentes de dividir en tres fases: la infección primaria, inmediata-
laboratorio con agujas contaminadas. Un grupo de alto mente posterior a la infección; la fase latente que co-
riesgo son los drogadictos que reutilizan agujas usa- rresponde al periodo de tiempo (años) en que el indivi-
das. Finalmente, la madre puede transmitir el VIH al duo no presenta ninguna manifestación clínica, aunque
producto durante la gestación, el parto, o por medio de el virus se está replicando en los ganglios linfáticos y la
la leche materna. El VIH no se contrae por contacto enfermedad clínica, en que se observa una notable dis-
casual, fomites, o por picadura de insectos. minución de los linfocitos CD4+ (menos de 200/ml), au-
mento de la viremia y la aparición de enfermedades in-
El primer caso de SIDA en México fue diagnosticado en fecciosas que llevan a los pacientes a la muerte. La
1983, pero retrospectivamente, se considera que la trans- mejor manera de evitar esta infección es la prevención.
misión del virus se inició en la década de los 70s. Se
considera que se han producido entre 116 000 y 174 000
REFERENCIAS COMPLEMENTARIAS
casos con un total de 25 000 defunciones. Las entida-
des más afectadas son el Distrito Federal, Baja Califor- 1. Carpenter CC, et al. Antiretroviral therapy for HIV infection
in 1998. Updated recommendations of the International
nia, Jalisco y Morelos y se ha observado que las áreas
AIDS Society-USA Panel. JAMA. 1998; 280: 78.
urbanas tienen prevalencias más altas que las rurales.
A nivel nacional, se estima que la frecuencia de infec- 2. Kovacs JA, et al. Prophylaxis against opportunistic
infections in patients with human immunodeficiency
ción es 0.05 % en la población general adulta, aunque
virus infection. N Engl J Med. 2000; 342: 1416.
la prevalencia en las poblaciones de alto riesgo es mu-
cho más alta (0.75-28.6 %). Se considera que en Méxi- 3. Landesman SH, et al. Obstetrical factors and the
transmission of human immunodeficiency virus type 1
co, actualmente hay 150 000 personas infectadas de from nother to child. N Engl J Med. 1997; 334: 1617.
manera asintomática.
4. Mellors JW, et al. Prognosis of HIV infection predicted by
the quantity of virus in plasma. Science. 1996; 272: 1167.
PRÁCTICAS DE LABORATORIO
DE VIROLOGÍA*

*La sección de las Prácticas de Virología fue modificada y revisada por los doctores Rafael Coria Cano y Luis
Xochihua Díaz, profesores titulares de la asignatura de Microbiología y Parasitología.

[59]
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 61

PRÁCTICA 1
(dos sesiones)

TITULACIÓN DEL BACTERIÓFAGO T7

I. OBJETIVOS morboso. La cuantificación de las partículas virales es


muy importante en la elaboración de vacunas antivirales
Demostrar que: que han constituido un arma profiláctica muy eficaz en
la prevención de muchas enfermedades causadas por
1. Los virus requieren de una célula metabólicamente virus, vacunas que deben estar constituidas por partícu-
activa para multiplicarse. las virales en número suficiente para provocar una res-
puesta inmune eficaz y duradera.
2. La multiplicación del virus origina lisis celular.

3. La multiplicación viral puede utilizarse para cuantifi- Para ilustrar uno de los procedimientos que se han
car las partículas infecciosas. empleado para cuantificar las partículas virales, se uti-
lizará en la práctica un modelo virus-célula empleando
bacteriófago y bacteria susceptible y por tanto evitan-
II. INTRODUCCIÓN do el riesgo que pudiera representar el manejar virus
patógenos humanos.
Los virus son agentes etiológicos de enfermedades en
una gran variedad de seres vivos, tales como el huma- Se denomina bacteriófago a aquel virus que utiliza como
no, los animales, los vegetales y los microorganismos; huésped a las bacterias. De los bacteriófagos los más
pero es un requisito indispensable para que se esta- ampliamente estudiados son los aislados de Escherichia
blezcan en ellos que el número de partículas virales sea coli y se encuentran generalmente en aguas negras.
el adecuado (dosis infectante), que los virus encuentren
en las células de tejidos u órganos blanco, receptores Los bacteriófagos pueden ser de dos tipos: líticos y li-
específicos. En la Historia Natural de la Enfermedad, el sogénicos; en este ejercicio se trabajará con un bacte-
número de partículas infectantes es muy importante riófago lítico; dichos bacteriófagos al infectar y replicar-
como requisito primario, aunque también hay que tomar se en las bacterias permisivas originan muerte y lisis
en cuenta la interacción del virus con las condiciones bacteriana en 100% de las células infectadas, liberán-
del huésped, tanto fisiológicas como inmunológicas, que dose durante este proceso la progenie viral. El tiempo
pueden influir en la mayor o menor susceptibilidad a la que tarda la bacteria en lisarse (periodo de latencia) así
infección viral y, por lo tanto, al desarrollo de un proceso como el número de virus producido por célula infectada,
62 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

depende entre otros factores, del bacteriófago infectan- Cada placa proviene de un sólo virus de la solución origi-
te, del metabolismo celular, la temperatura de incuba- nal, por lo tanto el conteo de las placas nos permite
ción, composición del medio, etcétera. calcular el título de los bacteriófagos infecciosos. Por
placa se encuentran + 1X104 partículas virales.
Algunos bacteriófagos líticos de Escherichia coli son:
T1, T2, T3, T4, T5, T6 y T7 (se les denomina T por tipo); se
les diferencía por su morfología y con pruebas serológi- IV. MATERIAL
cas. En estos colifagos el periodo de latencia a 37°C y
en células metabólicamente activas, varía de 25 a 40 1. Un tubo de suspensión de bacteriófago T7 con título
minutos y por célula infectada se producen (tamaño de 2xl04 bacteriófagos/ml (tubo No.1).
estallamiento) de 100 a 200 virus.
2. Un tubo de ensaye con 5.0 ml de un cultivo de toda
la noche de E. coli B y con densidad aproximada de
La propiedad de los bacteriófagos de lisar las células
3-5Xl08 bacterias/ml (tubo No. 2).
donde se multiplican, se utiliza para cuantificar las par-
tículas infecciosas. 3. Una caja de Petri con agar nutritivo.

4. Tres pipetas estériles de 0.1 ml.

III. DISEÑO EXPERIMENTAL


V. MÉTODO
1. Comparar la multiplicación en la caja de agar de la
bacteria con la del bacteriófago y la de la bacteria 1. Marcar en el reverso de la caja con agar tres seccio-
infectada. nes como se muestra en el esquema.
2. Infectar con el bacteriófago T7 bacterias permisivas al 2. Con la pipeta tomar una muestra del tubo No. 1 y
colifago. distribuir homogéneamente en la zona A de la caja,
procurando no tocar las otras zonas marcadas. Des-
La técnica consiste en distribuir en una sección de una pués dejar secar.
caja de agar la suspensión bacteriana, en una segunda
3. Con otra pipeta tomar 0.1 ml del tubo No. 2 y distri-
sección los bacteriófagos y en una tercera sección las
buir homogéneamente en la zona B.
bacterias infectadas. Las bacterias se infectan mezclan-
do unas pocas partículas virales (2X103) con una gran 4. Tomar 0.1 ml con pipeta o asa calibrada del tubo Nº
cantidad de bacterias permisivas (1.5X109); esta mez- 1, depositar en el tubo No. 2 y homogeneizar la sus-
cla se esparce en una caja con agar nutritivo. Al incubar pensión con agitación manual. La concentración de
dichas cajas las bacterias no infectadas se multiplican, bacteriófagos en el tubo Nº 2 es de 4X102 bacteriófa-
y dan aspecto opaco sobre el agar. Las que están infec- gos/ml. Esto significa que se ha hecho una dilución
tadas producen bacteriófagos los cuales a su vez infec- 1:50 de los fagos del tubo 1. Es decir se diluye la
tan a las bacterias adyacentes lisándolas, produciendo concentración de fagos del tubo No. 1, 50 veces.
halos de lisis (círculos claros) en el cultivo bacteriano,
denominados placas.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 63

5. Tomar 0.1 ml del tubo Nº 2 con una pipeta y con ésta VII. DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS
sembrar homogéneamente en la zona C de la caja
de Petri. 1. Explicar por qué se multiplica por 500:

6. Incubar las cajas a 37°C. ______________________________________________

7. Observar y contar el número de placas de lisis al día ______________________________________________


siguiente.
_____________________________________________
8. Calcular la concentración de bacteriófagos por milili-
_______________________________________________
tro de la suspensión original, sobre la base de sus
resultados y multiplicar por 500.
2. Explicar el objetivo de sembrar en las zonas A y B:

______________________________________________
VI. ESQUEMA
______________________________________________

_____________________________________________

_______________________________________________

B C
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 67

PRÁCTICA 3
(2 sesiones)

CAMBIOS EN LA CÉLULA POR LA INFECCIÓN VIRAL:


EFECTO CITOPÁTICO

I. OBJETIVO Los sistemas utilizados para propagar, aislar e identifi-


car virus en los laboratorios de diagnóstico así como en
Demostrar que: los de investigación son: huevos embrionados, ratones
neonatos y cultivo de tejidos, éstos últimos son los que
1. La infección viral puede alterar la morfología de la se utilizan más frecuentemente.
célula.
Existen tres tipos de cultivos de tejidos: cultivos prima-
2. Las alteraciones en la morfología de la célula permi-
rios, células diploides y líneas celulares. El sistema que
ten identificar tentativamente al virus infectante.
se utiliza generalmente es el de líneas celulares, por su
facilidad de manejo, así como por disponerse de gran
diversidad de células de diferente estirpe que posibilitan
II. INTRODUCCIÓN
trabajar con la mayoría de los virus aislados que ocasio-
nan infecciones en humanos.
La infección viral altera a la célula huésped, a los cam-
bios morfológicos, observables con el microscopio ópti-
Las líneas celulares son cultivos perennes, es decir, que
co se les denomina efecto citopático. Las alteraciones
se pueden propagar indefinidamente y provienen de cul-
más frecuentes son: lisis, necrosis celular, formación
tivos primarios de órganos humanos, de animales o de
de: sincicios (células fusionadas), de células citome-
células transformadas. La procedencia, así como las
gálicas (células grandes con citoplasma reducido y nú-
características de las líneas celulares comúnmente uti-
cleo grande, con inclusiones en el citoplasma y en el
lizadas se describen en el catálogo de la American Type
núcleo), de vacuolas en el citoplasma e inclusiones en
Culture Collection.
el núcleo o en el citoplasma.

El RV y el RSV son virus que ocasionan infecciones en


El efecto citopático depende del virus infectante y de la
humanos. El RV origina infección exantemática que se-
célula huésped. No todos los virus lo originan. Sin em-
ría intrascendente si no fuese por su efecto teratogéni-
bargo, algunos grupos virales producen efecto citopáti-
co. El RSV produce infecciones del tracto respiratorio y
co característico que se utiliza para identificarlos tenta-
se le considera como el agente principal de las infeccio-
tivamente.
nes respiratorias graves, que requieren hospitalización
68 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

en niños menores de un año. Las cepas virales con las 7. Un frasco con metanol en PBS AL 1:1 en volumen.
que se trabajará son:Therein de RV y Long de RSV.
8. Un gotero con cristal violeta.

Las células RK-l3 son epiteliales y provienen de riñón 9. Un gotero con Giemsa.
de conejo. Las Vero son fibroblastos y provienen de ri-
ñón de mono verde.
V. MÉTODO

III. DISEÑO EXPERIMENTAL 1. Caja No. 1. Observar con el microscopio invertido las
células infectadas y las células control.
El ejercicio comprende dos partes: 2. Caja No. 2 (Costar No. 3590). En 16 pozos habrá
células, es decir, las hileras 1 y 2 con las letras de la
En la primera se observará el efecto que ocasiona el RV A a la H. Los pozos de la hilera 1 tendrán células
al multiplicarse en células RK13 (aglomeración de célu- Vero (control), los pozos de la hilera 2 tendrán célu-
las) y el RSV en células Vero (formación de sincicios, las infectadas con el RSV. La distribución de los
fusión de varias células). pozos se muestra en el esquema.

Las cajas se prepararon de la siguiente manera: en


En la segunda se fijará la monocapa de células Vero, se
cada pozo se pusieron 100 000 células ya sea infec-
teñirá y se observará al microscopio. La tinción se hará
tadas o sin infectar. El pozo A de la línea 2, infecta-
con dos colorantes: con cristal violeta para distinguir el
das con 5xl04 virus, es decir, con multiplicidad de
sincicio del resto de las células y con Giemsa para ob-
infección (moi; relación virus/célula) de 0.5. En los
servar los núcleos celulares aglomerados en las células
otros pozos de la B a la H se siguió el mismo diseño
fusionadas que forman el sincicio.
sólo que se utilizaron moi descendentes en un loga-
ritmo base 10. Es decir en el pozo B la infección se
hizo con 5x103 virus, los del pozo C con 5xl02, los del
IV. MATERIAL
pozo D con 5xl01 y los del E con 0.5xl01 y así suce-
sivamente.
1. Una caja multipozos con células RK-13 infectadas
con RV y células sin infectar (caja No. 1). 3. Después de observar el efecto citopático del RSV en
las células, se lavan añadiendo a cada pozo 0.5 ml
2. Una caja multipozos con células Vero infectadas
de PBS, se retira el líquido, la operación anterior se
con RSV y células sin infectar (células control) (caja
hace por tres veces.
No. 2).
4. Las células se fijan a la caja, para esto se le agrega
3. Un frasco de amortiguador de fosfato salino (PBS).
a cada pozo 0.5 ml de metanol con H2O2 se les deja
4. Dos pipetas de 5 ml. a temperatura ambiente 20 min. Después se lavan
5. Un frasco con metanol y H2O2 a 3% en PBS. con 0.5 ml de PBS tres veces en la forma descrita.
Los pozos con el número 1 se tiñen con cristal viole-
6. Un frasco con metanol absoluto.
ta y con Giemsa los del número 2.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 69

5. Tinción con cristal violeta, se retira el PBS y se aña- VI. DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS
de 5 gotas del colorante a cada pozo, se deja a tem-
peratura ambiente 10 min y se retira, se lava con 1. Describir los cambios observados en las líneas celu-
PBS en la forma descrita. Se observan al microsco- lares producidos por la infección viral.
pio. ______________________________________________
_______________________________________________
6. Tinción con Giemsa, se retira el PBS y se añade 5
________________________________________________
gotas de PBS/metanol, se retira el PBS/metanol y
_______________________________________________
se agrega metanol, se deja 10 min a temperatura
______________________________________________
ambiente.
______________________________________________
7. Se retira el metanol, se enjuaga nuevamente con _______________________________________________
metanol absoluto y se le añade 5 gotas del colorante ________________________________________________
de Giemsa. _______________________________________________
8. Después de l-3 min se añade 0.2 ml de agua y se
deja por 2-3 min.

9. Se lava con agua de la llave y se observa con el


microscopio invertido.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 71

GLOSARIO

Adyuvante Sustancia que se añade a un antígeno para potenciar la respuesta inmune.

Agente delta Virus incompleto del RNA que no puede causar enfermedad cuando in-
fecta, solo cuando el virus de la hepatitis B esté presente en un individuo
el agente delta produce la hepatitis D.

Anticuerpo monoclonal Anticuerpo de un sólo tipo producido por una población de células clona-
das. Los anticuerpos monoclonales son producidos por hibridomas, es
decir, una célula que resulta de la fusión de una célula tumoral y una
célula productora de anticuerpos.

Apoptosis Suicidio celular o muerte celular programada.

Bacteriófago Un virus que infecta bacterias. En forma abreviada se les conoce como
fagos.

Cápside Capa proteica que envuelve al material genético de los virus.

Capsómero Unidades proteicas que forman la cápside.

Caso índice El primer caso de una epidemia en una población.

Cis/trans Es una analogía del isomerismo químico. Se refiere a la localización o


interacción de dos genes en los cromosomas. Si están en fragmentos
diferentes se denomina trans.

Clona Grupo de células u organismos genéticamente idénticos que derivan de


una célula madre.

Corpúsculo de Negri Inclusiones citoplasmáticas en neuronas, patognomónicos de la rabia.


Las inclusiones son eosinofílicas, esféricas u ovaladas, miden entre 2 a
10 A y están constituidas por masas de virus de la rabia completos en
desarrollo.

Diploide Organismo con dos copias de cada gen.


72 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

DNA polimerasa Enzima que sintetiza el ADN de dos cadenas a partir del ADN de una
cadena. Para iniciar la síntesis requiere de un pequeño segmento del
ARN (un arrancador) unido a la cadena del ADN que sirve de base.

ELISA (Enzyme-linked immunosorbent assay). Técnica inmunológica muy sen-


sible en la que se puede detectar tanto antígeno como anticuerpos. Por
ejemplo, en el ELISA para la detección del VIH un extracto de proteínas
virales se adhiere a una placa de plástico. Cuando el suero de un indivi-
duo se coloca en la placa existen dos posibilidades. Si el individuo tiene
anticuerpos anti-VIH las inmunoglobulinas se pegarán al antígeno adhe-
rido al plástico. Después de lavar para remover todas las proteínas no
pegadas, las inmunoglobulinas se revelan agregando un segundo anti-
cuerpo que tiene unido una enzima (peroxidasa o fostasa alcalina). Si el
individuo no tiene anticuerpos contra VIH no se pegarán las inmunoglo-
bulinas a las proteínas virales y la prueba será negativa.

Endemia Cuando una enfermedad está presente en todo tiempo en una población
humana.

Envoltura Membrana lipídica que constituye la capa más externa de algunos virus.
Su origen es celular pero está organizada por el virus, en ella, se encuen-
tran integradas diferentes proteínas y glicoproteínas virales.

Enzoótica La presencia constante, pero con relativa baja frecuencia de una enfer-
medad determinada en animales; el equivalente en humanos en ende-
mia.

Epizootia Enfermedad generalmente de alta morbilidad que se disemina rápida-


mente en poblaciones animales; el equivalente en humanos es epide-
mia.

Gene regulador Gene que codifica para una proteína que regula a otros genes.

Haploide Organismo con solo una copia de cada gen.

Hiperendémico Cuando una enfermedad ocurre en una comunidad con una alta frecuen-
cia todo el tiempo.

Hipersensibilidad Cuando un organismo responde con una reacción inmune exagerada a


un antígeno, en ocasiones daña al propio individuo.

Huésped El organismo que aloja al parásito.

Incidencia Números de casos nuevos de una enfermedad en una población definida


en un cierto periodo de tiempo.

Inmunidad celular Inmunidad mediada por células.

Inmunidad humoral Inmunidad que resulta de la producción de anticuerpos.


I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 73

Lentivirus Una subfamilia de los retrovirus.

Leucemia Enfermedad proliferativa maligna de las células formadoras de leucocitos.


Algunos tipos de leucemias son causadas por virus (HTLV-1, HTLV-2).

Nucleocápside La cápside (envoltura proteica) con el ácido nucleico en su interior.

Operador Segmento de ADN al cual se une una proteína represora para controlar la
expresión de genes adyacentes.

Operón En procariontes se denomina a un grupo de genes en asociados estruc-


tural o funcionalmente que se regula en conjunto.

Pandemia Una epidemia que se distribuye en todo el mundo.

Patogenicidad La capacidad de un microorganismo para producir una enfermedad.

PCR (Polymerase chain reaction). Método extremadamente sensible que am-


plifica una secuencia del ADN. Tiene aplicaciones en la investigación y
en el diagnóstico. Si una secuencia del ADN, por ejemplo de un virus,
está presente en una muestra de un tejido, la técnica de PCR identificará
la presencia de dicha secuencia amplificándola selectivamente. Utiliza
una polimerasa termorresistente y pares de pequeños fragmentos de
ADN (arrancadores) que se unen a la secuencia blanco.

Perforina La perforina es producida por los linfocitos T y NK (Natural killer, células


asesinas naturales), participa en el mecanismo de citotoxicidad media-
da por células. Los precursores de la perforina se almacenan en gránu-
los y se liberan cuando la célula citotóxica se pone en contacto con la
célula blanco, la perforina mata a la célula blanco cuando forma perfora-
ciones en su membrana.

Periodo de incubación Periodo de tiempo que transcurre entre el adquirir una infección y la
aparición de los primeros síntomas.

Periodo de infectividad Se refiere al tiempo en el curso de una enfermedad transmisible en que


el agente infeccioso es liberado para infectar a otro huésped.

Plásmido Segmento circular del ADN de doble cadena que se replica autónoma-
mente en bacterias. En ocasiones, se puede integrar al cromosoma bac-
teriano. Los plásmidos transmiten información genética entre las bacte-
rias. En algunos casos la residencia a antibióticos es mediada por plás-
midos.

Polaridad positiva ARN de una cadena que puede ser traducido directamente a proteínas
en los ribosomas.

Polaridad negativa ARN de una cadena que tiene que ser transcrito a otra cadena de ARN
con polaridad positiva para poder ser traducido.
74 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

Poliadelinación Se refiere a una secuencia de adeninas que se agregan a la cola (extre-


mo 3) del ARN mensajero como parte del proceso del ARN para su
traducción.

Portador Individuo infectado que tiene la capacidad de infectar a otros individuos.

Portador sano Individuo sin manifestaciones de enfermedad que alberga un agente in-
(portador asintomático) feccioso, el cual puede ser transmitido a otra persona.

Prevalencia La frecuencia de una enfermedad en una población en un momento de-


terminado.

Promotor Segmento del ADN que se localiza al principio de un gen al cual se une
la ARN polimerasa para iniciar la transcripción.

Proteasa Proteína que rompe los enlaces peptídicos de las proteínas. Algunos
virus codifican la producción de proteasas que cortan en sitios específi-
cos a una proteína viral grande, los fragmentos corresponden a diversas
unidades funcionales y estructurales del virus.

Provirus Es el genoma de un virus integrados en el cromosoma de la célula hués-


ped. Se puede transmitir a las células hijas.

RNA antisentido ARN de una cadena con una secuencia de bases que es complementa-
ria a otra molécula del ARN. Cuando ambas cadenas se unen, la cadena
funcional, por ejemplo un mARN, pierde su actividad. Se utiliza en inves-
tigación para bloquear la producción de una proteína en particular, en el
futuro probablemente se utilice en terapéutica.

Serotipo Se refiere a la caracterización de un microorganismo de acuerdo a los


tipos y combinaciones de antígenos presentes en dicho organismo. Un
organismo con serotipo 1 tiene un patrón de reactividad diferente a un
organismo de la misma especie con serotipo 2, etcétera.

Sonda Fragmento del ADN o ARN marcado con una sustancia radioactiva fluo-
rescente o enzimática. Cuando este fragmento marcado se une especí-
ficamente a un ácido nucleico con una secuencia complementaria permi-
te determinar el lugar en donde lo encuentra. Uno de los numerosos
usos de las sondas es en la identificación de ácidos nucleicos de virus
en tejidos.

Reactivación genética Este proceso es el rescate de un virus defectuoso por un virus activo.

Replicación Duplicación o multiplicación de los virus.

Reservorio Cualquier persona, animal, artrópodo, planta, suelo o sustancia en el


que un agente infeccioso vive y se multiplica normalmente de tal forma
que puede ser transmitido a un vector o a un huésped susceptible.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 75

Retrovirus Familia de virus que contienen ARN, se llama así porque contienen la
enzima transcriptasa reversa.

ARN policistrónico En procariontes, el ARN mensajero que codifica para más de un poli-
péptido.

ARN mensajero (mRNA) Cadena del ARN de una hebra que se sintetiza en el núcleo a partir de
una cadena del ADN, posteriormente es transferido al citoplasma en
donde dirige la síntesis de proteínas en los ribosomas.

ARN polimerasa Enzima que sintetiza el ARN. En la célula existen tres tipos del RNA
polimerasas dependientes del ADN. Tipo I que transcribe el ARN riboso-
mal. Tipo II que transcribe la mayoría de los ARN mensajeros y la de tipo
III que transcribe preferentemente el ARN de transferencia.

Timocito Linfocito del timo.

Traducción Proceso que se lleva a cabo en el ribosoma en el cual la secuencia de un


ARN mensajero resulta en la producción de un polipéptido.

Transcapsidación Cuando el genoma de un virus se empaca en la cápside de otro virus,


normalmente de la misma familia.

Transcripción El mecanismo por el cual la información contenida en el ADN es transfe-


rida a un ARN mensajero.

Trancriptasa reversa Complejo enzimático que se encuentra en un virus que contienen ARN y
que sintetiza al ADN a partir del ARN.

Transducción Transferencia de información genética entre bacterias por medio de bac-


teriófagos.

Transposón Segmento móvil del ADN con capacidad para cambiar de lugar en el
genoma. Contiene las secuencias necesarias para desplazarse y fre-
cuentemente contiene otros genes.

Unidades estructurales Unidades proteicas normalmente construidas por varios polipéptidos que
o capsómeros conforman las unidades estructurales de la cápside.

Vaccinia Virus que se utilizó como vacuna para la erradicación de la viruela. En la


actualidad se usa como vector para un número de posibles vacunas re-
combinantes. Originalmente es el agente de la viruela de las vacas.

Vector En transmisión de enfermedades infecciosas: insecto u otro organismo


que lleva un agente infeccioso de un individuo a otro.
En biología molecular: plásmido, bacteriófago u otro fragmento del DNA
en el que se insertan fragmentos del DNA para ser expresados, replica-
dos o transferidos. Son de gran utilidad en la biología molecular.
76 PROGRAMA ACADÉMICO DE LA ASIGNATURA DE MICROBIOLOGÍA Y PARASITOLOGÍA

Viremia Presencia de virus en la sangre.

Virión Partícula viral completa fuera de una célula.

Viroide Un agente infeccioso que causa enfermedades en plantas. Está


constituido por un ARN circular de cadena simple de aproxima-
damente 360 nucléotidos. No tienen proteínas asociadas. Por
medio de apareamiento de bases se conforman en una forma de
rodillo con asas en los polos. El ADN de los viroides no codifica
para proteínas. Sin embargo, tienen la capacidad de infectar y
replicarse en células vegetales. Los viroides producen graves
enfermedades a las plantas.

Virulencia Capacidad de un microorganismo de producir enfermedad o muer-


te. Puede estar indicado por la tasa de mortalidad, capacidad de
invadir tejidos o producir enfermedad.

Virus defectuosos Una partícula viral deficiente en alguna función para su replica-
ción.
I. VIROLOGÍA - SEGUNDO AÑO, 2005-2006 77

E
ste Manual se terminó de imprimir en junio de 2005 en
los talleres gráficos del Departamento de Impresos de
la Facultad de Medicina, UNAM. El tiraje fue de 900 ejem-
plares. Se empleó papel Bond de 36 kg para el texto y cartulina
Bristol de 110 kg para los forros; la primera de forros se diseñó e
imprimió en el Departamento de Diseño Gráfico. Encuaderna-
ción rústica con espiral de metal. Cuidado de la edición: Marina
del Rocío Heredia Abarca; apoyo técnico: Rosa Riberón Negrete
y Angelina Lomelí Ramírez.