Vous êtes sur la page 1sur 2

INSTITUTO DE INVESTIGACIONES MÉDICAS

“ALFREDO LANARI”
SERVICIO DE INFECTOLOGÍA

MIOCARDITIS

Inflamación del miocardio. Gran variedad de etiologías infecciosas y no infecciosas.


Hasta el 4% de las Autopsias revelan miocarditis. Hasta el 20% en los casos de
miocardiopatía dilatada.
El proceso inflamatorio puede afectar: los miocitos, los elementos vasculares, el sistema
de conducción, los nervios autonómicos ó el intersticio.

Mecanismos patogénicos: 1) Daño directo celular por agente infeccioso.


2) Citotoxicidad por toxina circulante.
3) Citotoxicidad por reacciones inmunes.
4) Daño inespecífico por proceso inflamatorio subyacente.

Etiología: en la mayoría de los casos no se establece el diagnóstico etiológico.


Los virus constituyen los agentes más frecuentes: enterovirus (Coxsackie B, Echovirus);
bacterias: difteria, clostridium, luego de endocarditis; Chagas; triquinosis.

Clínica: desde asintomática hasta rápidamente fatal.


En general se considera cuando una persona joven desarrolla insuficiencia cardíaca ó
arritmias inexplicables.
Fiebre, astenia, mialgias, dolor torácico pueden estar presentes.

Diagnóstico: 1) Sospecha clínica.


2) ECG: anomalías inespecíficas ST y onda T, arritmias.
El grado de elevación del segmento ST, la extensión y la duración
de las ondas T invertidas junto con las enzimas marcan el grado
de necrosis tisular y el pronóstico.
3) Laboratorio: enzimas cardíacas elevadas mucho tiempo.
4) Ecocardiografía.
5) Centellograma con anticuerpos antimiosina marcados con Indio
111.
6) Biopsia miocárdica: gold standard.
7) Aislamiento viral en tejido, heces, fauces, sangre (por PCR ó
serología viral).

Recordar causas no infecciosas de miocarditis.

Tratamiento: debe dirigirse al agente etiológico específico.


Reposo, oxígeno, monitoreo de arritmias e ICC.
No hay beneficio con corticoides ó ciclosporina.
Evaluar captopril, amlodipina.
Pleconaril para enterovirus( en estudio)

PERICARDITIS

Inflamación del pericardio.

Etiología: Viral es la más frecuente: enterovirus.


Bacteriana: pericarditis purulenta, neumococo, staphylococcus.
TBC, cándida, criptococos

Clínica: el derrame pericárdico previo predispone a pericarditis luego de bacteriemia.


Independientemente de la etiología si el líquido se acumula rápidamente produce
taponamiento.
Fiebre, dolor torácico retroesternal que aumenta con la inspiración y frote es la tríada
diagnóstica. Evaluar signos de taponamiento.

Diagnóstico: 1) ECG
2) Rx Tx: agrandamiento de la silueta cardíaca con más de 250 ml.
3) Ecocardiograma 2D
4) Aislamiento viral.
5) Pericardiocentesis: sin diagnóstico por más de 3 semanas ó en
purulenta.
6) Biopsia de pericardio.

Tratamiento: reposo, tratamiento del dolor, monitoreo hemodinámico, dirigido al agente


etiológico. Pericardiocentesis y ATB en purulenta.