Vous êtes sur la page 1sur 11

Para

líderes

que

quieren

lo

mejor

para

sus

jóvenes

Bíblicas Creativas
Bíblicas
Creativas

Material de enseñanza bíblica, contemporáneo y fácil de adaptarque quieren lo mejor para sus jóvenes Bíblicas Creativas Para grupos juveniles, reuniones de jóvenes, grupos

Para grupos juveniles, reuniones de jóvenes, grupos en casa y clases de Escuela Dominical

reuniones de jóvenes, grupos en casa y clases de Escuela Dominical JUAN: Encuentros con Jesús Jay
JUAN:
JUAN:
reuniones de jóvenes, grupos en casa y clases de Escuela Dominical JUAN: Encuentros con Jesús Jay

Encuentros con Jesús

reuniones de jóvenes, grupos en casa y clases de Escuela Dominical JUAN: Encuentros con Jesús Jay
reuniones de jóvenes, grupos en casa y clases de Escuela Dominical JUAN: Encuentros con Jesús Jay

Jay y Janice Ashcraft

reuniones de jóvenes, grupos en casa y clases de Escuela Dominical JUAN: Encuentros con Jesús Jay

La misión de Editorial Vida es ser la compañía líder en comunicación cristiana que satisfaga las necesida- des de las personas, con recursos cuyo contenido glori que a Jesucristo y promueva principios bíblicos.

fi que a Jesucristo y promueva principios bíblicos. LECCIONES BÍBLICAS CREATIVAS – JUAN: ENCUENTROS CON

LECCIONES BÍBLICAS CREATIVAS – JUAN: ENCUENTROS CON JESÚS Edición en español publicada por Editorial Vida – 2000 Miami, Florida

©2000 por Youth Specialties

Originally published in the USA under the title:

Creative Bible Lessons in John Copyright © 1995 by Youth Specialties, Inc. Published by permission of Zondervan, Grand Rapids, Michigan

Traducción: Elizabeth F. Morris Edición: Haroldo Mazariegos Diseño interior: A&W Publishing Electronic Services, Inc. Diseño de cubierta: Jacob Hernández

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. A MENOS QUE SE INDIQUE LO CONTRARIO, EL TEXTO BÍBLICO SE TOMÓ DE LA SANTA BIBLIA NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL. © 1999 POR LA SOCIEDAD BÍBLICA INTERNACIONAL.

ISBN: 978-0-8297-2888-0

CATEGORÍA: Educación cristiana / Jóvenes

IMPRESO EN ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA PRINTED IN THE UNITED STATES OF AMERICA

09

10

11

12

6

5

4

3

2

Contenido

Parte I

Introducción . Capítulo 1

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

8

¿Por qué ser creativo en s

u

enseñanza?

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

9

Capítulo 2

   

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

12

Los diez componentes de la enseñanza eficaz Capítulo 3 Cómo usar este

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Parte II

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

15

Lección 1 Encuentro de Jesús con Natanael (Juan 1:43-51) Enfrentar la duda Lección 2 Encuentro de Jesús con los cambistas de dinero (Juan 2:13-25)

 

.

.

19

Respetar a Dios .

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

25

Lección 3 Encuentro de Jesús con Nicodemo (Juan 3:1-36) Recibir nueva vida en Cristo Lección 4 Encuentro de Jesús con el hijo de un noble y un cojo (Juan 4:43—5:18)

 

33

Cómo enfrentar la crisis Lección 5 Jesús se encuentra con la multitud (Juan 6:46-60) Aceptar el maravilloso don de Dios . Lección 6 Encuentro de Jesús con el ciego (Juan 9:1-41) Aceptar el amor de Dios Lección 7 Encuentro de Jesús con María y Marta (Juan 10:40—11:46) Encarar la muerte Lección 8 Encuentro de Jesús con María y Judas (Juan 11:57—12:11)

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

39

47

53

59

Hacer «inversiones» sabias Lección 9

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

67

Encuentro de Jesús con Pedro (Juan 13:36-38; 15:18—16:4; 18:12-27)

 

Enfrentar la oposición Lección 10

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

77

Encuentro de Jesús con los discípulos #1 (Juan 15:5-17) Producir fruto

 

en nuestras vidas . Lección 11

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

83

Encuentro de Jesús con sus discípulos #2 (Juan 14:15-27; 16:5-16)

 

Reconocer al Espíritu Santo . Lección 12

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

91

Encuentro de Jesús con María Magdalena (Juan 19:23-25; 20:1-3, 10-18)

 

Creer lo imposible

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

99

Introducción

¡Las historias nos gustan a todos! Es probable que esa sea la razón por la cual Juan lle- nó su evangelio con las historias de varios personajes. Una y otra vez, Juan habla de individuos que se reunieron con Jesús en momentos difíciles. Las lecciones de este li- bro se crearon para ayudar a los estudiantes a identificarse con aquellos que se encon- traron con Cristo. El Evangelio de Juan está lleno de profundas verdades teológicas. Las lecciones de este libro ayudarán a sus jóvenes a reconocer que la verdad acerca de Dios puede ser muy práctica. Juan nos habla de personas reales con problemas reales.

Sus estudiantes aprenderán que un encuentro con Jesús puede ser tan relevante para ellos como fue para la gente que anduvo por los caminos polvorientos de un pequeñí- simo país del medio oriente hace casi dos mil años. Analice los primeros tres capítulos antes de pasar a los estudios. Si tiene experiencia, le servirán como recordatorio; si es nuevo en el ministerio de jóvenes, le darán un fundamento para ser un maestro más eficiente. A medida que desempolvamos algunas de las historias más conocidas, espe- ramos que este libro haga que el Evangelio de Juan cobre vida para sus estudiantes.

Más importante aún, esperamos que sirva de herramienta para ayudar a sus estudian- tes a encontrar a Jesús cara a cara. Que Dios lo use abundantemente en su servicio.

Janice y Jay Ashcraft

Capítulo uno

¿Por qué ser creativo en su enseñanza?

No recuerdo que durante mis años en el ministerio de jóvenes, al- guno de ellos
No recuerdo que durante mis años en el ministerio de jóvenes, al-
guno de ellos llegara corriendo al grupo gritando: «Dame otra
lección de Biblia, las que recibo no son suficientes para mí.» Se-
mana tras semana, la mayoría de los estudiantes logran sentarse
quietos durante las conferencias de jóvenes (palabra clave:
“mayoría”») solo porque saben que en una reunión de jóve-
nes hay mucho más que una conferencia.
Sin embargo, cuando la conferencia tiene una presen-
tación creativa, por lo general los estudiantes están
más interesados en aprender la verdad de Dios
(palabras clave: «por lo general»). Usar una
técnica creativa no es el cúralo-todo que mo-
tiva al estudiante apático y desinteresado,
pero sí ayuda. La enseñanza creativa no solo
capta la atención de los estudiantes, sino les
comunica que usted está dispuesto a hacer lo
que sea necesario para transmitir el mensaje. Lo
ven adaptar su estilo a nuevas formas de ense-
ñanza para iluminarlos con las verdades eternas
de Dios.

Hay tres razones por las cuales me entusiasma la enseñanza creativa:

La enseñanza creativa hace que la Escuela Dominical y los grupos de jóvenes se entusiasmen. La palabra aburrimiento se define como hacer las misma cosa una y otra vez de igual forma. Se ha dicho que es una locura hacer la misma cosa muchas veces y esperar que se obtengan resultados diferentes. Si estas dos cosas son ciertas, muchos grupos de jó- venes están aburridos y sus líderes están locos. Enseñar siempre igual se torna aburri- do, no importa cuán buenos nos consideremos los que comunicamos.

Nuestros programas de Escuela Dominical y los grupos de jóvenes destruyen el este- reotipo de que la iglesia es aburrida. No estoy sugiriendo que convirtamos en circos los ministerios de jóvenes para evitar que sean aburridos, sino más bien que pensemos en lo que estamos haciendo y por qué enseñamos en la forma que lo hacemos.

9

Si alguien tuvo el derecho de dar una conferencia y esperar que sus estudiantes lo es- cucharan, ese fue Jesús. Sin embargo, él se negó a depender de los discursos. Juan cuenta las cosas que hizo Jesús, por ejemplo, volcar las mesas de los cambistas en el templo, alimentar una multitud hambrienta, lavar los pies de los discípulos y poner lodo en los ojos de un ciego. El Evangelio de Juan describe a Jesús usando una gran variedad de métodos creativos de enseñanza para captar el interés y la imaginación de sus oyentes. Podemos hacer un buen trabajo siguiendo su ejemplo.

Cuando se invierte tiempo en la actividad creadora, esto transforma las reuniones de los jóvenes. La Escuela Dominical se vuelve entusiasta, las reuniones de jóvenes son divertidas. Las verdades de la Palabra de Dios emocionan. Hagamos nuestros méto- dos de enseñanza igualmente emocionantes.

Los estudiantes aprenden de diferentes maneras. Aprendo mejor al ver y escuchar. Mi esposa aprende mejor de la experiencia. Nuestro hijo aprende mejor observando. Nuestra hija mayor aprende mejor leyendo o escu- chando. Nuestra hija menor toma información de cualquier forma que pueda obtener- la. Todos pertenecemos a la misma familia; sin embargo, todos tenemos diferentes es- tilos de aprendizaje.

Si siempre enseñamos de la misma forma, solo alcanzaremos a una fracción de nues- tros estudiantes.

Por desgracia, hay muchas posibilidades de que los grupos pequeños que alcanzamos solo aprendan «pedazos» de nuestros estilos, porque probablemente tienen estilos adi- cionales de aprendizaje que complementan su estilo habitual.

Si los estudiantes aprenden de formas diferentes, seremos sabios al enseñarlos con di- ferentes métodos si queremos instruirlos correctamente.

Los estudiantes realmente se interesan en aprender.

Imagine tener estudiantes interesados en aprender la Palabra de Dios. Esto es posible,

y muy probable, si desarrollamos métodos creativos de aprendizaje y si abrimos nues-

tra mente a nuevos enfoques.

Es dudoso que la historia de la construcción del tabernáculo en el libro de Éxodo esté entre la lista de las diez historias más amadas de la Biblia. Sin embargo, mi esposa aún recuerda esta lección en particular pues le impresionó profundamente el glorioso sim- bolismo y la prefiguración de Cristo y de la iglesia. Ella estaba en la secundaria cuan- do su maestra de Escuela Dominical enseñó este tema.

¿Cómo esta maestra motivó a un grupo de desordenados adolescentes a entusias-

marse por un tema con el cual la mayoría de nosotros estaría bostezando? No fue mediante una conferencia. No la leyó de un manual de maestros. Mas bien motivó

a sus estudiantes a participar en la lección. Los invitó a su casa donde planearon y

10

fabricaron un modelo a escala del tabernáculo. Luego hizo que presentaran el tra- bajo ante la congregación durante un servicio especial. Esta clase de lección bíblica creativa deja una impresión perdurable. Enseñar la Palabra de Dios es un privilegio y una responsabilidad maravillosa. ¡El mensaje que cambia vidas! Los métodos de comunicación están listos para desarrollar y experimentar. Mi oración es que usted acepte una pequeña variante. Con tal de obtener estos resultados, vale la pena es- forzarse y algunos estudiantes finalmente se lo agradecerán (palabras clave: «algu- nos» y «finalmente»).

pena es- forzarse y algunos estudiantes finalmente se lo agradecerán (palabras clave: «algu- nos» y «finalmente»).

11

Capítulo dos

Los diez componentes de la enseñanza eficaz

Capítulo dos Los diez componentes de la enseñanza eficaz Mi intención en este capítulo no es

Mi

intención en este capítulo no es ofrecerles una tesis doctoral de los métodos de instrucción bíblica. Existen varios y muy buenos libros sobre métodos de enseñanza. En este capítulo quiero destacar las diez formas en que aprende el estudiante. Estoy seguro que hay más, pero estas son los diez que tomo en cuenta al preparar una lección. Uso esta lista a manera de recordatorio, me dice cómo aprenden los estudiantes y tam- bién me presenta el desafío para utilizar un método dife- rente del que usé anteriormente.

utilizar un método dife- rente del que usé anteriormente. Hacer Cuando logre que los estudiantes hagan

Hacer Cuando logre que los estudiantes hagan algo con su mensaje, ¡usted ha tenido éxito! La par- ticipación lanza la curva de aprendizaje del estudian- te hacia arriba.

Podría enseñar sobre lo que es servir durante seis años, y mis estudiantes podrían adquirir todos los conoci- mientos necesarios para articular una teología del ser- vicio y, orgullosamente, citar unos cuantos versículos de memoria. Sin embargo, eso no significa que sean siervos. Cuando le brindo a mis estudiantes la opor- tunidad de servir a una viuda de nuestra iglesia, aprenden más sobre esto que oyéndome hablar du- rante horas.

La fe cristiana debe experimentarse, y los estudian- tes madurarán mucho más cuando les brinde opor- tunidades para experimentar y practicar las verda- des de Dios.

Ver Muchos de sus estudiantes se criaron viendo Plaza sésamo y MTV [música por televisión] y están acostumbrados a aprender mediante la observación. Miran mucha televisión y están lis- tos para aprender a través de este medio. Cuando

12

usted logra que su mensaje sea uno de los que ellos ven, creará una memoria visual que durará por mucho tiempo.

Actuar

A muchos estudiantes les gusta tener la oportunidad de leer la Biblia y hacer lo que

entienden. La actuación hace que los estudiantes se levanten, se muevan, participen, interactúen y piensen en cómo la Palabra de Dios se puede traducir a la lengua verná- cula contemporánea. Estos medios ayudan a pegar pasajes en la memoria de los estu- diantes.

Escribir La escritura creativa o la expresión de los sentimientos en un papel es una forma efi- caz para que el adolescente comunique y aprenda. Muchos estudiantes escriben poe- sías o canciones y pueden aplicar estos métodos para explorar las verdades bíblicas cuando se les da la oportunidad.

Crear

Si motiva a sus estudiantes a dirigir su capacidad creadora en dirección a la Palabra de

Dios, comprobará que va a ser más difícil detenerlos que hacerlos empezar. Cada ve- rano, motivo a mis estudiantes para que sean creativos al dar su informe a la iglesia sobre el viaje misionero. Nunca dejo de maravillarme de la variedad de métodos que buscan para expresar sus experiencias.

Jugar Cuando mi hija mayor tenía un año, ya tenía una preferencia muy definida por la co-

mida. Prefería no comer vegetales. Sin embargo, aunque no le gustaban los vegetales,

le encantaba el queso. Mi esposa y yo comenzamos a ponerle queso a cada plato de

vegetales. Mi hija estaba tan entusiasmada disfrutando del queso derretido que no no- taba que se comía también todos los vegetales.

Algunos de nuestros niños están condicionados para rechazar el aprendizaje de la misma forma que mi hija se resistía a comer lo que era bueno para ella. Es conveniente tener un poco de «queso derretido» para ayudar a estimular el apetito de los estudian- tes. Jugar es una de las mejores formas que conozco para motivar el aprendizaje de los muchachos. Lo maravilloso del juego, es que se creó para divertir. Cuando los jóvenes

están jugando, suelen divertirse tanto que no les estorba aprender. A veces ni siquiera

se dan cuenta.

Oír No son muchos los estudiantes que aprenden mejor al escuchar a la maestra. Tal vez aprendan, pero el discurso es una de las formas menos eficaces para la comuni- cación.

Lo que aumenta la eficacia de la enseñanza cuando se habla, es el uso de las historias. Como usted sabe, uno de los métodos favoritos que usó Jesús fue contar historias, y

13

fue muy bueno. Aunque los estudiantes no lo admitan, estoy convencido de que aún les fascinan las historias. Sus adolescentes escucharon cientos de historias durante la niñez; si se les da a escoger entre oír a un orador o escuchar una buena historia, estoy seguro que siempre escogerán la historia.

Dibujar Algunos de los estudiantes más creativos y artísticos de su grupo de jóvenes son los últimos que se ofrecerán como voluntarios para actuar o dar a conocer sus sentimien- tos. Muchos estudiantes con estas cualidades son reservados y prefieren expresarse por medio del arte. Ofrézcales una oportunidad de exponer su fe dibujando lo que «ven» en las Escrituras. Mencióneles un pasaje y permítales interpretarlo a través de sus dibujos. Verá algunos resultados interesantes y llegará a los estudiantes que son difíciles de alcanzar a través de los métodos tradicionales.

Cooperar Algunos de sus estudiantes pueden aprender mejor trabajando con otros estudiantes. Conozco algunos que no pueden hacer nada solos. Sin embargo, cuando se les da la oportunidad de trabajar con otros, descubren una nueva profundidad de compren- sión.

Vivir Este último componente está dirigido a usted como maestro. Sus estudiantes apren- den mucho de lo que usted les dice y de la manera en que vive. Están recibiendo men- sajes acerca del amor de Dios y la fe cristiana cada vez que se reúnen con usted o lo ven en acción. Nunca subestime el poder de su estilo de vida.

En realidad, no recuerdo muchos de los mensajes que escuché en mi adolescencia, no obstante, las actitudes que observé en mis líderes dejaron una impresión perdurable. Los adolescentes son rápidos para olfatear de lejos la falsedad. Buscan personas autén- ticas que sean un modelo verdadero de lo que significa amar a Dios y vivir como cris- tiano. Tal vez por eso Santiago escribió en su carta: «Hermanos míos, no pretendan muchos de ustedes ser maestros, pues, como saben, seremos juzgados con más severi- dad» (Santiago 3.23).

no pretendan muchos de ustedes ser maestros, pues, como saben, seremos juzgados con más severi- dad»

14

Nos agradaría recibir noticias suyas. Por favor, envíe sus comentarios sobre este libro a la dirección que aparece a continuación. Muchas gracias.

sobre este libro a la dirección que aparece a continuación. Muchas gracias. Vida@zondervan.com www.editorialvida.com
sobre este libro a la dirección que aparece a continuación. Muchas gracias. Vida@zondervan.com www.editorialvida.com

Vida@zondervan.com

www.editorialvida.com

Centres d'intérêt liés