Vous êtes sur la page 1sur 3

TEMA 8

Encuadre geotectónico de las rocas endógenas

8.1. Introducción

Es evidente que la distribución de las zonas con actividad generadora de rocas endógenas actual no es aleatoria en el conjunto de la superficie terrestre ni tampoco lo es en el registro geológico. De hecho, y aplicando criterios de actualismo geológico, la asociación de determinados tipos de magmatismo o meta- morfismo a contextos geotectónicos concretos es uno de los principales métodos para la interpretación paleotectónica a partir de la geología de grandes áreas. La dinámica de las placas litosféricas es un pro- ceso que ha intervenido en la configuración geológica de nuestro planeta desde el momento en el que el que se produjo la diferenciación del manto y el núcleo terrestre (aprox. 4300 m.a) y se comenzaron a formar las primeras unidades de corteza (las más antiguas preservadas tienen una edad de unos 3700

(las má s antiguas preservadas tienen una edad de unos 3700 Figura 8.1: Localización de epicentros

Figura 8.1: Localización de epicentros de terremotos recientes y su relación con zonas activas.

Tema 8: Encuadre de la actividad endógena

m.a.).

Los ambientes de formación de rocas endógenas están condicionados directamente por la dinámica interna terrestre. Al contrario que la dinámica externa, que afecta a toda la superficie del planeta, la di- námica interna se concentra en zonas concretas de la superficie, a las que se denomina zonas activas y en los volúmenes de roca subyacentes. Los procesos que tienen lugar en niveles más profundos son, sin duda, generalizados y de mayor intensidad, pero su conocimiento es mucho más reducido, por motivos obvios de accesibilidad.

La localización de las zonas activas en nuestro planeta resulta evidente si se considera la distribu- ción sobre la superficie del planeta de los focos sísmicos (Fig. 8.1) , la actividad volcánica y tectónica (Fig. 8.2).

8.1) , la actividad volcánica y tectónica (Fig. 8.2). Figura 8.2: Focos volcánicos activos y actividad

Figura 8.2: Focos volcánicos activos y actividad tectónica. Su relación con las zonas activas (ver Fig.

8.1.).

8.2. Ambientes de generación de rocas endógenas

Los principales tipos de zonas activas en nuestro planeta se pueden agrupar en los siguientes tipos:

- zonas convergentes y transcurrentes: las zonas en las que entran en contacto convergente las pla-

cas litosféricas, constituyen la sede de la mayoría de los procesos orogénicos y el ambiente preferente de

una intensa actividad ígnea y metamórfica. La actividad ígnea incluye un volcanismo y plutonismo signi- ficativos, de naturaleza calco-alcalina predominante, en tanto que el metamorfismo desarrollado es típi- camente de media y alta presión y, dependiendo de el campo de esfuerzos y régimen térmico asociado, también puede producirse metamorfismo de baja presión. Además, aparece metamorfismo de contacto restringido a las proximidades de las intrusiones.

- zonas divergentes: las zonas con comportamiento divergente, sean en ambiente oceánico (zonas

de dorsal oceánica) o continental (zonas de rift) son en conjunto, las áreas donde se generan y emplazan los volúmenes más importantes de rocas ígneas, de afinidad principalmente toleítica y alcalina. La activi- dad metamórfica es relativamente poco significativa, predominando los tipos de baja presión y, en el caso

Tema 8: Encuadre de la actividad endógena

de las zonas de dorsal oceánico, el denominado “metamorfismo de fondo oceánico”, de baja temperatura y con una destacada variación química (metasomatismo).

- zonas intraplaca: los procesos metamórficos en áreas de intraplaca son escasamente relevantes y corresponden a procesos metamórficos de contacto sobre los encajantes o, de modo puntual, a áreas afec- tadas por metamorfismo de choque. El magmatismo sin embargo, es muy significativo, de naturaleza alcalina o toleítica, dando origen a las islas oceánicas, y a los “plateaus” basálticos, tanto sobre corteza continental como oceánica.

Estos caracteres se resumen en la Fig. 8.3. Tal como se puede apreciar, existe una relación definida entre el ambiente geodinámico y el tipo de series magmáticas que pueden estar representadas y, dentro de cada uno de estos ambientes, con la profundidad de generación del magma. En los temas siguientes, va- mos a dar unas nociones introductorias sobre los procesos petrogenéticos ígneos que tienen lugar en los diferentes escenarios considerados.

sobre los procesos petrogenéticos ígneos que tienen lugar en los diferentes escenarios considerados. Figura 8.3. 3

Figura 8.3.