Vous êtes sur la page 1sur 30

CUATRO MINUTOS

Dejo caer la maleta. Saco mis trastos, cada uno a su sitio, a pesar del caos aparente. Voy parando a mi público como sea. Les interrumpo en su día con la confianza de que se van a divertir, de que van a irse sintiéndose mejor. Me impongo suavemente, pero también, tengo algo para ellos, un poco de ilusión.

Formo el corro, hago mis números, paso el sombrero, y después, se rompe algo, se disipa una energía que me unía a esta gente, en medio de la calle durante un ratito. Me retiro a mi maleta hasta que siento que es un buen momento para empezar otra vez. Y entonces, de nuevo, la calle se convierte en mi teatro, en cuatro minutos.

LA DECISION

Domingo por la mañana, en la oficina. “Vámonos:” , me digo, “Voy a empezar.” Primero está la decisión. Estoy al lado de la maleta, charlando, quizás ordenando mis cosas. Me doy la vuelta hacia el paseo- hay gente, ninguna distracción de importancia- puedo declarar mi espacio. Creo que sonrío en este momento, que mis ojos riegan mi espacio con ganas.

Mojo un poco a los que ya están allí, pero riego también los huecos entre ellos. Yo sé como va a ser el corro cuando cuaja, y lo anticipo, dando energía a mí publico aun cuando todavía no ha llegado. Decido y sonrío.

EL FARO

Se enciende “El Faro”, una cosa que yo siento en mis vísceras como una pequeña puerta que se abre para dirigir, que?, ¿Mi aura, no sé, hacía ellos. Cualquier artista, cuando tiene cogido su público, les hace sentir una energía suya, su “faro”, su hechizo. Enciendo aquí el faro, que irá aumentando en potencia desde la débil luz que hace que unas personas me miren ahora, al darme la vuelta y sonreír, hasta que se convierte en un foco potente cuya luz se percibirá luego desde detrás del corro, encima de las cabezas de un círculo de 100-150 personas, cuando el espectáculo esta en plena marcha.

MI LAGO

Toco bolsillos (comprobando mis herramientas) y entro. Perdóname la interrupción, mundo, pero voy a llamar a este rinconcito mío durante un ratito. Me pongo en medio de mi lago- yo puedo decidir cuan grande será-, donde luego caminaré sobre el agua. Los demás que entran o habrán cogido mi mano o se mojarán, (a no ser que sea un patito, siempre bienvenido: el niño que cruza inocentemente…) Coloco la silla, mi isla, en medio, el sombrero ya esta dando vueltas entre mis dedos, ni me doy cuenta, y miro a los que están cerca, les dirijo la luz del faro, mientras, adentro, les digo: Miradme.

EL NUDO

Tomo contacto con ellos.

comentario encima de sus cabezas, a sus padres o a algún grupito detrás.

Saludo a los niños que más cerca están.

O hago algún

Busco

caras, empezando a formar lo que yo llamo the nut. (La nuez, o, el fruto seco… no…. El nudo por la similitud ortográfico y lo de atar hilos- recojo los poco hilos que hay, los junto, y me alejo con el otro cabo hacia mi isla)- El nudo, pues, un nudo de atención, de energía de interés, que va a ser lo que atrae la atención de los demos, mas que lo que estoy haciendo. Creo que la gente se interesa por algo si ven a otra gente interesado en ello, mucho más que por lo que es en sí. “¿Que hay allí?” “¿Que están mirando?” Esta energía de interés se percibe automáticamente, atrae la atención del transeúnte, y después su curiosidad. “Mírame!”.

¡MÍRAME!

Se forma el principio del nudo. Ya tengo con quien comunicarme, a quien dirigirme. Puede que a estas alturas, cuando todavía no estoy haciendo nada, no sean mas que cinco o seis personas, pero eso es mi publico, y aunque luego no se quedan hasta el final, en este momento les agradezco su atención de verdad:

Me están mirando! Al hacerlo me mandan las miradas de la gente cercana.

Tengo que conjurar aquí interés, expectativa, prometer mas que entregar. La diferencia entre ¿Quieres ver un truco con dados?” y ”¿Quien sabe lo que tengo en las manos?”, al rodarlos entre mis palmas, y hacerlos sonar, porque así, al abrir la mano para mostrarlos, la pregunta- manifestación de la energía de interés- surge espontáneamente de ellos. ¿Que va a hacer con ellos? Subo a la silla. Me retiro a mi isla y les hablo a través de las aguas, tomando así una posición de poder, estoy mas alto que ellos. El espacio ya es mío, o pronto lo será. Desde allí, organizo a las personas que están en mi todavía tenue espacio, alejando los niños demasiado entusiastas, acercando, si puedo, a los curiosos en los limites de la luz de mi faro. Las riberas se van poblando, la forma de mi lago se perfila. ¿Que va a hacer?

HOLA

Desde que empiezo a tomar contacto, aparece Malo (mi nombre de artista es Malo, el Malísimo) “Son tonterías… No perdáis el tiempo.” Hablo de lo que voy a hacer- “Dentro de breves instantes, el espectáculo de variedades mas barato de todo Madrid”.

Quiero presentarles al personaje (“Tiene Gracia” “Que simpático es” “Que bobo”.) Decirles, “Hola, así soy yo.”. Este hola dura un ratito y es mi tarea principal en estos momentos. (Similar al momento de entrar en una mesa, cuando Table Hopping) y más importante que lo que estoy haciendo. La función del juego en estos momentos es la de ayudarme a decir Hola, presentarme, contarles un poco como soy, y digamos, caerles bien, y a la vez, en mi caso, despertar un cierto desprecio hacía mi- yo Malo. Otro artista buscaría caerles de otra manera- misterioso, seductor, repugnante.

MIRA, MIRA

“En cuanto consigo lanzar este sombrero desde mi pie a mi cabeza, empezaremos… puede ser que estemos aquí toda la tarde, no me suele salir…. Pero lo voy a intentar, soy así.” Ya estoy en el centro. A veces se tarda mas, a veces menos, peros si ahora no tengo nudo, sigo emitiendo señales, “Mírame!” hasta que lo consigo. Coloco el sombrero sobre mi pie (“¡Mira, mira!” ya no ¡Mírame!, si no, “Mira lo que hago.”). Estoy en situación precaria, ligeramente dramática, en equilibrio sobre un pie sobre una silla. “¿Estoy bien? …”, Me peino… suspense, mas energía

de interés, y sigo hablando. “¿Si se me cae, me lo pasas?” Sugestión de posible fracaso, acompañado de un pedido amistoso, por sí acaso. Es mejor que no acierte a la primera (en la calle- en escenario es diferente). Así, algún espectador se mueve, se lanza al agua de mi lago, y viene a ayudarme. Mi contacto con ellos está hecho, se han comprometido, me están haciendo favores porque el que me ayuda, son todos ellos.

APLAUSOS

“Me pongo el sombrero y empezamos. No, mejor. Me lo pongo, aplaudís, y empezamos.” No quiero descuidar este primer aplauso. Es casi más importante que me aplaudan que tengan por que aplaudir. Este aplauso es un contacto unificador entre ellos, y de entrega hacía mi. “Somos tu público”. Yo lo pido directamente. Les miro y lo pido. El momento cuando acierto, por fin, con el sombrero, solo sirve para dar la salida. Lo mejor es que haya porque aplaudir- una buena entrada- y que haya también el mecanismo para asegurar este aplauso. Es esencial. El nudo esta formado, pero el público todavía esta a medias. Hay huecos (el murmullo del bar en un pub), y este aplauso llama más gente; y hay dudas, no tengo ganados todavía a todos los que están, solo dispuestos. El aplauso les compromete. Así que, lanzo, acierto, aplauso… Y ya estoy en mi teatro. Solo me queda por hacer mi número, rellenar los huecos, incrementar la luz de mi faro, pasar la gorra. Es decir, otro día mas en la oficina, vendiendo ilusión.

Primera publicación en el circular de la Escuela Mágica de Madrid

Junio 1990, Segunda Epoca, Volumen XV, número 160, 161, 162

Potenciadores de Impacto

Introducción:

Con cada juego que aprendemos, estudiamos naturalidad, cobertura, (y su hijo, la misdirección), claridad, y presentación. Buscamos un contexto que hace que sea más interesante para el espectador, e intentamos hacerlo más mágico.

Tejemos una telaraña de arte y artificio. Nuestros hilos son todos los trucos que nos ayudan a engañar e ilusionar a nuestro público. Nuestras creaciones son bellas, y armoniosas, llenas de finos detalles. Pero, ¿No es cierto que una telaraña se aprecia de una forma especial cuando la ilumina la luz del amanecer?

Ahora, la telaraña, con o sin la luz es la misma. Pero cuando el observador lo ve en cierta luz, con una luz más intensa, brilla más, es más fascinante para él. en la magia, esta cierta luz (a no confundir con una buena iluminación), esta mayor intensidad, viene de una mayor interés, una mayor excitación mental/emocional/sensorial del mismo espectador. (En sus manos, con su billete, bajo sus narices).

Creo que hay artimañas concretas que podemos incluir en nuestras creaciones para provocar este estado de mayor excitación en el espectador, y dirigirlo hacía nuestra magia.

Así es más fuerte, diría un veterano a un novato al comunicarle algún detalle sabio. Qué quiere decir más fuerte? Mas fuerte para quien? Se dice para comentar el como llega el efecto al público, y no como se hace. Es mas fuerte para ellos! Es un término que habla desde el punto de vista del espectador- este pobre inocente que no ve más que la presentación, la vida externa del juego.

Es decir, que podemos potenciar el efecto mágicamente (mejor técnica), y hay que hacerlo. Pero si se puede potenciar el impacto por algún otro medio, pues, ¡TAMBIÉN HAY QUE HACERLO! ¿POR QUE NO?, sí será mas fuerte para ellos. Somos embusteros de oficio, así que, por qué limitarnos a darle a un efecto su debida importancia, cuando podemos darle aún MAS importancia!

No hace falta esperar una mañana soleada para que brille nuestra telaraña. Podemos iluminarla y también brillará. Y si la atención del espectador está centrada en su belleza, no se fijará en la linterna- dirá, simplemente, “!Que Maravilla!”. Utilizadas como parte de una buena construcción, los Potenciadores bien empelados pueden ser la diferencia entre un efecto bonito y un efecto memorable.

Un Potenciador de Impacto es un aspecto de la presentación de un juego que no afecta generalmente al trabajo del mago, la técnica, que tiene como resultado realzar el impacto que tiene el juego en el espectador.

Se puede aumentar el impacto de un juego por medio de Potenciadores

De la presentación en general

Ejemplo: las tres bolitas de miga de pan en manos de René Lavand, con su poema, “Tomo una

botella de vino

Del momento del efecto.

Ambiciosa, en la conocidísima secuencia con una carta combada. El efecto es el mismo, pero la aparición visual de la carta combada encima de la baraja hace que impacte más.

De los objetos empleados-

Ambiciosa- la carta- el objeto- firmada es siempre mas fuerte.

Uso del Espectador

Dblft, 3T a la mesa. Levantas, ha cambiado en la Ambiciosa! Lo mismo, pero colocas el 3T en la palma del espectador, quien lo tapa con la otra mano. El levanta la carta, ha cambiado en sus manos!

Aparente Limpieza del Procedimiento:

“La cojo con la punta de los dedos, la introduzco en el centro, Solo doy al botón con la punta del meñique. y YA ESTA AQUI!”

se ve

se ve

No hago nada.

Elementos Estructurales-

“ Doy al botón, y YA ESTA AQUI, LA AMBICIOS

botoncito se había quedado enganchado. Doy, y AHORA, SÍ, LA AMBICIOSA!”

voltea, es otra carta.

“Espera, el

POTENCIADORES DE IMPACTO

Conferencia Ofrecida en la SEI, Circulo de Madrid, como parte del ciclo “Homenaje a Ascanio”

1)

De la Presentación en General

A) Personalidad del Mago

B) Charla Interesante

C) Elemento Causante (varita, talisman, etc.)

D) Desafio, Reto, Apuesta

E) Recalcar Imposiblildad

F) Crear Expectativa de Nada

2)

De los Objetos empleados

A) Aparente Inocencia de los aparatos

B) Prestados

C) Indentificados, firmados, etc.

D) Dramaticos, Interesantes

E) Bonitos, cuantiosos, sorprendentes

3)

Del Momento del Efecto

A) Ruido simultaneo, falta de ruido

B) Resolución de Impacto Visual

C) Muestra de Habilidad Complementaria (giro de varita)

D) Efecto tarda en producirse (suspense)

E) Efecto distinto al efecto esperado

F) Cambio de Ritmo

G) Tacto, o olor o sabor

POTENCIADORES DE IMPACTO

Conferencia Ofrecida en la SEI, Circulo de Madrid, como parte del ciclo “Homenaje a Ascanio”

4)

Uso del Espectador

A) Contacto Fisico del Espectador

B) Observación Inevitable

C) Participación del Espectador en el Proceso

D) Imitación (simultaneo) del proceso por el Espectador

E) Creación del Ego del Grupo

5)

Aparente Limpieza del Procedimiento

A) aparente no participación del mago en el proceso

B) Aparente Incompetencia del Mago

C) En la punta de los dedos

D) Presentación Pausada- a camera lenta

E) Muy Rapidamente- efecto ocurre antes de cualquier participación del mago

F) Aparente perfecionamiento del Metodo

6)

Elementos Estructurales

A) Falso Equivocación

B) Falsa Explicación

C) Pista Falsa

D) Repetición del Efecto

E) Cancelación

F) Sostener Condiciones Iniciales despues de que no existan

DEFINICIÓN:

Un potenciador de impacto es un aspecto de la presentación y construcción de un juego que no afecta generalmente a la técnica, el ´trabajo´ del mago, y que tiene como resultado, realzar el impacto que tiene el juego en el espectador.