Vous êtes sur la page 1sur 1

MENSAJE DEL SECRETARIO DE EDUCACIÓN PÚBLICA

A partir de las propuestas de los diversos actores sociales, profesores,


especialistas, estudiantes, autoridades educativas y organizaciones,
expresadas durante la consulta ciudadana e integradas por las áreas de la
Secretaría de Educación Pública, presentamos a la comunidad educativa
nacional y a la sociedad mexicana este Programa Nacional de Educación 2001-
2006.

El Programa parte de los objetivos y estrategias del Plan Nacional de


Desarrollo y considera la complejidad del cambio educativo que es necesario
emprender para que nuestro país asegure su desarrollo sustentable, y la
necesidad de realizar un trabajo largo y consistente para hacerla realidad. Por
ello sus políticas buscan dar continuidad a esfuerzos valiosos, pero a la vez
proponen nuevas líneas de acción y metas que permitirán al Sistema Educativo
Nacional enfrentar con oportunidad y sentido de anticipación, así como con
niveles crecientes de calidad los retos del nuevo siglo.

En la formulación de este Programa se consideró indispensable


construir un escenario deseable de la educación nacional y de cada uno de sus
tipos al 2025 con el fin de diseñar las políticas y orientar las acciones a
desarrollar en el corto y mediano plazo.

Al presentar este Programa Nacional de Educación, convocamos a los


profesores y sus organizaciones; a los padres de familia y los alumnos; a las
escuelas e instituciones; a los demás sectores de la sociedad; a los poderes
Legislativo y Judicial; y a los gobiernos estatales y municipales del país, a
sumarse a un gran acuerdo nacional por la educación, buscando hacer realidad
la prioridad de este sector en la agenda pública. Sólo un consenso social de
estas dimensiones permitirá transitar, de políticas sexenales de gobierno, hacia
la política educativa de Estado, de largo plazo, que México necesita hoy para
su sistema educativo.

Estoy comprometido con el desarrollo de un sistema de educación de


buena calidad, incluyente, participativo, abierto al cambio y a todas las
manifestaciones culturales, que impulse nuestro desarrollo sustentable y
democrático y sea elemento estratégico para el fortalecimiento de nuestra
soberanía nacional. La educación debe constituir el eje fundamental del
desarrollo social, cultural, científico, tecnológico, económico y político de la
nación. En particular expreso mi compromiso con la educación pública en todos
sus tipos, niveles, modalidades, y procuraré generar las condiciones para que
ella cuente con los elementos necesarios que le permitan realizar su
trascendente labor social.

Reyes S. Tamez Guerra Secretario de Educación Pública.