Vous êtes sur la page 1sur 83

MEMORIA DE CÁLCULO

EVACUACIÓN AGUAS LLUVIA TERMINAL DE CONCENTRADO DE COBRE PUERTO VENTANAS

Puerto Ventanas S.A.

Comuna de Puchuncaví

ÍNDICE GENERAL

1 ANTECEDENTES GENERALES

3

1.1 DESCRIPCIÓN DEL LUGAR

3

1.2 DESCRIPCIÓN ESPECÍFICA DEL PROYECTO

4

1.3 DESCRIPCIÓN DEL SUELO

6

2 DESCRIPCIÓN Y SOLUCIONES SITUACIÓN ACTUAL

8

2.1 Bodega Correas Transportadoras de Concentrado de Cobre

8

2.2 Captación e Infiltración Precipitación Bajadas Aguas Lluvia Techo

Sur – Sector Sur

11

2.3 Captación e Infiltración Precipitación Canaletas y Bajadas Aguas

12

2.4 Captación y Conducción Aguas Lluvia Sector Domo – Zona Oriente

18

2.5 Captación y Conducción Aguas Lluvia Sector Nororiente Terminal

Lluvia Techo Sur – Sector Norte

 

20

3 ANÁLISIS Y DISEÑO DE INGENIERÍA

22

3.1

Estudio Hidrológico

22

3.1.1 Generalidades

22

3.1.2 Información Existente

23

3.1.2.1 Estadísticas Existentes

23

3.1.2.2 Levantamiento Topográfico Puerto Ventanas

23

3.1.3 Análisis del Régimen de Precipitaciones

24

3.1.3.1 Precipitaciones Máximas Diarias

24

3.1.3.2 Análisis Estadístico de las

26

3.1.3.3 Selección de Modelos

31

3.1.3.4 Elección de la Precipitación Máxima en 24 horas para

un Período de Retorno de 10

34

3.1.3.5 Determinación de Curvas I-D-F

36

3.1.4 Selección del Período de Retorno

43

3.1.5 Cálculo de Caudales de Aguas Lluvia

44

3.1.5.1 Generalidades

44

3.1.5.2 Estimación de Caudales

44

3.1.5.3 Tiempo de Concentración

45

3.1.5.4 Áreas Aportantes

46

3.1.5.5 Coeficiente de Escorrentía Superficial

47

3.1.5.6 Dimensionamiento de Redes de Colectores

49

4 SOLUCIÓN ADOPTADA

53

4.1 Área Nº 1 + Nº 3 – Cajón de Hormigón Armado con Rejilla,

Sumideros, Colector de Aguas Lluvia y Sedimentador

53

4.1.1 Descripción

53

4.1.2 Diseño Cajón de Hormigón Armado con Rejilla y

Sumideros

54

4.1.3 Diseño Colector de Aguas Lluvia

54

4.1.3.1 Generalidades

54

4.1.3.2 Dimensionamiento

54

4.1.4 Diseño Sedimentador

54

4.1.4.1

Generalidades

54

4.1.4.2 Dimensionamiento

55

4.2 Área Nº 2 +Área Nº 4 – Cajón de Hormigón Armado y Cámaras con Rejilla, Colector de Aguas Lluvia, Zanjas de Infiltración y

Sedimentador

55

4.2.1 Descripción

55

4.2.2 Diseño Cajón de Hormigón Armado y Cámaras con Rejilla

 

57

4.2.3 Diseño Colector de Aguas Lluvia

57

4.2.3.1 Generalidades

57

4.2.3.2 Dimensionamiento

57

4.2.4 Diseño Zanjas de Infiltración

57

4.2.4.1 Factibilidad

57

4.2.4.2 Dimensionamiento

58

4.2.4.3 Volumen de Almacenamiento Requerido

58

4.2.4.4 Longitud máxima de la zanja

62

4.2.4.5 Material de Relleno de la Zanja

63

4.2.4.6 Geotextil

63

4.2.4.7 Tubería de Reparto

64

4.2.4.8 Pozo de Observación (Piezómetro)

65

4.2.4.9 Detalles

65

4.2.4.10 Cubierta

65

4.2.4.11 Rebase

66

4.2.5 Diseño Sedimentador

66

4.2.5.1 Generalidades

66

4.2.5.2 Dimensionamiento

66

4.3 Área Nº 5 + Nº 6 – Colector de Aguas Lluvia y Sedimentador

67

4.3.1 Descripción

67

4.3.2 Diseño Colector de Aguas Lluvia

68

4.3.2.1 Generalidades

68

4.3.2.2 Dimensionamiento

68

4.3.3 Diseño Sedimentador

69

4.3.3.1 Generalidades

69

4.3.3.2 Dimensionamiento

69

4.4 Área Nº 7 – Zanja de Infiltración y Sedimentador

70

4.4.1 Descripción

70

4.4.2 Diseño Zanjas de Infiltración

71

4.4.3 Diseño Sedimentador

73

 

4.4.3.1 Generalidades

73

4.4.3.2 Dimensionamiento

73

4.5 Área Nº 8 – Escurrimiento Superficial a Sumidero Existente

73

4.5.1

Descripción

73

4.6 Área Nº 9 – Escurrimiento Superficial a Sumideros Existentes

74

4.6.1

Descripción

74

4.7 Área Nº 10 – Escurrimiento Superficial a Sumideros Existentes

74

4.7.1 Descripción

74

4.7.2 Diseño Colector de Aguas Lluvia

74

 

4.7.2.1 Generalidades

74

4.7.2.2 Dimensionamiento

75

4.8 Área Nº 11 – Escurrimiento Superficial a Cajones de Hormigón con

75

Rejilla, Zanja de Infiltración y Sedimentador

4.8.1 Descripción

75

4.8.2 Diseño Zanja de Infiltración

75

4.8.3 Diseño Sedimentador

77

4.8.3.1 Generalidades

77

4.8.3.2 Dimensionamiento

77

4.9 Área Nº 12 – Escurrimiento Superficial a Sumideros

77

4.9.1 Descripción

77

4.9.2 Diseño Colector de Aguas Lluvia

78

4.9.2.1 Generalidades

78

4.9.2.2 Dimensionamiento

78

4.10 Área Nº 13 – Escurrimiento Superficial a Sumidero Proyectado

78

4.10.1

Descripción

78

4.11 Área Nº 14 – Escurrimiento Superficial a Sumideros Existentes

78

4.11.1

Descripción

78

4.12 Área Nº 15 – Escurrimiento Superficial a Quebrada Existente

79

4.12.1

Descripción

79

MEMORIA DE CÁLCULO

EVACUACIÓN AGUAS LLUVIA TERMINAL DE CONCENTRADO DE COBRE PUERTO VENTANAS

Puerto Ventanas S.A.

Comuna de Puchuncaví

INTRODUCCIÓN

Puerto Ventanas S.A., principal puerto privado de la región central del país, ha contratado los servicios de mi persona para la elaboración del proyecto de ingeniería “Evacuación Aguas Lluvia Terminal de Concentrado de Cobre”, el cual se ejecutará dentro del recinto privado recién citado y que se emplaza en la bahía de Quintero.

El presente estudio tiene por objeto mejorar el sistema de evacuación de aguas lluvia existente en las instalaciones correspondientes al Terminal de Concentrado de Cobre, debido a que en algunas zonas, cuando precipita, existe cierto grado de inundación. A su vez, se diseñarán las obras necesarias para sanear las áreas que todavía no se encuentran construidas dentro del reciento, a modo de que, en un futuro, el sistema completo sea capaz de funcionar de manera adecuada.

Para tal efecto, las aguas lluvia serán conducidas de manera superficial hacia puntos bajos, en donde se proyectarán sumideros con cámaras y se readecuarán aquellos existentes. De esta manera el agua será evacuada de dos maneras: a través de colectores proyectados que se conectan a cámaras existentes que conducen las aguas a la playa que limita con las instalaciones; y a través de infiltración, mediante zanjas de infiltración dispuestas en espacios no construidos. Cabe notar que dada la gran cantidad de partículas finas que se acumulan en el pavimento, techos, etc., es preciso proyectar obras anexas (sedimentadores) que permitan la decantación y posterior remoción de las mismas, en conjunto con una mantención responsable. Esto último resulta un factor decidor en el futuro comportamiento y vida útil del sistema proyectado.

Para la elaboración de este informe sólo se dispone de la siguiente

información:

- Levantamiento Topográfico. Planta General.

- Proyecto Evacuación de Aguas Lluvias Patio de Concentrado Puerto Ventanas - DCON Ingeniería, Octubre de 1999

- Informe Preliminar Mecánica de Suelos: Bodega de Almacenamiento Concentrado de Cobre, Puerto Ventanas- Héctor Ventura & Asociados, Junio de 1999.

- Estadísticas Pluviométricas de los años 1941-1998 de la Estación Quintero

- Fotografías del sector en estudio.

En este informe se presentan, de manera resumida, los criterios de diseño y bases de cálculo, como así mismo las Especificaciones Técnicas y la Cubicación Estimativa de las Obras a continuación de este documento.

1

ANTECEDENTES GENERALES

1.1 DESCRIPCIÓN DEL LUGAR

Puerto Ventanas S.A. es el principal puerto privado de la región central del país. Sus modernas instalaciones y amplios espacios de acopio otorgan grandes ventajas, permitiendo hacer de la empresa el mayor puerto granelero de la zona.

Puerto Ventanas S.A. se localiza en la bahía de Quintero, en la Quinta Región, a 32º 47' de Latitud Sur y 71º 33' de Longitud Oeste. En la siguiente figura se muestra su emplazamiento en la Región de Valparaíso.

Figura 1-1 Ubicación Geográfica Puerto Ventanas S.A.

Figura 1-1 Ubicación Geográfica Puerto Ventanas S.A. FUENTE: http://www.puertoventanas.cl/ A su vez, la zona

FUENTE: http://www.puertoventanas.cl/

A su vez, la zona donde se encuentra emplazado el proyecto presenta variadas vías de comunicación, pudiéndose considerar las siguientes rutas de acceso, dependiendo del lugar de dónde se venga:

- Carretera Nogales-Puchuncaví (si se viene desde Santiago).

- Ruta 68 (si se viene desde Viña del Mar o Santiago).

- Ruta F-30-E (si se viene desde Viña del Mar, uniendo esta ciudad con Papudo).

El clima de la zona corresponde a uno del tipo templado de tipo mediterráneo costero. Se presenta en toda la costa de la región y su influencia llega hasta el interior por medio de los valles. Las variaciones de temperaturas son menores por el influjo del océano, siendo más parejas durante el año con un promedio anual de 14° C. La media en verano es de 15,3º C, bajando en invierno a un promedio de 10,1º C. La máxima temperatura en la zona es de 28.8º C y la mínima es de -1,5º C.

Durante los meses de verano las temperaturas de la región en el litoral se ven afectadas por las masas de aire que se originan en el océano, de temperaturas entre los 10 ºC y 22 ºC. Estos vientos aumentan la humedad y suben la temperatura de esa zona hasta los 27 °C. A su vez, las precipitaciones son abundantes, alcanzando los 450 mm anuales.

En invierno, entre mayo y octubre, la región se ve afectada por masas de aire frías y húmedas de origen polar. Las temperaturas de la zona costera pueden bajar incluso a valores menores de 0 ºC.

Los vientos tienen una intensidad media más alta en el litoral debido a la falta de protección, especialmente en las zonas entre Valparaíso y Quintero.

En la zona costera central y sur, la densidad de la población y la actividad productiva han alterado significativamente la vegetación nativa. Su presencia es escasa, predominando el arbusto espinoso y el bosque esclerófilo en los lugares de menor intervención.

La

fauna

asociada

a

estos

ambientes

vegetacionales,

está

constituida principalmente por aves, insectos y mamíferos menores.

1.2 DESCRIPCIÓN ESPECÍFICA DEL PROYECTO

El Terminal de Concentrado de Cobre limita hacia el norte con otras instalaciones de Puerto Ventanas S.A., siendo éstas las dependencias del Departamento de Operaciones, Gerencia de Operaciones y Administración;

hacia el poniente limita con una parte de la playa de Quintero; y hacia el sur y el oriente con cercos que delimitan la propiedad con respecto a aquellas de otras empresas aledañas.

A modo de presentar la ubicación antes descrita, se muestran tres fotografías del sector en estudio a continuación:

Fotografía 1-1 Entrada Principal Puerto Ventanas S.A.

sector en estudio a continuación: Fotografía 1-1 Entrada Principal Puerto Ventanas S.A. FUENTE: Propiedad consultor 5

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 1-2 Instalaciones Puerto Ventanas, Sector Domo

Fotografía 1-2 Instalaciones Puerto Ventanas, Sector Domo FUENTE: Propiedad consultor Fotografía 1-3 Instalaciones

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 1-3 Instalaciones Puerto Ventanas, Sector Sur – Terreno Sin Construir

Puerto Ventanas, Sector Sur – Terreno Sin Construir FUENTE: Propiedad consultor 1.3 DESCRIPCIÓN DEL SUELO No

FUENTE: Propiedad consultor

1.3 DESCRIPCIÓN DEL SUELO

No se realizaron calicatas en el sector de estudio, debido a que el mandante proporcionó el Informe Preliminar de Mecánica de Suelos de la

Bodega de Almacenamiento de Concentrado de Cobre elaborado por la consultora de ingeniería Héctor Ventura & Asociados, Junio de 1999.

De este modo se extrapolan las descripciones obtenidas en el informe recién mencionado, a modo emplear los datos necesarios en esta memoria de cálculo.

Las características del subsuelo del informe preliminar existente asumidas para el terreno en estudio, son las siguientes:

- Horizonte H-1: Relleno conformado por arena limosa de color café claro, compacidad media a alta. Localmente presenta raicillas. Espesor del estrato variable entre 0,2 y 0,8 metros aproximadamente.

- Horizonte H-2: Arena fina e intermedia con conchuela, color gris o café claro a amarillo, estructura homogénea, humedad media, compacidad media a alta con la profundidad. Localmente presenta estratificaciones, nidos de conchuelas, lentes de arena gruesa de color amarillo y gravas aisladas de cantos subredondeados y redondeados tamaño máximo 2½”. Clasificación SM, SP-SM, SW-SM o SP en el sistema USCS. Espesor del estrato indefinido.

- Napa de Agua:

(06/1999).

Se

detectó a

10

metros de profundidad

En lo que respecta a la permeabilidad del subsuelo (tasa de flujo o drenaje de agua a través del estrato), para uno del tipo arenoso fino, se tiene de la literatura hidráulica especializada que el coeficiente de permeabilidad K o coeficiente de Darcy corresponde aprox. a 10 -2 [cm/s] (360 [mm/hr]).

Debido a que este coeficiente teórico puede distar del real, se empleará aquel utilizado en el “Proyecto Evacuación de Aguas Lluvias Patio de Concentrado Puerto Ventanas - DCON Ingeniería, Octubre de 1999”, el cual corresponde a un valor de 150 [mm/hr], siendo este valor conservativo en comparación con el teórico.

2

DESCRIPCIÓN Y SOLUCIONES SITUACIÓN ACTUAL

2.1 Bodega Correas Transportadoras de Concentrado de Cobre

Actualmente el subterráneo de la bodega, en donde se encuentran las correas transportadoras de concentrado de cobre, se inunda debido a las precipitaciones y viento que caracterizan un evento de lluvia. El ingreso de las aguas lluvia se genera por la entrada que se encuentra más al norte, la cual no presenta un sistema que evite su paso hacia la bodega ni cuenta con algún sistema operativo de captación de las mismas que cumpla la misma función preventiva. Lo recién mencionado puede observarse en la siguiente fotografía.

Fotografía 2-1 Entrada Bodega Desprotegida

fotografía. Fotografía 2-1 Entrada Bodega Desprotegida FUENTE: Propiedad consultor Las aguas, ya dentro de la

FUENTE: Propiedad consultor

Las aguas, ya dentro de la bodega, escurren fácilmente de manera superficial por la misma, dada la gran pendiente y gran longitud que posee la bodega en su sentido longitudinal, las cuales detienen su flujo en la zona final de la bodega y que se encuentra en el subterráneo de la bodega en cuestión, al almacenarse de gran manera dada la impermeabilidad de los muros de hormigón armado que componen el subterráneo de la bodega, sumado a la inexistencia de algún sistema que evacue o drene agua.

En la Fotografía 2-2 puede apreciarse la marca de agua que deja la inundación (flecha roja), la cual llega a presentar una altura aproximada a los 2,50 metros, sobrepasando los equipos eléctricos dispuestos en las paredes, parte de las correas transportadoras, etc.

Por otra parte, también existen pequeños sistemas de captación de aguas dentro de la bodega, los cuales, según el encargado del reciento, no cumplen su función cuando precipita y escurre el agua por dentro de la bodega. A modo de presentar la inoperabilidad de los sistemas existentes para captar el flujo del agua que ingresa a la bodega (cuya capacidad se debe haber calculado para derrames de líquidos dentro de la misma, pero en ningún caso para captar las aguas asociadas a una tormenta para cualquier período de retorno), se presentan a partir de la Fotografía 2-3 y de la Fotografía 2-4.

Fotografía 2-2 Marca de Agua Inundación – Zona Final Subterráneo Bodega

2-4. Fotografía 2-2 Marca de Agua Inundación – Zona Final Subterráneo Bodega FUENTE: Propiedad consultor 9

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 2-3 Rejilla Captación Líquidos Inoperante - Zona Correas Transportadoras

Líquidos Inoperante - Zona Correas Transportadoras FUENTE: Propiedad consultor Fotografía 2-4 Acercamiento

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 2-4 Acercamiento Fotografía Anterior (Elipse Roja)

2-4 Acercamiento Fotografía Anterior (Elipse Roja) FUENTE: Propiedad consultor A modo de que el agua no

FUENTE: Propiedad consultor

A modo de que el agua no ingrese a la bodega, se recomienda techar el acceso a la misma, procurando que no queden lugares abiertos por donde pueda ingresar agua (aunque sea en menor cantidad).

Con respecto a las rejillas existentes al interior de la bodega, se hace obligatoria su limpieza y futura mantención, a modo de que algo de agua o de líquidos puedan captar cuando ocurran ingresos o derrames fortuitos , respectivamente.

2.2 Captación e Infiltración Precipitación Bajadas Aguas Lluvia Techo Sur – Sector Sur

Actualmente existen dos bajadas de aguas lluvia en el techo que se encuentra más al sur (ver Fotografía 2-5), las cuales se encuentran medianamente en buen estado, salvo el codo que se encuentra al final de las mismas, el cual se encuentra maltratado y oxidado (ver Fotografía 2-6). Éstas, a su vez, evacuan las aguas hacia una cámara con rejilla que funciona como infiltrante. El inconveniente de éstas es que actualmente se encuentran colmatadas dada la gran presencia de material particulado fino en su interior, el cual no permite la infiltración adecuada de las aguas. Esto permite la acumulación de las aguas en la cámara y su posterior rebase, no consiguiendo el fin para el cual fue dispuesta. A modo de prueba se muestra la marca de agua (aproximadamente 60 cm) dejada en el madero al introducirse éste en la cámara (ver elipse y flecha roja en Fotografía 2-6).

Fotografía 2-5 Bajadas de Aguas Lluvia – Techo Sur

y flecha roja en Fotografía 2-6). Fotografía 2-5 Bajadas de Aguas Lluvia – Techo Sur FUENTE:

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 2-6 Nivel de Agua Existente en Cámara Captadora de Aguas Lluvia

Nivel de Agua Existente en Cámara Captadora de Aguas Lluvia FUENTE: Propiedad consultor Como se verá

FUENTE: Propiedad consultor

Como se verá en el siguiente capítulo, en el numeral 4.2 específicamente, se proyectan cámaras con rejillas a continuación de las bajadas de aguas lluvias del techo sur (sector sur), las cuales suplirán las actuales cámaras cilíndricas y conformarán un pequeño colector de aguas lluvia que se conectará a una cámara de inspección que captará la totalidad de las aguas lluvia mencionadas.

Con respecto a las bajadas de aguas lluvia, se recomienda la mantención de las mismas, especialmente la del codo, elemento fundamental a la hora de conducir adecuadamente las aguas hacia un lugar específico.

2.3 Captación e Infiltración Precipitación Canaletas y Bajadas Aguas Lluvia Techo Sur – Sector Norte

Al igual que el numeral anterior, las aguas provenientes de los techos son captadas a través de canaletas y conducidas a través de bajadas de aguas lluvia, para desaguar en las cámaras con rejillas dispuestas para captarlas. La diferencia es que tanto las canaletas como las bajadas mencionadas no se encuentran tenidas en buenas condiciones, lo cual

imposibilita que las aguas sean conducidas hacia donde se contempló cuando fueron dispuestas.

A su vez, las cámaras se encuentran llenas de arena y partículas finas, no pudiendo infiltrar el agua ni menos conducirlas a través de tuberías de PVC hacia las calles, ya que estas últimas, o se encuentran rotas, llenas de arena o, simplemente, no existen. Esto se visualiza a partir de las siguientes cuatro fotografías.

Fotografía 2-7 Bajada de Aguas Lluvia Sin Codo y Cámara Llena de Arena y Partículas Finas

2-7 Bajada de Aguas Lluvia Sin Codo y Cámara Llena de Arena y Partículas Finas FUENTE:

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 2-8 Bajada de Aguas Lluvia – Conexión Canaleta y Codo en Mal Estado

de Aguas Lluvia – Conexión Canaleta y Codo en Mal Estado FUENTE: Propiedad consultor Fotografía 2-9

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 2-9 Tubería PVC Conectada de Cámara a Solera-Pavimento Destruida

consultor Fotografía 2-9 Tubería PVC Conectada de Cámara a Solera-Pavimento Destruida FUENTE: Propiedad consultor 14

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 2-10 Tubería PVC Conectada de Cámara a Solera-Pavimento Llena de Arena (Ampliación Fotografía Anterior)

Llena de Arena (Ampliación Fotografía Anterior) FUENTE: Propiedad consultor Ahondando en lo descrito en el

FUENTE: Propiedad consultor

Ahondando en lo descrito en el primer párrafo de este numeral, ciertas zonas de las canaletas se encuentran destruidas, mientras que algunos de los codos de las bajadas de aguas lluvia ya no existen (ver Fotografía 2-7), lo cual imposibilita que las aguas sean captadas completamente por la cámara.

En las siguientes fotografías se muestra lo enunciado.

Fotografía 2-11 Canaleta y Bajada de Aguas Lluvia en Mal Estado (ver ampliación Bajada de Aguas Lluvia en Fotografía 2-7)

(ver ampliación Bajada de Aguas Lluvia en Fotografía 2-7) FUENTE: Propiedad consultor Fotografía 2-12 Ampliación

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 2-12 Ampliación Canaleta Aguas Lluvia en Mal Estado

2-12 Ampliación Canaleta Aguas Lluvia en Mal Estado FUENTE: Propiedad consultor En el sector que se

FUENTE: Propiedad consultor

En el sector que se muestra en la Fotografía 2-13 y en una zona cercana a él (un poco más al norte) se producen anegamientos dado el punto bajo que existe, factor que imposibilita la evacuación de las aguas lluvias.

Fotografía 2-13 Sector de Anegamiento dada la Existencia de Puntos Bajos

Sector de Anegamiento dada la Existencia de Puntos Bajos FUENTE: Propiedad consultor Primero que todo, deben

FUENTE: Propiedad consultor

Primero que todo, deben repararse o cambiarse las canaletas de aguas lluvia en mal estado, debido a que encontrándose en el estado actual, no pueden captar las aguas de manera correcta ni encausarlas de la misma manera.

Con respecto a las bajadas de aguas lluvia, también deben repararse las que se encuentren en mal estado, debiendo reemplazarse los codos a punto de desprenderse o aquellos inexistentes.

A su vez, debe procurarse que las partículas no se acumulen en las esquinas ni en lugares cercanos a las cámaras. De este modo se impedirá que se llenen de partículas finas y que, cuando precipite, el agua arrastre partículas en demasía. Es por eso que se recomienda una buena mantención y limpieza en estos lugares críticos.

No existirá problema alguno si las tuberías de PVC que conectan las cámaras con la solera-pavimento no son reemplazadas ni destapadas. Esto debido a que el sistema proyectado contempla que las cámaras no contribuirán en la infiltración de las aguas, sino que se proyecta que escurran superficialmente por la acera hacia el pavimento y de ahí hacia los sumideros dispuestos para captar las mismas. Notar sí que debe existir una buena

mantención en cuanto a la remoción de partículas finas, a modo de que las que sean arrastradas hacia los sistemas de captación de aguas lluvia sean las menos.

Como alternativa, puede considerarse la pavimentación de los sectores sin acera, la cual traerá consigo un costo adicional al de las obras proyectadas en este proyecto. Si se realiza esto, no existirán espacios donde puedan acumularse los sedimentos, la mantención se podrá realizar de mejor manera y la probabilidad de que una gran cantidad de partículas finas se mezclen con las precipitaciones, será bastante menor, con respecto a no efectuar esta pavimentación.

Por último, en la zona mostrada en la Fotografía 2-13, se proyecta construir un badén, el cual bordeará el riel del tranvía y cuyo objetivo será conducir las aguas que se apocen en los puntos bajos hacia aguas abajo. Esta solución se plantea en el numeral 4.3 en mayor detalle.

2.4 Captación y Conducción Aguas Lluvia Sector Domo – Zona Oriente

Actualmente el cajón de hormigón con rejilla, cuya función corresponde a captar y conducir las aguas lluvias de un lugar en específico para su posterior evacuación, no cumple con esta concepción básica para la cual fue proyectado debido a que se encuentra lleno de arena y de partículas finas, lo cual imposibilita su uso por parte de las aguas que escurren.

Esto puede apreciarse en las siguientes fotografías.

Fotografía 2-14 Cajón de Hormigón con Rejilla Lleno de Arena y Partículas Finas

de Hormigón con Rejilla Lleno de Arena y Partículas Finas FUENTE: Propiedad consultor Fotografía 2-15 Ampliación

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 2-15 Ampliación Fotografía Anterior

consultor Fotografía 2-15 Ampliación Fotografía Anterior FUENTE: Propiedad consultor La solución adoptada para este

FUENTE: Propiedad consultor

La solución adoptada para este problema es la total readecuación y limpieza del cajón, removiendo todas las partículas dentro de él. Un mayor detalle de esta solución se presenta en el numeral 4.4 de este documento.

2.5 Captación y Conducción Aguas Lluvia Sector Nororiente Terminal

Al igual que en el numeral anterior, los cajones con rejillas que se existen en esta zona se encuentran llenos de arena y partículas finas, encontrándose inoperantes a la hora de captar y conducir aguas lluvia. Esto se diferencia de lo presentado en el numeral anterior en lo que respecta a la superficie inoperante de los cajones, ya que no es total.

Lo recién expuesto puede evidenciarse luego de observar las fotografías siguientes.

Fotografía 2-16 Cajón con Rejilla – Sin Arena

de observar las fotografías siguientes. Fotografía 2-16 Cajón con Rejilla – Sin Arena FUENTE: Propiedad consultor

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 2-17 Continuación Nº 1 Cajón con Rejilla – Parcialmente con Arena

Nº 1 Cajón con Rejilla – Parcialmente con Arena FUENTE: Propiedad consultor Fotografía 2-18 Continuación

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 2-18 Continuación Nº 2 Cajón con Rejilla – Completamente con Arena

Fotografía 2-18 Continuación Nº 2 Cajón con Rejilla – Completamente con Arena FUENTE: Propiedad consultor 21

FUENTE: Propiedad consultor

Fotografía 2-19 Continuación Nº 3 Cajón con Rejilla – Completamente con Arena

Nº 3 Cajón con Rejilla – Completamente con Arena FUENTE: Propiedad consultor La solución se plantea

FUENTE: Propiedad consultor

La solución se plantea en el capítulo 4 SOLUCIÓN ADOPTADA de esta memoria de cálculo.

3 ANÁLISIS Y DISEÑO DE INGENIERÍA

A modo de solucionar los problemas anteriormente descritos es que se emplearán las herramientas de ingeniería con que se cuentan, entregando soluciones factibles que permitan mejorar el sistema actual y, a su vez, proyectando nuevas obras que posibiliten su buen desempeño a lo largo del tiempo.

3.1

Estudio Hidrológico

3.1.1

Generalidades

Para analizar el funcionamiento del sistema actual y futuro es necesario realizar un estudio hidrológico en la zona donde se encuentra emplazado el proyecto, a modo de determinar los caudales de crecida asociados a distintos períodos de retorno y así diseñar hidráulicamente las obras de las obras de captación y/o drenaje de aguas lluvias que permitan evacuar las mismas.

Debido a que en la zona del proyecto mismo no existen registros pluviográficos, los análisis se efectúan a partir de datos pluviométricos de precipitaciones máximas en 24 horas de una estación representativa de la zona en estudio.

3.1.2

Información Existente

3.1.2.1

Estadísticas Existentes

En la zona del estudio no existen estaciones pluviométricas ni datos que provengan de pluviógrafos (los cuales miden la precipitación en forma continua) propiamente tal, por lo que se utilizó la información estadística de la estación pluviométrica (donde se efectúan mediciones de precipitación de manera esporádica) más cercana, la cual corresponde a la estación meteorológica existente en la base aérea de Quintero perteneciente a la FACH. Aparte de se cercanía a la costa, presenta símiles condiciones climáticas.

Debido a que el mandante no pudo suministrar información estadística actualizada a este consultor, se opta por emplear aquellas utilizadas en la Memoria de Cálculo del Proyecto “Evacuación de Aguas Lluvia Patio de Concentrado, Puerto Ventanas” elaborada por Delgado Zirpel Consultores -DCON-, con fecha Octubre de 1999, abarcando los datos disponibles desde el año 1941 al año 1998.

3.1.2.2 Levantamiento Topográfico Puerto Ventanas

A modo de contar con información actualizada de los elementos que conforman la infraestructura de la zona de estudio (lugares pavimentados y sin pavimentar, techos, instalaciones, etc.) y de las obras de evacuación de aguas lluvia existentes, se realizó el levantamiento topográfico del lugar en la escala indicada en la lámina. Éste se presenta en el capítulo PLANOS DE PROYECTO respectivo.

3.1.3

Análisis del Régimen de Precipitaciones

3.1.3.1

Precipitaciones Máximas Diarias

Para la determinación de crecidas se emplearon métodos indirectos asociados a las precipitaciones del sector, debido a la inexistencia de estadísticas pluviográficas.

Dado que en la estación pluviométrica disponible (Quintero) no existe información pluviográfica, fue necesario efectuar los análisis a partir de los datos de precipitaciones máximas en 24 horas con que se cuenta, las que se llevan a otras duraciones mediante la aplicación de coeficientes adecuados. Además, a modo de referencia, se utilizaron los antecedentes de intensidad y duración de tormentas extremas, obtenidos del análisis de la información pluviográfica de las estaciones Quillota y Lago Peñuelas, consignada en el Manual de Carreteras Volumen Nº 3: Instrucciones y Criterios de Diseño, Junio 2002.

La estadística de precipitaciones máximas en 24 horas para la estación seleccionada se muestra en la Tabla 3-1.

Tabla 3-1 Precipitaciones Máximas en 24 horas, Estación Quintero (1941-1998)

Año

Precipitación

Máxima en 24 hr

[mm]

1941

59,4

1942

52,2

1943

31,8

1944

39,6

1945

54,0

1946

21,0

1947

37,8

1948

49,8

1949

33,6

1950

42,0

1951

36,9

1952

95,0

1953

65,2

1954

44,0

1955

22,9

1956

44,2

1957

80,0

1958

72,0

1959

37,6

1960

67,1

1961

52,0

1962

64,0

1963

97,2

1964

28,0

1965

58,0

1966

37,5

1967

83,3

1968

14,2

1969

30,6

1970

45,0

1971

94,2

1972

48,5

1973

32,5

1974

81,1

1975

46,6

1976

49,1

1977

51,2

1978

82,0

1979

90,0

1980

62,6

1981

127,8

1982

67,0

1983

38,3

1984

63,7

1985

28,2

1986

45,3

1987

74,7

1988

31,8

1989

34,6

1990

37,2

1991

66,7

1992

114,4

1993

56,4

1994

68,3

1995

43,4

1996

59,9

1997

118,6

1998

12,2

FUENTE: Elaboración Propia

3.1.3.2 Análisis Estadístico de las Precipitaciones.

Para determinar la precipitación máxima en 24 horas asociada a distintos períodos de retorno, se realizó un análisis de frecuencias, tanto gráfico como analítico, de la estación pluviométrica seleccionada. Además se compararon estos resultados con las curvas de las estaciones de Quillota y Lago Peñuelas del Manual de Carreteras, así como con una estación representativa obtenida de la Guía de Diseño “Técnicas Alternativas para Soluciones de Aguas Lluvias en Sectores Urbanos”, 1996.

Para efectuar el Análisis de Frecuencia Gráfico, se procedió a asignar probabilidades empíricas de ocurrencia (método de Weibull) a la serie de valores de precipitaciones máximas en 24 horas, análisis que se muestra en el Gráfico 3-1. A su vez, en la Tabla 3-2 se presentan los valores de precipitación y período de retorno (ln(T)) que permiten la obtención del mismo gráfico, mostrando la serie de datos ordenada en forma descendente, con sus probabilidades empíricas asociadas.

Gráfico 3-1 Análisis de Frecuencia Gráfico

ANÁLISIS DE FRECUENCIA GRÁFICO

160,0 y = 27,739x + 28,754 R 2 = 0,9658 140,0 120,0 100,0 80,0 60,0
160,0
y = 27,739x +
28,754
R 2 = 0,9658
140,0
120,0
100,0
80,0
60,0
40,0
20,0
0,0
0,000
0,500
1,000
1,500
2,000
2,500
3,000
3,500
4,000
4,500
Ln (T)
Datos
Lineal (Datos)
Precipitación máxima en 24 h [mm]

FUENTE: Elaboración Propia

Tabla 3-2 Análisis de Frecuencia (Weibull)

Año

x = Precipitación

Período de Retorno

Probabilidad de

Máxima en 24 hr

no Excedencia

[mm]

T = (n+1)/m [años]

Prob. = 1-(1/T)

1981

127,8

59,00

0,9831

1997

118,6

29,50

0,9661

1992

114,4

19,67

0,9492

1963

97,2

14,75

0,9322

1952

95,0

11,80

0,9153

1971

94,2

9,83

0,8983

1979

90,0

8,43

0,8814

1967

83,3

7,38

0,8644

1978

82,0

6,56

0,8475

1974

81,1

5,90

0,8305

1957

80,0

5,36

0,8136

1987

74,7

4,92

0,7966

1958

72,0

4,54

0,7797

1994

68,3

4,21

0,7627

1960

67,1

3,93

0,7458

1982

67,0

3,69

0,7288

1991

66,7

3,47

0,7119

1953

65,2

3,28

0,6949

1962

64,0

3,11

0,6780

1984

63,7

2,95

0,6610

1980

62,6

2,81

0,6441

1996

59,9

2,68

0,6271

1941

59,4

2,57

0,6102

1965

58,0

2,46

0,5932

1993

56,4

2,36

0,5763

1945

54,0

2,27

0,5593

1942

52,2

2,19

0,5424

1961

52,0

2,11

0,5254

1977

51,2

2,03

0,5085

1948

49,8

1,97

0,4915

1976

49,1

1,90

0,4746

1972

48,5

1,84

0,4576

1975

46,6

1,79

0,4407

1986

45,3

1,74

0,4237

1970

45,0

1,69

0,4068

1956

44,2

1,64

0,3898

1954

44,0

1,59

0,3729

1995

43,4

1,55

0,3559

1950

42,0

1,51

0,3390

1944

39,6

1,48

0,3220

1983

38,3

1,44

0,3051

1947

37,8

1,40

0,2881

1959

37,6

1,37

0,2712

1966

37,5

1,34

0,2542

1990

37,2

1,31

0,2373

1951

36,9

1,28

0,2203

1989

34,6

1,26

0,2034

1949

33,6

1,23

0,1864

1973

32,5

1,20

0,1695

1943

31,8

1,18

0,1525

1988

31,8

1,16

0,1356

1969

30,6

1,13

0,1186

1985

28,2

1,11

0,1017

1964

28,0

1,09

0,0847

1955

22,9

1,07

0,0678

1946

21,0

1,05

0,0508

1968

14,2

1,04

0,0339

1998

12,2

1,02

0,0169

xbar =

55,56

 

σ =

25,37

Cv =

0,457

g =

0,847

FUENTE: Elaboración Propia

Para el Análisis de Frecuencia Analítico, el ajuste de distintas distribuciones de frecuencia a las precipitaciones máximas diarias se efectuó mediante el método de los momentos, comprobando la bondad del ajuste por medio del test Chi-cuadrado. Las distribuciones que se utilizaron fueron la Log–Normal de 2 parámetros, la de Valores Extremos Tipo I (Gumbel) y la de Valores Extremos Tipo I corregida para muestras pequeñas, según el Manual de Carreteras Volumen Nº 2: Procedimientos de Estudios Viales, Diciembre

2001.

3.1.3.2.1

Distribución Log – Normal

La distribución Normal es una de las distribuciones más utilizada en probabilidades, ya que como su nombre lo dice, es la que representa de mejor manera la mayoría de los fenómenos de características normales. Pero, posee un inconveniente: no puede ser utilizada para valores negativos y sólo se puede emplear si el promedio de los valores observados es muy grande y la desviación estándar es muy pequeña (ya que está definida entre -y +). Debido a que la precipitación caída es siempre un valor positivo, se emplea un cambio de variable que permita mantener las propiedades de la distribución Normal, la cual no presenta ninguna restricción y es explicada en los posteriores párrafos. Este cambio de variable da origen a la distribución Log- Normal de 2 parámetros citada al principio de este párrafo.

La función de densidad de probabilidad de la distribución normal es la siguiente:

2 1  ( x − x )  − 2 σ e  
2
1
(
x
x
)
2
σ
e
x
f
(x) =
σ
x 2 π
Cambio de variable:

y = ln (x) = log x,

donde y [-, +]

x [0, +]

x: Precipitación Máxima Anual en 24 hr

xbar = (Σxi)/n

n: tamaño muestra

Aplicando el cambio de variable respectivo, la función de densidad de probabilidad de la distribución Log–Normal de dos parámetros es la siguiente:

2  (  1 y - y ) −   σ e 2
2
(
1
y - y
)
σ
e
2  
y  
f
(x) =
2 π · σ
y
Escrita de otra manera:
y   f (x) = 2 π · σ y Escrita de otra manera: Siendo

Siendo sus dos parámetros:

α =

y Escrita de otra manera: Siendo sus dos parámetros: α = β = 3.1.3.2.2 Distribución de

β =

de otra manera: Siendo sus dos parámetros: α = β = 3.1.3.2.2 Distribución de Valores Extremos

3.1.3.2.2 Distribución de Valores Extremos Tipo I (Gumbel)

frecuencia

ocurrencia de esta distribución, queda representada por la ecuación:

La

curva

de

acumulada

F(x)

o

probabilidad

por la ecuación: La curva de acumulada F(x) o probabilidad de Y la función densidad de
por la ecuación: La curva de acumulada F(x) o probabilidad de Y la función densidad de

de

Y la función densidad de probabilidades f (x):

de Y la función densidad de probabilidades f (x): Siendo: y = α (x- β )

Siendo:

y = α(x-β)

: variable reducida

α = 1,2825/σ

: parámetro de dispersión

: moda de la distribución

: moda de la distribución

3.1.3.2.3 Distribución de Valores Extremos Tipo I (Gumbel) Corregida

En el caso del modelo Gumbel o Valores Extremos Tipo I se puede incorporar una corrección por el tamaño de la muestra. Si se supone que la muestra es de tamaño grande o infinito, los parámetros se estiman con las

expresiones indicadas en el numeral anterior. Si se quiere incorporar una corrección debido al tamaño de la muestra se ocupan las siguientes relaciones en función de los estadígrafos anteriores y del valor medio (ybar) y desviación estándar (σ n ) de la variable reducida:

y desviación estándar (σ n ) de la variable reducida: Los valores promedio ybar y desviación
y desviación estándar (σ n ) de la variable reducida: Los valores promedio ybar y desviación

Los valores promedio ybar y desviación estándar σn de la variable reducida se calculan a partir de la variable Ym ordenada de mayor a menor:

a partir de la variable Ym ordenada de mayor a menor: Donde m: número de orden

Donde

m: número de orden de la lluvia máxima diaria, ordenando la serie anual según magnitudes decrecientes

La curva de frecuencia acumulada F(x) y la función de densidad de probabilidades f (x) son las misma definidas para la distribución Gumbel sin corregir.

El ajuste de las distintas distribuciones se muestra en la ¡Error! No

se encuentra el origen de la referencia.

Gráfico 3-2 Análisis de Frecuencia Analítico

ANÁLISIS DE FRECUENCIA ANALÍTICO Funciones de Densidad de Probabilidad

0,02 0,018 Log-Normal 2 0,016 Valores Extremos Tipo I (GUMBEL) Valores Extremos Tipo I (GUMBEL)
0,02
0,018
Log-Normal 2
0,016
Valores Extremos Tipo I (GUMBEL)
Valores Extremos Tipo I (GUMBEL) Corregido
0,014
0,012
0,01
0,008
0,006
0,004
0,002
0
0,00
20,00
40,00
60,00
80,00
100,00
120,00
140,00
160,00
180,00
200,00
Frecuencia

Precipitación [mm]

FUENTE: Elaboración Propia

3.1.3.3 Selección de Modelos

El único procedimiento para verificar el comportamiento de un modelo matemático, ya sea probabilístico o determinístico, es comparar las predicciones efectuadas por el modelo con observaciones de la realidad. En el caso de modelos probabilísticos, debido a la naturaleza misma del modelo, las observaciones son sólo una muestra de la realidad y, en consecuencia, una repetición del ensayo puede dar un resultado diferente. Resulta pues, poco probable encontrar una correspondencia exacta entre modelo y realidad, aún cuando las hipótesis sean válidas. Por ello, es necesario definir la magnitud de la discrepancia que puede obtenerse sin que sea necesario desechar la hipótesis estudiada.

Entre los métodos para seleccionar modelos probabilísticos se distinguen los procedimientos gráficos y los analíticos. En nuestro caso, el empleado será analítico o cuantitativo.

3.1.3.3.1 Test de Bondad de Ajuste Chi-Cuadrado.

Los tests de hipótesis sobre modelos de distribución cuentan con las siguientes etapas generales: primero, se calcula un estadígrafo a partir de

los datos observados. Luego, se calcula la probabilidad de obtener el estadígrafo calculado, en el supuesto que el modelo sea correcto. Esto se realiza refiriéndose a una tabla probabilística que entregue los percentiles del modelo de distribución del estadígrafo. Finalmente, si la probabilidad de obtener el valor del estadígrafo calculado es baja, se concluye que el modelo supuesto no provee una adecuada representación de la muestra.

Debe hacerse notar que este procedimiento permite rechazar un modelo por no ser adecuado, pero no permite probar que el modelo probabilístico elegido sea el correcto.

El test más usado para medir la bondad de ajuste de un modelo es el chi–cuadrado. Éste consiste en comparar, en intervalos previamente definidos de la variable aleatoria, el número de casos observados en ese intervalo con el teórico, el cual es función del modelo probabilístico en estudio. Si Oi son las frecuencias absolutas observadas y Ei las frecuencias teóricas, en cada una de las clases, se define un estadígrafo:

en cada una de las clases, se define un estadígrafo: La variable X 2 tiende a

La variable X 2 tiende a tener una distribución chi-cuadrado con K-S-1 grados de libertad, siendo K el número de clases o intervalos definidos y S el número de parámetros estimados en el modelo. Para que el ajuste de la distribución a la muestra sea aceptable, se requiere que el valor chi-cuadrado sea menor o, a lo sumo, igual al valor teórico que toma la distribución chi- cuadrado para un cierto nivel de significación (normalmente 5%).

Las tablas de la distribución chi-cuadrado permiten conocer el valor teórico de chi en función de los grados de libertad y del nivel de probabilidad deseado.

En este caso los grados de libertad para las distribuciones empleadas son iguales, ya que todas poseen la misma cantidad de parámetros. Por lo tanto:

Grados de libertad = 7 – 2 – 1 = 4 (para las tres distribuciones)

De la tabla para la distribución chi-cuadrado se tiene, para un 95% de confiabilidad y los grados de libertad calculados, el siguiente valor:

X 2 (0,95; 2) = 9,49

Lo

único

que

resta

es

comparar

este

último

valor

con

el

estadísgrafo resultante de cada distribución:

Tabla 3-3 Test Chi-Cuadrado Distribución Log-Normal 2

Clase

Rango

Límite

ni

Frecuencia

Frecuencia

Probabilidad

 

Relativa

Acumulada

Incremental

X^2

[mm]

Empírica Oi

Teórica

Teórica Ei

 

1 12,2

27,9

27,9

4,0

0,069

0,086

0,086

0,186

 

2 27,9

44,5

44,5

19,0

0,328

0,385

0,300

0,150

 

3 44,5

61,2

61,2

14,0

0,241

0,670

0,284

0,376

 

4 61,2

77,8

77,8

10,0

0,172

0,839

0,170

0,002

 

5 77,8

94,5

94,5

6,0

0,103

0,925

0,085

0,224

 

6 94,5

111,1

111,1

2,0

0,034

0,965

0,040

0,047

 

7 111,1

127,8

127,8

3,0

0,052

1,00

0,035

0,459

 

58

1,00

ΣΣΣΣ

1,444

FUENTE: Elaboración Propia

Tabla 3-4 Test Chi-Cuadrado Distribución Gumbel (Valores extremos tipo I)

Clase

Rango

Límite

ni

Frecuencia

Frecuencia

Probabilidad

 

Relativa

Acumulada

Incremental

X^2

[mm]

Empírica Oi

Teórica

Teórica Ei

 

1 12,2

27,9

27,9

4,0

0,069

0,103

0,103

0,637

 

2 27,9

44,5

44,5

19,0

0,328

0,375

0,272

0,650

 

3 44,5

61,2

61,2

14,0

0,241

0,655

0,280

0,315

 

4 61,2

77,8

77,8

10,0

0,172

0,834

0,178

0,011

 

5 77,8

94,5

94,5

6,0

0,103

0,925

0,091

0,098

 

6 94,5

111,1

111,1

2,0

0,034

0,967

0,042

0,082

 

7 111,1

127,8

127,8

3,0

0,052

1,00

0,033

0,597

 

58

1,00

ΣΣΣΣ

2,391

FUENTE: Elaboración Propia

Tabla 3-5 Test Chi-Cuadrado Distribución Gumbel (Valores extremos tipo I) Corregida

Clase

Rango

Límite

ni

Frecuencia

Frecuencia

Probabilidad

 

Relativa

Acumulada

Incremental

X^2

[mm]

Empírica Oi

Teórica

Teórica Ei

 

1 12,2

27,9

27,9

4,0

0,069

0,123

0,123

1,379

 

2 27,9

44,5

44,5

19,0

0,328

0,381

0,258

1,076

 

3 44,5

61,2

61,2

14,0

0,241

0,642

0,260

0,081

 

4 61,2

77,8

77,8

10,0

0,172

0,815

0,174

0,000

 

5 77,8

94,5

94,5

6,0

0,103

0,910

0,095

0,044

 

6 94,5

111,1

111,1

2,0

0,034

0,958

0,047

0,202

 

7 111,1

127,8

127,8

3,0

0,052

1,00

0,042

0,123

 

58

1,00

ΣΣΣΣ

2,905

FUENTE: Elaboración Propia

Debido a que el valor igual a 9,49 es mayor que los estadísgrafos resultantes para cada distribución, la hipótesis nula no puede ser rechazada para las distribuciones analizadas. Esto quiere decir que la información de precipitaciones no contiene información que indique que la hipótesis de las distribuciones Log-Normal de dos parámetros, Gumbel y Gumbel corregida deba ser rechazada.

Por último, es sabido que mientras el valor de X 2 sea más pequeño, menos error presentará el ajuste. Por este motivo es que se elige la distribución Log-Normal de dos parámetros como la más indicada para obtener la precipitación máxima anual en 24 horas para un período de retorno T.

3.1.3.4 Elección de la Precipitación Máxima en 24 horas para un Período de Retorno de 10 años.

En la Tabla 3-6 se muestra un cuadro resumen con las precipitaciones máximas en 24 horas para un período de retorno de 10 años, según tipo de análisis de frecuencia, ya sea analítico o gráfico. Además, se incluyen valores de referencia, obtenidos a partir de información pluviográfica, mediante curvas IDF para las estaciones de Quillota y Lago Peñuelas extraída del Manual de Carreteras Volumen Nº 3: Instrucciones y Criterios de Diseño, Junio 2002, y a partir de la estación de Valparaíso, valor de referencia extraído de la Guía de Diseño “Técnicas Alternativas para Soluciones de Aguas Lluvias en Sectores Urbanos”, 1996.

Tabla 3-6 Cuadro Resumen - Precipitación Máxima en 24 horas [mm]

 

Período

Retorno

 

Tipo de Análisis

[años]

 

10

   

Distribución

Valores Extremos Tipo I (GUMBEL)

88,65

Análisis de

   

Frecuencia

Log-Normal 2

88,27

Analítico

Valores Extremos Tipo I (GUMBEL) Corregido

92,00

Análisis de Frecuencia Gráfico

92,63

   

MC-Vol Nº3

IDF Quillota

74,40

Valores de

IDF Lago Peñuelas

210,96

Referencia

Manual

MINVU

Valparaíso

83,30

FUENTE: Elaboración Propia

Al analizar los resultados de la tabla anterior se observa lo

siguiente:

- Existe muy poca diferencia entre los valores obtenidos para cada uno de los análisis, salvo para el caso de los valores de referencia, específicamente los obtenidos a partir de las estaciones Quillota y Lago Peñuelas. Dado los resultados para estas estaciones, se infiere que éstas no son representativas para la ubicación en estudio, por lo cual se descarta su posterior empleo. Caso similar ocurre con la estación de Valparaíso, cuyo valor de precipitación máxima en 24 horas no dista mucho en comparación con los resultados obtenidos mediante los análisis de frecuencia, pero se descarta su empleo por ser éste más bajo que todos los resultados obtenidos mediante análisis de frecuencia.

- Con respecto al análisis de frecuencia gráfico, éste se descarta debido a que el ajuste lineal no entrega un valor

Distribución

de R 2 tan cercano a la unidad, lo que refleja la existencia de mejores ajustes.

- Si bien la distribución log-normal de dos parámetros resulta ser la más adecuada, según el Test de Bondad de Ajuste Chi-Cuadrado (Tabla 3-3), en la elección de la precipitación máxima en 24 horas para un período de retorno de 10 años, finalmente se opta por escoger la distribución Gumbel, debido a que esta distribución es característica de las series de eventos extremos, tales como las analizadas. Por ello es que se decidió adoptar los valores resultantes del ajuste analítico para esa distribución original y corregida, optando por elegir el promedio de ambas, el cual entrega un valor un tanto más desfavorable con respecto al correspondiente de la distribución log-normal en cuestión. El criterio adoptado se muestra en la Tabla 3-7.

Tabla 3-7 Valor Adoptado - Precipitación Máxima en 24 horas para T=10 años [mm]

Período

Retorno

[años]

10

Tipo de Análisis

Análisis de

Frecuencia

Analítico

Valores Extremos Tipo I (GUMBEL)

88,65

Log-Normal 2

88,27

Valores Extremos Tipo I (GUMBEL) Corregido

92,00

Análisis de Frecuencia Gráfico

92,63

Valor Adoptado Promedio (GUMBEL)

90,33

FUENTE: Elaboración Propia

3.1.3.5

Determinación de Curvas I-D-F

3.1.3.5.1

Duraciones entre 1 y 24 horas

Las curvas de Intensidad-Duración-Frecuencia que caracterizan la zona de interés, para duraciones de 1 hora a 72 horas y períodos de retorno

de 2, 5, 10, 20, 25, 50 y 100 años, se derivan a partir de los antecedentes disponibles de acuerdo a las siguientes relaciones:

P t

T

1,1

10

P CD CF

24

t

T

 

=

En que:

T P T t I = t t 60
T
P
T
t
I =
t
t
60

P

t

T

: Lluvia de duración t horas y período de retorno de T años,

en mm

10

P

24

: Lluvia de 24 horas de duración y período de retorno de 10

años, obtenida de la Tabla 3-7.

CD t : Coeficiente de duración que transforma la lluvia de 24 horas de duración en otra de duración t, entre 1 hora y 24 horas.

CF T

: Coeficiente de frecuencia para T años de período de retorno.

T : Intensidad de la lluvia de duración t horas y período de

I

t

retorno de T años, en mm/hr.

En la Tabla 3-8 se muestran los Coeficientes de Duración adoptados para duraciones de lluvia entre 1 y 72 horas. Para duraciones entre 1 y 24 horas se utilizaron los coeficientes de duración de la estación de Valparaíso, presentes en la Guía de Diseño “Técnicas Alternativas para Soluciones de Aguas Lluvias en Sectores Urbanos”, 1996. Para duraciones de lluvia mayores de 24 horas se utilizó la relación de Grunsky, que se presenta a continuación:

P (T)

t

 
t 24
t
24
 

P

(T)

=

×

24

P 24 (T) : Lluvia máxima en 24 horas para un período de retorno T.

t : Tiempo de duración de la lluvia, mayor de 24 horas.

Tabla 3-8 Coeficientes de Duración, 1 - 72 horas

Estación

 

Duración [hr]

 

1

2

4

6

8

10

12

14

18

24

Valparaíso

0,14

0,23

0,33

0,46

0,55

0,64

0,70

0,78

0,90

1,00

FUENTE: Guía de Diseño “Técnicas Alternativas para Soluciones de Aguas Lluvias en Sectores Urbanos”, 1996

Tabla 3-9 Coeficientes de Frecuencia, 1 - 72 horas

Estación

 

Período de Retorno [años]

 

2

5

10

20

25

50

100

Valparaíso

0,58

0,83

1,00

1,17

1,21

1,39

1,56

FUENTE: Guía de Diseño “Técnicas Alternativas para Soluciones de Aguas Lluvias en Sectores Urbanos”, 1996

Las curvas Precipitación-Duración-Frecuencia e Intensidad- Duración-Frecuencia para duraciones de 1 hasta 72 horas se presentan en la siguiente página en la Tabla 3-10 y en la Tabla 3-11. En el Gráfico 3-3 se presentan las curvas I-D-F para duraciones superiores a 1 hora.

Gráfico 3-3 Curvas Intensidad Duración Frecuencia, Duración entre 1 y 72 Horas

CURVAS I-D-F

25,00 20,00 15,00 10,00 5,00 0,00 0 5 10 15 20 25 30 35 40
25,00
20,00
15,00
10,00
5,00
0,00
0
5
10
15
20
25
30
35
40
45
50
55
60
65
70
75
80
Intensidad de Precipitación [mm/hr]

Duración [hr]

T=2 años T=5 años T=10 años T=20 años T=25 años T=50 años T=100 años
T=2 años
T=5 años
T=10 años
T=20 años
T=25 años
T=50 años
T=100 años

FUENTE: Elaboración Propia

39

2,1710

2,8020

1,9811,555

1,392

2,8916,8325

3,73100

3,3250

72

2,66

3,54

4,07

4,57

1,70

2,43

3,43

48

1,96

3,07

5,27

4,70

3,95

4,09

2,81

36

Tabla 3-11 Curvas Intensidad Duración Frecuencia (I-D-F) [mm/hr], 1 - 72 horas

Tabla 3-10 Curvas Precipitación-Duración-Frecuencia (P-D-F) [mm], 1 - 72 horas

3,76

6,46

3,44

4,84

2,40

5,75

5,01

24

4,97

2,88

7,75

4,12

5,81

6,01

6,91

18

Grunsky

Grunsky

5,54

8,64

6,70

6,48

4,59

7,69

3,21

Se utilizó coeficientes de duración de estación Valparaíso hasta 24 horas; para 36, 48 y 72 horas se usó relación de(*)

Se utilizó coeficientes de duración de estación Valparaíso hasta 24 horas; para 36, 48 y 72 horas se usó relación de(*)

14

FUENTE: Elaboración Propia

FUENTE: Elaboración Propia

Duración [hr]

3,36

8,06

9,04

5,80

6,78

4,81

7,01

12

6,36

7,44

8,84

5,28

3,69

7,69

9,92

10

3,96

10,66

5,67

8,27

7,99

9,49

6,83

8

11,88

10,59

6,32

4,42

9,22

7,62

8,91

6

6,80

8,20

4,75

9,59

11,39

12,79

9,92

4

13,37

9,48

15,88

6,63

13,83

11,43

17,82

2

19,34

8,07

16,27

21,70

13,91

1

Período de Retorno [años]

 

72

             

48

81,50

116,63

127,74

164,40

170,02

195,31

219,20

36

70,58

101,00

110,63

142,38

147,24

169,15

189,83

24

57,63

82,47

90,33

116,25

120,22

138,11

155,00

18

51,87

74,22

89,42

104,62

108,20

124,30

139,50

14

44,95

64,32

77,50

90,67

93,77

107,72

120,90

Duración [hr] (*)

12

40,34

57,73

69,55

81,37

84,16

96,68

108,50

10

99,812

36,88

142,845

52,78

63,59

74,40

76,94

88,39

99,20

8

31,70

45,36

54,65

63,94

66,12

75,96

85,25

6

26,51

37,94

45,70

53,47

55,30

63,53

71,30

4

19,02

27,21

32,79

38,36

39,67

45,58

51,15

2

13,25

18,97

22,85

26,74

27,65

31,76

35,65

1

8,07

11,55

13,91

16,27

16,83

19,34

21,70

Período de Retorno [años]

   

156,4510

201,3520

208,2325

239,2150

268,47100

3.1.3.5.2

Duraciones menores a 1 hora

Para duraciones inferiores a 1 hora se emplean los coeficientes de Bell, el cual estudió las razones entre lluvias de distintas duraciones e igual frecuencia o períodos de retorno y también la razón entre lluvias de diferentes períodos de retorno e igual duración.

Los coeficientes de duración y de frecuencia propuestos por Bell cumplen las siguientes relaciones, válidas para duraciones de lluvia entre 5 minutos y dos horas (en nuestro caso sólo se empleará hasta 60 minutos) y para períodos de retorno entre 2 y 100 años.

60 minutos) y para períodos de retorno entre 2 y 100 años. Donde T es el

Donde T es el periodo de retorno en años. Notar que para t=10 se obtiene CF=1,00.

Además el coeficiente de duración, CD, en relación a la lluvia de una hora de duración (60 minutos), está dado por:

de una hora de duración (60 minutos), está dado por: Donde t es la duración en

Donde t es la duración en minutos. Notar que para t=60, es decir una hora, se obtiene CD=1,00.

Entonces la precipitación de duración t , entre 5 y 120 minutos (en nuestro caso sólo hasta 60 minutos), y período de retorno T, entre 2 y 100 años, se puede estimar en base a la precipitación de una hora y 10 años de período de retorno, como:

de una hora y 10 años de período de retorno, como: Siendo: P t T :

Siendo:

P t T

: Lluvia en mm de duración t minutos y T años de período de retorno.

T

: Período de retorno, en años.

t

: Duración de la lluvia, en minutos.

P 60 10

: Precipitación de una hora y 10 años de periodo de retorno, en mm.

El uso de la expresión anterior se recomienda para obtener estimaciones de las curvas I-D-F para duraciones menores a una hora, cuando no se cuente con datos pluviográficos en el sitio de interés que permitan desarrollar una familia de curvas I-D-F en el lugar, siendo éste el caso presentado en este estudio.

La ecuación para el Coeficiente de Duración corresponde al mismo en relación a la precipitación de 1 hora, cuyos valores numéricos se indican en la Tabla 3-12.

Tabla 3-12 Coeficientes de Duración, 5 – 60 minutos

 

Duración [min]

 

5

10

15

20

25

30

35

40

45

50

55

60

0,31

0,46

0,56

0,64

0,70

0,76

0,81

0,86

0,90

0,94

0,97

1,00

FUENTE: Guía de Diseño “Técnicas Alternativas para Soluciones de Aguas Lluvias en Sectores Urbanos”, 1996

Por último, las curvas Precipitación-Duración-Frecuencia e Intensidad-Duración-Frecuencia (calculada según ecuación presentada anteriormente) para duraciones de 5 minutos hasta 60 minutos se presentan en la Tabla 3-13 y en la Tabla 3-14 de la página siguiente.

42

19,34

19,34

8,072

8,07

16,27

16,27

21,70

21,70

11,55

11,55

16,83

16,83

13,91

13,91

60

60

18,3450

8,34

12,5710

9,102

14,4020

16,3525

10,755

14,9825

11,735

18,63100

20,33100

13,7210

16,8150

15,7120

55

55

18,06

16,74

21,67

9,70

12,50

8,08

12,18

13,95

19,55

16,29

17,43

10,42

14,52

14,62

Tabla 3-14 Curvas Intensidad-Duración-Frecuencia (P-D-F) [mm/hr], 5 – 60 minutos

50

50

Tabla 3-13 Curvas Precipitación-Duración-Frecuencia (P-D-F) [mm], 5 – 60 minutos

13,36

9,97

7,74

11,67

18,54

13,90

15,60

13,30

23,05

15,55

17,29

20,79

10,32

17,81

45

45

12,76

14,90

14,30

11,15

24,78

19,15

22,35

7,39

13,29

11,09

9,53

19,93

16,52

16,72

40

40

6,96

15,56

24,06

14,04

11,94

26,67

10,50

18,00

8,98

21,45

15,39

12,02

12,51

20,61

Duración [min]

Duración [min]

35

35

FUENTE: Elaboración Propia

FUENTE: Elaboración Propia

22,56

11,74

13,17

13,07

16,84

26,34

14,60

19,70

29,20

9,85

11,28

23,48

6,53

8,42

30

30

7,76

9,07

14,44

32,27

24,94

13,45

21,78

25,95

10,39

12,13

6,02

18,62

10,81

29,11

25

25

29,66

33,27

8,30

9,50

5,50

28,50

21,28

36,88

7,09

9,89

11,09

12,29

24,89

16,51

20

20

7,26

10,76

19,26

29,04

9,70

34,60

8,65

33,25

43,03

24,82

6,21

8,31

4,81

38,81