Vous êtes sur la page 1sur 189

ESCUELA NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA

INAH

ESCUELA NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA INAH SEP JUGANDO A ENTENDERNOS: MEMORIA COLECTIVA E IMAGINARIOS SOCIALES

SEP

JUGANDO A ENTENDERNOS: MEMORIA COLECTIVA E IMAGINARIOS SOCIALES DE LOS NIÑOS EN IXCÁN, GUATEMALA.

TESIS

QUE PARA OPTAR POR EL TITULO DE:

LICENCIADA EN ANTROPOLOGÍA SOCIAL

PRESENTA

VIOLETA YURIKKO MEDINA TRINIDAD

DIRECTORA DE TESIS:

DRA. MORNA MACLEOD HOWLAND

MÉXICO D.F.

2010

Para el futuro o para el pasado, para la época en que se pueda pensar libremente, en que los hombres sean distintos unos de otros y no vivan solitarios Para cuando la verdad exista y lo que se haya hecho no pueda ser deshecho:

Desde esta época de uniformidad, de este tiempo de soledad, la Edad del Gran Hermano, la época del doblepensar Orwell. 1984

AGRADECIMIENTOS

Es difícil hacer un recuento de toda la gente con la que uno se encuentra durante este largo camino de pensar, comenzar, escribir, corregir y por fin terminar la tesis. A

veces es sólo una palabra, una acción, un gesto, una crítica, otras veces es mucho más que eso, pero de uno u otro modo, todo y todos forman parte de este pequeño trabajo. Esperando no cometer ninguna omisión y sabiendo que un gracias nunca es suficiente.

A mi madre Rosa María y mi tía Úrsula, por todo el apoyo, pero sobre todo por su

amor, por confiar en mí y tenerme paciencia. A todos mis tíos, tías, primos y primas, especialmente a Vane, Efraín y Alejandro.

A Gen por este maravilloso encuentro, por ser una hermosa y cálida compañía

durante este camino, por las largas charlas, las críticas, los consejos y las carcajadas. Por los momentos difíciles en los que estuviste ahí conmigo, por no dejar que me diera por vencida.

A Berta por llevarme a ese hermoso lugar, por ser un ejemplo como antropóloga

pero sobro todo como persona. A todas las Hermanas del Sagrado Corazón, especialmente a las hermanas: Herlinda, Juliana, Rosario, Carmela, María, Antolina, Adela, por brindarme un espacio en su casa, por compartir su deliciosa comida conmigo, muchas gracias.

A Morna por alentarme para escribir, por compartir conmigo sus conocimientos y

amor por Guatemala, por sus comentarios y correcciones, por el tiempo que me ha

dedicado. A cada uno de mis profesores, pero especialmente a José Andrés quien me ha enseñado lo que es ser antropólogo, más allá de los libros, pero también con ellos.

A todos mis compañeros y compañeras de generación, a los que ahora ya no veo

pero que también me influyeron, Ángeles, Coco, Ma. Inés, Elvia. A Mar por ser una persona inspiradora. A Lucía y Aidee, o Aidee y Lucía (para que no haya peleas), porque su

compañía, por estar ahí a pesar de todo. A todas mis compañeras de la biblioteca de CIESAS, por su apoyo, especialmente a Yadira.

Y finalmente (pero sobre todo) a todas aquellas familias de Centro Uno, Dos, Tres,

Mirador, Nuevo Malacatán, Xalbal que compartieron un plato de comida conmigo, a las que me dieron su confianza y me contaron su historia, gracias por hacerme parte de su memoria, pero sobre todo por formar parte de la mía. A todas las niñas y niños por compartir sus juegos conmigo, por reírse conmigo y de mí, por mostrarme su mundo, por su sinceridad, energía y alegría. Muchas gracias.Ch‟jonte‟tei, yujualdios.

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN…………………………………….………………………………

………………

 

6

 

CAPÍTULO I. CONTEXTO HISTÓRICO DE GUATEMALA.

1.1

Localización y población ……………………………… ……………………………………………

19

1.2

Dictaduras (1854-1944)…….… …………………….………………………

23

1.3

El inicio de la historia reciente……………………………………………………….……………….25

1.4

Violencia generalizada …………………….…… …………………………………………………….…35

1.5

El papel del indígena

………………………………………………………………….……………….41

1.6

Retorno del Gobierno civil y los procesos de Paz….…………………………

……

45

CAPITULO II. IXCÁN Y LA VIDA COTIDIANA EN BELÉN CENTRO UNO

2.1

Localización y población…………………………………………………………………………………

51

2.2

Colonización del Ixcán……………………………………………………………………………………

53

2.3

Presencia guerrillera………………………………………………………………………………………

57

2.4

Represión, masacres y exilio…………………………………………………………………………….60

2.4.1

La Cooperativa en Ixcán, una amenaza para el Estado……………………………………

62

2.4.2

Somos civiles, no combatientes…

…………………………………………………………………

65

2.4.3

Dejamos todo………………………………………………………………………………………………….68

2.5

Reconfiguración de Ixcán en tiempos de Guerra………………………………………

71

2.5.1

Re-poblamientos de Ixcán Grande………………….…………………………………………….…71

2.5.2

Patrullas de Autodefensa Civil [PAC]………………………………………………………………

72

2.5.3

Aldeas Modelo y Polos de Desarrollo……………………………………………………………….75

2.5.4

Comunidades de

Población en Resistencia [CPR]……………………………………………

77

2.5.5

Retorno…………………………………………………………………………………………………………

79

2.6

Hacia la Paz………………………………………………………………………………………………………81

2.6.1

Implementación de los Acuerdos de Paz y Nuevas Formas de Vida……………….83

2.7

Centro Uno Belén, Ixcán……………………………………………………………………………………86

2.7.1

Localización y Demografía…………………………………………………………………………………87

2.7.2

Lengua y Etnicidad…………………………………………………………………………………………….91

2.7.3

Infraestructura………………………………………………………………………………………………….96

2.7.4

Educación ……………………………………………………………………………………………….…

…99

2.7.5

Salud………………………………………………………………………………………………………….……102

2.7.7

Actividades Económicas……………………………………………………………………………… 106

2.7.7.1 Migración…………………………………………………………………………………………………… 110

2.7.8 Religión y Cosmovisión………………………………………………………………………………….112

2.7.9 Organización Política…………………………………………………………………………………….118

CAPITULO III. LA VIDA DESPUES DE IMAGINARIOS.

LOS NIÑOS, LA MEMORIA Y SUS

3.1

Los niños de Belén, Nazaret, Canaán, Nuevo Malacatán y Mirador………………125

3.1.1

Participación en la vida familiar y comunitaria………………………………………………126

3.1.2

Relaciones de género entre los niños… ……………………………………………………….129

3.1.3

Juegos y actividades recreativas……………………………………………………………………132

3.1.4

Su relación con la naturaleza…………………………………………………………………………134

3.1.5

Escuela………………………………………………………………………………………………………….137

3.1.6

Iglesia……………………………………………………………………………………………………………141

3.2

Los imaginarios de la violencia………….………………………………………………………… 146

3.2.1

Dibujando el pasado, soñando el futuro

…………………………………………………….150

3.3

Memoria colectiva/memoria histórica………………………………………………………… 158

3.3.1

El olvido, el dolor y el miedo………………………………………………………………………

161

3.3 .2

El recuerdo para el Presente…………………………………………………………………………164

3.3.3

Estrategias y perspectivas del futuro………………………………………………………

171

CONCLUSIONES ………………………………………………………………………………………………………176

SIGLAS………………………………………………………………………………………………………………………181

BIBLIOGRAFÍA……….………………………………………………………………………………………………….182

INTRODUCCIÓN

La presente investigación pretende analizar las repercusiones que ha tenido el conflicto armado acontecido en Ixcán Grande 1 , Guatemala (1975-1996), en la memoria colectiva de sus habitantes, la relación que ésta mantiene con los imaginarios de la violencia en los niños y como se manifiestan en la vida cotidiana. Ixcán desde sus inicios ha sido una región bastante conflictiva y peculiar; surgió como un proyecto por parte de la Iglesia Católica, pero congregó a gente proveniente de distintos grupos étnicos y religiosos, con modos diferentes de actuar y representarse el mundo. Sin embargo, una de sus particularidades es que fue uno de los principales escenarios del conflicto armado de los años 70, 80 y 90, por lo que se conformó como un espacio sumamente heterogéneo en donde coexisten distintas narrativas. Desde el año de 1972 comenzaron a hacerse presentes en la región grupos insurgentes (Ejército Guerrillero de los Pobres), posteriormente en año 1982 el Ejército hizo su aparición masacrando a comunidades enteras, situación que obligó a la gente a huir de sus aldeas. Desde este momento se adoptaron distintas posturas por los habitantes del Ixcán, algunos optaron por agregarse a las filas de los grupos guerrilleros, otros aunque simpatizantes de la guerrilla decidieron huir a otras regiones de país o a México, otros más a pesar de simpatizar con la postura del Estado y el Ejército, decidieron huir, pues en un primer momento y debido al programa instituido por la fuerzas militares de “tierra arrasada”, el Ejército no distinguió entre simpatizantes o no simpatizantes, guerrilleros o no guerrilleros, y por último estaban aquellos que no simpatizaban ni con la guerrilla ni con el Ejército pero que también huyeron; este contexto creo un ambiente de terror, sospecha, incertidumbre e impunidad. Posteriormente se crearon algunos grupos de gente que decidió salir de su país y refugiarse en México, lo que trajo como consecuencia que fueran acusados de simpatizantes de la guerrilla, se crearon también grupos de resistencia y/o apoyo a la guerrilla (Comunidades de Población en Resistencia-CPR-); por otro lado el Estado repobló la región con nuevos colonos, los que trajeron consigo nuevas formas de pensar y actuar, nuevas creencias religiosas (la presencia protestante en Ixcán se hizo más fuerte), e ideológicas ( en general era gente simpatizante con la política del Estado), creó las Patrullas de Autodefensa Civil y fundó el programa de aldeas modelo en las que por

1 Región ubicada al norte del departamento de Quiché, Guatemala.

medio de la fuerza militar se “re-educó” a la población de manera coincidente a la ideología contrainsurgente del Estado, éstas estaban conformadas por nuevos colonos y en algunos casos incluían antiguos pobladores y ex -refugiados. Después de la firma de los Acuerdos de Paz (1996), se dio un “reacomodo” de las relaciones de poder cívico-militares y una re- organización política y territorial de la región, sin embargo “….el cumplimiento de los mismos se halla en un estado de estancamiento y de retroceso en algunos de sus aspectos más esenciales”. 2 Se crearon comunidades exclusivas para la gente de las CPR (Primavera Ixcán y Victoria 20 de Enero), en donde la mayoría son católicos y han buscado reivindicar su pasado así como mantener la memoria colectiva; otras comunidades fueron creadas explícitamente para los ex–refugiados, los “nuevos colonos” fueron reasignaron en fincas, y otros más quedaron “mezclados” (ex -refugiados, patrulleros, viejos y nuevos colonos). Todos han tenido que aprender a convivir con estas diferencias, a intentar hacer caso omiso de ellas e incluso a olvidarlas, aunque este “olvido” implique dejar a atrás una historia, su historia; por lo que los procesos de reconstrucción de la memoria han sido diferentes en cada una de las aldeas de Ixcán. Existe población que exalta las condiciones de “prosperidad” anterior a la irrupción del ejército y la guerrilla, y de cómo esta lucha acabó con la prosperidad; otra por el contrario, habla de las condiciones de precariedad e injusticia y de cómo la guerrilla luchaba por acabar con esa desigualdad. Hay gente que dice que fue la guerrilla quien llevó la desgracia y que obligó a la población local a colaborar con ella. En otros casos no se descalifica a la guerrilla en su entrada a las aldeas y se responsabiliza al Ejército de las pérdidas y la destrucción de las cooperativas, de haber destruido un progreso económico (logrado a finales de los 70), pero sobre todo de la muerte de muchos de sus habitantes. Algunos más (los menos) 3 dicen que el responsable es el Gobierno, por sus malas políticas y administración, por mantenerlos en la pobreza y por enviar al Ejército a matarlos.

2 Urgell, Jordi, “Implementación de los acuerdos de paz en el Ixcán”, en: Etnicidad, autonomía y Gobernabilidad en América, Salvador Martí y Joseph Ma. Sanahuja (eds.), Universidad de Salamanca, 2004.

p.197.

3 El hecho de que sean los “menos” los que reconozcan al Estado como el principal responsable de la violencia, es un dato sumamente importante, ya que se relaciona directamente con el imaginario y las y estrategias para la reconstrucción de la memoria colectiva, así como con el hecho de que reconocer al Estado como principal perpetrador de la violencia, permitiría “unificar” los relatos para hacer un reclamo de justicia y reparación de los daños.

Se conforma una memoria dividida, 4 en la cual se (re)crean relatos y se (re)construyen recuerdos correspondientes a un mismo hecho, pero con una perspectiva e interpretación diferente. Durante los años posteriores a la firma de los Acuerdos de Paz ha surgido una nueva generación, misma que no vivió el conflicto armado, pero que padece las consecuencias. Las realidades de estos jóvenes y niños son muy diferentes a las de sus padres; actualmente no hay un levantamiento armado, sin embargo la resolución de conflictos por medio de la violencia es algo que aún perdura, las nuevas generaciones viven en un contexto de incertidumbre e impunidad (resultado del incumplimiento de los Acuerdos de Paz, de la pésima impartición de justicia y de la inexistencia de acciones de resarcimiento de los daños causados por la guerra), pero también de pobreza y desigualdad, debido a la extrema pobreza y a la ausencia de oportunidades de trabajo bien remunerado existen pocas expectativas para el futuro y un no reconcomiendo de su pasado. Durante el desarrollo de esta tesis, pero principalmente con mi acercamiento a campo, pude percatarme (para mi sorpresa) de que el tema de la violencia y en especial del conflicto armado no era algo “relevante” para la población. En lo personal, desconocía el lugar (Ixcán Grande) y conocía muy poco de los hechos violentos ahí acontecidos, pero imaginaba que al llegar a la gente me hablaría de lo que vivieron en la guerra y en el exilio, más no fue así y, sólo algunas personas me hacían un par de comentarios. Yo pensaba que la razón principal se debía al hecho de que acababa de llegar y la gente aún no me conocía bien, pero aún así me parecía extraño, sin embargo había algo que me hacía ver que el recuerdo persistía, pequeños comentarios o referencias a su estancia en México. Durante posteriores incursiones al campo me di cuenta que más bien era un tema “tabú” y que no se tocaba entre la gente del lugar, pero que estaba muy presente, porque ya con un poco de confianza (y mi insistencia) la gente se fue abriendo; entonces me percaté de que eran temas demasiado dolorosos, demasiado duros para andarlos contando a “cualquiera”, pero que aun estaban demasiado vivos en su recuerdo, era como si el recuerdo de lo ocurrido estuviera muy presente en su memoria y en su corazón, pero al mismo tiempo tenía la impresión de que era algo que se tenía que ocultar o tal vez, olvidar.

4 Portelli, Alessandro. “Historia y memoria: la muerte de Luigi Trastulli”, en: HISTORIA Y FUENTE ORAL, No. 1, año 1989.

¿Porqué ocultar el tema al interior de la comunidad?, ¿cuáles son las causas de esta omisión?, ¿cómo es que se dan estos procesos de olvido-recuerdo y qué mecanismos están insertos en estos procesos?, ¿qué funciones cumple y qué consecuencias tiene para la vida cotidiana de la gente? Partiendo de esta aparente paradoja de olvido-recuerdo, me resultó interesante analizar la forma en que los niños percibían estos acontecimientos, sobre todo por el hecho de que ellos no habían vivido la guerra; sabían que algo había pasado y que sus padres habían vivido en México, también que sus hermanos mayores habían nacido en este cercano país; pero muchos desconocían el porqué, lo que me llevó al tema del imaginario de la violencia, mas no de cualquier violencia, sino de aquella que habían vivido y padecido sus padres, la de la guerra-civil guatemalteca (1960-1996). 5 ¿Cómo un evento tan cercano (en el espacio y el tiempo) podía ser desconocido?, ¿qué significa el conflicto armado para los niños?, ¿cuál es el papel y la importancia de los niños en la recuperación de la memoria colectiva?, ¿cómo van conformando sus imaginarios sociales de la violencia?, ¿qué relevancia tiene la memoria colectiva en la conformación de este imaginario; y cuáles son las estrategias que se emplean para la transmisión y el mantenimiento de ésta? Esta última pregunta la planteo en dos sentidos, por un lado, el de las estrategias empleadas por la propia colectividad para el mantenimiento, transmisión y (re)creación de la memoria colectiva; pero por otro lado, también va dirigida a otras instancias sociales como puede ser la iglesia, el Estado, organizaciones civiles nacionales e internacionales, contemplando a estas estrategias dentro de un marco de la memoria histórica. Las comunidades en donde realicé trabajo de campo y que sirven como punto de referencia en este análisis son: Una parte de la Cooperativa Nuevo Xalbal, que comprende los Centros, Uno Belén, Dos Nazaret y Tres Canaán. Forman parte del área de Ixcán Grande y se ubican a orillas del Río Ixcán, formaron parte de La Cooperativa Agrícola de Servicios Varios “Ixcán Grande,” S de R. L., la cual fue una de las más afectadas durante el conflicto armado.

5 “…la más costosa en vidas humanas de todas las guerras latinoamericanas de este período”. Le Bot, Yvon,

“Movimientos identitarios y violencia en América Latina” en: Multiculturalismo. Desafíos y perspectivas, Daniel Gutiérrez M. Comp. Siglo XXI Editores, México, 2006. p.192. “La Comisión de Esclarecimiento Histórico estima que el conflicto provocó alrededor de 200.000 muertos y entre 1 y 1.5 millones de población desarraigada (entre desplazados, refugiados y Comunidades de Población en Resistencia (CPR)”. Urgell,

2004.

Estas aldeas comparten ciertas características con el resto del área de Ixcán Grande como son: diversidad étnica (mames, q‟anjob‟ales y ladinos), religiosa (católicos, pentecostales y centroamericanos 6 ), escenario de violencia (fue despoblada durante el momento más álgido de la violencia en Ixcán -1982- y posteriormente re-poblado por “viejos” y “nuevos” colonos formando parte de las “aldeas modelo” así como de las Patrullas de Autodefensa Civil PAC-). Cabe señalar que aunque existen características en común entre casi todas aldeas de Ixcán, también existen grandes diferencias, como es el hecho de haber adoptado distintas posiciones político-ideológicas durante la guerra. Con la configuración posterior a la firma de los Acuerdos de Paz, la gente fue reubicada (en algunos casos) de acuerdo al papel que jugó durante el conflicto armado, es decir gente de las CPR, PAC, refugiados, nuevos colonos y viejos colonos, fueron asignadas a diferentes aldeas; no obstante la re-ubicación no fue tan homogénea y en algunos casos sólo se tomó

en cuenta el hecho de poseer tierra antes del inicio del conflicto, por lo que gente de muy

diversas posturas se quedó conviviendo en una sola aldea (como lo son las de esta investigación). Cada una de estas comunidades han adoptado posiciones diferentes respecto

a su pasado, creando de manera diferenciada estrategias para la trasmisión y el

mantenimiento de su memoria colectiva, sin embargo a pesar de esta visión y reconstrucción diferente del pasado, la cercanía física hace que haya una necesidad de convivencia, influyéndose mutuamente y mezclando los recuerdos. Por ser estas aldeas (Centro Uno, Dos y Tres) espacios donde convergen gente de diversas posturas ideológicas y pasado, es que resulta de mayor interés analizar los procesos de la reconstrucción de la memoria colectiva y las consecuencias de ésta en su vida cotidiana. También he realizado trabajo de campo en algunas otras aldeas de Ixcán como los son:

Nuevo Malacatán (o Rancho Palmeras), ubicada al Poniente de Centro Uno Belén. En sus orígenes formó parte del proyecto de colonización del Instituto Nacional de Transformación Agraria (INTA), actualmente la mayoría de los habitantes de esta comunidad son ladinos provenientes de las comunidades de Chiantla y Malacancito en Huehuetenango. Esta aldea se constituyó, después de la repatriación de los refugiados. Al huir los antiguos habitantes de las tierras de Ixcán debido al recrudecimiento de la

6 Denominación protestante surgida en E.U. con la intención de evangelizar Centroamérica, razón por la cuál adopta este nombre. Ver. Cap. II

violencia, el gobierno como parte de su estrategia de “tierra arrasada” re -colonizó las comunidades, esto para tener un mayor control del área y despojar de sus tierras a los antiguos cooperativistas, evitando así la incursión de la guerrilla en el área. Sin embargo, al darse la repatriación de los refugiados y mediante un acuerdo que les permitía recuperar sus tierras, la gente llevada por el Gobierno, tuvo que ser reubicada. Una de esas comunidades donde se reubicaron a los nuevos colonos es Nuevo Malacatán Mirador. Esta comunidad está conformada casi en su totalidad por Q‟anjob‟ales, mayoritariamente monolingües que llegaron durante la colonización de los años 60. Durante el período de violencia, la aldea fue quemada por el Ejército, muchos de sus habitantes murieron en el asalto, algunos más lograron huir a la montaña y otros permanecieron en la comunidad como parte de las PAC. Sin embargo, a pesar de haber realizado trabajo de campo en estas otras comunidades, la comunidad central de esta investigación es Centro Uno Belén, esto por el hecho de agrupar a diferentes actores del conflicto armado, así como por el hecho de la prevalencia de diferencias étnicas y religiosas, factores que considero contribuyen a una determinada (re)construcción de la memoria colectiva y conformación de los imaginarios sociales; pero también porque es la comunidad en donde he realizado trabajo etnográfico más exhaustivamente (tanto por cuestiones de tiempo como de recursos económicos). Las otras comunidades me han servido para comparar distintos escenarios y establecer una correlación e influencia entre las diversas aldeas de la región, pero quedan también como un campo a profundizar en futuras investigaciones. Para dar respuesta (en medida de lo posible) a estas interrogantes era necesario realizar una etnografía que diera cuenta de la vida cotidiana de los niños y así poder observar directamente cuáles son las repercusiones de la violencia y de los imaginarios de ésta en la vida actual de la comunidad; lo cual me resultó una tarea divertida y arriesgada, sobre todo por el hecho de que el sector de infantil ha sido poco abordado en estudios sociales, pues difícilmente se les concibe como un sector independiente, la mayoría de las veces no se toma en cuenta a los niños como miembros de una colectividad capaces de reproducir relaciones sociales, tradiciones y pautas de comportamiento, sino como una mera potencia por desarrollarse; “…nunca se habla del niño de carne y hueso, sino del niño

ideal”. 7 Sin embargo, a mi parecer ellos son capaces no sólo de reproducir, sino incluso de transformar las formas de relacionarse dentro de la comunidad. El concepto de niñez aquí empleado se refiere a una construcción de carácter simbólico, vinculado a un contexto y un período histórico específico. 8 Durante la historia de la humanidad, la infancia (etapa natural del desarrollo biológico del ser humano) ha sido dotada de diferentes cualidades y características, sin embargo es a finales del siglo XIX y principios del S. XX que la niñez comienza a tener mayor relevancia, sobre todo con el surgimiento de la paidología; no obstante, esto no es igual para todas las sociedades, en especial en aquellas rurales en donde los niños contribuyen de manera activa a las labores comunitarias. En el caso específico de Ixcán el niño es visto como un miembro primordial para la conformación de una familia, se le ha dotado de cualidades como la inmadurez, pero también se le concibe como una potencia a desarrollar, la materialización de esta potencia depende de los cuidados y educación del niño, siendo parte de esta educación el trabajo y la participación para el mantenimiento de la familia. 9 En los últimos años, los estudios que hacen referencia al sector infantil han tomado cierta importancia, sobre todo los relacionados con el tema de derechos humanos. Múltiples organizaciones gubernamentales y civiles han creado proyectos en busca de alternativas que ayuden a mejorar las condiciones de vida de los infantes; sin embargo las condiciones de la infancia en el mundo, continúan (o tal vez hoy más que siempre) deteriorándose, “… cada vez hay más denuncias de violencia sexual contra los niños, ”

niñas y adolescentes

infantil son sólo algunas de las situaciones a las que se enfrenta el niño y la sociedad, “la niñez y juventud que es víctima sufre de las secuelas físicas de las agresiones; así como otras de índole emocional entre las que encontramos la pérdida de la autoestima, subdesarrollo de sus habilidades de relacionamiento social y distorsión de su imagen

10 El comercio sexual, el maltrato físico y emocional y el trabajo

7 Delgado, Buenaventura. Historia de la Infancia, Ariel, Barcelona, 2000. p. 11

8 Del Castillo, Alberto. Conceptos, imágenes y representaciones de la niñez de México 1880-1914, Tesis de Doctorado en Historia, COLMEX, 2001.

9 La cuestión de género no ha sido abordada ampliamente en esta tesis, no obstante reconozco que éste puede ser un elemento importante para la conformación de los imaginarios. También quiero aclarar que por el hecho de que no haya una clara diferenciación de género quiere decir que ésta no exista, por el contrario esta ausencia se debe principalmente a mi deficiencia teórica-metodológica en este tipo de estudios. 10 ODHAG. Situación de la niñez en Guatemala: Informe 2003, Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala, Guatemala, 2004. p. 51

personal”. 11 Estas son cuestiones a la que debe prestarse gran interés, y de hecho son algunos de los temas más recurrentes en los estudios psicológicos de la infancia, sin embargo el campo infantil es mucho más rico y complejo, va más allá del aspecto pedagógico, médico o histórico. Los niños intervienen en la transmisión y recreación de las relaciones sociales, son portadores y creadores de su cultura, contribuyen al desarrollo de la sociedad; por lo que me parece es importante abordar la infancia como un tema de estudio antropológico, particularmente en el tema de la trasmisión de la memoria colectiva en la que los niños pueden darnos gran luz para su estudio. En la actualidad, la infancia pero particularmente los niños y las relaciones que estos mantienen entre sí han tomado mayor relevancia, las etnografías de la infancia son cada vez más comunes, sin embargo creo que aún queda un amplio camino por recorrer, camino al cual espero contribuir. Una de las razones por las cuales se ha soslayado al sector infantil en los estudios antropológicos, tal vez tenga que ver con la cuestión de la “veracidad” de la información proporcionada por los niños, esto aunado a dificultades propias del antropólogo y sus habilidades para comunicarse con este sector; sin embargo en mi caso me ha resultado sumamente enriquecedor y ameno el trabajo realizado con ellos, me han permitido no sólo adentrarme a su mundo si no al de los adultos con una perspectiva diferente. En cuanto a la “veracidad” de sus datos, me parece no dista mucho de la que se puede tener con los adultos, por el contrario esta parte imaginativa y divertida de sus comentarios han enriquecido este trabajo, pues de otra forma me habría sido muy difícil realizarlo. Para el abordaje de esta investigación me he servido de algunos conceptos propios de la sociología, filosofía y antropología que enriquecen y amplían este trabajo, los autores y conceptos que sirven de fundamento teórico son: Charles Taylor, Bronislaw Baczko, Maurice Halbwachs y Ágnes Heller; sin embargo también he hecho uso de otros autores que me han permitido complementar este trabajo. En principio, de Ágnes Heller retomo el concepto de vida cotidiana, concepto clave en este trabajo pues me permite concretizar aspectos como el imaginario y la memoria, observando las relaciones sociales de los individuos y la colectividad, “… la vida cotidiana

11 Comisión Pro Convención sobre los Derechos del Niño (PRODEN) “Entre el Olvido y la Esperanza: la niñez de Guatemala, Guatemala, 1996, p. 163, citado en: ODHAG, 2004: 54

es el conjunto de actividades que caracterizan la reproducción de los hombres particulares, los cuales, a su vez, crean la posibilidad de la vida social”. 12 Esta se refiere al ambiente inmediato (un tiempo y espacio determinados) del grupo y la forma en que estos conviven y reproducen su cultura. Se establece así un proceso dialéctico entre el imaginario y la realidad, lo que me permite pensar a los imaginarios no sólo como una abstracción, sino como algo que influye en la praxis, algo que refleja, regula y transforma la vida cotidiana, misma que a su vez moldea a los imaginarios. En este sentido, en el que se retoma los imaginarios como un elemento central de las relaciones sociales, recurro al concepto de imaginario social de Taylor; y aunque muchos otros han trabajado este concepto, particularmente este me parece útil por ser concreto y claro, además de que abre la posibilidad de múltiples imaginarios, estableciéndolo como algo abierto y cambiante. Considero que no existe un imaginario sino múltiples imaginarios que se modifican a la par de las relaciones sociales. “Por imaginario social entiendo algo mucho más amplio y profundo que las construcciones intelectuales que puede elaborar las personas cuando reflexionan sobre la realidad social de un modo distanciado. Pienso más bien en el modo en que imaginan su existencia social, el tipo de relaciones que mantienen unas con otras, el tipo de relaciones que ocurren entre ellas, las expectativas que se cumplen habitualmente y las imágenes e ideas normativas más profundas que subyacen a estas expectativas”. 13 Por lo tanto los imaginarios sociales no son tan sólo una abstracción sino que “estructuran la experiencia social y configuran la memoria colectiva.” 14 Es así que encontramos un engranaje entre lo que es la memoria colectiva y los imaginarios, ambos se articulan como una fuerza reguladora de la vida colectiva, “… a través de estos imaginarios sociales una colectividad designa su identidad elaborando una representación de si misma, marca la distribución de los papeles y las posiciones sociales; expresa e impone ciertas creencias comunes…” 15 De la misma manera moldean la memoria colectiva, dictan y dan las pautas para su trasmisión a otras generaciones.

12 Heller, Ágnes. Sociología de la Vida Cotidiana, Península, Barcelona, 3ª edición, 1991. P. 19.

13 Taylor, Charles (2006), Imaginarios sociales modernos, Paidós, Barcelona, 2006, p. 37 14 Prólogo, Comunicación: imaginarios y representaciones sociales, en: Versión. Comunicación y Cultura, Núm. 19, julio 2007, UAM-Xochimilco, México, p. 9

15 Baczko, Brosnialaw. Los imaginarios sociales: Memorias y esperanzas colectivas, Nueva Visión, Buenos Aires, 1991. p. 28

Finalmente hago uso del concepto de memoria colectiva de Halbwachs, 16 para referirme a aquella memoria que concierne, afecta y da sentido a una determinada colectividad (tiempo y espacio). Es aquella que hace “uso” del pasado en el presente, sin importarle mucho los acontecimientos, se construye una y otra vez. Este concepto me parece esencial en el caso de Ixcán, debido a que habla de un recuerdo-olvido que concierne a todos, que encuentran un punto, un lenguaje en común para dar sentido a su cotidianidad, que da una identidad colectiva en donde esos otros (que no soy yo-nosotros) son los de afuera, los externos. La presente investigación está planteada con un enfoque principalmente cualitativo. Se fundamenta en un proceso inductivo (explorar y describir para luego -en lo posible- generar perspectivas teóricas). Busca interpretar a partir de determinada realidad y de las acciones de sus actores para darle sentido dentro de un marco determinado. Realicé un estudio de caso, con referencias históricas, esto con el propósito de dar cuenta de los imaginarios sociales y recuperación de la memoria colectiva en el contexto de Ixcán, tomando para ellos tres comunidades con procesos históricos, sociales y culturales similares (Centro Uno Belén, Centro Dos Nazaret y Centro Tres Canaán) y de manera referencial otras dos comunidades, las cuales tienen ciertas diferencias con las dos antes mencionadas (Nuevo Malacatán y Mirador). Sin embargo (como mencione anteriormente), la investigación se centra principalmente en la comunidad Centro Uno Belén, Ixcán. Como principal unidad de análisis se encuentran los niños y niñas de 6 a 14 años de edad, esto debido a que con niños menores es muy difícil trabajar y, los mayores de quince años son considerados como jóvenes o en algunos casos como adultos. Otras unidades de análisis son: el aspecto étnico (mam, q‟anjob‟al y ladino), la adscripción religiosa (pentecostales, centroamericanos y católicos) y la participación de sus padres durante en conflicto armado (CPR, refugiados, PAC, etc.), esto con el fin de determinar como estos factores influyen en el proceso de la reconstrucción de la memoria colectiva e imaginarios. Hice trabajo de campo por un período de 4 años (2004-2008), en los cuales incursioné en total 5 veces a las comunidades, permaneciendo en cada estancia por un periodo de uno a dos meses.

16 Halbwachs, Maurice. La memoria colectiva, Prensa Universitaria de Zaragoza, Zaragoza, 2004.

Seleccioné una familia (grupo domestico) perteneciente a cada uno de los grupos étnicos, mam, q‟anjob‟al, ladina e intercultural (matrimonios entre individuos de distinta procedencia étnica); otra por cada una de las distintas denominaciones religiosas, centroamericana, católica y pentecostal; y finalmente con distinto papel durante el conflicto armado. En algunos casos pueden coincidir las familias, es decir una pude ser mam, centroamericana, PAC, otra puede ser mam, centroamericana, refugiada, etc. En total son diez familias con las que trabajé más directamente, incluyendo a los padres, abuelos (en los casos que existen) y los hijos. En cuanto a los niños estudiados (además de lo que pertenecen a las familias ya mencionadas), elegí al menos a uno de cada edad (de 6 a 14 años) y/o género, sin embargo las niñas de 10 a 13 años fueron las más participativas. Para la obtención de datos, recurrí a juegos y cuentos que me permitieran acercarme a los niños. El número de niños participantes varió dependiendo de las sesiones. En 2 ocasiones fueron convocadas por líderes de la comunidad (Centro Uno Belén) a través del megáfono, 17 se realizaron durante los periodos vacacionales y se les pidió a los niños que asistieran a la plaza central al siguiente día para algunas actividades conmigo. Además de jugar y platicar un rato, les solicité realizaron algunos dibujos de cómo era su comunidad y/o como les gustaría que fuera. A estás convocatorias acudieron niños de diferentes denominación, pero particularmente del Templo Centroamericano Mam del cuál es Diácono uno de los líderes. En diversas ocasiones acudí a la escuela solicitando a los profesores me permitieran trabajar con sus grupos para realizar algunas dinámicas, a veces se encontraban reunidos niños de 2 y hasta 4 grados distintos (lo que implica que se encontraban niños de diferentes edades, denominación o etnia). En estás dinámicas platicamos de lo que sabían del conflicto armado en Guatemala y de lo que había pasado en Ixcán en esa época y de lo que sus padres y profesores les habían contado de ese tiempo; posteriormente les leí algunos relatos de niños desaparecidos durante el conflicto 18 y les solicité a los niños que a partir del

17 Bocina mediante la cuál se dan diversos avisos a la comunidad, como pueden ser: reunión de socios, llamadas telefónicas, venta de algún producto en particular, etc. 18 A VOZ EN GRITO. Testimonios de familiares de niños desaparecida durante el conflicto armado interno en Guatemala, Liga Guatemalteca de Higiene Mental, Save the Children, Suecia. “… Antes de la guerra, las cosas eran como ahora, pues ya sembrábamos algo y logramos cosecha; en cambio en la violencia ya no se podía trabajar. Ahora aunque hay un poco de trabajo, está tranquilo. … En 1982, empezó la guerra salimos con mi papá y toda la familia. Se escuchaba que el ejército viene… tenemos miedo.” Fragmento, p. 50 “… A mi nena (Teresa) se la llevaron a Nebaj. Un patrullero que se llama Andrés, que hacia sombreros, él mandó con un hombre que lo capturó el Ejército por aquí. Dicen que este Andrés le dijo a este señor, -vas a

relato y de lo que sabían de la guerra elaboran un dibujo. En otras ocasiones, durante las visitas que los niños me hacían en donde me hospedaba, les pedí nuevamente me hicieran un dibujo de lo que era la guerra para ellos, así como de lo que sus padres y/o abuelos les habían contando de la guerra en Ixcán, también les solicité hicieran dibujos de cuáles son sus miedos y sueños. En total recabé 105 dibujos, en donde anote su edad, denominación y grupo(s) étnico(s). Otras técnicas empeladas para la obtención de información fueron:

Revisión bibliográfica, que me permitió conocer los estudios que se han realizado respecto al tema que aquí abordo

Observación participante en la cotidianeidad de la aldea, los ámbitos de reuniones de la junta directiva, los centros de la cooperativa, y las iglesias (tanto evangélicas como católicas. Ella me permitió confirmar los datos recabados en las entrevistas abiertas y a profundidad y completar los elementos que me sirvan para el análisis de la investigación.

Entrevistas abiertas y en profundidad. Con el fin obtener información de primera mano de la gente de la comunidad y en especial de los grupos domésticos a los que pertenecen los niños.

Grupos focales. A través de los cuales reunió a un grupo de niños mayores de 10 años para que se discutiera cuanto sabían de la guerra y lo que significaba para ellos.

Fuentes. Archivos parroquiales, de las comunidades y municipales. Para tener una visión amplia de la historia del lugar a través de estos documentos. Finalmente, la tesis consta de tres capítulos. El primer capítulo titulado,

CONTEXTO HISTÓRICO, hace referencia precisamente al contexto (tiempo-espacio) en

el que se dio en conflicto armado en Guatemala, esto con una perspectiva general respectos

a los acontecimientos que condicionaron el conflicto. El segundo capítulo titulado, IXCÁN

Y LA VIDA COTIDIANA EN BELÉN CENTRO UNO, nos pone más en contacto con el

ambiente inmediato de la población a estudiada, nos muestra como Ixcán fue uno de los

llevar la nena, vas a cuidar.” P.55 “… “El niño fue capturado pero nosotros todavía pensamos que tal que se quedó perdido… Él se quedó atrás de su mamá, eso fue de día, cuidando al grupo de familias, no teníamos armas. Entonces mi señora huyó con mis patojos, cuando el Ejército nos está atacando, no se pudo hacer nada, el patojo se quedó en un sector del pueblo, ahí quedó, él quedó detrás de su mamá, ya no la siguió, ella no se podía parar porque la capturaron también. Tenía 7 años.” P. 103

principales escenarios en donde se escenificó el conflicto y las actuales repercusiones que ha tenido en la gente de Centro Uno, así como su vida cotidiana, esto con el fin de entender cuales son los elementos que están en juego para la reconstrucción de la memoria y la conformación de los imaginarios. En tercer capítulo LA VIDA DESPUÉS DE…. LOS NIÑOS, LA MEMORIA Y SUS IMAGINARIOS, hago un breve recorrido por los espacios

y formas de socialización de los niños, su vida cotidiana y su papel en la comunidad.

Describo y analizo cuales son los imaginarios de la violencia en los niños, sus sueños y expectativas, posteriormente me introduzco en el tema de la memoria colectiva, su importancia para la colectividad así como las estrategias empleadas para su reconstrucción

y mantenimiento. Finalmente en las conclusiones hago un balance de lo planteado a lo

largo de la tesis, y expongo aquellos aspectos que quedan como temas a profundizar.

CAPÍTULO I. CONTEXTO HISTÓRICO. GUATEMALA

El presente capítulo, pretende dar cuenta de la historia reciente (1944-2008) de Guatemala. Busca contextualizar al lector en un país y una región que aunque cercanos geográfica e históricamente, es desconocido para muchos. Es sumamente complicado en este breve espacio hacer un recuento histórico minucioso y detallado, sin embargo, se expondrán de manera general los hechos históricos más recientes que nos permitan entender la conformación histórico-social de Guatemala.

entender la conformación histórico-social de Guatemala. 1.1 Localización y población. Guatemala se localiza en el

1.1 Localización y población.

Guatemala se localiza en el área geo-política conocida como Centroamérica, Limita al Norte y al Oeste con México, al Este con El Salvador, Belice y Honduras, al Sur con el Océano Pacífico, tiene una extensión territorial de 108,890 Km 2 , y una población de aproximadamente 12, 987,829 habitantes, de los cuales el 47.9% son hombres y el 52.1% son mujeres.

de los cuales el 47.9% son hombres y el 52.1% son mujeres. FUENTE : Instituto Nacional

FUENTE: Instituto Nacional de Estadística, INE. Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, ENCOVI-2006 Su capital es la Ciudad de Guatemala, la cual tiene una gran importancia por ser centro del desarrollo económico y político.

Existen 4 grupos culturales: Mayas, Garífunas, Xincas y Mestizos y/o Ladinos. Los

garífunas se concentran principalmente en Departamento de Izabal. En cuanto a los Xinca

se concentran en el oriente de país siendo una población muy escasa. La población indígena

Maya según el Instituto Nacional de Estadística constituye un 38.4% del total de la

población, mientras que la población no indígena está constituida por el 61.6% del total de

la población. 19 Sin embargo este tipo de censos pueden ser engañosos, en primera instancia

no están del todo claros los criterios utilizados para determinar quién se asume y quién no

se asume como indígena; en segunda instancia uno de los criterios usados para determinar

la adscripción indígena, es la lengua, la cual en algunas regiones, pero sobre todo en la

ciudad capital se ha perdido por diversos factores, como puede ser el matrimonio

intercultural en el cual cada uno de los cónyuges es hablante de una lengua distinta; un

tercer factor que hace menos fiable este censo, es la auto adscripción, esto sucede sobre

todo en espacios urbanos en donde el indígena es discriminado por lo que éste no se auto

asume como indígena. No obstante, creo que los datos aquí plasmados pueden darnos una

panorama general de la población guatemalteca, además de que es un indicador de cómo

están siendo contabilizados y percibidos los grupos indígenas por las instancias

gubernamentales.

los grupos indígenas por las instancias gubernamentales. FUENTE : Instituto Nacional de Estadística, INE. Encuesta

FUENTE: Instituto Nacional de Estadística, INE. Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, ENCOVI-2006

Actualmente existen 24 grupos lingüísticos; 22 forman parte del tronco Maya:

achi‟, akateko, awakateco, chalchiteco, chuj, itza‟, ixil, popti‟, kaqchikel, k‟iche‟, mam, mopan, poqoman, poqomchi‟, q‟anjob‟al, q‟eqchi‟, sakapulteco, sipakapense, tektiteko, tz‟utujil y uspanteco; garífuna, xinca y castellano. El Decreto legislativo No. 19 proclamado en el año 2003, ha declarado a las lenguas indígenas junto con el castellano lenguas oficiales. Sin embargo, el castellano sigue siendo el idioma predominante, además de que no toda la bibliografía oficial ni libros de texto de educación primaria y básica se encuentran en todas las lenguas indígenas. Políticamente el país se divide en 332 municipios y 22 departamentos (estados), distribuidos en 8 regiones. Cuenta con una población mayoritariamente rural con el 51.9% mientras que la población urbana asciende al 48. 1%, 20 la brecha entre la población rural urbana se ha ido acortando, en el año 1999, al proporción era 60.6 % rural contra el 39.4% 21 de población urbana; estos porcentajes nos indican que poco a poco algunos centros rulares se han ido urbanizando, a la par de que existe una gran inmigración hacia los centros urbanos (principalmente a la ciudad capital). Centroamérica es una de las regiones con mayor número de población en niveles de pobreza, en Guatemala el 51% del total de la población se considera como pobre, del cual, el 15.2% está en pobreza extrema. La población más afectada es la rural, de la población considerada como pobre (el 71.7%) el 56.2 es indígena. 22

20 FUENTE: Instituto Nacional de Estadística, INE. Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, ENCOVI-

2006

21 FUENTE: Informes PNUD. 2001.

22 FUENTE: Instituto Nacional de Estadística, INE. Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, ENCOVI-

2006

CARACTERÍSTICAS DEMOGRÁFICAS DE POBLACIÓN POR NIVELES DE

POBREZA, 2006.

DEMOGRÁFICAS DE POBLACIÓN POR NIVELES DE POBREZA, 2006. FUENTE : Instituto Nacional de Estadística, INE. Encuesta

FUENTE: Instituto Nacional de Estadística, INE. Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, ENCOVI-2006 23

Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, ENCOVI-2006 2 3 FUENTE : Instituto Nacional de Estadística, INE.

FUENTE: Instituto Nacional de Estadística, INE. Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, ENCOVI-2006

23 Pobres extremos: cuando las personas no alcanzan a cubrir el costo del consumo mínimo de alimentos (menos de US$1 diario). Pobres no extremos: cuando las personas apenas alcanzan a cubrir el costo del consumo mínimo de alimentos, pero no el costo adicional de otros servicios básicos (aproximadamente US $ 2 diarios). No pobres: cuando las personas cubren el costo del consumo mínimo de alimentos y los servicios básicos.

1.2 Dictaduras (1854 -1944). La historia de Guatemala, así como de la mayoría de los

1.2 Dictaduras (1854 -1944).

La historia de Guatemala, así como de la mayoría de los países latinoamericanos, está marcada por el racismo, la marginación, la desigualdad, la represión y la coerción; sin embargo, Guatemala uno de los países que más ha padecido estos males. La mayoría de su población es de origen indígena o descendiente de los primeros pobladores indígenas, pero aún siendo mayoría no se han librado del racismo y la marginación. Desde la conquista española y hasta nuestros días el poder y el ejercicio de éste ha estado en manos de ciertas elites, al principio de conquistadores y administradores coloniales, después de dictadores y militares. Después de la transición de los gobiernos civiles y los Acuerdos de Paz de firmados en el año 1996, la situación del sector más marginado no cambió mucho; se acabaron los gobiernos militares, sin embargo la oligarquía nacional sigue ostentando y ejerciendo gran parte de poder económico y político Es necesario retomar un poco de esta historia para entender mejor los procesos históricos por los que ha transitado Guatemala como país. Sería imposible hacer un recuento minucioso y remontarnos a los orígenes prehispánicos, sin embargo, partiré de la historia moderna de Guatemala. Algunos antropólogos como Ricardo Falla 24 , marcan el inicio de la historia reciente con la Revolución de 1944, para el trabajo que aquí me ocupa, he decidido retomar este recuento histórico desde mediados del siglo antepasado. Esto con el fin de poder entender un poco mejor los procesos de dominación que ha sufrido la sociedad guatemalteca y que en gran medida explican a la sociedad actual. En 1854, Rafael Carrera militar guatemalteco, se convirtió en presidente vitalicio llevando a cabo una política conservadora, manteniendo también una guerra contra Honduras y El Salvador. Posteriormente para el año 1871, con el General Miguel García Granados, se realizaron reformas jurídicas que favorecían ampliamente al incipiente sector cafetalero, pero es hasta que asume el poder el Genera Justo Rufino Barrios (1873-1885) en forma de dictadura personal, que se impulsan las reformas liberales. 25

24 Falla, Ricardo. Masacres de la Selva - Ixcán, Guatemala (1975 - 1982), Editorial Universitaria, Guatemala,

1992.

25 ODHAG, NUNCA MÁS. Impactos de la Violencia, Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala - Proyecto Interdiocesano de Recuperación de la Memoria Histórica REMIH, Guatemala, 1998.

Las reformas (de manera similar a las promulgadas en México en el año de 1857) suprimían gran parte de los derechos de propiedad eclesiales, la propiedad comunal de la tierra y la instauración del trabajo forzado, de igual manera se retomaban avances tecnológicos para favorecer al Ejército. Las comunidades indígenas fueron afectadas considerablemente al suprimirse la propiedad comunal de la tierra, sobre todo en aquellas zonas donde se estaba dando una expansión cafetalera, pues hasta ese momento la propiedad comunal había permitido a las comunidades indígenas mantener una relativa independencia. 26 En su intento por revivir la federación de las Provincias Unidas de Centroamérica por medios militares, invadió El Salvador y murió en la campaña. Su sucesor, el general Manuel Lisandro Barillas, restableció las relaciones con El Salvador y los demás países de Centroamérica. José María Reina Barrios, electo presidente en 1892, fue asesinado seis años después. Durante los siguientes 22 años, el político Manuel Estrada Cabrera (1898-1920) gobernó Guatemala; durante este período se consolidó el sector agro-exportador de café. En 1901 el gobierno firmó un convenio con la UFCO 27 (United Fruit Company) para la exportación de banano, y ya para el año de 1920 los Estados Unidos cubrían el 70% de las importaciones guatemaltecas y controlaban el 80% de las exportaciones. 28 En 1920 se obligó al presidente Estrada Cabrera a renunciar y Carlos Herrera y Luna fue designado presidente provisional, pero fue derrocado en 1921 por el general José María Orellana, quién ocupó la presidencia hasta su muerte en 1926. Le sucedió el antiguo oficial del Ejército, Lázaro Chacón, pero en 1930 con los efectos de la Gran Depresión originada en los Estados Unidos, además de rumores de corrupción que lo inculpaban, fue derrocado. El general Jorge Ubico Castañeda fue nombrado presidente en febrero de 1931; bajo su régimen, la economía guatemalteca logró recuperarse de la depresión económica de 1930, aunque la principal beneficiaria fue la compañía estadounidense United Fruit, así como las grandes familias de la oligarquía nacional. No obstante, la dureza de su régimen provocó que un movimiento cívico-militar le obligara a dimitir en junio de 1944, tuvo que entregar el poder a un triunvirato militar presidido por el General Federico

26 Ibídem

27 Hecho que posteriormente será decisivo en los movimientos guerrilleros

28 ODHAG,1998: 3

Ponce Vaides, quien gobernó 108 días. 29 El 20 de octubre de 1944, enfrentando una conspiración de líderes políticos y militares y un levantamiento popular en la capital, finalmente cayó el gobierno de Ponce Vaides como símbolo de ubiquismo y se clausuró otro ciclo en la historia de Guatemala. 30

1.3 El Inicio de la historia reciente

de Guatemala. 3 0 1.3 El Inicio de la historia reciente Durante el período de la

Durante el período de la Revolución de Octubre (1944-1954) se produjo un ascenso de la clase media (militares, profesionales, comerciantes, artesanos) a la administración del Estado y las instituciones políticas. El nuevo régimen se basó en un sistema participativo para apoyar las reformas del Estado (derecho al voto, autonomía municipal, obtención del seguro social, cambios en le código del trabajo, etc.); se generó una mayor burocracia estatal y el acceso de los intelectuales a las decisiones de poder, también fueron registrados 30 partidos políticos, entre ellos el Frente Unido Arevalistas, que promovió la Constitución de 1945. 31 En diciembre de 1944, el educador guatemalteco Juan José Arévalo fue elegido presidente con el apoyo de los partidos Renovación Nacional y Frente de Liberación Popular. Su programa favoreció la pequeña industria y permitió la creación del pequeño propietario agrícola. El sector comercial creció, alentado por los altos precios de los productos de exportación y la ampliación de la capacidad de compra interna. 32 Pequeños levantamientos derechistas se produjeron durante la primera mitad de 1949, pero el principal suceso político del año fue el apoyo que el gobierno prestó a los trabajadores 33 de la UFCO, en sus reivindicaciones, ante las cuales la compañía estadounidense tuvo que ceder. Dentro de este contexto revolucionario, en 1949 surgió el Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT) fundado por Víctor Manuel Gutiérrez y Manuel Fortuny entre otros, éste basaba su ideología en el marxismo-leninismo, y aunque no gobernaba directamente se encontraba muy cercano al Presidente Árbenz, lo que incremento las acusaciones de un gobierno comunista.

29 Ibíd., p. 5

30 Ibíd., p. 6

31 Ibídem

32 Ibídem

33 “En 1948 fue reconocida legalmente la Confederación General de Trabajadores de Guatemala (CGTG), bajo la dirección de Víctor Manuel Gutiérrez, que llegó a aglutinar a unos 90,000 miembros”. ODHAG:1998, p. 6

En 1950, el Coronel Jacobo Árbenz miembro del Frente Popular Liberador (FPL) ganó las elecciones, representando principalmente a las clases medias. 34 Árbenz, igual que Arévalo, intentó incorporar el poder empresarial a la solución de los problemas y en 1952 el Congreso aprobó el Decreto 900 o la Ley de Reforma Agraria, que ordenaba la expropiación de fincas no cultivadas y su entrega a los campesinos a través de los Comités Agrarios Locales. 35 Estas acciones provocaron el descontento de Estados Unidos, de la UFCO y de algunos terratenientes a quienes se les confiscaron tierras; los grupos conservadores se volcaron en contra del gobierno de Árbenz. La UFCO presentó un recurso de inconstitucionalidad contra la Reforma Agraria ante la Corte, entonces ante la desconfianza el Gobierno del Coronel Árbenz destituyó a los magistrados, lo que provocó un problema de legitimidad para su propio régimen. 36 En el contexto de la Guerra Fría, el auspiciamiento comunista de Moscú a Guatemala, pero sobre todo con el descontento de la UFCO y en defensa de sus intereses es que se da la intervención de los Estados Unidos y la CIA, provocando el derrocamiento del Coronel Árbenz. Un elemento clave de la política externa de EU fue el embajador Estadounidense John Peurifoy, quien llegó a Guatemala por primera vez durante el gobierno e Árbenz exigiendo se expulsara a “todos los comunistas”. 37 En marzo de 1954, se había realizado la X Conferencia interamericana de la OEA en la cual con el voto en contra de Guatemala y las abstenciones de México y Argentina, y con la ayuda entusiasta de los cancilleres de las dictaduras de Trujillo, Somoza, Gálvez (el sucesor de Carías en Honduras) y Batista, se aprobó una resolución en la que se contemplaba una acción concertada e intervencionista en caso de que alguno de los países miembros se viera amenazado por el comunismo. 38 La madrugada del 17 de junio de 1954 cuatro columnas compuestas por 300 hombres armados penetraron en el territorio guatemalteco por el lado de Esquipulas, desde distintos puntos de la frontera con Honduras. Su propósito era derrocar al presidente Jacobo Árbenz. 39 El domingo 27 de junio de 1954, se efectuó el último discurso de Jacobo Árbenz, renunció y delegó sus funciones en el jefe de las fuerzas armadas, coronel Carlos Enrique

34 Ibíd., p. 7

35 Ibídem.

36 Ibíd., p. 8

37 Ibíd., p. 9

38 Figueroa, 2000: 73

39 ODHAG., p. 15

Díaz. 40 El presidente Árbenz salió de Guatemala al exilio y dos días más tarde se disolvió el Congreso, se arrestó a los principales dirigentes que le habían apoyado y se liberó a cerca de 600 presos políticos de otros partidos. La reforma agraria y otros proyectos del gobierno anterior se paralizaron de forma inmediata. El derrocamiento de Árbenz tuvo desde el primer momento un carácter violento contra la población: el 19 de junio aviones de liberación ametrallaron la capital de Guatemala, Chiquimula y Zacapa, provocando numerosos heridos. 41 En la llamada paranoia anticomunista había motivaciones de clase pues buscaba aniquilar dirigencias y todo el tejido social reivindicativo que se había formado en los diez años de revolución; se dirigió con saña hacia los campesinos beneficiados por la reforma agraria, pero todavía con mayor saña hacia aquellos que habían sido beneficiados en el marco de la expropiación. 42 Se realizaron masacres en contra de los sindicalistas de la UFCO, se persiguieron a activistas y dirigentes de diversas organizaciones campesinas y sindicales y buena parte de la militancia del PGT, fue capturada, asesinada o se dispersada sin que en aquellos primeros momentos pudiese la dirigencia darles una opción inmediata de resistencia. 43 La persecución llegó a puntos exorbitantes, pues se dice que llegaron a ser 3000 los muertos por la supuesta lucha anticomunista. 44 En medio de la clandestinidad, el gran descontento por parte de la población, en especial de las clases subalternas, el alza de impuestos, las pésimas condiciones del campo, la paranoia anticomunista, las movilizaciones sociales se hicieron cada vez más frecuentes y los sindicatos, universidades, grupos urbanos y campesinos y cierto sector perteneciente al Ejército comenzó a organizarse. Castillo Armas fue nombrado presidente provisional el 8 de julio; fue ratificado por un plebiscito nacional y el 6 de noviembre se instaló formalmente como presidente para un periodo de 5 años. El 30 de diciembre de 1954 se creó una comisión para redactar la nueva legislación agraria. 45 Legislación que anuló los derechos adquiridos durante la

40 Figueroa, Ibarra, Carlos. Violencia Y Revolución en Guatemala 1954-1972, Tesis Doctorado en Sociología, FCPyS UNAM, México, 2000. p. 71

41 ODHAG,1998: 15

42 Figueroa, 2000: 82

43 Figueroa, 2000: 86

44 Ibíd., p. 85

45 Ibíd., p. 18

revolución de 1944, en especial los concebidos por la reforma agraria, 46 provocando que más del 99% de la tierra que había sido expropiada fuera devuelta a sus antiguos dueños. Los campesinos y dirigentes sindicales que se opusieron fueron obligados a exiliarse, o bien pasar a la clandestinidad. 47 El 26 de julio de 1957, Castillo Armas fue asesinado. Dos días más tarde, el Congreso nombró a Luis Arturo González López presidente provisional, quien se comprometió a continuar la política anticomunista de Castillo Armas.

El 19 de enero de 1958 se celebraron nuevas elecciones presidenciales, pero ningún candidato obtuvo la mayoría requerida; como resultado, el 12 de febrero el Congreso eligió presidente al general Miguel Ydígoras. Durante este período y en medio de un ambiente de inestabilidad política y con muchísimas dudas de la legitimidad de la elección del General Ydígoras hubo distintas movilizaciones civiles, estudiantiles y sindicales, la oposición levantó la voz en contra del gobierno ydígorista; se realizaron acciones de protesta en las ciudades de Guatemala y Quetzaltenango y prácticamente todo el mes fue de reclamos callejeros contra el supuesto fraude electoral. 48 Las condiciones políticas cada vez estaban peor, las revueltas se convirtieron en algo generalizado, la respuesta violenta del gobierno a estás acciones no se hizo esperar, y surgió la primera organización paramilitar, o escuadrón de la muerte, el Frente Secreto Anticomunista. 49 Entre 1954 y 1960 el PGT había tenido que habituarse a vivir en la clandestinidad, enfrentándose a un régimen que hacia del anticomunismo radical la razón principal de su definición y que no vacilaba en declarar su adhesión de la violencia si de reprimir comunistas se trataba. 50 En este contexto surgen distintos grupos revolucionarios como los trecistas, quienes en un principio su principal motivo era reivindicar la institución del ejército. 51 Los eventos de marzo y abril de 1962, tuvieron impacto en distintos grupos clandestinos como los trecistas, encabezados por el coronel Augusto Loarca, el teniente

46 CEH, 1999: 81

47 Cfr. Diócesis del Quiché. P. G. Woods, p. 23 citado en: Solís, Berta. Religiosidad juvenil en tiempos de incertidumbre en Ixcán…, 2006, p.27

48 ODHAG, 1998: 29

49 Ibíd., p. 31

50 Figueroa, 2000: 128

51 Ídem.

Marco Antonio Yon Sosa, los subtenientes Luis Augusto Turcio Limas y Luis Trejo Esquivel, entre otros, pasaron a la acción en plena efervescencia política. Este levantamiento, fue un hecho de suma relevancia, de este grupo surgirían posteriormente distintos grupos revolucionarios. En 1963 el ex-presidente Arévalo se postuló como candidato para las elecciones presidenciales, sin embargo el Coronel Enrique Peralta Azurdia vetó esta posibilidad, y con el apoyo de quince coroneles, derrocó a Ydígoras y asumió el control del gobierno en un golpe de Estado. 52 Por primera vez el ejército como institución asumió el control del gobierno. Según The Miami Herald (24/12/66), la resolución de de derrocar Ydígoras partió de una reunión que a finales del 1962 el presidente John F. Kennedy sostuvo con sus consejeros políticos y con el director de la CIA Richard Hellman. 53 Las condiciones sociales no cambiaron mucho, en algunos casos la situación se volvió mucho más difícil, se derogó la constitución de 1956 y se disolvió el congreso. Se emitió el Decreto 9, el cual servía para perseguir a quienes organizaban a los trabajadores o formaban parte de los sindicatos. El 15 de septiembre de 1965 fue promulgada la nueva Constitución. 54 El Estado, poco a poco se fue preparando (incluso legalmente) para hacer del control y la represión una estrategia para mantener el ejercicio del poder, se quería defender ciertos privilegios de la oligarquía gobernante. Al poner al mando a un general en plenas funciones se dejaba claro que el ejército estaba al mando. Por otro lado, la idea de la lucha armada estaba muy presente el la mayoría de los grupos de izquierda, el PGT manifestaba que había condiciones para que se diera la lucha armada. Aún en los revolucionarios no comunistas, los referentes históricos en los que se negaba la posibilidad de una resolución de conflictos por la vía no violenta, los obligaron utilizar la violencia como única vía. 55 No era la resistencia pacífica que paulatinamente creaba una situación de ingobernabilidad lo que los revolucionarios guatemaltecos, comunista o no comunistas, tenían en la mente, sino la rebelión popular que apoyaba a una parte del ejército para derrocar a una dictadura. 56

52 Ibíd., p. 38

53 Ibídem.

54 Ibíd., p. 42

55 Figueroa, 2000: 192

56 Ibid., p.193

Había otra razón que excedía el ámbito nacional, y era el impacto que había creado la revolución cubana en América Latina, por lo tanto en Guatemala misma, y muy especialmente en el seno de la Casa Blanca. La revolución Cubana acrecentó a aún más el anticomunismo en la clase dominante y en el Estado Guatemalteco. Pero la revolución cubana no solamente afianzó el anticomunismo y la vocación autoritaria y terrorista de la derecha guatemalteca, también creó expectativas en toda Latinoamérica y Guatemala en el seno de esa juventud urbana… la cual se radicalizó con el ejemplo cubano. Esa juventud era la gran fuerza revolucionaria pero que al mismo tiempo se entusiasmaba con posibilidades de la conquista revolucionaría del poder a través de la guerrilla, como los revolucionarios de la Sierra Maestra habían demostrado se podía hacer. Además, la radicalización no solamente afectó a la juventud sino al movimiento revolucionario en su conjunto. 57 En enero de 1962 el Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT) había enviado a tres militantes suyos a Cuba a recibir entrenamiento militar. Por otra parte había en Cuba una veintena de muchachos de la JPT. Algunos de los nombres de esos 14 jóvenes comunistas que recibieron entrenamiento en esos meses son: Edgar Ibarra, Alejandro Sancho, Ricardo Miranda, y Judith, quienes desde enero habían sido enviados a recibir entrenamiento militar. 58

El propósito de iniciar la guerra de guerrillas cobró fuerza hasta su regreso a Guatemala a principios de diciembre de 1962. Entonces comenzaron a trabajar formalmente en la instalación de tres focos guerrilleros que funcionarían en San Marcos, Zacapa y las montañas de Izabal. 59 A finales de diciembre (1962), el PGT propició la reunión entre dirigentes del MR (Movimiento Revolucionario)-13, el MR- 20 de Octubre (brazo armado de los comunistas) y el MR-12 de Abril, y fundaron las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR). El 29 de Octubre de 1963 la columna de Turcios, que adoptó el nombre de Edgar Ibarra (GEI), inició desde el lago Izabal ascenso a la Sierra de las Minas, buscando el macizo montañoso hacia Zacapa. Realizó acciones de reconocimiento del terreno y entabló contactos con los campesinos del lugar. Por otro lado se efectuaron algunos secuestros en la Capital para obtener recursos económicos. El MR-13 se estableció cerca de Puerto Barrios,

57 Ibídem.

58 ODHAG, P. 35

59 Yon Sosa, Marco Antonio. Breves apuntes históricos del movimiento revolucionario 13 de Noviembre; en; Pensamiento Crítico, La Habana, 1968, citado en: ODHAG, 1998: 36

haciendo principalmente un trabajo de propaganda y organización más que de combate. Ante la complicidad de los habitantes y la adscripción de reclutas, los destacamentos militares comenzaron a reprimir, a veces con matanzas de inocentes. El círculo se fue cerrando: la guerrilla ejecutaba a los símbolos de seguridad del Estado y a los supuestos orejas del Ejército, mientras la población era castigada por los militares y los grupos paramilitares. 60 Sin embargo, al interior de los grupos guerrilleros se gestaron muchas disputas de carácter ideológico, Turcios rompió relaciones con el MR-13 (apartándose de Yon Sosa) y se acercó al PGT. En marzo de 1965 se reorganizaron las FAR con la integración de una nueva dirección a la que se denominó Centro Provisional de Dirección Revolucionaria (CPDR). Los grupos que participaron en la constitución de estas segundas FAR fueron el Frente Guerrillero Edgar Ibarra (FGEI), el PGT, y representantes de las llamadas zonas de resistencia. 61 En Marzo de 1966, César Méndez Montenegro quien era civil y había sido vinculado a la izquierda, fue elegido presidente, sin embargo no obtuvo la mayoría absoluta, el Congreso tuvo que elegir presidente en lo que dio llamar desde entonces, hasta que fue derogada la Constitución de 1965, elecciones secundarias. De ahí provino un signo de debilidad del nuevo gobierno, que cuando el centro de debate pasó a ser si la Constituyente o al Congreso le correspondía esa elección. 62 La represión se acrecentó, las capturas, torturas y posteriores asesinatos de dirigentes y miembros del PGT, las FAR y el MR-13 de Noviembre, ocurridas los días 3, 4 y 5 de Marzo, fueron el inicio de una escalada de violencia que marcaría la segunda mitad de los años 60. 63 Méndez Montenegro era miembro del PR, el cuál mantenía pláticas con las FAR. Sin embargo el Ejército y el Partido Institucional Democrático (PID), los presionaron para que cesaran las negociaciones. El 4 de mayo de 1966 el presidente electo César Méndez firmó un pacto con el Ejército, que no sólo resolvió el dilema del PR frente a la negociación con las FAR, sino le dio autonomía a las fuerzas armadas para ejecutar un plan militar en contra de la guerrilla; 64 lo cual aunado a los errores y los conflictos internos, los grupos guerrilleros se fueron

60 Ibíd., p. 59

61 Ibíd., p. 62

62 Ibíd., p. 44

63 ODHAG, 1998: 45

64 Ibíd., p. 49

dispersando, algunos como el MR-13 de Noviembre desaparecieron con la muerte de su dirigente Yon Sosa, otros más se refugiaron en México, Cuba y el Salvador. Durante estos años el Ejército se fue fortaleciendo como una máquina de terror y represión. Los métodos de represión aplicados durante el gobierno militar seguían siendo los de siempre, sin embargo notorios cambios en la estructura del Ejército se fueron ejecutando durante este nuevo período con la injerencia de los Estados Unidos. El número de efectivos militares se duplicó; se formaron unidades especiales de contrainsurgencia dentro del esquema regular; se creó la Policía Militar Ambulante especialmente para las áreas rurales; la Policía Nacional y el Ejército se integraron bajo una estructura militar de comando. 65 La fuerza armada alcanzó la capacidad para estructurar un aparto de inteligencia y de control rural, dos elementos claves para desarrollar la contrainsurgencia. 66 Las fuerzas paramilitares y los comisionados fueron un punto clave y factor decisivo para la derrota de la contrainsurgencia. 67 Después de 1963 la asistencia militar de los Estados Unidos sirvió principalmente para fortalecer las unidades especializadas en contrainsurgencia, que estaban concebidas como fuerzas auxiliares permanentes del ejército regular. 68 El 1 de julio de 1970 el General Carlos Arana Osorio asumió el poder, formó un gobierno de coalición entre el Movimiento de Liberación Nacional (MLN) y el PID, coalición que sin embargo duró muy poco. En este período la fuerza armada se instaló en el gobierno con un proyecto de desarrollo a mediano plazo, por lo que tuvo que recurrir al fraude electoral para mantener la programación de las inversiones dada la debilidad interna de las alianzas políticas que representaban intereses económicos contrapuestos. 69 Después de un pequeño período de mediana calma, la violencia y el terror político se reanudaron, se decretó Estado de sitio durante un año. Durante el estado de sitio y debido a la represión masiva se dio como resultado, según un estudio de Mario Sandoval y retomado por REMIH que entre los años 1970 y 1974 hubiera 724 asesinatos y 562 secuestros/desapariciones en todo el país. 70

65 Ibídem.

66 Ibíd., p. 51

67 Este tema se abordará más ampliamente en el Capítulo 2.

68 Ibíd., p. 50

69 Ibíd., p. 73

70 Ibíd., p. 76

El general Carlos Arana Osorio fue sucedido por el general Kjell Eugenio

Laugerud García. Los diferentes intereses económicos enfrentados terminaron por dividir el bloque político que Arana había logrado construir y debilitaron la base para su sucesor. 71 Durante ese tiempo el país fue sacudido por dos desastres naturales, un devastador huracán (1974) y un violento terremoto (1976), que cobraron más de 20.000 vidas y dejaron a más de un millón de personas sin hogar. Durante este período, la economía se vio dotada de liquidez proveniente de la ayuda pos-terremoto y de los buenos precios del café. Las finanzas públicas se vieron fortalecidas ya que la estructura impositiva estaba pensada para unos precios inferiores de

las exportaciones. 72 Las disputas empresariales y a la lucha de intereses también fue un aspecto que caracterizó este período, de este mundo surgió un grupo de de dirigentes que permanecieron en la Cámara hasta 1983.

A finales de los 60 y principios de los 70, los comandos guerrilleros se

reorganizaron. Las condiciones por las que habían comenzado los levantamientos no sólo se mantenían sino que incluso se había recrudecido. El 19 de Enero de 1972 penetró a

territorio guatemalteco la guerrilla “Edgar Ibarra”, núcleo principal del cual habría de surgir años después el Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP). 73

Ya para 1976 la lucha guerrillera había logrado re-articularse en varias zonas del

país. La Organización del Pueblo en Armas (ORPA) estaba culminando en el altiplano de

San Marcos su etapa de preparación para la guerra; las Fuerzas Armadas Rebeldes iniciaban un debate interno que les llevaría a adoptar la política de frentes guerrilleros. Un tercer grupo, el Ejército Guerrillero de los Pobres extendía un nuevo tipo de acción guerrillera, que consistía en la guerra de guerrillas y que implicaba una visión de masas, mientras tanto el Ejército oficial lanzaba la primera operación contrainsurgente en el norte de El Quiché. 74

En donde las ideas de desarrollo norteamericanas habían fracasado, era difícil

ignorar las muchas referencias de la Biblia sobre los pobres y la justicia social. En lugar de relegar dichos versos a la otra vida, al reino milenarista, o al estado espiritual de la persona, como los norteamericanos generalmente lo hacían, ¿por qué no

71 Ibíd., p. 79

72 Ibíd., p. 81

73 Payeras, Mario. Los días de la Selva, Piedra Santa, Guatemala, 1999. p. 15

74 ODHAG, 1998: 88

interpretarlos literalmente? La guerrilla vio en la práctica de la llamada "teología de la liberación", un punto de encuentro para extender su base social, buscando ganar la simpatía de sus adeptos, provocando las represalias de los gobiernos y alimentando con sus feligreses a los movimientos revolucionarios. 75 A partir de 1978 la guerrilla adoptó el concepto de la Guerra Revolucionaria Popular, llegando a crear una formidable base de apoyo social. 76 La lucha guerrillera se extendió rápidamente, se empezó a golpear a los poderes locales, principalmente el económico. Los secuestros realizados por la guerrilla tomaron más fuerza pues este era un medio de conseguir recursos económicos, también se dio la ocupación de poblaciones y carreteras propiciando así un enfrentamiento cada vez más fuerte con el Ejército. Estás acciones involucraron cada vez más a las comunidades indígenas, convirtiéndose ésta en el principal objetivo de ataque por parte del Ejército. 77 Se hizo latente un prejuicio racista que se asociaba automáticamente a los grupos mayas con la insurgencia, es cierto que en gran medida mucha de la gente que conformaba la base social de la guerrilla (sobre todo del EGP) eran campesinos mayas, pero no todos estaban tan conscientes de lo que esto significaba, había mayas que consciente y deliberadamente formaban parte de la insurgencia pero del mismo modo había otros que no lo hacían. Además, la mayor parte de la base social que apoyaba a la guerrilla no estaba armada ni contaban con entrenamiento militar o estratégico para responder a los ataques del Ejército, convirtiéndose de esta manera en blanco del Ejército obligándolos a desistir de apoyar a la insurgencia. La Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH) concluye que en el periodo 1978-1982 se produjo entre amplios sectores de la ciudadanía una creciente movilización social y oposición política a la continuidad del orden establecido, cuyas expresiones organizadas, en algunos casos mantuvieron relaciones de diversa índole con la

75 Stoll, David. ¿América Latina se vuelve protestante?, Abya-Yala, Quito,1990

76 ODHAG, 1998: 114

77 El EGP en su momento de mayor fuerza, logró reunir aproximadamente 250.000 personas (ODHAG, 1998: 198), divididas en los siguientes frentes guerrilleros: “Comandante Ernesto Guevaraen la zona noroeste del país y el bosque del Ixcán; "Ho Chi Minh" en la zona Ixil de Guatemala; "Marco Antonio Yon Sosa," en la región norte central del país; "Augusto César Sandino" en la zona central de Guatemala; "13 de noviembre" en la zona oriental; "Luis Turcios Lima" en la Costa Sur; "Otto René Castillo" en la capital del país y las zonas suburbanas.

insurgencia. 78 Sin embargo, también los grupos insurgentes asesinaron a miembros de las comunidades rurales que en algunos casos sí habían colaborado con el Ejército o con bandas paramilitares, no obstante la comparación entre los muertos a mano del Ejército y grupos paramilitares no se compara con los muertos a mano de la guerrilla. Por lo que se estima que el 93% de las violaciones documentadas, así como el 92% de las ejecuciones arbitrarias y el 91% de las desapariciones forzadas, estuvieron en manos del Estado y los grupos afines a él. 79 Durante la segunda mitad de los años 80, la estrategia de los grupos guerrilleros fue cambiando, pasaron de un enfoque predominantemente militar a uno político y negociador que buscaba cambiar la situación económica y social de los guatemaltecos.

la situación económica y social de los guatemaltecos. 1.4 Violencia generalizada (1978-1984) Este período, se

1.4 Violencia generalizada (1978-1984)

Este período, se caracteriza por una gran violencia institucionalizada y generalizada. En otros momentos los secuestros, asesinatos y violaciones a los derechos humanos habían sido más selectivos estaban dirigidos principalmente a dirigentes sindicales, activistas y representantes de grupos populares. Sin embargo, durante los años de 1978 a 1984 la violencia es mucho más masiva, hasta este momento gran parte de la represión se había localizado en los centros urbanos, pero a partir del acenso al poder del general Fernando Romeo Lucas García y después la del general Efraín Ríos Montt, la violencia institucionalizada aumentó considerablemente sobre todo con programas como el de Tierra Arrasada, sólo en este período se concentró el 91% de las violaciones conocidas. 80 El general Romeo Lucas García fue elegido (1978) en unos comicios señalados de fraudulentos en los que participó únicamente el 15% del electorado. 81 Con este ascenso se inicio la etapa más oscura, sangrienta, llena de corrupción y racismo en la historia de Guatemala. Con las jornadas populares en protesta a los incrementos al transporte público en Octubre de 1978, se desató una ola de secuestros, desapariciones y asesinatos; se buscaba destruir cualquier movimiento popular que estuviera en contra del Estado. Las protestas

78 CEH, párrafo 24 de las conclusiones.

79 CEH, párrafo 15 de las conclusiones

80 CEH;1999

81 ODHAG., p.89

contra el aumento del trasporte público fueron reprimidas con un saldo de 1,500 capturados, 300 heridos y 400 muertos. 82 Se dio también inicio a la represión de la Iglesia Católica, el 30 de junio apenas a unas horas de haber asumido la presidencia Lucas García, fue asesinado el Padre Hermógenes López, párroco de San José Pinula, considerando éste como el inicio de la escalada de crímenes contra la Iglesia Católica. 83 Sin embargo, ya para esta fecha se habían asesinado a algunos sacerdotes, catequistas y religiosos(as); como el asesinato del misionero Maryknoll Guillermo Woods en Ixcán, Quiché en 1976. 84 Las iglesias, tanto la Protestante, la Evangélica como la Católica fungen un papel muy importante en la historia guatemalteca, aunque esta última ha tenido una mayor relevancia en la misma. Es imposible afirmar que existe homogeneidad en cada una de estas iglesias, por el contrario al interior de cada una existen contradicciones y formas distintas de predicar y entender el mundo. De la misma manera existen diferentes posturas de las Iglesias ante las acciones emprendidas por el Estado Guatemalteco durante las décadas de los 69, 70 y 80. En un primer momento (50s y 60s) la Iglesia Católica fue uno de lo más acérrimos enemigos del comunismo, se colocó del lado oficial advirtiendo a los feligreses del peligro que éste representaba para la fe católica. Con la llegada de los misioneros a las zonas rurales de Guatemala, se buscaba romper con las costumbres tradicionales (aún muy arraigadas en estas zonas, a pesar de la dura y violenta evangelización española ocurrida durante la conquista y la colonia), costumbres consideradas paganas, la finalidad era iniciar un proceso de conversión religiosa. 85 Con el Concilio Vaticano II (1962-1965) esta postura cambió, sobre todo en la base de la estructura jerárquica, los misioneros al convivir con las comunidades se dieron cuenta de las pésimas condiciones económicas y sociales en que se encontraba la gente; con la reflexión y las reformas llevadas a cabo en el Concilio Vaticano II, la Conferencia Episcopal de Medellín (1968) y el acercamiento a la vida cotidiana de los más pobres y oprimidos, se dio en la Iglesia una vertiente llamada la opción por los pobres en la que se priorizaban el trabajo con los excluidos, los pobres y los marginados,

82 Ibíd., p. 91

83 Ibíd., p. 91

84 Todos los testigos del Ixcán con quienes hemos hablado, invariablemente acusan al ejército de haberlo “bajado”. Falla,1992: 17

85 Solís, 2006: 31

promoviendo la construcción de una sociedad más justa y equitativa. Estos cambios doctrinales y pastorales chocaron con la estrategia contrainsurgente que consideró a los católicos como aliados de la guerrilla y por tanto parte del enemigo interno, sujeto de persecución, muerte o expulsión. 86 Pero también en las Iglesias Evangélicas y Protestantes existe una fuerte contradicción, la entrada del protestantismo a Guatemala se da desde mediados del siglo XIX con la Reforma Liberal del Gral. Barrios que pretende incrementar la inversión extranjera, poco a poco se va arraigando más en la población y la inversión por parte de las iglesias presbiterianas es muy fuerte. En los años 80, durante el gobierno del general Ríos Montt, se hace un uso indiscriminado de la doctrina evangélica, él como Miembro de la Iglesia del Verbo 87 utilizó el discurso religioso para atraer adeptos y fondos estadounidenses para su gobierno y las masacres realizadas al pueblo guatemalteco. 88 No obstante muchas personas inocentes murieron, católicos y evangélicos; pues también existieron evangélicos (principalmente de las Iglesias Tradicionales) comprometidos con sus comunidades, que pelaban por mejorar sus condiciones de vida y que se desligaron de las acciones contrainsurgentes del Estado y, no sólo eso, sino que combatieron los actos de genocidio cometidos por Lucas García y Ríos Montt 89 La religión juega un papel muy importante en la construcción de la realidad, los imaginarios y las identidades; sobre todo en un pueblo como el maya sumamente arraigado

conflictos sociales influyen en forma profunda sobre la religión, pero a

su vez la religión con su autonomía relativa actúa sobre ellos, bien fortaleciendo el poder de

a lo sagrado.

los

la clase dominante o bien como fuerza desintegradora que alienta la construcción de una nueva sociedad”. 90

86 CEH,1999: párrafo 16 de las conclusiones

87 Iglesia de origen pentecostal fundamentalista del Sur de Estados Unidos

88 “Para nosotros: Dios y Guatemala; para ustedes: Dios y Guatemala; porque solamente así podremos estar de la mano trabajando para Guatemala. Dios le da el poder a quien quiere, y Él me lo dio a mí… Es verdad que yo gobierno con principios bíblicos…” (Newsweek, 13 de Diciembre de 1982) en: Mondragón, Rafael. De indios a Cristianos, CECOPE, México, 1983. p. 159.

89 Como en un artículo anónimo publicado por la revista Christos en Mayo de 1982. “Nuestras iglesias están siendo manipuladas desde sus propias estructuras, como desde las estructuras del poder militar y también desde los intereses norteamericanos” (fragmento) en: Mondragón, 1993: 166

90 Maduro, Otto. Religión y conflicto social, CRT, México, 1980.

En el medio rural el 17 de marzo de 1979 comenzó el desalojo violento de los campesinos de la región chixoy, Baja Verapaz, donde se iba a construir la presa hidroeléctrica. La ola de represión se prolongó durante 1980 y fue tomando un carácter masivo, que termino de desarticular las organizaciones sindicales urbanas, cada vez más radicalizadas, así como con la masacre realizada en la Embajada de España. En este contexto el 7 de febrero de 1982 surge la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), organización que agrupó a cuatro de los principales grupos guerrilleros de país; FAR, EGP, ORPA y una fracción del PGT. En estos años se da la mayor ofensiva por parte del Estado, la violencia es dirigida hacia los civiles (en particular a la población indígena) y lo que intenta es golpear fuertemente a la guerrilla acabando con su base social. Se produce un desmembramiento de las comunidades, hay desplazamiento interno y externo, cuyas cifras ascienden a: 130,000 asesinatos, 45,000 desaparecidos, 1, 000,000 desplazados internos, 500,000 refugiados (en Chiapas, Yucatán, Quintana Roo, México), 50,000 viudas, 250,000 niños huérfanos, 440 pueblos desaparecidos. 91 Bajo el postulado de la Doctrina de Seguridad Nacional, 92 se implemento el plan de Tierra Arrasada que buscaba acabar con toda “semilla” de insurgencia. En el proceso de preparación contrainsurgente, se creó el Comando Especial de la Escuela de Kaibiles 93 (COEK). Todo ello con asesoramiento internacional que ya no provino directamente de los Estados Unidos, sino de Israel, Taiwán y Argentina. 94

91 Estadísticas confirmadas par la "Comisión de la Verdad" y entregadas al O.N.U (Organización de Naciones Unidas) en Marzo de 1999.

92 …encontró terreno fértil en Guatemala en el pensamiento anticomunista ya arraigado en el país, donde dicho pensamiento se fundió desde los años treinta con una actitud de defensa de la religión, las tradiciones y los valores conservadores supuestamente amenazados por la expansión mundial del comunismo ateo.

93 Tigre en lengua Quiché. “Es el miedo pánico el que dirige las acciones de los kaibiles, elementos desajustados que proceden exclusivamente de las capas mestizas de la población guatemalteca, a los que se entrena en lucha contra insurgente” Mondragón, p. 34. Los Kaibiles junto con otros grupos paramilitares fungieron un papel muy importante en la lucha contrainsurgente, aterrorizaban a la gente con las amenazas de que comían carne humana. “La fuerza especial contrainsurgente del Ejército, denominada Kaibiles, ha llamado poderosamente la atención de la ceh, al constatar los contenidos degradantes de su proceso de entrenamiento, que incluyó matar animales para posteriormente comérselos crudos y beber su sangre para evidenciar valor. La extrema crueldad de estos métodos de entrenamiento, según los testimonios de que dispone la ceh, fueron puestos en práctica en diversos operativos llevados a cabo por estas tropas” CEH, p. 26. Muchos de los ex - miembros de de estos grupos después de firmados los tratados de paz se integraron a la delincuencia organizada y el narcotráfico.

94 Ibíd., p.89

Los operativos militares se concentraron en Quiché, Huehuetenango, Chimaltenango, Alta y Baja Verapaz, en la Costa Sur y la capital. Siendo víctima mayoritariamente la población maya. 95 La represión del Ejército cambió la correlación de fuerzas en el área mediante el desplazamiento forzoso, pero también debido a que existían núcleos de población favorables a ellos, que se habían mantenido agazapados mientras la guerrilla hegemonizó pero que, al contar con el apoyo oficial, se involucraron de manera especialmente beligerante en la represión Los grupos guerrilleros siguen dando golpes a las estructuras Estatales, sin embargo debido a la violencia indiscriminada por parte del Estado, en particular durante el gobierno de Efraín Ríos Montt, los impactos de éstos se ven reducidos. El estado implemento de acuerdo a los fundamentos de la Doctrina de Seguridad Nacional una militarización de la sociedad civil, se crearon las Patrulla de Autodefensa Civil (PAC), los Polos de Desarrollo y las Aldeas Modelo. Con estas estrategias se sometió a la sociedad civil, impidiendo de una u otra manera apoyara a la insurgencia. La Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH) ha conocido centenares de casos en que los civiles fueron obligados por el Ejército, bajo la amenaza de las armas, a violar a mujeres, torturar, mutilar cadáveres y matar. En estos casos, el recurso a la extrema crueldad fue utilizado por el Estado como medio de disgregación social. La participación forzada, de modo especial en las comunidades mayas, de gran parte de la población masculina mayor de 15 años en las PAC, trastocó valores y patrones de conducta al normalizar la violencia como método para enfrentar situaciones de conflicto y al fomentar el desprecio por la vida de los otros. 96 La alianza entre los partidos PID-PR y los aranistas que llevó al general Lucas al poder se fue desintegrando rápidamente, y murió cuando en 1981 el vicepresidente Villagrán Kramer presentó su renuncia y se unió a la oposición al gobierno. Volvió a desatarse la carrera por la sucesión presidencial en un panorama claramente tenso, en que las instituciones se encontraban seriamente en entredicho. El 23 de marzo de 1982, dos semanas después de la elección como presidente del general Ángel Aníbal Guevara, un golpe de Estado instaló en el poder a una junta militar

95 CEH, p. 22

96 CEH, p. 27

encabezada por el general Efraín Ríos Montt. La Democracia Cristiana y el Movimiento de Liberación Nacional apoyaron públicamente al nuevo régimen. 97 Se derogó la constitución y se decretó amnistía para los delitos políticos. El 15 de abril se emitió el decreto 9-82 que prohibía la divulgación de noticias referidas a violencia política. 98 Las fuerzas paramilitares se extendieron por todo el país, perpetrando atrocidades entre los indígenas y campesinos. Durante 1982 el Ejército lanzó en Plan de Campaña Victoria 82 contra los frentes guerrilleros del noroccidente y norte del país involucrando a las dos terceras partes de sus efectivos. La ofensiva que se dirigió en particular contra la población civil (en su mayoría campesina-indígena), desarticuló las bases de apoyo social a los rebeldes, provocando decenas de de miles de víctimas e inmensos desplazamientos de población. Aunque la fuerza estratégica insurgente no fue en sí severamente golpeada, perdió su base de sustentación y se replegó en los puntos iníciales de implantación. 99 Ríos Montt fue depuesto de su cargo el 8 de agosto de 1983 después del golpe militar que dirigió el general Óscar Humberto Mejía Víctores. En las zonas rurales, una vez recuperada la etapa más aguda de las campañas contrainsurgentes, quedó la infraestructura parcialmente destruida, la producción desorganizada y cientos de miles de víctimas que requerían programas de emergencia que el Estado no estaba en capacidad de garantizar. El esquema de aldeas modelo y polos de desarrollo ni siquiera llegó a cubrir las necesidades mínimas de sobrevivencia de las personas internadas en estos proyectos, y las ayudas internacionales que pudieron canalizar resultaron insuficientes. 100 Durante el gobierno del general Mejía Víctores, se buscó pasar de un gobierno militar a uno civil y democrático. Las presiones internaciones se hicieron más presentes; sin embargo las campañas de represión continuaron, pero de una manera más selectiva. La crisis arrastrada por gobiernos anteriores se recrudeció, las tasas de desempleo aumentaron y el campo quedó devastado. Comenzó la repatriación del éxodo poblacional masivo ocurrida en años anteriores.

97 ODHAG, 1998:157

98 Ibídem.

99 Ibíd., p. 163 100 Ibíd., p.219

1.5 El papel del Indígena en la historia reciente ¿Qué papel ha jugado el indígena

1.5 El papel del Indígena en la historia reciente

¿Qué papel ha jugado el indígena en la historia de Guatemala? Para algunos tal vez resulte una pregunta ingenua o absurda, para algunos más está muy clara la respuesta. La de oprimidos, explotados y excluidos. Para mí, en el contexto de esta tesis resulta de gran importancia. Muchas veces se suele dar por hecho que el papel del indígena ha sido tan sólo pasivo, que éste, ha estado ahí únicamente como receptor de las políticas sociales y económicas del Poder, de la hegemonía. Sin embargo, cabría preguntarnos, sí esto ha sido así: ¿Cómo nos explicamos que a pesar de todos los intentos por acabar con los pueblos originarios (Conquista, Colonia, Independencia, Post-independencia, Reforma Liberal, Dictadura, Revolución, Guerra Civil, Procesos de Paz y la actual política neoliberal), estos han permanecido? Creo que deberíamos de dar algo de crédito a quienes por más de 500 años han permanecido en la tierra que los vio nacer. Si bien es cierto que como nos dice Figueroa se ha ido construyendo una cultura del terror, 101 la cual tiene sus bases en la violencia, el racismo, el trabajo forzado, la expropiación de tierras y la pobreza; y que esta cultura del terror ha estado dirigida principalmente a los grupos indígenas, éstos han implementado diversas a estrategias que les ha permitido seguir siendo aproximadamente la mitad de la población guatemalteca. Por su puesto que no pretendo negar o desmentir los hechos que nos indican que la población indígena ha sido la más explotada, marginada, desprotegida, etc. Lo que pretendo en este pequeño apartado es mostrar como a pesar de los duros golpes propinados a los grupos étnicos, estos han tenido un papel activo en la historia de Guatemala, han jugado y juegan (tal vez hoy más que siempre) un papel muy importante en el contexto histórico- social de lo que hoy es Guatemala. Es en los años 60 y 70, cuando los movimientos indígenas empiezan a tener visibilidad, 102 pero es particularmente a mediados de los años 80 cuando en Guatemala adquieren una mayor relevancia; 103 anteriormente eran considerados únicamente en su rol de campesinos y sus reclamos eran enfocados a cuestiones como la tenencia de la tierra.

101 Figueroa: 2000

102 Zúñiga, Nieves. “Emergencia del movimiento indígena en América Latina: de “objeto” a “sujeto”, en:

Etnicidad, autonomía y gobernabilidad en…, 2004. Sobre todo en algunos países como México con el Congreso Indígena Chiapaneco en 1974, y el auge de la corriente indigenista.

103 Macleod, Morna. Las luchas político culturales y la Auto representación Maya en Guatemala, Tesis de Doctorado en Estudios Latinoamericanos, UNAM, México, 2008. p. 89

Debido a la pauperización indígena tras derogar las Reformas Agrarias y las diferencias con la izquierda, que no respondía en cabalidad a los intereses indígenas, empiezan a surgir corrientes indianistas y sus demandas adquieren un carácter etnicista y cultural centradas en aspectos concretos tierra, reconocimiento de su cosmogonía, lugares rituales y sagrados, lengua. 104 En los años 70 en muchos pueblos surgieron grupos y asociaciones preocupadas por la defensa y la cultura e idiomas mayas. Estaban integrados por estudiantes y jóvenes profesionales, promotores sociales y otros líderes comunitarios. Había grupos o asociaciones en Quetzaltenango, donde se fundó el Comité Cívico Xeljú; en Totonicapán, Huehuetenango, Tecpán, Comalapa, Santa Cruz de Quiché y otros. En Cobán se fundó el grupo Cabracán, que trató de profundizar en la espitualidad maya. 105 Como mencioné anteriormente, muchos de los movimiento que actualmente se auto nombran como movimientos indígenas en sus inicios se organizaban en torno a la categoría de campesinos, pues de otra forma no eran reconocidos. En junio de 1974 hubo fuertes movimientos laborales en las fincas bananeras y en los ingenios. Las tendencias se fueron radicalizando, y en septiembre de 1976 el director de la Policía Nacional declaró que la mayoría de quemas de cañaverales en la Costa Sur eran obra de grupos de campesinos espontáneas. Sin embargo, éstas y otras acciones en los años posteriores dieron contexto al surgimiento 106 del Comité de la Unidad Campesina (CUC), que publicó su primer comunicado en El Gráfico el 19 de noviembre de 1978. Ya en la marcha del 1 de mayo de 1977 habían participado por primera vez un grupo de indígenas del altiplano y de la Costa Sur organizados secretamente. 107 El CUC fue una de las organizaciones más importantes durante los años 80 y 90, mantenía una relación intrínseca con las comunidades indígenas e integró de manera particular la participación de las mujeres, 108 difundió por todas las radios regionales, comunicados de denuncia en distintos idiomas mayas de la masacre de Panzós. 109 A raíz de

104 Zúñiga, 2004: 37.

105 ODHAG, 1998: 84

106 El 14 y 15 de Abril de 1978 en el Quiché, se llevó a cabo una asamblea que dio origen formalmente al CUC.

107 ODHAG, 1998: 83

108 Macleod, 2008: 171

109 Masacre cometida en la región de Panzós, Alta Verapaz el 29 de mayo de 1978. Durante una reunión en la que se encontraban indígenas y campesinos reunidos para tratar temas relacionados con su tierra, así como asuntos relacionados con sus derechos como pueblo maya, el Ejército disparó a la gente reunida en la plaza,

esto se multiplicaron las adhesiones de las ligas campesinas y cooperativas. 110 Sin embargo el CUC mantenía más un carácter clasista, relacionado con demandas campesinas que de reivindicación étnica. 111 La Iglesia Católica y su movimiento de la Teología de la Liberación, impulsaron en gran medida la participación indígena en los movimientos sociales, implementaron cursos de capacitación para catequistas e indígenas, se instalaron emisoras de radios y Pastorales Indígenas. Algunas congregaciones religiosas, parroquias y ONG, como IDESAC, apoyaron el surgimiento de las ligas campesinas, las cooperativas y luego el CUC. Un sector de estudiantes y profesionales indígenas subraya la necesidad de estudiar e incluir en los análisis sociales el colonialismo interno, la discriminación del indígena, no en oposición al análisis clasista, sino como complemento. 112 A diferencia de los viejos líderes nombrados por los poderes políticos externos, los nuevos líderes eran elegidos por su comunidad, con funciones específicas. Entre tanto, el gobierno central desbordado por la magnitud del desastre (terremoto de 1976), toleró el hecho de que las comunidades tomaran la iniciativa y se constituyeran prácticamente en poderes locales, negociando directamente con las agencias internacionales la ayuda que recibían del exterior. 113 El 31 de enero de 1980, la policía quemó vivas a 39 personas 114 (mayoritariamente miembros del CUC) en la Embajada de España, y en el segundo semestre de ese año se iniciaron las campañas de asesinatos selectivos de líderes comunitarios en el área rural. En julio comenzó la ofensiva del Ejército sobre el área Ixil, con la destrucción total de la aldea Cocop, en Nebaj. 115 Muchos otros dirigentes, campesinos y periodistas fueron asesinados El 14 de febrero de 1981 el CUC junto con otras organizaciones convocó a los líderes indígenas en la ruinas de Iximché (Centro Ceremonial Kaqchikel) y acordaron el documento Los Pueblos Indígenas de Guatemala ante el Mundo, o Declaración de Iximché, en donde se hacía una denuncia por la masacre ocurrida en la Embajada Española,

asesinando aproximadamente a 160 personas. Sin embargo, el gobierno del presidente Laugerud no proceso a nadie y, nunca se ha hecho. Estas acciones forman parte de la represión de aquel momento, en las que se buscaba suprimir todo indicio de organización social que pudiera atentar contra los interese de los terratenientes de aquella región.

110 ODHAG, 1998: 83

111 Macleod, 2008: 170

112 ODHAG, 1998: 85

113 Ibíd., p. 87

114 Entre ellas se encontraba Vicente Menchú, evangélico dirigente del Comité de Unidad Campesina y padre de Rigoberta Menchú.

115 ODHAG, 1998: 95

así como una serie de reclamos al colonialismo padecido por siglos, haciendo referencia al pueblo maya y la necesidad de unirse a otros sectores de la población (obreros, estudiantes, ladinos, etc.). 116 Varios militantes del CUC contactaron al EGP y solicitaron crear un grupo armado en el municipio. El triunfalismo del momento causó que la vasta mayoría de los militantes del CUC se unieran a las organizaciones guerrilleras. 117 En su labor de documentación de las violaciones de los derechos humanos y hechos de violencia vinculados al enfrentamiento armado, la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH) registró un total de 42,275 víctimas, incluyendo hombres, mujeres y niños. De ellas, 23,671 corresponden a víctimas de ejecuciones arbitrarias y 6,159 a víctimas de desaparición forzada. De las víctimas plenamente identificadas, el 83% eran mayas y el 17 % eran ladinos. Sólo el 3% de las violaciones de los derechos humanos y hechos de violencia fueron cometidos por grupos insurgentes, entre hombres, mujeres y niños, incluyendo un 5% de las ejecuciones arbitrarias y un 2% de las desapariciones forzadas. 118 La población maya fue la más duramente violentada, ese 83% del total de las violaciones cometidas nos lo deja más que claro, así como la destrucción y masacre de comunidades completas. Las organizaciones mayas que se habían creado durante los años setenta fueron destruidas, casi en su totalidad: las asociaciones pro cultura maya, las asociaciones de profesionales indígenas y las organizaciones juveniles que en esa década formaban parte de la geografía organizativa del Altiplano occidental. A principios de los ochenta, se rompieron los puentes de coordinación a escala regional y nacional, como fueron los Seminarios Indígenas, la Coordinadora Indígena Nacional y el boletín mensuario Ixim. También fue objeto de la más severa represión el Comité de Unidad Campesina (CUC), organización que logró aglutinar a miles de campesinos indígenas en unos pocos años compaginando sus demandas económicas laborales con fuertes posiciones reivindicativas contra la discriminación. 119 Debido al profundo racismo y discriminación hacia la población indígena, la ofensiva contrainsurgente del Estado no distinguió entre aquella población indígena-rural que era o no simpatizante de la insurgencia. Por el contrario, sin intenciones de averiguar quien participaba o no en la insurgencia, la violencia hacia estas comunidades fue brutal y

116 Macleod, 2008: 171

117 ODHAG, 1998: 128

118 CEH, 1999: párrafo 1 de las conclusiones.

119 CEH, Op cit

sin miramientos. La intención era acabar con todo el apoyo y la base social de la guerrilla. Se implementaron acciones como la creación de Aldeas Modelo y Patrullas de Auto Defensa, en donde nuevamente se obligaba a los indígenas a colaborar con el Ejército. 120 Sería imposible mostrar a cabalidad en este pequeño apartado la participación de los grupos indígenas en la historia reciente de Guatemala (sobre todo si tomamos en cuenta que esta participación puede remontarse a tiempos prehispánicos), sin embargo la principal finalidad es hacer notar la participación activa de estos grupos y su influencia en la sociedad guatemalteca, pero también el hecho de que fueron las principales victimas del conflicto armado. 121 Esto ha propiciado entre las comunidades e intelectuales mayas un proceso de reflexión respecto al racismo, su falta de participación en los espacios de dirección, 122 su relación con otros grupos indígenas así como con la población ladina y su derecho a la diferencia que ha desembocado en algunos casos en el reforzamiento del movimiento maya. Sin embargo, es mucho el trabajo por realizar, y aunque éste hecho ha puesto a los indígenas en una nueva relación con el Estado Nacional, 123 no ha sido suficiente para mejorar la vida cotidiana de las comunidades indígenas.

1.6 Retorno de l Gobierno civil y los procesos de Paz

En 1985 con el candidato Vinicio Cerezo del partido de Democracia Cristiana (DC) ganó con el 67% de los votos las elecciones. 124 Con este hecho se inicio un período de transición que vislumbraba un posible acuerdo de paz. Vinicio Cerezo se convirtió en el primer presidente civil después de treinta años de gobiernos militares. Se dan una serie de repatriaciones voluntarias y organizadas y el 1 de marzo de 1989 se instala de manera formal el diálogo Nacional, que incluyó temas como grupos étnicos, relaciones laborales,

120 Como en el caso de la participación de las comunidades con la guerrilla, no podemos generalizar. Aunque un gran número de la población fue obligada a patrullar, algunos miembros de la comunidad encontraron en este hecho una forma de obtener protección por parte del Ejército, así como venganza o incluso un lugar de poder para obtener favores o privilegios. El tema de las PAC, será abordado más ampliamente en el siguiente capítulo.

121 CEH, párrafo 674 de las conclusiones.

122 Macleod, 2008: 186

123 Zúñiga: 2004, p.40

124 Ibíd., p.237

educación, salud, vivienda 125 y que se vieron reflejados en cada uno de los Acuerdos de Paz. (Ver más adelante cuáles fueron) Poco a poco se empezó a sentir el descontento entre el medio militar. La política desarrollista generó críticas en los medios militares, pues se estancó por incapacidad administrativa, las presiones del sector empresarial y las contradicciones entre el Ministerio de Desarrollo y otras dependencias como la Vicepresidencia. 126 Con el arribo del nuevo gobierno también llegaron al control de los órganos de decisión empresarial nuevos grupos, justamente cuando la coyuntura económica y política regional e internacional parecía favorecer el desarrollo y la mayor fuerza del sector empresarial guatemalteco. 127 La represión no cesó del todo, se volvió mucho más selectiva, buscaba golpear directamente a las fuerza guerrilleras. Otra de las características de la política represiva controlada por el Estado fue seguir usando en la capital a las fuerzas de la Policía Nacional para llevar a cabo actos intimidatorios contra las organizaciones del movimiento popular. 128 En 1988, el gobierno realizó varios cambios que hicieron enojar al sector empresarial, se incrementaron las tarifas de energía en un 40% de uso comercial e industrial, un aumento salarial de 50 quetzales en el sector privado y la revisión de salarios mínimos. Una parte del sector empresarial se canalizó hacia el grupo de militares que ya estaban conspirando contra el gobierno. 129 Durante este período se dan dos intentos de golpes de Estado, el gobierno se desestabiliza y se produce una gran crisis económica; siendo el sector popular el más afectado. De esta manera los clanes empresariales que habían sobrevivido las duras pruebas de los años 80 se preparaban nuevamente para el poder. 130 En 1991 las elecciones fueron ganadas por Jorge Serrano Elías, empresario y protestante evangélico. Durante su gobierno el Ejército debido a la gran presión internacional aceptó formalmente negociar una solución política al conflicto interno, entendiéndola como la rendición de la guerrilla. Ésta aceptó las propuestas de negociación

125 Cantón, Manuela. Bautizados con fuego. Protestantismo, discurso de conversión y política en Guatemala, CIRMA, Guatemala, 1998. p. 262

126 ODHAG, 1998: 248

127 Ibíd., p. 250

128 Ibíd., p. 265

129 Ibíd., p. 271

130 Ibíd., p.295

ante la imposibilidad de un triunfo armado y como mecanismo para transformar en logros políticos los avances militares. 131 La primera reunión establecida en los acuerdos de Oslo, entre representantes de partidos políticos y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), se celebró a finales de Mayo de 1990 en España. 132 Durante el gobierno de Elías Serrano se continuaron las prácticas intimidatorias y los ataques selectivos, se inició una guerra psicológica, se capturaban vivos a los guerrilleros sometiéndolos a crueles torturas. La política de represión iniciada en 1991 siguió en 1992 y 1993, con una tendencia a aumentar los actos intimidatorios, los atentados selectivos y las amenazas indirectas contra dirigentes de la sociedad civil. 133 En mayo de 1993 el presidente Serrano, respaldado por el Ejército, dio un “auto” golpe de Estado que supuso la disolución del Congreso y la suspensión de la Constitución. El presidente de la Corte de Constitucionalidad, Epaminondas González, junto con una importante lucha popular jugaron un papel clave al desconocer las medidas de Serrano. Cinco días después se informó que Serrano había renunciado. 134 El Congreso eligió a Ramiro de León Carpio como presidente de la República para completar el periodo de gobierno. El gobierno de Ramiro León Carpio, que se inició con la promesa de regenerar las instituciones del sistema político, terminó envuelto en las redes de la corrupción y el compadrazgo que desde 1985 han acompañado a los presidentes civiles. 135 Tanto el gobierno como la sociedad civil tenían prisa en llegar a la etapa de postguerra. La organizaciones internacionales empezaron a presionar nuevamente para se diera un cese al fuego, esta vez las presiones fueron de tipo económico. En 1994 después de la firma del Tratado de Libre Comercio en México y la amenaza de la insurrección zapatista, el logro de la paz en Guatemala adquirió una nueva perspectiva geo-estratégica para los Estados Unidos y la comunidad internacional, que aumentó las presiones para negociar la paz. 136 Aunque La URNG se resentía de un fuerte desgaste político desde el inicio del retorno de los refugiados que se agudizó especialmente a partir de que decidiera un alto al fuego unilateral en mayo de 1993-, recurrió al planteamiento de una paz armada (firmar

131 Ibíd., p.299

132 Ibídem.

133 Ibíd., p.305

134 Ibíd., p.324

135 Ibíd., p.327

136 Ibíd., p.23

los acuerdos de paz, pero no desmovilizarse) que se prolongaría hasta que tuviera suficientes evidencias de que el gobierno estaba en capacidad de cumplir con los compromisos de paz. 137

En las elecciones presidenciales de noviembre de 1995 resultó triunfador el conservador Álvaro Arzú al frente del Partido de Avanzada Nacional (PAN). El triunfo del PAN representó en cierta medida una salida a la crisis que atravesaron los sectores derechistas del país y a las ambiciones políticas de los empresarios después de la llegada

de los gobiernos civiles. El 29 de diciembre de 1996, el Secretario General de la URNG el comándate

Rolando Morán (Ricardo A. Ramírez De León) y el Presidente Álvaro Arzú, firman los Acuerdos de Paz en representación de los grupos revolucionarios, del Ejército, las distintas organizaciones nacionales e internacionales (ONU) y la sociedad civil que habían participado durante las negociaciones. Finalmente, El Acuerdo de Paz (AP) Firme

y Duradera, culmina casi 10 años de conversaciones y negociaciones en las que

intervinieron tres gobiernos distintos y en la que se integran los siguientes acuerdos

pactados anteriormente: Acuerdo Global sobre Derechos Humanos, Acuerdo para el Resarcimiento de Poblaciones Desarraigadas por el Enfrentamiento Armado, sobre el establecimiento de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico de la Violaciones de Derechos Humanos y los Hechos de Violencia que han causado Sufrimiento a la

Población Guatemalteca, sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas, sobre Aspectos Socioeconómicos y Situación Agraria, sobre el Fortalecimiento del Poder Civil

y Función del Ejército en una Sociedad Democrática, Acuerdo Definitivo del Cese al

Fuego, sobre Reformas Constitucionales y Régimen Electoral, Acuerdo sobre Bases para

la incorporación de la URNG a la legalidad (y que culminó en su constitución como

partido en 1998), Acuerdo sobre el Cronograma para la Implementación, Cumplimiento

y verificación de los Acuerdos de Paz que estaba dividida en tres fases que culminaba el

31 de diciembre de 2000. 138 Con la firma de estos acuerdos se reconoce por primera vez a

Guatemala como un país pluricultural y multiétnico. 139

137 Ibídem.

138 Urgell, 2004: 202

139 Sieder; Rachel, Jessica Witchell, “Impulsando las demandas indígenas a través de la ley: Reflexiones sobre el proceso de paz en Guatemala”; en: Los derechos humanos en tierras mayas. Política, representaciones y moralidad, Sociedad Española de Estudios Mayas, Madrid, 2001

Según los informes de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas (MINUGUA) los acuerdos en la mayoría de los casos no se llevaron a cabo. Los avances realizados en el período del PAN fueron mínimos, los acuerdos se politizaron, la acción del gobierno estaba más interesada en alcanzar una cierta gobernabilidad y estabilidad para que la clase empresarial pudiera desarrollar sus actividades que no en promover cambios necesarios y urgentes. A medida que se acercaban las elecciones de 1999, el PAN creyó que el cumplimiento de determinados compromisos de los AP podría ser interpretado por su más directo rival electoral, Frente Republicano Guatemalteco (FRG), en términos de concesiones con la URNG y a determinados sectores de la sociedad civil. 140

Durante las elecciones de 1999, Alfonso Portillo candidato del FRG 141 resulta triunfador y la banda presidencial es impuesta por el presidente del Congreso Efraín Ríos Montt. 142 El gobierno de Portillo se vio empañado por los escándalos de corrupción, así como por el complicado caso y no esclarecimiento del asesinato de Monseñor Juan José Gerardi Conedera, obispo auxiliar de Guatemala y director de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (ODHAG), (asesinato ocurrido en 1998 durante la presidencia de Arzú, acto perpetrado a tan sólo dos días después de haber presentado el Informe de la Comisión de La Verdad). Según informes presentados por la Representante Especial del secretario de Naciones Unidas sobre Defensores de los Derechos Humanos, H. Jilani, tras su visita a Guatemala a principios de 2002, destacaba el clima de miedo y el renacimiento de estructuras de poder oculto y señaló la casi segura vinculación entre grupos paramilitares y de la policía con dichas estructuras. 143 La polarización de la sociedad se incrementa, el narcotráfico se fortalece y los derechos humanos son violados de forma sistemática. Finalmente, en medio del escándalo Portillo huyó a México en mitad de una ola de arrestos de los antiguos miembros de su Gabinete, después de dejar la Presidencia. La

140 Urgell, 2OO4: 206 141 Inscrito el 10 de enero de 1990 con el nombre original de Agrupación Nacionalista Guatemalteca (ANG) por el Ex dictador Efraín Ríos Montt con el objeto de apoyar su candidatura para las elecciones presidenciales de noviembre de aquel año. Este partido estaba respaldado por antiguas estructuras contrainsurgentes, y por una fuerte implantación en las pujantes comunidades evangélicas y en áreas rurales.

142 Quien al ser vetado como posible candidato a la presidencia cede su lugar a Alfonso Portillo

143 Ibíd., p. 198

Fiscalía General de Guatemala le acusó de haber desviado 15'7 millones de dólares (11'5 millones de euros) destinados al Ministerio de Defensa a sus propias cuentas. 144 En 2004 Óscar Berger empresario, ganadero y azucarero asume la presidencia. Su mandato favoreció principalmente a los empresarios. En noviembre de 2008, tomó la presidencia Álvaro Colom, empresario guatemalteco el cuál se ha visto envuelto en diferentes escándalos de corrupción. 145 En este capítulo he pretendido dar un breve recorrido en la historia reciente de Guatemala, poniendo un mayor énfasis en el conflicto armado interno (1960-1996), para contextualizar el problema de la memoria colectiva así como de los imaginarios respecto a este conflicto, por está razón no se ha abordado a profundidad los momentos posteriores a la firma de los Acuerdos de Paz, aunque tomo en cuenta que éstos también han influido en la construcción de la memoria colectiva de los ixcanecos.

144 Reuters, 7 de Octubre de 2008.

145 Proceso, No. 1698, 17 de Mayo de 2009, México.

CAPÍTULO II. IXCÁN Y LA VIDA COTIDIANA EN BELÉN CENTRO UNO.

A lo largo de este capítulo daré a conocer cómo y porqué Ixcán fue uno de los principales territorios donde se escenificó parte el conflicto armado, analizaré las repercusiones que tuvo este conflicto en la vida cotidiana de los ixcanecos, específicamente en la comunidad de Belén Centro Uno. Este recuento y su posterior análisis me permitirán poner en contexto la construcción actual de los imaginarios sociales de la violencia (elemento constitutivo en la identidad y la conformación de la sociedad ixcaneca) en los niños.

2.1 Localización y población

No está muy claro cuál es el significado de la palabra Ixcán, según algunas fuentes, en maya quiere decir: ix- maíz can- semilla, semilla de maíz. Para los k‟aqchikeles el termino Ixcán significa Mujer Serpiente o Madre Serpiente, haciendo referencia a la forma de serpiente que toma el río Chixoy y el río Ixcán en su trayectoria por el Municipio y dentro del territorio mexicano. En el idioma Q‟anjob‟al, Ixcán significa tierra de muchos relámpagos y muchas lluvias, seguramente haciendo referencia a esta característica del Municipio sobre todo en el inicio de la época de lluvias. 146 Sin embargo, uno de los habitantes de Ixcán hablante de Q‟anjob‟al me comentó que hace referencia al punto donde hacen contacto el cielo y la tierra. “Ixcán le decimos al tapanco, como lo que está antes del techo o donde comienza el techo, es lo mismo pero en el cielo,- ve ahí en el horizonte, ese punto en donde parece que se junta el cielo y la tierra, ese es el Ixcán.” 147 La Región del Ixcán está ubicada en la parte noroccidental de los departamentos del Quiché y Huehuetenango 148 , limita al Norte con México y se ubica entre los ríos Ixcán y Chixoy. Fue hasta el 23 de agosto de 1985 que esta región adquirió la figura legal de municipio, 149 su cabecera es Playa Grande, también conocida como Cantabal.

cabecera es Playa Grande, también conocida como Cantabal . 1 4 6 http://seguimientoconsulta.wordpress.com/about/

146 http://seguimientoconsulta.wordpress.com/about/ 147 Don Martín Juan Martín. Ixcán, Guatemala 2007.

148 El Quiché es el departamento que cuenta con el mayor índice de pobreza, del total de su población el 81% es pobre y el 25.6% se encuentra en pobreza extrema; mientras que Huehuetenango ocupa el 4to lugar, el 71% es pobre y el 22% se encuentra en pobreza extrema. FUENTE: Instituto Nacional de Estadística, INE. Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, ENCOVI-2006

149 TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000: 22

Está conformado por 180 comunidades y se divide en VII microregiones. El 70% de la población es indígena, la pobreza afecta al 83% y la pobreza extrema al 27%. (Datos del 2001), su población es de aproximadamente 66,466 habitantes. 150 “Además, se trata de uno de los municipios de más difícil acceso y el estado de las infraestructuras y de los servicios básicos (agua, vivienda, electricidad, educación, sanidad, etc.) es realmente precario”. 151 El municipio de Ixcán, absorbió territorios que anteriormente pertenecían a los municipios de Uspantán y Chajul en el Quiché, y al municipio de Barillas, del departamento de Huehuetenango. 152

de Barillas, del departamento de Huehuetenango. 1 5 2 El clima es tropical semi-húmedo y la

El clima es tropical semi-húmedo y la temperatura oscila entre los 25 y 36 Grados Centígrados.

150 Censo 2003 en: Solís: 2006, p.44

151 Urgell, Jordi, “Implementación de los acuerdos de paz en el Ixcán”, en: Etnicidad, autonomía y Gobernabilidad en América, Salvador Martí y Joseph Ma. Sanahuja (eds.), Universidad de Salamanca, 2004.

p.215

152 Garst, Rachel, Ixcán: Colonización, desarrollo y condiciones de retorno, Consejo de Instituciones de Desarrollo, Guatemala, 1993. p. 12

Cuenta con una gran diversidad étnica y religiosa. Se pueden encontrar gente de

al menos 12 grupos étnico-lingüísticos 153 mayas: mam, chuj, q‟anjob‟al, jakalteko,

akateko, achi, k‟aqchikel, ixil, poqomchi, k‟iche‟, q‟eqchi‟ y popti‟ además del ladino, así

como distintas denominaciones religiosas.

del ladino, así como distintas denominaciones religiosas. PLAYA GRANDE, IXCÁN. 2004. 2.2 Colonización del Ixcán. a

PLAYA GRANDE, IXCÁN. 2004.

2.2 Colonización del Ixcán.

PLAYA GRANDE, IXCÁN. 2004. 2.2 Colonización del Ixcán. a principio de los años 60, la mayor

a principio

de los años 60, la mayor parte de la tierra de Ixcán era baldía o nacional, a excepción de la

entregada a los milicianos (los cuales trajeron a trabajar a sus fincas a los q‟eqchi‟es

provenientes de Alta Verapaz)”. 154 Poco tiempo después se inició un proyecto por parte de

la Iglesia Católica para formar cooperativas impulsado por el INTA (Instituto Nacional de

Transformación Agraria):

La región se empezó a colonizar apenas en la década de los 60s; “

Los Maryknoll atendían la diócesis de Huehuetenango. Inicialmente impulsores del movimiento de conversión que arrancara al indígena de las creencias y ritos tradicionales, a mediados de los años 60 consideraron necesario responder -siguiendo el Concilio Vaticano II- a las necesidades de desarrollo material de la población ”

155

153 Los datos del número de lenguas habladas en Ixcán varía entre 10 y 12.

154 TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000: 22

155 Ibíd., p. 24

Al principio, el INTA otorgó a los Maryknoll la dirección del proyecto de colonización, pero posteriormente la Iglesia compro algunas de las fincas 156 y negoció con el gobierno para emprender su propio proyecto. 157 Por un lado, el Estado buscaba dar salida a los conflictos entre los terratenientes (los cuales se oponían rotundamente a una reforma agraria) y los trabajadores que buscaban mejores condiciones de trabajo, por lo que el Estado empezó a poblar todas las áreas selváticas y desérticas posibles. En cuanto a la Iglesia, en el contexto del Concilio Vaticano II y con el auge de la Teología de la Liberación, para la cual, algunos de sus fines era poner remedio a la explotación de los campesinos (principalmente indígenas), realizar una redistribución de los medios de trabajo, atender a las necesidades “terrenales” y propiciar la justicia de los más desprotegidos. “El proyecto tenía dos motivos: uno, de preocupación social por parte de la Iglesia que distribuía la tierra a los campesinos pobres con el propósito de sacarlos de la condiciones de explotación; y el otro, misionero, de carácter teológico anclado en la conducción de los pueblos hacia una especie de tierra prometida”. 158 Es así que la Iglesia Católica no se encontraba libre de contradicciones, por un lado buscaba “hacer justicia social” re-distribuyendo tierras y proveyendo a los campesinos de mejores condiciones de vida y trabajo; pero por otro lado y como una contraparte de la Teología de la Liberación se vivía dentro de la Iglesia un fuerte anticomunismo. En 1966, finalmente el sacerdote Maryknoll Eduardo Doheny y los nuevos pobladores entraron con el apoyo de la Diócesis de Huehuetenango al área de Ixcán Grande. Eran aproximadamente 1,500 familias indígenas provenientes de Huehuetenango, se les repartieron 400 cuerdas (17.5. hectáreas) a cada una. 159 Se organizaron en centros, cada centro constaba de 24 parcelas. Posteriormente se formaron 5 cooperativas; la primera en establecerse como tal fue la de Mayalán, y con forme transcurrió el tiempo se fueron uniendo a éste proyecto otras aldeas. Al principio, las reglas estaban muy claras, sólo eran aceptados católicos y familias jóvenes (matrimonios recientemente celebrados), se buscaba unificar los centros

156 Ubicadas el área de Ixcán Grande, territorio situado entre los ríos Xalbal e Ixcán y donde se ubicaron las cinco cooperativas, pertenecía administrativamente a Huehuetenango y a Quiché. La línea divisoria dejaba al Oeste (Huehuetenango, en Barillas) a Los Ángeles, Mónaco, Zunil, Mayalán, Buen Samaritano (también a Malacatán y Piedras Blancas); y al Este (Quiché, en Chajul) estaban Cuarto Pueblo, La Resurrección-Pueblo Nuevo y Xalbal. Ibíd., p.23

157 Ibídem.

158 Pastoral Social de Ixcán. Configuraciones de una Región multiétnica, Playa Grande, El Quiché, 2001, p. 9,13, en:

Solís, 2006: 47

159 Falla, 1992: 12; Garst,1993: 15

ubicando a la gente por tipo de lengua (es decir, todos los que hablaran mam se ubicaban en un centro, lo que hablaran q‟anjob‟al en otro centro, etc.), estaba prohibido el alcohol y el desmonte indiscriminado. Aquellos que no cumplieran con las normas impuestas por el P. Doheny eran expulsados. “En dos años se formaron diez centros con 164 parcelas y 915 personas, algunos en terreno nacional, otros en fincas privadas. En 1969, eran 181 parcelarios, mayoritariamente de Huehuetenango (especialmente de Todos Santos, San Ildefonso, Ixtahuacán y Chiantla) e indígenas en un 92 % (mam, q‟anjobal y chuj). La edad media de los pobladores en 1966 era de 29 años, para los hombres, 22 para las mujeres y de 3 para los niños, con 3.3 hijos por pareja.” 160 En 1969, el P. Doheny fue sustituido por el P. Guillermo Woods, también de la orden de los Maryknoll, con él las cosas empezaron a cambiar. Con la experiencia obtenida de la Cooperativa de talladores de madera en Barillas, Huehuetenango creada por él y, con una fuerte influencia de la Teología de la Liberación, en la que si bien seguía siendo importante el formar “buenos cristianos”, más lo era obtener a través del trabajo y la apropiación de los medios de producción una mejor calidad de vida; comenzó a recibir a gente de otras denominaciones religiosas, ya no se respeto la unificación de una etnia por centro, el proyecto tenía aspiraciones más grandes, la propiedad de la tierra se tornó colectiva, se distanció del proyecto y las mediciones del INTA.

Pueblo ANEXO 1C Norte FRONTERA NUEVO ORIZABA Nuevo Municipio de Ixcán, Quiché Xalbal MÉXICO Tierra
Pueblo
ANEXO 1C
Norte
FRONTERA NUEVO ORIZABA
Nuevo
Municipio de Ixcán, Quiché
Xalbal
MÉXICO
Tierra
Punto
Linda
Providencia
Las Muñecas
La
Ixtahuacán
Chico
Los
Las
Santa
Darién
Atenas
Cruz
Caoba
Chiquito
Olivos
Mojarras
Monterrey
Las
Rosas
Sonora
Cuarto
Atlántida
Nuevo
Carolina
Esija
Pueblo
Ingenieros
Paraíso
El Recuerdo
El Horizonte
Nuevas
Primavera
San
Victoria 20
San
Las Flores
Las Minas
Los Ángeles
Ilusiones
(F. Del Norte)
Felipe
El
Monte
Alfonso
Tres
Santa
El
Paraíso
Vista
Prado
HUEHUETENANGO
Alegre
Ríos
Clara
Peón
de Adán
Hermosa
Esmeralda
Santiaguito
San
El Quetzal
El Mónaco
Juan
San Jacobo
Los Altos
Nueva
Efrata
Playitas
El Paso
La Esperanza
Nueva Máquina
Esperanza
Reformita
Cari
Santa
San Jorge
Salinas 7
Marta
Virginia
Santa
Nueva
Cerros
Imperial
Rubelsanto
El Nacimiento
Rosa
Jerusalem
Playa
Lorena
El Edén
Cantabal
Grande
Transversal
El Limón
Tortugas
San
Z. Dos
San Miguel
Norte
del Norte
Fco.
Las Promesas Dos
San
San
Lucas
Z.
Pablo
El Milagro
El Quetzal
Tres
Santa
Las Promesas Uno
San Marcos
Clara
Pueblo
La
Nueva Tierra
Nuevo
Campana
Icbolay
San Isidro
Trinitaria
Río Las Mulas
Chiquibul
San
Zunil
Benito
Jordán
Cuchumatanes
San José
Armenia
Mayaland
Zapotal
La Veinte
Río Lachuá
Hacia
Playa
Buen
Barillas
Vera Cruz
San
Grande
Santo
Samaritano
Santa
Lorenzo
Tomás
Rivera
Ana
CERRO
Laguna
Ixcán
Lachuá
Centro
CUACHE
El
Uno
Afán
Yulaxac
Centro Dos
Santa
Santa
Elena
María
Margaritas
ALTA VERAPAZ
Malacatán
Nueva
Rubelolón
Tzejá
San Ramón
Xalbal
Tercer
Centro
CERRO
Horizonte
Saholom
CANTIL
Kaibil Balam
Brisas del
Tzejá
El
Centro
Deverona
Chiblac
Cuatro
Vergel
Dos
El Vergel Uno
Rancho Palmeras
Santa Ma.
Nueva
Dolores
Comunidad
Machaquilá 2
Salacuín
El Pellán
Buen Camino
Machaquilá
Nueva
Esperanza
Valle Candelaria Uno
El
Playón
Todo
Sacté
Piedras Blancas
Santos
Valle
Dos
Tzetún
Siquichum
Candelaria
San Luis
Dos
Ixloc
Tzejá
Mirador
San
Ixcán
Primavera
Juan
Remolino
Cabecera Municipal
del Ixcán 96
San Antonio
Ixlac
El Tzejá
San Marcos
Sacté
Santiago
Valle
Uno
Ixcán
Nueva
Monterrico
Centro Microregional
Candelaria
Nuevo
Vida
Tres
Sinaí
Yulá
San Marcos
Esquipulas
San Juan
San
Canija
Comunidades de Referencia
Ixcán
Juan
San Antonio
NEBAJ
Camino a
El Progreso
Chiquito
San
Xalala
Marcos
Límite Departamental
San Juan
Santa Cecilia
Cubilhuitz
El Nazareno
Rochima
La Pimienta
Chactelá
Asunción
Copón
Rumor 2
Límite Municipal
San Pedro
Santa Eulalia
San Antonio
Copón
La Pimienta
Santa
Sta. Ma.
Finca
El Baldío
El Rumor
Marta
Copón
Ríos
Cobadonga
de Los
Copón
Encantos
Xexán
Amaqtxeel
Ixcán
Sierra
Santa Rosa
Xejeyeu
Morelia
Pombaltzé
Lago o Laguna
Finca Nueva
CHAJUL
América
Puente
Finca Santa
Finca
USPANTÁN
Delfina
Estrella Polar
Quiché
Pista de Aterrizaje
Caminos Existentes
Caminos en Ejecución,
NOTA
Aprobados o en Gestión
Los mapas son aproximaciones hechas en base a
planos de escala 1:250,000; y fueron elaborados
Marzo 2002.
en forma esquemática, sin escala.

160 Morrisey, 1978, citado en: TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000: 25 (no estaba la cita completa)

El 1 de Enero de 1970 161 se creó una cooperativa de ahorro y crédito llamada: La Cooperativa Ixcán Grande, R. L. 162 Este hecho trajo consigo muchos conflictos, algunos parcelarios no estaban de acuerdo en que la posesión de la tierra fuera colectiva (al inicio del proyecto la posesión de la tierra era de carácter privado), algunos de ellos se reunieron y acudieron ante el INTA con la finalidad de obtener sus títulos de propiedad, de esta forma se percataron que la tierra ya estaba registrada a nombre de la Cooperativa. El P. Woods era un hombre enérgico e impositivo, 163 y sin consultar a la gente había hecho el registro de las tierras dentro de un régimen colectivo; al percatarse de la situación de descontento de algunos parcelarios, el Padre Woods se molestó y tomó la de decisión de entregar los títulos de propiedad a los habitantes de Mayalán. “Y en 1974 consiguió que se entregaran los títulos…, pero el título salió a nombre del proyecto: COOPERATIVA AGRÍCOLA DE SERVICIOS VARIOS “IXCÁN GRANDE”, R. L.” 164 La situación de descontento se mantuvo por un largo tiempo, algunos parcelarios decidieron abandonar el proyecto,

incluso decidieron cambiar de religión, 165 la población crecía al igual que los problemas. 166 Poco a poco se fue aumentando esa gran diversidad étnica y religiosa (incluso ideológica) característica de Ixcán. Para algunos autores como Falla, la experiencia de la Cooperativa dotó a la gente de formas más prácticas y formales de organización, hecho que se sería posteriormente de gran ayuda

a la gente. “… fue el lugar de aprendizaje organizativo de esta población

pluriétnica, que

, al llegar a la selva no tenía preocupaciones revolucionarias, aunque para ellos el cambio del altiplano estéril a la rica montaña había sido un revolución en sus vidas. Cuando después comenzaría la represión del ejército, está gente diría que había sido mucha dicha ser propietario cooperativo de 400 cuerdas de las mejores tierras del país y que no es de

161 Existe discrepancia en la fecha exacta de la conformación de la cooperativa, pero casi todo s coinciden que es en el año 70.

162 TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000: 28; Falla, 1992: 12; Garst, 1993: 15

163 Diócesis del Quiché, 2000: 38

164 Ibíd., p. 39. “Se obtuvo el título definitivo sobre 30,523 hectáreas de tierra, la que sería administrada como propiedad privada comunal.” Garst, 1993: 40

165 Para algunos parcelarios este fue un buen pretexto para retornar a sus antiguas prácticas religiosas. Muchos de los nuevos colonos habían mentido respecto a su adscripción religiosa debido a que en un principio sólo se recibían católicos, así que en este hecho encontraron el momento idóneo para declarar abiertamente que eran evangélicos.

166 TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000:29

extrañar que el ejército los quisiera sacar de allí para dárselas a otros más ricos y poderosos”. 167 Este es el comienzo de una región plagada de transformaciones, lucha, trabajo, vida y muerte, de una población que ha tenido que sortear diversas dificultades para poseer un pedazo de tierra, para cuidar y alimentar a su familia. Y sí, este es sólo el principio de una vida llena de “aventura”.

es sólo el principio de una vida llena de “aventura”. 2.3 Presencia guerrillera. A pesar de

2.3 Presencia guerrillera.

A pesar de ser tan reciente la confirmación del Ixcán, de la experiencia de la gente de haber llegado de una población distante, de haber tenido que empezar desde cero, de organizarse y crear nuevas formas de vida y entendimiento; a pesar de todos esto o precisamente por todo esto, y por lo enigmático de la selva, resultó ser el eslabón más débil, convirtiéndose así en el área y la población elegida para un nuevo comienzo de la guerrilla. Después del “fracaso” observado en la década de los 60 por parte de los grupos guerrilleros, decidieron emprender un nuevo camino e ir zonas del país que no habían explorado anteriormente, decidieron ir a Ixcán. En Enero de 1972, entra un grupo de guerrilleros proveniente de México en el área de Ixcán, el grupo se hacia llamar Edgar Ibarra y posteriormente adoptó el nombre de Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP), éste buscaba el apoyo de las comunidades, en su mayoría indígenas, así, se dirigen en busca del altiplano camino a las Verapazes. Entraron por el Ixcán debido a las difíciles condiciones geográficas del área que les permitían esconderse y planear sus estrategias. Poco a poco este grupo guerrillero va ganando adeptos, algunas aldeas los proveen de alimentos, sin embargo en otras su incursión se hace más difícil, sobre todo en aquellas donde “…sus pobladores procedían de los cuatro puntos cardinales, habiéndose instalado en la selva después de pasar peripecias y calamidades indescriptibles”. 168 Para esta gente era difícil entender la ideología de la guerrilla, entender que esta gente que vestía harapos pudiera cambiar las condiciones de pobreza y marginación en que vivían; sin embargo los guerrilleros lograron obtener el apoyo de algunos de los aldeanos.

167 Falla, 1992: 13

168 Payeras, 1998.

Es sumamente complicado hablar acerca de qué tanto apoyo recibió la guerrilla por parte de los indígenas campesinos del Ixcán, sobre todo cuando gran parte de éstos desconocían lo que significaba ser guerrillero y las bases ideológicas que sustentaba su lucha. En el Prólogo del libro Una Guerra sin Batallas… 169 Edelberto Torres-Rivas habla de un estudio realizado por S. Kalyvas 170 en cual se distingue entre: “apoyo actitudinal, se refiere a la simpatía o las preferencias generales que la población expresa frente al reclamos de los guerrilleros y el apoyo conductual, que es el respaldo directo a las acciones subversivas, por parte de la población local”. 171 En Ixcán el apoyo a la guerrilla tuvo diferentes etapas, 172 en un primer momento la gente ignoraba por completo de lo que se trataba y la actitud frente a los guerrilleros iba de darles algo para comer a ignorarlos o incluso huir de ellos. Aún hoy algunos desconocen en qué momento preciso llegó la guerrilla y qué era en sí lo que querían; sin embargo, ciertamente hubo, en términos del esquema antes mencionado, un apoyo conductual por parte de la población local, lo que conllevó a la fuerte represión por parte del ejército. Sin embargo, mucho del apoyo de la población a la guerrilla era en cuestión de logística, re-conocimiento del área, comida, insumos para le vida cotidiana, etc. Por lo que, en palabras de Edelberto Torres- Rivas “el apoyo indígena a la guerrilla no fue integral y el de la guerrilla a los indígenas, menos, como lo comprobó el abandono inerme en que éstos quedaron hacia 1981”. 173 Aún con el abandono de la guerrilla, mucha gente se mantuvo en lucha. Retrospectivamente, y en virtud de que no hubo un claro ganador, de la represión y acecho padecido por los excombatientes, para muchos hoy en día es difícil reconocer su participación en los grupos subversivos, buscando de esta manera re-integrarse a su comunidad aún y cuando esto implique olvidar. Esta es una historia, por lo tanto, de abandono, muerte, crueldad y racismo pero también de lucha, de ganas de vivir y de amor por su tierra. El EGP fue dándose a conocer y ganando simpatizantes principalmente en el área Ixil y en Ixcán. “En 1972 un grupo había conectado con comerciantes de Cotzal, a través de

169 Brett, Roddy, Una Guerra sin Batallas: Del odio, la violencia y el miedo en el Ixcán y el Ixil, 1972-1983, F&G, Guatemala, 2007.

170 Stathis N. Kalyvas, The Logic of violence in Civil War, Cambridge University Press, New York, 2006, 87, citado en: Brett, Roddy, Una Guerra sin Batalla, 2007: XXVI

171 Ídem.

172 Aunque principalmente fue sólo de tipo actitudinal

173 Ibíd., p. XXIX

p.

un ixil de Santiago Ixcán. Gracias a este contacto con los comerciantes, la guerrilla pudo subir al altiplano Ixil en diciembre de 1973, en este mismo año un campesino de Mayalán se vinculó con el guerrilla, hecho que permitió una mayor implantación de la misma en el área de Ixcán Grande”. 174 Otro hecho que ayudó a que la gente simpatizara con la guerrilla, fue que regularmente ésta compraba la comida a los campesinos mientras que el Ejército simplemente la tomaba sin ofrecer nada a cambio, esta acción fue utilizado por la guerrilla como una estrategia que les permitía reconocer el terreno y sus pobladores sin necesariamente tener que presentarse como insurgentes. 175 Sin embargo, posteriormente este hecho resultó ser algo negativo debido a que algunos de los pobladores que vendían comida a la guerrilla (sin por ello ser militantes o combatientes), fueron injustamente acusados, secuestrados y asesinados por el ejército con el presunto cargo de colaborar y ser parte activa de la guerrilla. Poco a poco la guerrilla conformó redes clandestinas y alianzas con los campesinos indígenas y “en 1974 se dio la primera conferencia de la guerrilla en la región.” 176 Cabe mencionar que el EGP junto con ORPA (Organización del Pueblo en Armas) fueron de los primeros grupos insurgentes en incluir en su discurso teórico-práctico la cuestión étnica y al “indígena como sujeto social en el proceso revolucionario.” 177 No obstante, este acercamiento al tema indígena no se encontró libre de prejuicios y sesgos políticos por parte de las dirigencias guerrilleras, la lucha interna por el poder y la legitima reclama de los indígenas por ocupar puestos de mando llevó a al descontento de las organizaciones y convirtió la temática indígena en un tema “tabú.” 178 La implementación del tema indígena en el EGP (así como en otras organizaciones revolucionarias) también tuvo que ver con que la población indígena era mayoría en la zona, por lo que, era necesario integrarlos de una u otra manera pero, quizá también tuvo que ver con que al tener un mayor acercamiento a la vida indígena se creara una mayor concientización y

174 TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000: 32

175 Santa Cruz Mendoza, Santiago. Insurgentes: Guatemala, la paz arrancada, LOM, Santiago de Chile, 2004; Brett, 2007: 43

176 Brett, 2007: 56

177 Macleod, 2008: 179

178 Para un mayor análisis del la cuestión étnico-nacional en las organizaciones revolucionarias de la época ver: Macleod, 2008

empatía, al menos en algunos de los líderes guerrilleros 179 que no sólo veían a los indígenas como militantes potenciales, sino tal vez, por primera vez como una población merecedora de respeto, admiración y de la cual era posible aprender. En 1975 “la organización se había extendido por toda el área de las montañas, en su territorio de más de dos mil Kilómetros cuadrados”, con la seguridad de tener una base social, “los cincuenta hombres en armas que sumaban los grupos guerrilleros entonces, se reunieron en Ixcán y decidieron que ya era momento de pasar a la fase de propaganda armada, ya que la presencia guerrillera- era un secreto compartido por miles- y se esperaba la ofensiva del Ejército de un momento a otro.” 180 El EGP dio su primer gran golpe al asesinar, el 7 de junio al notorio Luís Arenas, dueño de las fincas San Luis y La Perla, 181 quien acrecentaba su poder y su riqueza explotando y maltratando a los indígenas. Con este hecho la guerrilla ganó aún más adeptos, la gente empezó a hablar de que los guerrilleros sabían la lengua india y que los habían librado del llamado Tigre de Ixcán. Esta acción guerrillera desencadenó una fuerte ofensiva por parte del ejército, “…a la mañana siguiente, el cielo tronaba de helicópteros y aviones militares. Durante los meses que siguieron, el ejército enemigo desencadenó la mayor operación anti-guerrillera que había tenido lugar en el país hasta entonces.” 182 Hasta ese momento la zona se había mantenido en relativa “calma”, 183 sin embargo, el asesinato de Luis Arenas puso en evidencia ante el resto del país y la opinión internacional, la presencia de la guerrilla en el Departamento del Quiché y por primera vez, el EGP hizo pública su actividad revolucionaria.

179 Mario Payeras en su libro Los días de la Selva, describe vivazmente como fue ese acercamiento lento y minucioso con la población indígena “Con ellos aprendimos a calcularla caída de un árbol, a sembrar con coa y sembrador, a orientar una casa…” p.73.

180 TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000: 33

181 Ídem.

182 Payeras, 1998: 132

183 El 28 de mayo de ese mismo a la guerrilla mató a Guillermo Monzón, comisionado militar de Xalbal. Brett, 2007: 57; TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000: 29

2.4 Represión, Masacres y Exilio.

2.4 Represión, Masacres y Exilio. Ixcán mantenía presencia del Ejército desde inicios de los años 60

Ixcán mantenía presencia del Ejército desde inicios de los años 60 debido al Proyecto de la FTN (Franja Transversal del Norte), 184 la región había estado militarizada desde entonces, pero de manera discreta. La aparición pública del EGP trajo consigo que por primera vez en el área, se violentara a la población civil. 185 Tres días después del asesinato del “Tigre de Ixcán” el Ejército montó un operativo: “el día 10 de junio, como a las 9 de mañana, se comenzó a oír el estruendo de aviones sobre uno de los poblados pequeños del Ixcán, llamado Xalbal.” 186 Aviones y helicópteros 187 se acercaron al área para soltar paracaidistas, según los relatos recabados por Falla, la gente no sabía lo que pasaba y “miraba el hecho con curiosidad,” los soldados con lista en mano y acompañados por un delator encubierto se llevaron a tres hombres, las cifras de desaparecidos varían de entre 15 y 35 secuestros de mayo a julio de 1975. 188 Días después se encontraron fosas con algunos cadáveres. Por supuesto que el Ejército sabía de la existencia de la guerrillera en la zona, por esa misma razón “reaccionó” tan prontamente a los hechos, se temía el resurgimiento de grupos revolucionarios que se habían creído extinguidos hasta entonces, por lo tanto se pretendía acabar rápidamente con la base social del movimiento, sobre todo en un área tan alejada y donde apenas se comenzaba a fortalecer el movimiento revolucionario. 189 Este duro golpe a la población, logró mermar la proliferación de los “simpatizantes” de la guerrilla, “el campesino se volvió más impenetrable.” 190 Durante el siguiente año (1976) las hostilidades por parte del Ejército no cesaron, algunos de los habitantes de Ixcán buscaron la “protección” de las patrullas del Ejército, sin

184 El proyecto de la FTN (una banda de tierra que se extiende de oeste a este a lo largo del sur del Petén, y que incluye además partes de los departamentos de Izabal, Alta Verapaz, El Quiché y Huehuetenango), era promovido por el INTA y posteriormente por USAAID (Agencia Internacional de Desarrollo de los Estados Unidos), buscaba colonizar la parte norte del departamento del Quiché, en tierras que aún era propiedad del

Estado. Los motivos para colonizar eran varios: por un lado se buscaba mano de obra barata para las fincas, así como tener acceso a estas áreas con lo cual sería más fácil la extracción de petróleo y productos agrícolas. Garst, 1993: 22; Brett, 2007: 28

185 Brett, 2007: 57

186 Falla, 1992: 3

187 Este hecho es de gran importancia debido a que gran parte de los niños señala a los helicópteros y paracaidistas como parte central de su memoria respecto a la violencia. Este temara será abordado en el Cap.

3

188 TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000: 34

189 Falla, 1992: 11

190 Ibíd., p. 14

embargo esto tampoco les garantizó no ser acusados de guerrilleros o incluso ser

“desaparecidos”. La población se fue polarizando cada vez más, algunos disintieron de

cooperar con la guerrilla al ver de lo que el Ejército era capaz de hacer, pero para otros fue

prueba de que el Gobierno quería “quitarles” su tierra y la única manera de defender sus

derechos era de una vez por todas colaborar activamente con la guerrilla; otros sólo querían

alejarse de está situación y decidieron colaborar con el Ejército; todo esto podía ocurrir

dentro de una misma comunidad, pues ante el desconocimiento de la situación no se

contaba con una postura homogénea. Incluso en las fuentes históricas podemos encontrar

discrepancias acerca de la reacción inmediata de la gente. 191

2.4.1 La Cooperativa en Ixcán, una amenaza para el Estado.

Mientras tanto, La Cooperativa Ixcán Grande, seguía prosperando, gracias al

apoyo del P. Guillermo Woods y al trabajo de la gente se había logrado cultivar y exportar

cardamomo y café principalmente. El P. Woods contaba con 3 aviones que le permitían

transportar y comercializar los productos fuera de Ixcán, el hecho de contar con los aviones

también les permitía a las cooperativas importar productos como: azúcar, sal, keroseno,

etc., a un costo mucho más bajo; así como ingresar más población para formar parte del

proyecto, “aproximadamente dos mil familias (8 mil campesinos) se habían establecido en

la montaña conformando cinco Centros. 192 Se vivía una etapa de prosperidad económica, el

sacerdote había logrado que se crearan puestos de salud en cada uno de los Centros que

conformaban la Cooperativa, la gente comenzaba a ver que su trabajo daba fruto, como me

lo comentó uno de los actuales habitantes de la aldea Centro Uno Belén, Ixcán, principal

objeto de estudio de esta investigación:

Me entre por parte de Todos Santos… hasta Kaibil Balam…. Ya venía con mi esposa… Había venados, tepezcuintle, tigres… había mucha comida en la montaña, palmito…. Bajé en el año 1969. Mejoramos todo, teníamos crianza de coche, vacas, caballos, teníamos buenos resultados, siembra, cardamomo, café, secadora de cardamomo. Nos alegramos mucho. Estuvimos viviendo 14 años cuando empezó la guerra… 193

Esta “prosperidad”, pero principalmente las acciones colectivas de la Cooperativa

resultaron sumamente peligrosas para el Estado.

191 Brett, 2007; Falla, 1992

192 Diócesis del Quiché, 2000: 43-44

193 Don Amadeo Ramírez. Entrevista realizada el día 11 de junio de 2007 en Centro Uno Belén, Ixcán.

La Cooperativa desarrolló mucho, mucho, entonces tomamos decisión para sacar productos, para tener una industria de frutales, naranja, caña, piña, yuca y de café, para buscar una federación de café directamente de café, de cardamomo. Eso es lo que pretendíamos nosotros cuando vino el señor Coronel Castillo, del Ministerio de la Defensa de Guatemala, él vino a rechazar. Entonces ahí fue donde entendimos que era eso, él vino a asustar toda la gente, y la gente bien desarrollado para hacer eso, y cuando vino él, a aplastarnos vino él y, como todos somos [an]alfabeta. Pero mientras, tal vez otras gentes tiene más tiene más mente, como entre misma la Cooperativa sabían otras personas, mientras se preparaba, que sabemos nosotros de la guerrilla o gente que estaba metida directamente en la montaña, no debemos de saberlo, cuando lo vimos nosotros ya está platicando con ellos, yo vi la gente. Cuando yo lo escuché ya están preparando, pero no hubieran pasado eso [rechazo a la federación] cuando vino él [Coronel Fernando Castillo], pero cuando ellos vieron toda la organización, se mencionaban nuestros nombres en la cooperativa, se mencionaba que somos unos cubano chiquitos, pero nosotros manejábamos bien, bien la organización. Y entró el Ejército y se murió esto. 194

Los indígenas y campesinos se estaban apoderando de la tierra sin supervisión ni

subsidio por parte del Gobierno. Es necesario recordar que un componente crucial en está

guerra fue el racismo y la discriminación que éste conlleva. A pesar de que la población

guatemalteca fue y sigue siendo mayoritariamente indígena, éstos han sido excluidos y

dominados principalmente por una oligarquía criolla. El hecho de que los indígenas

ejercieran poder económico, pero sobre todo político, era algo que “asustaba” a muchos, la

enseñanza de organización que les daba la Cooperativa, así como el creciente desarrollo

social que se vivía en muchas de las comunidades de Ixcán, incluso en aquella que en un

principio no estaban contempladas en el Proyecto, hicieron que está región se convirtiera en

un foco rojo para el Ejército. Una parte fundamental de esta “buena racha” era la

participación en iniciativa del P Guillermo Woods, su forma de ser, así como su empeño

por hacer que la Cooperativa prosperara, su carácter fuerte e impositivo y sus buenas

relaciones nacionales e internacionales hicieron de él un elemento muy “sospechoso” para

los grupos en el poder. Después de la incursión del ejército a Xalbal el 10 de junio de 1975,

la vida para todos se tornó muy complicada. El sacerdote Maryknoll intercedió un gran

número de veces para que el Ejército devolviera a los secuestrados, su libertad para volar y

salir del área en cualquier momento hicieron que en múltiples veces le suspendieran su

licencia de vuelo, convirtiéndose con esto en una piedra en el zapato para el Ejército, “era

una molestia para el ejército, no por su personalidad, ni por su prédica, sino por su puesto

194 Ídem.

central en las cooperativas del Ixcán, en la tramitación de las tierras en la comercialización de los productos y en general en la comunicación hacia fuera, gracias al sistema de radios y vuelos”. 195 Durante el contexto del gran terremoto ocurrido el 4 de febrero de 1976, el Estado aprovechó la atención que tenía un hecho tan terrible como este, para que sus acciones contrainsurgentes al interior del país pasaran desapercibidas. Una de estas acciones fue la muerte del P. Woods, después de una estancia en Ciudad de Guatemala, el sábado 20 de noviembre de 1976 emprendió el vuelo rumbo al Ixcán, iba acompañado por 4 personas:

John Gauker, Selwyn Puig, Ann Kerndt y Michael D. Okado, “justo cuando terminaba de bordear el último cerro a través del cañón que enfila hacia la selva de Ixcán, la avioneta se encontraba apenas a unos 150 pies arriba de la cima; en ese momento los testigos vieron como el avión empezó a desplomarse a tierra, luego girar y estrellarse en la montaña que acababa de sortear”. Nunca se pudo comprobar que fue asesinado, sin embargo todos los indicios llevan a pensar que así fue, “todos los testigos del Ixcán…, invariablemente acusan al ejército de haberlo “bajado”, 196 su cuerpo fue puesto en una caja sellada que ni su madre pudo abrir. La muerte del P. Guillermo Woods fue un duro golpe a la organización de la Cooperativa, “su muerte debía ser una señal profética de las masacres del pueblo, aunque entonces aún no se comprendía” 197 . Con los hechos antes mencionados, también se daba un duro golpe a la Iglesia Católica, que al menos en está zona como en el área Ixil había hecho un duro trabajo de concientización con la gente, la Iglesia había dado formación a muchos católicos, no sólo en la cuestión religiosa, sino también en cuestión de derechos y organización social. Se acusó a sacerdotes, catequistas, diáconos, etc., de ser guerrilleros y finalmente la Diócesis de Quiché se cerró en 1980. Seis días después de la muerte del P. Woods, el EGP realizó propaganda armada y derribó un helicóptero militar en el campamento petrolero de San Lucas. Algunos de los cooperativistas sospechosos de colaborar con la guerrilla, huyeron hacia el monte. A finales de ese mismo “el Ejército estableció sus destacamentos en Xalbal y Mayalán, con unos cincuenta hombres cada uno”. 198

195 Falla, 1992: 19

196 Ibíd., p. 17

197 Ibíd., p. 20

198 TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000: 36

A la muerte del P. Woods, el teniente Coronel Fernando Castillo fue nombrado por

las instancias militares coordinador de las cooperativas, logrando así tener el control

completo de éstas. Por un tiempo el Ejército transportó la mercancía que se comercializaba,

pero después se negó a hacerlo, truncándose por completo la posibilidad de comercializar

los productos cultivados.

Durante los años subsecuentes (1977-1979), el EGP continuó realizando

propaganda armada en distintas aldeas de Ixcán. A la par el Ejército continuó secuestros

individuales y muchos de los secuestrados no volvieron a ser vistos, “en toda el área de

Ixcán (durante esos años) el número de secuestros consumados y asesinatos nocturnos

individuales pasó de 100”. 199

2.4.2 Somos civiles, no combatientes.

Del año 1979 a 1981, el Frente Ernesto Che Guevara del EGP, logró dar varios golpes al

Ejército, la guerra de guerrillas se consolidó, destruyó infraestructura, asesinó y secuestró a

los llamados “orejas”, atacó diversos campamentos del Ejército y realizó distintas

emboscadas; poco a poco fue creciendo su influencia y consolidando su base social, la cual

era de dos tipos:

“…los Comités Clandestinos (CCL), constituyeron los cuadros políticos de la guerrilla en las comunidades y eran la autodefensa de la comunidad… hasta que pudieran tener reconocimiento legal. Había unas cuatro personas en los CCL, todos líderes políticos electos por la guerrilla… Organizaban a la gente en grupos para buscar comida y tierra para la comunidad y la guerrilla, particularmente cuando huyeron del Ejército a la montaña; las Fuerzas Irregulares Locales (FIL) estaban constituidas por campesinos, quienes continuaron trabajando su tierra… no tenían armas pero había excepciones… Velaban por la comunidad y tenían la responsabilidad de informar,…a los habitantes cuando el ejército iba a llegar”. 200

La violencia era generalizada, a pesar del crecimiento de la base social de la

guerrilla, algunos del los habitantes de Ixcán se encontraban entre dos fuegos, como me

comenta Don Amadeo:

199 Falla, 1992: 26

200 Brett; 2007: 50-51

Entró el ejercito, y uno por uno se sacaba a los dirigentes a matar; y también la guerrilla creció y hacia lo mismo… 201

Debido al crecimiento de la guerrilla, ésta logró crear en 1980 su primera columna

militar regular en el Ixil, el Frente 20 de Enero. El EGP fue ganando más terreno,

principalmente en los departamentos de Verapaz, Quiché y Huehuetenango, fue

desplazando al Ejército de sus cuarteles el cual “concentró a sus soldados en los cuarteles

de Cuarto Pueblo, Xalbal y Mayalán”. 202 La guerrilla sintió que contaba con suficiente

apoyo como para sacar al Ejército del área y, el 30 de abril de 1981 atacó el destacamento

de Cuarto Pueblo, “el combate se inició alas 5 de la mañana y duró más de dos horas.

Según los partes guerrilleros, la guerrilla le causó 130 bajas al ejército,… estaba ya para

tomar el cuartel cuando llegó la fuerza aérea a bombardear”. 203 Durante el combate no hubo

bajas civiles, pero posteriormente se sintieron las represalias en contra de dirigentes de la

cooperativa. Se dio una nueva fase de contrainsurgencia, el terror físico y psicológico fue

empleado por el Ejército como una estrategia de “persuasión” para evitar que la guerrilla

siguiera ganando adeptos.

El Ejército abandonó finalmente todos sus destacamentos militares (excepto el de

Playa Grande) el 17 de noviembre de 1981, pero según las fuentes, no como una huída, sino

para “una preparación de la ofensiva de tierra arrasada,…fue para acumular fuerzas en la

ofensiva que comenzaría en Chimaltenango a fines de 1981 y tres meses después llegaría a

Ixcán”. 204

Ya con la presencia del General Efraín Ríos Montt en la presidencia, así como con

el apoyo del presidente estadounidense Ronald Reagan es que la violencia se generalizó en

todo el país, esto fue la culminación de la “campaña de terror” emprendía por Romeo Lucas

García. Fue principalmente la población del Altiplano e Ixcán la que resultó

particularmente afectada. En febrero de 1982 el Ejército retornó al Ixcán y comenzaron las

masacres, la ofensiva comenzó por la parte oriental del departamento del Quiché y fue

acercándose al área de Ixcán Grande. 205 El 15 de marzo del mismo año y, ya con varios

201 Don Amadeo Ramírez, 11 de junio de 2007, Centro Uno Belén, Ixcán.

202 Brett, 2007: 72

203 Falla, 1992: 38

204 Ibíd., p. 47

205 Ibíd., p. 49

“ataques” consumados por parte del Ejército, se llevó a cabo la masacre de Cuarto Pueblo.

Era un domingo, este dato es importante ya que era día de mercado, así como el día en que

sea acudía (tanto católicos como evangélicos) a la celebración del culto. Según me comenta

Don Anacleto:

Donde fue el mero desastre fue en cuarto Pueblo, ahí estábamos nosotros viviendo en los Ángeles, fue un día domingo cuando fue eso allá. Yo como era joven, era paseador, ese día me iba ir a Cuarto Pueblo porque yo tenia mi chava allá que ir a ver, pero el otro muchacho que iba a ir conmigo no me pasó a traer y, solo yo no quise ir. Entons yo me fui pa Pueblo Nuevo ese domingo. Es que en la tarde las familias que fueron de ahí pa Cuarto Pueblo no vinieron. ….había mercado, había plaza, era domingo. Mucha gente llegaba. Cuarto Pueblo era muy bonito, hacían un plaza bonita, y todo había que comprar, barato, sí uno quería comer un su caldo de pollo ahí había y bien barato, nosotros por comer más íbamos allá. 206

Este hecho hace pensar que la masacre estaba totalmente planeada, ese mismo día

por la mañana el Ejército entró a una de las aldeas cercanas a la cooperativa de Cuarto

Pueblo, Centro Nueva Concepción asesinando a 35 personas. 207 La masacre de Cuarto

Pueblo es una de las más impactantes de todos los hechos violentos ocurridos durante esa

época, 324 208 personas (ancianos, hombres, mujeres y niños) fueron, asesinadas, torturadas

y quemadas vivas.

Fue así como inició la etapa ofensiva masiva en el área de Ixcán Grande. Cuarto

Pueblo era un punto estratégico, pero también simbólico para la contrainsurgencia, fue ahí

donde a apenas un año antes el EGP le había propinado un duro golpe. La ofensiva militar

estaba decidida a acabar con la población civil que, según ellos servía de apoyo a la

guerrilla. Este hecho tenía que servir de escarmiento, pero nos sólo eso, buscaba infundir

terror en los pobladores y hacer notar a la guerrilla que está vez “irían con todo”. No en

todas las aldeas de Ixcán se llevaron a cabo masacres, sino que éstas fueron principalmente

dirigidas a aquella aldeas que se suponía colaboraban más con la guerrilla como: Xalbal,

Kaibil Balam, Mayalán y Piedras Blancas entre otras.

206 Don Anacleto Martínez González. Entrevista realizada el 7 de junio de 2007 en Centro Uno Belén, Ixcán.

207 Ibíd., p. 67

208 Ibíd., p.84. Este dato según Falla, está basado en una la lista de gente que por alguna razón se encontraba en la aldea así como por los habitantes de la misma y de los cuales no se tuvo más noticia de su paradero. De a cuerdo al relato que hace Falla, también algunos jóvenes fueron sacados vivos de la comunidad, pero tampoco se volvió a saber nada de ellos.

2.4.3 Dejamos todo.

Frente a los operativos de tierra arrasada, el éxodo de los que lograron escapar de

las atrocidades buscando refugio fue masivo y decenas de miles de personas buscaron

refugio en México, y cientos de miles se desplazaron a nivel interno. Al principio se

instalaron en fincas como la de Puerto Rico, para posteriormente ser trasladadas a los

Estado de Campeche y Quintana Roo, México. El éxodo no fue nada fácil, la gente tuvo

que abandonar sus pertenencias e iniciar la huída. Se pasó por muchas penurias antes de

poder cruzar la frontera.

“Las estimaciones sobre el número de desplazados va desde 500 mil hasta 1 millón

y medio de personas en el período álgido de (1981-1982), incluyendo las que se

desplazaron internamente y las que se vieron obligadas a buscar refugio en otro país”. 209

“Siendo el área de Ixcán la que produjo comparativamente más refugiados que las otras

regiones.” 210 Esto, además de las masacres llevadas a cabo en varias de las aldeas de la

región, se debió principalmente a la inestabilidad legal de la escrituración de sus tierras; en

cuanto concierne al área de Ixcán Grande (como se mencionó anteriormente) las tierras

estaban registradas a nombre de la Cooperativa, por lo que con la forzada huída, la

expulsión de la Iglesia Católica, la población se vio sumamente desprotegida, teniendo que

huir principalmente a México. “Hacia finales de 1982 existía un flujo semanal de 400

refugiados, registrándose en 1984 oficialmente 46 000 que se concentraron en 113

campamentos a lo largo de la frontera, desde Campeche hasta Soconusco.” 211

La vida durante el refugio no fue nada fácil, en muchos casos, los refugiados eran

discriminados por los mexicanos, además el gobierno no contaba con las condiciones

necesarias para admitir el número de gente que ingresaba al país y su situación legal era

muy inestable:

“…yo dije las preguntas con gentes de ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados), gentes de Naciones Unidas qué sí se podía quedar uno como mexicano, entons lo que me dijeron: de eso olvídese ni aún a la personas que han internado en el país por ser trabajador no se les extienden sus papeles, mucho menos a ustedes, porque ustedes vinieron por problemas, porque nosotros no sabemos si ustedes

209 CEH, 1999: 31

210 Brett, 2007: 199

211 Vos, Jan de. 2002, Una tierra para Sembrar Sueños. Historia reciente de la Selva Lacandona 1950-2000, México, FCE-CIESAS. Citado en: Ruiz, 2007: 62

deben o no deben algo, son como personas sospechosas no se les puede extender documentos, en ningún país se ha hecho esto” 212

Al principio el Gobierno mexicano admitió “amablemente” a la población

proveniente de Guatemala y estableció la COMAR (Comisión Mexicana de Atención al

Refugiado), pero con el tiempo la situación fue cambiado, el Gobierno temía la libre

incursión de la guerrilla, 213 así como los ataque del Ejército Guatemalteco, debido a esta

situación, los campamentos establecidos a los largo de la frontera fueron movilizados a los

Estados de Campeche y Quinta Roo, evitando así que los refugiados en la frontera con

México proporcionaran comida y ayuda a los insurgentes.

“El traslado no fue realmente voluntario, la gente no quería dejar Chiapas, porque era una tierra conocida, cercana a la suya, donde podían mantener el contacto con parientes y con su realidad.” 214 “…fueron desmantelados de forma violenta por la marina, el ejército y la COMAR…” 215

La guerra y su situación como refugiados hizo que la gente cambiara radicalmente

su vida cotidiana, los que aún conservaban sus costumbres y tradiciones mayas dejaron de

hacerlo, incluso algunas mujeres dejaron de utilizar su traje por miedo a ser reconocidas

como guatemaltecas (sobre todo aquellas que se encontraban en la zona fronteriza), la

Biblia y el profesar la fe católica fue otro elemento que se intentaba esconder debido a que

los católicos habían sido mucho más perseguidos. Su “mundo” cambio radicalmente, su

identidad como indígenas guatemaltecos era negada, sus formas de representarse e

imaginarse a sí mismos y a su comunidad se fueron modificando con el transcurso del

tiempo, las nuevas generaciones nacidas en México se situaron en una realidad muy

diferente a la de sus padres. “Los niños que hoy viven en [los] poblados de Quintana Roo y

Campeche son ya mexicanos, la mayoría nacieron ya en estos estados, algunos llegaron

212 Don Martín Juan Martín Alonso. Entrevista realizada el 27 de Noviembre de 2004 en Centro Uno Belén, Ixcán.

213 El miedo del Gobierno mexicano era principalmente que la guerrilla guatemalteca tuviera “influencia” en la población mexicana y que la guerra ocurrida en Guatemala trascendiera las fronteras. El Gobierno guatemalteco también presionó para que la gente fuera movilizada, evitando que siguiera apoyando a la guerrilla.

214 Escalante Gonzalbo, Paloma. Poblados de ex-refugiados guatemaltecos en Campeche y Quintana Roo…, 2007, p. 27

215 Ruiz Langier, 2007: 65

pequeños de Chiapas. Para ellos está claro que su patria es México y que sus padres

salieron de otro país, Guatemala, un lugar muy bello, que ellos añoran, pero donde vivieron

situaciones terribles.” 216

Estos años de refugio dejaron una honda huella en la población de Ixcán, para

muchos la estancia en México les produce un sentimiento contradictorio y su recuerdo es

ambiguo; por un lado tienen aprecio a México por haberlos recibido en las circunstancias

que se encontraban, pero por otro lado aun permanece ese sentimiento de desarraigo y

desprotección:

Cuando hubo la guerra nos refugiamos y nos fuimos a otro lado, parte Campeche… así estuvimos seis años parte México…, cuando fuimos a México no tenemos tierras, no tenemos nada…pero gracias a Dios que nos ha ayudado con nosotros, que todavía estamos vivos, Dios con su voluntad que estamos vivos, ya sufrimos bastante en la guerra y ni modo… gracias las naciones, gracias México también nos ayudó, gracias Dios le bendiga a las naciones, México también. Sólo Dios sabe quienes son esas naciones que nos ayudaron, que Dios bendiga a los mexicanos que nos dieron posada… Y luego llegamos aquí en frontera México, y llegó un orden que íbamos a ir en parte Campeche, sabeeeer que parte donde fuimos. Estuvimos en frontera año y medio, llegó el orden que íbamos ir allá. Hemos sufrido, pero bendito Dios que estamos vivos… tal vez algunos quedaron muertos por ahí, pero gracias a Dios que me ayudó y aún estoy viva… 217

Todos estos hechos forman ahora parte de la historia de los habitantes de Ixcán, no

sólo hay gente Q‟anjob‟al, Mam, Chuj o Ladinos, sino que ahora también hay mexicanos

(hablantes sí de Mam y Q‟anjob‟al, pero con una identidad diferente), para estos “nuevos”

habitantes la referencia a su lugar de origen ya nos es La Libertad, Todos Santos, Santa

Eulalia, etc., sino Campeche, Chiapas y Quintana Roo. Los niños del Ixcán tienen padres,

abuelos, tíos e incluso hermanos de diferentes lugares (o de diferentes etnias), su identidad,

historia e imaginario de lo que son y es su comunidad (su tierra), es ya muy diferente a la

de otras generaciones en donde había ancestros y tierras comunes. Para los niños es como si

apenas comenzara su historia, pero no de cero, si no de un cúmulo de relatos y sucesos (que

en la mayoría de los casos son dolorosos) que ellos deben reconstruir y darle un nuevo

sentido.

216 Escalante, 2007: 29

217 Entrevista realizada a Doña Rosa Velázquez. 7 de Diciembre 2005, Centro Uno Belén, Ixcán.

2.5 Reconfiguración de Ixcán en tiempos de Guerra

2.5.1 Re-poblamientos de Ixcán Grande El desplazamiento de las comunidades constituyó una estrategia contrainsurgente para debilitar las estructuras sociales del Ixcán, se buscaba desarticular toda red de apoyo y posibilidad de asociación revolucionaria. El tener el control militar del área era una de las prioridades del Ejército, por eso, no era suficiente con que la gente hubiera huido de sus aldeas, sino que también era necesario evitar que de una u otra forma volvieran. Debido a esto, el Gobierno convocó por medio de anuncios periodísticos y radiales a la gente que quisiera obtener tierra, argumentando que las tierras habían sido abandonadas “voluntariamente”; a esta convocatoria acudieron campesinos pobres y sin tierra, muchos de ellos desplazados de otros departamentos, los nuevos pobladores estaban constituidos principalmente por Q‟eqchi‟es de los departamentos de Alta y Baja Verapaz así como por ladinos del oriente. “El ejército entregó títulos provisionales a la mayoría de las personas que vinieron al Ixcán, terrenos que eran todavía propiedad de las personas asesinadas en la campaña de “tierra arrasada” o habían huido al refugio.” 218 No todas la aldeas de Ixcán fueron despobladas, algunas como Valles Candelaria y Santa María Candelaria habitadas en su mayoría por Ladinos Chantlecos permanecieron pobladas, pero bajo un estricto control del ejército. 219 En el área Ixcán Grande, Xalbal fue en 1984 una de las primeras comunidades en repoblarse, situación que la convierte en una de las aldeas con mayor diversidad etno-lingüística, contando con hablantes de al menos ocho lenguas diferentes. 220 El principal objetivo era debilitar las estructuras sociales de los cooperativistas y tomar el control territorial, la situación se vio agravada cuando la convocatoria se abrió a antiguos parcelistas, siempre y cuando estuvieran dispuestos a “colaborar” con el Ejército. Antiguos y nuevos colonos comenzaron a convivir, pero aún estaban aquellos que aún se encontraban en el refugio o en la montaña y que no querían perder sus tierras que con tanto trabajo se habían ganado.

218 Brett, 2007: 217

219 Solís, 2006: 53

220 Ibíd., p. 80. Según un censo levantado en Xalbal por alumnos de Magisterio en el año 2004, la composición Lingüística es la siguiente: 38% Mam, 30% Q‟anjobal, 15% Poptí, 7% Chuj, 6% sólo Español, 2% Q‟iché‟ y 2% Q‟eqchi‟.

2.5.2 Patrullas de Autodefensa Civil [PAC]

Una de las estrategias que utilizó el Ejército para mantener el control de la zona

además, o mejor dicho a la par del re-poblamiento, fue la formación de las Patrullas de

Auto Defensa Civil (PAC). Podemos situar el origen de las Patrullas de Autodefensa Civil

en la zona centro del Departamento de Quiche. 221 En el libro Se Cambió el Tiempo, se

menciona como muy probablemente fue en San Bartolomé Jocotenango donde se formaron

los primeros grupos de “Civiles Provisionales de Emergencia”, grupo del cual surgirían las

PAC. 222 Para coordinar estos grupos se eligió a contratistas y agiotistas afines al Régimen y

quienes habían fungido durante un largo tiempo como intermediarios entre los indígenas,

campesinos y los grandes terratenientes, garantizando el endeudamiento y trabajo forzoso.

Las “formas” en que estos intermediarios habían actuado durante un lago tiempo, los había

hecho acostumbrarse a ejercer el poder de una manera arbitraria y violenta, contaban en su

haber con varias historias de injusticia. 223

En el caso de Ixcán se eligió precisamente a los nuevos pobladores (en su mayoría

ladinos) para fungir como comisionados e intermediaros del Ejército. Se reunió a todos los

civiles varones, se suponía que sólo los mayores de 16 años tenían el deber de patrullar, sin

embargo no siempre se cumplió con esta condición, dentro de las patrullas los jóvenes eran

mayoría:

Yo tenía 14 años cuando empecé a patrullar, era muy alto y por eso me obligaban a estar con los demás, incluso en la noche. 224

Se les entrenó y otorgó armas. Durante los primeros años de conflicto tenían que

patrullar durante el día y la noche. Su tarea no sólo consistía en vigilar para evitar cualquier

“ataque” guerrillero, sino que también había que era servir como guía para el

reconocimiento del terreno, asimismo, su obligación era observar que ningún miembro de

la comunidad tuviera contacto con la guerrilla o ayudara a ésta; este escenario trajo muchos

conflictos al interior de las comunidades, pues algunos de los patrulleros utilizaban el poder

221 Es claro que las PAC mantienen una estrecha relación con lo que son los grupos paramilitares, y es posible decir que sus antecedentes se encuentran en los años 60 con el Movimiento de Liberación Nacional; sin embargo a diferencia de éstos grupos en las PAC hay una incorporación forzada de la población masculina en las áreas de conflicto. Macleod, Morna. Un estudio comparativo de la represión…, 1987, p.167

222 González, Matilde. Se cambió el tiempo. Conflicto y Poder…., 2002. p.382

223 Ibíd., p. 383

224 Comentario hecho por el Sr. Tomás en la aldea Mirador, Ixcán en noviembre de 2005.

que les otorgaba el ejército para fines personales, acusando sin fundamento de guerrilleros a algunos habitantes de la aldea. 225 Esta situación era bien aprovechada por el ejército, pues este “ambiente de sospecha” les garantizaba el quebrantamiento del tejido social impidiendo así que se formaran alianzas sólidas, incluso entre los mismos familiares se daba esta “atmosfera de sospecha”. Parte del genocidio-etnocidio no sólo consiste en acabar con una determinada población físicamente (asesinando a los miembros de ésta), sino también consiste en erradicar cualquier vestigio, recuerdo, legado o herencia de la misma, es por eso que también se pretendía acabar con los elementos simbólicos de esta cultura como: rituales, creencias religiosas, memoria, idioma, tradiciones, producciones materiales (vestido, artesanía, etc.). Era como si al formar parte de las PAC tuvieras que “renunciar” a todo, incluso a ser quien eres; la estrategia contrainsurgente iba más allá de acabar con la guerrilla, quería acallar cualquier voz en contra, había que proteger a la oligarquía a costa de cualquier precio y que mejor que “acallar” a los indígenas que siempre parecían estar al acecho, como una fuerza dormida capaz de despertar en cualquier momento. “Mientras más

amenazadas se sientan las fuerzas armadas y el bloque en el poder, más violenta y despiadada va a ser la respuesta coercitiva ante la movilización social” 226 El carácter racista de esta guerra, no sólo radica en que el 83% de las víctimas, estimadas entre 150 000 y 200

000 personas fueron indígenas y que las más de 600 aldeas todas lo eran también 227 (dato

de por sí sumamente duró y revelador), sino también que las víctimas van más allá de los que murieron, el daño se revela como estructural, pues aún permanece (y se vislumbra en el futuro). Las alianzas, los lazos de parentesco, la oralidad así como la sacralidad, son elementos claves de la cultura maya, sin embargo al llegar la guerra se quebrantaron todas estas prácticas que formaban parte de la “realidad” de los pueblos indígenas; “…intentaron modificar las formas de pensar, sentir actuar y relacionarse…” 228 Las antiguas rencillas y diferencias entre los grupos étnicos fueron utilizadas por el Estado para hacer que los civiles se matarán entre si; al saberse internacionalmente de las masacres llevadas a cabo por el Ejército, las protestas no tardaron en llegar, el Estado

225 Estas acciones, tendrán repercusión hasta la fecha, y se verán reflejadas en los ajusticiamientos y linchamientos ocurridos en el Ixcán.

226 Macleod, Morna. Un estudio comparativo de la represión los casos de Chile y Guatemala, Tesis de Maestría en Estudios Latinoamericanos, UNAM, México, 1987. P 130

227 Torres- Rivas en: Brett, 2007: XXV

228 González: 2002. p.427

implementó un nuevo programa de “re-ordenamiento” buscando legitimar sus acciones,

institucionalizó sus prácticas militares en contra de los civiles, proveyéndolos de armas y

“orientándolos” para que hicieran uso de estás, “… con la imposición de las PAC;

aumentaron las violaciones a los derechos humanos, violentados ahora por indígenas

castigando indígenas”. 229

Para los nuevos pobladores de Ixcán era una obligación patrullar, si querías estar

ahí tenías que formar parte de las PAC, además había un estricto control de la zona y de

aquellos que transitaban por ella, para tener acceso a cualquier aldea de la región era

necesario portar su cédula de identificación; así nos lo relata un actual habitante de Ixcán,

que después de negarse a colaborar con la guerrilla se fue a Barillas, Huehuetenango y

posteriormente a trabajar a Villahermosa, México. Al oír que se estaban entregando tierras

por parte del Ejército, decidió regresar y recobrar la parcela de su padre:

“Era duro, a las mujeres les quitaban su ropa por los Cuchumatanes 230 ; y a cualquiera por un medio fallo en su papel -quedáte aquí que sos guerrilleros-. Estaba jodido, tenía uno que venir bien, con buenos papeles, limpios y buen pase sellado por un comandante de las patrullas civiles. No podíamos entrar directo, entons ya estaban esas famosas patrullas, el que no traía su constancia o no patrullaba en alguna aldea no lo dejaban pasar. Entonces me obligué a patrullar 3 meses en la mesilla para que me dieran un pase y poder venir. Yo patrullé en la mesilla con la guardia de hacienda. En la mesilla como eran mis tíos y mis primos, yo me la pasaba bien, porque por medio de mis primos yo agarré confianza con la demás gente de ahí. Es gente de más categoría, ellos son de dinero porque es frontera. Ellos se la viven de cambiar pesos. Pero yo me hallé con ellos y ya me conocían, ya casi a los tres meses no me quería venir, ellos no querían que me viniera. Yo tuve oportunidad de agarrar buenas armas con ellos, me confiaron y me dieron buenas armas. Yo estuve a lado de un guardia de hacienda y defendiendo una garita varias noches y que yo ni era de allá pero me tuvieron confianza. Íbamos a cumplir y a patrullar las calles.” 231

Al regresar a Ixcán tuvo que patrullar de la misma manera que lo había hecho en la

mesilla, y así lo hizo por 12 años.

229 Torres- Rivas en: Brett: 2007, p. XXX

230 Cadena montañosa

231 Don Anacleto Martínez González. Entrevista realizada el 7 de junio de 2007 en Centro Uno Belén, Ixcán.

2.5.3 Aldeas Modelo y Polos de Desarrollo

A la par de las Patrullas de Autodefensa Civil se formaron las llamadas “Aldeas Modelo,” 232 la cuales formaban parte de un “programa de readaptación cívica,” que al igual que con las PAC se pretendía asegurar el control del territorio. Éstas estaban conformadas por antiguos y nuevos parcelista dirigidos por el Ejército, quien para ese entonces además de tener una base Militar en Playa Grande, Municipio de Ixcán, contaba con distintos destacamentos en la zona de Ixcán Grande. La población debía concentrarse en el centro de aldea, el espacio para los asentamientos poblacionales se encontraba sumamente delimitado, “había como una cerca de púas y no podíamos salir de ahí.233 En muchos casos tenían prohibido acudir a su parcela y trabajarla, el Ejército con la ayuda de agencias internacionales les proporcionaba los alimentos básicos. El hecho de alejar a la población de su actividad agrícola, así como de quitarle la posibilidad de obtener su propio alimento se convirtió en un elemento desestabilizador más; por un lado se puede observar el elemento simbólico: la identificación de la población maya con el maíz, ha sido siempre un elemento constitutivo de su cosmovisión, -seres hechos de maíz-, por la misma razón (además de sus propiedades alimenticias) éste ha sido por siglos su alimento básico, 234 por otro lado está el elemento económico: la población que formó parte de las “aldeas modelo” se hizo sumamente dependiente de instancias gubernamentales e internacionales, 235 toda la “ayuda” era entregada directamente por el ejército con la intención de hacerle notar a la gente, que a diferencia de la guerrilla ellos sí cumplían con lo ofrecido, además se les obligaba (aparte de sus labores en las PAC) a construir los destacamentos militares, oficinas, carreteras, convirtiéndolos en mano de obra gratis. Esta situación contrastaba con la vivida en Ixcán

232 “Centro poblacional organizado, con una infraestructura que permite movilizar los elementos sustantivos del bienestar social rural en las áreas empobrecidas, para irradiar una nueva dinámica a toda la región colindante que incide en todo el país, como medio para corregir el subdesarrollo económico social, mejorando el nivel de vida de los guatemaltecos como parte de la estrategia contrasubversiva, con participación integral del Gobierno y el Ejército, a través de Coordinaciones Nacionales Departamentales; así mismo de la población, como factor fundamental de su propio desarrollo, garantizando la adhesión de la población, su respaldo y participación conjunta con la institución armada.” Folleto “Polos de Desarrollo y Servicio” del Ejército p.73, citado en: Contrainsurgencia y Régimen Constitucional, CERG, 1986. Retomado de: Macleod, 1987: 170

233 Comentario de Doña Natividad. Centro Uno Belén, Ixcán, noviembre 2005

234 En algunas “aldeas modelo” sí se cultivaba, pero los productos cultivados eran para exportar como: fresas y brócolis. Macleod, 1987

235 Este tema será retomado más adelante

apenas dos décadas atrás, en la que la producción agrícola y el desarrollo económico estaba en auge. No se puede decir que el estado de militarización descendiera, sino que más bien éste era llevado a otros espacios de la vida cotidiana. La “nueva vida” de los habitantes de Ixcán (así como en muchas otras regiones), cambió radicalmente, se dio una sucesión de cambios drásticos, pero al estar de nueva cuenta en “su casa”, sus actividades se fueron regularizado, tanto el patrullaje como la formación de las “aldeas modelo” formaron parte de la vida de los ixcanecos (en algunos casos) por más de 13 años. Una de las finalidades de esta estrategia era re-educar a la población (mayoritariamente indígena), no sólo evitando que sirviera de apoyo a la guerrilla, sino “escarmentándola” para que “jamás” lo volviera a hacer. Con todos los factores y sucesos mencionados podemos darnos cuenta claramente como no sólo se trató de un método de control, sino que después de la primera etapa en la que se infundió terror con el programa de “tierra arrasada”, ahora había que desmoralizar, “integrar” y reorientar a la población. Una de las formas más efectivas para está “reeducación”, es romper con el pasado y crear una “historia común;” en el caso de Ixcán ésta fue poco a poco reconstruida a partir del discurso ideológico del estado y del binomio premio- castigo, 236 afectando no sólo físicamente a la población, sino también psicológica, económica y emocionalmente. Es por está razón que la memoria colectiva, aquella que se instaura en la experiencia y en la vida cotidiana de la gente, así como en los procesos socio-históricos de la colectividad, se vuelve un elemento crucial para entender el proceso de representación de los hechos y la socialización de las generaciones posteriores. “La memoria colectiva, tiene una doble dimensión; la material, la de la praxis y la simbólica, ambas se articulan para guiar a la comunidad en su vida diaria, en lo profano y en lo sagrado; está constituida por leyes, ritos creencias y valores, que llevan a constituir una determinada representación social de su realidad” 237 El Estado re-interpretó, regularizó, y dirigió la experiencia de las PAC y de las “aldeas modelo,” de modo que éstas fueran vistas como una forma de ayuda y protección para la comunidad, así como únicos medios para obtener paz. “… las medidas

236 Binomio representativo de la psicología conductivo-conductual, el cual “…intenta modificar, cambiar o evitar comportamientos a través de un sistema de castigos. Estos “castigos”… comprenden el uso del miedo, del terror, la tortura física y psicológica.” Macleod, 2007: 183 237 Medina, Violeta. El dulce olvido…, 2007, p. 265

contrainsurgentes como las PAC, los Polos de Desarrollo y las Coordinadoras

Interinstitucionales son institucionalizadas y “legalizadas” en la nueva constitución Política

de 1985.” 238 Algunos aceptaron esta idea y la reintegraron a su realidad:

Nosotros patrullamos por… (silencio), más bien como nos sentíamos obligados para defendernos entre nosotros mismos, para que unas familias durmieran bien una noche, otras se desvelaban, así pensábamos. Me dieron buenas armas, aquí en Centro Uno todos los oficiales hacían amistad conmigo, yo porté un M1… un rifle…lo tuve en mi casa. Nos enseñaron, el Ejército nos dio práctica… Nos probaban, una vez nos llevaron a blanquer a Mayalán, nos ponían un cartón como que fuera guerrillero, nos ponían a tirar haber si podíamos. Le pegue dos veces a uno… la cosa es tirarle, que no tiene uno miedo a disparar… 239

Algunos más la toleraron y vivieron en esas condiciones para conservar su tierra que

tanto les había costado. Sin embargo, hubo otro grupo de gente que no huyó al refugio, ni

formó parte de las PAC, sino que decidieron esconderse y resistir los ataques en la

montaña, a está población se le conoció posteriormente como Comunidades de Población

en Resistencia (CPR).

2.5.4 Comunidades de Población en Resistencia [CPR]

Una de las intenciones al crear las “aldeas modelo”, era hacer que la población que

se encontraba en las partes más selváticas del área central de Ixcán Grande, saliera a la luz.

Estás comunidades se habían convertido en un problema para el Gobierno ya que se

encontraban itinerantes, y en algunas de las ocasiones seguía sirviendo como apoyo a la

guerrilla.

“Algunas de las personas que huyeron a la selva lograron agruparse y restablecer cierta forma de organización comunal, para así subsistir en el bosque y continuar evadiendo el control militar. A finales de 1983, un grupo de estos desplazados conformados por antiguos cooperativistas organizó el Comité de Emergencia de Parcelarios de Ixcán, núcleo de lo que más tarde llegaría a conocerse como Comunidades de Población en Resistencia.” 240

La situación en la montaña no fue nada fácil, por la imposibilidad de cultivar la

gente comía alimentos silvestres como palmito, hierbamora, chipilín y algunos frutos como

238 Macleod, 1987: 161

239 Don Anacleto Martínez González. Entrevista realizada el 7 de junio de 2007 en Centro Uno Belén, Ixcán.

240 Garst, 1993: 20

papaya, zapote y guineo, no había forma de conseguir productos básicos para la salud

(medicinas) o la limpieza (como jabón). Mucha gente murió de hambre y enfermedad,

sobre todo niños y ancianos que eran los que menos resistían, otra de las dificultades de

estar en la montaña era que tenían que moverse constantemente y cocinar por las noches

para que el humo no los delatara. Gran parte de la gente que huyó a la montaña pensó que

sería por un corto tiempo, pero al ver que el Ejército no se iba y se hacían asentamientos

poblacionales la gente empezó a organizarse. Con el inició de las masacres la guerrilla

orientó a la gente para que abandonaran sus parcelas, pero posteriormente al percatarse del

peso político que tenían las CPR empezó a fomentarles y a pedirle a la gente que no se

fuera a México, argumentando que pronto llegarían las armas y tendrían con que

defenderse.

“Me consta que la guerrilla ejercía cierta presión psicológica sobre la gente para no salieran de forma definitiva a México. La guerrilla quería conservar esa región como área liberada en donde mantener una población civil como base social, con la que experimentar un socialismo o colectivo de sociedad. Mucha gente miles de familias- estaban dispuestas a quedarse en esa forma, siempre que la guerrilla tuviera capacidad militar para defenderlos del Ejército. Pero la incapacidad o debilidad militar de la guerrilla obligó a mucha gente a pasar la frontera.” 241

Sin embargo, el hecho de que el Gobierno mexicano transfiriera violentamente a

los refugiados guatemaltecos, de los campamentos ubicados en la zona fronteriza del

Estado de Chiapas a los campamentos de Campeche y Quintana Roo, contribuyó a que

muchos civiles se integraran a las CPR.

Las CPR se mantuvieron durante varios años, pero del año 1984 a 1987 fue donde

más gente hubo en la montaña, se establecieron principalmente entre los ríos Xalbal e

Ixcán. Debido a la persecución estaban muy bien organizados y mantenía una fuerte

jerarquización, al frente se encontraba el Comité de Parcelarios de Ixcán (CPI), y todos las

aspectos de la vida en la montaña estaban perfectamente organizados (vigilancia, salud,

desplazados, trabajo, correo, etc.). 242

Es importante señalar que aunque las CPR tenían buena relación con la guerrilla,

no en todos los caso eran parte esta última, la mayoría de las veces la guerrilla avisaba a las

241 Testimonio retomado en: TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000: 210

242 Ibíd., p. 216

comunidades de la proximidad del Ejército e incluso los ayudaba a moverse, sin embargo las CPR tenían autonomía organizativa y estaban constituidas por población civil y no combatiente. Las CPR tuvieron un gran acompañamiento por parte de religiosos católicos ya que diferencia de los refugiados en México o los asentados en las zonas de re-poblamiento, sí contaban con sacerdotes y catequistas, se realizaban bautizos, misas y demás servicios religiosos. Ricardo Falla antropólogo y sacerdote jesuita, fue unos de los que más presencia tuvo en las CPR. Debido a esta presencian de la Iglesia Católica se mantuvo más arraigada la fe católica, a diferencia de aquella población que quedó más expuesta a las doctrinas evangélicas.

2.5.5 Retorno

Como mencioné en el apartado 2.4.1, el re-poblamiento de Ixcán se dio desde mediados de 1984, sin embargo éste estaba compuesto principalmente por gente afín al Ejército o por pobladores de otras partes del país. No obstante poco a poco la gente comenzó a regresar del refugio en México, principalmente a causa de los traslados de los que eran objeto por parte del Estado Mexicano; este retorno era individual y aislado, sólo algunas familias por su cuenta y sin apoyo institucional regresaron a Ixcán. En ese entonces el área estaba sumamente militarizada y las ofensivas estaban principalmente dirigidas a las CPR, de quienes se temía volvieran asentarse en la zona. Para la institución armada el retorno significaba el regreso de la base social de la guerrilla, así como, una traición a la institución, los ex-refugiados eran para ellos guerrilleros, esto tan sólo por el hecho de haber huido. Poco a poco el discurso fue cambiando y durante el año de 1987, ya con el democratacristiano Vinicio Cerezo en la presidencia, se dan las primeras negociaciones de paz en el Acuerdo de Esquipulas. Se crea un programa para entrar en contacto con los refugiados llamado CEAR (Comisión Especial de Atención a Repatriados y Refugiados) y junto con ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados) se les ofrece la repartición.

“Los primeros repatriados llegaron a Ixcán en marzo de 1987, con destino a las comunidades de Ixcán Grande, pero, debido a que sus tierras estaban en una zona todavía conflictiva y/o por la hostilidad manifestada por algunos de los líderes de sus antiguas comunidades (quienes los acusaron de de ser colaboradores de la guerrilla) la mayoría que llegaron durante el año siguiente, terminaron viviendo en un asentamiento temporal llamado “Veracruz” 243 , patrocinado por CEAR. 244

La situación se volvió muy conflictiva, los antiguos colonos reclamaban su tierra,

pero para ese entonces los llamados “nuevos” colonos ya tenían varios años viviendo ahí,

incluso había algunos que estaban desde las primeras etapas de colonización pero que

habían regresado a formar parte de las “aldeas modelo”.

En 1976 a falta de tierra, de la pobreza, mis padres me trajo aquí a Ixcán, llegamos a los a Los Ángeles… En 1982 comenzó esto del conflicto entre la guerrilla y el Ejército, y nos obligaron a que saliéramos, si no nos salíamos, cualquiera de los dos

grupos nos mataban

20 familias entramos. Cuando llegaron los retornados siguió la patrulla, ellos se tuvieron que adaptar a la patrulla, Mayalán puro retornado. Los retornados no llegaron hasta aquí [Centro Uno] de un sólo, llegaron a Mayalán y de ahí siempre venían a sus visitas por aquí, Don… y Don , pasaban siempre para Barillas, como aquí era el camino, entonces pasaban platicando que estas tierras son de nosotros, que un día vamos a venir,- se arregla el asunto buenamente-, decíamos nosotros. Como el INTA ya había dado un derecho de posesión a la gente nueva, entonces la gente nueva en eso se basaba, nosotros no nos metimos así no más, pedimos permiso

Regresamos a Ixcán el 21 mayo de 1984, entramos a Centro Uno,

245

El discurso del Gobierno había cambiado, sin embargo en el ámbito local las

hostilidades aún continuaban, no sólo era una cuestión de diferencias ideológicas sino que

también estaba como tema central el asunto de las tierras. Los ex cooperativistas deseaban

recuperar sus tierras, pero éstas ya estaban ocupadas por otros, además debían integrarse a

las “formas” de vida (“aldeas modelo” y PAC) impuestas por el Ejército. Para muchos la

decisión de regresar no fue nada fácil, pero la vida en México tampoco lo era:

243 Veracruz, es una pequeña aldea que se encuentra en el cruce rumbo a distintas comunidades de Ixcán Grande, y por esta razón además del hecho de no estar tan alejada de la cabecera municipal, ni tan adentrada en la selva se eligió como primer asentamiento de los refugiados. 244 Garst, 1993: 22 245 Don Anacleto Martínez González. Entrevista realizada el 7 de junio de 2007 en Centro Uno Belén, Ixcán.

¿Por qué hice mi repatriación voluntaria? Porque entendí que estar allá nos ponían a hacer grandes trabajos, nos ponían a hacer excavaciones para la red de agua potable del gobierno del Estado de Quintana Roo, nos ponían a sembrar árboles frutales por hectárea, nos ponían a hacer grandes construcciones de escuelas, puestos de salud… no nos pagaban porque decían que era para nosotros, pero a final de cuentas cuando, allá en un primer campamento que se llama San José Los Lirios de repente dijeron -bueno aquí se van- y nos trasladaron para otro lugar… y los servicios que se construyeron se quedaron ahí, y llegando en el otro lugar la misma situación a construir. Entonces decidí mejor no, mejor vamos… 246

Con el tiempo, a los refugiados ya no se les trato más de de “subversivos” (al

menos en el discurso), se les fue reintegrando a la vida en Ixcán, sin embargo el ambiente

ya se encontraba sumamente polarizado. En el año de 1989 se anuló el decreto impuesto

por gobiernos anteriores, en donde se declaraba que las tierras de Ixcán habían sido

abandonadas voluntariamente. 247 La gente recobró su derecho a recuperar su tierra y en

1993 se dan las primeras repatriaciones masivas y organizadas por el Estado,

principalmente a la comunidad llamada “Victoria 20 de Enero ubicada en el Polígono 14;

otras de las comunidades en donde se dio retorno masivo fueron Santa María y San Antonio

Tzejá, así como la mayor parte de Ixcán Grande. 248 “Se calcula que entre 1987 y 1990 ya

habían retornado de forma individual y espontánea unas 5 000 personas y que hasta 1999 lo

hicieron más de 20 000.” 249

Para esa misma época (1992), las CPR salen a la luz, esto después de muchas

presiones por parte de organismos internacionales así como de la Iglesia Católica para que

éstas fueran reconocidas por el Estado Guatemalteco como población civil, algunos de los

integrantes de las CPR regresaron a sus comunidades, pero la mayoría (apoyada

principalmente por la Comunidad Europea y la Diócesis del Quiché) se integró a la recién

fundada Primavera Ixcán, en donde actualmente se ubican gran parte de los ex-integrantes

de las CPR del Ixcán. 250

246 Don Martín Juan Martín Alonso. Entrevista realizada el 27 de Noviembre de 2004 en Centro Uno Belé n, Ixcán.

247 Urgell, 2004: 218

248 Solís, 2006: 58

249 Urgell, Op cit.

250 Ibídem; TIERRA, GUERRA Y ESPERANZA, 2000: 285

2.6 Hacia la Paz

Uno de los pasos más importantes para encaminarse hacia la paz, fue el hecho de

devolver a los antiguos propietarios sus tierras. Tratando de llegar a un acuerdo entre

antiguos y nuevos propietarios, se reactivo la Cooperativa de Ixcán Grande, sin embargo

ésta tuvo que modificar su personalidad jurídica, convirtiendo a las 5 Cooperativas afiliadas

en sucursales de la misma. 251 Con la reactivación de la Cooperativa así como con el apoyo

de la Iglesia Católica (quien había escriturado las tierras antes de la represión, a nombre de

la Cooperativa de Ixcán Grande), se presionó al gobierno para que se comprara más tierra.

Después de varias charlas, los nuevos parcelistas aceptaron re-ubicarse en las nuevas fincas

adquiridas:

aceptaron re-ubicarse en las nuevas fincas adquiridas: A las otras familias les compraron terreno en Yulaxac,

A las otras familias les compraron terreno en Yulaxac, Buenos Aires y Horizonte, compraron tres fincas para toda esa gente porque aquí se llenó de mucha gente nueva, había en Xalbal, Mayalán, mucha gente nueva, y ya entre todos se juntó mucha gente, se tuvieron que comprar fincas, tuvieron que negociar con FONAPAZ. Álvaro Colom 252 era el presidente de FONAPAZ esa vez y él consiguió dinero, 6 millones de quetzales para comprar las fincas para la gente. 253

“El 2 de Agosto de 1992 la Cooperativa logró una donación de Q 7.06 millones del

Fondo Nacional para la Paz (FONAPAZ), destinados a la compra de tierras adicionales,

proyectos de infraestructura, compensación y traslado para las familias que se

reasentarían.” 254 La gente fue reubicada en las nuevas fincas adquiridas he recompensada

por las tierras ya cultivadas, a aquellos que no aceptaron re-ubicarse se les indemnizó. Sin

embargo al no encontrarse todos los antiguos propietarios así como debido al hostigamiento

251 Garst, 1993: 42

252 Este dato es bastante interesante ya que el actual presidente de Guatemala Álvaro Colom tiene una fuerte presencia en toda la región de Ixcán; durante el gobierno de Serrano Elías fue nombrado director de FONAPAZ (período durante el cual una de sus principales actividades fue buscar inversión extranjera para la instalación de maquilas, siendo “casualmente” miembro de la Comisión de Maquila Gremial de Exportadores de Productos No Tradicionales). Durante su campaña presidencial en 2007, realizó varias visitas a Ixcán; este “interés” se debe principalmente a que Ixcán es una zona estratégica, no sólo por localizarse en la frontera con México, sino porque también es una fuente de recursos naturales no renovables (petróleo y agua principalmente) . Actualmente el Presidente Colom ha impulsado un plan de Desarrollo Rural que pretende construir la hidroeléctrica Xalala mediante inversiones privadas así como la construcción de una gran carretera. Ver más en: Solano, Luis. Ixcán recobra importancia económica, Inforpress Centroamericana, 2008. http://www.nisgua.org/news_analysis/index.asp?id=3075

253 Don Anacleto Martínez González. Entrevista realizada el 7 de junio de 2007 en Centro Uno Belén, Ixcán

254 Garst, 1993: 43

por parte del Ejército la Cooperativa se disolvió. 255 “… se nombró una nueva junta directiva y con antiguos parcelistas dispersos en otras comunidades de Ixcán que habían seguido el proceso…, decidieron organizarse y vivir todos en Xalbal, formando así “La Cooperativa de Xalbal. A. R.” que abarcó los Centros 1. 2, 3, 4, 11 y 12 de reactivación.” 256

2.6.1 Implementación de los Acuerdos de Paz y Nuevas Formas de vida.

Durante varios años de negociaciones entre el Gobierno y La Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), se firmaron finalmente el 29 de diciembre de 1996 los Acuerdos de Paz Firme y Duradera. La firma de estos acuerdos trajo finalmente la desmovilización de más de cinco mil hombres y mujeres, pertenecientes a URNG, así como la desmilitarización de las PAC y la reintegración total de la población de las CPR. Se estableció un período para la implementación y verificación de los Acuerdos de Paz que culminarían en diciembre del 2000, pero este plazo no fue suficiente pues se cumplió tan sólo un mínimo de los Acuerdos. Uno de los Acuerdos con más relevancia para el municipio de Ixcán (y en general para toda Guatemala) es el Acuerdo Sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas, ya que éste abrió por primera vez la posibilidad de una mejor representación política y participación socioeconómica de los pueblos indígenas, así como una redefinición del Estado-Nación como multiétnico 257 y pluricultural, lo cual hace posible la integración del indígena al orden político-legal. 258 Este acuerdo significó un éxito para el movimiento maya quien hizo un “llamado al reconocimiento constitucional y legal de las formas de organización, prácticas políticas y derecho consuetudinario.” 259 Sin embargo la mayoría de los Acuerdos planteados no han sido cumplidos a cabalidad, ni han logrado crear un consenso entre la gente de Ixcán. Uno de los incumplimientos más graves es el que se refiera a las exhumaciones y programas de Salud Mental, en los cuales el gobierno no ha financiado ni llevado a cabo

255 Este hecho tendrá grandes repercusiones en lo que es actualmente la organización social en Ixcán Grande y principalmente en los Centros (aldeas en donde he realizado trabajo de campo y en la que se basa principalmente esta tesis). Por lo que se retomará más ampliamente en el siguiente apartado.

256 Solís, 2006: 79

257 Naturaleza ya reconocida anteriormente en la constitución de 1985. 258 Sieder, Rachel, Jessica Witchell, “Impulsando las demandas indígenas a través de la ley:

Reflexiones sobre el proceso de paz en Guatemala”; en: Los derechos humanos en tierras mayas. Política, representaciones y moralidad, Sociedad Española de Estudios Mayas, Madrid, 2001. p, 48.

259 Ibíd., p.69

significativamente ninguno, éstos han estado organizados principalmente por la Pastoral Social de Ixcán así como por el Proyecto Interdiocesano de Recuperación de la Memoria Histórica (REMIH) con el apoyo de MINUGUA, pero sus acciones han sido insuficientes. 260 Actualmente la sociedad se encuentra sumamente polarizada, la presencia militar ha sido constante; problemas como el narcotráfico, la tala ilegal y la proliferación de pandillas, hacen de Ixcán un lugar muy violento. “Además, existe una clara situación de miedo (silencio y anonimato en las entrevistas), indefensión jurídica e impunidad causada por la presencia activa e intimidatoria del Ejército y por la falta de infraestructura jurídica.” 261 Otro de los graves problemas en Ixcán son los actos de linchamiento dentro de las comunidades, esto obedece al debilitamiento de las estructuras comunitarias, así como la falta de consenso y acuerdo entre los mismos ciudadanos, además del autoritarismo que se fortaleció gracias a la presencia del Ejército y las PAC, así como la gran impunidad que impera en la región. Ya no hay guerra, pero las repercusiones de ésta aún se viven en Ixcán, el Gobierno no ha realizado acciones serias para resarcir los daños, o para dar apoyo emocional y psicológico a las víctimas, por el contrario, continúa dividiendo 262 y debilitando las formas comunitarias y tradicionales de organización del Ixcán.

260 El tema de las exhumaciones será retomado más adelante, debido a que éste es un elemento clave de la memoria colectiva.

261 Urgell, 2004: 224

262 Alfonso Portillo (candidato del Partido creado por el Gral. Ríos Montt) durante su campaña presidencial ofreció pagar a los ex-patrulleros por sus servicios prestados: “él sacó esa su idea de que iba a pagar hasta 20 000 quetzales a cada patrullero, y si votaban por él…… bajó de 14 000 quetzales por último no que 5 000” (Don Anacleto Martínez. 2007). Esta acción aunque positiva para los ex patrulleros (muchos no sólo patrullaron sino que realizaron actividades de construcción sin ninguna remuneración), valida y retribuye únicamente a éstos, mientras que a las otras víctimas (como refugiados o CPR) en muchos casos ni siquiera se les reconoce como tales.

Marlene Juan. 9 años. Dibujo 1 Baltazar Diego. 16 años. Dibujo 2

Marlene Juan. 9 años. Dibujo 1

Marlene Juan. 9 años. Dibujo 1 Baltazar Diego. 16 años. Dibujo 2

Baltazar Diego. 16 años. Dibujo 2

2.7 Belén Centro Uno, Ixcán.

Belén Centro Uno forma parte del área de Ixcán Grande y por lo tanto del

Proyecto de colonización Maryknoll. Fue en 1966, uno de los primeros asentamientos de lo

que posteriormente se convertiría en La Cooperativa Agrícola de Servicios Varios Ixcán

Grande:

“El padre Eduardo entró en puras veredas buscando brechas y se hizo una casita a la par del río Ixcán donde vivía con dos o tres gentes de cada lugar, de los que habían venido con él a ver las tierras, los de Santa Eulalia, Todos Santos y de Ixtahuacán. Eran mayoría de gente de cada pueblo en 1966, cerca de Centro Uno estaba la casita donde vivían, buscando Barillas.” 263

Debido precisamente, a que este fue el primer asentamiento del sacerdote

Maryknoll Eduardo Doheny, es que se le quedó el nombre de Centro Uno. Otra de las

razones de que lleve este nombre es que, la distribución espacial de las aldeas era de forma

circular, la cual se pretendía se extendiera a todas las demás aldeas, por esta razón es muy

común que en Ixcán Grande se hable de Centros dentro de una misma aldea; sin embargo

siempre se entiende cuando se habla de Centro Uno. También se conoce como Belén o

Reforma Belén.

Al principio Centro Uno formó parte de Mayalán, la cual, al inicio del Proyecto

Maryknoll era sede central de la Cooperativa. Posteriormente se integraron otras cuatro

Cooperativas: Xalbal, Pueblo Nuevo, Cuarto Pueblo y Los Ángeles. Antes de 1982 Centro

Uno seguía formando parte de Mayalán, pero al ejecutarse por parte del Estado

Guatemalteco el programa de “tierra arrasada”, tanto Mayalán como Centro Uno quedaron