Vous êtes sur la page 1sur 11

 empedocles

biografia
 Empédocles nació en Agrigento (Sicilia), el año 495 a. C.(?) y murió probablemente
en 435 a. C. Fue un destacado filósofo y poeta griego.
 Realmente se conoce muy poco de la biografía de Empédocles; su personalidad está
envuelta en la leyenda, que lo hace aparecer como mago y profeta, autor de
milagros y revelador de verdades ocultas y misterios escondidos.
 Se sabe, no obstante, que Empédocles nació en el seno de una familia ilustre, y llegó
a ser jefe de la facción democrática de su ciudad natal. Su fama como científico y
médico-taumaturgo, unida a su posición social, le permitió ocupar importantes
cargos en la vida pública. El final de su vida lo pasó exiliado en el Peloponeso. Se
forjaron varias versiones en torno a su muerte, la más conocida de todas es
aquella según la cual se habría arrojado al volcán Etna para ser venerado como
un dios por sus conciudadanos.
 De sus escritos se conservan únicamente Los Políticos, el tratado Sobre la medicina,
el Proemio a Apolo, Sobre la naturaleza (sólo se conservan unos 450 versos de
los 5.000 de que constaba la obra) y Las Purificaciones (de argumento místico e
inspirado en el orfismo). Parece que hay que considerar espurias las tragedias
que se le atribuyen. Escribió sus obras en forma de poemas. Su doctrina parece
depender en muchos puntos de Parménides, a quien se supone que conoció en
un viaje a Elea.


 En sus obras Empédocles comienza, como Parménides, estableciendo
la necesidad y perennidad del ser. Pero su originalidad consiste en
conciliar dicha necesidad con el devenir, con el transcurrir de todo.
Intentando responder a esta cuestión, nos habla de cuatro "raíces"
(rhicómata) eternas, los cuatro elementos naturales: . (en realidad
esto lo dijo Aristóteles)
 Estas raíces corresponden a los principios (arjé) de los jónicos, mas, a
diferencia de éstos, -que se transforman cualitativamente y se
convierten en todas las cosas-, las raíces de Empédocles
permanecen cualitativamente inalteradas: son originarias e
inmutables (se prepara así la noción de "elementos"). Lo que
provoca el cambio son dos fuerzas cósmicas que él llama Amor y
Odio. (También en esto Empédocles prepara el camino para la
causa o fuerza natural).
 Para Empédocles, el Amor tiende a unir los cuatro elementos, como
atracción de lo diferente; el Odio actúa como separación de lo
semejante. Cuando predomina totalmente el Amor, se genera una
pura y perfecta esfera toda ella igual e infinita, que goza de su
envolvente soledad. El Odio comienza entonces su obra,
deshaciendo toda la armonía hasta la separación completa del
caos. De nuevo al Amor interviene para volver a unir lo que el odio
ha separado, y así, las dos fuerzas, en sus cíclicas contiendas, dan
vida a las diversas manifestaciones del cosmos. Los cuatro
elementos y las dos fuerzas que lo mueven explican asimismo el
conocimiento, según el principio de que lo semejante se conoce
con lo semejante. Las cosas emanan flujos que, pasando a través
de los poros de los elementos, determinan el contacto y el
reconocimiento.

 Sobre estas bases Empédocles dedicó gran interés
a la observación de la naturaleza (botánica,
zoología y fisiología), y expuso originales
concepciones sobre la evolución de los
organismos vivos, la circulación de la sangre, y la
sede del pensamiento en el corazón, tesis
acogida durante mucho tiempo por la medicina.
 Esta doctrina de la evolución y transformación de
todos los seres le da pie para la teoría de la
metempsícosis: por ley necesaria los seres
expían sus delitos a través de una serie de
reencarnaciones. "Yo he sido ya, anteriormente,
muchacho y muchacha, arbusto, pájaro y pez
habitante del mar". Solamente los hombres que
logren purificarse podrán escapar por completo
del círculo de los nacimientos y volver a morar
entre los dioses.

Empédocles y su visión
 del
La teoría hombre
de los cuatro elementos que han de estar en armonía, permite
elaborar una concepción de salud, que tendrá amplia repercusión en la
medicina griega posterior.
 Utilizando otros términos Empédocles considera al hombre un microcosmos (El
hombre, concebido como resumen completo del universo o macrocosmos),
una suerte de mundo microscópico (dado que contiene los mismos
elementos) y ello le permite formular una explicación de conocimiento por
"simpatía": "lo semejante conoce a lo semejante". Así, las emanaciones
que proceden de las cosas entran por los poros del cuerpo humano, yendo
a encontrar lo semejante que en éste hay:
 "Vemos la tierra por la tierra, el agua por el agua, el aire divino por el aire y el
fuego destructor por el fuego. Comprendemos el amor por el amor y el odio
por el odio." Fr. 109
 Es decir un elemento lleva al otro y es necesaria la existencia de uno para la
existencia del otro
 Para Empédocles, la realidad es concebida como una esfera, lo cual sugiere
que parte de la concepción de Parménides. La esfera de Empédocles
equivale al Ser de Parménides, aunque a diferencia de éste último, no
niega el valor de las apariencias porque para él, hay movimiento y hay
pluralidad de seres. Lo que hace es introducir dentro de la esfera a la
variedad: en su interior se encuentran los cuatro elementos.
 Podría decirse pues, que inspirándose en Tales, Anaxímenes, Heráclito y
Jenófanes, aúna de todos ellos sus elementos primigenios. Cada uno de
estos elementos es eterno e imperecedero, pero al mezclarse entre sí dan
lugar a la diversidad de seres y cambios que se observan en el mundo.
frases
 "Una vez las cosas se juntan en uno por el Amor; otra se
separan las unas de las otras a impulsos del odio de la
Discordia
 "No hay nacimiento de ninguno de los seres mortales, ni
acaban con la muerte funesta."
 "Soy un desterrado y errante de los dioses por haber
puesto mi confianza en la loca Discordia."
 El imposible que algo llegue a ser de lo que de ninguna
manera es
 "No hay más mezcla y separación de lo que se había
mezclado."
 Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor
a los libros.“
 "Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor.
Después todo el amor pertenece a los pensamientos."
pensamientos
 1. Se le atribuye la escritura de dos obras: una que contiene su
interpretación de la naturaleza y a la que se le ha dado el
nombre de "Sobre la naturaleza"; y otra, las
"Purificaciones", que contiene un conjunto de instrucciones
para el cuidado del hombre, en relación con sus creencias
en la transmigración de las almas, en relación con sus
tendencias religiosas relacionadas, al parecer, con el
pitagorismo.
 2.
 Por lo que respecta a la naturaleza Empédocles aceptó el
postulado parmenídeo de la permanencia del ser; pero
tratará de dar una explicación del cambio, negándose a
aceptar el carácter ilusorio la realidad sensible. Para
solucionar las aporías en las que habían caído los anteriores
filósofos Empédocles postula la existencia de cuatro
elementos (fuego, tierra, aire, agua) cada uno de ellos con
las características de permanencia e inmutabilidad del ser,
y la existencia de dos fuerzas cósmicas (Amor, Odio) que
actuarán como causa de la combinación o disociación de los
elementos.
 3.
 De este modo, para Empédocles la realidad es el
resultado de la combinación de esos cuatro elementos
originarios: la realidad que nosotros captamos es el
resultado de la mezcla de dichos elementos.
Propiamente hablando no hay generación; lo que
llamamos "generación" es propiamente "agregación",
"mezcla" de elementos. Y lo que llamamos corrupción
no supone la destrucción del ser, sino solamente su
"separación", "disgregación". Esa mezcla y separación
de los elementos originarios tiene lugar por las
fuerzas del Amor y del Odio. En la realidad está
sometida a un ciclo en el que predominan
alternativamente cada una de esas dos fuerzas, de tal
modo que el predominio de una supone la
disminución de la otra y viceversa. Dichas fuerzas son
concebidas por Empédocles, por supuesto, como
fuerzas físicas y materiales. Por efecto del Amor se
reúnen las partículas de los cuatro elementos, y por
efecto del Odio se separan las partículas provocando
la extinción de los objetos

Su obra
 Teoría de las cuatro raíces [editar]
 Las raíces de la vida, según Empedocles.
 Entre la obra de Empedocles se encuentra la Teoría de las Cuatro
Raíces. Empedocles decía que estas Raíces eran el Agua
(representada por el Vodka), el Fuego (Representado por el Whisky
), el Viento (representado por la Cerveza) y la Tierra (representada
por el Vino). El decía que estas raíces se deben de mezclar entre
todos los entes vivos de la tierra, sin moderación y que debían de
mantenerse en estado puro. Cualquier jugo, agua mineral, o líquido
sin alcohol que se usase para acompañar a las raíces sólo iba a
afectar la pureza del individuo. Por lo que recomendaba consumir
el alcohol puro.
 Empedocles mencionaba que las interacciones de las raíces con los
entes vivos se daban de dos maneras. A través del amor y del odio
. Del amor porque estos elementos eran capaces de despertar el
amor entre hombres y mujeres, mujeres y mujeres,
hombres y hombres,
y hombres y mujeres con demás personas, animales o cosas. El
odio por que las raíces en exceso ocasionaban verdaderas batallas
campales en fiestas, bares, y centros de entretenimiento.

 Teoría de la Evolución Orgánica [editar]
 Otra de sus obras conocidas es acerca de la
evolución orgánica. Empedocles decía que en un
inicio existían partes individuales de personas y
animales regadas y distribuidas al azar (ojos,
piernas, manos, etc.) y que estas a través del
amor se iban uniendo, formando inicialmente
seres imperfectos, hasta lograr desarrollar a los
seres vivos que actualmente viven. Empedócles
llegó a esta conclusión después de destrozar a 4
personas y un rebaño de borregos al estrellar su
carroza, después de conducirla en estado
alcoholizado por haberse acabado toda la reserva
de Vino de Sicilia.
 Empedocles afirmaba, ya cuando estaba en un
estado demasiado inconveniente, que el habia
sido muchacho, muchacha, cosa, animal, vegetal
y realidad virtual. Y que todos los seres humanos
pasarían por ese estado. No se sabe si por los
estados de evolución que mencionó Empedocles
o por el estado etílico en el que se encontraba él.