Vous êtes sur la page 1sur 7

GRUPO # 1

I N T E G R A N T E S

I S R A E L K A R E N L E Y D A

C R U Z

C O N T R E R A S

L L U V I S U P A

C A C E R E S

B A R Z O L A

S O L O R Z A N O

CUANDO UN ARBITRAJE ES INTERNACIONAL

CUANDO UN ARBITRAJE ES INTERNACIONAL

El arbitraje internacional es hoy el sistema de solución de conflictos comerciales internacionales más utilizado a nivel mundial, ya que la complejidad de los

negocios transfronterizos hace necesario que los eventuales conflictos,

derivados de estos, sean resueltos por personas conocedoras de dichas materias, en los plazos más breves posibles. El arbitraje internacional permite a las partes la elección de un método de solución

“a medida”, lo que se traduce en la alternativa de elegir la ley aplicable, el

idioma en que será sustanciado el juicio y la sede arbitral, entre otros

aspectos, lo que hace de este mecanismo la mejor opción para una eficaz

resolución de los conflictos.

El arbitraje internacional es hoy el sistema de solución de conflictos comerciales internacionales más utilizado a

El arbitraje es un método alternativo de solución de disputas que consiste en un

juicio a través del cual un juez árbitro, designado de común acuerdo por las

partes o por la institución a quien se encomienda la designación, resuelve las controversias civiles o comerciales mediante una sentencia definitiva con carácter obligatorio ofrece garantías de celeridad, eficiencia, seguridad jurídica y confidencialidad, mediante la existencia de un reglamento aplicable a los arbitrajes, un sistema tarifario que permite conocer en forma transparente los

costos.

El arbitraje es un método alternativo de solución de disputas que consiste en un juicio a

DIFERENCIA DE ARBITRAJES

*Para empezar, las normas internacionales son más interferencia

liberales y evitan la

judicial para cada cuestión como sucede en el arbitraje local. Por ejemplo,

existe

lo que se denomina entidad nominadora, que puede ser cualquier centro o corte

de arbitraje, elegido por las partes para resolver cuestiones sobre el

nombramiento de árbitros o también para resolver el incidente de

recusación del árbitro, que desde luego es definitiva

EJEMPLOS DE ARBITRAJES

Una sociedad informática norteamericana había registrado una marca para

programas informáticos de comunicación en los EE.UU y el Canadá. Un

fabricante de productos informáticos de otro país había registrado una marca prácticamente idéntica para equipo informático en varios países asiáticos. Ambas sociedades entablaron procedimientos judiciales en distintas jurisdicciones en relación con el registro y la utilización de sus marcas. Cada una de las sociedades puede impedir a la otra el registro y utilización de su marca en las jurisdicciones en las que es titular de derechos anteriores. A fin

de facilitar la utilización y el registro de sus marcas respectivas en todo el

mundo, las partes concertaron un acuerdo de cotitularidad que contenía una cláusula de arbitraje de la OMPI. Cuando la sociedad norteamericana intentó registrar su marca en China, su solicitud fue denegada debido al riesgo de confusión con la marca anterior de la que la otra parte era titular. La empresa norteamericana solicitó que la otra parte tomase las medidas necesarias para

permitirle registrar su marca en un país asiático y, tras la negativa de la otra

parte, inició un procedimiento de arbitraje.

Tras las propuestas formuladas por el Centro, las partes nombraron como árbitro

único a un abogado experto en propiedad intelectual. En un laudo provisional el árbitro único hizo efectiva la solución propuesta por las partes, que preveía

la concesión por el fabricante de hardware de una licencia en condiciones

adecuadas para la compañía norteamericana, incluyendo una obligación de presentar informes periódicos a la otra parte.

Una empresa de biotecnología francesa, titular de varias patentes de procedimientos para la extracción y purificación de un compuesto para usos

médicos, celebró un acuerdo de licencia y desarrollo con una gran empresa

farmacéutica. La compañía farmacéutica tenía una experiencia considerable en la aplicación médica de la sustancia objeto de las patentes de las que era titular la empresa de biotecnología. Las partes incluyeron en su acuerdo una cláusula que estipulaba que todas las controversias derivadas de su acuerdo serían resueltas por un árbitro único en virtud del Reglamento de Arbitraje de la OMPI.

Varios años después de la firma del acuerdo, la empresa de biotecnología dio por

terminado el contrato, alegando que la compañía farmacéutica había retrasado deliberadamente el desarrollo de los compuestos biotecnológicos. La empresa de biotecnología presentó una solicitud de arbitraje reclamando una cantidad importante como daños.

El Centro propuso una serie de candidatos con una experiencia considerable en

controversias biotecnológicas y farmacéuticas, uno de los cuales fue elegido

por las partes. Tras recibir las presentaciones escritas de las partes, el árbitro celebró una audiencia por tres días en Suiza para el examen de los testigos.

Esto no sólo sirvió para la presentación de pruebas, sino también permitió a

las partes volver a establecer un diálogo. En el curso de la audiencia, el árbitro consideró que la empresa de biotecnología no tenía derecho a rescindir el

contrato y que sería en interés de las partes seguir cooperando en el desarrollo

de los compuestos biotecnológicos.

En el último día de la audiencia, las partes aceptaron la sugerencia del árbitro en cuanto a que deberían celebrar una sesión privada. Como resultado de esa reunión, las partes acordaron resolver sus diferencias y continuaron

cooperando con el desarrollo y la comercialización de los compuestos