Vous êtes sur la page 1sur 40

ADULTEZ

INTERMEDIA

PSICOLOGIA DEL DESARROLLO HUMANO LUIS FERNANDO DURAN YUPANQUI

ADULTEZ INTERMEDIA (40 – 65 años)

La edad adulta intermedia se define como el periodo comprendido entre los 40 y los 65 años. Sin embargo, también es posible definirla desde el punto de vista contextual. Uno de los contextos es la situación familiar:

puede definirse a una persona de edad adulta intermedia como la que tienen hijos mayores o padres entrados en años. Muchas personas sienten que están en la edad adulta intermedia al arribar a los 50 años, momento tan crucial como la adolescencia, cuando los colegas más jóvenes los llaman “señora” “señor”, experimentan problemas de artritis, de la próstata, o alguna otra dolencia física asociada con la edad; los hijos se quedan calvos, las hijas le dan nietos, se dan cuenta de que son los de más edad en la oficina.

Sin embargo, hay quienes afirman que esos años son los mejores de la vida. En general, las personas de edad adulta intermedia mantienen buena condición física y psicológica, su salud física es buena gracias a los avances médicos y a los cuidados preventivos. En la edad adulta intermedia las personas se dan cuenta de que su cuerpo ha cambiado. En una sociedad como la nuestra, que privilegia la juventud y la buena condición física, las arrugas, la flacidez y los músculos débiles con signos molestos de envejecimiento. Esta época es un periodo de inventario, de reevaluación de las aspiraciones y de qué tan bien se han logrado las metas. Algunas personas modifican sus objetivos, y algunas veces se dirigen hacia rumbos completamente nuevos. En vez de pensar en función de los años que han vivido, los individuos empiezan a pensar en términos del tiempo que han dejado de vivir. Quizá se dan cuenta de que no pueden hacer lo que desean y están ansiosos por hacer lo máximo en el tiempo que les resta la vida .

1.- Desarrollo físico

De la edad adulta temprana a la edad adulta intermedia, los cambios biológicos que se presentan son graduales. Quizá sea imposible percibirlos hasta cuando un día, a los 45 años, el hombre se da cuenta de que no puede leer sin lentes en el directorio telefónico, o la mujer descubre que no puede moverse con la misma rapidez de antes.

1.- Desarrollo físico • De la edad adulta temprana a la edad adulta intermedia, los cambios

Aunque el funcionamiento físico y la salud son buenos, no alcanzan el nivel máximo de la edad adulta temprana. La mayoría de las personas aceptan con serenidad los cambios en su capacidad sexual y reproductora (menopausia y climaterio masculino); algunas experimentan cierto tipo de renacimiento sexual; otras, sin embargo en especial las mujeres siente que su atractivo físico disminuye.

• Aunque el funcionamiento físico y la salud son buenos, no alcanzan el nivel máximo de
• Aunque el funcionamiento físico y la salud son buenos, no alcanzan el nivel máximo de

2.-Cambios físicos en la edad adulta intermedia

2.-Cambios físicos en la edad adulta intermedia • a) Funcionamiento Sensorial y Psicomotor • En general,

a) Funcionamiento Sensorial y Psicomotor

En general, los cambios que se presentan en la capacidad psicomotora y sensorial son bastante pequeños, y la mayoría los compensa con éxito. No obstante, estos cambios son reales y afectan el autoconcepto de las personas y su interacción con los demás.

b) Vista, oído y olfato

VISTA:

El cristalino del ojo pierde flexibilidad y disminuye su capacidad para enfocar los objetos

Este fenómeno se descubre en la primera época de la edad adulta intermedia. Muchas personas necesitan anteojos para leer, debido a la presbicia (hipermetropía asociada a la vejez). En esta edad, las personas también necesitan cerca de un tercio de mayor luminosidad para compensar la pérdida de luz que llega a la retina

OIDO

Durante la edad adulta intermedia se produce una disminución de la capacidad auditiva, en especial de los sonidos de frecuencia más alta, la cual se conoce como presbiacusia.

La pérdida de la capacidad auditiva es mayor en los hombres

OIDO • Durante la edad adulta intermedia se produce una disminución de la capacidad auditiva, en

c) Fuerza, coordinación y tiempo de reacción

Las personas que son activas desde tempranas épocas de la vida tienen mayor vígor y resistencia después de los 60 años, las que llevan vida sedentaria pierden la tonicidad y la energía muscular, y se vuelven menos inclinadas a realizar ejercicios físicos. Un estilo de vida sedentario está más correlacionado con las muertes causadas por ataques al corazón.

c) Fuerza, coordinación y tiempo de reacción • Las personas que son activas desde tempranas épocas

El tiempo de reacción simple disminuye (como la velocidad para pulsar una tecla con el dedo índice) como promedio del 20%, entre los 20 y los 60 años. Las habilidades motoras complejas (como las que se necesitan para conducir un automóvil), que se incrementan en la niñez y la juventud, declinan de modo gradual después de que la persona alcanza el desarrollo completo.

Sin embargo, esta disminución no significa desempeño deficiente.

d) Cambios fisiológicos

Algunos de los cambios fisiológicos que se presentan en esta edad son producto del envejecimiento. Sin embargo, los factores de comportamiento y el estilo de vida que datan de la juventud afectan con frecuencia el ritmo y el alcance de dichos cambios. Cada persona tiene su propio ritmo de envejecimiento y el deterioro del sistema corporal es gradual. Los cambios más comunes son la disminución de la capacidad de bombeo de sangre, la reducción en el funcionamiento renal, menos secreción de enzimas en el sistema gastrointestinal lo cual origina indigestión y estreñimiento, debilitamiento del diafragma y, en los hombres, el agrandamiento de la próstata, lo cual puede causar problemas sexuales y renales.

d) Cambios fisiológicos • Algunos de los cambios fisiológicos que se presentan en esta edad son

3.- Sexualidad

a) Actividad Sexual

Los mitos acerca de la sexualidad en la edad adulta intermedia con frecuencia se convierten en un obstáculo para la felicidad. Sin embargo, recientes avances en la salud, actitudes más liberales de la sociedad hacia el sexo y algunos nuevos estudios hacen que las personas estén más conscientes acerca de que el sexo es un elemento vital. Las personas de edad adulta intermedia con frecuencia están mucho más comprometidas en actividades sexuales y en formas más variadas que las de edades anteriores.

• El funcionamiento sexual es diferente en la edad adulta intermedia; la mayoría de los hombres

El funcionamiento sexual es diferente en la edad adulta intermedia; la mayoría de los hombres no experimentan deseos sexuales con tanta frecuencia como cuando estaban jóvenes: los que deseaban ,mantener relaciones sexuales cada dos días ahora se contenta con tenerlas cada tres o cinco días. Las mujeres puedes sentir deseos por periodos más prolongados, útiles para lograr el orgasmo. La capacidad de las mujeres para dar a luz llega a su fin. Aunque los hombres todavía pueden engendrar hijos. Las causas de la disminución de la actividad sexual no son fisiológicas, entre las causas se encuentran: La monotonía en la relación, preocupación, fatiga mental o física, depresión, no tener el sexo entre las prioridades debido a las exigencias de tiempo, temor a no tener erección. Entre las físicas se hallan las enfermedades crónicas, cirugías, algunos medicamentos o comer

b) Menopausia

La menopausia es un evento biológico en el que la mujer deja de ovular y menstruar, y ya no puede dar a luz más hijos. En general se considera que la mujer ha llegado a la menopausia un año después del último periodo menstrual.

b) Menopausia • La menopausia es un evento biológico en el que la mujer deja de

- Efectos físicos de la menopausia

El periodo (2 a 5 años) durante el cual se presentan los cambios biológicos de la menopausia en el cuerpo de la mujer se conoce como climaterio. En este periodo, el cuerpo femenino reduce la producción de estrógeno, generando como consecuencia mesntración irregular, con mayor o menor sangrado durante más o menos tiempo entre los ciclos.

Algunas mujeres experimentan otros cambios físicos, entre los cuales se incluyen un calor que atraviesa el cuerpo por un instante conocido como “bochorno”, adelgazamiento del revestimiento vaginal y afecciones urinarias causadas por la contracción de los tejidos. La disminución de la producción de estrógeno origina osteoporosis (enfermedad en la que los huesos comienzan a volverse porosos como una esponja y a ser más susceptibles a las fracturas) en una minoría de mujeres (una de cada cuatro) después de la menopausia. Las mujeres menopáusicas también informan que sufren otras molestias como dolor en las articulaciones, insomnio, mareos, estreñimiento, amnesias pasajeras, irritabilidad y ansiedad, las cuales no parecen estar relacionadas con los cambios hormonales.

c) Climaterio masculino

Aunque los hombres pueden engendrar hijos hasta edad avanzada, al llegar a la edad adulta intermedia algunos experimentan una reducción de fertilidad y la frecuencia del orgasmo, y un aumento de la impotencia. Además, en la edad adulta intermedia parecen tener fluctuaciones cíclicas en la producción de hormonas.

El climaterio masculino (algunas veces mal denominado menopausia masculina) es un periodo de cambios fisiológicos, emocionales y psicológicos que involucran el sistema reproductor del hombre y otros sistemas corporales. En general, comienza diez años después del climaterio femenino y sus efectos físicos varían. Una pequeña minoría de hombres en edad adulta intermedia experimenta depresión, fatiga, deseo sexual bajo, impotencia y molestias físicas vagamente definidas.

• El climaterio masculino (algunas veces mal denominado menopausia masculina) es un periodo de cambios fisiológicos,

d) Apariencia

A pesar de que los dos sexos están sometidos al culto que nuestra sociedad rinde a la juventud, las mujeres llevan la peor parte debido al doble estándar de envejecimiento. El cabello cano, la piel áspera y las “patas de gallo” se consideran atractivos en los hombres, así como indicadores de experiencia, maestría y poder, pero en las mujeres se ven como señales de que está “entrada en años”. La apariencia femenina ideal es “sin arrugas, esbelta, lampiña, tersa y sin músculos desarrollados, osea la apariencia de los muy jóvenes, características de lo débil, lo vulnerable”.

4.- Problemas de salud

A) ENFERMEDADES Y DESÓRDENES

Los padecimientos crónicos más comunes de esta etapa son el asma, la bronquitis, la diabetes, los desórdenes nerviosos y mentales; la artritis y el reumatismo deterioran la visión y el oído, y contribuyen al mal funcionamiento de los sistemas circulatorio, digestivo y genitourinario. Sin embargo, estas enfermedades no necesariamente aparecen en la edad adulta intermedia: dos quintas partes de las personas de 45 y 64 años padecen una o más de ellas, así como dos quintas partes de las personas entre 15 y 44 años. Uno de cada seis hombres entre 45 y 64 años sufren algún tipo de enfermedades cardíacas o de los vasos sanguíneos, en tanto que una de cada nueve mujeres en este grupo de edad padece alguna clase de enfermedades cardíacas o apoplejía.

La hipertensión (presión sanguínea alta) es el problema principal de la edad adulta intermedia. Con frecuencia este trastorno predispone a las personas a sufrir ataques cardíacos o apoplejía.Con frecuencia este trastorno predispone a las personas a sufrir ataques cardíacos o apoplejía (accidentes cerebrovasculares” en que un coágulo disminuye el flujo de sangre al cerebro lo cual, a menudo, deja discapacitadas a las personas). A medida que las mujeres llegan a la edad adulta intermedia, aumentan los riesgos de padecer enfermedades coronarias, en especial en la menopausia.

b) El impacto del estrés en la salud

El estrés es la respuesta fisiológica y psicológica del organismo ante las exigencias que se le hacen. Las causas que lo producen son infinitas. Los síntomas físicos más comunes del estrés son los dolores de cabeza, de estómago y musculares, o la tensión muscular y la fatiga. La mayor parte de los síntomas psicológicos son el nerviosismo, la ansiedad, la angustia, la ira, la irritabilidad y la depresión

5.- Desarrollo intelectual

1.- Aspectos del desarrollo Intelectual en la Edad Adultez Intermedia

a) Inteligencia y cognición

Los diversos estudios relacionados con la inteligencia muestran que la inteligencia se incrementa, por lo menos hasta los 50 años.

La inteligencia fluida es la capacidad de aplicar las habilidades intelectuales a nuevas situaciones; comprende el proceso de percepción de relaciones, la formación de conceptos, el razonamiento y la abstracción. Se cree que la inteligencia fluida depende del desarrollo neurológico y está relativamente libre de la influencia del aprendizaje, la educación o una cultura previa.

La inteligencia cristalizada es la capacidad para recordar y emplear la información aprendida. Depende de la educación y del acerbo cultural. Para medirla se emplean pruebas de vocabulario, información general y respuestas a situaciones y dilemas sociales. La inteligencia cristalizada representa el conocimiento adquirido durante toda la vida. La inteligencia fluida requiere capacidad para procesar nueva información. La inteligencia cristalizada depende del uso de la información almacenada y cómo funciona el procesamiento automático de la que posee una persona, especialmente en tareas complejas, como leer, que exige un gran número de operaciones mentales.

• La inteligencia cristalizada es la capacidad para recordar y emplear la información aprendida. Depende de

b) Pensamiento Integral

Los adultos tienden a pensar de modo integral. En particular, las personas de edad adulta intermedia tienden a interpretar lo que leen, ven o escuchan según el significado personal y psicológico que tengan para ellos. En vez de aceptar lo que leen según lo establecido, lo comparan con sus propias experiencias de vida y aprendizaje, y actúan en consecuencia. Esto tiene implicaciones para todos los aspectos de sus vidas.

En pensamiento integral conlleva implicaciones emocionales y sociales. La capacidad de interpretar con madurez los eventos posibilita que muchos adultos comprendan los sucesos de la niñez que alguna vez lo perturbaron, en parte por su capacidad limitada para interpretarlos. La sociedad se beneficia de este cambio en el pensamiento adulto. Con frecuencia las personas en edad adulta intermedia crean mitos y leyendas inspiradoras, y establecen verdades sobre la condición humana a través de símbolo a que las generaciones jóvenes pueden convertir en guías para su propia vida.

c) El adulto aprendiz

Casi las dos terceras partes de los adultos que toman clases de tiempo parcial lo hacen por razones relacionadas con el trabajo. Algunos estudian para estar al día en los nuevos adelantos de su campo. Otros estudian para ascender en el escalafón de la carrera o prepararse para desempeñar diversos tipos de trabajo. Algunos mujeres que se dedicaron al hogar y a criar hijos, regresan para matricularse en carreras nuevas. Las adultos cercanos a la jubilación desean ampliar su capacidad y sus habilidades para hacer más productivo e interesante el uso del tiempo libre. Y hay quienes simplemente, gozan aprendiendo y desean hacerlo durante toda la vida.

Los estudiantes maduros suelen estar más motivados de los que estudian a la edad tradicional. Ellos se han dado cuenta de que el aprendizaje no se limita al salón de clase, sino que también ocurre de modo informal en el hogar, el trabajo o en cualquier lugar. Las habilidades que no les brinde la academia pueden encontrarlas en la variada y rica experiencia vital.

• Los estudiantes maduros suelen estar más motivados de los que estudian a la edad tradicional.

6.- Desarrollo de la personalidad

a) Enfoque de la Crisis Normativa

Los cambios de la personalidad y el estilo de vida durante la edad adulta intermedia se atribuyen con frecuencia a la crisis de la mitad de la vida es un periodo supuestamente estresante que va desde los comienzos a los mediados de los cuarenta, el cual es provocado por una revisión y reevaluación de la vida pasada del individuo y que anuncia la iniciación de la edad adulta intermedia.

Algunas investigadores hablan de una transición en la edad adulta intermedia, que puede o no involucrar algún tipo de trastorno. El término de la mitad de vida, sin embargo, implica una transición perturbadora. Ha llegado a ser una frase de moda que aparece inesperadamente como una explicación para la depresión, las aventuras extramaritales o los cambios de carrera. Estos eventos se toman como señales de un cambio desde una orientación hacia el exterior, un interés en encontrar un lugar en la sociedad, hasta una orientación interior, una búsqueda de significado dentro de sí mismo. En la actualidad, la atención se está desplazando de la crisis de la mitad de la vida” y del modo de la crisis normativa del cuál éste brota, al modelo de los momentos adecuados de la ocurrencia de los acontecimientos. Según este modelo, el desarrollo de la personalidad está menos influido por la edad que por los eventos ocurridos en la vida de las personas y el momento en que ocurrieron.

Hace 20 ó 30 años, la ocurrencia y el momento de estos eventos importantes , como el matrimonio, el primer empleo, el nacimiento de hijos y nietos, eran hechos bastante predecibles, ya que la edad era el indicador adecuado de desarrollo. Pero hoy los estilos de vida son más diversos, los “relojes sociales” de las personas marchan a velocidades diferentes, y un fluido “ciclo de vida” corre por fuera de los viejos límites entre la juventud y la edad adulta, y entre la edad adulta intermedia y la vejez.

Como resultado, puede ser más útil considerar el desarrollo adulto en términos de los eventos de la vida.

b) Carl Jung : El Equilibrio de la Personalidad

Según Jung, hasta la edad de los 40 años las mujeres y los hombres se concentran en sus obligaciones ante sus familias y la sociedad, y desarrollan aquellos aspectos de la personalidad que fomentan estas metas. Las mujeres y los hombres se concentran en sus obligaciones ante sus familias y la sociedad, y desarrollan aquellos aspectos de la personalidad que fomentan estas metas. Las mujeres hacen énfasis en la expresividad y la crianza; los hombres en una orientación hacia el logro. Cuando los hijos crecen y sus carreras están establecidas tanto hombres como mujeres son libres para equilibrar sus personalidades por lo que prestan más atención a su interior.

Carl Gustav Jung

Jung, Carl Gustav (1875- 1961), psiquiatra y Psicólogo suizo, fundó la escuela de Psicología Analítica.Se vió obligado a utilizar este nombre, elegido apresuradamente, por cuanto el que quería poner a su Escuela, era el de Psicología Compleja, término ya acuñado por Pierre Janet

Carl Gustav Jung Jung, Carl Gustav (1875- 1961), psiquiatra y Psicólogo suizo, fundó la escuela de

c) Erick Erickson : Generatividad versus Estancamiento.

La generatividad es el interés de los adultos maduros por establecer y orientar a la siguiente generación. Previendo las limitaciones que va a tener su propia vida, las personas sienten la necesidad de participar en la continuación de ésta. Si no se satisface esta necesidad, las personas sienten la necesidad de participar en la continuación de ésta, las personas pueden llegan a sentirse estancadas, inactivas o inertes.

La"virtud" de este periodo es el cuidado: "Un compromiso creciente en cuidar de las personas los productos y las ideas que uno ha aprendido a cuidar". Erikson cree que las personas que no han sido padres no logran fácilmente ejercer generatividad. Conmina a los adultos que no tienen hijos a reconocer una sensación de pérdida y a hallar otras salidas a las tendencias generadoras, como ayudar a los niños de los países en desarrollo, entrenar un equipo deportivo o conducir una tropa de exploradores. Sin embargo, muchas personas que han cuidado a sus hijos durante años quizá necesiten ahora cuidar de sí mismos antes de poder dedicarse otra vez a la crianza de otros.

d) Robert Peck : Cuatro Adaptaciones de la Edad Adulta Intermedia

1. Valoración de la sabiduría versus valoración de las facultades físicas: la mayoría de las personas bien adaptadas aprecian que su sabiduría compensa con creces su disminuida fortaleza física, su vigor y su aspecto juvenil.

2. Socialización versus sexualización en las relaciones humanas: las personas aprecian la personalidad de los demás en la medida en que los valoran como amigos y no como objetos sexuales. Así pueden apreciar las personalidades únicas de los demás y alcanzan una mayor profundidad de comprensión.

3. Flexibilidad emocional versus empobrecimiento emocional: La muerte de padres y amigos termina las relaciones y las personas deben buscar otras nuevas. Las limitaciones físicas pueden exigir un cambio de actividades. Los padres, cónyuges y amigos tienen mayor probabilidad de morir, y los niños han madurado y se han vuelto independientes.

4. Flexibilidad mental versus rigidez mental: Las personas utilizan sus experiencias pasadas como guía para resolver nuevas inquietudes. Aquellos que permanecen flexibles usan su experiencia y las respuestas que ya han encontrado como guía provisional para la solución de nuevos problemas.

e) George Vaillant: Introspección y Transición

Muchos hombres reevalúan su pasado, reordenan sus actitudes hacia la sexualidad y disponen una oportunidad más para hallar nuevas soluciones a viejas necesidades. Los 50 años son una época más agradable y tranquila que los 40. La transición de la edad adulta intermedia puede ser estresante debido a las demandas

hechas por una nueva etapa de la vida

tales como el cambio del

rol de padre para satisfacer las necesidades de los hijos

adolescentes. Muchos hombres reevalúan su pasado de acuerdo con los términos de los sentimientos largamente reprimidos acerca de sus padres, y reordenan su actitud hacia la sexualidad.

Vaillant observó algunas de las mismas características señaladas por otros investigadores: una disminución de la diferenciación sexual con la edad avanzada, lo que Brim llama “unisexualidad normal de la vida tardía” y una

tendencia de los hombres a volverse más protectores y expresivos.

f) Daniel Levinson: Las Estructuras Cambiantes de la Vida

Entre los 45 y 50 los hombres construyen nuevas estructuras de vida, tomando quizás un nuevo trabajo, comprometiéndose con una nueva esposa o cambiando los modelos de trabajo o de relaciones. Aquellos que no hacen ningún cambio llevan una vida aburrida y estrecha en la edad intermedia o están ocupados y bien organizados pero inmersos en la rutina. De los 50 a los 55 años los hombres que hoy han llegado a sus crisis pueden hacerlo ahora. Otros pueden modificar las estructuras de la vida que han formado a medida de sus 40 años.