Vous êtes sur la page 1sur 33

SAN AGUSTÍN SANTO TOMAS MARTIN LUTERO

Cristian Rosso Zarate Historia del Pensamiento Politico

SAN AGUSTÍN • “El pensamiento político de San Agustín tal y como podemos observar en De

SAN AGUSTÍN

“El pensamiento político de San Agustín tal y como podemos observar en De civitate Dei no es un tratamiento sistemático de filosofía política, sino que representa una imagen de la perspectiva cristiana del mundo.

Esta

visión

o imagen

formaba parte

de

la

estrategia de San Agustín en la que defiende el cristianismo frente a las acusaciones paganas de que la sustitución del cristianismo en lugar de los antiguos ritos había provocado la caída del Imperio Romano en el 410 d.c.

RELACIÓN ENTRE RAZÓN Y FE

No hay fronteras entre razón y fe (Iluminación), no hay distinción clara entre las dos. Sólo hay una verdad: la cristiana. Identifica la Filosofía y la teología.

Su objetivo es la comprensión de la verdad cristiana y a tal objetivo colaboran la razón y la fe del siguiente modo:

  • 1. En un principio la razón ayuda al hombre a alcanzar la fe;

  • 2. Posteriormente, la fe orienta e ilumina a la razón;

  • 3. La razón, a su vez, contribuirá al esclarecimiento de los contenidos de la fe

•. Esta estrecha vinculación entre razón y fe se expresa en dos afirmaciones:

•. -Crede ut intelligas (creer para entender, admitir dogmas para poder comprender)

•. –Intellige ut credas (entiende para creer; la fe cristiana debe apoyarse en el discurso racional, ya que si es correcto estará de acuerdo con la fe).

EL CONTEXTO, LA PÉRDIDA DEL PODER DEL ORDEN POLÍTICO

El saqueo de Roma en 410 d. C. por parte de los bárbaros, produjo un sentimiento de fragilidad entre los cristianos en cuanto a la credibilidad del poder político.

La

respuesta de

San Agustín

al

desmoronamiento

del

poder de Roma

en

su

De

civitate Dei responde a este tipo de pensamiento del que habla ya Tertuliano:

Pues, cuando el imperio sufre quebranto, quedan también quebrantados sus otros miembros; e incluso nosotros, aunque apartados de los tumultos, de algún modo nos vemos afectados.

Había dos corrientes

encontradas dentro de la

iglesia, una

que empujaba a

los

cristianos a defender el orden político, y otra en la que se regocijaban al vislumbrar

su inminente desaparición.

Sin

embargo, el

concebir

la

vida sin

el poder estable

demasiado impensable para muchos de ellos.

del orden político era algo

EL CONTEXTO, LA PÉRDIDA DEL PODER DEL ORDEN POLÍTICO

Durante la época en la que San Agustín escribía también tuvo la iglesia que incluir una justificación apologética del uso del poder secular para precisamente apoyar ciertas creencias religiosas, como resultado quedaba el problema de la aceptación por parte de la iglesia del poder como instrumento legítimo para llegar a sus objetivos; ahora sin embargo, se enfrentaba con el peligro de perder su identidad distintiva.

Debido al desconcierto de lo que se había convertido en una “religión política”, San Agustín comenzó su polémica tarea de despolitizarla, aunque sin plegarse ante los Donatistas.

EL CONTEXTO, LA PÉRDIDA DEL PODER DEL ORDEN POLÍTICO

En el polo opuesto, en Eusebio de Cesarea vemos como el desarrollo de una retórica de la llamada “alianza santa” se había convertido en la prominente dentro de la iglesia. Esta retórica se basaba en el “deseo” desesperado de reducir la espantosa distancia entre el “Reino de Dios” y la “Sociedad del Hombre”.

Eusebio había inferido que el emperador Constantino había sido enviado por Dios para un propósito muy específico: verificar las promesas de Cristo esto planteaba el peligro real de la pérdida de la distinta identidad de la iglesia y de la sociedad.

El emperador había incluso llegado a representar un instrumento divino del logos; el orden político se había convertido en un vehículo bastante cómodo para difundir la verdad cristiana. Estos eran pues aspectos de la crisis total ante los cuales San Agustín tenía que presentar su defensa de la “Ciudad de Dios”.

NUEVA INTERPRETACIÓN

Era necesaria toda una nueva interpretación de la historia que crease un nuevo entendimiento del proposito a la luz del cual se debería ver la fe cristiana. Se requería una hermenéutica histórica en la que todo el concepto del significado de un fin predestinado de la historia debía ser expuesto. Por este motivo, la historia será vista como un proceso de la vida de las “dos ciudades”.

CIUDAD DE DIOS

la existencia de dos ciudades, la de Dios (Jerusalén) y la terrestre (Babilonia), identificadas, respectivamente, con la Iglesia y con el Estado pagano. La ciudad de Babilonia es considerada por San Agustín como el resultado de la corrupción del hombre por el pecado original; mientras que la ciudad de Jerusalén, la ciudad celestial representaría la comunidad cristiana que viviría de acuerdo con los principios de la Biblia y los evangelios.

LA CIUDAD DE DIOS

El dualismo de las dos ciudades, comprendido dentro del marco de San Agustín, establecía la identidad del orden político, así como del religioso; nosotros sólo lo percibimos “místicamente” como dos ciudades mezcladas entre sí y vistas como en un intervalo.

Este

concepto fue diseñado para enseñar que

lo político

y

lo

espiritual eran dos cosas distintas, aunque sí se aceptaba que ambas eran complementarias en ciertos casos. Se debía beneficiar lo político de lo espiritual y viceversa, sin embargo lo uno no podría alcanzar la solución de lo otro; además, lo uno no debe ser juzgado dentro de la misión del otro aspecto, cada parte o aspecto debía ser entendido bajo sus propios términos

SAECULUM

El ámbito donde se entreteje la vida de las dos ciudades en base a las creencias religiosas . Es un “ámbito” que opera al nivel fundamental de la lealtad última, una coexistencia temporal de una realidad escondida que sólo puede ser vista a través de los ojos de la fe, una especie de visión “revelada”. El lugar está escondido ya que pertenece a un “orden místico”. Los cristianos deben ser capaces de “leer” esta realidad de forma “mística” y vivir en tensión entre ambas.

San Agustín ha creado un elemento dialéctico en la hermenéutica de la historia en la que hay polaridades como las siguientes:

Bien/Mal Carne / espíritu Iglesia/ Orden político

Todas estas polaridades están dentro de un orden multi-abarcante y poderosamente estructurado. Este orden (ordo) posee y dirige estas dinámicas (o comunidades) hacia su final predestinado.

CONCLUSIÓN

Desde el punto de vista cristiano la cuestión fundamental era si los seres humanos y

la

sociedad servirían al Dios único

a

los

propósitos de la

eternidad

o,

si

se

conformarían

con

un

nivel

inferior

de

lealtades

con

los

bienes

pasajeros

y

temporales.

La motivación política estaba sujeta a la cuestión de la lealtad total y absoluta. Los cristianos aportaron la “lealtad” correcta y el amor apropiado a la sociedad política.

San Agustín construye su concepto de Estado-República incorporando y redefiniendo las categorías filosófico-políticas ciceronianas. Muchas veces nos es difícil descubrir cuando termina Cicerón y empieza Agustín. Sin embargo, pueden observarse tres instancias no ciceronianas: a. la interpretación estrictamente teológica de iustitia; b. las implicancias de que el pueblo romano haya vivido impío habiendo recurrido a los demonios; c. el concepto de Dios tomado en un sentido definitivamente cristiano.

APORTE AL PENSAMIENTO POLÍTICO

1. La condición de posibilidad del Estado a partir de los conceptos de “sociabilidad” e “insociabilidad”.

2. La función básica del Estado como dispositivo ilegítimo de la coerción para asegurar una teoría del orden en la sociedad terrena.

Agustín construye su concepto de Estado-República incorporando y redefiniendo las categorías filosófico-políticas ciceronianas. Más aún, y como bien lo observa Marshall, muchas veces nos es difícil descubrir cuando termina Cicerón y empieza Agustín. Sin embargo, pueden observarse tres instancias no ciceronianas: a. la interpretación estrictamente teológica de iustitia; b. las implicancias de que el pueblo romano haya vivido impío habiendo recurrido a los demonios; c. el concepto de Dios tomado en un sentido definitivamente cristiano.

SANTO TOMAS DE AQUINO

Las circunstancias sociales y la evolución de las formas de poder en el siglo XIII, especialmente los problemas derivados de la relación entre la Iglesia y el Estado, llevarán a Sto. Tomás a un planteamiento distinto, inspirado también en la Política aristotélica, aunque teniendo en cuenta las necesarias adaptaciones al cristianismo.

Respecto a las mejores formas de gobierno, santo Tomás sigue a Aristóteles, distinguiendo tres formas buenas y tres formas malas de gobierno que son la degeneración de las anteriores. Aunque la monarquía parece proporcionar un mayor grado de unidad y de paz, Sto. Tomás tampoco descarta las otras formas de gobierno válidas, y no considera que ninguna de ellas sea especialmente deseable por Dios.

LA RAZÓN Y LA FE

la teoría de la "doble verdad", según la cual habría una verdad para la teología y una verdad para la filosofía, independientes una de otra, y cada una con su propio ámbito de aplicación y de conocimiento. La verdad de la razón puede coincidir con la verdad de la fe, o no. En todo caso, siendo independientes, no debe interferir una en el terreno de la otra. Santo Tomás rechazará esta teoría, insistiendo en la existencia de una única verdad, que puede ser conocida desde la razón y desde la fe.

Sin embargo, reconoce la particularidad y la independencia de esos dos campos, por lo que cada una de ellas tendrá su objeto y método propio de conocimiento. La filosofía se ocupará del conocimiento de las verdades naturales, que pueden ser alcanzadas por la luz natural de la razón; y la teología se ocupará del conocimiento de las verdades reveladas, de las verdades que sólo puede ser conocidas mediante la luz de la revelación divina.

EL IMPERIO DE LA LEY

La ley pertenece a la razón, pues “es una cierta regla y medida de los actos en cuanto por ella alguien se mueve a actuar, o se abstiene de una acción. La ley viene de ‘ligar’, porque obliga a actuar. Mas la regla y medida de los actos humanos es la razón, que es el primer principio de los actos humanos” (I, II, c.90, a.1). Aquí no es necesaria la revelación divina. Nos encontramos en el campo de relativa autonomía de la razón que hemos considerado.

La ley necesariamente se ordena al “bien común”, y “ordenar al bien común es propio o de todo el pueblo o de quien toma la

representación del pueblo. Y por tanto el hacer la ley es propio o de todo el pueblo o de la persona pública que tiene a su cuidado la dirección de toda la comunidad”

LA LEY ETERNA

La regla según la cual Dios gobierna el mundo es necesariamente eterna como el mismo Dios. Ésta es la ley eterna. “Siendo el mundo gobernado por la providencia divina, toda la comunidad del

universo está regida por la razón de Dios. Y por consiguiente la misma razón que gobierna todas las cosas tiene carácter de ley, siendo de Dios como de un soberano del universo. Y ya que la razón divina no concibe nada en el tiempo, sino sólo en la eternidad

LA LEY NATURAL

Dios ha creado todo el universo, y “es claro que todas las cosas participan de la ley eterna, en cuanto la llevan impresa en sus inclinaciones a los propios actos y fines”. Pero no es igual la participación que tienen en la ley eterna

los seres irracionales y los racionales. Aquellos participan necesariamente, mientras éstos lo hacen libremente. “El hombre participa de la razón eterna, por la cual se inclina naturalmente al debido orden de sus actos y de su fin. Y tal participación de la ley eterna en la criatura racional es lo que

llamamos ley natural” [

] de tal manera que “la ley natural no es otra cosa

... sino la participación de la ley eterna en la creatura racional” (I, II c. 91, a.2). La ley

natural está grabada en la conciencia de cada hombre, de modo que no es necesaria la revelación divina para conocerla. Prescribe en general hacer el bien y evitar el mal. En particular ordena la conservación de su ser, la reproducción, y el vivir en sociedad. Como se ve, corresponden a inclinaciones naturales del hombre.

LA LEY HUMANA

Lo que la ley natural ordena es demasiado general y abstracto para el hombre. Todos podemos estar de acuerdo en que es necesario hacer el bien y evitar el mal. El problema se plantea cuando hay que especificar qué es el mal y qué es el bien en un sociedad determinada. “Entre los principios universales de la ley natural y el detalle infinitamente complejo de los actos particulares que deben conformársele, se extiende un abismo que ninguna reflexión individual es capaz de franquear sola y que debe ser llenado precisamente por la ley humana. Ésa es su misión”

LA LEY DIVINA

Es la ley revelada que se encuentra en la Biblia y es interpretada por la Iglesia. La ley divina del Antiguo Testamento es la ley del temor, mientras que la del Nuevo es la del amor. El pecado original que oscureció la clara percepción de la ley natural es el que hizo indispensable la revelación divina. ”

Resistencia a las leyes injustas Las leyes injustas, es decir, aquéllas que van contra el bien común, “no obligan en el foro de la conciencia a no ser para evitar algún escándalo o desorden”. En cuanto a aquéllas que van contra la ley divina, como las leyes de los tiranos que imponen la idolatría” directamente deben ser desobedecidas.

LA PROPIEDAD Y EL COMERCIO

Son temas de gran importancia, que han interesado a todos los pensadores de la antigüedad. Por otra parte, están en la médula del capitalismo que surge en ruptura con el feudalismo medieval. Tomás de Aquino distingue entre la propiedad como tal, en sentido estricto, y el uso. La primera pertenece a Dios, y el segundo a los hombres. Ello significa que las cosas no se pueden usar de cualquier manera. Es el propietario, Dios, quien fija las reglas. Éstas, por otra parte, se ajustan al principio básico de que los bienes están para la satisfacción de los hombres, de todos los hombres. Ello significa que

la economía se debe regir por el valor de uso y no por el valor de cambio. En sentido estricto o en último término, las cosas pertenecen a Dios. Pero el hombre tiene en cuanto a las cosas “la capacidad de procurarlas y administrarlas, y en este sentido es lícito al hombre el poseer cosas propias”. Por tres motivos es legítima la propiedad individual: porque “cada uno es más solícito para procurarse algo que necesita”, “porque cada uno ordena mejor sus propias cosas, si ha de procurárselas él mismo”, y finalmente “porque así se conserva más la paz entre los hombres, cuando cada uno está contento con lo suyo”.

EL ESTADO Y SUS FORMAS

Para Santo Tomás el Estado no es una necesidad que surge del pecado original o de los pecados humanos, sino que es el despliegue de la esencia social del hombre. Tampoco tiene la tendencia a acentuar el aspecto coercitivo del Estado en virtud del pecado original, y en general de los pecados humanos. La raíz de esto se encuentra por una parte en las condiciones distintas del XIII, siglo de tranquilidad y despliegue, por oposición al siglo V, de turbulencias, anarquía e inseguridad.

De manera que el hombre está destinado por su propia naturaleza a vivir en sociedad. Como consecuencia, es en la sociedad donde debe poder realizarse. Ahora bien, los hombres son seres particulares, individuos, que persiguen cada uno su propio bien. Pero como partes de una sociedad deben perseguir el bien común, es decir,

EL ESTADO Y SUS FORMAS

Los Estados se dividirán por lo tanto en justos e injustos, rectos y desviados, como en Aristóteles. Los primeros son aquellos que tienden al bien común, es decir, que crean y velan porque se den las condiciones para que todos puedan ser felices. Si el que gobierna o los que gobiernan buscan sólo su bien particular, ese Estado es injusto.

 

Monarquía

-Tiranía

Aristocracia - Oligarquía

Democracia- Demagogia

El régimen político es una monarquía (regnum) cuando gobierna un solo hombre virtuoso en beneficio del bien común. Es una aristocracia si gobierna una minoría selecta, virtuosa, y es una democracia (politia, demoratia) si lo hace todo el pueblo, siempre en beneficio del bien común.

MONARQUÍA

En el opúsculo sobre la monarquía Tomás presenta a la monarquía como el gobierno ideal. El argumento se centra en que “el bien y la salvación de la sociedad es que se conserve la unidad, a la que se llama paz, desaparecida la cual desaparece asimismo la unidad de la vida social, e incluso la mayoría que disiente se vuelve una carga para sí misma”. Naturalmente, sigue razonando Tomás, “mejor puede lograr la unidad lo que es uno por sí mismo que muchos”, con lo cual cae de su propio peso que la monarquía es el sistema de gobierno más apropiado.

Efectivamente, en la Suma afirma que “la mejor constitución de una ciudad o reino es aquélla en la cual uno solo tiene la presidencia de todos y es el depositario del poder; pero de tal modo que otros participen de tal poder, y que todos sean los dueños de tal poder, tanto porque puedan ser elegidos cualesquiera del pueblo, como porque deban ser elegidos por todos. Tal es la mejor política: la que está presidida por uno, pero con un régimen mixto”

ORIGEN DIVINO DEL PODER POLÍTICO.

"Es pues, evidente que la comunidad política y la autoridad pública se funda en la naturaleza humana, y por lo mismo pertenecen al orden previsto por Dios, aún cuando la determinación del régimen político y la

designación

de

ciudadanos".

los gobernantes se

dejen

a

la

libre

elección de

los

CALVINO

La reforma, en su esencia, no era un asunto de lo periférico, sino del corazón, del cual brotan los asuntos de la vida. Se dirigía a la cuestión de la relación del hombre con Dios, la que es determinante para todas las otras relaciones de la vida.

El reconocido reformador Frances Juan Calvino postulo la doctrina de la separacion del la Iglesia y el Estado.

CALVINO INTRODUCCION

La

iglesia

al

ayudar

a

los

creyentes

a

madurar

nutre

al estado

produciendo ciudadanos modelo; de esta forma la iglesia y estado se auto

corresponden. El estado

tiene

su

jurisdicción

sobre

los asuntos

temporales, y la iglesia tiene jurisdicción sobre los asuntos doctrinales y espirituales.

Teocracia y religion fueron fundamentales en la sociedad Reformada de Calvino, puesto que el creia que todo el estado debe ser gobernado por Dios, y el estado debe estar completamente dedicado a El. La teoria politica de Calvino incluye una distincion entre iglesia y estado, controles y balances en el poder, y la sumision ciudadana al estado, y la responsabilidad del estado frente a Dios.

CALVINO IGLESIA Y ESTADO

Aunque

la

iglesia y

sobreponen

el estado deben

ser distintos,

Calvino afirmo que sus

esferas se

De acuerdo a Calvino, existe una simbiosis de proposito entre la iglesia y el estado, pero al mismo tiempo hay una distincion. El estado le da libertad a la iglesia y la iglesia no obstruye la accion del estado Calvino sostenia que el estado y la iglesia eran mutuamente religiosos porque Dios le ha adjudicado al estado los asuntos temporales, y a la iglesia Dios le ha adjudicado los asuntos doctrinales y espirituales, pero ambos estan para contrarrestar el mal. El Mal- espiritual, social, doctrinal, moral, temporal- es el enemigo comun que unifica los dos cuerpos instituidos por Dios. En la vision de Calvino, una sociedad liderada por la iglesia Reformada, y una iglesia compuesta por ciudadanos Reformados son la punta de lanza que contrarresta la mundanalidad y todas sus manifestaciones del mal en las areas espiritual, moral, cultural, legal y política

CALVINO LA TEORIA DE CALVINO SOBRE CONTROLES Y BALANCES EN EL PODER POLITICO

Aunque

la

iglesia y

sobreponen

el estado deben

ser distintos,

Calvino afirmo que sus

esferas se

De acuerdo a Calvino, existe una simbiosis de proposito entre la iglesia y el estado, pero al mismo tiempo hay una distincion. El estado le da libertad a la iglesia y la iglesia no obstruye la accion del estado Calvino sostenia que el estado y la iglesia eran mutuamente religiosos porque Dios le ha adjudicado al estado los asuntos temporales, y a la iglesia Dios le ha adjudicado los asuntos doctrinales y espirituales, pero ambos estan para contrarrestar el mal. El Mal- espiritual, social, doctrinal, moral, temporal- es el enemigo comun que unifica los dos cuerpos instituidos por Dios. En la vision de Calvino, una sociedad liderada por la iglesia Reformada, y una iglesia compuesta por ciudadanos Reformados son la punta de lanza que contrarresta la mundanalidad y todas sus manifestaciones del mal en las areas espiritual, moral, cultural, legal y política

LA TEORIA DE CALVINO SOBRE CONTROLES Y BALANCES EN EL PODER POLITICO

Calvino dijo que la tirania es el demonio que arruina el estado, en su afan de poseerlo. La tirania es una amenaza siempre y cuando el poder este en las manos de una minoria. Para el, el poder incontrolado, es poder injustificado, puesto que el creia que muy a menudo el poder, especialmente el poder absoluto, corrompe a los que lo sostienen. De acuerdo a Calvino, poder absoluto puede llegar a ser tan corrompido que aquellos que estan en el poder no se pueden seguir llamando siervos de Dios (Rom. 13:4, 6). En tal caso el poderoso se degrada a tal nivel donde no hay “senales de ese ministro de Dios, quien ha sido colocado para alabar el bien, y castigar y contrarrestar el mal.” Calvino dijo que los gobernantes y servidores estatales son buenos, sinembargo el mal que ejecutan eclipsa el bien a tal estado que los gobernantes y servidores ya no son una fuerza moral.

MONARQUIA ARISTOCRACIA O DEMOCRACIA

Calvino mostro el riesgo de estregarle el poder a una persona o a una minoria; por lo tanto el defendia un “sistema compuesto por la aristocracia y la democracia.” McNeill creia que la referencia de Calvino a “el gobierno de personas principales” no se refiere a un linaje aristrocratico, sino a aquellos elegidos por sus conciudadanos. 28 Para Calvino, la presencia de cualquier casta hereditaria en el gobierno es un quebrantamiento de la libertad.

Para

Calvino,

el

mas

alto

sistema de desarrollo es la democracia

representativa, modelada por el ejemplo biblico. “En esto consiste la mejor condicion para la gente, cuando ellos pueden elegir, por consentimiento comun, sus propios lideres; porque cuando alguien por la fuerza usurpa el poder supremo, la convierte en una tirania, y cuando los hombres llegan a ser reyes por herencia, esto no parece consistente con la realidad.”

LUCHA CON LOS ABSOLUTISTAS

Los

Reformadores

tuvieron

que

luchar

con

los proponentes del

absolutismo quienes rechazaban el pluralismo reformador, y preferían el creer en un solo Dios, un rey, un credo, and una ley.

Calvino reclamaba moderación por parte del soberano, recalcando que “no hay virtud mas escasa en los reyes como la moderación, y sin embargo no hay otra tan necesaria; porque entre mas ellos estén en control del poder, ellos necesitan ser mas cautelosos no sea que empiecen a justificar su apetitos, mientras ellos piensan que esta dentro de la ley desear cualquier cosa que les plazca

LA TEORIA DE CALVINO DE LA RELACION CIUDADANA Y EL GOBIERNO

Calvino nunca promovio

la revolucion

puesto que los gobernantes,

buenos o malos, son colocados por la providencia de Dios.

Si el gobernante es benevolente, entonces es una bendicion; sino el

gobernante es una maldicion.

Nabucodonozor

seguia

siendo un

siervo de Dios aunque el fue un instrumento de reprension

divina,

uno

al

cual

Calvino

llamo

“tirano

cruel

y

pestilente.” Cuando los creyentes son gobernados por malhechores,

antes

que

rebelarse

deben

mas

bien

considerar sus pecados,

arrepentirse e implorar ayuda divina. La providencia derrocara a los tiranos, y en su lugar Dios colocara aquellos que el ha preparado como sus instrumentos.

Los subditos deben ser dirigidos no solamente por temor a los principes y gobernantes sino porque ellos muestran obediencia a Dios.

CONCLUSIONES

El

no

hizo

la

distincion entre

religion y vida personal.

Religion

es

la

totalidad de la vida, y la totalidad de la vida es religion. Por lo tanto toda

la vida, la ley y la politica son influenciadas por la religion; ellas no estan separadas de la religion.

Calvino no vio la politica desde la perspectiva del dualismo Kantiano- las realidades pneumo y fenomenologicas estan sujetas a la ley de Dios, un monismo santo. El Reformador afirmaba que tanto la ley civil, moral como la religiosa se derivan de Dios, y estan controladas por Dios. Desde el punto de vista de Calvino tanto la iglesia como del estado, los controles y equilibrio en el poder, los ciudadanos y su relacion con el gobierno, y la relacion del gobierno con Dios salen de las convicciones teologicas.