Vous êtes sur la page 1sur 5

UN POCO DE HISTORIA… EL DESCUBRIMIENTO DE LOS ÁCIDOS

NUCLEICOS SE DEBE A MEISCHER (1869), EL CUAL TRABAJANDO CON


LEUCOCITOS Y ESPERMATOZOIDES DE SALMÓN, OBTUVO UNA
SUSTANCIA RICA EN CARBONO, HIDRÓGENO, OXÍGENO, NITRÓGENO Y UN
PORCENTAJE ELEVADO DE FÓSFORO. A ESTA SUSTANCIA SE LE LLAMÓ EN UN
PRINCIPIO NUCLEÍNA, POR ENCONTRARSE EN EL NÚCLEO.

Años más tarde, se fragmentó esta nucleína, y se separó


un componente proteico y un grupo prostético, este
último, por ser ácido, se le llamó Ácido Nucleico. En los
años 30, Kossel comprobó que tenían una estructura
bastante compleja. En 1953, James Watson y Francis Crick,
descubrieron la estructura tridimensional de uno de estos
ácidos, concretamente del Ácido Desoxirribonucleico
(ADN).
Los ácidos nucleicos constituyen el material genético de
los organismos y son necesarios para el almacenamiento
y la expresión de la información genética. Existen dos
tipos de ácidos nucleicos química y estructuralmente
distintos: el ácido desoxirribonucleico (ADN) y el ácido
ribonucleico (ARN); ambos se encuentran en todas las
células procariotas, eucariotas y virus. El ADN funciona
como el almacén de la información genética y se localiza
en los cromosomas del núcleo, las mitocondrias y los
cloroplastos de las células eucariotas. En las células
procariotas el ADN se encuentra en su único cromosoma
y, de manera extra cromosómica, en forma de plásmidos.
El ARN interviene en la transferencia de la información
contenida en el ADN hacia los compartimientos celulares.
Se encuentra en el núcleo, el citoplasma, la matriz
mitocondrial y el estroma de cloroplastos de células
eucariotas y en el citosol de células procariotas.
 Los Ácidos Nucleicos son las biomoléculas portadoras de la
información genética. Son biopolímeros, de elevado peso
molecular, formados por otras subunidades estructurales o
monómeros, denominados Nucleótidos. Desde el punto de vista
químico, los ácidos nucleicos son macromoléculas formadas por
polímeros lineales de nucleótidos, unidos por enlaces éster de
fosfato, sin periodicidad aparente. De acuerdo a la composición
química, los ácidos nucleicos se clasifican en Ácidos
Desoxirribonucleicos (ADN) que se encuentran residiendo en el
núcleo celular y algunos organelos, y en Ácidos Ribonucleicos
(ARN) que actúan en el citoplasma.

LOS ÁCIDOS NUCLEICOS ESTÁN FORMADOS POR LARGAS CADENAS DE


NUCLEÓTIDOS, ENLAZADOS ENTRE SÍ POR EL GRUPO FOSFATO. EL GRADO
DE POLIMERIZACIÓN PUEDE LLEGAR A SER ALTÍSIMO, SIENDO LAS
MOLÉCULAS MÁS GRANDES QUE SE CONOCEN, CON MOLÉCULAS
CONSTITUIDAS POR CENTENARES DE MILLONES DE NUCLEÓTIDOS EN UNA
SOLA ESTRUCTURA COVALENTE.
 Las bases nitrogenadas son moléculas formadas de átomos de carbono y nitrógeno que
crean anillos heterocíclicos. Se conocen dos tipos de bases nitrogenadas: las purinas y las
pirimidinas. Las purinas se componen de dos anillos condensados, mientras que las pirimidinas
están formadas por un solo anillo. Los átomos de carbono y nitrógeno de los anillos se
identifican mediante números naturales: del 1 al 6 para las pirimidinas y del 1 al 9 para las
purinas (figura 3-2). Las purinas se sintetizan de novo en el hígado como mono nucleótidos
unidos con una molécula de ribosa 5-fosfato; las pirimidinas lo hacen como bases libres y
después se unen a la ribosa 5-fosfato. Es importante mencionar que el recambio de ácidos
nucleicos da lugar a la liberación de bases libres, tanto de purinas como pirimidinas; estas
bases se reciclan y se unen a una pentosa y un grupo fosfato para generar de nuevo el
nucleótido.

Bases nitrogenadas.