Vous êtes sur la page 1sur 8

Formal e Informal

El control social se ejerce sobre los individuos


con la finalidad última de lograr una disciplina
social que resulte funcional para el
mantenimiento de las estructuras que sustentan
al Estado.
Hay dos tipos de control social: control
informal y control formal.

* Por control social podemos se ha de entender el conjunto de instituciones, estrategias, y sanciones sociales que tratan de promover y
garantizar el sometimiento del individuo de los modelos y normas comunitarias; normalmente estas actúan de forma automática y el
ciudadano las aprehende de forma inconsciente.
El control informal podrá ser más o menos eficiente
respecto de su actuación sobre el individuo, ya que éste no
es un ente sujeto a leyes deterministas, sino que es
justamente capaz de autodeterminación.

Las instancias de control informal son eficaces cuando


convierten al individuo en un sujeto adaptado que acepta lo
que la sociedad le impone a lo largo de su vida; nunca o
raramente presentará una actuación que quebrante las
reglas establecidas. Viene constituido por la familia,
escuela, trabajo.
La familia constituye un grupo mínimo fuertemente
organizado, está constituido por los cónyuges y
descendientes.

Para que este núcleo funcione uno de los dos miembros


(de preferencia los dos) tiene que dedicarse a la
organización. El hombre desempeña una gran función, de
esta manera atrae a la mujer y se reafirma su valor
personal y su confianza en sí mismo. La madre es el
modelo de disciplina, quiere que sus hijos se conviertan en
ciudadanos tolerantes que se adapten al mundo adulto.
La escuela, como instancia de control, reproduce en
el educando la misma función autoritaria para la
normalización, aceptando dentro de su funcionamiento a
quienes se adaptan.

En el aspecto de los conocimientos, la función principal


de la escuela es otorgar un determinado curriculum que
capacite al educando no a conocer el mundo y a sí mismo,
sino a poder acceder a un determinado tipo de trabajo, en
la escala jerárquica ocupacional.
En la instancia laboral cuentan para el subordinado el
aprendizaje de la técnica y su posterior desarrollo en un
puesto de trabajo. La autoridad se apoya aquí en la
superioridad técnica y especialmente en la económica, y es
tremendamente fuerte y operativa, tanto como factor de
conformización que como factor de represión.

Esta instancia es altamente confortante, ya que en ella


no sólo se conjugan las directrices de empleo del tiempo
del trabajador y de calidad del trabajo, sino que además
dirige el destino del trabajador: permanencia en su empleo,
ascensos y salarios.
Se puede partir de manera neutra y descriptiva en la
caracterización de la policía como un órgano de control social
formal cuyo <<objetivo es la protección de la sociedad y sus
ciudadanos, esto es, defensa de peligros>>.

Tiene como función principal el cumplimiento de las


estrategias de prevención y represión, es el que está
establecido legalmente. Dentro del control social formal
encontramos la norma penal y el sistema jurídico penal, que
ocupan un lugar secundario y confirmador y que entran en
acción cuando fallan los vínculos del sistema informal de
control social. Este sistema jurídico penal constituye una
agravación de las sanciones ante las conductas desviadas.
 Bergalli, Roberto; Bustos, Juan. 1983, El Pensamiento
Criminológico, Vol. 2, 1ª edición, Bogotá, Colombia,
Editorial TEMIS Librería.

 Hikal, Wael, 2007, Introducción a la Criminología México.


México. 1ª edición, Editorial Elsa G. de Lazcano.

 http://crimina.es/crimipedia/topics/control-social-formal