Vous êtes sur la page 1sur 29

“El profesionalismo es la

materia prima más


valiosa de la medicina”

Richard Horton, Editor de


Lancet, 2005.
La práctica médica actual, enfrenta retos sin precedente como:

 Disparidades entre las necesidades legítimas de los pacientes y los recursos


disponibles para satisfacer las mismas

 Las presiones que sobre el médico ejerce la transformación de los sistemas de


salud
En las últimas décadas la educación médica de pre y posgrado ha sido objeto de un
intenso análisis por la sociedad y la comunidad médica, debido a:

 La particular tensión que ocurre durante el entrenamiento del profesional de la


salud

 Las diferentes fuerzas del entorno que impactan su conducta y toma de decisiones
en la práctica clínica
 La sociedad expresa cada vez más una profunda preocupación por la conducta de
los médicos que percibe como poco profesional, y la comunidad médica ha
planteado diversas estrategias para enfrentar estas deficiencias en la formación de
los médicos
En los últimos años la más importante de estas estrategias ha sido:

 Reconocer la necesidad de que los conceptos relevantes del profesionalismo


médico deben incluirse de una manera explícita en el proceso educativo de las
escuelas de medicina, el posgrado y el desarrollo profesional continuo
 Un médico profesional no debe ser considerado como alguien que está
únicamente interesado en buscar su beneficio personal, sino más bien en prestar
un servicio a sus pacientes o contribuir al avance de la ciencia;

 Este concepto resulta difícil de asimilar en los tiempos actuales en donde el


egoísmo en ocasiones predomina sobre el altruismo en los seres humanos que
ejercen las diversas profesiones
 Profesión: Empleo, facultad u oficio que alguien ejerce y por el que percibe una
retribución.

 Profesionalismo: Cultivo o utilización de ciertas disciplinas, artes o deportes, como


medio de lucro.

Diccionario de la Lengua Española,


Real Academia Española, 2003
Antes de discutir sobre el concepto de profesionalismo, es necesario referirse al de
profesión. Con este propósito, cabe recordar las características esenciales de una
profesión:

 Dominio de un cuerpo complejo de conocimientos y habilidades específicas,


adquirido durante un período largo de formación.
 Control, con capacidad normativa, sobre el trabajo basado en aquel conocimiento.
 Disposición de organizaciones profesionales reconocidas legalmente, con
capacidad reguladora del acceso a la profesión y todo lo concerniente a su
práctica.
 Posesión de un código ético y la potestad exclusiva para aplicarlo. El grupo
profesional ha de “profesar” un conjunto de valores como son: disciplina,
altruismo, integridad, compromiso y eficiencia.
 Definir “profesionalismo” de una manera comprensible por los médicos y la
sociedad constituye un reto

 Se han realizado diversos intentos para definir el profesionalismo en medicina en


los últimos años, y existen varias propuestas por diversos autores y organizaciones,
algunas de las más aceptadas son las siguientes:
Swick

 “El concepto de profesionalismo médico debe tomar en cuenta la naturaleza de la


profesión médica y debe aterrizarse en lo que realmente hacen los médicos y
cómo actúan, individual y colectivamente.

 El profesionalismo médico comprende el siguiente conjunto de conductas:


Swick
 Los médicos subordinan sus propios intereses a los intereses de otros

 Se adhieren a altos estándares éticos y morales

 Responden a las necesidades de la sociedad, y su comportamiento refleja un contrato


social con la comunidad a la que sirve

 Manifiestan valores humanísticos esenciales, incluyendo honestidad e integridad,


comprensión y compasión, altruismo y empatía, respecto a los demás y confiabilidad
Swick
 Ejercitan la responsabilidad y rendición de cuentas consigo mismos y con sus
colegas
 Demuestran un compromiso continuo con la excelencia

 Exhiben un compromiso por la erudición y el avance de su campo

 Se enfrentan con altos niveles de complejidad e incertidumbre

 Reflexionan sobre sus acciones y decisiones


Cruess

“Profesión es una ocupación cuyo elemento esencial es el trabajo basado en el


dominio de un cuerpo complejo de conocimientos y habilidades. Es una vocación en
la cual el conocimiento de un departamento de la ciencia o el aprendizaje o la
práctica de un arte fundamentado sobre ella se usa para el servicio de otros. Sus
miembros son gobernados por códigos de ética y profesan un compromiso con la
competencia, integridad y moralidad, altruismo, y la promoción del bien público
dentro de su dominio. Estos compromisos forman la base de un contrato social entre
una profesión y la sociedad, la cual en reciprocidad le otorga un monopolio sobre el
uso de su cuerpo de conocimientos, el derecho de considerable autonomía en la
práctica y el privilegio de la auto-regulación. Las profesiones y sus miembros son
responsables ante aquellos que sirven y la sociedad”.
La Federación Mundial de educación Médica

Propone la definición de profesionalismo a:

 “Los conocimientos, habilidades, actitudes y conductas esperadas por los


pacientes y la sociedad de los individuos durante la práctica de su profesión e
incluye conceptos como las habilidades para el aprendizaje vitalicio y
mantenimiento de la competencia, pericia en manejo de la información,
comportamiento ético, integridad, honestidad, altruismo, servicio a los demás,
adherencia a códigos profesionales, justicia y respeto por los demás”.
 Existen varias propuestas de los componentes

 Una de las más difundidas es el documento “Proyecto del Profesionalismo Médico”

 “Base del contrato de la medicina con la sociedad”

 Establece 3 principios y 10 compromisos que deben ser parte de la conducta del


profesional de la salud en la era moderna.
Principios:

 Principio de primacía del bienestar del paciente.


Se refiere a la obligación de servir los intereses del paciente con altruismo en la
construcción de la relación médico-paciente. Ni las fuerzas del mercado, ni las
presiones sociales, ni las exigencias administrativas pueden o deben interferir con
la aplicación de este principio.
 Principio de la autonomía del paciente.
Los médicos deben tener respeto por la autonomía del paciente, deben ser
honestos y darle el poder para la toma de decisiones informadas sobre su
tratamiento. Las decisiones del paciente no deben de ir en contra de las prácticas
éticas ni dar lugar a demandas por atención inadecuada.
 Principio de justicia social.
La profesión médica debe propender por la justicia en los sistemas de salud,
incluyendo la adecuada distribución de los recursos. Los médicos deben
esforzarse en eliminar la discriminación en los servicios de salud, sea esta por
raza, género, estatus socioeconómico, etnia, religión o cualquier otra categoría
social.
Responsabilidades

Compromiso con la competencia profesional.


Los médicos deben estar comprometidos de por vida con el aprendizaje para
mantener actualizado el conocimiento y las habilidades en tal forma que siempre
estén en condiciones de prestar servicios de calidad, y la profesión médica debe
establecer mecanismos para garantizar este objetivo.
 Compromiso de honestidad con los pacientes.
Este compromiso implica que el médico provea información completa y honesta al
paciente antes de que este otorgue el consentimiento para iniciar el tratamiento. Si
este paciente resulta afectado como consecuencia del tratamiento debe ser
informado de inmediato. Analizar los posibles errores médicos permite la
prevención y facilita la implementación de estrategias de compensación.
 Compromiso con la confidencialidad.
La confianza del paciente depende de la confidencialidad. Este principio es de
capital importancia, dada la amplia utilización de los medios electrónicos y la
creciente accesibilidad a información genética. Sin embargo, el médico debe
considerar el sacrificio de la confidencialidad si se pone en peligro el bien
público, por ejemplo en el caso de posibles infecciones o daños a terceros.
 Compromiso de mantener buenas relaciones con los pacientes.
Dada la vulnerabilidad de los pacientes se deben evitar relaciones inadecuadas
entre los médicos y sus pacientes, en especial en los aspectos sexuales, de
explotación financiera u otro propósito similar.
 Compromiso de mejorar la calidad de la atención.
No solo a mantener sus competencias profesionales sino también a la colaboración
que de otros profesionales esperamos para reducir el error médico, elevar los
niveles de seguridad de los pacientes, minimizar la excesiva utilización de los
recursos y optimizar el resultado final de la atención.
 Compromiso de mejorar el acceso a los servicios de salud.
Los médicos en forma individual y colectiva, deben preocuparse por reducir y
eliminar las barreras de acceso, para que los servicios sean equitativos y de
calidad.

 Compromiso con una distribución justa de los recursos.


El médico, al tiempo que brinda una atención adecuada para las necesidades del
paciente, debe tener en cuenta el uso juicioso y costo-efectivo de los recursos
limitados. El proveer servicios innecesarios puede resultar no solo en daño al
paciente sino que lleva al desperdicio de recursos que deberían estar disponibles
para otros.
 Compromiso con el conocimiento científico.
Mucho del contrato social de la medicina con la sociedad se basa en la integridad
y el uso apropiado de la ciencia y la tecnología. Los médicos deben ser baluartes
de los estándares científicos, promover la investigación y desarrollar nuevos
conocimientos
 Compromiso de mantener la confianza manejando los conflictos de interés.
Los médicos y sus organizaciones se enfrentan a situaciones que pueden poner en
riesgo sus responsabilidades profesionales cuando aceptan compensaciones
económicas o ventajas personales. Esto puede ocurrir en la relación con la
industria farmacéutica y de equipos médicos, compañías aseguradoras y similares

 Compromiso con las responsabilidades profesionales.


Como miembros de una profesión, los médicos deben trabajar en equipo a fin de
maximizar la calidad de la atención, practicar el respeto mutuo y participar en la
autorregulación.
 Cruess, R.L., Cruess, S.R., Johnston, S.E. Professionalism – an ideal to be
pursued. Lancet 2000; 365: 156-159.
 Bloom, S.W. Professionalism in the practice of medicine. Mt. Sinai J. Med. 2002; 69:
398-403.
 Association of American Medical Colleges. Professionalism in Contemporary
Medical Education: An Invitational Colloquium. Washington, D.C. Association of
American Medical Colleges, 1998.
 Cruess, S.R., Cruess, R.L. Professionalism must be taught. BMJ. 1997; 315: 1674-
1677.