Vous êtes sur la page 1sur 15

Adolescentes:

riesgos para la
salud
Datos:
• Se calcula que en 2015 murieron 1,2 millones de
adolescentes, es decir, más de 3000 al día, en su
mayoría por causas prevenibles o tratables.
• Las lesiones por accidentes de tránsito fueron la
principal causa de mortalidad en 2015. Otras
causas principales de mortalidad entre los
adolescentes son las infecciones de las vías
respiratorios inferiores, el suicidio, las
enfermedades diarreicas y los ahogamientos.
• Cada año se registran en el mundo 44
nacimientos por cada 1000 chicas de 15 a 19
años.
• La mitad de todos los trastornos de salud mental
en la edad adulta empiezan a manifestarse a los
14 años, pero la mayoría de los casos no se
detectan ni son tratados.
“Fomentar comportamientos
saludables durante la adolescencia y
adoptar medidas para proteger mejor
a los jóvenes contra los riesgos
sanitarios es fundamental para la
prevención de problemas de salud en
la edad adulta.”
Principales problemas de salud
Embarazos y partos precoces

Aproximadamente el 11% de todos los


nacimientos a nivel mundial
corresponden a mujeres de 15 a 19 años
y la mayor parte de esos nacimientos se
registra en países de ingresos bajos y
medianos. La División de Población de
Naciones Unidas muestra que la tasa
mundial de natalidad (2015) de las
muchachas de esa edad asciende a 44
nacimientos por 1000 y, en función de
los países, oscila entre 1 y más de 200
por 1000.
Complicaciones psicológicas para la
adolescente embarazada

• En general, los estudios hablan de una serie de


circunstancias por los que pasan las mamás
adolescentes:
• Miedo a ser rechazadas socialmente: una de las
consecuencias de la adolescencia y el embarazo
es que la joven se siente criticada por su entorno
y tiende a aislarse del grupo.
• Rechazo al bebé: son niñas y no desean asumir la
responsabilidad, el tiempo y las obligaciones que
supone ser madre. Sin embargo, esto también las
hace sentirse culpables, tristes y su autoestima se
reduce.
• Problemas con la familia: comunicar el embarazo en la
familia muchas veces es fuente de conflicto e incluso
rechazo por parte de su propio entorno.
• Los hijos de madres y padres adolescentes suelen
sufrir mayor tasa de fracaso escolar, problemas de
inserción social o de aprendizaje.
Propuestas:
Mejorar los servicios de salud sexual y
reproductiva, incluidos los de planificación
familiar, información y educación, y la
integración de la salud reproductiva en las
estrategias y los programas nacionales.
VIH
• Más de dos millones de adolescentes viven con el VIH.
Aunque el número total de muertes relacionadas con
el VIH ha disminuido un 30% con respecto al nivel
máximo registrado en 2006, las estimaciones
disponibles indican que las defunciones por VIH entre
los adolescentes están creciendo.
• Los jóvenes tienen que saber cómo protegerse y
disponer de los medios para ello. Entre otros
aspectos, han de poder conseguir preservativos para
evitar la transmisión del virus, y agujas y jeringuillas
limpias en el caso de los consumidores de drogas
inyectables. También se precisa un mayor acceso a
pruebas de detección del VIH y asesoramiento sobre
el tema, así como el establecimiento subsiguiente de
vínculos más estrechos entre las personas que dan
positivo en las pruebas de detección del VIH y los
servicios de tratamiento del virus.
Salud mental

La depresión es la tercera causa principal de morbilidad y discapacidad entre


los adolescentes y el suicidio es la tercera causa de defunción entre
adolescentes mayores de entre 15 y 19 años. La violencia, la pobreza, la
humillación y el sentimiento de desvalorización pueden aumentar el riesgo de
padecer problemas de salud mental.
Propiciar el desarrollo de aptitudes para la vida en los niños y adolescentes y
ofrecerles apoyo psicosocial en la escuela y otros entornos de la comunidad
son medidas que pueden ayudar a promover su salud mental. También
desempeñan una función importante los programas que brindan apoyo para
fortalecer los lazos entre los adolescentes y sus familiares. Si surgen
problemas, deben ser detectados y manejados por trabajadores sanitarios
competentes y con empatía.
POSIBLES CAUSAS
• Según la OMS, “la depresión es el resultado de interacciones complejas entre
factores sociales, psicológicos y biológicos”. A continuación veremos algunos.
• Factores biológicos. A veces, la depresión viene de familia, como le sucedió a Julia.
Eso indica que puede haber algún elemento genético que afecte el equilibrio
químico del cerebro. Otros factores de riesgo son las enfermedades cardiovasculares
y los cambios en los niveles hormonales. Además, abusar del alcohol o consumir
drogas durante mucho tiempo puede provocar depresión o agravarla. *
• Estrés. Aunque un poco de estrés no es malo, estar sometido siempre a una tensión
excesiva es muy dañino para el cuerpo y la mente, y puede acabar hundiendo en la
depresión a jóvenes más propensos a deprimirse. Claro está, como se ha
mencionado, aún se desconocen las causas específicas de la depresión, que pueden
abarcar varios factores.
• Otras posibles causas de estrés son el bullying, la preocupación por el futuro, el
distanciamiento emocional de un padre deprimido o que el trato de los padres sea
impredecible. Si debido a alguno de estos factores el adolescente cae en depresión,
¿qué puede ayudarlo?
Alcohol y drogas
El consumo nocivo de alcohol entre
los adolescentes preocupa cada vez
más a muchos países, ya que reduce
el autocontrol y aumenta los
comportamientos de riesgo, como
las relaciones sexuales no protegidas
o comportamientos peligrosos en la
carretera. Es una de las principales
causas de lesiones (incluidas las
provocadas por accidentes de
tránsito), violencia (especialmente
por parte de la pareja) y muertes
prematuras. Además, puede
provocar problemas de salud en una
etapa posterior de la vida e influir en
la esperanza de vida.
• Fijar una edad mínima para comprar y consumir alcohol y regular la forma en
que se promocionan las bebidas alcohólicas para el mercado de los jóvenes
son algunas de las estrategias que pueden ayudar a reducir el consumo
nocivo de alcohol.
• El consumo de drogas entre los jóvenes de 15 a 19 años también es una
fuente de preocupación importante a nivel mundial. El control de las drogas
puede centrarse en la reducción de la demanda, de la oferta o de ambas, y
los programas con éxito suelen incluir intervenciones estructurales,
comunitarias e individuales
Gracias