Vous êtes sur la page 1sur 14

EL AMPARO CONTRA AMPARO

Doctor: juan carlos Bustamante zavala


LOS VICIOS PROCESALES
En un Estado Constitucional contemporáneo en el que todos
los actos jurídicos tienen como presupuesto y condición de
validez la observancia de los principios establecidos en la
constitución, especialmente: La observancia de los derechos
fundamentales. Esto significa que la omisión de tal exigencia
conlleva a la invalidez de todo acto jurídico y se configura así
una consecuencia inexorable (de carácter normativo de la
constitución) tanto respecto a los particulares como al Estado.
 La afectación de derechos fundamentales de tipo
procesal como el derecho de defensa o el derecho a la
prueba trae consigo la invalidez del proceso y su
consiguiente nulidad hasta el estado en que ha tenido
lugar dicha afectación. Tal circunstancia no tiene por qué
ser diferente respecto a los procesos constitucionales y,
concretamente, en el proceso de amparo.
Ante la realización de un proceso sin la intervención de un tercero con
interés, ocasiona la afectación del derecho de defensa de aquél y, desde
luego, la lesión de derechos sustantivos derivada de la sentencia (v.gr
derecho de propiedad).

Limitándonos al proceso de amparo y expuesto en términos procesales, implica


que la lesión de derechos fundamentales representa un supuesto de vicio de los
actos procesales o de algún acto procesal; tales vicios pueden producirse tanto
por acciones como por omisiones del juez. En tal sentido, la producción de un
vicio procesal de tal naturaleza ocasionará la invalidez de un acto procesal o del
procedimiento, según sea el caso.
.
CLASES DE VICIOS

a. El error in procedendo tiene lugar cuando se lesiona


derechos fundamentales de tipo procesal, tales como el
derecho de defensa, a la prueba, al recurso, a la
motivación de las resoluciones, al juez natural, etc. Y la
consecuencia es la invalidez del acto procesal y la
consiguiente nulidad de éste hasta la fase en que se
produjo.
Puede presentarse en la etapa postulatoria o impugnatoria
del proceso.
El error in iudicando se dará cuando el juicio sobre el fondo de la controversia
es defectuoso a la luz de derechos fundamentales sustantivos. Tal es el caso de
la sentencia que estima o desestima la pretensión en base a una interpretación
incorrecta del ámbito de protección o contenido de un derecho fundamental.
Tendrá lugar únicamente en los actos decisorios como la sentencia o de ser el
caso, en el auto que declara improcedente la demanda por ausencia de
cobertura constitucional de la causa petendi.
El error in iudicando origina únicamente la invalidez de la sentencia, pero no
de los actos procesales, permaneciendo ésta subsistente.

La Doctrina afirma que , en un proceso de amparo puede darse vicios


procesales como consecuencia de la inobservancia de derechos
fundamentales procesales o sustantivos, configurando lo primero un error
in procedendo y, lo segundo, un error in iudicando
EL AMPARO CONTRA AMPARO

DEFINICIÓN
Es aquella que se realiza cuando:
(1) se haya infringido el derecho al debido proceso y se pueda demostrar de modo fehaciente,
(2) se hayan agotado todos los recursos en el interior del proceso cuestionado,
(3) lo que se solicite debe cuestionar asuntos estrictamente formales,
(4) sólo se enfocará en las resoluciones que fueron emitidas por el Poder Judicial y no en las que
emitió el Tribunal Constitucional. La entendemos entonces como una respuesta al problema del
resarcimiento de los vicios procesales consistentes en la lesión de derechos fundamentales, al
interior de un proceso de amparo. Tenemos así, que el amparo contra amparo tiene integro
sentido cuando se trata de un error in procedendo, esto es, vulneraciones de derechos
fundamentales procesales, sin perjuicio de que existan errores in iudicando.
Sobre la procedencia del contramparo
CASO DIRECCION REGIONAL DE PESQUERIA DE LA LIBERTAD
En 19/04/2007 el Tribunal Constitucional expidió la sentencia STC N° 4853-2004-PA
(Caso Dirección Regional de Pesquería de la Libertad) el cual, en su parte resolutoria
dispuso establecerlo como precedente vinculante, mediante dicha sentencia
interpretativa llega a introducir dos contextos diferentes en cuanto al rumbo que
debe tomar una acción de garantía constitucional:
1) Modifica el sentido mismo del Art. 18 del Código Procesal Constitucional. (Contra la
resolución de segundo grado que declara infundada o improcedente la demanda,
procede recurso de agravio constitucional ante el Tribunal Constitucional)
2) Disponiendo la aplicación de una nueva regla de amparo contra resolución
judicial firme recaída ‘’ahora’’ en un proceso constitucional, hecho el cual tuvo
como antecedente la norma principio constitucional que de ‘’manera especial’’
establecía en el Art. 200.2 de la Constitución Política que:
‘’no procede contra normas legales ni contra Resoluciones Judiciales emanadas de
procedimiento regular’’, contrariu sensu, si proceden las acciones de garantía
constitucional incoadas contra resoluciones judiciales firmes que hayan sido emitidas
en un procedimiento no regular, hecho el cual fue claramente expuesto por el
Tribunal Constitucional en su sentencia 3179-2004 AA/TC.
El cual además estuvo debidamente determinado, en
cuanto a su procedencia en el art. 4° del Código Procesal
Constitucional que señala que: “ el amparo procede
respecto de resoluciones judiciales firmes dictadas con
manifiesto agravio a la tutela procesal efectiva, que
comprende el acceso a la justicia y el debido proceso”.
Bajo ese orden de ideas , la jurisprudencia
constitucional, dispuso la aplicación de determinadas
reglas para la interposición de una acción de garantía
constitucional contra lo resuelto en segunda instancia
estimatoria de demanda(con clara vulneración a los
derechos constitucionales) y la procedencia del
recurso de agravio constitucional(RAC) frente a
sentencias estimatorias de segunda instancia que
hayan sido dictadas en manifiesta contrariedad del
precedente vinculante el cual es de cumplimiento
obligatorio erga omnes.
No obstante, se generan 2 extremos de interpretación y aplicación del citado
precedente vinculante 4853- 2004AA/TC:

a) Al obtener el demandante un pronunciamiento estimatorio de segunda


instancia, que tenga el demandante la posibilidad de poder recurrir, mediante
recurso de agravio constitucional ante el Tribunal Constitucional a efectos de
lograr un pronunciamiento definitorio de la causa constitucional.

b) Poder recurrir en atención a las reglas procesales dispuestas en el fundamento


jurídico 39 del citado precedente, ante un nuevo proceso judicial denominado
AMPARO CONTRA AMPARO, alegando la vulneración de algún derecho
constitucional en la expedición de la citada sentencia estimatoria de segunda
instancia, hecho que en la practica origino que el 99% de todas esas causas
constitucionales opten por recurrir al recurso de agravio constitucional, alegando la
falta de aplicación debida de algún precedente vinculante del TC, al estar
facultados para ello conforme al fundamento 40 del citado precedente vinculante
dejando así de lado la posibilidad de recurrir al amparo contra amparo.
CASO PRO VIAS NACIONAL STC N° 3908- 2007 AA/TC

Dos años mas tarde el Tribunal Constitucional emite uno de los primeros overruling, signado
bajo el caso Pro vías Nacional STC N° 3908- 2007 AA/TC mediante el cual se deja sin efecto el
precedente vinculante del fundamento jurídico 40 de la STC 4853-2004 AA/TC que facultaba
al demandado la interposición del recurso de agravio constitucional en contra de la
sentencia estimatoria de segunda instancia.
Ello trajo como consecuencia, que si bien, se encuentre proscrito el que el demandado
pueda interponer un recurso de agravio constitucional contra la sentencia estimatoria de
segunda instancia, originaba, dada la naturaleza litigiosa de aquella parte vencida en un
proceso judicial, que reavive la posibilidad de interponer una nueva acción de amparo
constitucional contra lo resuelto en otro proceso constitucional, para así, además de generar
incertidumbre en cuanto al destino final de un proceso de garantía constitucional, pareciera
no tener culminación sino después de varios años , aumentando la gran carga procesal que
maneja tanto nuestro Poder Judicial como del Tribunal Constitucional generando así, con la
expedición de este overruling en vez de la culminación de un proceso constitucional y la
eficacia misma de una garantía constitucional (Al no permitirse la interposición del citado
recurso de agravio constitucional)
PROCEDENCIA DEL AMPARO CONTRA AMPARO

La procedencia del amparo contra amparo esta sujeto a determinados supuestos o criterios bajo
el marco de lo establecido por el Código Procesal Constitucional, así como de su posterior
desarrollo jurisprudencial :
a) Solo procede cuando la vulneración constitucional resulte evidente o manifiesta. Tratándose
incluso de contra amparos en materia laboral dicha procedencia supone el cumplimiento
previo o efectivo de la sentencia emitida en el primer proceso de amparo.(STC N° 04650-
2007- PA/TC)
b) Su habilitación solo opera por una sola y única oportunidad , siempre que las partes
procesales del primer y segundo amparo sean las mismas,
c) Resulta pertinente tanto contra resoluciones judiciales desestimatorias como contra las
estimatorias, sin perjuicio del recurso de agravio constitucional especial habilitado
específicamente contra sentencias estimatorias de algunos casos especiales.
d) Su habilitación se condiciona a la vulneración de uno o mas derechos
constitucionales, independientemente de la naturaleza de los mismos.
e) Procede en defensa de la doctrina jurisprudencial vinculante establecida por
el tribunal Constitucional.
f) Se habilita en defensa de los terceros que no han participado en el proceso
constitucional cuestionado y cuyos derechos han sido vulnerados, así como
respecto del recurrente que por razones extraordinarias , debidamente
acreditadas no pudo acceder al agravio constitucional.
g) Resulta pertinente como mecanismo de defensa de los precedentes
vinculantes establecidos por el Tribunal Constitucional(STC N° 03908- PA/TC)
h) No procede en contra de las decisiones menadas del Tribunal Constitucional;
y
i) Procede incluso cuando el proceso se torna inconstitucional en cualquiera de
sus otras etapas, como por ejemplo la de ejecución de sentencia(ATC N°
04063- 2007-PA/TC)