Vous êtes sur la page 1sur 15

SEGUNDA GUERRA CHINO

JAPONESA
Integrantes:
Dana Rosado
Katherine Torres
Bryan Villacis
SEGUNDA GUERRA CHINO JAPONESA
• La Segunda Guerra Sino-Japonesa transcurrió entre los años 1937 y 1945, en el marco
de la Segunda Guerra Mundial. Comenzó cuando el ejército japonés, que ya
controlaba Manchuria, inició la invasión del norte y el este de China. La invasión
concluyó con la rendición de Japón en 1945. En chino, esta guerra es conocida como
guerra de resistencia anti japonesa del Pueblo de China o guerra de Resistencia.
SITUACIÓN DE LA CHINA ANTES DEL INICIO
DEL CONFLICTO
• Para 1937 Japón con un equipo militar que, probablemente, era el mejor de todo Oriente.
Entre sus aliados figuraban los manchúes y los mongoles. En la Isla quedaban casi 2
millones de reservistas bien equipados y adiestrados. Se trataba de una fuerza
considerable, que los chinos, a pesar de ser uno de los pueblos más numerosos del
mundo, no estaban preparados para soportar. Ya se preveía un terrible genocidio. Para
hacer frente a esto Chiang contaba con aproximadamente dos millones de soldados que
sufrían de una decadente calidad y entrenamiento, luego de las derrotas contra los
nipones y de pelear contra los comunistas. China carecía totalmente de una marina de
guerra. Por lo demás, los soldados de Chiang tenían una escuálida artillería y pocos
oficiales eficientes para dirigir una guerra de esa magnitud.
ANTECEDENTES :

• Esta segunda guerra sino-japonesa supuso la culminación de la tensión creciente


entre China y Japón, que se remontaba a la anterior guerra entre los dos países. Tras la
primera guerra sino-japonesa, Japón había incorporado a Taiwán a su territorio, y los
planes expansionistas de este país continuarían durante el principio del siglo XX. Al
final de la Primera Guerra Mundial, el Tratado de Versalles 1919 había concedido a
Japón numerosos privilegios comerciales en China, que causaron un gran
resentimiento entre la población y que desembocó en las protestas populares del
Movimiento del Cuatro de Mayo en ese día del año 1919. A partir de 1931, Japón
establecía el estado títere de Manchukuo en Manchuria, ante la impotencia de la
República de China, gobernada por el partido nacionalista Kuomintang (KMT), que
parecía incapaz de garantizar la integridad territorial
INICIO DE LA GUERRA
• La Segunda Guerra Sino-Japonesa, se transformó en el primer frente de la guerra
Asia-Pacífico. Todo comenzó el 7 de julio de 1937 cuando unidades japonesas
atacaron el Puente de Marco Polo cerca de Pekín, tomando por sorpresa a las tropas
chinas de guardia. El ataque se argumentó como una respuesta a una injustificada
agresión china, pues aparentemente un soldado japonés había muerto o
desaparecido luego de que los mismos nipones efectuaran provocativas y candentes
maniobra militares en la frontera. Se sugirió a los japoneses retirarse, y todo parecía
no pasar a mayores excepto por el soldado faltante.
• Los nipones piden permiso para entrar a Wanping y así poder buscarlo, algo
denegado por los chinos aunque prometieron buscarlos por ellos. Es entonces
cuando empiezan las primeras conversaciones, algo prometedoras, mientras que los
chinos buscaban al soldado perdido para evitar la guerra o los problemas con
Japónpero la esperanza llegó a su fin unas horas después. Al final el fallecido
teniente general Tashiro fue reemplazado por Katsuki como líder de las fuerzas en el
área y el resto del mes de julio los combates entre los chinos y japoneses fueron
realmente brutales
• El generalísimo Chiang Kai-shek, quien ordenó al Ejército luchar contra los japoneses en
el Norte y el 14 de agosto mandó a la fuerza aérea del Ejército chino a bombardear1 los
barcos de la Marina japonesa anclados frente a las costas de Shanghái estaba convencido
de la imposibilidad de derrotar por sí solo a Japón, pero contaba con ganar la guerra si se
cumplían tres condiciones:
• Que China pudiese continuar su resistencia ante el avance japonés
• Que las potencias (especialmente la URSS) interviniesen contra Japón y si este se
avenía a pactar.
• Lograr que la URSS atacase Japón, ya que éste mantenía malas relaciones por la
rivalidad mutua en el norte de China y Manchuria.
• En noviembre de 1937 se envió una delegación
secretamente a la URSS, con la que había
firmado un tratado de no agresión en agosto
(21 de agosto de 19378 ), a solicitar su ayuda. A
finales de julio, el Gobierno chino había
tratado de lograr el apoyo de las potencias,
alegando la infracción japonesa del Tratado de
las Nueve Potencias, éstas se reunieron del 3 al
24 de noviembre de 1937 en Bruselas, pero no
adoptaron las sanciones económicas ni
aprobaron la ayuda militar y financiera que
esperaba el Gobierno de Nankín.
LOS PRIMEROS AVANCES Y LA BATALLA DE
SHANGHÁI DE 1937
• Después de la caída del puente el avance
japonés fue arrollador. Muy pronto cayó Beijing
(llamada entonces Beiping), la capital,
exactamente el 29 de julio, al siguiente día
Tianjin. La Operación Chahar de los japoneses
dio inicio con gran éxito resultando los chinos
derrotados una vez tras otras. Se llegaron a
efectuar épicos combates como los de la Muralla
China. Chiang Kai shek ordenó atacar a los
marines japoneses el 13 de agosto de 1937, lo
que desembocó en la batalla de Shanghái. Estos
habían llegado a tierra china luego de otro
incidente llamado el de “Omaya”.
LA LUCHA CONTINÚA: 1938
• Luego de intensísimos combates hacia finales de
octubre los chinos empiezan a ceder terreno, a
pesar de su heroica resistencia en varias partes
de la ciudad, y el 8 de noviembre terminan
abandonando Shanghái. Los remanentes chinos se
dirigieron hacia Nankín, mientras que Chiang ya
había establecido su base en Hankow un poco
antes, en la China Central. Shanghái demostró que
sí se podía ganar la guerra, aunque esta tardara
décadas; por lo demás se dedicó a pedir ayuda
internacional.
• A inicios de 1938, los nipones presionaron desde
el noreste hacia el sur en dirección de nudo
ferroviario de Suchow, y esta vez, si bien los
chinos pelearon de modo espectacular, no
pudieron derrotar al invasor.
DE 1939 A 1943
• En 1939 en vísperas de la ofensiva sobre Polonia, los nipones lanzaron operaciones
anfibias tomando la isla de Hainán y otros puertos chinos para detener la ayuda
extranjera. A China así le quedaba sólo dos caminos para recibir recursos foráneos, una a
través de la delgada vía que unía el puerto de Haiphong en la Indochina francesa con
Nankin, mientras que la otra era tortuosa carretera de Birmania.
• Entre 1940 y 1942 los combates fueron muchísimos en el propio territorio chino tales
como Zaoyang-Yichan-Shanggao, Shanxi, las batallas de Changsha, Zhejiang-Jiangxi,
entre otras como la fallida invasión a Sichuan con victoria para los chinos. Luego de la
toma de los puertos, Japón no obtenía grandes victorias en China, y su avance fue lento.
Las reservas del país, humanas y de recursos, parecían acabarse a simple vista, pero a
decir verdad, eran inagotables, los aliados empezaron a ayudar indirectamente a los
chinos, no sólo con material bélico, sino también con militares que adiestraron a las
tropas y con el ingreso de Estados Unidos a la guerra, todo fue cambiando.
LA AYUDA DE EE.UU

• La entrada de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial a finales de 1941 frenó el
avance japonés en China, la esperanza japonesa de una victoria rápida sobre los Estados
Unidos no se concretó, y la llegada al Océano Pacífico de tropas estadounidenses
convirtió a la guerra con China en una carga para Japón.
Con la llegada de Stilwell al frente cambió las cosas, llegó a China con la misión de
adiestrar a los chinos en la guerra para poder vencer o cuando menos retener a los
japoneses en China. Stilwell pasó a formar parte del Estado Mayor de Chiang-Kai-shek, fue
nombrado comandante en jefe aliado en el mismo país y responsable de algunas
operaciones, se le puso al mando de tropas en China, Birmania e India, y fue el jefe
estadounidense de rango más elevado en dicho sub-frente, pero a pesar de todo el apoyo
brindado a China y el potencial bélico yanqui, la situación no dejaba de ser preocupante.
Stilwel tuvo que improvisar y creó dos mandos, uno en Nueva Delhi y otro en Chung King
para poder administrar mejor el apoyo a China ante el arrasador avance japonés.
CONSECUENCIAS

• La guerra, que había durado más de ocho años, causó una enorme destrucción y
unos veinte millones de muertos, la gran mayoría, civiles.9 Los ejércitos
gubernamentales chinos quizá perdieron un millón de soldados.9 China se hallaba
arrasada por la larga contienda.
• Extensas zonas rurales quedaron dominadas por los comunistas, en especial en el
norte del país. Otras estaban en poder de unidades militares a menudo ligadas a los
desaparecidos Gobiernos títeres chinos. El Gobierno nacionalista, deseoso de
recuperar el control del mayor territorio posible, de que este no cayese en manos de
los rivales comunistas y de aumentar sus fuerzas, aceptó en general la inclusión en el
Ejército de estas unidades.
TERMINO DE LA GUERRA: 1944- 1945

• El 15 de junio de 1944, se bombardeaba Kyushu, una instalación siderúrgica, la primera


incursión contra Japón si debemos descartar la de Doolittle, dos años antes. Y así todo se
hizo imparable, pues los nipones continuaron siendo machacados desde el aire. En
diciembre de 1944 se planeó, junto con Chennault, una incursión sobre la base japonesa
en Hankow, la cual se atacó inclusive con bombas incendiarias.
• La Fuerza aérea estadounidense se encargó de presionar constantemente a los japoneses
pero estos no dejaron de avanzar y en la base de Heng-yang. Stilwell hizo llegar algunos
refuerzos y suministros, mientras desde el aire los aviones aliados bombardeaban a los
nipones. Pero los japoneses tomaron la ciudad y el aeródromo a pesar de toda la
resistencia
TERMINO DE LA GUERRA

• Con el debilitamiento de las fuerzas niponas en múltiples frentes, al final China no


podía seguir siendo una prioridad para Tokio y el frente allí quedó casi estático. Así
en la primavera de 1945 Chiang lanza una contraofensiva y recupera Hunan y
Guangxi,. luego se pensó en recuperar Guangdong para obtener un puerto y una
salida al mar mediante la Operación Carbonado. La rendición de Alemania en mayo
de 1945 selló finalmente el destino de Japón, ya que permitió al Ejército Rojo
soviético intervenir en Manchuria el 8 de agosto de ese año, dos días después de
que la bomba atómica fuese lanzada por los Estados Unidos sobre la ciudad
japonesa de Hiroshima y un día antes de que otra bomba fuese lanzada sobre
Nagasaki .