Vous êtes sur la page 1sur 21

ASIGNATURA:

PSICÓLOGO CLINICO
PSICÓLOGO – PSICOTERAPEUTA

JOSE FRANCISCO SALCEDO REYES


Correo :
Jose.salcedo.reyes@gmail.com
Análisis del DSM-V. Análisis comparativo entre el DSM-IV-TR Y
DSM-V. Resumen de cambios fundamentales, criterios
diagnósticos. Medidas y modelos emergentes en el DSM-V.
Breve historia sobre el DSM-V
Antecedentes de intentos clasificatorios encontramos ya en Hipócrates, quien en el siglo
V a. C. planteó las entidades de “manía”, “histeria” y “epilepsia” para referirse a ciertas
formas de enfermedades mentales

Asclepíades en el siglo I a. C. ya había divido a las enfermedades en agudas y crónicas

La primera edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, el


DSM-I fue publicado en 1952 por el Comité de nomenclaturas y estadísticas de la
Asociación Americana de Psiquiatría

en 1968 apareció el DSM-II; en 1980 el DSM-III, en 1987 se publicó la revisión de la


tercera edición llamada DSM-III-R , el DSM-IV que fue editado en 1994. y actualmente se
presenta el DSM-V desde el 2014.
ESPECIFICACIONES DE LA GRAVEDAD Y EL CURSO

Leve: Son pocos, o ninguno, los síntomas que exceden los requeridos para formular el diagnóstico.
Los síntomas no dan lugar sino a un ligero deterioro de la actividad social o laboral.

Moderado: Existen síntomas o deterioro funcional situados entre «leve» y «grave».

Grave: Se detectan varios síntomas que exceden los requeridos para formular el diagnóstico, o
distintos síntomas que son particularmente graves, o los síntomas dan lugar a un notable deterioro de
la actividad social o laboral.

En remisión parcial: Con anterioridad se cumplían todos los criterios del trastorno, pero en la
actualidad sólo permanecen algunos de sus síntomas o signos.

En remisión total: Ya no existe ningún síntoma o signo del trastorno, pero todavía es relevante desde
un punto de vista clínico tener en cuenta dicho trastorno.
DIAGNÓSTICO PRINCIPAL/MOTIVO DE LA CONSULTA

El diagnóstico principal corresponderá a aquel trastorno que, tras estudiar el


caso, se considere responsable principal del ingreso.

Los diagnósticos múltiples pueden formularse en forma multiaxial.


CRITERIOS DE SIGNIFICACIÓN CLÍNICA

A. Este patrón persistente provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social,


laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

B. Este patrón persistente es inflexible y se extiende a una amplia gama de situaciones


personales y sociales.

C. El patrón es estable y de larga duración, y su inicio se remonta al menos a la


adolescencia o al principio de la edad adulta.

D. El patrón persistente no es atribuible a una manifestación o a una consecuencia de


otro trastorno mental.

E. El patrón persistente no es debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia


(p. ej., una droga, un medicamento) ni a una enfermedad médica (p. ej., traumatismo
craneal).
DIAGNOSTICO MULTIAXIAL

Un sistema multiaxial implica una evaluación en varios ejes, cada uno de los cuales
concierne a un área distinta de información que puede ayudar al clínico en el
planeamiento del tratamiento y en la predicción de resultados. En la clasificación
multiaxial DSM-IV se incluyen cinco ejes:

 Eje I Trastornos clínicos Otros problemas que pueden ser objeto de atención clínica.

 Eje II Trastornos de la personalidad Retraso mental.

 Eje III Enfermedades médicas.

 Eje IV Problemas psicosociales y ambientales.

 Eje V Evaluación de la actividad global.


■ Eje I ■
Trastornos clínicos Otros problemas que pueden ser objeto de atención clínica

 Trastornos de inicio en la infancia, la niñez o la adolescencia (se excluye el retraso


mental, que se diagnostica en el Eje II)
 Delirium, demencia, trastornos amnésicos y otros trastornos cognoscitivos
 Trastornos mentales debidos a una enfermedad médica
 Trastornos relacionados con sustancias
 Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos
 Trastornos del estado de ánimo
 Trastornos de ansiedad
 Trastornos somatomorfos
 Trastornos facticios
 Trastornos disociativos
 Trastornos sexuales y de la identidad sexual
 Trastornos de la conducta alimentaria
 Trastornos del sueño
 Trastornos del control de los impulsos no clasificados en otros apartados
 Trastornos adaptativos
 Otros problemas que pueden ser objeto de atención clínica
■ Eje II ■
Trastornos de la personalidad
Retraso mental

 Trastorno paranoide de la personalidad


 Trastorno de la personalidad por dependencia
 Trastorno esquizoide de la personalidad
 Trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad
 Trastorno esquizotípico de la personalidad
 Trastorno antisocial de la personalidad
 Trastorno de la personalidad no especificado
 Trastorno límite de la personalidad
 Trastorno histriónico de la personalidad
 Trastorno narcisista de la personalidad
 Trastorno de la personalidad por evitación
• Retraso mental
■ Eje III ■
Enfermedades médicas (con códigos CIE-10)

 Algunas enfermedades infecciosas y parasitarias (A00-B99)


 Neoplasias (C00-D48)
 Enfermedades de la sangre y de los órganos hematopoyéticos y algunas enfermedades inmunitarias
(D50-D89)
 Enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas (E00-E90)
 Enfermedades del sistema nervioso (G00-G99)
 Enfermedades del ojo y sus anejos (H00-H59)
 Enfermedades del oído y de las apófisis mastoides (H60-H95)
 Enfermedades del sistema circulatorio (I00-I99)
 Enfermedades del sistema respiratorio (J00-J99)
 Enfermedades del aparato digestivo (K00-K93)
 Enfermedades de la piel y del tejido celular subcutáneo (L00-99)
 Enfermedades del sistema musculoesquelético y del tejido conectivo (M00-M99)
 Enfermedades del sistema genitourinario (N00-N99)
 Embarazo, parto y puerperio (O00-O99)
 Patología perinatal (P00-P96)
 Malformaciones, deformaciones y anomalías cromosómicas congénitas (Q00-Q99)
 Síntomas, signos y hallazgos clínicos y de laboratorio no clasificados en otros apartados Heridas,
envenenamientos y otros procesos de causa externa (S00-T98)
 Morbididad y mortalidad de causa externa (V01-Y98)
 Factores que influyen sobre el estado de salud y el contacto con los centros sanitarios (Z00- Z99)
ABORDAJE DIMENSIONAL DEL DIAGNÓSTICO

basándose en los resultados publicados de este análisis común del


DSM-5 y la CIE-11, se demostró que la agrupación de los trastornos
según los llamados factores de interiorización y exteriorización,
constituye un marco de base empírica

“grupos interiorizadores", caracterizados por cursar con ánimo


deprimido, ansiedad y síntomas fisiológicos y cognitivos
relacionados
"grupos exteriorizadores", donde se incluyen los trastornos que
presentan conductas antisociales, perturbaciones
conductuales, adicciones y problemas de control de los
impulsos,
CONSIDERACIONES SOBRE EL DESARROLLO Y EL CURSO VITAL

Para mejorar la utilidad clínica, el DSM-5 está organizado


teniendo en cuenta el desarrollo y el curso vital
diagnósticos que se cree que son reflejo de procesos del
desarrollo que se manifiestan en las fases iniciales de la vida
(p. ej., los trastornos del neurodesarrollo, los trastornos del
espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos)
los diagnósticos que se manifiestan más frecuentemente en
la adolescencia y en la juventud (p. ej., los trastornos
bipolares, depresivos y de ansiedad)
los diagnósticos relevantes de la edad adulta y la etapa
más tardía (p. ej., los trastornos neurocognitivos)
ASPECTOS CULTURALES
La evaluación diagnóstica debe, por tanto, considerar si las
experiencias, los síntomas y los comportamientos del individuo
difieren de las normas socioculturales y crean problemas de
adaptación en las culturas de origen y en determinados
contextos sociales o familiares

El reconocimiento del significado cultural puede corregir


interpretaciones erróneas de la psicopatología, pero la
cultura puede también contribuir a la vulnerabilidad y al
sufrimiento.
Históricamente, el constructo de los síndromes relacionados
con la cultura ha sido un interés clave de la psiquiatría
cultural. En el DSM-5, este constructo se ha sustituido por tres
conceptos que ofrecen mayor utilidad clínica:
Síndrome cultural: es una agrupación o grupo de síntomas
concurrentes, relativamente invariables, que se hallan en un
grupo cultural, una comunidad o un contexto específico (p. ej.,
el ataque de nervios).
Expresión cultural de malestar: es un término lingüístico, una frase o
un modo de hablar sobre el sufrimiento entre los individuos de un
grupo cultural (p. ej. de etnia y religión similar)
Explicación cultural o causa percibida: es una etiqueta, atribución
o característica en relación con un modelo explicativo que
proporciona la etiología o causa de los síntomas, la enfermedad o
el malestar y tiene origen cultural
Estos tres conceptos indican formas culturales de entender y
describir las experiencias de enfermedad. que pueden observarse
en la entrevista clínica. Dichos conceptos influyen en la
psicopatología, la búsqueda de ayuda, las presentaciones clínicas,
las expectativas de tratamiento, la adaptación a la enfermedad y
la respuesta al tratamiento.
EL SISTEMA MULTIAXIAL
El DSM-5 ha evolucionado hacia la documentación no axial de los
diagnósticos (antes Ejes I, II y III) con notaciones separadas para los
importantes factores contextúales y psicosociales (antes Eje IV) y la
discapacidad (antes Eje V)
"La distinción multiaxial entre los trastornos de los Ejes I, II y III no
implica que haya diferencias fundamentales en su
conceptualización, que los trastornos mentales no estén
relacionados con factores o procesos biológicos o físicos, ni que las
afecciones médicas generales no estén relacionadas con factores
o procesos psicosociales o conductuales“
En el DSM-5, el Eje III se ha combinado con los Ejes I y II. Los clínicos
deberían seguir recopilando las enfermedades orgánicas que son
importantes para entender o tratar los trastornos mentales del
individuo.
DSM-5 recomendó que el eje IV no desarrollara su propia
clasificación de problemas ambientales y psicosociales, sino
emplear una selección de los códigos de la CIE-9-MC y de los
nuevos códigos Z que contiene la CIE-10-CM. Los códigos Z de
la CIE-10 se examinaron para determinar cuáles son los más
relevantes para los trastornos mentales e identificar posibles
lagunas.

Para tener una medida global de la discapacidad se incluye


en la Sección III del DSM-5 el cuestionario de la OMS,
(WHODAS) versión 2.0, que permite un estudio más extenso
ABORDAJE PARA LA FORMULACIÓN DEL CASO CLÍNICO

La formulación del caso de cualquier paciente debe incluir una


historia clínica detallada y un resumen detallado de los factores
sociales, psicológicos y biológicos que pueden haber contribuido a
la aparición de determinado trastorno mental.
Los síntomas de nuestros criterios diagnósticos forman parte de un
repertorio relativamente limitado de respuestas emocionales
humanas a tensiones internas y externas,

Se necesita formación clínica para decidir cuándo la combinación


de factores predisponentes, desencadenantes, perpetuadores y
protectores ha dado lugar a una afección psicopatológica cuyos
signos y síntomas rebasan los límites de la normalidad.
El objetivo final de la redacción de la historia clínica radica en la
utilización de la información disponible sobre el contexto y el
diagnóstico para elaborar un plan de tratamiento integral
adecuadamente fundamentado en el contexto cultural y social
del individuo

El abanico de interacciones genéticas y ambientales, que a lo


largo del desarrollo humano han afectado a su función
cognitiva, emocional y comportamental, es prácticamente
ilimitado.
CRITERIOS DIAGNÓSTICOS Y ELEMENTOS DESCRIPTIVOS

Los criterios diagnósticos se plantean como directrices para


establecer un diagnóstico y su utilización debe estar
presidida por el juicio clínico.
evaluación de los criterios diagnósticos
especificadores de la gravedad

curso de la enfermedad

Fase de la enfermedad

Pronostico de la enfermedad
DSM-IV-TR (2002) PRINCIPALES CATEGORIAS DSM-V (2013) PRINCIPALES CATEGORIAS
1. Trastornos de inicio en la infancia, la niñez o la 1. Trastornos del neurodesarrollo
adolescencia (se excluye el retraso mental, que se 2. Trastorno de la eliminación
diagnostica en el Eje II) 3. Trastorno neurocognitivo
2. Delirium, demencia, trastornos amnésicos y otros 4. Trastorno relacionado con sustancias y otras adicciones
trastornos cognoscitivos 5. Espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos
3. Trastornos mentales debidos a una enfermedad 6. Trastornos depresivos
médica 7. Trastornos bipolares y trastornos asociados
4. Trastornos relacionados con sustancias 8. Trastornos de ansiedad
5. Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos 9. Trastorno obsesivo compulsivo y otros trastornos
6. Trastornos del estado de ánimo asociados
7. Trastornos de ansiedad 10. Trastornos relacionados con el trauma y estresores
8. Trastornos somatomorfos 11. Trastornos por síntomas somáticos y trast. Asociados
9. Trastornos facticios 12. Trastornos disociativos
10. Trastornos disociativos 13. Trastornos de la alimentación
11. Trastornos sexuales y de la identidad sexual 14. Disfunciones sexuales
12. Trastornos de la conducta alimentaria 15. Trastornos parafÍlicos
13. Trastornos del sueño 16. Disforia de genero
14. Trastornos del control de los impulsos no 17. trastorno de sueño – vigilia
clasificados en otros apartados 18. Trastornos disruptivos del control de impulsos y de la
15. Trastornos adaptativos conducta
16. Trastornos de la personalidad 19. Trastornos de la personalidad
17. Otros problemas que pueden ser objeto de 20. Trastornos del movimiento inducidos por la medicación
atención clínica 21. Otros trastornos mentales