Vous êtes sur la page 1sur 12

CAPTACIÓN POR

MEDIO DE VERTEDOR
LATERAL
Cuando el dispositivo de captación en un curso superficial está expuesto a impactos de consideración
debido a cantos rodados, troncos de árboles, etc., arrastrados por las crecidas, el método de captación
directa resulta inadecuado, por lo frágil que es un tubo proyectado en el paso de la corriente. En estos casos
puede recurrirse al empleo de una tanquilla o canal de concreto armado, provisto de vertedor lateral.

Igualmente, si el gasto que se requiere captar es de cierta consideración, la sumergencia requerida para
algunos tipos de dispositivos de captación puede resultar excesiva, y la solución alternativa es un canal
lateral con su vertedor correspondiente. Esto es especialmente válido en el caso de algunos ríos que traen
mucha arena durante las crecidas violentas, y el material depositado puede cubrir el dispositivo de
captación en corto tiempo.
El vertedor lateral es un dispositivo que permite el paso del agua por encima de una cresta, orientada en sentido
paralelo a la dirección principal de la corriente. Mediante la ubicación de la cresta por debajo del nivel normal
de las aguas, se produce un gradiente hidráulico hacia la misma, y parte del flujo cambia su dirección original
en sentido aproximadamente ortogonal. Mientras mayor sea el gradiente hidráulico y la longitud de la cresta,
mayor será la descarga a través del vertedor. Por otra parte, mientras mayor sea la velocidad original de la
corriente, o sea la paralela a la cresta, menor será la descarga
La descarga a través de un vertedor rectangular puede expresarse por la fórmula general:
CLh3/2
La variación del gasto por metro lineal de cresta angular para el caso de vertedores
orientados en el sentido perpendicular a la dirección de la corriente se ilustra en la tabla
5.1. De acuerdo con esta tabla, si la tanquilla de captación y su vertedor correspondiente
estuviesen orientados en el sentido perpendicular a la dirección de la corriente, un aumento
en la carga sobre la cresta de 3 cm a 10 cm causaría un aumento en el gasto de 7.4 L/s a
47.5 L/s.
Dimensiones adoptadas:
CAPTACIÓN POR MEDIO DE
CAJA CENTRAL UBICADA POR
DEBAJO DEL VERTEDOR DE
REBOSE
Un dispositivo de este tipo tiene la ventaja sobre los anteriores de que no se ve afectado por la cantidad de
sedimentos depositados por el río; esto es que cumple sus propósitos aun en el caso extremo en el cual el
pequeño embalse formado por el dique se llene por completo de material de arrastre. El dispositivo en
cuestión consiste en una tanquilla, caja central o canal, ubicada en el mismo cuerpo del dique-toma, por
debajo del vertedor de rebose del mismo, ocupando todo el ancho de dicho vertedor.
BOCATOMA
DEFINICIONES

Las obras de toma o bocatomas son las estructuras hidráulicas construidas sobre un río o canal con el
objeto de captar, es decir extraer, una parte o la totalidad del caudal de la corriente principal.

La obra de toma, cualquiera que sea su tipo, es un elemento extraño en contacto con el agua. Es decir, que
la estructura va a producir inevitablemente alteraciones en el medio natural circundante y, a la vez, la
naturaleza va a reaccionar contra la obra. Esta interacción que se presenta al construir la obra, y en el
futuro al operarla, debe ser prevista y contrarrestada oportuna y debidamente. La estabilidad y la vida de
una bocatoma están asociadas al concepto de Avenida de Diseño. Tradicionalmente se ha usado el
concepto de Avenida de Diseño para designar el máximo caudal del río que una bocatoma puede dejar
pasar sin sufrir daños que la afecten estructuralmente.
La finalidad las obras de toma se clasifican en función de las características del proyecto al que sirven. Es así
como se tiene:

a. Obras de toma para abastecimiento público


b. Obras de toma para irrigación
c. Obras de toma para centrales hidroeléctricas
d. Obras de toma para industria y minería
e. Obras de toma para otros propósitos
f. Obras de toma para uso múltiple

En el Perú, donde hay importantes zonas áridas y semiáridas, la dependencia del riego es muy grande. Al no
haber lluvia útil, el aprovechamiento de las aguas superficiales ha sido desde épocas ancestrales esencial para la
vida y el desarrollo de las actividades humanas. La costa peruana con sus 800 000 hectáreas cultivadas es una
inmensa obra de irrigación, que no podría existir sin la presencia de cientos de bocatomas.

Se tiene también obras de toma cuya función es captar el agua superficial para su conducción a una central
hidroeléctrica. Así, en el río Mantaro se tiene una captación de 90 m3/s para generación de energía. Numerosas
industrias y minas tienen sus propias bocatomas.

Centres d'intérêt liés