Vous êtes sur la page 1sur 26

NEW CASTLE

PATOLOGÍA
Rama de la medicina que estudia las enfermedades y
trastornos que se producen en el organismo.
La patología de las aves en producción, en un sentido real y
práctico, se centra en enfermedades marcadamente
colectivas, dado que las aves se crían en grupos más o
menos grandes, pero homogéneos.

La patología aviar se puede dividir en 2 grandes grupos:


- Enfermedades infecciosas:
♦ Vírales.
♦ Bacterianas
♦ Mycoplásmicas
♦ Fúngicas
♦ Parasitarias
PATOLOGÍA
- Enfermedades no infecciosas:
♦ Genéticas.
♦ Metabólicas (endocrinas).
♦ Anatómicas.
♦ Físico – químicas.
♦ Nutricionales.
♦ De manejo.

De éstas, las infecciosas son las más importantes debido a su


carácter epidémico, siendo fundamental seguir un plan de
bioseguridad para prevenir enfermedades, en especial, de
aquellas contra las que no se disponen de tratamientos ni
vacunas eficaces.
PATOLOGÍA ACTUAL
La patología aviar es una ciencia muy dinámica dadas las
características de la avicultura actual. Los avances logrados en
genética, nutrición, prevención, manejo, control ambiental y sus
interrelaciones; juegan un papel decisivo en la sanidad avícola, y
han cambiado el concepto clásico de enfermedades de etiología
única para adquirir el concepto de enfermedades multifactoriales.
Los problemas actuales se relacionan básicamente con los altos
índices de crecimiento y postura. Las altas producciones han
dado lugar a un ave menos rústica y más susceptible a factores
de estrés y a sufrir enfermedades.
En consecuencia es vital el acondicionamiento de las granjas a
las exigencias y necesidades de las actuales líneas genéticas,
para minimizar los factores de estrés y obtener los mejores
rendimientos posibles.
PATOLOGÍA ACTUAL
Actualmente, son numerosos los procesos patológicos, sin
etiología clara y definida, caracterizados por una serie de
síntomas y lesiones que reciben el nombre de síndromes,
como por ejemplo:
♦ Síndrome de Cabeza hinchada.
♦ Síndrome de Mala absorción.
♦ Síndrome de la Muerte súbita.
♦ Síndrome Ascítico.
♦ Síndrome de Hígado y riñón graso.
♦ Síndrome del cuello flácido.
♦ Síndrome hemorrágico.
♦ Síndrome inmunodepresivo.
♦ Síndrome respiratorio.
NEWCASTLE
(Enfermedad del Ojo Azul, Neumoencefalitis)
ETIOLOGÍA
Paramixovirus del tipo 1.
Existen muchas cepas que varían en
virulencia y patogenicidad en pollos.
Las cepas menos patógenas pueden causar
enfermedad severa cuando exista
coinfección con otros agentes o
condiciones ambientales adversas.
Otras especies de aves pueden infectarse
pero con resultados menos severos.
CLASIFICACIÓN
Las cepas se clasifican de acuerdo con el grado de
patogenicidad y mortalidad causada en embriones
de pollo luego de la inoculación vía S.A. (menos de 60
horas, 60 a 90 horas, y más de 90 horas respectivamente):
Velogénicas: alta mortalidad con o sin presentación
de lesiones. Pueden ser velogénicas
viscerotrópicas, con lesiones en el aparato
digestivo; y las velogénicas neurotrópicas, con
síntomas respiratorios y nerviosos.
Mesogénicas: lesiones moderadas a severas pero
con baja mortalidad.
Lentogénicas: entérica asintomática, infección
entérica subclínica, producen muy pocas o ninguna
lesión en el ave.
CLASIFICACIÓN

Otras pruebas para distinguir las cepas,


permiten relacionar directamente los signos
clínicos o muertes de aves infectadas con
los resultados post inoculación.
Las pruebas más empleadas son el índice
de patogenicidad intracerebral (IPIC) en
pollitos de un día de edad y el índice de
patogenicidad intravenosa en pollos de seis
semanas de edad (IPIV).
TRANSMISIÓN
El virus eliminado a través del tracto
respiratorio y/o intestinal se transmite a
otras aves por aerosol o por la ingestión de
alimento, agua y “cama” contaminada.
También se puede transmitir por contacto
directo con aves infectadas, objetos y
personal contaminado, etc.
El período de incubación varía de 3 a 8 días
y las consecuencias clínicas varían
dependiendo de factores como cepa viral,
dosis, plan de vacunación, tipo de vacunas,
estado inmune de las aves, etc.
FORMAS CLÍNICAS
Desde el punto de vista práctico existen dos
formas clínicas:
1. Infección con virus de baja virulencia:
condición de tipo respiratorio, rápida
diseminación, disnea y lesiones en el
sistema respiratorio, incluyendo los sacos
aéreos.
Causa reducción de parámetros
productivos y un elevado porcentaje de
descartes en planta de beneficio. Las cepas
aisladas de estos casos son similares a las
cepas vacunales.
FORMAS CLÍNICAS
2. Infección con virus virulentos.
2.a. Forma viscerotrópica: Se observa conjuntivitis,
disnea, inflamación periorbital, diarrea, depresión
severa y muerte. Posibles signos nerviosos en los
estadios finales de la enfermedad.
2.b. Forma neurotrópica: Se observan temblores de
la cabeza, tortícolis, parálisis de alas o patas, en
ocasiones se puede observar conjuntivitis y disnea.
Las aves mueren por inanición debido a su
incapacidad de alcanzar el agua y el alimento.
En ambas formas, en aves adultas en producción se
observa una baja de la postura, huevos deformes
con cáscara débil o sin pigmento en las líneas de
huevos de color.
La mortalidad en aves jóvenes puede alcanzar el
100%.
DIAGNÓSTICO
• El diagnóstico presuntivo se basa en la historia de
la granja, patrones de mortalidad, morbilidad y
lesiones. La confirmación se realiza con base en
las lesiones histopatológicas, aislamiento viral y
su tipificación.
• La serología es una herramienta importante
aunque no definitiva para el Dx, (HI, ELISA).
• Órganos para histopatología: cerebro, cerebelo;
tráquea, pulmón fijados en formol bufferado al
10%. Para aislamiento se usan, los mismos
órganos pero refrigerados o congelados,
dependiendo de la distancia entre la granja y el
laboratorio.
CONCLUSION:
Aunque la enfermedad puede causar
grandes pérdidas, el diagnóstico, monitoreo
y control son bastante conocidos.
La experiencia mundial demuestra que sí es
posible controlarla, con medidas sencillas
como uso de vacunas y adecuado plan de
bioseguridad en áreas afectadas.
Es muy importante, sin embargo, que las
medidas de control no sean independientes.