Vous êtes sur la page 1sur 20

ESPECTROSCOPIA DE RESONANCIA

MAGNETICA NUCLEAR
INSTRUMENTOS
Un poco de historia

1924 1946 1948 1953

Las bases teóricas del RMN Bloch y Purcell demuestran Bloch y sus Varian Associates
fueron propuestas por W. que los núcleos en un colaboradores fundaron comercializaron el
Pauli. campo magnético intenso una empresa llamada primer espectrómetro
absorben radiación Varian Associates. de alta resolución, para
electromagnética. estudios estructurales
químicos.
Espectrómetros de RMN
En la actualidad se utilizan dos tipos generales de espectrómetros
de RMN, de onda continua (CW) y de impulsos o de
transformada de Fourier (FT/RMN).
Los primeros estudios se realizaron con los instrumentos de onda
continua. Sin embargo, hacia 1970 aparecieron en el comercio los
espectrómetros de transformada de Fourier, y en la actualidad este
tipo de instrumentos es el que domina el mercado.
Espectrómetro de
RMN con onda
Continua (CW)

Son semejantes en
principio a los
instrumentos ópticos de
absorción en que se
minoriza la señal de
absorción a medida que
se barre lentamente la
frecuencia de la fuente.
Espectrómetro de RMN de impulsos o de transformada de Fourier
(FT/RMN)

En este tipo de instrumentos de impulsos, la muestra se irradia con impulsos


periódicos de energía de radiofrecuencia que atraviesa la muestra
perpendicularmente al campo magnético. Esta excitación con impulsos provoca
una señal en el dominio del tiempo que decae en el intervalo entre impulsos.
Esta señal se convierte entonces en una señal en el dominio de la frecuencia
mediante una transformación de Fourier.
Componentes de los espectrómetros de transformación de Fourier
Espectrómetro RMN
De forma esquemática los principales componentes de un equipo para
medidas de resonancia magnética nuclear son:
• Un imán estable, con un controlador que produce un campo magnético
estable de fuerza Bo, homogéneo y estable.
• Una sonda que contiene las bobinas utilizadas para excitar y detectar la
señal.
• Un transmisor de radio frecuencias, que emita frecuencias precisas, de
alta potencia capaz de operar con pulsos de muy corta duración.
• Un receptor muy sensible capaz de detectar señales débiles producidas
por el núcleo en resonancia.
• Un ordenador para controlar los pulsos de frecuencia y para almacenar
datos.
Todo ello supervisado y sincronizado por el sistema de control, que interactúa
con el usuario a través de la estación de trabajo.
Funcionamiento del espectrómetro

Para entender el funcionamiento del espectrómetro se describirán los pasos


esenciales que se dan en un experimento, y que están representados en el
diagrama de la Ilustración III-1 por la dirección de las flechas. Antes de empezar el
experimento es preciso llevar a cabo una calibración, emplazando la muestra que
se quiere analizar dentro de la sonda.
De esta calibración se extraen dos parámetros importantes:

 La frecuencia central del pulso de RF (frecuencia de Larmor) que es proporcional al


campo que crean los imanes, cuya intensidad puede variar ligeramente por varios
motivos: temperatura, efecto de introducir la muestra en la sonda, deriva temporal de los
imanes…
 La correspondencia entre el ángulo de rotación del vector de magnetización total y la
duración del pulso de RF, en la que intervienen factores como la intensidad exacta del
campo de RF que radia la bobina transmisora.

Esta información se envía al sistema de control, que se encarga de la sincronización de todo el


sistema, y trabaja ininterrumpidamente durante el tiempo que dura el experimento, dando las
órdenes pertinentes a los distintos componentes electrónicos, y recogiendo los datos
obtenidos.
Pasos del espectrometro de RMN

En primer lugar, el sistema de control configura las fuentes de RF con los valores adecuados de
frecuencia y fase a través de las líneas de control.
1

Inmediatamente comienza la excitación del sistema. La secuencia de pulsos de excitación es


generada por el sistema de control, que actúa sobre la línea de habilitación de la fuente de RF del
2 transmisor.

A través del amplificador del transmisor, los pulsos de RF llegan a la bobina transmisora de la
sonda, de manera que estos afectan a la muestra.
3
En el camino de vuelta, la señal es recogida por la bobina receptora y llega al receptor. En el
receptor, la señal se amplifica, se filtra, y se traslada a una frecuencia más baja.
4

Después la señal se digitaliza durante los tiempos de adquisición de la FID, determinados también
por el sistema de control, que actúa sobre la señal de disparo del CAD (Convertidor analógico-
5 digital).

Posteriormente, la información se almacena en el sistema de control, y una vez ha terminado la


secuencia de pulsos, se promedian cada una de las distintas adquisiciones, y se lleva a cabo el
6 procesado digital.

Por último, la información ya procesada se envía a la estación de trabajo, donde se presenta por
pantalla en forma de espectro de RMN.
7
Partes del espectrómetro

Los imanes:
Los imanes son los encargados de someter a la muestra al campo magnético permanente B0
responsable de la alineación de los núcleos. Las propiedades de dicho campo definen en gran
medida las prestaciones del espectrómetro.
La sensibilidad y la resolución depende críticamente de la intensidad y calidad de los imanes.
Anteriormente se utilizaban imanes permanentes y electroimanes pero han sido sustituidos
por imanes superconductores.
Los imanes superconductores son un tipo de electroimanes cuya bobina está hecha a base
de hilo superconductor. Este hilo es de una aleación especial, llega a medir varios Km, y va
enrollado en múltiples capas.
La sonda :
La sonda contiene una de las partes más importantes del espectrómetro: las antenas.
La sonda mantiene las antenas en su sitio, que hacen posible que la muestra que se va a analizar se
introduzca en el campo magnético que crean los imanes. También Aloja las bobinas que permiten la
excitación y la detección de la señal RMN

Las antenas:
Las antenas del espectrómetro trabajan bajo las condiciones de campo próximo. En consecuencia, se puede
prescindir de la teoría de las ondas electromagnéticas y de su propagación, y pensar únicamente en campos
magnéticos. Es necesario emitir y detectar un campo magnético en la banda de RF. La forma de antena que
se utiliza es la bobina, por su simplicidad y por la sencilla relación con los campos magnéticos
El transmisor
El transmisor es la parte del espectrómetro encargada de generar los pulsos de radiofrecuencia que
excitan el sistema. El transmisor consta básicamente de una fuente de radiofrecuencias y un
amplificador de potencia. Como fuente de RF se utiliza un DDS (Digital Direct Sintetizer), de
frecuencia y fase programables, y que es habilitado y deshabilitado desde el sistema de control para
conformar los pulsos. La secuencia de pulsos generada por el DDS es recogida por un amplificador
de alta potencia que aporta la energía necesaria y la transfiere a la muestra
El receptor
El receptor de un espectrómetro de RMN es muy parecido a un receptor de radio doméstico en el cual la señal de
RF es detectada por una antena, y demodulada utilizando un proceso de conversión de frecuencias. Como se
verá en posteriores capítulos, el buen diseño del receptor es fundamental para la obtención de una señal de RMN
limpia de ruido e interferencias.

El sistema de control
El sistema de control se encarga de controlar y sincronizar todo el sistema. El núcleo del sistema de control es una
FPGA (Field Programmable Gate Array). La FPGA genera las señales de control de los DDS y del CAD, y procesa los
datos que le entrega este último. El sistema de control es también la parte que interacciona con la estación de
trabajo que maneja el usuario.
En la siguiente ilustración
pueden verse con detalle las
líneas de control que
intervienen en la configuración
y sincronización de todo el
sistema.
La estación de trabajo
La estación de trabajo es la parte del espectrómetro que interactúa con el usuario, y lo
hace de forma continua, es decir, aunque esté en marcha la secuencia de pulsos de
un experimento de RMN, el usuario puede estar visualizando los datos del
experimento anterior, así como definiendo el próximo experimento.
Características del espectrómetro
Las características más importantes de un espectrómetro son básicamente la
sensibilidad y la resolución.

Sensibilidad

Determina el nivel mínimo de señal que hay que recibir para que sea detectada. La
energía que absorben y más tarde devuelven los núcleos es proporcional a la frecuencia
de Larmor, que a su vez es proporcional al campo magnético que crean los imanes.
Es decir, la intensidad de la señal recibida, que influye directamente en la sensibilidad del
espectrómetro, será mayor cuanto mayor sea la intensidad del campo magnético.
Resolución

Determina la mínima distancia entre componentes frecuenciales que pueden distinguirse.


Las frecuencias generadas como consecuencia del desplazamiento químico que permite la
identificación de la materia, son también proporcionales al campo magnético que crean los
imanes.
Cuanto mayor sea la intensidad del campo magnético, más ensanchado quedará el
espectro, y podrán distinguirse desplazamientos más próximos. Es decir, la resolución del
espectrómetro depende en gran medida de la intensidad del campo magnético. Tanto la
homogeneidad espacial como la estabilidad temporal del campo, influirán directamente en
la resolución del espectrómetro.