Vous êtes sur la page 1sur 15

Delitos concursales

La antigua Ley tipificaba en los artículos


219, 220 y 221 del Código de Comercio dos
figuras penales en materia de quiebras para
autores y cómplices:

a) Quiebra culpable
b) Quiebra fraudulenta

Se basaba en presunciones, penalizaba


conductas irrisorias y atribuía altas penas.
La nueva Ley modificó el Titulo IX del
Libro II, Párrafo 7 del Código Penal,
denominándolo de «De los delitos
concursales y de las defraudaciones»

Se crearon nuevos tipos de


insolvencia punible vinculados a
Compañías, Veedores y Liquidadores.
La acción penal solo podrá iniciarse previa
instancia particular de:

a. el veedor o liquidador del proceso respectivo


b. Cualquier acreedor que haya verificado su
crédito en una liquidación
c. Cualquier acreedor que a quien afecte el
acuerdo de reorganización
d. La Superintendencia por denuncia o querella
en contra de veedores o Liquidadores
El Tribunal competente es el Juzgado
de Garantía del domicilio del deudor.

Los acuerdos reparatorios deben ser


aprobados por la Junta de Acreedores y
beneficias a todos los creedores a prorrata
de sus créditos sin distinguir clases,
preferencias o privilegios.
Los delitos concursales actualmente
se pueden clasificar:

a) DELITOS DE LAS EMPRESAS DEUDORAS


b) DELITOS DE LAS PERSONAS DEUDORAS
c) DELITOS CONCURSALES IMPROPIOS
d) DELITOS DE LOS LIQUIDADORES Y VEEDORES
DELITOS DE LAS EMPRESAS DEUDORAS:

1. Delitos de ocultación y distracción

1.1 Disminución fraudulenta de patrimonio


1.2 Ocultación de bienes
1.3 Distracción de bienes de la masa
1.4 Enajenación de bienes concursados
2.- Delitos de información

2.1 Ausencia o irregularidad contabilidad


2.2 Inutilización, destrucción,
ocultamiento o falsedad contabilidad
DELITOS DE LAS PERSONAS DEUDORAS:

1. Alzamiento de bienes
2. Insolvencia maliciosa
3. Contratos simulados
DELITOS DE PERSONAS DISTINTAS AL DEUDOR

1) De los administradores de personas jurídicas


2) De los administradores de patrim. unipersonales
DELITOS DE ORGANOS CONCURSALES

1) Apropiación bienes concursados


2) Cuentas fraudulentas
3) Ventajas indebidas
4) Aplicación indebida
Los delitos concursales se regulan en
el Código Penal:
ART. 463: El que dentro de los dos años anteriores a la resolución de liquidación a que
se refiere el Capítulo IV de la Ley de Reorganización y Liquidación de Activos de
Empresas y Personas ejecutare actos o contratos que disminuyan su activo o
aumenten su pasivo sin otra justificación económica o jurídica que la de perjudicar a
sus acreedores, será castigado con la pena de presidio menor en su grado medio a
máximo.

ART. 463 bis: Será castigado con la pena de presidio menor en su grado medio a
presidio mayor en su grado mínimo, el deudor que realizare alguna de las siguientes
conductas:
1º Si dentro de los dos años anteriores a la resolución de reorganización o
liquidación, ocultare total o parcialmente sus bienes o sus haberes.
2º Si después de la resolución de liquidación percibiere y aplicare a sus propios
usos o de terceros, bienes que deban ser objeto del procedimiento concursal de
liquidación.
3º Si después de la resolución de liquidación, realizare actos de disposición de
bienes de su patrimonio, reales o simulados, o si constituyere prenda, hipoteca u otro
gravamen sobre los mismos.
ART. 463 ter: Será castigado con la pena de presidio menor en su grado
mínimo a medio el deudor que realizare alguna de las siguientes
conductas:
1º Si durante el procedimiento concursal de reorganización o
liquidación, proporcionare al veedor o liquidador, en su caso, o a sus
acreedores, información o antecedentes falsos o incompletos, en
términos que no reflejen la verdadera situación de su activo o pasivo.
2º Si no hubiese llevado o conservado los libros de contabilidad y
sus respaldos exigidos por la ley que deben ser puestos a disposición
del liquidador una vez dictada la resolución de liquidación, o si hubiese
ocultado, inutilizado, destruido o falseado en términos que no reflejen
la situación verdadera de su activo y pasivo.

ART. 463 quáter: Será castigado como autor de los delitos


contemplados en los artículos 463, 463 bis y 463 ter quien, en la
dirección o administración de los negocios del deudor, sometido a un
procedimiento concursal de reorganización o de liquidación, hubiese
ejecutado alguno de los actos o incurrido en alguna de las omisiones
allí señalados, o hubiese autorizado expresamente dichos actos u
omisiones.
ART. 464: Será castigado con la pena de presidio menor en su grado máximo a
presidio mayor en su grado mínimo y con la sanción accesoria de inhabilidad
especial perpetua para ejercer el cargo, el veedor o liquidador designado en
un procedimiento concursal de reorganización o liquidación, que realice
alguna de las siguientes conductas:
1º Si se apropiare de bienes del deudor que deban ser objeto de un
procedimiento concursal de reorganización o liquidación.
2º Si defraudare a los acreedores, alterando en sus cuentas de
administración los valores obtenidos en el procedimiento concursal de
reorganización o liquidación, suponiendo gastos o exagerando los que hubiere
hecho.
3º Si proporcionare ventajas indebidas a un acreedor, al deudor o a un
tercero.

ART. 464 bis: El veedor o liquidador designado en un procedimiento


concursal de reorganización o de liquidación que aplicare en beneficio propio
o de un tercero bienes del deudor que sean objeto de un procedimiento
concursal de reorganización o de liquidación será castigado con presidio
menor en su grado medio a máximo y con la pena accesoria de inhabilidad
especial perpetua para ejercer el cargo.
ART. 464 ter: El que sin tener la calidad de deudor, veedor, liquidador, o
de aquellos a los que se refiere el artículo 463 quáter, incurra en
alguno de los delitos previstos en este Párrafo, valiéndose de un sujeto
que sí tenga esa calidad, será castigado como autor del delito
respectivo.
Si sólo lo induce o coopera con él, será castigado con la pena que le
correspondería si tuviera la calidad exigida por la ley, rebajada en un
grado.

ART. 466: La persona deudora definida en el número 25)del artículo 2º


de la Ley de Reorganización y Liquidación de Activos de Empresas y
Personas que se alzare con sus bienes en perjuicio de sus acreedores o
que se constituya en insolvencia por ocultación, dilapidación o
enajenación maliciosa de esos bienes, será castigado con presidio
menor en cualquiera de sus grados.
En la misma pena incurrirá si otorgare, en perjuicio de dichos
acreedores, contratos simulados.