Vous êtes sur la page 1sur 9

MISERICORDIA

QUÉ ES LA MISERICORDIA?

• De acuerdo al Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, la misericordia es el aspecto


compasivo del amor hacia el ser que está en desgracia o que por su condición espiritual
no merece ningún favor. ¿Quiénes son esos seres en desgracia? De hecho todos
estuvimos en dicha condición alguna vez y aún existen muchas personas que no han
encontrado a Dios. ¿Existe mayor desgracia?
PORQUÉ TENER MISERICORDIA?

• No mereceríamos la más mínima compasión por todo lo que hicimos en nuestra vida
antes de conocer a Jesús, pero no por nada se le llama a Dios “Padre de misericordia” (2
Cor 1:3). ¿Quién más sería capaz de acercarse a un mentiroso, borracho, ratero,
tramposo, estafador, adúltero, fornicario, violador o asesino (la lista podría ser más larga,
pero creo que el punto queda establecido con estos ejemplos) y con amor sincero
perdonarlo y limpiar su corazón? Es algo que tiende a quedar fuera de la fuerza humana.
PORQUÉ TENER MISERICORDIA?

• 3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación,
4 el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que
están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. (2 Cor
1:3-4)

Notemos, de acuerdo al versículo 4, que la misericordia no es exclusiva de Dios. Nosotros también


podemos mostrarla a aquellos que están en problemas. En su ministerio público Jesús mostró
misericordia para con los enfermos, los necesitados y los desprovistos de atención espiritual:

Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del
reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. (Mat 9:35)
PARA QUÉ TENER MISERICORDIA?

• Como seguidores de Jesús, no sólo podemos, sino debemos mostrar misericordia.


Aunque la anterior es una aseveración a la que pocos se atreverían a refutar, debemos
meditar con cuidado todas sus implicaciones y evitar que se quede en lo abstracto. Igual
que el discurso de Jesús acerca de que no existe mérito en amar a quienes nos aman,
consideremos algunos casos difíciles: ¿Cómo mostrar misericordia al yerno borracho que
no sólo anda con prostitutas, sino que además golpea a nuestra hija? ¿Cómo acercarse al
vagabundo afectado de su capacidad mental que tiene claramente meses sin usar un
jabón? ¿Cómo hallar tiempo para ir a visitar a la anciana enferma encerrada no sólo en su
casa, sino en su propia amargura? ¿Cómo encontrar valor para dirigirse al joven
pandillero que vende droga a los jóvenes del rumbo?
PARA QUÉ TENER MISERICORDIA?

• ¿Cómo hacerlo cuando escatimamos el número de visitas a nuestros padres y abuelos?


¿Cómo hacerlo cuando, como padres, ni siquiera atendemos los eventos deportivos o
culturales en las escuelas de nuestros hijos, cuando hemos dejado de jugar con ellos y en
compensación les entregamos un control remoto? ¿Cómo hacerlo cuando nuestros
hermanos o parientes políticos se hunden en problemas económicos y sólo les
expresamos que debieran haber puesto más cuidado en su economía? (De nuevo, la lista
se queda corta, añada por favor su caso particular).
QUIÉNES TIENEN MISERICORDIA?

• La buena noticia es que la Biblia destaca la misericordia de Dios como una disposición suya
que beneficia al hombre pecador y claramente estipula que tenemos salvación por su
misericordia.Veamos lo que dice Efesios 2:1-5:

1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2 en los cuales
anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad
del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3 entre los cuales también todos
nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y
de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. 4 Pero Dios, que
es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5 aun estando nosotros muertos en
pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos).
CUÁNDO TENER MISERICORDIA?

• Seamos sinceros, cuando escuchamos historias de terror alrededor de secuestros,


violaciones o asesinatos, nuestra primera reacción (carnal e influenciada por películas o
series de televisión) tiende a ser de maldecir a los delincuentes, de clamar por una
justicia que los encierre y castigue. Los sentimientos de venganza tienden a ser más
frecuentes que los de la misericordia. Tendemos a orar por la víctima, no por el
victimario. Sin embargo a los ojos de Dios, ambos son destinatarios de su misericordia. Él
es el “Dios de toda consolación.”
CONCLUSIÓN

• Obedecer el mandamiento de amar al otro como a nosotros mismos es muestra de


misericordia.
• La misericordia es entonces el amor en cuanto se compadece eficazmente de las necesidades
y las dolencias ajenas. El Dios de la Biblia es un Dios misericordioso con todos [Éx_34,6-7];
[Sal_86,15-16]; [Sal_145,8-9]; [Jon_4,2]; [Jon_4,11]; [Mt_5,45]; [Mt_6,25-33], pero
especialmente con su pueblo [2Re_13,23]; [Is_30,18]; [Is_54,8]; [Jer_12,15]; [Jer_30,18];
[Zac_1,12-13] y con los más débiles e indefensos [Éx_22,26]; [Os_14,4]; [Sal_25,15-16];
[Sal_103,1]. Misericordia de Dios que se hace personalmente visible y operante en Jesús de
Nazaret [Mc_1,41]; [Mc_6,34]; [Mc_10,46-52]; [Lc_1,50]; [Lc_1,54]; [Lc_4,18-21]; [Lc_7,13], a
quien todos los cristianos deben imitar [Mt_5,7]; [Mt_9,13]; [Mt_12,7]; [Lc_6,36]; [Sant_2,13].