Vous êtes sur la page 1sur 2

Conclusiones de Reusó de aguas residuales

• La “estrategia de reúso SEDAPAL” a medio y largo plazo tiene que ser: planificar los proyectos de nuevos PTAR y
ampliaciones y mejoras de las PTAR existentes, asegurando que más de 20 % de las aguas residuales de Lima
Metropolitana puedan ser tratadas con un grado de calidad suficiente para poder ser aptas para el reúso directo y para
su vertimiento a los cauces naturales de los ríos Chillón, Rímac y Lurín (reúso indirecto).
• Después será necesario promover el desarrollo de infraestructuras para la distribución de las aguas residuales. Se
pueden considerar tres opciones para la estrategia de aprovechamiento de las aguas residuales de SEDAPAL.
• 1. Comercializar aguas residuales crudas. La normativa vigente permitiría a SEDAPAL vender las aguas residuales crudas
a terceros para que éstos las reutilicen tras un eventual tratamiento.
• 2. Comercializar agua residual tratada mediante la implementación de instalaciones adecuadas con financiación de las
inversiones necesarias y comercialización de los efluentes de las PTAR por parte de SEDAPAL.
• 3. Comercializar aguas residuales tratadas en las PTAR de SEDAPAL con una calidad apta para el reúso y también para
el cumplimento de los ECAs agua de los cauces receptores vendiéndola a organismos terceros que sean los que
invierten y operan los sistemas de distribución de agua.
Conclusiones de Reusó de aguas residuales
• Por razones legales (tarifas de agua potable y alcantarillada) es muy dudoso, que SEDAPAL pueda financiar las
inversiones que requieren los sistemas de distribución del agua residual tratada y su operación con recursos propios.
El gobierno del Perú deberá tener un fuerte interés para el éxito del proyecto “reúso de agua residual” considerando los
problemas de la escasez de oferta disponible en el mercado de agua del país, especialmente en Lima. Por lo tanto, será
lógico, que el sector (se recomienda el ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento-MVCS o el Ministerio de
Agricultura y Riego - MINAGRI) tome a su cargo el liderazgo en el proceso de la formación de estas unidades, y que
tengan la función de cumplir las siguientes tareas:
- Adquisición de clientes potenciales para la venta de las aguas residuales tratadas.
- Negociaciones con los bancos, respecto al financiamiento de las inversiones.
- Responsabilidad con respecto a los contratos con los bancos y los clientes (financiamiento).
- Conclusión de los contratos con los usuarios para el suministro de agua.
- Asesoramiento a los clientes con relación a un uso optimizado del agua tratada.
- Coordinación de los proyectos de inversión de la infraestructura necesaria (tuberías, estaciones de bombeo); fase de
construcción y operación.
- Mantenimiento de la infraestructura de las instalaciones de la distribución del agua tratada.
Se recomienda crear una unidad organizativa (persona jurídica / asociaciones público-privado) para cada sistema de
distribución previsto en la implementación de los sistemas. En los siguientes textos estas asociaciones (empresas)
reciben el nombre “DISRIEGO” (DISRIEGO Ancón, DISRIEGO Manchay, etc.)