Vous êtes sur la page 1sur 6

Armando Guédez Rodríguez

Existen diversos tipos de suelo que todo jardinero o agricultor debe conocer a la
hora de comenzar un cultivo. Estos suelos, dependiendo de sus características,
pueden sostener más agua, son más nutritivos o son específicos para un cultivo en
especial.
Existen cinco suelos que por sus características, que comprenden forma,
olor y color pueden clasificarse. Ellos son:

Sus partículas con más grandes, es un suelo que


drena el agua rápidamente y además es seco al
Suelo Arenoso: tacto. Para cultivar plántulas allí es muy difícil
ya que las raíces no alcanzan la profundidad
adecuada para crecer correctamente.

Las ventajas de este suelo es que se calienta


con mayor rapidez y es muy ligero para
trabajar, pero no es recomendable para realizar
alguna siembra

Armando Guédez Rodríguez


Suelo Limonero:
A comparación del suelo arenoso, este suelo tiene las partículas más pequeñas y
es suave al tacto, este suelo desprende una gran suciedad al momento de tocarlo
ya que es un tipo de suelo que se humedece con rapidez, es jabonoso y mancha.

Entre las ventajas de este suelo están: Absorbe el agua y nutrientes con facilidad
y más rápido, se encuentran en las orillas de los ríos y son suelos fértiles.

Otra característica de este suelo es que es una mezcla de arena fina y barro,
haciendo una mezcla de lodo oscura agregándole los restos de
materia vegetal que se forma en sus adyacencias.

Armando Guédez Rodríguez


Suelo salino:
Como su nombre lo indica, este suelo es almacenador de gran
cantidad de sal, es característico en las regiones secas, siendo un
suelo poco amable a la hora de emprender en la agricultura.

Suelo turba:
Es un suelo excelente a la hora se sembrar, su color es marrón oscuro
o negro y es excelente a la hora de absorber agua y nutrientes.
Además son buenos retenedores de agua en las temporadas de
sequía.

Armando Guédez Rodríguez


Suelo arcilloso:
Es un suelo que tiene las partículas más pequeñas, permitiendo la buena
acumulación de agua, es lento para drenar ayudando a que se concentre el mayor
número de nutrientes para una planta.

Es un suelo que cuando se humedece es pegajoso pero cuando está seco es


totalmente liso, además este tipo de suelo es característico en las zonas frías. Una
de sus desventajas es que temperaturas calientes suele colocarse rígido, haciendo
difícil el proceso de cultivo.

Armando Guédez Rodríguez


Referencia

http://armandonerioguedezrodriguez.info/armando-nerio-hanoi-guedez-
rodriguez/armando-guedez-rodriguez-cinco-suelos-que-los-agricultores-deberian-
conocer/ Armando Guédez Rodríguez