Vous êtes sur la page 1sur 19

FIGURAS DEL RECEPTOR

LÍRICO
Carmen Sosa Gil
Tanya Tequida
CONSIDERACIONES PREVIAS

Polo de la • Poeta = enunciador real


emisión Receptor hipotético

- Lector implícito.
No se conocen - Lector modelo.
(ni importa). - Archilector.
- Whatever.

Polo de la • Lector = receptor real


recepción Destinatario distinto
al lector natural
1. NO APARICIÓN DE SEGUNDA PERSONA

Ausencia de
Soliloquio
destinatario

Ejemplo: soliloquio
Dirigido a su receptor natural:
el lector. Aquí, Madrid, mil novecientos
porque lugar tiempo

La función expresiva conlleva cincuenta y cuatro: un hombre solo.


una apelación. tiempo ánimo

Todo poema es siempre una Situarse espacial, temporal y


declaración pública. anímicamente indica una alteridad
Ángel González
Ejemplo: autobiografía Ejemplo: soliloquio 2
Era un suspiro lánguido y sonoro Para mi pobre cuerpo dolorido,
Como el náufrago metódico que contase las olas que le bastan para morir; la voz del mar aquella tarde… El día para mi triste alma lacerada,
y las contase, y las volviese a contar, para evitar errores, no queriendo morir, con garras de oro para mi yerto corazón herido,
hasta la última. de los acantilados se prendía.

Hasta aquella que tiene la estatura de un niño y le cubre la frente, para mi amarga vida fatigada…
Pero su seno el mar alzó potente, el mar amado, el mar apetecido,
Así he vivido yo con una vaga prudencia de caballo de cartón en el baño,
y el sol, al fin, como en soberbio lecho, el mar, el mar, y no pensar en nada…
Sabiendo que jamás me he equivocado en nada,
hundió en las olas la dorada frente,
Sino en las cosas que yo más quería.
En una brasa cárdena deshecho.

Autobiografía: expresión pública de la La no elección explícita de interlocutor parece


experiencia vivida. indicar una desatención del polo de la recepción.
La comparación y las imágenes iniciales sirven de El lector tenga la sensación de penetrar la
sustento y reforzamiento del significado central. intimidad real y la sinceridad del hablante.
También son indicadores del deseo y la Emisor en completa libertad enunciativa, no
necesidad de hacer partícipe al otro. condicionado por formalidades ni convenciones.
Luis Rosales Manuel Machado
2. EL “TÚ” COMO LECTOR
Poeta Público
Poemas
Relación explícita

• pues se - ¿Colectividad?
Escasos trata de una - ¿Individualidad?

Colectividad
anónima.
• por lo que
Redundancia se explota
como: El “tú lector” constituye un
pronombre genérico y colectivo.

• Afán de
insistencia.
Juego • Intención Puede ser ocupado individualmente
metapoética.
por una multitud de lectores.

“Uno nunca lee solo, lee con toda una tradición” (Luján 217).
Que el autor explicite una fórmula de individualidad “tú lector” o de colectividad “vosotros lectores”
indica distintas estrategias de persuasión hacia el lector para que se crea apelado como individuo o no (217).

Ejemplo: metapoética Ejemplo: contenido


Justo Jorge Padrón es quien te escribe, Estos cálidos versos son la vida
A quien está leyéndome
no conoce tu nombre ni qué tienes; hecha sangre y deseo, la presencia
sin embargo, se alegra porque vienes de un emoción rotunda y desmedida. Eres invulnerable. ¿No te han dado Sueños del tiempo son también los otros,
a esta casa pequeña en donde vive. los números que rigen tu destino no firme bronce ni acendrado oro;
Escucha este latido cristalino certidumbre de polvo? ¿No es acaso el universo es, como tú, Proteo.
Dentro de este cuarteto te recibe, que él dibuja por ti desde la ausencia tu irreversible tiempo el de aquel río Sombra, irás a la sombra que te aguarda
te saluda feliz porque mantienes hijo de su memoria y su destino. en cuyo espejo Heráclito vio el símbolo fatal en el confín de tu jornada;

la atención porque lúcido sostienes de su fugacidad? Te espera el mármol piensa que de algún modo ya estás muerto.

Todavía el fervor que le revive. que no leerás. En él ya están escritos


la fecha, la ciudad y el epitafio.

El soneto se consume en su propio señalar al No se establece en abstracto sino que se dirige


lector como tal: recepción como tema. de manera enérgica al lector.
Establece la relación entre autor y lector sin Desde el título se pretende desambiguar el “tú”
determinarla y, por tanto, habla solo de poesía. que aparece en el poema.
Es un soneto en el que es exclusiva la función No se trata de un “tú” indeterminado, sino que
fática (contacto autor - lector). podría entenderse como un “tú” autorreflexivo.
Justo Jorge Padrón Jorge Luis Borges
3. SEGUNDA PERSONA DISTINTA DEL LECTOR

Desvío de la Sirve para caracterizar al tú


comunicación discurso lírico. (lector)

Destinatario desviado tú

determinado por:
Retórica Heinrich
tradicional Lausberg
voz poética yo

yo
apóstrofe . (poeta)
Se puede considerar un sujeto con
intención, pero a su vez es producto de
una intención modelizadora del “yo” real.
Dado que en este caso el papel del “tú” es menos fácilmente compartible y vivible por el lector
que el del “yo”, en consecuencia la identificación del lector tiende a ser con el “yo” y no con el “tú” (221).

Ejemplo: El intruso
Sólo te vi en fotografías tu muerte aún. Porque no pude Y no era yo el que molestaba
pues tu abandono ocurrió antes luchar contra un fantasma ausente sino tu huida. Sin saberlo
de que llegara yo a este mundo. que fue todo mejor que yo. me convertiste en intruso.

Sí: fui un proscrito desgraciado Le daba vueltas a tu sombra.


y parecía que tu puesto Mi padre casi me ignoraba
iba a ocuparlo yo. Maldigo y busqué amparo en otros brazos.

Los datos del texto no ayudan a determinar una identidad estable de la figura que enuncia.
Dirigirse a un muerto cuya relación con el hablante no se determina, hace que se difumine la
figura del “yo”.
Que el poeta decida que el “yo” no defina su relación con el “tú” no confunde al lector, sino que
crea un suspenso intencional en cuanto a la identidad del hablante.
Carácter fantasmal de los interlocutores. | lector recibe expresión de la vivencia.
José Agustín Goytisolo
3.1 APELACIÓN A ENTIDADES QUE NO SE PUEDEN COMUNICAR
.

La noche La luna Un río El corazón

Poeta
A través de la apelación a La forma indirecta dota de
un elemento incapaz de ¿Por qué se elige la forma cierta cualidad humana al
objeto, se le transfiere una
responder, expresa desviada de expresión por responsabilidad. Quien
vivencias, sentimientos sobre la directa? apela renuncia a parte de su
estados de ánimo, etc. humanidad. Efecto teatral.

Atrae toda oralidad. Espacio particular de enunciación. Integración del público al poema.
Antonio Machado
Ejemplo: Las moscas
Vosotras, las familiares, las claras tardes de estío de infancia y adolescencia, sobre la carta de amor,
inevitables golosas, en que yo empecé a soñar! de mi juventud dorada; sobre los párpados yertos
vosotras, moscas vulgares, Y en la aborrecida escuela, de esta segunda inocencia, de los muertos.
me evocáis todas las cosas. raudas moscas divertidas, que da en no creer en nada, Inevitables golosas,
¡Oh, viejas moscas voraces perseguidas de siempre... Moscas vulgares, que ni labráis como abejas,
como abejas en abril, por amor de lo que vuela, que de puro familiares ni brilláis cual mariposas;
viejas moscas pertinaces —que todo es volar—, sonoras no tendréis digno cantor: pequeñitas, revoltosas,
sobre mi calva infantil! rebotando en los cristales yo sé que os habéis posado vosotras, amigas viejas,
¡Moscas del primer hastío en los días otoñales... sobre el juguete encantado, me evocáis todas las cosas.
en el salón familiar, Moscas de todas las horas, sobre el librote cerrado,

Este tipo de interpelación supone y requiere la presencia de un público lector y de un objeto apelado.

Efecto cómico del poema. Repetición de “las moscas” refuerza la idea de convocatoria. Ruptura.

Relación del poeta con la realidad: no idealizadora. Pragmáticamente: desvío de la comunicación.

Semánticamente: tropo del objeto principal del poema. Moscas: metonimia de la cotidianidad vulgar.

Difícil que el lector se ponga en el lugar del emisor por la singularización de dirigirse a no hablantes.

Receptor: al no poder identificarse, observa. El receptor empatiza con el sentimiento.


3.2 LA POESÍA COMO INTERLOCUTORA
Poeta se dirige a una creación concreta.

Autorreferencia

PARTICULAR Bisagra entre el mundo del poema y el


mundo real de la escritura.

Canción
Apelación al
Privado Público
verso o a la
Voz irónica con la que el yo real se
poesía objetiviza.

GENERAL Poeta se dirige a la poesía en abstracto.

Relación con el acto de creación.

Justificación de la labor poética.

Poeta como Se dirige a un lector… Destinatario


enunciador que se configura como: de poesía
3.3 APELACIÓN A ENTIDADES CAPACES DE COMUNICARSE
instancia emisora única

.
En ocasiones el destinatario humano actúa del mismo
modo que las entidades incapaces de comunicarse.
(pero no importa)
destinatario
apóstrofe no real Situación menos teatral
retórico que dirigirse a un objeto.
destinatario intrapoemático
En el poema, al no existir un contexto de presencia es
difícil saber cuándo el “yo” espera o no respuesta.
• Lector actúa como
receptor espía.
T. S. • Asiste a escondidas a
Esta indeterminación en la posibilidad de respuesta
Elliot hace que los poemas puedan tener un doble sentido.
la comunicación.
• Mera impresión.
Las tres voces de la poesía
Ejemplo: espera respuesta Ejemplo: no espera
Amor de mis entrañas, viva muerte, Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas, Pues no basta el recuerdo, Y yo, este Luis Cernuda

en vano espero tu palabra escrita tigre y paloma, sobre tu cintura Cuando aún queda tiempo, Incógnito, que dura
Alguno que se aleja Tan solo un breve espacio
y pienso, con la flor que se marchita, en duelo de mordiscos y azucenas. De amor esperanzado,
que si vivo sin mí quiero perderte. Vuelve atrás la cabeza,
Antes que el plazo acabe
Llena, pues, de palabras mi locura O aquel que ya se ha ido,
De vivir, a tu imagen
En algo posesivo, Tan querida me vuelvo
El aire es inmortal. La piedra inerte o déjame vivir en mi serena
Una carta, un retrato, Aquí, en el pensamiento,
ni conoce la sombra ni la evita. noche del alma para siempre oscura. Y aunque tú no has de verlas,
Los materiales rasgos
Corazón interior no necesita Para hablar con tu ausencia
Busca, la fiel presencia
la miel helada que la luna vierte. Estas líneas escribo,
Con realidad terrena, Únicamente para estar contigo.

Queda claro que el poeta exige la respuesta de la Da la sensación de ser un monólogo pues el
persona interpelada delante de un público. poeta está convencido de no recibir respuesta.
Al solicitar “escríbeme o déjame” se establece el El poema solo existe en relación con los lectores.
silencio como posible respuesta. El poeta elige un “desvío” para dirigirse a ellos.
Por el componente retórico, el lector se identifica El poeta escribe como una estrategia para
con el “yo”, pero no se asumirá como tal. mantener la ilusión de contacto con la persona.
Federico García Lorca Luis Cernuda
Mario Benedetti
Ejemplo: recepción no explícita
No te quedes inmóvil pesados como juicios y te llenas de calma y te salvas
al borde del camino no te quedes sin labios y reservas del mundo entonces
no congeles el júbilo no te duermas sin sueño sólo un rincón tranquilo no te quedes conmigo.
no quieras con desgana no te pienses sin sangre y dejas caer los párpados
no te salves ahora no te juzgues sin tiempo pesados como juicios
ni nunca pero si y te secas sin labios
no te salves pese a todo y te duermes sin sueño
no te llenes de calma no puedes evitarlo y te piensas sin sangre
no reserves del mundo y congelas el júbilo y te juzgas sin tiempo
sólo un rincón tranquilo y quieres con desgana y te quedas inmóvil
no dejes caer los párpados y te salvas ahora al borde del camino

Dos lecturas:

Dirigido directamente a la amada Dirigido a la imagen de la amada.

Conflicto socializado Conflicto interno

“Estos son mis ideales, no voy a “Qué pena que tenga que renunciar a esta
renunciar a ellos y hazle como quieras” persona por mis ideales, llegado el caso”
Se apele o no explícitamente a los lectores, el “tú” (destinatario intrapoético) debe aparecer explícito.
Juan Ramón Jiménez
Ejemplo: determinación del tú y doble lectura
A tu abandono opongo la elevada
torre de mi divino pensamiento; ¡Nada, sí, nada, nada...! -O que cayera
subido a ella, el corazón sangriento mi corazón al agua, y de este modo
verá la mar, por él empurpurada. fuese el mundo un castillo hueco y frío...

Fabricaré en mi sombra la alborada, Que tú eres tú, la humana primavera,


mi lira guardaré del vano viento, la tierra, el aire, el agua, el fuego, ¡todo!,
buscaré en mis entrañas mi sustento... ...¡y soy yo sólo el pensamiento mío!
Mas, ¡ay!, ¿y si esta paz no fuera nada?

Plantea la incógnita de la determinación del “tú” al que se habla. “Yo” compatible con el “yo” del poeta.

Carácter alegórico de la realidad intensifica la compatibilidad entre el “yo” y el “yo” poeta.

El “yo” se desmaterializa: “y soy yo solo el pensamiento mío”. Difícil conocer al “tú” al que se dirige.

La imposibilidad del “yo” para determinar al destinatario


deja impotente al lector. Alegórico Persona plena

Acto de exaltación de Petición de perdón,


todo aquello que el autohumillación
poema no es (retractación pública)
Diversidad de grados en la
determinación del “tú”

Nombre Descripción “Tú”

Cuanto más determinado esté el “tú” más determina a la persona que habla.

En este caso asistimos a una Persona Conjunto de Definido por la descripción y


conversación que se nos comparte. concreta. personas. por la actividad comunicativa.

El nombre del apelado es “Tú” Ustedes. Es difícil encontrar un “tú”


el destinatario privilegiado. puro en el poema.

Idea de confidencialidad. Cuanto más se describa al


“tú” más difícil reconocerse
Personaje poderoso. en el papel.

Homenaje o elogio.

Compartir la visión.
4. INTERLOCUTORES ESPECIALES
.

personas
muertos divinidades fantasmas, etc.
imaginarias

Elegía

Se dirige en segunda Tienen el atributo Figuras retóricas que sirven


persona a un muerto. de persona, por para apoyar un sentimiento.
Carácter accidental del tanto, capacidad de
tiempo. comunicarse. Plantear un mundo hipotético.
Lógica nos dice que no hay
manera de que reciba la Capacidad de Abolir la distinción entre
enunciación. escuchar. mundo real e imaginario.
Al tratarse de una persona da
Responsabilizar al
la impresión de poder
“tú”.
comunicarse.
PANORAMA GENERAL

2. El “tú”
como lector

3.1 Apelación a entidades que


no se pueden comunicar.

1. No 3. Segunda
aparición RECEPTOR persona 3.2 La poesía como
de segunda
persona LÍRICO distinta del
lector
interlocutora.

3.3 Apelación a entidades


capaces de comunicarse.

4.
Interlocutores
especiales
Luján Atienza, Ángel Luis. Pragmática del discurso lírico. Madrid: ARCO/Libros S.L, 2005.