Vous êtes sur la page 1sur 20

UNIVERSIDAD CIENCIAS DE LA SALUD

“HUGO CHAVEZ FRIAS”


PNF-EIC
CATEDRA: MORFOFISIOLOGIA I

MSC. SURKELY GARCIA


Sistema respiratorio.

Está compuesto por órganos que realizan


diversas funciones, pero, la enorme importancia que
estos órganos poseen, es la capacidad de
intercambiar dióxido de carbono y oxígeno con el
medio que los rodea.
En los seres humanos, el sistema respiratorio está
formado por las vías aéreas, pulmones y músculos
respiratorios que provocan el movimiento del aire tanto
hacia adentro como hacia afuera del cuerpo. En
los alveolos pulmonares las moléculas de oxígeno y
dióxido de carbono se intercambian pasivamente, por
difusión entre el entorno gaseoso y la sangre. De esta
forma el sistema respiratorio hace posible la oxigenación y
la eliminación del dióxido de carbono que es una sustancia
de desecho del metabolismo celular. El sistema también
cumple la función de mantener el balance entre ácidos y
bases en el cuerpo a través de la eficiente remoción de
dióxido de carbono de la sangre.
Se conoce como vías respiratorias al grupo de
órganos que posibilitan la respiración. Las vías respiratorias
están compuestas por las fosas nasales, la faringe, la laringe,
la tráquea, los bronquios y los bronquiolos, que hacen que el
aire inhalado llegue a los alvéolos y a los pulmones.
En este proceso, también participan diferentes
estructuras, como el diafragma y los músculos intercostales.
El sector superior de las vías respiratorias se conoce
como vías aéreas. Es posible diferenciar entre las vías aéreas
superiores (de las fosas nasales a la laringe) y las vías aéreas
inferiores (de la tráquea a los bronquiolos).
La vía aérea superior
Está situada en una
encrucijada anatómica donde
confluyen diversas e importantes
funciones: fonación, deglución y
respiración.
El inicio de las vías aéreas inferiores
La laringe, consiste en varias secciones de cartílago unidas
por ligamentos. Incluye dos paredes de ligamentos que forman las
cuerdas vocales, la porción superior forman los pliegues vestibulares
y la porción inferior forma las cuerdas vocales verdaderas, su
vibración tiene como resultado la producción de sonidos y el habla.
las cuerdas vocales verdaderas mas la abertura que hay entre ellas se
denomina glotis.
La tráquea esta inmediatamente inferior a la laringe y mide
aproximadamente 10 centímetros de largo. Es un tubo constituido por
cartílago y otros tejidos conectivos y conduce el aire hacia y desde los
pulmones. El cartílago constituye las paredes anterior y lateral de la tráquea
y proporciona protección y un pasaje abierto para el aire. A nivel de la
quinta vertebra torácica, la tráquea se divide en los bronquios
primarios derecho e izquierdo en la carina, una proyección de la porción
inferior del cartílago traqueal.
Mas allá de la carina, el aire
entra a los pulmones a través de los
bronquios primarios. El punto de
entrada para bronquios, vasos y
nervios de cada pulmón se llama hilio.
Los bronquios primarios se dividen
en bronquios secundarios, y cada uno
conduce a un lóbulo separado del
pulmón.
Los pulmones son los principales órganos de
la respiración. El pulmón derecho contiene tres
lóbulos (superior, medio e inferior), pero el pulmón
izquierdo contiene solamente dos (superior e
inferior).
En el pulmón izquierdo, una porción
conocida como lingula que forma el equivalente del
lóbulo medio en el pulmón derecho.
Los pulmones están envueltos por una
membrana de tejido conectivo denominada pleura.
Una segunda membrana pleural recubre los bordes
interiores de la caja torácica o cavidad pleural.
Los bronquios secundarios se
ramifican en bronquios terciarios, los
cuales continúan ramificándose varias
veces. Después de varias generaciones de
ramificaciones sucesivas, se forman
los bronquiolos, que son subdivisiones
muy pequeñas de los bronquios. Los
bronquiolos respiratorios se desarrollan
desde la ramificación final del
bronquiolo. Cada bronquiolo respiratorio
se divide para formar conductos
alveolares. Cada conducto alveolar
termina en racimos conocidos
como alvéolos, sacos diminutos de tejido
pulmonar en los cuales ocurre el
intercambio de gases.
La membrana pleural que
cubre los pulmones se conoce
como pleura visceral, y la
membrana pleural que recubre la
cavidad pleural es la pleura
parietal. Un espacio potencial,
conocido como espacio pleural,
existe entre la pleura parietal y la
pleura visceral. Normalmente las
dos membranas están juntas y no
hay un espacio entre ellas. Ambas
capas de pleura trabajan juntas
para ayudar a mantener normales
la expansión y la contracción del
pulmón.