Vous êtes sur la page 1sur 29

Respiración

El organismo no puede almacenar oxígeno, por


lo que es imprescindible respirar día y noche
para que el aire entre y salga de los pulmones.
Este proceso es absolutamente automático e
involuntario, al punto de poder adaptarse a las
necesidades del organismo.
La acción de respirar consiste en transportar el
aire a los pulmones para que la sangre se nutra
de oxígeno y se purifique, para luego expulsar el
anhídrido carbónico del cuerpo.
En cada respiración se producen dos
movimientos: inspiración y espiración; es decir,
entra y sale el aire.
FUNCIÓN GENERAL DEL APARATO
RESPIRATORIO
• Poner en contacto el aire atmosférico con la
sangre para que tenga lugar el intercambio
gaseoso
• Se pueden diferenciar tres grupos de
estructuras, de acuerdo a la función
predominante que desempeñan:
1.- Área de intercambio gaseoso.
2.- Vías de conducción aérea.
3.- Caja torácica con funciones de protección y
movimiento.
1.- ÁREA DE INTERCAMBIO GASEOSO:
ALVEÓLO
• El intercambio gaseoso tiene lugar en los
alvéolos, estructuras huecas, esféricas, cuyo
contenido aéreo está en permanente
renovación y en el espesor de cuyas paredes
circula sangre a través de una densa malla
capilar
• La cavidad alveolar está tapizada por 2 tipos
de células: neumocitos tipo I y tipo II
NEUMOCITOS TIPO I
• A pesar de ser escasos en número, estas células
cubren más del 90% de la superficie alveolar,
debido a que son muy aplanadas y extensas
• Los neumocitos tipo I son las llamadas
progenitoras
• Cumple una función de sostén y que, por tener
vasos linfáticos, drena el líquido que
permanentemente filtra desde los capilares,
evitando así que éste invada los alvéolos
NEUMOCITOS TIPO II
• Son células cuboideas, más numerosas que las
anteriores y que sintetizan el surfactante
pulmonar
• Esta sustancia disminuye la tensión superficial de
la capa de líquido que recubre la superficie
interna de los alvéolos, impidiendo el colapso
alveolar
• Cuando los neumocitos I son destruidos en
algunas enfermedades, son los neumocitos II los
que proliferan para reparar los daños
2.- VÍAS DE CONDUCCIÓN AÉREA
• Son el medio de conexión entre alvéolo y el
exterior
• Lo calienta gracias a la rica vascularización de
su mucosa
• Además, la capa de mucus y la presencia de
pelos constituyen barreras físicas que impiden
la entrada de partículas en suspensión
• Las defensas mecánicas son complementadas
por el reflejo del estornudo
3.- CAJA TORÁCICA
• Los principales componentes de la caja
torácica son huesos que por su rigidez brindan
protección, y músculos respiratorios de cuya
actividad depende la ventilación

• La jaula ósea está constituida por la columna


vertebral, sobre la cual articulan las costillas
de cada hemitórax
TRANSPORTE DE GASES
• En el alveolo los gases
difunden desde la
sangre y hacia ella

• Los capilares cubren


toda la superficie de los
alvéolos de modo que
forman una verdadera
lamina sanguínea de
intercambio
• El proceso de Hematosis
se realiza por difusión y
se debe a las diferencias
de presión que existen
entre los capilares y los
alvéolos
Intercambio gaseoso (hematosis)
Las 3 fases de la respiración

La respiración consta de 3 fases:

1. Intercambio en los pulmones.

2. El transporte de gases.

3. La respiración en las células y tejidos.


Intercambio en los pulmones
El aire entra en los pulmones y sale de ellos
mediante los movimientos respiratorios que son
dos:

En la inspiración el aire penetra en los


pulmones porque estos se hinchan al aumentar
el volumen de la caja torácica. Lo cual es debido
a que el diafragma desciende y las costillas se
levantan.

En la espiración el aire es arrojado al exterior ya


que los pulmones se comprimen al disminuir de
tamaño la caja torácica, pues el diafragma y las
costillas vuelven a su posición normal
Transporte de los gases
El oxigeno tomado en los alvéolos pulmonares
es llevado por los glóbulos rojos de la sangre
hasta el corazón y después distribuido por las
arterias a todas las células del cuerpo.

El dióxido de carbono es recogido en parte por


los glóbulos rojos y parte por el plasma y
transportado por las venas cavas hasta el
corazón y de allí es llevado a los pulmones para
ser arrojado al exterior.
Membranas que deben atravesar los gases
ALVEOLO
respiratorios

MEMBRANA ALVEOLAR

LÍQUIDO INTERSTICIAL

oxígeno
Dióxido MEMBRANA CAPILAR
De
carbono
PLASMA

GLÓBULOS ROJOS

CAPILAR
La unidad alveolo-capilar es el lugar donde se efectúa el intercambio
de gases: Membrana respiratoria

Célula alveolar tipo II

Célula alveolar tipo I

Macrófago

Alvéolo
Capilar

0.5 m

eritrocito

Membrana respiratoria
ESQUEMA DE LA MEMBRANA ALVÉOLO -
CAPILAR

Modif. de Bevilacqua F. y col. Ed. El Ateneo, 1985


VENTILACIÓN PULMONAR
• Renueva en forma parcial y periódica el aire
alveolar y mantiene dentro del pulmón una
composición adecuada para el intercambio
gaseoso o hematosis
• Si el aire de los alvéolos no se renueva en
proporción a la perfusión sanguínea, ésta
agotará rápidamente el oxígeno alveolar
reemplazándolo por CO2
VENTILACIÓN E INTERCAMBIO GASEOSO

• La función más específica del pulmón es


mantener un intercambio gaseoso entre el
aire alveolar y la sangre capilar
• Esto asegura el aporte de oxígeno a los tejidos
y la remoción del CO2 producido por el
metabolismo celular
• Para esto se requiere:
• Que la ventilación mantenga en el alvéolo las
presiones parciales de estos gases en el nivel
óptimo para el intercambio
• Que el aire y la sangre se distribuyan en forma
tal que se pongan en contacto en las
proporciones o relación ventilación/perfusión
adecuadas
• Que los gases difundan a través de la
membrana alvéolo-capilar, para lo que se
requiere que esta barrera ofrezca una escasa
resistencia y una amplia superficie
FUNCIONES DE LA CIRCULACIÓN
PULMONAR
1.- Intercambio gaseoso o hematosis: su extensa
red capilar contacta con el 85% de la
superficie alveolar, exponiendo la sangre al
aire alveolar en una finísima película
2.- Transporte de Gases: exige la integración de
los sistemas respiratorio y circulatorio
3.- Transporte de Oxígeno: el oxígeno
atmosférico es la fuente de oxígeno y llega los
alvéolos por efecto de la ventilación luego
difunde a la sangre del capilar pulmonar y es
transportado a las células por el aparato
circulatorio
• Si bien el oxígeno se disuelve físicamente en el
plasma, mas del 98% del gas es transportado en
combinación química por la hemoglobina (Hb) de
los glóbulos rojos

• La hemoglobina actúa como un vehículo que se


carga de oxígeno en los capilares pulmonares y lo
transporta a los tejidos

• La Hb es una proteína del glóbulo rojo, compuesta


por la globina y cuatro grupos Hem
• Cada molécula de Hb transporta 4 moléculas de
O2, en forma de un compuesto lábil de
oxihemoglobina
• El contenido de O2 en la sangre arterial
(hipoxemia) puede disminuir por varios
mecanismos:
• Anemia: el contenido de O2 baja
proporcionalmente al descenso en la cantidad
de Hb, a pesar que el pulmón no está alterado
• Intoxicación por monóxido de carbono: este
gas se une a la Hb con una afinidad 210 veces
mayor que la del O2, por lo tanto O2 y CO
compiten por la Hb
• El contenido de O2 está disminuido por
disminución de la Hb libre
4.- Transporte de CO2: el CO2 se produce en las
mitocondrias, como producto final del
metabolismo celular
• Desde las mitocondrias atraviesa el
citoplasma, pasa a la sangre en los capilares
tisulares y es llevado al alvéolo, desde donde
se elimina a la atmósfera gracias a la
ventilación alveolar.
CONTROL DE LA VENTILACIÓN
• Para mantener niveles normales de O2 y CO2, la
ventilación alveolar es regulada mediante una
compleja red neuronal que genera los estímulos
que activan no sólo los músculos respiratorios
clásicos, sino también los músculos faríngeos
que mantienen abierta la vía aérea superior
• La respiración espontánea es producida por la
descarga rítmica de neuronas ubicadas en el
centro respiratorio (cerebro) y que inervan los
músculos respiratorios
REGULACIÓN NEUROLÓGICA
CONTROL CENTRAL VOLUNTARIO
• La actividad respiratoria puede ser modificada
en forma voluntaria por actividad de la corteza
cerebral, pero sólo en forma temporal, ya que
los cambios fisiológicos secundarios a la
modificación ventilatoria terminan por
imponer el control automático
• Durante el sueño hay un control menos
riguroso de la respiración y se pueden
producir periodos de apnea