Vous êtes sur la page 1sur 19

JUNTAS CERRADAS O DE

RECUPERACIÓN
Las sesiones a puerta cerrada son sólo para
aquellos que tienen problemas emocionales y
quieren ayuda. En la sesión cerrada los
miembros discuten los Doce Pasos, cómo
llevar a cabo el Programa, puntos de interés
para recuperarse en N.A.,y tratar de auxiliar a
nuevas personas para que obtengan ayuda en
el Programa de Recuperación.
JUNTAS CERRADAS O DE
RECUPERACIÓN
GUIA SUGERIDA PARA LA
COORDINACIÓN DE UNA JUNTA
DE RECUPERACIÓN
• Se Iniciará puntualmente la
sesión, porque es importante
respetar el tiempo de los demás y
adquirir un hábito que forje el
carácter y demuestre la formalidad
del Grupo.
El Coordinador saludará y se
presentará ante los asistentes sin decir sus
apellidos, por ejemplo: "Buenas tardes (días o
noches) a todos, mi nombre es Fulano (a) .
Soy un miembro más de N.A.", o bien, "Soy un
enfermo de mis emociones en proceso de
recuperación" o "Soy Neurótico (a)"
• Invitará a la concurrencia a meditar por un
momento ( entre 30 y 60 segundos) para pedirle
a Dios, como cada quien lo conciba, nos ayude a
restablecernos.
• Destacará que es importante que
abramos nuestras mentes y corazones,
para disponernos a escuchar con
atención a los participantes que
abordarán la tribuna.
• Leerá el "Enunciado de
Recuperación" que aparece en El
Folleto Informativo para recordar a los
asistentes nuestro objetivo y cómo
funciona N.A.
Algunos Grupos acostumbran leer el punto Nº 8
del folleto "El Patrimonio de N.A." y el
pensamiento o reflexión del día correspondiente,
que aparece en el libro de A.A. intitulado
"Reflexiones Diarias".

• Procederá a someter a consideración de la


membrecía allí reunida, el tema a tratar, excepto
cuando previamente la conciencia del Grupo haya
acordado un programa o temario calendarizado a
seguir. Además, declarará en ese momento que la
junta es "cerrada" (ver pág. 35).
DELINEAMIENTO los coordinadores podrán enriquecerse
con la lectura de algún capítulo de un folleto o libro que
trate el tema. Tanto el Coordinador, como los
participantes, pueden leer los párrafos pausadamente y
ayudarse de algún diccionario etimológico o psicológico
cuando se necesite, pero lo que más enriquecerá la
reunión es el intercambio de experiencias en la aplicación
de los principios.
• Es responsable de mantener
buenas relaciones con la comunidad,
comenzando por el arrendador.
En caso de ser necesario, el
Coordinador podrá detener la junta
cuando una persona disturbada y
violenta amenace la integridad de
los asistentes.
• Invitará a los asistentes a hacer uso de
la palabra e irá anotando sus nombres en una
libreta, de acuerdo al orden en que levanten
la mano quienes así lo deseen, para llevar un
control del tiempo de cada participante.
EN CASO DE VISITA DE UN NUEVO.
Aplicará el temario para información (ver Temarios
para Información Pública, pág. 55)
.Hay Grupos que acostumbran proporcionar
información durante todo el tiempo de la junta.
Algunos otros, por la gran afluencia de personas
que se acercan por primera vez, solamente utilizan
dos temas informativos y luego invitan a las visitas
para que se queden a la junta de recuperación,
explicándoles la diferencia entre uno y otro tipo de
junta.
AL FINALIZAR LA JUNTA

. Permitirá EL COORDINADOR el uso de la palabra


al Representante o al Secretario del Grupo, en
caso de que requieran informar algo importante y
de interés para toda la membrecía.
.Para evitar que se extiendan demasiado estos
informes, sin restar importancia a los asuntos a
tratar, el Coordinador, el Secretario y el R.G.,
podrán programar el tiempo requerido con
anticipación, considerando que habrá puntos que
se deberán tratar más ampliamente en la junta de
trabajo.
.Dará por terminada la sesión con la una
séptima tradición.
Oración de la Serenidad o el Yo soy
Responsable, según prefiera la conciencia
del Grupo.