Vous êtes sur la page 1sur 11

DESAPEGO

EMOCIONAL
Lic. Ramón Antonio Sopla Ramírez
1.- Definición de apego
■ El apego es un estado emocional de dependencia
a una cosa , a una situación o persona.
■ El psicólogo John Bowlby , según él la conducta
de apego tiene dos funciones básicas:
■ Función biológica: Es obtener protección para
asegurar la supervicencia
■ Función psicológica: De adquirir seguridad a
través de carácter
1.-1- El apego en la Infancia
■ Es necesario para crecer porque te nutre, sobretodo
emocionalmente y te ayuda a salir al mundo más seguro.
Lo opuesto es que puede convertirse en necesidad del otro
para sentirse seguro y esto en la edad adulta es un
problema.
1.2.- El apego a una persona
■ Esto me lleva a pensar que es imprescindible en
mi vida y esto tarde o temprano , te hará sufrir y
depender , si dependo de alguien dejo de ser libre
2.- Desapego
■ El desapego mal entendido puede parecer egoísmo , pero nada
más lejos de la realidad, practicar el desapego no significa romper
vínculos con todo aquello que es importante para mi , ni siquiera
dejar de tener objetivos o de querer cosas , más bien significa que
aunque yo quiera algo, no lo necesito para vivir feliz.
■ En nuestras relaciones personales el desapego es clave para
nuestro bienestar puedo relacionarme contigo de una manera más
libre, dejando espacios para la individualidad. Te elijo pero no te
necesito , prefiero estar contigo pero puedo estar sin ti . Disfruto
de compartir mi tiempo contigo , pero no vivo con el miedo a
perderte.
■ Desapego es aprender a amar, a apreciar
lo que tenemos y a involucrarnos en las
relaciones de una manera más sana y
equilibrada”
3.- Sugerencias para lograr el
desapego
■ 1.- Tu eres el artífice de tu vida y de cada paso que das .

■ Cultiva tu propia felicidad, siéntete responsable, maduro,


toma conciencia de tus decisiones y de sus
consecuencias, elige por ti mismo y no dejes nunca que
tu bienestar y tu salud mental dependan siempre de
corazones ajenos.
■ 2.- Vive y ocúpate del presente es mucho más fácil
No hay que vivir pensando en aquel pasado que ya
no podemos arreglar o ese futuro que es
incontrolable y a veces incierto. Solo podremos
disfrutar de lo que hacemos, cuando nuestro cuerpo
y nuestra mente estén alineados.
■ 3.- Acepta las cosas que son así
■ Debemos aprender a hacer más de observadores
que de jueces no juzgar tanto a las personas o a
las cosas y entender que son como son, ni mejor
ni peor, simplemente son.