Vous êtes sur la page 1sur 17

"CONOCIENDO A MI HIJO

ADOLESCENTE"
Psic. Ana Karina Orozco Rojas
• La adolescencia es la etapa intermedia de crecimiento entre la infancia y la
edad adulta. Representa el periodo de tiempo durante el cual una persona
experimenta cambios a nivel físico, además de afrontar distintos cambios
emocionales.
las fases madurativas de la adolescencia
• temprana (11-13 años)
• media (14-17años)
• tardía (17-21 años).

Durante este período de tiempo, los adolescentes deben de


conseguir la independencia de los padres, la adaptación al
grupo, aceptación de su nueva imagen corporal y el
establecimiento de la propia identidad, sexual, moral y
vocacional.
ADOLESCENCIA TEMPRANA (11-13 AÑOS)
• La característica fundamental de estafase es el rápido crecimiento somático,
con la aparición de los caracteres sexuales secundarios.
• El adolescente observa cómo su cuerpo se desarrolla y cambia, y esto
provoca una gran curiosidad y una situación extraña para él. Las
transformaciones acercan al adolescente a su grupo de amigos, que
también experimentan los mismos cambios, por lo que existe una
identificación grupal.
• sigue pensando en concreto, no ha desarrollado la abstracción del
pensamiento, no percibe las implicaciones futuras y se encuentra todavía
muy lejos del pensamiento adulto.
• Creen que son el centro de una gran audiencia imaginaria que
constantemente les está observando, con lo que muchas de sus acciones
estarán moduladas por este sentimiento
ADOLESCENCIA MEDIA (14-17AÑOS)
• El adolescente ya ha finalizado casi por completo su maduración sexual: sus
órganos sexuales están prácticamente desarrollados y ha adquirido el 95
por ciento de su estatura. A partir de este momento, los cambios físicos se
ralentizan sobremanera, lo que le permite al adolescente fijar su imagen
corporal y desarrollar más fácilmente una imagen de sí mismo. En esta fase
adquieren vital importancia los cambios psicológicos y sociales.
• Desarrolla el pensamiento abstracto y la capacidad de percibir las
implicaciones futuras (aunque en situaciones de estrés regresa el
pensamiento abstracto y la capacidad de percibir las implicaciones futuras)
• Desarrolla y potencia una imagen de sí mismo, un rol que proyecta hacia los
demás. La pertenencia a un grupo social y la necesidad de independencia
respecto del grupo familiar también son consecuencias directas de los
cambios psicológicos y cognitivos durante esta etapa.
• El narcisismo y la sensación de invulnerabilidad es otra de las consecuencias
de los cambios psicológicos del adolescente. Proyecta su imagen hacia el
resto del mundo con el objetivo de acaparar atención. La sensación de
invulnerabilidad y de fortaleza hacen que el adolescente pueda ser más
agresivo en ciertas circunstancias y puede acarrear comportamientos de
riesgo, como el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas.
• El contacto con el otro sexo se incrementa, aunque no sólo responde a un
deseo sexual creciente, sino también al narcisismo y la exploración de los
propios límites del adolescente, que necesita poner a prueba el grado de
atracción que posee.
TARDÍA
(17-21 AÑOS).
• El crecimiento ha terminado y ya son físicamente maduros.
• El pensamiento abstracto está plenamente establecido aunque no
necesariamente todo el mundo lo consigue. Están orientados al futuro y son
capaces de percibir y actuar según las implicaciones futuras de sus actos.
• Es una fase estable que puede estar alterada por la "crisis de los 21", cuando
teóricamente empiezan a enfrentarse a las exigencias reales del mundo
adulto.
• Los adolescentes son diferentes a los adultos en la manera
en que se comportan, resuelven problemas y toman
decisiones. Hay una explicación biológica para esta
diferencia. Estudios han demostrado que el cerebro
continúa madurándose y desarrollándose durante la niñez,
la adolescencia y hasta principios de la edad adulta.
DESARROLLO DEL CEREBRO EN LA
ADOLESCENCIA
• Maduración cerebral:
El cerebro se desarrolla de manera gradual durante la infancia, y al final de
esta alcanza su tamaño máximo. Se llega a la adolescencia con el cerebro
prácticamente desarrollado, pero falta la última fase, la maduración.
La maduración se produce por áreas, desde la nuca hasta la frente. La última
área que madura es la corteza prefrontal que ayuda a calibrar riesgos, se
ocupa del control de impulsos, el juicio y la toma de decisiones. Así, los
adolescentes cometen imprudencias y conductas rebeldes, ya que están en
un periodo sensible en el que estas funciones todavía se están consolidando.
• La corteza prefrontal es la sede de la autoconciencia y es la que más tarda
en madurar, razón por la cual durante la adolescencia comienzan el
desarrollo de la propia identidad. Además, el sistema límbico implica a las
emociones con más fuerza, lo que empuja al adolescente a la búsqueda
de nuevas experiencias.
• También maduran el hipocampo y la amígdala, consolidando la memoria
individual y la afectividad. Se pasa de la dependencia familiar a la
independencia social, buscando desarrollar una identidad separada del
núcleo familiar. Además, las experiencias vitales que surgen son de gran
importancia: se crean nuevos circuitos neuronales a raíz de los
acontecimientos.
• Retratos del cerebro en acción muestran que los cerebros de los
adolescentes funcionan de manera diferente a los de los adultos cuando
toman decisiones y resuelven problemas. Sus acciones son guiadas más por
la amígdala y menos por la corteza frontal.
DIFERENCIAS ENTRE SEXOS

las chicas procesan el


conductas más lenguaje, el control del
impulsivas en los riesgo, la agresividad y
chicos la impulsividad
maduran antes
• Las hormonas sexuales también juegan un papel importante. Se producen
cambios emocionales, mentales, psicológicos y sociales en un periodo corto
de tiempo. Ellas son muy sensibles a la aprobación, aceptación o rechazo
de los demás, son muy importantes las relaciones sociales y agradar y
gustar a los demás. Esto, se ve influenciado por la dopamina y la oxitocina.