Vous êtes sur la page 1sur 9

JUSTICIA PENAL MILITAR

Evolución histórica
EVOLUCION DE LA JUSTICIA PENAL MILITAR
EN COLOMBIA
• La Justicia Penal Militar tiene sus antecedentes más remotos en el Derecho Romano con
las normas que regían a las legiones y su génesis en el derecho punitivo en Colombia,
tiene como fuente histórica directa el derecho penal castrense español cuando Carlos III
promulgó el Decreto Real del 9 de febrero de 1793, estableciendo la vigencia del fuero
militar en los ejércitos de España y ultramar y señalando que los delitos de los militares
serían conocidos por los tribunales castrenses. Este contexto jurídico militar fue traído a
Colombia con la conquista española en 1492, a través de las Ordenanzas Reales y las
Leyes de Indias, surgiendo instituciones y consejos de guerra que conocían de los actos
irregulares cometidos por los miembros del ejército español abarcando competencia
tanto en hechos relacionados con el servicio como frente a actos punibles comunes, pues
la única condición de eficacia del fuero militar la constituía el figurar en las filas de las
Fuerzas Españolas. La jurisdicción era ejercida por los capitanes generales del ejército y la
armada, asistidos por un auditor letrado. En esta primera época la única diferencia entre
la justicia penal militar y la común era el fuero, pero con el devenir histórico se fueron
acentuando, habida cuenta de las especiales tipologías militares derivadas de las
particularidades de su función.
EVOLUCION HISTORICA DE LA JPM
• En la Constitución de 1811 la cual se promulgó siendo presidente Jorge Tadeo
Lozano, se adoptó la jurisprudencia penal militar española y se indicó de manera
expresa en su Título VIII "De la fuerza pública", en su Artículo 1º. "El fuero militar
se conservará como hasta aquí". Durante la Reconquista, el Teniente General Pablo
Morillo estableció el Consejo de Guerra destinado a juzgar la alta traición con pena
de muerte, el Consejo de Purificación que juzgaba los delitos de rebelión y
similares redimibles con castigos diferentes a la pena capital y la Junta de
Secuestros que se encargaba de incautar y confiscar los bienes de los condenados
por los mencionados tribunales y a los patriotas reconocidos o sospechosos de
serlo. Al producirse la independencia de las colonias americanas, en la Nueva
Granada el fuero militar pasó a la República con la esencia de fuero del derecho
español. La Justicia Penal Militar comenzó a cobrar vida propia bajo el mandato del
General Francisco de Paula Santander, el Hombre de las Leyes, primero como
vicepresidente de Colombia en ausencia del Libertador-Presidente, luego en su
segunda administración 1833-1837 y por último cuando recibió del secretario de
guerra General Pedro Alcántara Herrán, el encargo de redactar un Código Militar
que infortunadamente quedó inconcluso por la muerte del autor en 1840. En la
Biblioteca del Congreso de la República de Colombia reposa el original del
“Proyecto de Código Militar para la República de la Nueva Granada”.
RESEÑA HISTORICA DE LA JPM
• El fuero militar mantuvo su plena vigencia y reconocimiento constitucional durante
todo el siglo XIX, encontrándose expresamente reconocido en las Constituciones
de 1830, 1832, 1843,1853, 1858, 1863 y 1886, período turbulento de la historia
colombiana por la sucesión de guerras civiles con constituciones que se
caracterizaron por ser imposiciones de vencedores sobre vencidos. En este
período llama la atención de manera principal la institución del delito de traición a
la patria en la Constitución de 1832 artículo 8º, en alusión directa al campo político
y no al militar, buscando que no se presentara intromisión de los militares en la
política de la Nación, estableciendo que la conducta se presenta cuando los
militares intentan usurpar el poder político. En 1859 se creó el Código Penal Militar
de los Estados Unidos de Colombia, integrado por leyes de la República de la
Nueva Granada y de la Confederación Granadina y mediante la Ley 35 de 1881 se
organizó la Fuerza Pública y en ella se incluyó la jurisdicción penal militar. En la
Constitución Nacional de 1886, con la cual se cierra dicha época, en su Título XVI
compuesto de seis artículos, se definieron las instituciones militares y de manera
específica en el artículo 170 se estableció: "De los delitos cometidos por los
militares en servicio activo y en relación con el mismo servicio, conocerán las
Cortes Marciales o Tribunales Militares, con arreglo a las prescripciones del Código
Penal Militar", disposición que se ha mantenido de manera casi idéntica hasta la
actualidad.
Reseña histórica de la JPM
• Hasta antes de la Constitución Política de 1991, la Justicia Penal Militar se encontraba
íntimamente ligada al mando y los comandantes de unidades tácticas y en algunos casos
de unidades operativas, eran jueces de instancia y el Tribunal Militar tenía la función de
ser segunda instancia. En la Constitución actual se encuentra de manera específica con
relación a la administración de justicia y al fuero militar, lo regulado en los artículos 116
inciso primero y 221, los cuales rezan: Inciso Primero del Artículo 116: “La Corte
Constitucional, la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de Estado, el Consejo Superior de
la Judicatura, la Fiscalía General de la Nación, los tribunales y los jueces, administran
justicia. También lo hace la justicia penal militar.” El artículo 221: “De los delitos
cometidos por los miembros de la fuerza pública en servicio activo, y en relación con el
mismo servicio, conocerán las cortes marciales o tribunales militares, con arreglo a las
prescripciones del Código Penal Militar.” Esta redacción es prácticamente idéntica a la del
citado artículo 170 de la Constitución Nacional de 1886. Esta última norma fue
modificada por el Acto Legislativo No. 2 de 1995, quedando del siguiente tenor: “De los
delitos cometidos por los miembros de la fuerza pública en servicio activo, y en relación
con el mismo servicio, conocerán las cortes marciales o tribunales militares, con arreglo a
las prescripciones del Código Penal Militar. Tales cortes o tribunales estarán integrados
por miembros de la fuerza pública en servicio activo o en retiro.”
Reseña histórica de la JPM
• 8. El 25 de junio de 2015, el Gobierno Nacional sancionó el Acto
Legislativo No. 01 de 2015, por el cual reforma el artículo 221 de la
Constitución Política de Colombia. Proyecto de Ley No. 129 de 2014
“Por la cual se establecen reglas para la investigación, acusación y
juzgamiento de los miembros de la Fuerza Pública en el marco del
Derecho Internacional Humanitario aplicable en situación de
hostilidades, se tipifican algunas conductas y se dictan otras
disposiciones.” 1. El proyecto de Ley fue radicado el 1 de octubre de
2014 y tiene como objetivo armonizar el Derecho Penal interno con el
DIH, establecer criterios de competencia de la jurisdicción ordinaria y
penal militar y policial, garantizar la seguridad jurídica de los miembros
de la Fuerza Pública y establecer como regla especial el DIH para
situaciones de conflicto armado.
Reseña Histórica de la JPM
• 3. El 12 de mayo de 2015, el Honorable Representante Oscar Fernando
Bravo Realpe presentó el informe de ponencia para el primer debate en
Cámara segunda vuelta, en el que resaltó que el objetivo de la reforma
es asegurar la aplicación del Derecho Internacional Humanitario, como
ley especial en el marco del conflicto armado y los compromisos por
parte del Congreso de la República de propender por la existencia de la
legislación adecuada. Así mismo indicó que hay acuerdo y apoyo de las
mayorías de las bancadas del Senado de la Republica, respecto de la
necesidad de establecer desde la Constitución Política la obligación de
aplicar el Derecho Internacional Humanitario como ley especial en la
investigación y juzgamiento de los miembros de las Fuerzas Militares y
Policía Nacional cuando fuere el caso, independiente de la jurisdicción
que conozca los hechos, resaltando que todos los operadores judiciales
deben conocer adecuadamente la normatividad en materia de Derecho
Internacional Humanitario.
Reseña histórica de la JPM
• °. El artículo 221 de la Constitución Política quedará así: De las conductas
punibles cometidas por los miembros de la Fuerza Pública en servicio activo,
y en relación con el mismo servicio, conocerán las cortes marciales o
tribunales militares, con arreglo a las prescripciones del Código Penal Militar.
Tales Cortes o Tribunales estarán integrados por miembros de la Fuerza
Pública en servicio activo o en retiro. En la investigación y juzgamiento de las
conductas punibles de los miembros de la Fuerza Pública, en relación con un
conflicto armado o un enfrentamiento que reúna las condiciones objetivas
del Derecho Internacional Humanitario, se aplicarán las normas y principios
de este. Los jueces y fiscales de la justicia ordinaria y de la Justicia Penal
Militar o Policial que conozcan de las conductas de los miembros de la
Fuerza Pública deberán tener formación y conocimiento adecuado del
Derecho Internacional Humanitario. La Justicia Penal Militar o policial será
independiente del mando de la Fuerza Pública. El 25 de junio de 2015, el
Gobierno Nacional sancionó el Acto Legislativo No. 01 de 2015, por el cual
reforma el artículo 221 de la Constitución Política de Colombia.
CODIGO PENAL MILITAR
• LEY 1407 DE 17 DE AGOSTO DE 2010