Vous êtes sur la page 1sur 24

MTRO.

VÍCTOR MANUEL MATEO MORALES


Reactores catalíticos (Introducción)

El reactor catalítico es el aparato donde una reacción


química catalítica tiene lugar de manera controlada.
Según la definición aceptada actualmente, un catalizador
es una sustancia que aumenta la velocidad a la que una
reacción química se acerca al equilibrio sin intervenir
permanentemente en la reacción.
Esta definición, de naturaleza operativa, contiene los
conceptos clave necesarios para entender el fenómeno
de la catálisis y que son básicos para comprender el
diseño y el funcionamiento de este tipo de reactores.
Reactores catalíticos (Introducción)

La misión básica del reactor catalítico es poner en


contacto catalizador y reactantes para que la reacción
progrese de forma idónea en el proceso químico que lo
incorpora. El catalizador puede estar en la misma fase que
los reactantes, o no. Este hecho permite organizar la
catálisis en homogénea, heterogénea y enzimática.
En consecuencia los reactores catalíticos se clasifican
en homogéneos, heterogéneos y enzimáticos.

En la catálisis heterogénea, reactantes y catalizador están


en diferente fase.
Reactores catalíticos (Aplicaciones industriales)

En la industria química actual la situación más común es la


catálisis por sólidos: los reactantes y productos forman parte de
una corriente líquida o gaseosa, y el catalizador un sólido.
Reactores catalíticos (Heterogéneos)

Los reactores (heterogéneos) donde estas reacciones


tienen lugar se agrupan en:

• Reactores de dos fases: 1 fase fluida (líquida o gaseosa) y


1 sólida (el catalizador)
• Reactores de tres fases: 1 fase líquida, 1 gaseosa y 1
sólida (el catalizador)
Reactores catalíticos (Importancia de la catálisis)

La importancia industrial de la catálisis por sólidos es


enorme. Actualmente, el 90% de la producción conjunta de
todos los procesos catalíticos se basa en reacciones
catalizadas por un sólido. Ello se explica por la fácil
separación del sólido del medio de reacción. Ventaja que se
suma a las siguientes ventajas genéricas de la catálisis:
1) El catalizador aumenta la velocidad de reacción
respecto a la reacción sin catalizador, por lo que puede
llevarse a cabo a menor presión y temperatura. En
consecuencia, de forma más segura y fácil de controlar.
2) Aumenta la selectividad al acelerar fundamentalmente
una de la reacciones del sistema entre las varias que
pueden tener lugar
Tipos de reactores catalíticos de 2 fases.

En la industria química existen diversas maneras de poner


en contacto un fluido y un catalizador sólido. En la
situación más común el sólido se emplea en forma de
partículas que suelen disponerse en un lecho a través del
cual el fluido circula. Otras disposiciones son posibles:
Mallas metálicas
Monolitos donde el catalizador adopta la forma de panal
de abejas
Como partículas en suspensión en un tanque agitado
mecánicamente (o slurry).
Tipos de reactores catalíticos de 2 fases (Continuación…)
Atendiendo a la disposición del lecho se distinguen
reactores de lecho fijo, fluidizado y móvil. El uso de
reactores de lecho fijo está muy extendido (obtención de
SO3 por el método Phillips, obtención de amoníaco,
craqueo con vapor, etc), mientras que los de lecho
fluidizado y, en especial, los de lecho móvil se emplean con
mucha menos frecuencia. Por su importancia debe citarse
el craqueo catalítico en lecho fluidizado.
Tipos de reactores catalíticos de 2 fases (Continuación…)
En el reactor de lecho móvil el fluido arrastra las partículas de
catalizador que conservan su posición relativa respecto las otras
partículas. Es decir, el lecho es móvil respecto a las paredes del
reactor.
Ventajas
Elevadas conversiones con una buena selectividad.
El manejo de grandes cantidades de sólidos,
 Estos reactores son adecuados para trabajar en régimen
adiabático, en especial con reacciones endotérmicas.
El mismo catalizador puede servir como agente calefactor.
Los reactores de lecho móvil tienen pocas aplicaciones
catalíticas pero extremadamente importantes. Entre ellas, el
craqueo catalítico del gasoil y el reformado catalítico de las
gasolinas.
Tipos de reactores catalíticos de 2 fases (Continuación…)
En el reactor de lecho móvil el fluido arrastra las partículas de
catalizador que conservan su posición relativa respecto las otras
partículas. Es decir, el lecho es móvil respecto a las paredes del
reactor.
Ventajas
Elevadas conversiones con una buena selectividad.
El manejo de grandes cantidades de sólidos,
 Estos reactores son adecuados para trabajar en régimen
adiabático, en especial con reacciones endotérmicas.
El mismo catalizador puede servir como agente calefactor.
Los reactores de lecho móvil tienen pocas aplicaciones
catalíticas pero extremadamente importantes. Entre ellas, el
craqueo catalítico del gasoil y el reformado catalítico de las
gasolinas.
Tipos de reactores catalíticos de 2 fases (Características)
En el reactor de lecho fijo las partículas están
inmovilizadas, y por tanto en íntimo contacto unas con
otras.
En el reactor de lecho fluidizado las partículas están en
suspensión, pero la velocidad del fluido no es suficiente
para arrastrarlas.
Los factores a tener en cuenta para decidir entre uno u otro
son:
El contacto sólido-fluido,
El control de temperatura,
El tamaño de partícula a emplear (ligado íntimamente
con la pérdida de presión permisible) y
La manera de afrontar el problema de la regeneración si
el catalizador sufre desactivación rápida.
Tipos de reactores catalíticos de 2 fases (Factores a
considerar)
Contacto sólido-fluido.
En el lecho fijo el fluido al circular por el espacio libre entre
las partículas sigue un modelo de flujo muy próximo al flujo
en pistón.
En el reactor de lecho fluidizado, el movimiento
ascensional del fluido mantiene las partículas en
suspensión. Para describirlo se emplea comúnmente el
modelo de borboteo que supone mezcla perfecta para el
sólido y flujo en pistón para el fluido. En el fluido se forman
burbujas que contribuyen a reducir la eficacia del contacto
sólido-fluido.
Tipos de reactores catalíticos de 2 fases (Factores a
considerar)
Control de temperatura.
La conducción térmica es el mecanismo principal de
transmisión de calor en un lecho fijo. Como la
conductividad térmica del lecho es reducida, suelen
formarse perfiles axiales y/o radiales de temperatura en el
lecho, que pueden ser un problema para la estabilidad
térmica del catalizador.
En el lecho fluidizado, por el contrario, el mecanismo
básico es por convección en el fluido. Éste es un
mecanismo más eficaz que la conducción, y el resultado es
que el lecho fluidizado, en la práctica, es casi isotermo.
Tipos de reactores catalíticos de 2 fases (Factores a
considerar)
Tamaño de partícula de catalizador.
Para facilitar la fluidización las partículas son generalmente
de tamaño reducido (típicamente de 50 a 100 μm). Con
este tamaño no hay problemas de difusión en la partícula,
y la eficacia de partícula es próxima a la unidad. Por otro
lado la configuración del reactor hace que la pérdida de
presión del fluido sea muy pequeña.
En el reactor de lecho fijo, para reducir la pérdida de
presión por circulación del fluido se emplean partículas
que oscilan desde 1-2 mm a varios cm. Con este tamaño la
eficacia de partícula es baja, de forma que el tamaño de
partícula se optimiza para hacer compatible una pérdida de
presión aceptable con una eficacia de partícula superior al
50%.
Tipos de reactores catalíticos de 2 fases (Factores a
considerar)
Regeneración.
Los catalizadores sufren desactivación cuando están en
operación. Si la pérdida de actividad es lenta, puede
usarse un reactor de lecho fijo. La dificultad se salva
entonces sobredimensionando el reactor y sustituyendo
el catalizador usado en las paradas programadas.
El lecho fluidizado permite diseñar dispositivos que
facilitan el sustituir una fracción del catalizador en
operación por una cantidad equivalente de catalizador
fresco, de forma que el lecho mantiene la actividad media
con el tiempo. Este dispositivo se utiliza, por consiguiente,
con catalizadores que se desactivan muy rápidamente
Tipos de reactores catalíticos de 2 fases (Factores a
considerar)
En el reactor de lecho fijo, por el contrario, el modelo de
flujo es fácil de entender y modelizar. El uso prácticamente
masivo de reactores de lecho fijo en la industria
química se debe a la simplicidad de diseño y
funcionamiento. Como consecuencia, las unidades de
lecho fijo son más económicas de construir y de operar.
Tipos de reactores catalíticos de 2 fases (Dificultades)

Las principales dificultades para el diseño son el flujo no


ideal del fluido en los lechos fluidizados, y en los lechos
fijos el comportamiento no isotermo, y evaluar e
implementar los dispositivos para eliminar (o suministrar)
calor.
Con reacciones exotérmicas es preciso eliminar
desarrollos elevados (o incontrolados) de temperatura por
su influencia desfavorable sobre la conversión de equilibrio,
la selectividad y la actividad del catalizador. También
pueden incrementar la peligrosidad de la operación. Con
reacciones endotérmicas influye sobre el apagado de la
reacción.
Tipos de reactores de lecho fijo y modos de operación
A continuación se considerarán las diferentes
disposiciones para el flujo de fluidos, ajuste de
temperatura y configuraciones para lechos de sólido en
reactores de lecho fijo:
1) Disposición del flujo.
Tradicionalmente, la mayor parte de reactores de lecho fijo
operan con flujo axial descendente de fluido. Una
tendencia moderna es operar en flujo radial hacia el
interior o el exterior con el objetivo de reducir la pérdida
de presión (-ΔP) al incrementar el área de paso por unidad
de volumen de lecho (por ejemplo, en la producción de
estireno monómero).
Tipos de reactores de lecho fijo y modos de operación
2) Disposición del lecho y de eliminación de calor.
 Operación adiabática. No se intercambia calor con el exterior. En
consecuencia, la temperatura aumenta si la reacción es exotérmica
y disminuye si es endotérmica. Si el reactor consiste en un único
lecho de catalizador (reactor de una etapa) esto define la situación
desde el punto de vista térmico. Sin embargo, si el catalizador está
dividido en dos o más lechos dispuestos en serie hay la
oportunidad de ajustar la temperatura entre etapas. Puede
hacerse de dos formas.
Independientemente de cómo se alcance, el propósito de ajustar la
temperatura es doble:
(1) Evitar las limitaciones del equilibrio químico, aumentando la
conversión fraccional o el rendimiento y
(2) Mantener la velocidad de reacción relativamente elevada,
para reducir la cantidad de catalizador y el tamaño del reactor
necesario.
Tipos de reactores de lecho fijo y modos de operación
2) Disposición del lecho y de eliminación de calor.
 Operación no adiabática. En operación no adiabática, se
intercambia calor con el lecho para controlar la temperatura. El
reactor es esencialmente un intercambiador de carcasa y tubos,
con el catalizador en el interior o exterior de los tubos y,
correspondientemente, con un fluido refrigerante circulando por
la carcasa o los tubos
Consideraciones de diseño (reactores de lecho fijo)
En primer lugar es necesario elegir el dispositivo (tipo de reactor)
según las propiedades del sistema y los costes de construcción,
operación y mantenimiento.

En segundo lugar hay que proceder al diseño, el problema es


encontrar la masa de catalizador mínima (Wmin ) para alcanzar la
conversión de reactante deseada con la selectividad requerida hacia
el producto, y su posible distribución en dos o más etapas, dadas
1. Unas condiciones del alimento a tratar (caudal, composición,
presión y temperatura)
2. Un catalizador de naturaleza, dimensiones, estructura y
propiedades
3. Un diámetro de reactor o número y diámetro de tubos
Consideraciones de diseño (reactores de lecho fijo)
Debe determinarse también la longitud (L) y diámetro de cada etapa
(D). Además de las herramientas habituales (cinética de la reacción,
balances de materia y energía) han de considerarse aspectos como
las características de las partículas y del lecho, interacciones fluido-
partícula, así como aspectos inherentes a la naturaleza química de la
reacción como la reversibilidad.
Características de las partículas y del lecho. Las propiedades de
la partícula de catalizador incluyen la composición química, que
determina básicamente su actividad catalítica, y propiedades físicas
como tamaño, forma, densidad y porosidad, que determinan la
difusión de reactantes y productos. Son básicas para estimar la
velocidad de reacción en la partícula. En general, se usan partículas
originadas por extrusión o “pelletizacion”. Las más comunes son
paralelepípedos, cilindros o esferas. En lechos fijos su tamaño es
relativamente pequeño. Comúnmente, unos milímetros.