Vous êtes sur la page 1sur 14

Influencia de factores externos en el

autoestima …
Tener en cuenta lo siguiente…
Para Coopersmith (1967) existen cuatro criterios
para que un individuo estructure su autoestima.
La significación: el grado en que el sujeto se
siente cómodo y aceptado por las personas que
son importantes para él.
La competencia o grado que creemos poseer
para desempeñar una tarea que consideramos
valiosa e importante.
La virtud o valoración moral o ética que
hacemos de nosotros mismos.
El poder o capacidad que la persona cree tener
para controlar su vida e influir en la vida de los
demás.
¿El autoestima es diferente entre mujer y hombre?
En los hombres… El autoestima en los hombres
depende de principalmente factores
externos, y debido a factores
culturales, puede disminuir con mayor
facilidad que la de la mujer ante los
errores o problemas de la vida diaria.
 Elementos de la autoestima
masculina:
Para el nombre algunos de los
elementos principales asociados a su
autoestima son…

 El éxito
 dinero
 poder inteligencia
 Logros académicos
 Desempeño sexual
 Apariencia física
En las mujeres… El autoestima en las mujeres se ha
visto afectada por una sociedad
machista. La mujer puede ser más
sensible que el hombre en relación a su
autoestima.
 Elementos que influyen en la
autoestima de la mujer :

 El modelo social de lo que significa


ser mujer
 La opinión de los padres
 La falta de pareja
 La discriminación sexual en el
trabajo
 El nido vacío
 La gran cantidad de roles que la
mujer tiene que desempeñar
DINAMICAS
MUEVEN LAS DIAPOS DONDE CREAN PERTINENTE LA DINAMICA
IMÁGENES
DEL TEMA
Cómo el autoestima también
puede afectar a los factores
externos…
La autoestima influye en el rendimiento:
Una autoestima fuerte fomenta
el aprendizaje y la adaptación
sobre la base de la confianza y
el entusiasmo. Se obtienen
buenos resultados dado que
los sentimientos y
pensamientos son anteriores a
los actos y por lo tanto el
subconsciente está
programado con expectativas
positivas (éxito), y con cada
logro se reafirma más esta
idea.
La autoestima influye en las relaciones y recibe
también la influencia de éstas:
La persona que se
siente cómoda
consigo misma no
está pendiente de los
demás para que la
reconozcan, la
motiven o la dirijan, y
por ello se encuentra
en mejor situación de
entablar relaciones
sanas.
La autoestima influye en la creación:
Cualquier expresión
creativa supone ciertas
dosis de riesgo además
de un uso de los recursos
de determinada
manera. Lo único que le
permite al individuo
afrontar esos riesgos es
tener seguridad en sí
mismo y en su capacidad,
conocer su potencial y sus
limitaciones.
Nuestra forma de aprehendernos y la fuerza de nuestra
autoestima influye en todas las facetas de nuestra vida:
Cómo pensamos,
sentimos, actuamos. Y, a
su vez, prácticamente
todo lo que hacemos y lo
que dejamos de hacer
influye en la
consideración que de
nosotros mismos
tenemos.
La autoestima tiene sus altibajos:
El sentimiento hacia nosotros
mismos depende del modo
en que respondemos a las
situaciones imprevisibles o a
aquellas que se escapan a
nuestro control. El
sentimiento de la propia valía
crece conforme acumulamos
más experiencias que luego
nos van a servir de punto de
referencia para otras nuevas.
Tener un proyecto de vida satisfactorio:
La autoestima genera aceptación, respeto hacia nosotros mismos e interés por nuestro desarrollo. Al final, como
fruto de todo el proceso encontramos el proyecto de vida que nos abre al futuro y a las demás personas.
El proyecto de vida se asienta en las consecuencias inmediatas de la autoestima. El proyecto o plan de vida es
como el crédito que nos damos para vivir y usar nuestro poder, es saber a qué me interesa dedicar mi tiempo,
qué tengo que hacer hoy, según la meta que persigo, me orienta y da sentido a mi esfuerzo. Pero recuerda un
plan viable ha de ser flexible. Hemos de aprender a hacer cambios si fuera necesario, el proyecto de vida
significa saber:
 Qué quiero, en función de mis intereses y aficiones.
 Qué me conviene, tomando en cuenta del aprecio y respeto que tengo por mí.
 Qué puedo, según sean mi competencia, habilidades y formación.
 Son tres condiciones sencillas para esbozar un plan que habrá que revisar todos los días, con el objetivo de
acelerar o frenar frenar la marcha, fijarse un objetivo más ambicioso o más