Vous êtes sur la page 1sur 12

11.1.3.

Financiamiento mediante préstamos a corto plazo:


11.1.3.1. Crédito bancario quirografario.
Son considerados como autocancelables, en el sentido de que los bienes que se adquieren con ellos
deben generar suficientes flujos de fondos como para devolver el préstamo en menos de un año.

Este crédito se emplea mucho para atender los crecimientos estacionales del inventario y las cuentas
por cobrar. Los préstamos quirografarios a corto plazo pueden tomar la forma de una línea de crédito,
de un acuerdo de crédito rotativo o negociarse cada vez. La deuda se instrumenta mediante un pagare
firmado por el deudor que indica el monto adecuado, la fecha en que se debe cancelarse y el interés a
pagar. Desde el punto de vista del monto total, los bancos comerciales son la principal fuente de
financiamiento para el conjunto de empresas.
a) líneas de crédito
Una línea de crédito es un convenio informal entre un banco y un cliente con respecto a una suma total de
crédito que el banco le permitirá tener a la empresa en cualquier momento. El monto de la línea de
crédito se basa en la evaluación que hace el banco sobre las necesidades y merecimientos de su cliente.
El presupuesto de efectivo, quizás el que da la mejor visión de las necesidades a corto plazo del cliente.
b) Convenios de crédito rotativo.

Es un compromiso legal por parte del banco de otorgar crédito hasta una suma determinada. Mientras el
compromiso este en vigencia. El banco debe otorgar crédito al cliente cada vez que este así lo desee,
dentro del máximo especificado.

Ejemplo:

𝑐𝑟𝑒𝑑𝑖𝑡𝑜 𝑟𝑜𝑡𝑎𝑡𝑖𝑣𝑜 = 𝑆/. 10000000

𝑢𝑡𝑖𝑙𝑖𝑧𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛 𝑚𝑒𝑑𝑖𝑎 𝑑𝑢𝑟𝑎𝑛𝑡𝑒 𝑒𝑙 𝑎ñ𝑜 = 𝑆/. 40000000

𝑚𝑜𝑛𝑡𝑜 𝑛𝑜 𝑢𝑡𝑖𝑙𝑖𝑧𝑎𝑑𝑜 = 𝑆/.60000000

𝑐𝑜𝑚𝑖𝑠𝑖𝑜𝑛 𝑠𝑜𝑏𝑟𝑒 𝑠𝑎𝑙𝑑𝑜 𝑛𝑜 𝑢𝑡𝑖𝑙𝑖𝑧𝑎𝑑𝑜 = 0.5%


𝑐𝑜𝑠𝑡𝑜 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑐𝑜𝑚𝑖𝑠𝑖𝑜𝑛 = 0.005 𝑥 60000000 = 𝑆/.300000
c) Prestamos negociados.

Los créditos mencionados anteriormente, no resultan apropiados cuando la empresa necesita fondos a
corto plazo para un propósito determinado.
Ejemplo:

Una empresa constructora puede solicitar crédito para completar una obra, cuando este le es pagado, devuelve el
préstamo .en estos casos, el banco evalúa cada solicitud del cliente, como una operación separada. En estas
evaluaciones, el probable flujo de fondos del cliente que refleja su capacidad para devolver el préstamo, es en general
el factor de mayor importancia.

d) Apoyo en cuentas corrientes.

Además de cobrar interés por los préstamos los bancos requieren que el deudor mantenga ciertos puntos en cuenta
corriente en una determinada proporción, sea del monto del préstamo o el monto de compromiso de crédito. Así por
ejemplo si el monto del crédito fuera de S/.10000000, con un apoyo en cuenta corriente del 15%, el deudor tendría que
mantener un saldo promedio en cuenta corriente de por lo menos S/.1500000 durante el año. El efecto del apoyo en
cuenta corriente es de aumentar el costo efectivo de préstamo, en la medida que ese apoyo exceda de los a los que la
empresa mantendría por sus propias necesidades.
Ejercicio.

Suponga que se tome un préstamo por S/. 100000000 al 80% y se exige mantener un saldo de apoyo de S/.10 millones por encima de lo
que se tendría habitualmente, el resultado sería que sólo se podría disponer de S/.90000000 El costo anual efectivo seria:

80000000
= 88.88%
90000000

El banco podría ejercer sus derechos legales de conversación y utiliza los saldos en cuentas para cobrarse de préstamo o una porción del
mismo.
e) Tasa de interés.
En alguna medida, los bancos tratan de variar las tasas de interés de acuerdo con la calificación crediticia de su cliente,
cuanto menor está, más alta es la tasa de interés. Las empresas grandes, antiguas y financieramente sanas, pueden obtener
crédito a lo que se llama prima básica que es la más baja tasa de interés en los préstamos bancarios.

En general, la tasa básica puede suponerse que representa el precio que vibra la oferta y la demanda de crédito entre los
deudores de primera línea y los grandes bancos.

La diferencia de intereses entre la tasa básica y la que paga cada cliente depende del poder de negociación colectiva entre
el cliente y el banco. Los Andes en cuenta corriente y los otros negocios que el cliente tenga en el banco son aspectos muy
importantes.
Por lo tanto, el interés que cobra el banco por un préstamo a corto plazo dependerá de la tasa básica vigente, de la calificación crediticia de
cliente, de sus actuales relaciones con este y de las perspectivas para el futuro, así como también de otros factores. Debido a los costos fijos
que genera la recolección de informes y el procesamiento administrativo de cada préstamo, Es razonable suponer que la tasa de interés para
los préstamos pequeños sea mayor que la de los grandes préstamos.

Existen dos formas en que pueden pagarse los intereses de un préstamo: vencido o adelantado.

Ejercicios:

Tenemos un préstamo de S/. 1000000

Taza de interés anual = 70%

Con interés vencido

700000
= 70%
1000000

Con interés adelantado

700000
= 2.3333%
1000000 − 700000

Cuando se paga adelantado solamente dispondremos de S/. 300000 durante el año y debemos de volver S/. 1000000 al final del mismo.
11.1.3.2. Créditos privilegiados.

Muchas empresas no pueden obtener crédito quirografario, sea porque son nuevas y desconocidas, o porque su
capacidad para pagar las deudas no es considerada adecuada para los bancos. En tales casos los financistas requieren
una garantía real que reduzca su riesgo. Con dicha garantía real, el acreedor tiene dos fuentes de cobro: las
posibilidades ofrecidas por el flujo de fondos de la empresa, y si está fracasa por algún motivo, el valor de los bienes
dados en garantía.

a) Valor de la garantía

El exceso, entre el valor de Mercado del bien dado como garantía y el monto del préstamo, determina el margen de
seguridad del acreedor.

b) Instrumento de garantía.

En este caso, bienes del activo, pueden darse en garantía: cuentas por cobrar, mercaderías, activos fijos y otros activos.
Antes de aceptar un bien como garantía de un préstamo, el acreedor debe buscar entre las publicaciones para ver si él
bien ha sido previamente prendado en favor de otro acreedor.
11.1.4. Otros tipos de financiamiento a corto plazo.
Tenemos las siguientes:

A. Préstamos con garantías de créditos.

Se deben considerar los siguientes aspectos:

a) Sesión de las cuentas por cobrar.

En este caso las cuentas por cobrar, constituyen uno de los activos más líquidos de la empresa y en consecuencia constituyen una atrayente
garantía de un préstamo. Desde el punto de vista del prestamista, las principales dificultades que ofrece este tipo de garantía están dadas por
el costo de procesamiento administrativo de la misma y por el riesgo de fraude.

b) Monto y calidad de las cuentas por cobrar.

El prestamista analizará la calidad de las cuentas por cobrar, para determinar la cantidad que se está dispuesto a prestar con garantía de dichas
cuentas. el prestamista no está obligado a aceptar todas las cuentas por cobrar de su cliente y habitualmente rechaza cuentas de empresas que
tienen una baja calificación de crédito, o no están calificadas.

También interesa el volumen unitario de las cuentas por cobrar; se debe registrar cada cuenta conseguida y cuanto menor sea el monto medio
de las mismas, tanto mayor será Su costo administrativo. A veces se utiliza la cesión Global, en tal caso, el prestamista no sigue el
movimiento de cada cuenta individual, sino solamente el total de las cuentas seguidas y los pagos recibidos. Dado con una cesión global es
difícil evitar los fraudes el porcentaje de adelanto en relación al valor nominal de las cuentas por cobrar cedidas es bastante bajo.
c) Procedimientos

Supongamos que un financista ha decidido otorgar un préstamo a una empresa, sobre la base de 75% del valor nominal de las cuentas por cobrar
cedidas. el deudor le envía una lista de cuentas indicando el nombre del deudor las fechas de las facturas y las sumas adeudadas por cada uno. Después
de recibida la lista de cuentas, el deudor firma un pagaré Y un convenio de cesión. Luego de ello la empresa recibe el 75% del valor nominal de las
cuentas por cobrar, detalladas en la lista referida.

Un préstamo con garantía de créditos puede realizarse y ya sea con o sin notificación al deudor. En este último caso, el cliente del deudor no es
notificado de que su factura ha sido cedida al prestamista. A medida que la empresa cobra a sus clientes debe enviar el importe respectivo al prestamista.
Este último controla las cobranzas recibidas acreditan horas a cada cuenta individual y deduce el importe de las cobranzas del monto de la deuda.

Cuando se conviene no notificar a los clientes, el prestamista debe tomar algunas precauciones para asegurarse de que su deudor no retenga cobranzas,
utilizando los fondos en su beneficio.

Cuando se conviene notificar al cliente, este es avisado y debe pagar directamente al prestamista. Los préstamos con garantía de cuentas por cobrar
cedidas constituyen una forma de financiamiento más o menos continua. a medida que crecen los créditos a cobrar, la empresa puede obtener fondos
adicionales para financiar su expansión. es decir, se trata de un financiamiento autogenerado.

B.- El Factoring.

La operación del Factoring, es en la práctica una venta de las cuentas por cobrar tal venta puede realizarse con o sin derecho a rechazar. el financista
mantiene un departamento de crédito que reúne referencias sobre los clientes y basándose sobre las referencias y la evaluación realizada, puede rechazar
ciertas cuentas que considera demasiado riesgosas.
Mediante la venta de las cuentas por cobrar, la empresa Procura liberarse de los gastos de mantener un departamento de créditos y cobranzas. Pero
cuando se ha convenido el derecho de rechazo, toda cuenta que el financista no está dispuesto a comprar implicará un pedido rechazado, a menos que
la empresa está dispuesta a asumir el riesgo por su propia cuenta. Cuando el convenio de factoring incluye el derecho de rechazo, la empresa tendrá
que mantener un departamento de crédito de alguna importancia para disminuir sus riesgos. En cambio, cuando las cuentas se venden sin derecho de
rechazo, el financista asume tanto riesgos de quebrantos como todos los gastos asociados con la cobranza.

Si bien es habitual en los convenios de factoring, que se notifique al cliente que su cuenta ha sido vendida y que sus pagos deben ser dirigidos
directamente el financista, en muchos casos se omite tal notificación. En esta situación, el cliente continúa remitiendo sus pagos al vendedor, el cual
a su vez debe endosar los a su financista.

a) Costo de la operación.

Por la Asunción del riesgo y por la tarea de cobranza, el financista Recibe un determinado porcentaje del valor nominal de las cuentas vendidas. Este
porcentaje varía de acuerdo con el volumen medio de cada factura, el volumen total involucrado y la calidad de las cuentas. Por ejemplo, si las
cuentas vendidas sumarán S/. 10000000 y la comisión de seguro y cobranza fuera del 2% el financista abrirá un crédito a la empresa por S/. 9800000.
Si usted desea retirar fondos contra ese crédito antes que se haga efectivo la cobranza tiene que pagar un interés digamos del 1% mensual durante
todo el tiempo de utilización de los fondos si deseara un adelanto por el importe total de S/. 9800000, y las cuentas se cobrarán en promedio a los 30
días el interés alcanzará aproximadamente a S/. 98000 mensuales. Por tanto el costo total de una operación de factoring Está compuesto por el
porcentaje debido al riesgo y a la cobranza, más un interés por el uso de fondos antes del efectivo cobro de las cuentas. Una última alternativa que se
presenta, es que la empresa dejé los fondos en poder del financista, después de haberse cobrado las cuentas, en cuyo caso recibiría un interés por el
saldo a su favor.
b) Flexibilidad.

Los convenios de factoring típicos son de índole continua. A medida que se emiten nuevas facturas, se le vende al financista, obteniendo la
empresa el correspondiente crédito. La empresa gira contra ese crédito a medida que necesita fondos. Incluso, el financista puede permitir
que la empresa giro en descubierto sobre su cuenta Durante los periodos de necesidades más agudas, lo que equivale a obtener crédito sin
garantía. En otros casos, el financista mantiene una reserva de cuentas por cobrar como protección. En muchos casos el factoring es un
método de financiamiento muy aceptable, su principal inconveniente es que puede ser costoso debe recordarse, sin embargo, que el
financista libera a la empresa de toda tarea de calificación de clientes, del costo administrativo del control y contabilización de cuentas por
cobrar y de los gastos de cobranza. Para empresas pequeñas, estas economías pueden ser muy importantes.

C.- Préstamos con prenda de mercaderías.

En este caso, también el financista establece un porcentaje de adelanto respecto al valor comercial de la garantía. Este porcentaje varía de
acuerdo con las características de las mercaderías en garantía. Las mercaderías más apropiadas son las de carácter relativamente estándar,
para los cuales existe un mercado activo.

Financistas determinan el porcentaje que están dispuestos a adelantar sobre el valor de las mercaderías, considerando la facilidad de
comercialización, su carácter más o menos perecedero, la estabilidad de los precios y las dificultades y gastos de la eventual venta de los
bienes. Existen diferentes modalidades de este tipo de crédito, pero en todos los casos, las mercaderías deben ser identificables, es decir, que
el financista debe estar en condiciones de verificar su existencia física.
a) Garantía flotante.

En ciertos casos, el deudor puede grabar sus inventarios en general, sin especificar sus diversos componentes. En este caso, el
financista obtiene una garantía flotante sobre todos los bienes de cambio del deudor. Esta garantía es sumamente general y es
muy difícil de controlar por parte del financista. A menudo sólo se solicita este tipo de prendas flotantes como una protección
adicional, pero no juega un papel muy importante en la decisión de otorgar o no el préstamo. Incluso cuando el financista
considera que la garantía Es importante sólo está habitualmente dispuesto a realizar un pequeño adelanto sobre un valor,
debido a la imposibilidad de ejercer un control estricto sobre los bienes dados en garantía. La garantía flotante puede estar
constituida tanto por bienes de cambio, como cuentas por cobrar, así como por la cobranza de cuentas por cobrar. En este caso
se tiene privilegio sobre la mayor parte de los activos corrientes de la empresa.

b) Prenda sin desplazamiento.

En este caso, los bienes de cambio prendados, se identifican concretamente, sea mediante números de orden o por algún otro
medio. Si bien el deudor conserva la propiedad de los bienes, el financista tiene un derecho real sobre. Los mismos los bienes
no pueden ser vendidos sin consentimiento expreso del acreedor. Debido a la rigurosa identificación que se requiere, las
prendas no se adaptan bien al caso de bienes de cambio con rápida rotación, o para bienes de cambio que no sean fácilmente
identificables. Este tipo de garantías es especialmente apropiado para ciertos bienes de uso, tales como maquinarias, vehículos,
etc.
c) Trust Receipt.

En este caso el deudor conserva los bienes y procede a venderlos por cuenta de su acreedor. Así por ejemplo, supóngase
que un fabricante de automóviles envía unidades a un concesionario el cual a su vez se financia a través de una empresa
financiera. Éste le paga al fabricante las unidades enviadas, y el concesionario firma un convenio de Trust Receipt, el
cual establece lo que pueda hacer con los bienes. El concesionario puede vender las unidades, pero debe remitir el
producto de la venta al financista para cancelar el préstamo. Los bienes sujetos a Trust Receipt deben estar perfectamente
identificados, sea mediante números de serie o por otros medios. En el ejemplo, la entidad financiera controlar
periódicamente las existencias de unidades en poder del concesionario. El objeto del control es verificar si el
concesionario ha vendido unidades sin remitir los fondos provenientes de la venta a la entidad financiera.

A medida que el concesionario va adquiriendo nuevas unidades de la fábrica, se van firmando sucesivos Trust Receipt,
contra los cuales el concesionario obtiene nuevo financiamiento, mientras mantiene las unidades en depósito.