Vous êtes sur la page 1sur 34

Guía clínica AUGE

Hipoacusia bilateral en
personas de 65 años y
más que requieren uso
de audífono.
Claudia Guzmán M.
Tutor: Fernando Bayer B
Fecha: 28 de marzo 2019
Descripción y Epidemiología
del Problema de Salud
• En Chile, según la Encuesta Nacional de Salud (ENS) 2009-
2010, la prevalencia de disminución de la agudeza auditiva
en personas de 65 años y más.
• Se sabe además que la hipoacusia se asocia a depresión,
deterioro de la calidad de vida, deterioro cognitivo,
alteraciones conductuales y del sueño, disminución de la
actividad social, deterioro de la comunicación y alteraciones
de memoria.
• El deterioro de la Hipoacusia es continuo y gradual en la
mayoría de las personas. La progresión del cuadro es muy
variable entre personas, pero progresa más rápido en
hombres, generalmente se comprometen más y primero las
frecuencias altas, sobre 2000 Hz.
• Las causas posibles de Hipoacusia en personas de 65 años
y más son:
- Presbiacusia
- Tapón de cerumen
- Otitis media aguda
- Otitis media con efusión
- Otitis media crónica
- Otosclerosis
- Tumores
- Ototoxicidad
Alcance de la guía (escenarios
clínicos a los que se refiere la
guía)
• Definición del problema de salud: La
causa más frecuente.
• Traducción clínica: Incremento de la
incidencia.
• Clasificación de hipoacusia:
• Tipos de pacientes incluidos en esta guía: (Solo
se incluye)
– Pacientes mayores de 65 años de edad
– Con hipoacusia bilateral
– Con indicación de audífonos (según la guía clínica)

• Usuarios a los que esta dirigida la guía:


• Médicos ORL
• Médicos de familias y generales
• Médicos geriatras
• Médicos Neurólogos
• Tecnólogos médicos con mención en ORL
• Fonoaudiólogos
• Otros profesionales de la salud que atiendan a
pacientes adultos mayores
Objetivos
Objetivo general: Objetivos específicos:
Lograr una mejoría en la • Mejorar la calidad de vida
calidad de vida las personas de las personas mayores
mayores de 65 años que de 65 años con hipoacusia
presentan una hipoacusia bilateral, mejorando su
bilateral, a través de la integración social y su
rehabilitación de la autonomía.
comunicación e implantación • Optimizar la indicación del
de audífonos. audífono en personas
mayores de 65 años con
hipoacusia bilateral
• Mejorar la adherencia al
uso del audífono
• Contribuir al
cumplimiento del objetivo
sanitario: mejorar el
estado de salud funcional
de los adultos mayores.
Recomendaciones
• Prevención primaria: La causa
mas frecuente de hipoacusia
dentro de los adultos mayores, es
la edad. Es debido a cambios
degenerativos que afectan las
células ciliadas, células de sostén,
la estría vascular y/o la primera
neurona de la vía auditiva, todo
esto va de la mano con el
envejecimiento. La pérdida
auditiva por edad es inevitable,
pero si se puede prevenir por otras
causas, como pérdida inducida por
ruido, el uso de drogas ototóxicas
y la prevención de episodios
repetitivos de otitis media con
efusión y otitis media aguda.
• Recomendaciones:
- Programas de control de ruido y uso de protección auditiva.
- Control en pacientes con diabetes y sus factores de riesgo
que pueden conllevar a una hipoacusia.
- Control en pacientes con enfermedades cardiovasculares y
evitar sus factores de riesgo.
- Evaluar riesgo/beneficio de drogas ototóxicas en la practica
clínica.
- Tratar a pacientes con Otitis media (ya sea con efusión o
aguda) y derivar a especialista en caso de que se convierta
en crónica.
• Tamizaje:
Exámenes de
tamizaje para la
hipoacusia:
- Autoreporte de perdida de
audición.
- HHIS-E
- Audiocospía: Consiste en
un selle del CAE y entrega
un tono de 500 a 4000 Hz.
- Test de voz susurrada.
• Recomendaciones:
Se recomienda hacer preguntas de tamizaje como:
– ¿tiene usted alguna dificultad para escuchar?
– ¿siente usted que escucha menos?
Este tamizaje debería realizarse por lo menos una vez al
año y durante el examen preventivo de salud del adulto
mayor.
• Sospecha diagnósticas: Se sospecha una perdida auditiva
cuando el mismo paciente la reporta, lo cual tiene una alta
sensibilidad y especificidad.
Se debe incluir en la evaluación:
- Amanséis:
- Indagar sobre dificultades asociadas a la hipoacusia como ansiedad,
confusión al estar en grupos o aislamiento social.
- Evolución de la hipoacusia.
- Síntomas otológicos como tinnitus, otalgia, otorrea y vértigo.
- Antecedentes tales como exposición a ruidos constantes, a
ototoxicidad, a traumas craneales graves.
- Examen físico: realizar otoscopia con el fin de descartar:
- Tapón de cerumen.
- Patologías de oído medio.
• Recomendaciones:
- Se recomienda hacer prueba de Rinne y Weber, y evaluar
estado cognitivo y afectivo del adulto mayor.
- Si se detecta una hipoacusia por un medico no ORL, se
recomienda derivación para confirmación diagnostica.
- Si el tamizaje da negativo o de hipoacusia leve, se
recomienda reevaluación en un año.
- En caso que se detecte alguna patología crónica de oído
medio, el paciente debe ser derivado a un especialista.
• Confirmación diagnóstica:
El test adecuado para la confirmación diagnostica
es una audiometría tonal, permitiendo saber el tipo
y el grado de perdida auditiva y su severidad,
ocupándose la clasificación de hipoacusia de la
OMS.
Otro estudio a realizar debe ser la logoaudiométria,
entregándonos la discriminación auditiva a distintas
intensidades.
• Recomendaciones:
- Se recomienda a los pacientes que no tienen una
buena adherencia a audífonos, evaluar el
procedimiento auditivo a través de un examen de
discriminación de ruido.
• Tratamiento:
– Audífonos: No son invasivos y generalmente
seguros, algunos riesgos son: dermatitis,
retención accidental del molde, tapón de
cerumen, otitis externa, otitis asociadas a
patologías de oído medio, efectos
psicosociales.
– Implantes cocleares.
• Recomendaciones:
- Implantación de audífonos en pacientes con hipoacusia moderada
y severa, ya que mejora la calidad de vida y disminuye su
discapacidad.
- Indicar audífonos uniaural a aquellos pacientes que presentan
hipoacusia bilateral moderada o severa con un PTP igual o
superior a 40 dB.
- Pacientes con hipoacusia entre 35 y 40 dB en el mejor oído, con
repercusión social.
- Se puede indicar un segundo audífono para el oído contralateral
en personas que durante un año tienen buena adherencia al uso
de audífono unilateral.
- En personas con baja adherencia al audífono, por dificultad para
percibir en condiciones de ruido se recomienda el uso de
audífonos con un mayor número de micrófonos.
- En personas que presentan curvas descendentes se recomienda
audífonos con canal abierto.
- Los audífonos son seguros, no generan ninguna patología que se
prolongue con el tiempo.
• Seguimiento y rehabilitación:
A pesar de la tecnología en audífonos, la baja adherencia
por parte de los pacientes sigue siendo un problema.
Dentro de las razones para no usar el audífono, se
encuentran:
a) Factores dependiente de la adaptación del audífono:
Confort auditivo en ambientes ruidosos y tranquilos y la
comodidad del aparato.
b) Factores dependientes de la rehabilitación auditiva:
motivación, expectativas y claridad frente a los objetivos de
su rehabilitación auditiva, negación del problema,
indicación impuesta por el tratante, falta de motivación
para mejorar la audición, escaso seguimiento del paciente,
etc.
c) Otros factores: Perdida o robo del aparato, el ruido que
emite, etc.
• Estudios han demostrado que los mismos
pacientes se dan cuenta de la disminución de su
discapacidad post implantes de audífonos,
presentando un mejoramiento en la calidad de
vida. Durante las sesiones grupales, los pacientes
logran intercambiar estrategias de comunicación,
sentimientos y frustraciones sobre su incapacidad
auditiva, además de técnicas para conservar en
buen estado sus audífonos.
• Es importante considerar la familia que rodea al
paciente, ya que en muchos casos, los adultos
mayores no solo tienen problemas auditivos, si
no también de cognitivos-conductuales, lo cual
también afecta al correcto manejo y uso de los
aparatos auditivos.
• Para el seguimiento
se recomienda
ocupar el
“cuestionario
internacional del
resultado del uso
de audífonos (IOI –
HA), el cual indaga
sobre el uso real
del audífono, el
beneficio, las
limitaciones de uso,
como también el
impacto de su uso.
• Estrategias de compensación: Agentes facilitadores para
que el mensaje sea comprendido.
– Programas de lectura labiofacial: Se utiliza cuando la
relación señal-ruido es desfavorable, ya que los fonemas
están enmascarado por el ruido.
– Programas de comunicación: Estrategias de
comunicación ante diversas situaciones, como aumento
de ruido de fondo.
• Estrategias de rehabilitación: Orientadas a mejorar y
potenciar la función perdida.
• Recomendaciones:
- Las participaciones grupales con fines educativos o de
apoyo social, disminuye el aislamiento social.
- La adaptación y la rehabilitación se puede hacer en forma
individual o en pequeños grupos.
- La adaptación y la rehabilitación mejoran cuando se
incorporan los cuidadores o familia.
- Para rehabilitación se recomienda el uso de estrategias de
rehabilitación unidas a las estrategias de compensación.
Revisión sistemática de
la guía
• El objetivo fue identificar y resumir
sistemáticamente toda la evidencia
relevante para contestar las preguntas
clínicas.
Diseminación
• La versión completa de esta guía se puede
encontrar en http://www.minsal.cl
Anexos

• Recomendaciones para
profesionales: Comunicación con
un paciente con hipoacusia con o
sin audífono.
Algunas recomendaciones:
• Relación con el paciente: • Ambiente:
– Inicie la sesión dejando – Asegure suficiente luz
claro el motivo de en el ambiente para
consulta. que el paciente pueda
– Asegure la ver su cara
confidencialidad.
– Minimice en lo posible
– Sea empático y
paciente. los ruidos de fondo
– Asegúrese de que estén
prestando atención y
mantenga contacto
visual.
– No grite, ocupe
expresión facial,
lenguaje corporal y
gestos.
• Aspectos técnicos:
– Anote en la ficha la forma de comunicación que el
paciente prefiere y el grado de perdida auditiva.
– Si el paciente ocupa audífono, asegúrese que este
funciona y que esta correctamente colocado.
– Si el paciente ocupa otros implementos que lo
ayudan a comunicarse (ej: lentes), asegúrese que
los este ocupando.
– La información proporcionada al paciente debe
estar en español sencillo y no técnico. Cuando sea
posible, suplemente la información por escrito o
con material impreso.
– Asegúrese que la infamación escrita este en
tamaño superior a 14 y en un tipo de letra fácil de
leer.
• Propuesta programa de
rehabilitación auditiva para el
adulto mayor con audífono

Frecuencia: Una vez por semana,


con la participación de un
acompañante.

El programa se da en 4 sesiones.
• 1era sesión: Adaptación al audífono
El objetivo es asegurar que el paciente
obtenga los beneficios deseados de la
amplificación de una forma correcta y
eficiente. Se recomienda hacer esta sesión de
forma individual y en compañía de un familiar
del paciente.
• 2da a 4ta sesión: Rehabilitación auditiva
– El objetivo de esta etapa es el proceso de
adaptación, proporcionando el conocimiento,
tanto de los pacientes que reciben audífonos
como de las familias, dando a conocer los
efectos de la perdida auditiva y de la
implementación de estrategias para amortiguar
esta perdida.
– No es extraño que los adultos mayores hayan
vivido mucho tiempo con la pérdida audita
antes de haber obtenido la ayuda medica, por
lo que es posible hayan desarrollado conductas
adaptativas y mal adaptativas para compensar
su pérdida.
– La correcta adaptación de un audífono no
asegura resultados de éxito comunicativo
inmediato.
– La rehabilitación es necesaria para ayudar al
paciente a dejar esas conductas
compensatorias mal adaptativas y aprender
nuevas estrategias que ayuden a lograr el
éxito del proceso.
– Es importante considerar el estado emocional
del paciente dentro de un programa de
rehabilitación.
– Se recomiendan que estas sesiones se hagan
en forma grupal.
Componentes básicos de
un audífono
• Micrófono: Capta los sonidos del medio ambiente
y los transforma en señal eléctrica.
• Amplificador: Aumenta la intensidad de la señal
eléctrica captada por el micrófono y es
responsable de las características de ganancia.
• Receptor: Transforma la corriente eléctrica en
onda sonora equivalente ya amplificada y la
transmite al oído del paciente.
• Batería (pila): la mayoría utiliza pilas de zinc-air.
(675-13-312-10 y 5).
• Controles: Volumen y posición.
Bibliografía
• Ministerio de Salud. Guía Clínica Hipoacusia
Bilateral en Personas de 65 años y más que
requieren uso de Audífono. Santiago. Chile.
ISBN: Fecha 1ª edición: Junio 2007. Fecha 2ª
edición: Diciembre 2013.