Vous êtes sur la page 1sur 55

MARICIELO ROSALES CASTILLO

Los plastidos son organoides mas


característicos de la célula vegetal: Los
plastidos son organoides que se
encuentran exclusivamente en las células
vegetales.

Los mas comunes y de mayor importancia biológica


son los cloroplastos , que junto con las mitocondrias
constituyen las maquinarias bioquímicas que se
encargan de producir las transformaciones
energéticas necesarias para mantener las funciones
de las células.
En el caso de los cloroplastos , atrapan la energía electromagnética
derivada de la luz solar y la convierten en energía química mediante un
proceso llamado fotosíntesis .

Luego utilizan esa energía junto con el 𝐶𝑂2 atmosférico para sintetizar
varias clases de moléculas , algunas de las cuales sirven de alimento
para las mismas plantas y para los organismos heterótrofos
herbívoros.
Por este proceso producen oxígeno y la mayor
parte de la energía química utilizada por los
organismos vivos. vida se mantiene gracias a los
cloroplastos. Sin ellos no habría plantas ni
animales, ya que estos últimos se alimentan de
los producidos por los vegetales; así, puede
decirse que cada molécula de oxigeno usada en la
respiración y cada átomo de carbono presente en
sus cuerpos pasaron alguna vez por un
cloroplasto.

Además de los cloroplastos existen otros


plastidos con pigmentos, agrupados bajo la
denominación genérica de cromoplastos. En los
pétalos, frutos y raíces superiores hay
cromoplastos amarillos o anaranjados. En
general, estos tienen menor contenido de clorofila
y por lo tanto menor actividad fotosintética.
El color rojo del tomate maduro se debe a la
presencia de cromoplastos cuyo pigmento
rojo, llamado licopeno, pertenece al grupo
de los carotenoides. En las algas rojas
existen cromoplastos que contienen,
además de clorofila a y carotenoides, un
pigmento rojo y un pigmento azul, la
ficoeritrina y la ficocianina,
respectivamente.
El color rojo del tomate maduro se debe a la
presencia de cromoplastos cuyo pigmento rojo,
llamado licopeno, pertenece al grupo de los
carotenoides. En las algas rojas existen
cromoplastos que contienen, además de
clorofila a y carotenoides, un pigmento rojo y
un pigmento azul, la ficoeritrina y la ficocianina,
respectivamente.
Las células vegetales contienen también plastidos incoloros. Se denominan
leucoplastos y se encuentran tanto en las células embrionarias como en las
células de los órganos de las plantas que no reciben luz. Debe señalarse que
los plastidos de las células de los cotiledones y de los esbozos foliares del tallo
inicialmente son incoloros, pero más tarde comienzan a acumular clorofila y
adquieren el color verde característico de los cloroplastos sin embargo , las
células diferenciadas poseen leucoplastos verdaderos que nunca se vuelven
verdes .

Algunos leucoplastos – a los que se les da el nombre de amiloplastos –


producen y acumulan gránulos de almidón .carecen de ribosomas, tilacoides y
pigmentos y son muy abundantes en las células de las raíces y de los
tubérculos.
Las características de los cloroplastos varían
según su los tipos celulares :

Los cloroplastos se localizan principalmente


en la células del mesòfilo, tejido que se
encuentra en las hojas de las plantas
superiores y en las algas. Cada célula
contiene un numero considerable de
cloroplastos, de forma esférica, ovoide o
discoidal.
Su tamaño varia considerablemente , pero
en promedio tienen un diámetro de 4 a 6
µm .Esta medida suele ser constante para
cada tipo celular , aunque es mucho mayor
en las células poliploides que en las
diploides. En general en las plantas que
crecen a la sombra los cloroplastos son mas
grandes y mas ricos en clorofila.
El numero de los cloroplastos se mantiene relativamente constante en los
diversos vegetales. Las algas poseen a menudo un solo cloroplasto muy
voluminoso. En las plantas superiores existen entre 20 y 40 por célula. En
las hojas de algunas especies se ha calculado que hay alrededor de 400.000
cloroplastos por 𝑚𝑚2 . Si su numero es insuficiente , aumentan por
división , si es excesivo , se reducen por degeneración.

En cloroplastos aislados de espinaca se han verificado cambios de forma y volumen por


acción de la luz. El volumen disminuye notablemente cuando son iluminados, aunque
este efecto es reversible.
La estructuctura de los cloroplastos incluye la envoltura , la estroma y los
tilacoides:
El cloroplasto posee tres componentes principales: la envoltura , la estroma y los
tilacoides
La envoltura de los cloroplastos presenta dos membranas una externa y otra interna,
a través de las cuales se producen los intercambios moleculares con el citosol . En el
cloroplasto maduro a diferencia de su predecesor no se observa continuidad entre la
membrana interna y los tilacoides. Ambas membranas carecen de clorofila , pero
tienen color amarillo por la presencia de pigmentos carotenoides .Contienen
solamente el 2%de las proteínas del cloroplasto.
La estroma representa la mayor parte del cloroplasto y en ella se encuentra
inmerso los tilacoides. Esta compuesta principalmente por proteínas.
Contiene ADN y también ARN, que intervienen en la síntesis de algunas de
algunas de las proteínas estructurales y enzimáticas del cloroplasto. Es en la
estroma donde se produce la fijación del 𝐶𝑂2 es decir, la producción de
hidratos de carbono, así como la síntesis de algunos ácidos grasos y
proteínas.
Los TILACOIDES constituyen sacos aplanados agrupados como pilas de
monedas. Cada pila de tilacoides recibe el nombre de GRANUM (plural, grana),
y a los elementos individuales que forman las pilas se los llama tilacoides de los
grana o integrana. Además, hay tilacoides que atraviesan la estroma y que
conectan entre sí a dos grana; se los denomina tilacoides de la estroma.

la descripción antedicha es engañosa, pues en rigor existen tilacoides pequeños –que poseen
un diámetro promedio de 1 µm (la mayoría de los tilacoides de los grana) – y tilacoides
grandes y alargados, compartidos por dos grana. En estos se distinguen tres sectores: dos
extremos que aparentan ser tilacoides de los grana, y un segmento intermedio que
corresponde al tilacoides de las estromas .
FOTOSINTESIS

En la fotosíntesis la energía lumínica se convierte en energía química


La fotosíntesis es una de las funciones biológicas fundamentales de las células
vegetales. Por medio de la clorofila contenida en los cloroplastos, los vegetales
verdes son capaces la energía que la luz solar emite como fotones y
transformarla en energía química.

Esta se acumulan en las uniones químicas entre los átomos de las moléculas
alimenticias que se forman con el concurso del CO2 atmosférico. La fosforilacion
oxidativa se cumple en la mitocondria, mediante la cual se procesa la energía
contenida en las sustancias alimenticias.
La fotosíntesis es, en cierta medida, un proceso inverso, de modo
que los cloroplastos y las mitocondrias poseen muchas semejanzas
estructurales y funcionales. En la fotosíntesis la reacción principal
es:
𝑛𝐶𝑂2 + 𝑛𝐻2 𝑂 → 𝑙𝑢𝑧 − 𝑐𝑙𝑜𝑟𝑜𝑓𝑖𝑙𝑎 → (𝐶𝐻2 𝑂)𝑛 + 𝑛𝑂2

Que consiste en la combinación de CO2 y H2O para formar hidratos


de carbono con liberación de O2.
Se ha calculado que cada molécula de CO2 de la atmosfera se incorpora a un
vegetal cada 200 años, y que el O2 del aire es renovado por las plantas cada
2000 años. Sin plantas no existiría O2 en la atmósfera terrestre y a vida seria
imposible.

Es importante señalar que en la reacción (1) el H20 es el dador de h2 (e-y h+ ) y de o2,


mientras que el co2 actúa como aceptador de h2. Los hidratos de carbono formados
por la fotosíntesis son sacáridos solubles que circulan por los distintos tejidos de la
planta o se acumulan como granos de almidón en los cloroplastos o, mas
frecuentemente , en los amiloplastos. Además, como corolario de diversas reacciones
que involucran la participación de diferentes sistemas enzimáticos , el material
surgido de la fotosíntesis puede convertirse por lo general fuera de los plastidos en
un polisacárido estructura o en lípidos o proteínas de la planta.
Los pigmentos como la clorofila están particularmente adaptados para ser
excitados por la luz .Así, los fotones que absorbe la clorofila excitan a ciertos
electrones, que al desplazarse de la órbita de sus átomos adquieren un nivel de
energía mayor, es decir, un elevado potencial de transferencia.

Esta energía puede disiparse en forma de calor o de radiación lumínica (fluorescencia), ser
transferida de una molécula a otra por resonancia, o convertirse en energía química.
La clorofila es un pigmento capaz de ser excitado por la luz

La luz visible corresponde a una pequeña porción del espectro de


radiación electromagnética total y comprende las longitudes de
onda de 400 a 700 nm. La energía contenida en esas longitudes es
transmitida mediante unidades denominadas fotones. Un fotón
contiene un cuanto de energía esto se expresa con la ecuación de
enunciada por Max Planck en el año 1900

ℎ𝑐
E=
λ

Donde h es la constante de Planck (1,585x1034 cal/ seg), C es la velocidad


de la luz (3x1010 cm/seg) y λ es la longitud de onda de la radiación. De
esta ecuación se deduce que los fotones con longitudes de onda más cortas
tienen mayor energía.
La fotosíntesis comprende reacciones fotoquímicas y reacciones en la oscuridad:

La fotosíntesis comprende una serie compleja de reacciones, algunas de las


cuales tienen lugar exclusivamente en presencia de luz y otras se producen en
la oscuridad (aunque estas también pueden ocurrir en presencia de luz). Se les
llama respectivamente, reacciones lumínicas (o fotoquímicas) y reacciones en la
oscuridad .

En las fases finales de las reacciones fotoquímicas se forma NADPH (a partir de


NADP+.e-y H+) y ATP (a partir de ADP y fosfato) .Ambos procesos remedan a
los que ocurren normalmente en las mitocondrias.

Debe recordarse que en la fosforilacion oxidativa – en las mitocondrias –el flujo de


electrones viaja desde la NADH(o la FADH2) hacia el O2 y se genera H2O. En la
fotosíntesis ocurre el – previamente disociada en H2O, H+ y e-.Hasta la NADPH.
EXISTEN VARIAS CLASES DE CLOROFILAS:

Las reacciones fotoquímicas se producen en la membrana tilacoide,


cuya bicapa lipídica contiene una serie de complejos proteicos
transmenbranosa, algunos asociados a pigmentos.

Estos son los encargados de capturar la energía lumínica solar. Existen


varios tipos, cada uno de ellos capaz de absorber una gama particular de
longitudes de onda del espectro lumínico.

Entre los pigmentos se destacan las clorofilas, moléculas asimétricas que


contienen una cabeza hidrofilica integrada por cuatro anillos pirrolicos
unidos por un átomo de magnesio, y una cola hidrofilica (fitol) ligada a
uno de los anillos.
Otros pigmentos presentes en la membrana tilacoide son los carotenoides
(xantofilas y carotenos ) , que quedan ocultos por el color verde de la clorofila .
Cuando en otoño esta disminuye se ponen de manifiesto los colores amarillos ,
anaranjados, y rojos de los carotenoides.

Existen dos clases de clorofila, identificadas con las letras a y b, en la clorofila


b, un grupo-CHO reemplaza a un-CH3 de la clorofila a. Por otra parte, hay
varias clases de clorofila a, caracterizadas por sus composiciones químicas,
sus receptores de absorción de la luz y sus funciones. Se destacan tres: una
muy abundante encargada de captar la energía lumínica, y otras dos
especiales –menos numerosas -, llamadas P680 y P700 por el pigmento; el
numero identifica la longitud de onda que cada pigmento absorbe más
eficientemente.
EN LA MENBRANA DE LOS TILACOIDES SE ENCUENTRAN LOS
COMPLEJOS MOLECULARES RESPONSABLES DE LAS REACCIONES
QUIMICAS:
Así como en la membrana interna de las mitocondrias hay cadenas transportadoras de
electrones que dan lugar a la fosforilacion oxidativa, en la membrana tilacoide de los
cloroplastos también hay cadenas de complejos moleculares, que aquí son
responsables de las reacciones fotoquímica. Cada una de las cadenas está integrada
por los siguientes eslabones, los cuales serían mencionados en el orden en que se
activan

NADP REDUCTASA: Este complejo reduce a la NADP+ tomada de la estroma y la


convierte en NADPH.Los H+ necesarios para la reducción pertenecen a la estroma . entre
estos complejos se encuentran varias moléculas intermediarias: 1) la plastoquinona, entre
el fotosistema II y el complejo b-f(equivale a la ubiquinona de las mitocondrias);2) una
pequeña proteína llamada plastocianina, entre el complejo b-f y el fotosistema I , y 3) la
ferredoxina , entre el fotosistema I y la NADP reductasa.
FOTOSISTEMA II: Es un complejo molecular que posee dos sectores
claramente definidos, la antena, que da hacia la estroma y se encarga de
capturar la luz, y el centro de reacción, que da hacia el espacio tilacoide .La
antena ha sido comparada con un embudo y su pared se compone de
agregados de proteínas y pigmentos, especialmente de clorofila a, clorofila b y
carotenoides. Por su parte, el centro de reacción contiene varias proteínas
asociadas a moléculas de clorofila de tipo P800 .

COMPLEJO B-F: este complejo contiene una proteína de 17kDA asociada a los
citocromos b y f, y una proteína con un centro Fe-S.
FOTOSISTEMA I:Es un complejo molecular que , como el fotosistema II posee una
antena captadora de energía lumínica , integrada por proteínas , clorofila a ,
clorofila b y carotenoides , y un centro de reacción , compuesto por proteínas y
moléculas de clorofila P700.
LA MENBRANA DE LOS TILACOIDES POSEE ATP SINTASA:

En la inmediaciones de las cadenas responsables de las reacciones


fotoquímicas se encuentra la ATP sintasa, la cual –como en la
mitocondria-posee una porción transmenbranosa F0, por la que pasan
protones, y una porción F, que genera ATP a partir de ADP y fosfato.
Los fotones excitan a las clorofilas de los fotosistemas II y I

Cuando un fotón excita a una molécula de clorofila, uno de los electrones


de esta última es sacado de su órbita molecular para ser transferido a otra
de mayor energía

En el caso de las clorofilas situadas en la antena de la fotosíntesistema II, la


energía del electrón energizado es transferida por resonancia a uno de los
electrones de la clorofila p680 localizada, como vimos en el centro de reacción.
El nuevo electrón energizado abandona el fotosistema II y pasa al siguiente
eslabón de la cadena de reacciones fotoquímicas, la plastoquinona.
Mientras tanto, mediante una reacción química no muy bien
comprendida (en la que intervienen átomos de magnesio), dos
moléculas de H2O situadas en el espacio tilacoide son escindidas y
generan 4H+,4e- y una molécula de O2- cada uno de estos
electrones pasa al centro de reacción del fotosistema II y remplaza
al salido de la clorofila p680 , transferido como vimos a la
plastoquinona.
A continuación, el e- pasa de la plastoquinona al complejo b-f, donde
parte de su energía es utilizada para transportar un H+ hacia el espacio
tilacoide en contra del gradiente electroquímico (este H+ se suma a los
generados por la escisión del H2O).El e-, con un potencial energético
menor, pasa del complejo b-f a la plastocianina y de esta al fotosistema I
Para explicar su destino, veamos las reacciones que acontecen en el
fotosistema I .
Por acción de la luz ocurren procesos equivalentes a los registrados en el
fotosistema II , con las siguientes particularidades:1) el e- energizado en el
centro de reacción corresponde a la clorofila p700 (no a la p680 );2)este e- es
transferido a la ferredoxina (no a la plastoquinona) y es reemplazado por
el electrón de bajo potencial energético proveniente de la plastocianina (no
de la escisión del H2O) .
El e- transferido a la ferredoxina, que como acabamos de ver
se ha revitalizado considerablemente, deja a esa molécula
transportadora e ingresa en la NADP reductasa, donde parte
de su energía es utilizada para reducir una NADP+ a
NADPH en la cara de la membrana tilacoide que da a la
estroma.

El último paso de las reacciones fotoquímicas corresponde a la


formación de ATP a partir de ADP y fosfato, es decir, a la
fotofosforilacion. Esta tiene lugar en la ATP sintasa, que por su porción
F0 permite el traslado pasivo de los H+ desde el espacio tilacoide hacia
la estroma. Durante ese pasaje la energía contenida en los H+ es cedida
a la porción F1 de la ATP sintasa. Finalmente protonicomotora entre, la
ATP sintasa utiliza la energía para sintetizar ATP.
Mediante la fotofosforilacion los vegetales verdes pueden producir
una cantidad de ATP 30 veces mayor que a obtenida en sus
mitocondrias. Por otra parte, las células vegetales poseen muchos
más cloroplastos que mitocondrias.
Se requieren 8 fotones para liberar 2 moléculas de O2 (mas 8 e- y 8 H+) del
H2O . La energía de esos fotones, transferida a los e-, al alcanzar estos la
NADP reductasa genera 2 NADPH, mientras que el gradiente de
Consecuencia también de la energía cedida por los electrones –posibilita la
síntesis de 3 ATP.
Las reacciones en la oscuridad tienen lugar en la estroma del cloroplasto

En las reacciones fotosintéticas que tienen lugar en la oscuridad, las moléculas de


ATP y NADPH –producidas por las reacciones fotoquímicas –proporcionan la
energía necesaria para sintetizar hidratos de carbono a partir de CO2 y H2O.Tal
síntesis se produce en la estroma del cloroplasto mediante un serie de reacciones
químicas agrupadas bajo el ciclo de Calvin o ciclo C3 , en las que interviene varias
enzimas localizadas en las estroma.

La reacción inicial por la cual ingresan el CO2 y el H2O al ciclo de Calvin es catalizada
por la enzima ribulosa 1,5-difosfato carboxilasa. Se trata de una enzima de gran
tamaño (500kDA) que se calcula que representa aproximadamente la mitad de las
proteínas de la estroma.
Por la acción de esta enzima, 6 ribulosas 1,5-difosfato (son pentosas) se
combinan con 6 CO2 y se producen 12 moléculas de 3 –fosfoglicerato. A
continuación, estas 12 triosas son fosforiladas con fosfatos provistos por
otros tantos ATP, lo cual genera 12 moléculas de 1,3-difosfoglicerato.

Cada una de estas moléculas, de tres carbonos, pierde un fosforo y tiene la


capacidad de aceptar H+ y e- de la NADPH, por lo que se convierte en 3-
fosfogliceraldehido.

Dos de las 12 moléculas de 3 fosfogliceradehido abandonan el ciclo y se


convierten en la materia prima a partir de la cual- mediante enzimas
especificas-se sintetizan los monosacáridos, los ácidos grasos y los
aminoácidos que forman las moléculas estructurales y alimenticias de la
célula vegetal.
Por su parte las restantes 10 moléculas de 3-fosfogliceraldehido son reducidas
a 6 moléculas de ribulosa 1,5-difosfato.Estas son fosforiladas (con fosfatos
aportados por otros tantos ATP) a 6 ribulosas 1,5-difosfato, con las cuales se
inicia-mientras haya CO2 –otra vuelta del ciclo de Calvin.
LA FOTOSINTESIS GENERA AGUA, OXIGENO Y EXOSAS:

El balance químico de la fotosíntesis es:

6 co2 + 12 h2o luz c6 h12 +6o2 +6h2o

Que presenta una acumulación de 686.000 calorías por mol. Esta energía es
proporcionada por 12 moléculas de NADPH y 18 de ATP, que contienen 750.000
calorias.Asi, la eficiencia alcanzada por el ciclo fotosintético llega al 90%.
Como hemos visto, los fotones absorbidos por la clorofila y otros pigmentos primero son
convertidos en energía química bajo la forma de ATP y NADPH.Durante esta fase
fotoquímica el H20 pierde su O2 , el cual se libera hacia la atmosfera como un producto
secundario. La reducción del CO2 se produce en la oscuridad (no necesariamente),
siempre que haya ATP y NADPH.Los productos de esta fase son hexosas, a partir de las
cuales, en otros lugares de la célula generan diversas clases de hidratos de carbono,
lípidos y proteínas.
En las plantas tropicales tiene lugar un ciclo c4

El ciclo de Calvin se produce en los vegetales superiores pero en


algunas células de las plantas tropicales existe un ciclo cuyo producto
no es el 3-fosfoglicerato sino una molécula de 4 carbonos, el
oxalacetato.

Una de las primeras reacciones de este ciclo consiste en la unión del CO2
con una molécula de tres carbonos, el fosfoenolpiruvato.

La enzima actuante es la fosfoenolpiruvato carboxilasa y el producto es el citado


oxalacetato. Este se convierte en malato, que se dirige a las células de las plantas
que cuentan con ciclo de Calvin.
En ella el malato pierde un co2 que ingresa en ciclo de Calvin y se
transforma en un piruvato.
Biogénesis de los cloroplastos

Los plastidos se desarrollan a partir de proplastidos

Los plastidos se desarrollan a partir de estructuras precursoras llamadas proplastidos,


que se encuentran en las células vegetales no diferenciadas. Según el tipo celular, los
proplastidos se convierten en leucoplastos-exentos de pigmentos-o en cromoplastos
entre los cuales se encuentran los cloroplastos.
La primera estructura que aparece es el citado proplastido, de forma
discoidal, con un diámetro de alrededor de 1µm y una pared integrada por
dos membranas.

En presencia de luz, la membrana interna del proplastido crece y emite vesículas –


en dirección de la estroma-,que luego se transforma en sacos aplanados.

Estos son los futuros tilacoides, que en algunas regiones se apilan apretadamente
hasta formar los grana. En el cloroplasto maduro los tilacoides ya no se hallan
conectados a la membrana interna, pero los grana quedan unidos entres si por los
tilacoides de la estoma.

Si se le coloca una planta en un medio poco luminado se produce un


fenómeno denominado etiolación, en el cual las hojas pierden su color verde y
las membranas de los tilacoides, se desorganizan. El agregado de estas da
lugar a los cuerpos prolamelares, en los que las membranas adquieren una
disposición en forma de enrejado.
En los bordes estos cuerpos aparecen adheridas membranas de tilacoides
jóvenes, que carecen de actividades fotosintética.

El cloroplasto, tras esta conversión de los tilacoides, cambia su nombre por el de etioplasto.
Una vez que las plantas etioladas son expuestas a la luz, los tilacoides reaparecen y las
membranas del material prolamelar son utilizados para su organización.
EL CLOROPLASTO SE COMPORTA COMO UN ORGANOIDE
SEMIAUTONOMO:

Del mismo modo que las mitocondrias, los


proplastidos y los cloroplastos se
multiplican por fisión binaria, proceso que
exige el crecimiento de proplastidos y
cloroplastos preexistentes, los cuales deben
duplicar su tamaño.

Como es obvio, este crecimiento, lo mismo


que el experimentado por los proplastidos
en vías de convertirse en cloroplastos
maduros, requiere que se sinteticen los
componentes proteicos normales del
organoide. En tal síntesis se intervienen dos
sistemas genéticos, uno propio del
cloroplasto y nuclear.
Los cloroplastos contienen ADN y ARN y los demás componentes que
intervienen en la síntesis proteica. Sin embargo, la mayoría de sus proteínas
provienen del citosol, de modo que son codificadas por genes nucleares. Como
se ve, los cloroplastos son semiautónomos y dependen de la cooperación de dos
sistemas genéticos, uno propio y exclusivo del organoide y otro perteneciente a
toda la célula.

Los cloroplastos poseen un ADN circular de alrededor de 45 µm de largo y cerca


135.000 pares de bases (se conoce la secuencia de la mayoría de sus genes). Además
contienen ribosomas pequeños, que representan hasta un 50% de los ribosomas
totales de las células fotosintéticas.

Se estima que alrededor del 10% de las proteínas de los cloroplastos se


sintetizan en el organoide y que los restante-e decir, la gran mayoría-son
tomadas del citosol.
Una de las enzimas que participa en la elaboración de sacáridos a partir
del CO2-la ribulosa 1,5-difosfato carboxilasa representa cerca del 50%
de las proteínas solubles totales que se encuentran en los cloroplastos,
por lo que podría ser la proteína más abundante de la naturaleza. Posee
dos subunidades, una de alto peso molecular (de alrededor de 400
kDA) y otra más pequeña (de unos 100 kDA).

La subunidad mayor es codificada por genes del ADN cloroplastico, mientras


que la menor es codificada por genes nucleares. Esta última es sintetizada en el
citosol (en ribosomas libres) bajo la forma de una molécula precursora, la cual
ingresa en la estroma del cloroplasto y allí es clivada hasta alcanzar su tamaño
definitivo.

La envoltura del cloroplasto posee receptores que reconocen a los péptidos seña de las
proteínas que deben ser incorporadas al organoide. En el caso de la subunidad menor de la
ribulosa 1,5-difosfato carboxilasa, luego de ingresar en el cloroplasto, su péptido señal es
indicio por una proteasa presente en la envoltura del organoide y la subunidad es liberada
en la estroma.
Ribosoma
EL CLOROPLASTO DERIVARIA DE UNA SIMBIOSIS:
El cloroplasto seria resultado de una simbiosis entre un microorganismo
autótrofo (una bacteria) susceptible de capturar energía lumínica y una
célula huésped heterótrofa (eucariota).
Aunque esta hipótesis simbiótica es atractiva, vimos que el cloroplasto posee
en su ADN una cantidad de información genética que solo permite codificar
el 10% de sus proteínas, además de los ARN ribosómicos, mensajeros y de
transferencias utilizados en la síntesis de estas. Igual que en la mitocondria, a
mayoría de los componentes del cloroplasto se elaboran bajo la dependencia
de genes nucleares.