Vous êtes sur la page 1sur 24

EL ECOSISTEMA

Concepto, Funciones, Dinámica, Relaciones intra


– inter específicas.
INTRODUCCIÓN

“El concepto de ecosistema es especialmente


interesante para comprender el funcionamiento
de la naturaleza y multitud de cuestiones
ambientales que se dan en la actualidad”.

Es el conjunto formado por los seres vivos que habitan en


un determinado lugar y las relaciones que se establecen
entre todos sus componentes y el medio en el que viven.

También se puede definir ecosistema como el conjunto


formado por un biótopo (el medio) y una biocenosis
(los organismos) y las relaciones que se establecen entre
ellos.
BIOTOPO El medio ambiente físico
o elemento abiótico (las
rocas, la tierra, los ríos, el
clima)

Son las condiciones físicas y químicas (condiciones ambientales) que


influyen en el biotopo y que influyen en la vida de los seres vivos del
ecosistema. Los principales factores son:
- La luz: es necesaria para los organismos fotosintéticos y condiciona su
situación en el ecosistema.
-El agua: su presencia es indispensable para el desarrollo de todos los
organismos
-La temperatura: condiciona el grado de calor o frío del entorno de los
seres vivos
- La salinidad del agua: es la cantidad de sales disueltas en el agua (agua
dulce, salada, salobre)
- El pH: determina el grado de acidez o basicidad del medio en el que
viven los organismos
Es decir el conjunto BIOCENOSIS
de organismos vivos o
elementos bióticos de un área
determinada (plantas,
animales, hongos, bacterias,
insectos, etc,)

Los organismos vivos que pertenecen a una misma especie se


denomina población.c

El lugar donde un organismo vive se llama hábitat.

La función que desempeña un organismo en el ecosistema se denomina


nicho ecológico
Según el tipo de entorno dominante los ecosistemas se pueden dividir
en:

Ecosistemas terrestres: asentados


sobre el suelo y muy influido por las
características climáticas de la
atmósfera:

Ecosistemas acuáticos: cuyo


entorno esencial es el agua y su
salinidad así como los materiales que
forman el fondo de las zonas
húmedas:
Hay una estrecha vinculación entre los seres vivos, tanto que cuando falta
uno se daña a todo el ecosistema, en un efecto conocido como efecto
cascada. Sin embargo, no son sólo los organismos vivos los que conforman
el ecosistema; la ecología, considera dentro de este importante sistema
vivo, a dos elementos primordiales: los bióticos y los abióticos

Son aquellos elementos del


ecosistema que no poseen BIÓTICO
vida, pero que intervienen en
un ecosistema.

Los factores bióticos de un


ecosistemas están
ABIÓTICO
conformados por los seres vivo
En la biocenosis se dan dos tipos de relaciones: intra específicas e inter
específicas

RELACIONES INTRAESPECÍFICAS

Las relaciones intra específicas son las que se establecen entre


los individuos de una misma especie en un ecosistema.
Pueden ser beneficiosas para la especie si favorecen la
cooperación entre los organismos o perjudiciales si provocan la
competencia entre ellos.

La competencia: se produce cuando dos individuos compiten por:

-los recursos del medio (una zona del territorio, el alimento, los
nutrientes del suelo, la luz, etc)
-la reproducción (luchando por el sexo opuesto)
- o por dominancia social (un individuo se impone a los demás)
La asociación: en grupos de individuos se produce para obtener
determinados beneficios como:

-mayor facilidad para la caza y la obtención de alimento


-la defensa frente a los depredadores de la especie
-la reproducción por proximidad de los sexos en el grupo
- el cuidado y protección de las crías
RELACIONES INTERESPECÍFICAS

Las relaciones inter específicas son las que se establecen entre las
especies diferentes de un ecosistema. Algunas de las relaciones más
habituales son:

•Relación presa-depredador. Es la relación en la que una especie (el


depredador) obtiene un beneficio en contra de otra especie que se
perjudica y que normalmente muere (la presa).

•Relación parásito-huésped. Es aquella en la que un organismo (el


parásito) vive a costa de otro (el hospedador) del que obtiene lo necesario
para vivir y sale, por tanto, perjudicado de la relación.

•Relación de mutualismo. Es aquella en la que las dos especies


obtienen un beneficio mutuo. En algunos casos se ha llegado a una total
compenetración y las dos especies no pueden vivir de forma separada, se
llama entonces simbiosis.

•Relación de comensalismo. Es la relación en la una especie (el


comensal) obtiene un beneficio de otra sin que esta tenga ningún perjuicio,
permaneciendo por tanto indiferente.
La sucesión ecológica es el reemplazo de algunos
elementos del ecosistema por otros en el transcurso
del tiempo. Así, una determinada área es colonizada
por especies vegetales cada vez más complejas. Si el
medio lo permite, la aparición de musgos y líquenes
es sucedida por pastos, luego por arbustos y
finalmente por árboles.

El estado de equilibrio alcanzado una vez que se ha


completado la evolución, se denomina clímax.
En él, las modificaciones se dan entre los integrantes
de una misma especie: por ejemplo, los árboles
nuevos reemplazan a los viejos.
El flujo de energía se refiere a la cantidad
de energía en forma de alimentos que llega
a la comunidad por medio de diversos
niveles tróficos y la cantidad que sale de
ella.
Fuente: 2009 - Glosario de Agricultura Orgánica de la FAO
El ecosistema se mantiene en funcionamiento gracias
al flujo de energía que va pasando de un nivel al
siguiente. La energía fluye a través de la cadena
alimentaria sólo en una dirección: va siempre desde el
sol, a través de los productores a los descomponedores.

La energía entra en el ecosistema en forma de energía


luminosa y sale en forma de energía calorífica que ya
no puede reutilizarse para mantener otro ecosistema
en funcionamiento. Por esto no es posible un ciclo de la
energía similar al de los elementos químico.
La pirámide ecológica representan gráficamente la
estructura del ecosistema y función trófica de las
comunidades de organismos (Universidad Nacional
Autónoma de México, 2017).

Cada transferencia de energía de un nivel al otro,


pierde alrededor del 90% de la misma (Mata &
Quevedo, 1990). Por esta razón, los individuos que se
encuentran en la parte inferior reciben la mayor
cantidad de energía.
Los niveles tróficos comprenden: los productores, los
consumidores y los descomponedores.

LOS PRODUCTORES U ORGANISMOS AUTÓTROFOS:

Pertenecen a este grupo las plantas que poseen clorofila. Son


capaces de sintetizar los alimentos a partir de la energía solar,
del CO2 y del agua. Por esta capacidad de elaborar sus propios
alimentos se les llama, también, seres autótrofos. Constituyen
el primer eslabón de la cadena alimentaria y son la base de la
vida en la naturaleza. Todos los demás organismos dependen de
los productores.
En el medio acuático, el fitoplancton (plancton vegetal)
constituye el grupo productor más importante. Además son
productores: las algas macroscópicas, tales como: clorofíceas,
rodofíceas y feofíceas; algunas criptógamas que habitan en
aguas dulces.

CLOROFÍCEAS
LOS HETERÓTROFOS O CONSUMIDORES

Este grupo está integrado por todos los animales que dependen
para su alimentación directa o indirectamente de
los productos. Por esta razón se les llama también ser
heterótrofos (que se alimentan de otro. Dentro de este grupo
podemos considerar varias categorías:

a) Los consumidores primarios o herbívoros.


Se alimentan de plantas. En los ecosistemas terrestres, los
consumidores primarios corresponden a los animales herbívoros y
a los animales domésticos.

b) Consumidores secundarios o carnívoros.


Se alimentan de animales herbívoros.

c) Los consumidores terciarios.


Se alimentan de otros animales carnívoros. Muchos peces,
algunas aves y mamíferos pertenecen a este grupo, aunque a
veces pertenezcan al nivel del consumidor secundario.
ORGANISMOS DESCOMPONEDORES O DESINTEGRADORES

Pertenecen a este grupo las bacterias y los hongos. Estos


organismos descomponen los cadáveres y provocan la
desintegración de las partículas orgánicas. Las bacterias se
hallan ampliamente distribuidas en el medio acuático y en el
terrestre, mientras los hongos son escasos en el medio marino,
pero abundan en el terrestre. Estos organismos son seres
saprofíticos porque se alimentan de sustancias en
descomposición.

Los desintegradores cumplen con un papel muy importante en


el reciclaje de los elementos, utilizando la materia orgánica
muerta para transformarla en sustancias, que serán
aprovechadas nuevamente por los organismos productores,
con 1o cual se inicia nuevamente el ciclo de la materia en la
Naturaleza.