Vous êtes sur la page 1sur 10

m Según Eduardo A.

Fabián Caparrós M  M


M 
 M ¬onsiste en ³el pro¬eso tendente a
obtener la apli¬a¬ión en a¬tividades e¬onómi¬as
lí¬itas de una masa patrimonial derivada de
¬ualquier género de ¬ondu¬tas ilí¬itas, ¬on
independen¬ia de ¬ual sea la forma que esa masa
adopte, mediante la progresiva ¬on¬esión a la
misma de una aparien¬ia de legalidad.´
m Y   
m ’. El que adquiera, posea, utili¬e, ¬onvierta, o transmita bienes, sabiendo que éstos tienen su origen en una


 M

, ¬ometida por él o por ¬ualquiera ter¬era persona, o reali¬e ¬ualquier otro a¬to para o¬ultar o
en¬ubrir su origen ilí¬ito, o para ayudar a la persona que haya parti¬ipado en la infra¬¬ión o infra¬¬iones a eludir las
¬onse¬uen¬ias legales de sus a¬tos, será ¬astigado ¬on la pena de prisión de seis meses a seis años y multa del
tanto al triplo del valor de los bienes. En estos ¬asos, los jue¬es o tribunales, atendiendo a la gravedad del he¬ho y
a las ¬ir¬unstan¬ias personales del delin¬uente, podrán imponer también a éste la pena de inhabilita¬ión espe¬ial
para el ejer¬i¬io de su profesión o industria por tiempo de uno a tres años, y a¬ordar la medida de ¬lausura
temporal o definitiva del estable¬imiento o lo¬al. Si la ¬lausura fuese temporal, su dura¬ión no podrá ex¬eder de
¬in¬o años.
m 3a pena se impondrá en su mitad superior ¬uando los bienes tengan su origen en alguno de los delitos
rela¬ionados ¬on el tráfi¬o de drogas tóxi¬as, estupefa¬ientes o sustan¬ias psi¬otrópi¬as des¬ritos en los artí¬ulos
368 a 372 de este Código. En estos supuestos se apli¬arán las disposi¬iones ¬ontenidas en el artí¬ulo 374 de este
Código.
m También se impondrá la pena en su mitad superior ¬uando los bienes tengan su origen en alguno de los delitos
¬omprendidos en los Capítulos V, VI,VII, VIII, IX y X del Título XIX o en alguno de los delitos del Capítulo I del Título
XVI.
m 2. Con las mismas penas se san¬ionará, según los ¬asos, la o¬ulta¬ión o en¬ubrimiento de la verdadera naturaleza,
origen, ubi¬a¬ión, destino, movimiento o dere¬hos sobre los bienes o propiedad de los mismos, a sabiendas de que
pro¬eden de alguno de los delitos expresados en el apartado anterior o de un a¬to de parti¬ipa¬ión en ellos.
m 3. Si los he¬hos se realizasen por impruden¬ia grave, la pena será de prisión de seis meses a dos años y multa del
tanto al triplo.
m 4. El ¬ulpable será igualmente ¬astigado aunque el delito del que provinieren los bienes, o los a¬tos penados en los
apartados anteriores hubiesen sido ¬ometidos, total o par¬ialmente, en el extranjero.
m 5. Si el ¬ulpable hubiera obtenido ganan¬ias, serán de¬omisadas ¬onforme a las reglas del artí¬ulo ’27 de este
Código.
m 3  M  M   Œ modalidad de la re¬epta¬ión espe¬ifi¬a referida al aprove¬hamiento de las ganan¬ias
obtenidas mediante M 
 M   .

m 3  M  M 

M M Œ in¬orpora las previsiones de la Conven¬ión de Na¬iones Unidas y las de la
Dire¬tivas del Consejo del ’ de junio de ’’ sobre 


 M   y  MM

  M
  M M
M
 M



m 3  M  M 


M M M 
 M M  Œ se amplia el delito de blanqueo de ¬apitales a los
produ¬tos de ¬ualquier M
  M, ¬ometido en España o en el extranjero.

m 3M  M  M 
 Œ ¬on¬epto de delito pre¬edente. Amplió el blanqueo de ¬apitales pro¬edente de ¬ualquier



 M

 en a ¬omisión de un M
 
  M M

  M
   ! 

m 3  M  M 


M M Œ admitió que los bienes pro¬edieran de  
M M
, sea o no grave,
ampliando así ¬onsiderablemente el ámbito del blanqueo.

m èM

 "  #Y M  M  M  M M M  M  Œ relativa al de¬omiso de los produ¬tos,
instrumentos y bienes rela¬ionados ¬on el delito. Responde a a¬uerdos interna¬ionales ¬ontra la ¬riminalidad
organizada y ¬ontra la ¬orrup¬ión.

m 3  M  M 
 Œ modifi¬a el Código Penal. Tiene dos líneas de a¬tua¬ión:
r M M
 M 
M  pro¬edente de los delitos
-



 M  M y de todas las ¬ondu¬tas que inten¬ionadamente o por negligen¬ia lo puedan fa¬ilitar.
Tipifi¬a ¬omo delito el simple he¬ho de poseer bienes, sabiendo que tienen origen en una a¬tividad deli¬tiva.
m 3a normativa sobre blanqueo de ¬apitales es impulsada
por  

 M 
 M para la lu¬ha ¬ontra la
¬riminalidad organizada.
m Se presupone la existen¬ia de una a¬tividad deli¬tiva
pre¬edente que ha produ¬ido ganan¬ias.
m Por tanto, la existen¬ia de a¬tividad deli¬tiva ¬onstituye
el M MM   M
 M
 y su prueba ¬ondi¬ión de
tipi¬idad.
m 3a evolu¬ión, integrando el término a¬tividad deli¬tiva
dota de más    al delito de blanqueo respe¬to
del delito previo del que pro¬eden los bienes
blanqueados.
Ramón Ragués I Vallès entiende que la
 

M
M  se da en aquellos supuestos en los
que el sujeto a¬tivo de un delito ha renun¬iado
voluntariamente a adquirir los ¬ono¬imientos que,
en ¬aso de haber tenido en el momento de
realizar el tipo, habrían dado lugar a una
imputa¬ión dolosa.
Según las reiteradas senten¬ias del Tribunal
Supremo, las situa¬iones de ignoran¬ia deliberada
se ¬uentan ¬omo una forma de imputa¬ión
subjetiva más, aunque distinta en todo ¬aso del
dolo dire¬to o eventual.
Se sostiene que la ignoran¬ia deliberada es una
situa¬ión típi¬a más del dolo eventual.
m 6 $M$$M$MM $M$$Œ ³no se exige un dolo dire¬to, bastando el eventual o
in¬luso ¬omo se ha¬e referen¬ia en la senten¬ia de instan¬ia, es sufi¬iente situarse
en la posi¬ión de ignoran¬ia deliberada. Es de¬ir, quien pudiendo y debiendo
¬ono¬er, la naturaleza del a¬to o ¬olabora¬ión que se le pide, se mantiene en
situa¬ión de no querer saber, pero no obstante presta su ¬olabora¬ión, se ha¬e
a¬reedor de las ¬onse¬uen¬ias penales que se deriven de su antijurídi¬o a¬tuar.

m 6 $M$$M$M M $M$$Œ ³Esta situa¬ión, ¬omo se ha di¬ho, es de apre¬iar


en aquellos ¬asos en los que el autor in¬umple ¬ons¬ientemente obliga¬iones
legales o reglamentarias de ¬er¬iorarse sobre los elementos del he¬ho, ¬omo en el
delito de blanqueo de ¬apitales, o en los delitos de tenen¬ia y tráfi¬o de drogas,
¬uando el autor tuvo razones evidentes para ¬omprobar los he¬hos y no lo hizo
porque le daba igual que ¬on¬urrieran o no los elementos del tipo; es de¬ir: ¬uando
está a¬reditado que estaba de¬idido a a¬tuar ¬ualquiera fuera la situa¬ión en la que
lo ha¬ía y que existían razones de peso para sospe¬har la realiza¬ión del tipo.´
m 6 $%$M$ 
$M$%$Œ ÚUna vez más hemos de re¬ordar de a¬uerdo ¬on el
prin¬ipio de IGNORANCIA deliberada, que ¬uando se está en posi¬ión de
¬ono¬er y en la obliga¬ión de ¬ono¬er, y se evita ese ¬ono¬imiento lo que no es
obstá¬ulo para que se lu¬re a ¬onse¬uen¬ia de la ¬olabora¬ión que
voluntariamente ofre¬e, se adquiere una responsabilidad dire¬ta derivada de las
¬onse¬uen¬ias de su antijurídi¬o a¬tuar´

m 6 $M$$M$M M $Œ ³que quien se pone en situa¬ión


de IGNORANCIA deliberada, es de¬ir no querer saber aquello que puede y debe
¬ono¬erse, y sin embargo se benefi¬ia de esta situa¬ión, está asumiendo y
a¬eptando todas las posibilidades del origen del nego¬io en el que parti¬ipa, y
por tanto debe responder de sus ¬onse¬uen¬ias´

m 6 $M$$M$ 
$M$$Œ ³En otras palabras: quien se pone en situa¬ión
de IGNORANCIA deliberada, o mejor de ¬ons¬iente des¬ono¬imiento, sin querer
saber aquello que puede y debe saber, está asumiendo y a¬eptando todas las
¬onse¬uen¬ias del ilí¬ito a¬tuar en que voluntariamente parti¬ipa.´
m 6 M& 

 a¬er¬a de la ¬on¬urren¬ia en su ¬ondu¬ta de
los elementos exigidos por un determinado delito. No debe
extenderse a aquellos sujetos ¬on sospe¬has infundadas.

m è



' la informa¬ión que el sujeto ha evitado debería
estar a su al¬an¬e, y haberse podido obtener por medios fiables,
rápidos y ordinarios.

m  M M 

 ' el ignorante deliberado debe tener un
motivo para permane¬er alejado de la realidad. Debe desear
¬ons¬ientemente reservarse una ¬ausa de exonera¬ión de su ¬ulpa
o responsabilidad para el ¬aso de ser des¬ubierto.