Vous êtes sur la page 1sur 23

UNIVERSIDAD CRISTIANA

DE BOLIVIA
CARRERA: FISIOTERAPIA Y KINESIOLOGÍA

ESGUINCE DE TOBILLO EN LOS DEPORTISTA

ASIGNATURA :
DOCENTE :
INTEGRANTES :

Santa Cruz – Bolivia


2018
AGRADECIMIENTO

Agradezco a todas aquellas personas que, de alguna forma, son parte


de su culminación de este trabajo.

A mis docentes, por enriquecer mi formación profesional.

Y a mis Padres por el apoyo incondicional que ellos medan


DEDICATORIA

Esta investigación realizada con mucho esfuerzo y valor es


dedicada a todas las personas que me han dado fortaleza para
continuar sin decaer, por ello; con toda la humildad, dedico
primeramente mi trabajo a Dios.

Y a todos y cada uno de las personas, que me ayudan


desinteresadamente, espero no defraudarlos y contar siempre con
su valioso apoyo, sincero e incondicional.
INDICE
1. Introducción ................................................................................................................................ 1
2. Desarrollo .................................................................................................................................... 2
2.1. Idea ............................................................................................................................................. 2
2.2. Desarrollo de las preguntas de investigación ................................................................ 2
2.3. Tema .......................................................................................................................................... 2
2.4. Objetivos de la investigación .............................................................................................. 3
2.4.1. Objetivo general .................................................................................................................. 3
2.4.2. Objetivos específicos......................................................................................................... 3
2.5. Hipótesis ................................................................................................................................... 3
2.5.1. Tipo de variables ................................................................................................................. 3
2.5.1.1. Variable Dependiente...................................................................................................... 3
2.5.1.2. Variable Independiente................................................................................................... 3
2.6. Justificación ............................................................................................................................ 4
2.6.1. Antecedentes ....................................................................................................................... 4
2.6.2. Ubicación temporal espacial ............................................................................................ 4
2.7. Marco teórico ........................................................................................................................... 5
2.7.1. Concepto ............................................................................................................................... 5
2.7.2. Anatomía ............................................................................................................................... 5
2.7.3. Clasificación De Los Esguinces ..................................................................................... 6
2.7.4. Diagnóstico clínico ............................................................................................................. 6
2.7.5. Síntomas del esguince de tobillo ................................................................................. 10
2.7.6. Factores de riesgo del esguince de tobillo ................................................................ 10
2.7.7. Tratamiento ......................................................................................................................... 11
2.7.8. Tiempo Demora La Recuperación ................................................................................ 12
2.7.9. Posibles Complicaciones ............................................................................................... 12
2.8. Tipo de investigación .......................................................................................................... 13
2.9. Muestra y población ............................................................................................................ 13
2.10. Tipo de muestreo ............................................................................................................... 13
2.11. Resultados ........................................................................................................................... 13
3. Conclusiones ............................................................................................................................ 14
4. Recomendación ....................................................................................................................... 15
5. Bibliografía ................................................................................................................................ 16
6. Anexos ........................................................................................................................................ 17
Esguince de tobillo en los deportistas

1. Introducción

La actividad física y el deporte tienen muchos efectos beneficiosos, entretanto,


ocurren lesiones, esas lesiones incluyen esguinces, contusiones y fracturas.

Las lesiones ligamentarias del tobillo se conocen con los términos de esguince,
torcedura o entorsis del tobillo, el esguince es la lesión articular que afecta a
ligamentos y/o cápsula, producida por un movimiento forzado indirecto, sin que las
superficies articulares pierdan su contacto de modo permanente, representan las
lesiones más frecuentes que se presentan en las actividades cotidianas y del 15%
de todas las lesiones asociadas con la práctica de deportes (basketball, volleyball,
futbol), es responsable de aproximadamente el 12% de todos los traumatismos
atendidos en las salas de emergencia, el 78% de los esguinces son externos, el 4%
son internos y el 16% son lesiones de la sindesmosis, el 78% de los esguinces
ocurren en un tobillo previamente lesionado.

Estas lesiones representan uno de los principales motivos de consulta en el servicio


de urgencias; se estima alrededor de un caso por cada 10 mil personas que son
atendidas por día. El mecanismo de lesión más común es la supinación con una
combinación de aducción e inversión del pie en flexión plantar; el cual se produce
por medio de un golpe directo, una caída o un movimiento incorrecto del tobillo.

Aunque el esguince de tobillo es común, su manejo a veces es inconsistente, con


unas modificaciones menores en los cuidados estándar, muchos pacientes pueden
volver a su actividad habitual más rápidamente, con menos posibilidades de volver
a lesionarse. Actualmente se propone que el tratamiento se debe enfocar en la
resolución del proceso inflamatorio con recuperación funcional en un tiempo menor
al habitual, así como, evitar la cicatrización incorrecta de los ligamentos que pueden
producir síntomas residuales (dolor o edema) y las recaídas como resultado de la
inestabilidad crónica del tobillo. Por lo tanto, cuando el manejo es apropiado y la
rehabilitación temprana se puede reducir el tiempo de recuperación y las

1
Esguince de tobillo en los deportistas

complicaciones, es decir, el paciente podría regresar en buenas condiciones físicas


a sus actividades.

2. Desarrollo

2.1. Idea

2.2. Desarrollo de las preguntas de investigación

2.3. Tema

Esguince de tobillos en los deportista

2
Esguince de tobillo en los deportistas

2.4. Objetivos de la investigación

2.4.1. Objetivo general

2.4.2. Objetivos específicos

2.5. Hipótesis

2.5.1. Tipo de variables

2.5.1.1. Variable Dependiente

2.5.1.2. Variable Independiente

3
Esguince de tobillo en los deportistas

2.6. Justificación

Las lesiones ligamentarias del tobillo son alas más frecuentes que se presentan en la actividad
diaria en el trabajo, en la vía pública, en el hogar, teniendo mayor incidencia en aquellas
personas jóvenes que practican algún deporte.

Se conoce con el termino de torcedura, entorsis, esguince de tobillo, estas lesiones


representan uno de los principales motivos de consulta en los servicios de urgencias se estima
una paciente con esguince de tobillo por cada diez mil personas que son atendidas por día.
El mecanismo de lesión más común es la supinación con una combinación de aducción e
inversión del pie en flexión plantar el cual se produce por medio de un golpe directo una
caída o un movimiento incorrecto del tobillo.

2.6.1. Antecedentes

2.6.2. Ubicación temporal espacial

4
Esguince de tobillo en los deportistas

2.7. Marco teórico

2.7.1. Concepto

Es una lesión que puede ser completa o incompleta en el aparato capsulo-


ligamentario, ocasionada por un movimiento forzado más allá de sus límites
normales o en un sentido no propio de la articulación. Esta lesión activa una
reacción inflamatoria con ruptura en mayor o menor grado de vasos capilares y de
la inervación local que puede determinar por vía refleja fenómenos vaso motores
amiotróficos y sensitivos que alargan la evolución de esta patología aun después de
su cicatrización.

2.7.2. Anatomía

Hay varios ligamentos en el tobillo. Los ligamentos, en general, son las estructuras
que conectan hueso con hueso. Los tendones, por otra parte, conectan músculo
con hueso y permiten que esos músculos ejerzan fuerza. En el caso de un esguince
de tobillo, hay varios ligamentos que normalmente resultan afectados. Los dos más
importantes son los siguientes:

1.El LTFA o ligamento talofibular anterior, que conecta el astrágalo con el peroné
en la parte externa del tobillo.

2.El LCF o ligamento calcáneo fibular, que conecta el peroné con el calcáneo
inferior.

3. Por último, existe un tercer ligamento que normalmente no se desgarra. Se


extiende en mayor medida por la parte posterior del tobillo y se denomina LTFP o
ligamento talofibular posterior. Estos deben ser diferenciados de los llamados
ligamentos del esguince de tobillo superior, que son totalmente diferentes y se
ubican en una zona más arriba en la pierna.

5
Esguince de tobillo en los deportistas

2.7.3. Clasificación De Los Esguinces

Según el grado de la lesión, distinguimos tres tipos de esguince:

Grado I o leve: hay estiramiento de las fibras y lesiones microscópicas. No existe


inestabilidad de la articulación y, en general permite caminar con molestias.

Grado II, con rotura parcial de algunas fibras. Generalmente el dolor y la hinchazón
aparecen rápido, y se acompaña de dolor moderado o severo; Existe cierta
inestabilidad y es imposible mantener el equilibrio. Es frecuente que aparezca una
equímosis, un hematoma en la parte lateral del pie a los pocos días, como
consecuencia del sangrado al romperse las fibras.

Grado III, con rotura completa del ligamento, y en ocasiones con arrancamiento
óseo. Existe dolor severo, inflamación importante, inestabilidad e incapacidad para
el apoyo. Requiere atención por el traumatólogo y en algunos casos incluso cirugía.

2.7.4. Diagnóstico clínico

Anamnesis: Es importante recoger los siguientes datos: edad, actividad laboral y


actividad deportiva, mecanismo lesional, antecedentes de lesiones previas en la
misma zona, características del dolor (habitualmente, el dolor súbito inicial suele
seguirse de una fase de analgesia parcial, para posteriormente aumentar de nuevo
la sensación dolorosa), la percepción de crujido o sensación de desgarro (suele ser
signo de gravedad de la lesión).

Inspección: Valorar el grado y localización del edema, presencia de equimosis y


de deformación, el grado de funcionalidad de la articulación (posibilidad de apoyo y
movilidad activa) y postura espontánea.

Palpación: Sirve para orientar tanto el diagnóstico positivo como el diferencial. En


primer lugar comenzaremos por los relieves óseos para evaluar posible presencia
de fractura ósea asociada: maleolo tibial y peroneo, y base del 5º metatarsiano.
Después palparemos los ligamentos en un esguince leve normalmente habrá dolor
delante del maleolo peroneo. Es aconsejable palpar el borde óseo posterior del

6
Esguince de tobillo en los deportistas

peroné intentando empujarlo hacia delante, ya que la aparición de dolor debe hacer
sospechar una posible fractura o fisura del maléolo peroneo. También se debe
palpar toda la longitud de la tibia y del peroné para descartar fracturas del peroné
proximal (fractura de Maissoneuve) que puede asociarse a la lesión de la
sindesmosis. La palpación dolorosa sobre la base del 5° metatarsiano puede indicar
una avulsión de la inserción del peroneo lateral largo. Para diagnosticar el esguince
de la sindesmosis puede ser útil efectuar una compresión de tibia y peroné, y la
rotación externa del pie respecto de la tibia y peroné, lo cual produce dolor intenso
en articulación tibio-peronea distal.

Movilización: La movilidad activa estará condicionada por el grado de lesión y el


tiempo de evolución de la lesión. La movilidad pasiva se explora para evaluar el
estado de cada uno de las estructuras ligamentosas y el grado de estabilidad
articular. Constituye la exploración que mejor orientará a la confirmación de rotura
ligamentosa. Maniobras: (siempre comparadas con el lado sano) La maniobra más
demostrativa de lesión es la reproducción del mecanismo lesional, pues reproduce
el dolor en el lugar de la lesión. Hay que tener en cuenta que la inversión pasiva del
pie produce dolor tanto en esguinces como en fracturas, mientras que el evertir el
pie produce dolor en la zona del maleolo peroneo en las fracturas y no en esguinces
leves. Cuando reproducimos el dolor con la movilización hay que pedir al paciente
que señale con precisión la localización del dolor. Bostezo articular: con ambas
manos se fija el calcáneo y la pierna, y se realiza movimiento de varo y valgo,
comparando con la articulación contralateral, cuando existe bostezo, indica laxitud
y posible lesión ligamentosa. Cajón anterior: se realiza sujetando con una mano la
tibia y con la otra traccionando el pie hacia delante, esta maniobra explora la
articulación tibio-tarsiana, y si resulta positiva indica lesión ligamentosa grave.
Criterios de Ottawa: Son instrumentos auxiliares para el diagnóstico de fracturas;
tienen una sensibilidad casi del 100%, su aplicación reduce de 30-40% el uso de
radiografías innecesarias.

Además, permiten la cuantificación del grado de inestabilidad. La radiografía de


tobillo sólo está indicada cuando el paciente siente un dolor en la zona maleolar

7
Esguince de tobillo en los deportistas

asociado a uno de los signos siguientes: dolor óseo cuando se palpa el borde
posterior del maléolo externo, dolor óseo al palpar el borde posterior o punta del
maléolo o incapacidad de apoyo inmediatamente después del accidente y durante
la exploración médica. También está indicada cuando el paciente hace referencia a
un dolor en el mediopie asociado a uno de los signos siguientes: dolor óseo cuando
el examinador palpa la base del 5° metatarsiano, dolor óseo al palpar la zona del
escafoides tarsiana (navicular) o incapacidad de apoyo inmediatamente después
del accidente y durante la exploración médica.

EXAMENES COMPLEMENTARIOS:

Placas radiográficas estándar: Son las anteroposterior, de frente anteroposterior


con el segmento crural en una rotación interna de 20º para despejar la bóveda
astragalina, y lateral. En caso de urgencia, las placas dinámicas carecen de interés
ya que no son fiables (tienen una sensibilidad mediocre, del orden del 50 %).

Ecografía: Es difícil de realizar porque depende de la calidad del material y de la


especialización del explorador. En la actualidad se reserva para los casos en los
que la gravedad del esguince no es evidente en la clínica. Los resultados pueden
hacer que se modifique el tratamiento. Con este examen se visualizan los haces
anterior y medio del ligamento lateral, así como la parte superficial del ligamento
medial. Se puede evaluar el lugar y la extensión de los eventuales desgarros, tanto
en patología aguda como crónica. La ecografía permite también evaluar lesiones de
los peroneos.

Artrografía: Se realiza para detectar lesiones ligamentosas durante los tres días
siguientes al traumatismo, con una sensibilidad que se acerca al 100 %.

Artroescáner o imágenes por resonancia magnética: Permiten hacer un estudio


exacto de las lesiones del ligamento lateral, así como explorar una lesión del
ligamento en «seto», una lesión osteocondral de la bóveda astragalina y cuerpos
extraños intra-articulares. Estos exámenes se efectúan con miras a un posible
tratamiento quirúrgico.

8
Esguince de tobillo en los deportistas

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL: Son varias las lesiones que pueden parecer un


esguince de tobillo. Es importante advertir las posibles fracturas. El diagnóstico
diferencial no debería plantearse con los maléolos lateral y medial, reborde tibial
anterior, ni calcáneo. En cambio, un examen más detallado puede permitir hacer el
diagnóstico diferencial con una lesión de la base del quinto metatarsiano, una lesión
del astrágalo (bóveda osteocondral) y, excepcionalmente, con una fractura parcial
del calcáneo.

ESTRATEGIA TERAPÉUTICA: Independientemente del grado del esguince,


durante los primeros días el tratamiento es el mismo. Se trata de un procedimiento
ideado por los anglosajones: el PRICEMMS (propioception, rest, ice, compression,
elevation, medications, motion, strenghthening) que tiene como objetivo fortalecer
los ligamentos, mejorar los rangos de movilidad y recuperar la propiocepción del pie
afectado. Consiste en ejercicios de propiocepción o equilibrio, reposo relativo que
se alterna con actividad y descarga progresiva de peso, aplicación de frío local,
aplicación de vendaje elástico (debe comprimir moderadamente el tobillo lesionado
y la compresión aumentará en forma progresiva según la tolerabilidad y el efecto
logrado), elevación de la extremidad afectada a 30 grados, medicamentos
analgésicos y anti-inflamatorios (piroxicam 40 mg por vía oral cada 12 horas los
primeros 3 días y después cada 24 horas los siguientes 4 días, paracetamol 500 mg
vía oral cada 6 horas los primeros 3 días y después cada 8 horas los siguientes 4
días), ejercicios de movilidad pasiva o activa y ejercicios de fortalecimiento
contrarresistencia. La elección del sistema para la inmovilización variará según el
grado de la lesión. Grado I: tras el tratamiento del proceso inflamatorio inicial puede
optarse por un vendaje elástico-adhesivo durante una semana que debe abarcar
desde la raíz de los dedos hasta debajo de la rodilla, o bien un vendaje funcional.
Es recomendable, además de no recurrir nunca a la inmovilización total rígida, iniciar
una movilización activa del tobillo, sin llegar a producir dolor, y posteriormente una
deambulación precoz y progresiva. Grado II: hay que asegurar una eficaz protección
de los ligamentos dañados, puede optarse por un vendaje funcional (strapping)
durante tres semanas o por un vendaje elástico compresivo, cuando no podamos
asegurar una correcta protección del tobillo o el proceso inflamatorio sea importante

9
Esguince de tobillo en los deportistas

optaremos por un tratamiento ortopédico con férula de escayola (también


optaremos por la férula cuando no podamos asegurar una buena inmovilización con
el vendaje). Ésta debe colocarse precozmente, abarcando desde la raíz de los
dedos hasta debajo de la rodilla y que manteniendo el tobillo en ángulo recto. A las
48 horas, tiempo suficiente para que disminuya la tumefacción, algunos autores
recomiendan sustituirla por un botín de escayola que se retirará a las 3 semanas
después de la lesión. Grado III: el tratamiento de elección es la inmovilización
enyesada y elevación del pie durante tres o cuatro semanas. Posteriormente se
completa el tratamiento con vendaje funcional durante 10-15 días más. Con este
grado lesional no debe inmovilizarse sólo con vendaje funcional, ya que no impide
los movimientos anormales del tobillo. Algunos autores opinan que en los esguinces
de grado III debe efectuarse tratamiento quirúrgico.

2.7.5. Síntomas del esguince de tobillo

Los pacientes reportan dolor después de haberse torcido el tobillo. Por lo general,
esto ocurre debido a una lesión por inversión, que significa que el pie gira por debajo
del tobillo o la pierna. Ocurre comúnmente cuando se realizan deportes. Los
pacientes se quejan de dolor en la parte externa del tobillo y se presentan varios
grados de hinchazón y hemorragia debajo de la piel (es decir, aparecen
hematomas). Técnicamente, estos hematomas son conocidos como equimosis.
Dependiendo de la gravedad del esguince, una persona podrá o no soportar peso
con el pie.

2.7.6. Factores de riesgo del esguince de tobillo

Como se observó antes, estas lesiones ocurren cuando el tobillo gira por debajo de
la pierna, lo que se denomina inversión. Los factores de riesgos son aquellas
actividades, como el baloncesto y deportes que implican saltos, en las que un
deportista puede caer y doblarse el tobillo o pisar el pie de un oponente.

Algunas personas están predispuestas a los esguinces de tobillo. En las personas


con retropié varo, que significa que la naturaleza general o postura de los talones

10
Esguince de tobillo en los deportistas

está orientada ligeramente hacia el interior, estas lesiones son comunes. Esto se
debe a que es más fácil girar el tobillo hacia afuera.

En las personas que sufrieron un esguince grave previamente, también es más fácil
doblarse el tobillo y que se produzca otro esguince. Por lo tanto, uno de los factores
de riesgo del esguince de tobillo es tener inestabilidad. Las personas que tienen
músculos débiles, en especial los que se denominan peroneos, que se extienden a
lo largo del exterior del tobillo, pueden estar más predispuestas.

2.7.7. Tratamiento

No se requiere cirugía en la gran mayoría de los esguinces de tobillo. Aún en los


esguinces graves, estos ligamentos cicatrizan sin cirugía. El grado del esguince
determinará el tratamiento. Los esguinces se clasifican tradicionalmente en varios
grados. Sin embargo, tal vez lo más importante sea la capacidad del paciente de
soportar peso. Los pacientes que pueden soportar peso, incluso después de la
lesión, posiblemente vuelvan a jugar con bastante rapidez. Quienes no pueden
caminar tal vez deban ser inmovilizados.

En general, el tratamiento en las primeras 48 a 72 horas consiste en hacer reposo


con el tobillo, colocar hielo por 20 minutos cada dos a tres horas, comprimir con una
venda y elevar el tobillo, que significa posicionar la pierna y el tobillo de modo que
los dedos de los pies se encuentren por encima del nivel de la nariz del paciente.
Los pacientes que no pueden soportar peso se tratan mejor con el uso de una bota
ortopédica para caminar desmontable hasta que puedan soportar peso de manera
cómoda.

Uno de los pilares es la fisioterapia. Los pacientes deben aprender a fortalecer los
músculos en torno al tobillo, en particular los peroneos. Un deportista puede usar
una tobillera hasta que el terapeuta considere que el tobillo está lo suficientemente
fuerte como para volver a jugar sin ella. En muy pocas ocasiones se indica una
cirugía, pero puede ser necesaria en un paciente que tiene dañados los cartílagos
u otras lesiones relacionadas. Los ligamentos solo se reparan o fortalecen en los

11
Esguince de tobillo en los deportistas

casos de inestabilidad crónica donde los ligamentos han cicatrizado, pero no de


manera fuerte.

2.7.8. Tiempo Demora La Recuperación

La recuperación depende de la gravedad de la lesión. Como se observó, si las


lesiones son menores, las personas pueden retomar las actividades deportivas en
varios días. Si el esguince es grave, puede transcurrir más tiempo y hasta varias
semanas. Es necesario resaltar que los esguinces de tobillo superior cicatrizan en
bastante más tiempo.

Los resultados que se obtienen en los esguinces de tobillo son, en general, bastante
buenos. La mayoría de los pacientes se recupera del esguince de tobillo y puede
retomar su vida, deportes y actividades normales. No obstante, algunas personas
que no rehabilitan el tobillo de manera adecuada y que tienen un esguince grave
pueden seguir teniendo inestabilidad en el tobillo. La inestabilidad crónica ocurre en
los pacientes que se esguinzan el tobillo de manera repetida. Dichos episodios
repetidos pueden ser peligrosos porque pueden provocar daños dentro del tobillo.
Estos pacientes deben ser identificados y considerarse para una reparación.

2.7.9. Posibles Complicaciones

Las cirugías casi nunca son necesarias. Como se observó, no obstante, un tobillo
que no se rehabilitó adecuadamente puede terminar con inestabilidad crónica. Es
importante abordar esto con la terapia o la cirugía antes de que ocurra más daño en
el tobillo.

12
Esguince de tobillo en los deportistas

2.8. Tipo de investigación

2.9. Muestra y población

2.10. Tipo de muestreo

2.11. Resultados

13
Esguince de tobillo en los deportistas

3. Conclusiones

Los esguinces son frecuentes en el deporte, ocupan uno de los primeros lugares de
incidencia. El diagnóstico oportuno y adecuado del grado, previene complicaciones.
Se clasifican en: grado I, grado II, grado III Y IV de acuerdo a los datos clínicos Y
radiográficos presentes. Anteriormente el tratamiento consistía en inmovilización de
la articulación. En la actualidad se prefiere la movilización temprana y rehabilitación
progresiva. Un esguince mal tratado trae como consecuencia síntomas residuales
como dolor persistente, edema e inestabilidad crónica.

La evolución de los esguinces grado I y grado II es en promedio de 10 días y 16


días respectivamente, con un tratamiento adecuado. Se ha reportado que la
frecuencia de lesiones puede disminuirse con un programa de fortalecimiento y
propiocepción, así como con el uso de tobilleras especiales.

Se considera que, si se seleccionan apropiadamente las modalidades terapéuticas


y la rehabilitación, disminuye el tiempo de recuperación. Si a las personas no
deportistas se les da un tratamiento acelerado, disminuiría la incapacidad y las
complicaciones, mejorando la calidad de vida. Las lesiones del tobillo o pie son de
las causas más frecuentes de atención médica en los servicios de urgencias; tienen
una prevalencia de fractura de casi 15 % por lo que frecuentemente con
consideradas lesiones menores. La medicina defensiva y el aumento en la solicitud
de atención médica en los servicios de urgencias, han condicionado que el médico
de urgencias solicite series radiográficas en forma rutinaria sin haber valorado
clínicamente al paciente.

La necesidad de realizar radiografías de rutina después de cada lesión de tobillo ha


sido frecuentemente cuestionada, ya que menos de 15 % de los pacientes con estas
lesiones tendrá una fractura significativa, aunque se reconoce que no
diagnosticarlas puede tener como resultado secuelas incapacitantes.

14
Esguince de tobillo en los deportistas

4. Recomendación

Qué hacer en caso de un esguince

 Lo primero y más recomendable es aplicar inmediatamente hielo para ayudar


a reducir la inflamación (cuidado: nunca aplique el hielo directamente sobre
la piel porque puede quemarla, envuélvalo en un trapo o trozo de tela)

 Evite manipular o mover el área afectada. Para hacerlo, se debe colocar un


vendaje elástico firme pero no apretado sobre la zona lesionada. En caso de
ser necesario, use una férula
 Mantenga elevada la articulación inflamada por encima del nivel del corazón,
incluso durante la noche. Deje en reposo la articulación durante varios días
 No se debe aplicar presión al área afectada hasta que el dolor haya
desaparecido (generalmente, de 7 a 10 días para esguinces leves y de 3 a 5
semanas para esguinces graves). En ocasiones se aconseja el uso de
muletas para caminar. Una semana después de la lesión, es recomendable
empezar la rehabilitación para ganar de nuevo movimiento y fuerza en la
articulación
 Acuda inmediatamente al médico si sospecha que hay una fractura, la
articulación parece deformada o se presenta una lesión grave o un dolor
intenso. Si escucha un sonido similar a un chasquido en la zona lastimada y
percibe una inmediata dificultad al usar la articulación. Consulte al
especialista si la inflamación no desaparece en dos días y aparecen signos
de infección, esto es, cuando el área se torna más roja, se siente caliente,
duele más o se presenta fiebre por encima de los 37.7 grados. Tambien tenga
mucho cuidado si el dolor no desaparece después de varias semanas.

15
Esguince de tobillo en los deportistas

5. Bibliografía

 Ramirez J, Brown G. Ankle Sprains in Pediatric Athlete.Paediatrics and Child


Healht.2007; 12(2):132-138.
 Tik-Pui Fong D, Hong Y , Lap-Ki C. Shu-Hang Yung P and Kai-Ming C. A
Systematic Review on Ankle Injury and Ankle Sprain in Sports. Sports Med 2007;
37 (1): 73-94
 León D, Orradre B. Esguince de tobillo. Libro electrónico urgencias. Servicio de
salud Navarro 2007.
 Pérez G, Hernández E.,Mazadiego G.,Mora O.,Rangel V.Guia clínica para la
atención del paciente con esguince de tobillo. 2007.
 Rodríguez G., Echegoyen M. Manejo conservador de los esguinces de tobillo.
Rev Fac Med UNAM Vol.45 No.6 Noviembre-Diciembre, 2008
 Leobardo R.Palapa G.Higinio R. Utilidad de las reglas de Ottawa en el
diagnóstico de las lesiones agudas del tobillo o pie.2005;43(4). Revista médica
del Imss.
 Lamb D , Marsh P, Hutton P,Nakash , Cooke P. Mechanical supports for acute,
severe ankle sprain: a pragmatic, multicentre, randomised controlled trial. The
Lancet, Volume 373, Issue 9663, Pages 575 - 581, 14 February 2009.

16
Esguince de tobillo en los deportistas

6. Anexos

17
Esguince de tobillo en los deportistas

18